Está en la página 1de 18

26 de diciembre de 2002 Gaceta Oficial Nº 37.

598

LA ASAMBLEA NACIONAL
DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

DECRETA

el siguiente

ESTATUTO FUNCIONARIAL DE LA
ASAMBLEA NACIONAL

TÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1
El presente Estatuto establecerá los derechos y obligaciones derivados de la relación funcionarial entre la Asamblea
Nacional y los funcionarios a su servicio, y regulará lo concerniente a su ingreso, ascenso, traslado, suspensión, retiro,
reclasificación, capacitación, adiestramiento, régimen de estabilidad y sistema de remuneraciones, así como todo lo
relativo a la gestión de la función pública en el Parlamento Nacional.

Todo lo no previsto en este Estatuto se regulará supletoriamente por lo establecido en la Ley del Estatuto de la Función
Pública y sus reglamentos. Asimismo tendrán carácter complementario los reglamentos internos, instructivos y demás
instrumentos normativos sancionados por los órganos competentes de la Asamblea Nacional, siempre que no contradigan
lo establecido en el presente Estatuto.

Parágrafo Único: La designación de personas en masculino, tiene en las disposiciones de este Estatuto un sentido
genérico, referido siempre por igual a hombres y mujeres.

Artículo 2
Los funcionarios al servicio de la Asamblea Nacional podrán ser de carrera o de libre nombramiento y remoción.

Serán funcionarios de carrera legislativa, quienes habiendo ganado el concurso público, superado el período de prueba y
en virtud de nombramiento por la autoridad competente, presten servicios remunerados y con carácter permanente en la
Asamblea Nacional.

Serán funcionarios de libre nombramiento y remoción quienes fueren nombrados por autoridad competente para ocupar
cargos de alto nivel o de confianza y que puedan ser removidos libremente de sus cargos sin otras limitaciones que las
establecidas en este Estatuto.

El presente Estatuto se aplicará a los funcionarios de carrera y, en cuanto sea procedente, a los funcionarios de libre
nombramiento y remoción.

Artículo 3
Serán funcionarios de libre nombramiento y remoción:

1. Quienes desempeñen cargos de alto nivel administrativo, tales como:

a) Coordinadores de Gestión,

1
b. Directores de Secretaría de la Presidencia y Vicepresidencias,

c. Jefes de las Oficinas de Investigación y Asesoría,

d. Directores de línea,

e. Secretarios de las Comisiones Permanentes y de grupos parlamentarios regionales y estadales,

f. Jefes de Servicios Autónomos,

g. Jefes de División,

h. Cualquier otro cargo que sea creado con jerarquía equivalente.

2. Quienes ocupen cargos de confianza definidos como tales, mediante resolución de la Junta Directiva.

Artículo 4
Quedan exceptuados de la aplicación de este Estatuto:

1. Los obreros al servicio de la Asamblea Nacional, quienes se regirán por su propia convención colectiva y por la Ley
Orgánica del Trabajo y su Reglamento.

2. Los contratados, quienes se regirán por lo establecido en su respectivo contrato, aplicándoseles subsidiariamente la Ley
Orgánica del Trabajo y su Reglamento.

Artículo 5
Los cargos de carrera legislativa establecidos en el Manual Descriptivo de Clases de Cargos de la Asamblea Nacional
serán ejercidos por funcionarios de carrera legislativa, salvo los cargos de libre nombramiento y remoción, cuyos titulares
podrán ser o no funcionarios de carrera.

Artículo 6
El contrato de personal sólo procederá cuando se requiera personal calificado para realizar tareas específicas y por tiempo
determinado.

En ningún caso el contrato de personal podrá constituirse en una vía de ingreso a la función pública en el Parlamento
Nacional. Serán nulos todos los contratos de personal que se celebren en contravención con este Estatuto.

TÍTULO II
POLÍTICAS DE RECURSOS HUMANOS

Capítulo I
Autoridades Responsables

Artículo 7
El Presidente de la Asamblea Nacional, en su condición de máxima autoridad en materia de personal, podrá delegar el
ejercicio de determinadas atribuciones a favor de cualesquiera de los vicepresidentes o del Coordinador de Recursos
Humanos y Gestión Tecnológica.

Tal delegación deberá hacerse mediante resolución que contendrá la identificación del órgano y del titular en quien delega
la atribución, las potestades concretas que se delegan y el lapso de las mismas, si fuera el caso. La resolución de la
Presidencia de la Asamblea Nacional será publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

El funcionario que haya recibido tal delegación indicará expresamente en sus actos esta circunstancia.

Artículo 8
Corresponde a la Coordinación de Recursos Humanos y de Gestión Tecnológica proveer a la Asamblea Nacional y a todas
las dependencias del personal necesario para su buen funcionamiento, y administrarlo con criterios técnicos conforme a
derecho, procurando su bienestar y desarrollo profesional, en correspondencia con los fines y objetivos que se establezcan,

2
así como, cualquier otra contribución que le sea asignada por la Asamblea Nacional, su Junta Directiva o su Presidente y
el Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional.

Artículo 9
Corresponderá a la Dirección de Recursos Humanos, adscrita a la Coordinación de Recursos Humanos y Gestión
Tecnológica, las atribuciones siguientes:

1. Evaluar y controlar la aplicación de las políticas y planes de personal para asesorar al Presidente de la Asamblea
Nacional o a quien le hayan delegado la atribución del manejo de las mismas.

2. Organizar y supervisar el sistema de personal, el cual contendrá las directrices y procedimientos relativos al
reclutamiento, selección, ingreso, clasificación, valoración, remuneración de cargos, evaluación del desempeño,
desarrollo, capacitación, ascenso, traslados, transferencias, licencias, permisos, viáticos, registros de personal, régimen
disciplinario, egresos y cualquier otra directriz inherente al sistema.

3. Presentar para la consideración y aprobación del Presidente de la Asamblea Nacional los planes de personal sustentados
en auditorías, estudios, análisis e investigaciones que los avalen, luego de verificar la disponibilidad presupuestaria para
su aplicación.

4. Presentar para la consideración y aprobación del Presidente de la Asamblea Nacional proyectos y acuerdos de
convenciones colectivas entre la Asamblea Nacional y sus trabajadores, con el respectivo estudio de disponibilidad
presupuestaria.

5. Administrar y supervisar la ejecución de la convención colectiva de trabajo.

6. Elaborar, divulgar y mantener actualizadas las normas y procedimientos en materia de recursos humanos,

7. Ejercer la representación de la Asamblea Nacional ante las organizaciones sindicales.

8. Velar por el cumplimiento de las normas del presente Estatuto, contratación colectiva y demás funciones establecidas o
que se establezcan en materia de administración de los recursos humanos.

9. Evacuar las consultas que le formulen las distintas dependencias de la Asamblea Nacional con relación a la
administración de personal.

10. Organizar y realizar los recursos que se requieran para el ingreso de los funcionarios de carrera.

11. Instruir los expedientes en caso de hechos que pudieren dar lugar a la aplicación de las sanciones previstas en este
Estatuto.

Capítulo II
Ingreso a la Carrera Legislativa

Artículo 10
El proceso de selección de personal tendrá como objeto garantizar el ingreso de los aspirantes a los cargos de carrera
legislativa en la Asamblea Nacional, con base en las aptitudes y competencias, mediante la realización de concursos
públicos que permitan la participación, en igualdad de condiciones, de quienes posean los requisitos exigidos para
desempeñar los cargos, sin discriminaciones de ninguna índole.

Artículo 11
El Presidente de la Asamblea Nacional aprobará las normas sobre el concurso público propuesto por la Dirección de
Recursos Humanos. Este concurso debe iniciarse mediante convocatoria pública que asegure la libertad e igualdad de
concurrencia de los aspirantes.

Artículo 12
La Asamblea Nacional, por órgano de la Dirección de Recursos Humanos y en los casos que lo estime conveniente, podrá
llamar a concurso a determinados cargos de libre nombramiento y remoción.

Artículo 13
Toda persona que aspire a prestar servicios en la Asamblea Nacional llenará la correspondiente oferta de servicios, la cual
contendrá la información que requiera la Dirección de Recursos Humanos sobre identidad, antecedentes laborales,

3
formación académica, profesional y carga familiar. La información que el aspirante suministre deberá acreditarse con la
debida documentación ante la Dirección de Recursos Humanos.

Artículo 14
El ingreso de funcionarios a la carrera legislativa en la Asamblea Nacional tendrá lugar sólo cuando existan cargos nuevos
o vacantes, y sus respectivos emolumentos estén previstos en el presupuesto correspondiente.

Artículo 15
A los efectos del ejercicio de los cargos regulados en el presente Estatuto, se deberán reunir los siguientes requisitos:

1. Ser venezolano.

1. Ser mayor de edad.

3. Llenar los requisitos requeridos para el desempeño del cargo respectivo.

4. No estar sujeto a interdicción civil ni a inhabilitación política.

5. No gozar de jubilación o pensión otorgada por algún organismo del Estado, salvo para ejercer cargos de alto nivel, caso
en el cual se deberá suspender el disfrute de dicha jubilación o pensión, mientras dure el ejercicio del cargo.

6. Los demás requisitos que establezcan las leyes, los reglamentos e instructivos internos de la Asamblea Nacional.

Artículo 16
La información suministrada por el aspirante se considerará recibida bajo juramento y, por consiguiente, si resultare que la
misma es falsa o alterada, se tendrá como falta grave y dará lugar a que el aspirante no obtenga el cargo o sea revocado su
nombramiento en caso que se haya producido el ingreso.

Artículo 17
Los secretarios de las comisiones permanentes y de los grupos parlamentarios regionales y estadales serán designados de
conformidad con el Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional. Su nombramiento lo harán según
corresponda, el Presidente de Cada Comisión, de común acuerdo con el Vicepresidente, o el Coordinador de cada Grupo
Parlamentario.

Es condición indispensable para optar al cargo, ser profesional universitario.

Artículo 18
El expediente de cada aspirante con los antecedentes reunidos, el resultado de las pruebas, entrevistas, exámenes de
preempleo, las opiniones de los Jefes de Unidad y la recomendación de la Dirección de Recursos Humanos, serán
sometidos por esta Dirección al conocimiento del Presidente de la Asamblea Nacional.

Artículo 19
La persona seleccionada por concurso será nombrada en período de prueba. Su desempeño será evaluado en un lapso de
tres meses contados a partir de su nombramiento. Si el período de prueba resulta satisfactorio, se procederá al ingreso
definitivo como funcionario público de carrera legislativa al cargo para el cual concursó, tomándose en consideración este
tiempo para determinar la antigüedad del funcionario, una vez que ingrese a la carrera legislativa. De no superar el
período de prueba, el nombramiento será revocado.

El período de prueba se fundamentará en una evaluación realizada en base a criterios objetivos y sus resultados se
notificarán al aspirante dentro de un lapso no mayor de cinco días hábiles siguientes al vencimiento del período de prueba,
pudiendo éste tener la oportunidad de expresar los alegatos en su defensa ante el jefe de la unidad respectiva.

Artículo 20
Corresponde al Presidente de la Asamblea Nacional otorgar el nombramiento al personal que ingrese a la carrera
legislativa.

Artículo 21
Una vez adquirida la condición de funcionario público de carrera legislativa, ésta sólo se extinguirá en caso de destitución
del funcionario, conforme al procedimiento establecido en el presente Estatuto.

Artículo 22

4
Los funcionarios de la Asamblea Nacional, a quienes corresponda, están obligados a presentar a la Dirección de Recursos
Humanos, dentro de los cuarenta días siguientes a su ingreso definitivo, constancia de haber presentado la correspondiente
declaración jurada de patrimonio a que se refiere la ley que regula la materia.

Artículo 23
Las vacantes definitivas o temporales sobrevenidas serán provistas, en lo posible, en el siguiente orden:

1. Por ascenso de funcionarios públicos de carrera legislativa que ocupen cargos inmediatamente inferiores a los que
deben proveerse, o que cumplan los requisitos exigidos en el Manual Descriptivo de Clases de Cargos para desempeñar el
cargo vacante.

2. Mediante el traslado de funcionarios públicos de carrera legislativa que ocupen cargos de la misma categoría dentro de
la Asamblea Nacional.

3. Con los candidatos de nuevo ingreso, mediante concurso público, si la vacante es definitiva.

Artículo 24
Cuando sobrevenga la vacante temporal de un cargo ocupado por un funcionario público de carrera legislativa, el
funcionario designado para desempeñarlo interinamente deberá reunir los requisitos para el mismo y tendrá derecho de
devengar el sueldo básico asignado a dicho cargo. En ningún caso el sueldo básico que devengue el funcionario por el
ejercicio de la interinidad podrá exceder del sueldo básico mensual que devenga el funcionario titular.

Durante el tiempo que dure el ejercicio interino del cargo, la circunstancia del desempeño provisional no será considerada
como ascenso.

Capítulo III
Manual Descriptivo de Clases de Cargos

Artículo 25
El Coordinador de Recursos Humanos y de Gestión Tecnológica someterá a la consideración y aprobación del Presidente
de la Asamblea Nacional el Manual Descriptivo de Clases de Cargos, dicho manual contendrá la indicación de las series
de cargos, los requisitos mínimos, las competencias específicas, genéricas, técnicas y gerenciales requeridas, así como los
roles y responsabilidades de cada uno de ellos. El mismo deberá ser utilizado cuando así se requiera.

El Manual Descriptivo de Clases de Cargos de la Asamblea Nacional se publicará en la Gaceta Oficial de la República
Bolivariana de Venezuela. Igualmente se registrarán y publicarán sus modificaciones.

Artículo 26
El sistema de clasificación de cargos comprenderá el agrupamiento de éstos en clases definidas. Cada clase deberá ser
descrita mediante una especificación oficial que incluirá lo siguiente:

1. Denominación, código y grado en la escala de sueldos.

2. Descripción a título enunciativo de las atribuciones y deberes inherentes a la clase de cargo, la cual no eximirá del
cumplimiento de las tareas específicas que a cada cargo atribuya la ley o la autoridad competente.

3. Indicación de los requisitos mínimos exigidos para el desempeño de la clase de cargo, la cual no eximirá del
cumplimiento de otros señalados por la ley o autoridad competente.

4. Cualesquiera otros que determinen las leyes, reglamentos o instructivos internos.

Capítulo IV
Ascensos y Reclasificaciones

Artículo 27
Los funcionarios públicos de carrera legislativa al servicio de la Asamblea Nacional tendrán derecho al ascenso, siempre
que exista un cargo vacante, el cual se otorgará de acuerdo con la evaluación de su rendimiento, actuación, antigüedad,
credenciales, así como no haber sido sancionado en el desempeño de sus funciones con amonestación escrita durante un
lapso de los últimos seis meses. La evaluación del funcionario la efectuará su superior jerárquico conforme a las normas y
criterios de la Dirección de Recursos Humanos.

5
Parágrafo Único: Se considerará ascenso, la promoción de un funcionario de un cargo a otro a nivel superior.

Artículo 28
El funcionario público de carrera legislativa, tendrá derecho a solicitar, a través de su superior inmediato, una
reclasificación del cargo que ocupa, siempre y cuando se ajuste a la normativa prevista en la materia. La misma será
sometida por la Coordinación de Recursos Humanos y Gestión Tecnológica a la consideración de la presidencia de la
Asamblea Nacional. Esta solicitud deberá ser respondida por el superior jerárquico en un lapso no mayor de treinta días
hábiles, contados a partir de la fecha de entrega.

Capítulo V
Sistema de Remuneración Capacitación y Desarrollo

Artículo 29
El Presidente de la Asamblea Nacional aprobará la política sobre remuneraciones del personal, contemplará la fijación de
sueldos mínimos, intermedios y máximos, a través de un Tabulador de Sueldos, así como las condiciones y requisitos que
fundamentarán el incremento de dichas remuneraciones.

Capítulo VI
Sistema de Desarrollo del Personal

Artículo 30
La Asamblea Nacional establecerá un sistema de estímulos adicionales a favor de sus funcionarios públicos de carrera
legislativa y de libre nombramiento y remoción, tendentes a motivar su perfeccionamiento y desarrollo. En tal sentido,
organizará y reglamentará la concesión de becas, la asistencia a cursos, seminarios y otros eventos; propiciará, cuando sus
méritos lo justifiquen, la publicación de trabajos de investigación realizados por los funcionarios de la institución y
establecerá cualquier otro estímulo de igual naturaleza que se estime conveniente.

Artículo 31
El sistema de formación y desarrollo del personal abarca los programas destinados al mejoramiento técnico, profesional y
cultural del funcionario, según las necesidades del servicio de la Asamblea Nacional, y se realizarán en los centros e
instituciones que programe la Dirección de Recursos Humanos.

Artículo 32
Es deber de los funcionarios de la Asamblea Nacional asistir a las actividades de adiestramiento que planifique la
Dirección de Recursos Humanos, a fin de ampliar su conocimiento y mejorar su capacidad en el desempeño de sus
funciones. La aprobación de estas actividades se tomará en cuenta para la evaluación de actuación y el ascenso de los
funcionarios. La Dirección de Recursos Humanos hará las coordinaciones sobre las bases de las necesidades de cada una
de las dependencias existentes, determinando las prioridades y requerimientos del servicio.

TÍTULO III
DERECHOS, DEBERES Y PROHIBICIONES DEL FUNCIONARIO

Capítulo I
Derechos

Artículo 33
Son derechos de los funcionarios públicos de carrera legislativa de la Asamblea Nacional:

1. Tener estabilidad en el desempeño de sus cargos y, en consecuencia, no podrán ser objeto de medidas de destitución
sino en los casos y con base en las causales contempladas en el presente Estatuto.

2. Percibir la remuneración correspondiente al cargo que desempeñan y al perfil profesional.

3. Ser informados por su supervisor inmediato, al incorporarse al cargo, acerca de los fines, organización y
funcionamiento de la unidad administrativa correspondiente y, en especial, de su dependencia jerárquica y de las
atribuciones, deberes y responsabilidades inherentes al cargo que desempeñan.

6
4. Conocer y ser informados por su supervisor inmediato sobre los resultados de su evaluación de actuación y formular las
observaciones que considere pertinentes, de acuerdo al régimen establecido por la Dirección de Recursos Humanos.

5. Disfrutar de los días de descanso semanal y de las vacaciones anuales remuneradas, según las disposiciones contenidas
en la contratación colectiva suscrita por las partes.

6. La concesión de permisos en los términos consagrados en este Estatuto.

7. Ascender a cargos superiores en los casos en que ello fuere procedente, y previo cumplimiento de los requisitos
establecidos en este Estatuto.

8. Ser atendidos en sus planteamientos, peticiones o reclamos conforme a las normas que se dicten al efecto.

9. Recibir una insignia de reconocimiento a su antigüedad, al cumplir 10, 15, 20 o más años de servicio.

10. El funcionario de carrera podrá organizarse en sindicatos de funcionarios públicos para la defensa y protección de los
derechos, según lo establecido en la Ley del Estatuto de la Función Pública y sus reglamentos.

Artículo 34
A efectos del presente Estatuto, se computará como un año de servicio prestado la fracción mayor de seis meses.

Artículo 35
Los Funcionarios públicos de carrera legislativa al servicio de la Asamblea Nacional tendrán derecho a que se les conceda
una prima de antigüedad pagadera mensualmente la cual formará parte del sueldo y será calculada sobre la base del sueldo
normal mensual en base a los años de servicio y porcentaje que se expresará en la convención colectiva.

Artículo 36
Los funcionarios de la Asamblea Nacional tendrán derecho a los beneficios de hospitalización, cirugía y maternidad que
otorgue el sistema de seguro colectivo, siempre que voluntariamente deseen inscribirse en él y aporten la cuota que les
corresponda. Igualmente tendrán derecho al beneficio del seguro de vida y accidente.

Capítulo II
Deberes

Artículo 37
Los funcionarios de la Asamblea Nacional deberán:

1. Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, reglamentos, este Estatuto, los instructivos y las órdenes que deban
ejecutar inherentes a la naturaleza del cargo.

2. Prestar sus servicios con la eficiencia requerida para el cabal cumplimiento de las tareas que les sean encomendadas de
conformidad con las funciones del cargo que ejerzan, a cuyo efecto deberán acatar las instrucciones emanadas de su
respectivo superior jerárquico.

3. Cumplir, de conformidad con los planes, normas y prioridades establecidas, con los cursos de formación y desarrollo
organizados por la Institución, para cuya asistencia hayan sido seleccionados por su superior inmediato.

4. Guardar en todo momento una conducta decorosa, y observar en sus relaciones de trabajo con el público, superiores y
compañeros de trabajo la consideración y cortesía debidas.

5. Proceder con la discreción y confidencialidad necesarias en todo lo relacionado con las operaciones y asuntos internos
de la Asamblea Nacional de que tuvieren conocimiento, en razón del ejercicio de sus cargos o por cualquier otro motivo.

6. Informar a su superior inmediato acerca de los actos u omisiones que perjudiquen los intereses de la Asamblea Nacional
de los cuales tenga conocimiento.

7. Poner en conocimiento de sus superiores las iniciativas que estimen útiles para el mejor funcionamiento de la
institución.

7
8. Asistir al trabajo con puntualidad, permanecer en él durante el tiempo comprendido en el horario de trabajo, y acatar las
instrucciones que reciban de sus superiores.

9. Mantener al día y debidamente ordenados los libros, documentos, registros, bases de datos en medios magnéticos y
archivos, a fin de que puedan ser consultados en todo momento, y velar por la seguridad de los valores y documentos que
le fueren encomendados, dejándolos convenientemente guardados al terminar las labores del día.

10. Cumplir con las normas de higiene y seguridad.

11. Cuidar y mantener en buen estado los bienes, equipos, máquinas o materiales de trabajo que le sean confiados o
proporcionados por la Asamblea Nacional para el desempeño de sus funciones.

12. Prestar la información necesaria a los particulares en los asuntos y expedientes en que éstos tengan algún interés
legítimo.

Capítulo III
Prohibiciones

Artículo 38
El ejercicio de un cargo en la Asamblea Nacional es incompatible con el desempeño de otro cargo, profesión o actividad
pública, a menos que se trate de cargos académicos, accidentales, asistenciales y docentes, siempre que estos destinos no
menoscaben el cumplimiento de los deberes inherentes a sus funciones en la Asamblea Nacional.

Cuando el funcionario acepte un segundo destino de los exceptuados en este artículo deberá informarlo por escrito a su
superior jerárquico y a la Dirección de Recursos Humanos.

Artículo 39
Los supuestos de incompatibilidad en el goce simultáneo entre una pensión, jubilación y el sueldo, serán determinados
conforme a lo establecido en este Estatuto y en las Leyes que rigen la materia.

Artículo 40
En ningún caso podrán los funcionarios de la Asamblea Nacional, sin perjuicio de lo dispuesto en las leyes y reglamentos
especiales:

1. Abandonar el trabajo sin causa que lo justifique y sin autorización de su superior inmediato.

2. Celebrar contratos, por sí o por interpuesta persona o en representación de otros, con la Asamblea Nacional, salvo las
excepciones que establezcan las leyes y reglamentos.

3. Realizar propaganda político partidista en el complejo de edificios y demás dependencias de la Asamblea Nacional en
el lugar de trabajo o durante el ejercicio de sus funciones.

4. Utilizar, para fines particulares, los registros y demás bienes de la Asamblea Nacional en el lugar de trabajo o durante el
ejercicio de sus funciones.

5. Realizar o participar en juegos en envite o azar, en los sitios y lugares de trabajo o dentro del complejo de los edificios
de la Asamblea Nacional.

6. Permanecer en las dependencias de la Asamblea Nacional después de las horas de labor durante los días feriados, salvo
en los casos en que lo exijan las necesidades del servicio y el empleado esté autorizado para ello.

7. Alterar, sustraer o sacar indebidamente de las oficinas los libros, registros, disquetes, microcomputadoras, valores,
comprobantes, correspondencia o cualquier otro documento u objeto de la Asamblea Nacional, o hacer uso de ellos para
fines distintos a los que están destinados.

8. Recibir dádivas o gratificaciones de terceras personas o entidades para realizar o abstenerse de ejecutar cualquier acto
relacionado con sus funciones.

9. Todo hecho, acto u omisión que atente contra la moral y la disciplina o que perturbe el orden, ritmo o eficiencia del
trabajo propio del funcionario o de los demás.

8
10. Desempeñar otros destinos públicos, excepto los contenidos en el artículo 38 de este Estatuto.

TÍTULO IV
SITUACIONES ADMINISTRATIVAS

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 41
Se considera en servicio activo al funcionario público de carrera legislativa que desempeñe un cargo clasificado del cual
es titular, o que se encuentre en comisión de servicio, permiso o licencia, traslado, suspensión con goce de sueldo.

El tiempo transcurrido en el ejercicio de un cargo de libre nombramiento y remoción se computará a efectos de la


antigüedad en el servicio.

Artículo 42
El funcionario público de carrera legislativa que se encuentre en una de las situaciones previstas en el artículo 40 de este
Estatuto, conservará el goce de sus derechos y estará sometido al cumplimiento de los deberes estipulados en el mismo.

Artículo 43
El retiro de los funcionarios procederá en los casos siguientes:

1. Por renuncia escrita del funcionario debidamente aceptada.

2. Por reducción de personal, aprobada por acuerdo de la plenaria de la Asamblea Nacional a consecuencia de reajustes
presupuestarios debidamente motivados, modificación de los servicios o cambios en la organización administrativa.

3. Por incapacidad, invalidez permanente debidamente certificada por el ente que corresponda, según la legislación que
rija la materia.

4. Por jubilación.

5. Por destitución.

6. Por muerte.

Los cargos que quedaren vacantes conforme al numeral dos de este artículo no podrán ser provistos durante el resto del
ejercicio fiscal.

Los funcionarios públicos de carrera legislativa que sean objeto de medida de reducción de personal, conforme al numeral
dos de este artículo, antes de ser retirados podrán ser reubicados. A tal fin, gozarán de un mes de disponibilidad a los
efectos de su reubicación. En caso de no ser ésta posible, el funcionario público de carrera legislativa será retirado e
incorporado al registro de elegibles.

Los numerales tres y cuatro, se aplicarán de conformidad con lo previsto en el artículo 27 de la Ley del Estatuto de la
Función Pública.

Capítulo II
Traslados

Artículo 44
Los funcionarios de la Asamblea Nacional podrán ser trasladados, por razones de servicio, a conveniencia de las partes, de
un cargo a otro de la misma clase y para el cual cumpla con los requisitos exigidos, siempre que no se disminuya su
sueldo básico y los complementos que le puedan corresponder.

Artículo 45
Los traslados de los funcionarios podrán acordarse:

9
1. Por solicitud voluntaria del funcionario dirigida a su superior jerárquico, indicando los motivos que lo inducen a
formular la petición.

2. Por razones de servicio, debidamente autorizadas por el Presidente de la Asamblea Nacional.

Artículo 46
Los traslados deberán ser aprobados por el superior jerárquico, la dependencia donde se prestará el servicio y la Dirección
de Recursos Humanos ésta última lo hará del conocimiento del Presidente de la Asamblea Nacional a los fines
consiguientes.

Capítulo III
Comisiones de Servicio

Artículo 47
La comisión de servicio es la situación administrativa de carácter temporal por la cual se encomienda a un funcionario
público de carrera legislativa el ejercicio de un cargo diferente, de igual o superior nivel del cual es titular y para el cual
reúnan los requisitos exigidos, previa solicitud e la máxima autoridad del organismo interesado.

La comisión de servicio podrá ser realizada dentro de la Asamblea Nacional o en otro órgano del poder público. Si el
cargo que se ejerce en comisión de servicio tuviere mayor remuneración, el funcionario tendrá derecho al cobro de la
diferencia, así como a los viáticos y remuneraciones que fueren procedentes.

Artículo 48
La comisión de servicio será autorizada por el Presidente de la Asamblea Nacional mediante resolución que contendrá los
particulares siguientes:

1. El cargo y su ubicación.

2. El objeto de la comisión de servicio.

3. Fecha de inicio y culminación.

4. El organismo y dependencia en que se cumplirá.

5. La diferencia de remuneración que deberá pagar el organismo donde se cumpla la comisión si la hubiere, así como los
viáticos en caso de generarse.

6. Cualquier otra circunstancia que se considere pertinente.

Artículo 49
La duración de la situación de comisión de servicio no podrá exceder de veinticuatro meses. Vencido dicho lapso el
funcionario tendrá derecho a ser reincorporado en su cargo de carrera o en otro, de igual o superior jerarquía al que antes
ocupaba y para el cual reúnan los requisitos exigidos.

Artículo 50
Si durante la comisión de servicio, prestada en otro órgano diferente a la Asamblea Nacional, se suscitarán situaciones que
ameriten la aplicación de medidas disciplinarias al funcionario comisionado, estas medidas serán tramitadas,
substanciadas y aplicadas por las autoridades de la Asamblea Nacional, con atención a lo dispuesto en este Estatuto,
previa solicitud del superior inmediato del organismo comitente.

Artículo 51
Finalizada la comisión de servicio, el superior inmediato del organismo comitente hará una evaluación del funcionario,
cuyo resultado se anexará en su expediente administrativo.

Capítulo IV
Permisos Especiales

Artículo 52
El funcionario público de carrera legislativa que sea designado para desempeñar un cargo de libre nombramiento y
remoción, dentro o fuera de la Asamblea Nacional, o elegido para un cargo de representación popular se considerará en

10
disfrute de permiso especial, y tendrá derecho a ser reincorporado a su cargo de origen o a otro cargo de igual o superior
jerarquía al que antes ocupaba, una vez que haya cesado en las funciones que en su momento le habían designado. Tal
circunstancia se hará constar en el movimiento de personal y en el nombramiento.

TÍTULO V
CONCESIÓN DE PERMISOS

Artículo 53
Serán causas justificadas para la concesión de permisos remunerados:

1. La atención de obligaciones inexcusables de carácter público impuestas por la ley o por disposiciones administrativas
de la autoridad competente.

2. Enfermedad o accidente que lo imposibilite para desempeñar sus labores, de acuerdo con el certificado médico avalado
por el organismo o autoridad competente, el cual presentará el funcionario ante la Dirección de Recursos Humanos. La
Asamblea Nacional se reservará el derecho de comprobar por un profesional de libre escogencia el estado de salud del
funcionario.

3. El cumplimiento de obligaciones familiares que racionalmente reclame su presencia, como los casos de muerte,
enfermedad o accidente de sus padres, cónyuges o hijos. Estos permisos no podrán exceder de siete días continuos, pero
podrán ser prorrogados cuando existan razones suficientemente demostradas, a juicio de la autoridad competente de la
Asamblea Nacional.

4. La asistencia a cursos de capacitación y adiestramiento relacionados con el servicio, previa autorización del superior
jerárquico.

Artículo 54
Los funcionarios competentes para la concesión de permisos dentro de su jurisdicción son:

1. Unidades Administrativas:

a. Los jefes de división, hasta por dos días.

b. Los Directores, hasta por cinco días.

c. Los coordinadores, hasta por diez días.

2. Comisiones Permanentes y Grupos Parlamentarios.

a. Los secretarios de comisión, hasta por dos días.

b. El presidente de la comisión, hasta por diez días.

3. Grupos Parlamentarios Regionales:

a. Los secretarios de los Grupos, hasta por dos días.

b. El Coordinador del Grupo Parlamentario Regional, hasta por diez días.

Los permisos mayores de diez días serán concedidos por el Presidente de la Asamblea Nacional.

Artículo 55
Todos los permisos concedidos conforme a las previsiones de este Estatuto serán notificados a la Dirección de Recursos
Humanos, para su debido conocimiento y control.

Artículo 56
La solicitud de permiso se hará por escrito y se presentará al superior inmediato para que conceda el permiso, si es
competente y lo hallare justificado, o lo tramite ante el funcionario competente, en caso de no estar facultado para ello.

11
Artículo 57
En la solicitud de permiso se indicará la causa que lo justifique, así como su duración y cualquier otra circunstancia que el
funcionario considere pertinente. En todo caso, el funcionario competente para la concesión del permiso no lo concederá,
si considera que la causa que se da como justificación resulta insuficiente para otorgarlo.

Artículo 58
Los funcionarios de la Asamblea Nacional no podrán separarse del cargo sin el previo cumplimiento de los trámites
previstos. La inobservancia de esta norma será sancionada de conformidad con lo dispuesto en este Estatuto.

Artículo 59
Una vez vencido el lapso de permiso o cesada su causa, el funcionario tendrá derecho a reintegrarse a su cargo en la
Asamblea Nacional.

TÍTULO VI
JORNADA DE SERVICIO

Artículo 60
La jornada de servicio para los funcionarios de la Asamblea Nacional es de siete horas diarias de lunes a viernes, con un
total de treinta y cinco horas semanales, cuyo horario será fijado por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.

Artículo 61
Sólo podrán realizarse labores extraordinarias fuera de la jornada ordinaria de trabajo, cuando medien estrictas
necesidades del servicio y con sujeción a las normas que al efecto establezca la Dirección de Recursos Humanos.

Artículo 62
Las labores extraordinarias serán autorizadas por el Director de la Unidad o por quien tenga un rango igual o superior. El
Jefe de División formulará la correspondiente solicitud al Director de adscripción con indicación de:

1. Naturaleza específica del trabajo a realizar y los motivos que lo justifican.

2. Número de horas diarias a trabajar, y el número de días en que estima estará concluido el trabajo extraordinario.

3. Nombre y sueldo del funcionario o funcionarios que habrán de realizarlo.

4. Cualesquiera otras especificaciones que se estimen necesarias.

Artículo 63
El Jefe de División, en caso de urgencia, podrá prescindir del requisito de solicitud de la autorización, en cuyo caso estará
obligado a notificar y justificar posteriormente, ante la autoridad competente, los trabajos extraordinarios urgentes que
hubiera ordenado.

Artículo 64
En los casos previstos en el artículo anterior, el Jefe de Unidad, según corresponda, notificará a la Dirección de Seguridad
sobre el personal que permanecerá en la sede de la Institución. La omisión de esta notificación comprometerá la
responsabilidad del encargado de efectuarla.

Artículo 65
Las labores extraordinarias se pagarán según las normas que al efecto se dicten, con base al sueldo normal mensual del
funcionario. Tales pagos deberán efectuarse en la segunda quincena del mes en el que se haya recibido la relación.

TÍTULO VII
DERECHO A LA JUBILACIÓN Y BENEFICIO DE PENSIÓN

Artículo 66
Se reconoce el derecho a la jubilación, el beneficio de pensión para los funcionarios de la Asamblea Nacional, y el de
pensión de sobreviviente para quienes corresponda de sus familiares.

12
Artículo 67
El derecho de jubilación se adquiere por los funcionarios de la Asamblea Nacional en los casos siguientes:

1. Cuando haya alcanzado la edad de sesenta años si es hombre, o de cincuenta y cinco si es mujer, siempre que haya
cumplido veinticinco años de servicios en la Administración Pública y por lo menos diez de ellos los haya trabajado en la
Asamblea Nacional.

2. Cuando sobrepase los años de edad requeridos, el exceso se añadirá a los años de servicio para completar el requisito de
tiempo mínimo exigido, entendiéndose que sólo se computarán hasta veinticinco años de servicio señalados en el numeral
primero. En este caso el porcentaje de jubilación se calculará sobre los años efectivamente trabajados.

3. Cuando haya superado los años de servicio exigidos pero no hubiere cumplido el límite de edad requerido, se
computará el exceso de años de servicio para completar el requisito de edad, en el entendido que los años de servicio que
sean utilizados a tales fines dejarán de computarse para determinar el monto de la jubilación.

Parágrafo Primero: En el caso del numeral 1 de este artículo, la jubilación podrá ser acordada de oficio; en los otros casos,
a solicitud del funcionario.

Parágrafo Segundo: De conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los
derechos adquiridos son y serán reconocidos, en tal sentido, el contenido de este artículo sólo se aplicará para aquellos
funcionarios que a la fecha de promulgación de la Ley Orgánica de Seguridad Social, estuvieren en proceso de formación
del derecho a la jubilación.

Artículo 68
Los funcionarios tendrán derecho al beneficio de pensión en los casos de incapacidad absoluta, temporal o permanente, o
incapacidad parcial y permanente. El grado de incapacidad sólo podrá ser certificado por el Instituto Venezolano de los
Seguros Sociales o por la instancia que la ley sobre la materia estipule.

Artículo 69
La pensión de sobreviviente se causa por fallecimiento del funcionario jubilado o pensionado de la Asamblea Nacional,
para aquellos familiares que hubieren sido reportados antes de la fecha de su deceso y que reúnan los requisitos para el
derecho a la pensión de sobreviviente, o que luego del fallecimiento del funcionario puedan demostrar su filiación con el
mismo.

El monto de la pensión de sobreviviente estará comprendido entre un sesenta por ciento y un setenta y cinco por ciento de
la asignación que hubiere correspondido el causante.

Artículo 70
La Asamblea Nacional podrá otorgar el beneficio de la pensión de sobreviviente a quienes cumplan con las condiciones
que a continuación se especifican:

1. Los hijos menores de edad o cualquier edad si se encuentran totalmente incapacitados. El hijo póstumo tendrá derecho a
la pensión desde el día del fallecimiento del causante.

2. Los cónyuges o concubinos mientras no contraigan nuevas nupcias o establezcan relación concubinaria pública y
notoria; y

3. Los padres, siempre que hubiesen estado viviendo a expensas del causante para el momento del fallecimiento de éste.

La pensión de sobreviviente se tramitará a solicitud de cualquiera de los interesados, quienes deberán comprobar se
cualidad para ser titulares de tal derecho.

Artículo 71
A falta de cónyuge y de los hijos menores a que se refiere el artículo anterior, tendrá derecho a la pensión de sobreviviente
la madre o el padre si éste o ésta estuviese incapacitado o fuese mayor a sesenta años, siempre que haya estado viviendo a
expensas del causante para el momento de su fallecimiento. Cuando concurran ambos beneficios la pensión se dividirá en
partes iguales entre ellos.

Artículo 72
A los efectos del otorgamiento de las jubilaciones y pensiones se creará una Comisión Calificadora integrada por el
Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional, quien la presidirá, un Diputado representante de la Comisión Permanente

13
de Desarrollo Integral, un Diputado representante de la Comisión Permanente de Finanzas y dos representantes de los
funcionarios, elegidos en asamblea general, celebrada para tal efecto.

Artículo 73
La Comisión Calificadora procederá en cada caso a examinar y calificar las credenciales de los aspirantes y formará el
expediente que remitirá a la Presidencia de la Asamblea Nacional con la opinión que le merezca el asunto. Si del
expediente resultare que se han cumplido los requisitos y formalidades previstas en este Estatuto, el Presidente de la
Asamblea Nacional acordará la jubilación o pensión según sea el caso.

Artículo 74
Las jubilaciones o pensiones se otorgarán mediante resolución emanada de la Presidencia de la Asamblea Nacional, donde
se indicará el número de años de servicio del jubilado, del pensionado o del causante según corresponda; el monto
acordado, el nombre del beneficiario o de los beneficiarios, y la fecha a partir de la cual comienza a hacerse efectivo el
pago correspondiente.

Artículo 75
Será causal de suspensión del pago de la jubilación o pensión acordada, el desempeño de un cargo remunerado en la
Asamblea Nacional o en cualquier organismo nacional, estadal o municipal.

Al cesar el beneficio en las funciones que determinaron la suspensión, el pago será restablecido en las mismas condiciones
de su otorgamiento.

Quedan exceptuados de esta disposición quienes ejerzan funciones docentes, asistenciales y accidentales.

La ley que rige la materia se aplicará supletoriamente a lo establecido en este Estatuto.

Artículo 76
Los jubilados de la Asamblea Nacional podrán ser autorizados para ejercer un cargo en la institución, por necesidades de
servicio, siempre que reúnan los requisitos exigidos para el ejercicio del cargo. Esta autorización es facultad del
Presidente de la Asamblea Nacional, quien la otorgará a través de resolución interna, previa solicitud de la Dirección de
Recursos Humanos.

Artículo 77
En el caso previsto en el artículo anterior, se suspenderá el pago de la jubilación a partir de la fecha de la incorporación al
cargo y se cancelará la remuneración que corresponda, de acuerdo al perfil curricular del jubilado.

Artículo 78
Los jubilados y pensionados continuarán percibiendo los beneficios que han venido gozando hasta el momento de su
jubilación o pensión, la bonificación de fin de año y cualquier otro que la Asamblea Nacional otorgue a sus funcionarios.
Igualmente, los jubilados y pensionados podrán continuar perteneciendo a la Caja de Ahorros y Previsión Social de
Empleados, Obreros, Jubilados y Pensionados de la Asamblea Nacional y gozarán de los beneficios que ella acuerda a sus
afiliados así como también del seguro de vida, cirugía y hospitalización, siempre y cuando cancelen las cuotas
correspondientes.

Artículo 79
Los funcionarios de la Asamblea Nacional tienen derecho a su protección social integral a través del sistema de seguridad
social en los términos y condiciones que establezca la ley y los reglamentos que regulan el Sistema de Seguridad Social.

Artículo 80
A los efectos de la transición al nuevo Sistema de Seguridad Social, la Asamblea Nacional garantiza la vigencia y el
respeto de los derechos adquiridos y los derechos en formación de los regímenes de pensiones y jubilaciones en los
términos y condiciones que fueron adquiridos de conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, el Estatuto Funcionarial y la Convención Colectiva Vigente, antes de la entrada en vigencia de
la ley orgánica que regula el Sistema de Seguridad Social.

Artículo 81
A partir de la entrada en vigencia de la ley orgánica que regula el nuevo Sistema de Seguridad Social, el régimen de
pensiones y jubilaciones de los funcionarios que ingresen al servicio de la Asamblea Nacional, se regulará de conformidad
con los términos y condiciones establecidos en la ley que regula el Régimen Prestacional de Pensiones y otras
Asignaciones Económicas del Sistema de Seguridad Social.

14
TÍTULO VIII
RÉGIMEN DISCIPLINARIO

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 82
Si un funcionario incurriere en dos o más faltas que merezcan sanciones distintas, se aplicará únicamente la sanción
mayor.

La investigación se hará conforme al procedimiento par la falta que merezca la sanción mayor, pero comprenderá todas
las faltas cometidas.

Artículo 83
Los funcionarios de la Asamblea Nacional están en la obligación de prestar su colaboración a los órganos encargados de
ejercer el poder disciplinario.

Artículo 84
A efectos de garantizar el pleno uso de los derechos y garantías del funcionario investigado, se requerirá que todas las
actuaciones iniciadas en su contra le sean notificadas por escrito. Estas notificaciones se efectuarán en la unidad a la que
esté adscrito el funcionario o en la dirección de habitación que consta en el expediente del funcionario. De ser esta medida
impracticable, bastará con la publicación de la notificación en un diario de la localidad de mayor circulación, según lo
establecido en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos; así como notificación del acceso y consulta al
expediente del presunto infractor y su apoderado.

Artículo 85
Para la aplicación de toda sanción se tomarán en cuenta los antecedentes del funcionario, la naturaleza de la falta, la
gravedad de los perjuicios causados y las demás circunstancias relativas al hecho.

Artículo 86
Corresponderá a la Dirección de Recursos Humanos instruir el expediente disciplinario cuando sea el caso.

Capítulo II
Sanciones y Recursos

Artículo 87
Sin perjuicio de las sanciones previstas en la Ley, los funcionarios de la Asamblea Nacional por el incumplimiento de sus
obligaciones o por violación de las normas de disciplina interna de la Institución, estarán sujetos al siguiente régimen
disciplinario.

1. Amonestación escrita.

2. Destitución.

Artículo 88
Serán causales de amonestación escrita las siguientes:

1. Falta de consideración y respeto a los superiores, subalternos o compañeros debidamente comprobadas.

2. Perjuicio material causado por negligencia manifiesta a los bienes de la Asamblea Nacional, siempre que la gravedad
del perjuicio no amerite su destitución.

3. Inasistencia injustificada al trabajo durante dos días hábiles dentro de un lapso de treinta días continuos.

4. Realizar campaña o propaganda político partidista en los lugares de trabajo, así como solicitar dinero u otros bienes
para fines políticos en los mismos lugares de trabajo.

5. Suministrar declaraciones, información o datos relacionados con la Asamblea Nacional, a los medios de comunicación
social sin estar autorizado para tal efecto, con la debida demostración de tal hecho.

15
Artículo 89
Si se hubiere cometido un hecho que amerite amonestación escrita, el funcionario de mayor jerarquía dentro de la unidad
administrativa oirá al funcionario previa participación verbal de los hechos que se le imputan. En el laso establecido en la
Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, se elaborará un informe que contendrá una relación sucinta de los
hechos y de las conclusiones a que se haya llegado. Si resultare evidenciada la responsabilidad del funcionario, se aplicará
la sanción.

Artículo 90
En los casos de amonestación escrita la medida será ejecutada por el Coordinador de Gestión o el Director de adscripción
a la cual pertenezca el funcionario y se hará conocer la aplicación de la medida a la Dirección de Recursos Humanos a la
cual se deberá remitir copia de la amonestación.

Cuando el funcionario esté adscrito a una Comisión o un Bloque Regional o Estadal, la sanción será impuesta por el
Presidente de la Comisión o del Bloque o por quien éste delegue para tal fin.

Artículo 91
Cuando en razón de realizar una investigación judicial o administrativa fuere conveniente suspender a algún funcionario
del ejercicio de sus funciones, la suspensión será con goce de sueldo y durará el tiempo estrictamente necesario para
practicar tal investigación. Si contra el funcionario se dictare auto de privación judicial de libertad, se les suspenderá del
cargo sin goce de sueldo. No obstante, cuando se trate de un hecho culposo y el examen de la circunstancia en que hubiere
concurrido así lo permita, la administración podrá autorizar la percepción por el funcionario o funcionaria del sueldo
correspondiente a los treinta días subsiguientes a la fecha del auto de privación de la libertad.

Artículo 92
Serán causales de destitución:

1. Haber sido objeto de tres amonestaciones escritas en el lapso de un año.

2. Falta grave a las obligaciones derivadas del ejercicio del cargo y a los deberes que le imponen las normas contenidas en
este Estatuto.

3. Falta de probidad, vías de hecho, injurias, insubordinación, conducta inmoral en el trabajo o acto lesivo al buen nombre
o a los intereses de la Asamblea Nacional.

4. Perjuicio material grave, causado intencionalmente o por negligencia manifiesta, al patrimonio de la Asamblea
Nacional, debidamente comprobado.

5. Abonando injustificado al trabajo durante tres días hábiles dentro de un lapso de treinta días continuos.

6. Cuando exista una condena penal definitivamente firme que implique privación de libertad.

7. Cuando exista un acto de responsabilidad administrativa definitivamente firme, en los casos en que lo determine la Ley
Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal.

8. Revelación de asuntos reservados, confidenciales o secretos de los cuales el funcionario de la Asamblea Nacional tenga
conocimiento por la condición de su cargo, sin perjuicio a lo dispuesto en el artículo 57 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, de conformidad con lo que establece la ley que regula la clasificación de documentos de
contenido confidencial y secreto.

9. Un privilegio de información reservada, en su propio provecho o en provecho de un tercero, cuyo conocimiento haya
obtenido por el ejercicio de sus funciones debidamente comprobado.

10. La adopción de resoluciones, acuerdo o decisiones declarados manifiestamente ilegales por el órgano competente, o
que se causen graves daños al interés público, al patrimonio de la Administración Pública o al de los ciudadanos. Los
funcionarios que hayan coadyuvado en alguna forma a la adopción de tales decisiones estarán igualmente incursos en la
presente causal.

11. Solicitar o recibir dinero o cualquier otro beneficio, valiéndose de su condición de funcionario público.

Parágrafo Único: Toda destitución, previo cumplimiento del procedimiento disciplinario previsto en este estatuto, será
dispuesta por el Presidente de la Asamblea Nacional.

16
Artículo 93
El procedimiento disciplinario de destitución en la Asamblea Nacional se regirá por lo establecido en la Ley del Estatuto
de la Función Pública.

La sanción de destitución corresponde aplicarla al Presidente de la Asamblea Nacional.

Artículo 94
Si se hubiere cometido un hecho que amerite amonestación escrita, el funcionario de mayor jerarquía dentro de la unidad
administrativa oirá al funcionario, previa participación verbal de los hechos que se le imputan. En el lapso de tres días
hábiles se elaborará un informe que contendrá una relación sucinta de los hechos y de las conclusiones a que se haya
llegado. Si resultase evidencia la responsabilidad del funcionario, se aplicará la sanción.

Dicha sanción se hará del conocimiento de la Dirección de Recursos Humanos para su control, así como la opinión sobre
la misma del funcionario amonestado.

Artículo 95
Cuando un funcionario de carrera se encuentre incurso en una o más causales de destitución, la Asamblea Nacional
aplicará el procedimiento disciplinario previsto en la Ley del Estatuto de la Función Pública.

TÍTULO IX
RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FUNCIONARIAL

Artículo 96
Los actos administrativos de carácter particular dictados en ejecución de este Estatuto por los funcionarios públicos de
carrera legislativa agotarán la vía administrativa. En consecuencia, sólo podrá ser ejercido contra ellos el recurso
contencioso administrativo funcionarial contenido en el Título VIII de la Ley del Estatuto de la Función Pública.

Artículo 97
Corresponderá a los tribunales competentes en materia contencioso administrativo funcionarial, conocer y decidir todas
las controversias que se susciten con motivo de la aplicación de este Estatuto, en particular las siguientes:

1. Las reclamaciones que formulen los funcionarios públicos de carrera legislativa o aspirantes a ingresar a la Asamblea
Nacional cuando consideren lesionados sus derechos por actos o hechos de los Departamentos, Direcciones o
Dependencias de la Asamblea Nacional.

2. Las solicitudes de declaratoria de nulidad de las cláusulas de los convenios colectivos.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera
La Asamblea Nacional reconoce como funcionarios públicos de carrera legislativa a aquellos funcionarios que, en virtud
del Estatuto de Personal del extinto Congreso de la República, y de la Ley de Carrera Administrativa y su Reglamento,
adquirieron tal condición antes del 31 de diciembre de 1999, fecha de entrada en vigencia de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela.

Segunda
Las personas que ingresaron a ejercer funciones administrativas funcionariales a partir del 02 de enero de 2002 y hasta
noventa días antes de la entrada en vigencia de este Estatuto, se someterán a concurso público de conformidad con lo
pautado en el Capítulo II del Título II de este Estatuto, con la excepción del período de prueba. Teniendo prioridad de
concursar sobre el cargo que ocupa y tomando como puntaje a favor el tiempo desempeñado y su hoja de servicio.

Tercera
Todo personal contratado al servicio de la Asamblea Nacional, que reúna las condiciones para aspirar a un cargo de
carrera, podrá participar en el correspondiente concurso público.

17
DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Única
Se deroga el Estatuto de Personal del extinto Congreso de la República de Venezuela publicado en la Gaceta Oficial N°
32.188 de fecha 16 de marzo de 1.981, así como las demás normas internas que sean contrarias al presente Estatuto.

DISPOSICIÓN FINAL

Única
El presente Estatuto Funcionarial de la Asamblea Nacional entrará en vigencia a partir de su publicación de la Gaceta
Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Dado, firmado y sellado en el Palacio Federal legislativo, sede de la Asamblea Nacional, en Caracas a los doce días del
mes de diciembre de dos mil dos. Año 192° de la Independencia y 143° de la Federación.

WILLIAN LARA
Presidente

RAFAEL SIMÓN JIMÉNEZ


Primer Vicepresidente

NOELI POCATERRA
Segunda Vicepresidenta

EUSTOQUIO CONTRERAS
Secretario

ZULMA TORRES DE MELO


Subsecretaria

18

También podría gustarte