Está en la página 1de 1

MEXICO VS LATINOAMERICA.

México, visto como uno de los hermanos mayores de toda Latinoamérica tiene muchas
diferencias con sus hermanos más pequeños como Uruguay, este último pionero en
legalizar la marihuana, el aborto y otras tantas cosas “del diablo”, o Brasil que tiene su
propia cracklandia, sin embargo, también tiene muchas similitudes todos fueron pueblos
una vez conquistados, violados y saqueados, ese pasado histórico común es el origen de
muchas carencias dentro de los diversos países.
La interculturalidad de estos pueblos hermanos hacen la mezcla perfecta de ciudadanos
emprendedores, llenos de iniciativa, siempre se ha buscado la mejora, el llegar a ser del
primer mundo, nosotros por estar un poco más al norte somos considerados parte de los
tres países que conforman Norteamérica, pero es solo como un título nobiliario, no sirve de
mucho, no tenemos la misma calidad de vida para nuestros ciudadanos como la tienen en
Canadá o EEUU.
Los jóvenes nuevamente juegan un papel importante en la mezcla de razas y culturas a
últimas fechas se han venido promoviendo notoriamente los intercambios por parte de las
instituciones educativas ya sean públicas o privadas con esto se busca ampliar el horizonte
para nuevos canales de inversión, comunicación y fraternidad.
Los latinoamericanos conservan aun esa alegría característica de alguien que es inocente
y lo más simple le hace feliz, lo básico, entre más ignorante se sea mayor la felicidad,
Latinoamérica un pueblo que como bien dice calle 13 “sin piernas pero que camina” se
busca en la naturaleza convive con ella se dota de lo necesario y se sabe conocedor de sus
secretos milenarios.
El arte es algo inherente al hombre una manera de expresar sus más profundos sus deseos,
de dejarse ir y de ser libre, sea donde sea, la verdad es que la cultura urbana trasciende
fronteras, en todos los barrios de clase baja y media de nuestro continente se respira ese
ambiente de hermandad y camaradería, siempre trabajando por un futuro mejor.
El arte urbano adorna las calles de donde casi nunca llegan los servicios de asistencia
social, bueno, no llegan o son insuficientes, esa parte del arte dan un poco de color a la
vida cotidiana que suele ser dura e inclemente, esa alegría inocente antes mencionada no
se arrebata tan fácilmente, porque todo lo que alguien de clase media y baja busca es un
bienestar no solo para el como individuo si no para sus congéneres, el llevar esperanza en
forma de arte es una de las herramientas que más ha funcionado en este tipo de lugares.