Está en la página 1de 23
Diseceisn edttonal HLO,7% dela venta de este libro Lak ‘Departamento de Liverstura se destina al Proyecto «Mejora ALA DELTA reer iscsi ares pedis del id dveritead dso ‘Departamento de Imagen y Disenio crix Tecnolgico Quiche de Chichicastenango Seren ny ‘een go gine CONE Scene ssa hc Baral Se) Un celular en el Polo Norte Carl Norac ustraciones 7 Anne Isabelle Le Touzé Traducctén P. Rozarena 1 edicign, 2impreson, diciembre 2011 “uml ga Tess geil, mon ars © Lecale des otis Pu, 2003 (© De esa edcon: Editor Luis Vives, 2008, Cantera de Maar, km. 315,700 50012 Zargoaa Teldono: 13 344 883 ssrmreelsveses epklepl -071201 erate denon Cg oon deen din oman lt tseachtain de ls, ‘ave pcan ps pn ky Dues CHRO Cano op or eres epg ‘cog sens lpr ane dun pment ees Mateo, el oso blanco, se despierta. Durante la noche, el pedazo de hielo sobre el que dormia, se separé del iceberg, ese enorme bloque de hielo que flota en el mar. Mateo viaja en una isla. «jBueno! A algun sitio llegaré», se dice, Mateo no esta preocupado, —jQué bien! Sofaba con poder pues le basta con inclinarse estar un poco tranquilo... para atrapar algtin pez para comer. —murmura muy contento. De pronto, Mateo ve acercarse hacia él una botella muy grande «Quiza lleve dentro un mensaje para mi», piensa. Mateo la recoge, saca el grueso tapon de corcho y la sacude. Un objeto desconocido salta fuera —jQué cosa tan rara! iPara qué servira? Ee El obj ena. Un botén se ilumina. El oso se lo acerca a la oreja. —Hola, buen tiempo vr alla? —pregunta una v Poco después, tres morsas se suben asu isla de hielo —jQué amable eres al recibirnos, amigo oso —dicen, y se echan. —Hola, jhay muchos peces por alla? —pregunta otra voz. —Bueno..., bastantes —contesta Mateo. —No te muevas, que ya vamos todos. ae Ce Cuatro aproximan —jQué amable eres en sus kayaks y se sub al recibirnos, amigo oso! —dicen, a su isla con sus cafias de r. se ponen a pescar. —jCuct, aqui estamos! —dicen enseguida muchas voces. Y poco después un grupo de focas trepa a la isla. —Nos sentiamos un poco solas. {Qué amable eres al recibirnos a todas, amigo oso! Un poco después, llega una ballena, da un salto y se lanza sobre la isla. —jLo siento! —dice—. Creo que nado demasiado deprisa’ {Qué amable erésal-recibirme, amigo oso! Mateo no puede ya ni moverse. El hielo, con tanto calor, empieza a derretirse. Y, ademas, hay tanta gente que jel ruido es insoportable! Entonces, Mateo, el oso timido, se enfada, se pone furioso. Todo el mundo s Y se hace un silencio pola —Esta bien. Has dicho lo que piensas —dicen los esquimales y los animales. —De todas formas, eres muy amable al recibirnos. Mateo no sabe qué hacer. Casi tiene ganas de llorar. Y, de repente, suena un teléfono. Después otro, luego diez mas. Suenan un montén de teléfonos, pero ninguno es el suyo. | Ay oy, —jComo? ;Que va a nevar? iNos largamos! —dice una morsa, y las tres se tiran al agua helada. —jUn banco de peces por alla? iEspérennos! —gritan los esquimales. —jSi, mama, ya voy! —suspira la ballena, y se va. —Bueno, pues si todos se van, nosotras nos vamos también —dicen entonces las focas, y se marchan una detras de otra. Mateo se queda solo, con el extrafio objeto que quedo abandonado sobre el hielo. El oso lo mete dentro de la botella y aprieta con cuidado el tapén. Luego, tira la botella al agua, lo mas lejos que puede. «Se derritié un 20co de hielo ) «Bip! jbip! jbip! jbip! jbip!...», de mi isla; ahora es mas pequefia, suena el celular alla lejos, pero todavia es bastante grande r dentro de la botella para mi», se dice Mateo, y se queda dormido. > 4 TITULOS PUBLICADOS Serie ROA Un celular en el Polo Norte. Carl Novae Tomas y ei borrador magico, Ricardo Aleantara El monstruo peludo, Henriette Bichonnier Sola y Sincola, Patxi Zubizarreta El drbol de los abuelos. Daniéle Fossette El cartero que se convirtié en carta, Alfredo Gomez Cerda Serie AZUL Farid y el gato negro. Hans Hagen EI nifio que sonaba con ser héroe. Sylvain Trudel Los zorros del norte. Ricardo Gomez ‘La Tlamada del agua. Recio Antén y Lola Natez El monstruo y la bibliotecaria. Alfredo Gomez Cerda El Palacio de los Tres Ojos, Joan Manuel Gisbert Serie VERDE Las cosas perdidas. Lydia Carreras de Sosa EL grito de la grufla, Samuel Alonso Omenaca El cementerio del capitan Nemo, Miquel Rayé Oro de Indias. Carlos Villanes Cairo Agualuna. Joan Manuel Gisbert Si un leon te pregunta la hora, Hermann Sebulz — say El carter quese conta Ghana El cartero que se convirtié en carta Alfredo Gémez Cerda iustraciones Emilio Urberuaga Nun ALT, SERIE HOON, 48 pgs Emiliano es un cartero que mientras espera el tren intenta conocer el mundo leyendo revistas y pi ‘0s, y tert enfadado porque las guerras nunca se acaban. Pero, en realidad, tiene vocacién de carta: suefta con una direccién y una estampilla que lo Tleven lejos, lejisimos... Un dia, su amiga Nacarina, la pequefia bruja del pueblo, utiliza unos polvos magicos y consigue que Emiliano tenga al fin un destino,