Está en la página 1de 4

CREMA DENTAL

*1 taza y 1/2 de arcilla blanca (mejor si usamos arcilla de uso interno). Estoy pensando en sustituir
por maicena hay q probar

*1/4 de taza de glicerina vegetal líquida.

* 2/3 cucharadas de infusión concentrada de salvia o tomillo.

* 1 cucharada de aceite de sésamo.

* 5-10 gotas de aceite esencial de clavo (también lo podemos sustituir o combinar con menta,
eucalipto o árbol de té).

*Opcional; unas gotas de propóleo y/o tintura de Mirra

Preparacion:

En un bol de vidrio, nunca debemos usar recipientes metálicos para preparar arcilla, echamos la arcilla,
glicerina y la infusión, mezclamos todo bien con una cuchara de madera. Cuando tengamos una pasta
homogénea añadimos el aceite de sésamo, las gotas de aceite esencial y el propóleo (previamente diluidas en el
aceite de sésamo). Volvemos a remover bien hasta que se mezcle todo correctamente creando la pasta deseada.
Listo… Este preparado lo debemos guardar en un envase de vidrio. Nos durará varios meses sin corromperse.

…… (Esto es de otra receta)Pero cuidado, hacer una pasta de dientes casera o más natural no
significa que no pueda dañar nuestros dientes y encías, debemos poner mucho cuidado en los
ingredientes que elegimos. Una pasta de dientes casera también podría dañar nuestro esmalte y
alterar el pH de nuestra boca. Es muy importante saber qué tipo de ingredientes naturales son los
más adecuados.

Os cuento algunos de mis ingredientes favoritos para elaborar una pasta de dientes casera
refrescante y que no dañe nuestros dientes.

1. Aceite de Coco

El aceite de coco ayuda a mejorar la flora intestinal desde tu cavidad bucal y previene la
candidiasis oral.
2. Agua mineralizada

Te la recomiendo especialmente si sueles beber agua osmotizada. Este tipo de agua


contribuye a eliminar los metales pesados de nuestro organismo, pero también desgasta la
mineralización de los dientes.

3. Cascara de Cacao molida

Aunque parece difícil de creer, la mejor pasta de dientes sería una pasta de cacao, que sus
componentes ayudan a mineralizar los dientes. Además tenemos que tener en cuenta que su efecto
es un efecto de abrasión no agresiva y por tanto un buen aliado para romper la placa bacteriana.

4. Arcilla blanca o caolín

Hace algunos posts os hablamos de los beneficios y los usos del caolín, así que si nos lees
habitualmente seguro que este ingrediente no te sorprende.

La arcilla blanca es un pulidor natural rico en minerales y poco agresivo. Además es alcalina,
así que reduce la acidez en la boca, por lo que es un ingrediente excelente para un dentífrico casero.

Estamos acostumbrados a oír que debemos esterilizar nuestras bocas con enjuagues y
pastas de dientes potentes que eliminan todos los gérmenes y bacterias. Por esto, puede que nos
suene raro esto de ponernos “arcillas” en la boca, pero no debemos tener miedo de hacerlo. La
verdadera salud dental es lograr un balance y un ecosistema entre los gérmenes y las bacterias
naturales de nuestra boca, ya que estas nos protegen de enfermedades y promueven la
mineralización de nuestros dientes.

5. Bicarbonato de Sodio

Los distintos alimentos que ingerimos y su nivel de acidez alteran constantemente el pH


natural y óptimo de nuestra boca y pueden llegar a desequilibrarlo.

Para contrarrestar este efecto podemos usar bicarbonato de sodio en nuestra pasta de
dientes, que tiene un pH entre 9 y 11. Esto significa que es un ingrediente muy alcalino, lo que nos
ayudará a neutralizar la acidez de lo que comemos y regular el pH de nuestra boca de forma natural.

6. Aceites esenciales aptos para consumo


Los aceites esenciales como los de menta o lavanda ayudan a combatir la placa y la gingivitis,
siempre y cuando se usen con el cepillado y con la ayuda del hilo dental. Si no sabes qué aceites
esenciales son aptos para consumo es importante que lo consultes con un profesional.

No debemos tener miedo a preparar nuestra pasta de dientes en casa, siempre y cuando
sepamos que ingredientes vamos a utilizar y la calidad de dichos ingredientes.

No podemos olvidar que utilizar un buen cepillo y un buen hilo dental son factores clave para
mantener nuestra salud bucal. Con un pH equilibrado, una alcalinidad natural y un equilibrio en la
flora bacteriana de nuestro organismo podemos estar seguros de que nuestra boca está limpia y
sana.

Y cómo no, os voy a dejar con una receta de pasta de dientes casera alcalina que regula el pH
de nuestra boca. Es una receta muy sencilla y fácil de preparar. Tenéis la cantidad justa para un solo
uso, para que podáis probarla.

Pasta de dientes casera de Aceite de Coco, Bicarbonato, Caolin y Aceite Esencial de Menta

Ingredientes de pasta de dientes casera

Ingredientes

1 cucharada de aceite de coco

¼ de cucharada de bicarbonato de sodio

1 cucharadita de arcilla blanca

2 gotas de aceite esencial de menta

Una pizca de sal de mar

Mézclalo todo en un cuenco, ponlo en tu cepillo de dientes ¡y a cepillar!