Está en la página 1de 21

Intervalo (música)

Diferencia de altura (frecuencia) entre dos


notas musicales

Intervalo melódico de quinta justa ascendente a partir


de 'do'
Recibe el nombre de quinta porque hay una distancia
de cinco grados entre las notas que lo forman (do y
sol)
Recibe el apelativo de justa porque hay una distancia
de tres tonos y un semitono entre los sonidos que lo
forman.

Intervalo es la diferencia de altura —


frecuencia— entre dos notas musicales,
medida cuantitativamente (número) en
grados o notas naturales y
cualitativamente (especie) en tonos y
semitonos. Su expresión aritmética suele
ser una proporción simple.

Por ejemplo, aritméticamente, la relación


de frecuencias entre dos sonidos situados
a distancia de quinta justa es 3 tonos y 1
semitono.
Tipos de intervalos

Intervalos simples.La teoría musical considera tonales


los intervalos de primera —unísono—, cuarta, quinta y
octava y modales los de segunda, tercera, sexta y
séptima.

Los intervalos tonales tienen un solo valor


justo; los modales tienen un valor mayor y
otro menor, propios de la modalidad en la
que se encuentran.

Todos los intervalos pueden ser, además,


aumentados o disminuidos.
Se consideran simples los intervalos no
mayores que una octava y compuestos a
los que la exceden. Los intervalos
compuestos son análogos a los intervalos
simples correspondientes. Así, una novena
es una segunda a la octava y puede ser
mayor o menor; una duodécima es
análoga a una quinta y puede ser justa o
injusta

Se denomina armónico al intervalo cuyo


sonido suena simultáneamente y
melódico a aquel cuyo sonido suena
sucesivamente.
Se llaman complementarios los intervalos
que, sumados, conforman una octava: una
cuarta y una quinta son complementarias.
Nótese que la suma de los cuatro grados
de la cuarta y los cinco grados de la quinta
se resuelve en ocho grados, no nueve,
porque el cuarto grado de la cuarta es a la
vez el primer grado de la quinta.

Denominación de los
intervalos simples
Distancia en tonos y Como suena en el sistema
Nombre del intervalo/Grados[1]
semitonos temperado

Unísono[2] Mismo sonido

Segunda menor 1 semitono 2m - seconde mineure.ogg

Segunda mayor o tercera disminuida 1 tono

Tercera menor o segunda aumentada 1 1/2 tonos

Tercera mayor o cuarta disminuida 2 tonos

Cuarta justa o tercera aumentada 2 1/2 tonos

 Escuchar 4ªA
Cuarta aumentada o quinta disminuida
3 tonos
(llamada tritono)[3]

Quinta justa o sexta disminuida 3 1/2 tonos  Escuchar 5ªJ

Sexta menor o quinta aumentada 4 tonos  Escuchar 6ªm

Sexta mayor o séptima disminuida 4 1/2 tonos  Escuchar 6ªM

Séptima menor o sexta aumentada 5 tonos  Escuchar 7ªm

 Escuchar 7ªM
Séptima mayor 5 1/2 tonos

Octava justa 6 tonos  Escuchar 8ªJ

Intervalos armónicos, mostrados sobre el pentagrama


a partir de la nota do. Significado de la nomenclatura
utilizada y distancia de cada intervalo en tonos y
semitonos:
U = unísono (dos notas iguales)
m2 = de segunda menor (1st)
M2 = de segunda mayor (1T)
m3 = de tercera menor (1T 1st)
M3 = de tercera mayor (2T)
P4 = de cuarta justa o perfecta (2T 1st)
TT = de cuarta aumentada o tritono (2T 2st)
P5 = de quinta justa o perfecta (3T 1st)
m6 = de sexta menor (3T 2st)
M6 = de sexta mayor (4T 1st)
m7 = de séptima menor (4T 2st)
M7 = de séptima mayor (5T 1st)
P8 = de octava justa o perfecta (5T 2st)
Con la segunda nota en la siguiente octava y
manteniendo la fundamental se generan los intervalos
de novena, que equivale con una octava de diferencia
al de segunda, el de onceava, que equivale al de
cuarta, el de treceava, que equivale al de sexta, etc.
Con la segunda nota en la siguiente octava
y manteniendo la fundamental se generan
los intervalos de novena, que equivale con
una octava de diferencia al de segunda, el
de onceava, que equivale al de cuarta, el
de treceava, que equivale al de sexta, etc.
 Escuchar novena menor  Escuchar
novena mayor

EJEMPLO

2m desde C = Db

4J desde A = D

7M desde F = E
Intervalos formados por los
mismos sonidos
Puede ocurrir que dos intervalos formados
por dos parejas iguales de sonidos tengan
distinto nombre dependiendo de su
función y del contexto musical en el que
se encuentren.
Distancia en tonos
1- 2- 3- 4-
Intervalo 1/2 1 2 3 4
1/2 1/2 1/2 1/2
2ª 2m 2M 2A
3ª 3d 3m 3M 3A
4ª 4d 4J 4A
5ª 5d 5J 5A
6ª 6d 6m 6M 6
7ª 7d 7

Horizontalmente se indica la distancia


entre los sonidos.
Verticalmente se indican los intervalos.

Historia
Los primeros trabajos teóricos conocidos
son los de Aristóxeno de Tarento, quien se
basó en un método tanto empírico como
matemático, a diferencia de las
especulaciones filosóficas y matemáticas
de Pitágoras.

Antiguamente se empleaba para su


enseñanza un instrumento llamado
monocordio. El cálculo matemático de las
frecuencias de los sonidos e intervalos
musicales fue estudiado en el siglo XVI
por Simon Stevin mediante funciones
exponenciales. Durante el siglo XVII, los
investigadores Francesco Cavalieri y Juan
Caramuel aplicaron el cálculo logarítmico.
En el siglo XIX, Hermann Helmholtz
construyó los resonadores que hoy llevan
su nombre, posteriormente utilizados para
demostrar que todos los sonidos son por
naturaleza complejos y consisten en una
serie de sonidos concomitantes o
armónicos naturales en intervalos que son
iguales a los demostrados por el
monocordio.

Consonancia y disonancia
La calificación de intervalos como
consonantes o disonantes ha variado
enormemente a lo largo de los siglos, así
como la definición de lo consonante o
disonante en sí.

Por ejemplo, durante la edad media la


autoridad adjudicada a Pitágoras llevó a
los especuladores a considerar a la cuarta
justa como la consonancia perfecta y a
utilizarla para la composición de organa.
Durante la misma época, especulaciones
de carácter teológico llevaron a considerar
a la cuarta aumentada, llamada "tritono",
como diabólica (tritonus diabolus in
musica est).

La armonía tradicional desde el siglo XVII


considera disonantes los intervalos
armónicos de primera aumentada —
semitono cromático—, segunda mayor o
menor, cuarta aumentada, quinta
disminuida o aumentada, séptima mayor o
menor y octava disminuida o aumentada.
Una posible consideración más detallada
es la siguiente:

Consonancias perfectas: los


intervalos de 4ª, 5ª y 8ª cuando son
justas.
Consonancias imperfectas: los
intervalos de 3ª y 6ª cuando son
mayores o menores.
Disonancias absolutas: los intervalos
de 2ª y 7ª mayores y menores.
Disonancias condicionales: todos los
intervalos aumentados y disminuidos,
excepto la 4ª aumentada y la 5ª
disminuida.
Semiconsonancias: la 4ª aumentada y
la 5ª disminuida.

Además, en el contexto de la armonía


tradicional, el intervalo melódico de cuarta
aumentada es considerado disonante.

Intervalos armónicos o
melódicos
Un intervalo se puede producir tocando
ambas notas al mismo tiempo (intervalo
armónico), o una después de otra
(intervalo melódico). En este último caso
se puede diferenciar la dirección del
sonido entre ascendente (cuando la
segunda nota es más aguda que la
primera) y descendente (cuando la
segunda nota es más grave que la
primera).

Inversión
Un intervalo puede ser invertido, al subir la
nota inferior una octava o bajando la nota
superior una octava, aunque es menos
usual hablar de las inversiones de
unísonos u octavas. Por ejemplo, la cuarta
entre un Do grave y un Fa más agudo
puede ser invertida para hacer una quinta,
con un Fa grave y un Do más agudo. He
aquí formas de identificar las inversiones
de intervalos:

Para intervalos diatónicos hay dos


reglas para todos los intervalos simples:
El número de cualquier intervalo y el
número de su inversión siempre suman
nueve (cuarta + quinta = nueve, en el
ejemplo reciente).
La inversión de un intervalo mayor es
uno menor (y viceversa); la inversión de
un intervalo justo es otro justo; la
inversión de un intervalo aumentado es
un disminuido (y viceversa); y la
inversión de un intervalo doble
aumentado es uno doble disminuido (y
viceversa).
Un ejemplo completo: Mi ♭ debajo y Do
por encima hacen una sexta mayor. Por
las dos reglas anteriores, Do natural
debajo y Mi Bemol por encima deben
hacer una tercera menor.
Para intervalos identificados por ratio, la
inversión es determinada revirtiendo el
ratio y multiplicando por 2. Por ejemplo,
la inversión de un ratio 5:4 es un ratio
8:5.
Para intervalos identificados por entero
pueden simplemente ser restados de
12. Sin embargo no pueden ser
invertidos.

Véase también
Acústica musical
Afinación pitagórica

Referencias
1. Entiéndase como los grados de la escala
que se ven afectados por el intervalo.
2. Riemann, Hugo. Teoría General de la
Música. Barcelona: Idea Books. p. 67.
ISBN 84-8236-324-7.
3. Rousseau, Jean-Jacques ([1768] 2005).
Diccionario de Música. Madrid: Akal.
pp. Lámina C figura 2. ISBN 978-84-460-
2172-8.

Bibliografía
Riemann, H. Teoría general de la música,
Barcelona, Idea Books, 2005. ISBN 84-
8236-324-7.
Zamacois, J. Teoría de la música (I/II),
Barcelona, Labor, 2007. ISBN 978-84-
335-7840-2.

Enlaces externos
Método de aprendizaje interactivo,
Musigama en todos los idiomas
Visualizaciones de intervalos musicales
- ratio, sobretonos etc. interactivo
El intervalo musical como razón
numérica

Obtenido de
«https://es.wikipedia.org/w/index.php?
title=Intervalo_(música)&oldid=105124825»

Última edición hace 10 días por un …

El contenido está disponible bajo la licencia CC BY-


SA 3.0 , salvo que se indique lo contrario.