Está en la página 1de 3

William Shakespeare

(1564-1616)
“Solamente con sus versos hubiera ya pasado a la historia de la literatura; por
su genio teatral, y especialmente por el impresionante retrato de la condición
humana en sus grandes tragedias, Shakespeare es considerado el mejor
dramaturgo de todos los tiempos”.

William Shakespeare nació el 23 de abril de 1564 en


Stratford-upon-Avon, Warwickshire (Inglaterra). Era
hijo de un comerciante llamado John Shakespeare,
quien también trabajaba como concejal en el
ayuntamiento, y de una mujer de adinerada y católica
familia llamada Mary Arden. Tenía siete hermanos,
siendo William el tercer hijo del matrimonio
Shakespeare por orden cronológico y el varón de
mayor edad.
De la primera etapa de su vida poco se conoce. Se
afirma que tuvo que abandonar sus estudios para
ayudar económicamente a su familia tras el fracaso en
los negocios de guantes de su padre, llegando a
trabajar en su adolescencia como aprendiz en una
carnicería.
En 1582, cuando tenía 18 años, conoció a Anne Hathaway, la hija de un granjero de
su localidad ocho años mayor que William. Tras mantener relaciones sexuales y
quedar Anne embarazada de su hija Susannah (nacida en el año 1883), tuvieron
que contraer matrimonio ese mismo año. La pareja tuvo dos hijos más, los mellizos
Judith y Hamnet (1885).
En el año 1588, William se trasladó a Londres junto a su esposa con la intención de
convertirse en actor y escritor. Para ello se unió al grupo teatral The Chamberlain’s
Men, posteriormente rebautizado como The King’s Men, con los que actuó en los
teatros The Globe Theater y Blackfrias. En esos momentos estaba bajo el
mecenazgo del joven y atractivo Henry Wriothesley, Duque de Southampton, del
que algunas fuentes afirman que mantenía relaciones amorosas, insinuando una
bisexualidad no confirmada.
Su vida social era bastante agitada, estrechando relación con los
escritores Christopher Marlowe, Ben Johnson, Robert Greene o Richard Burbage.
La obra de William Shakespere se caracteriza por su dominio de la estructura
escénica y del lenguaje literario, sea en prosa o poesía, por la penetración
psicológica de sus personajes y por su captación y entendimiento de las emociones
del ser humano. Esta capacidad intelectual en un hombre aparentemente poco
ilustrado académicamente (no se conserva ninguna carta ni manuscrito) ha hecho
correr numerosa tinta sobre la verdadera identidad del autor de las obras firmadas
por Shakespeare, afirmando algunos estudiosos que el responsable de las obras
podría haber sido el filósofo Francis Bacon o un conde de Oxford llamado Edward
De Bere.
La significación del autor, fuese Shakespeare o no, viene determinada por sus obras
teatrales, iniciadas con los dramas históricos “Enrique VI” (1589-1592) y
“Ricardo III” (1593). Posteriormente regresó a los temas sobre la historia de
Inglaterra con “Ricardo II” (1595), “Enrique IV” (1597), “Enrique V” (1598)
y “Enrique VIII” (1613), este último libro escrito en colaboración con John
Fletcher.
La carrera como dramaturgo de William Shakespere se complementa con su trabajo
poético en libros como “Venus y Adonis” (1593), “La Violación De Lucrecia”
(1594) o “Sonetos” (1609).
Su período de esplendor viene significado por la
escritura de sus comedias y tragedias. Entre las
comedias destacan “La Comedia De Las
Equivocaciones” (1592), “La Fierecilla
Domada” (1593), “Trabajos De Amor
Perdidos” (1594), “El Sueño De Una Noche
De Verano” (1595), “El Mercader De
Venecia” (1596-1597), “Mucho Ruido y
Pocas Nueces” (1598-1599), “Las Alegres
Comadres De Windsor” (1599), “Como
Gustéis” (1599-1600) y “Medida Por
Medida” (1604-1605). Sus tragedias más
importantes son “Romeo y Julieta” (1597),
“Julio César” (1600), “Hamlet” (1599-
1602), “Otelo” (1602), “El Rey Lear”
(1605), “Antonio y Cleopatra” (1606) y “Macbeth” (1606), en donde
despliega con talento sensaciones, valores y emociones
diversas, como la duda, la pasión, los celos, la ambición,
el amor o el poder.
En su última etapa como escritor tiende hacia la
tragicomedia amorosa, como por ejemplo en “Pericles”
(1608), “Cimbelino” (1610), “Cuento De Invierno”
(1610) o “La Tempestad” (1611).
En 1613 había regresado a Stratford colmado de dinero y
honores, falleciendo el 23 de abril de 1616. Tenía 52
años. Está enterrado en el Holy Trinity Churchyard de
Stratford.
William Shakespeare ha sido objeto de numerosos
ensayos sobre su obra y persona, uno de ellos es “La
Guía Del Teatro De Shakespeare”, escrito por Kenneth
McLeish y Stephen Unwin.