Está en la página 1de 2

OBJETIVO DE LA INTERPRETACION BIBLICA

Éste es el objetivo de la interpretación de la Biblia. Si la tarea primordial de la exégesis


estriba en alcanzar el
sentido auténtico del texto sagrado o sus diferentes sentidos, es necesario que luego
comunique ese sentido al
destinatario de la Sagrada Escritura que es, en la medida de lo posible, toda persona
humana.

OBSERVACION GENERAL DEL LENGUAJE BÍBLICO

El lenguaje de la Biblia es variado y hermoso

La Biblia ha sido redactada por muchas personas, y a lo largo de los siglos, en culturas y
ambientes diversos e, inclusive, en distintos idiomas. Estos factores hacen que el lenguaje
bíblico sea muy variado. De hecho, éste refleja el modo de pensar y de sentir de mcuhos
siglos como, también, el modo de pensar y sentir de los numerosos autores bíblicos, que
en esos siglos vivieron.

El distinto uso del lenguaje bíblico

Al escribir sus libros, los autores sagrados usan, por supuesto, un lenguaje apropiado al
contenido de los mismos. Así, el lenguaje bíblico es empleado con distintas modalidades
llamados géneros literarios.

Los libros históricos de la Biblia tienen su clásico lenguaje narrativo: conciso, lineal, a veces
con largas disgresiones y, a veces, reducido a listas de nombres.

Los libros proféticos tienen su peculiar lenguaje simbólico: elocuente, patético, recio,
visionario.

Los libros didácticos tienen un lenguaje doctrinal: sentencioso, claro, directo y con
frecuencia poético.

A. La interpretación en la tradición bíblica

Esta parte contiene observaciones sobre la interpretación de los textos bíblicos en el


interior de la Biblia misma

1. Relecturas Lo que contribuye a dar a la Biblia su unidad interna, única en su género,


es que los escritos bíblicos posteriores se apoyan con frecuencia sobre los escritos
anteriores. Aluden a ellos, proponen "relecturas" que desarrollan nuevos aspectos del
sentido, a veces muy diferentes del sentido primitivo, o inclusive se refieren a ellos
explícitamente, sea para profundizar el significado, sea para afirmar su realización.

B. La interpretación en la tradición de la iglesia

La Iglesia, pueblo de Dios, tiene conciencia de ser ayudada por el Espíritu Santo en su
comprensión e interpretación de las Escrituras. Los primeros discípulos experimentaban,
en su vida de comunidad vivida con perseverancia, una profundización y una explicitación
progresiva de la revelación recibida. Reconocían en esto la influencia y la acción del
"Espíritu de verdad" que el Cristo les había prometido para guiarlos hacia la plenitud de la
verdad.

C. La tarea del exegeta

La tarea de los exegetas católicos consiste en estudiar y explicar la Sagrada Escritura,


iluminando el sentido del texto bíblico como palabra actual de Dios, para poner sus
riquezas a la disposición de pastores y fieles. Para ello se apoya en su relación con sus
colegas no católicos y con diversos sectores de la investigación científica.

D. Relaciones con las otras disciplinas teológicas

La exégesis mantiene relaciones estrechas y complejas con las otras disciplinas teológicas.
Por una parte, la teología sistemática tiene un influjo sobre la precomprensión, con la cual
los exegetas abordan los textos bíblicos. Pero por otra, la exégesis proporciona a las otras
disciplinas teológicas datos que son fundamentales para éstas.

LA BIBLIA ES SU PROPIO INTERPRETE.


Hay una regla fundamental en Hermenéutica: la Biblia es su propio intérprete. Es decir, se
explica a sí misma. Cuando se ignora este principio es común que se interpreten palabras o
frases fuera del contexto general de las Escrituras, lo cual produce malas interpretaciones.

Hay que revisar todos los textos que se escribieron sobre un mismo tema para
interpretarlo adecuadamente, en contexto, y para no dar pie a herejías. Voy a dar algunos
ejemplos, pero no los explicaré mucho. Quiero que usted haga el ejercicio de comprender
la interpretación bíblica sólo leyendo los textos bíblicos que citaré. Verá cuán sencillo es
interpretar adecuadamente sólo con leer diversos textos en torno a un mismo tema, pues
éstos se explican unos a otros.