Está en la página 1de 2

Entrevista a Patricio Solís: desigualdades educativas

https://www.youtube.com/watch?v=kqL7-rfPueM

Dos formas de desigualdad: 1. Desigualdad de condición (desigualdad de la distribución de un activo,


un bien o un servicio en un momento dado en el tiempo) y 2. Desigualdad de oportunidades.

En la educación se puede plantear de las dos formas: 1. Se puede dar una desigualdad distributiva o
de condición, es decir, qué tan desigualmente se distribuye la desigualdad del acceso a la educación
en la población en un momento dado. 2. Se puede hablar de desigualdad de oportunidades, es decir,
en qué medida se da las oportunidades para desarrollar el aprendizaje que están determinadas por
las condiciones sociales de origen de las personas (heredadas o de nacimiento).

Es desigual el acceso por varias razones. En México es desigual el acceso a la universidad es muy bajo
en comparación a otros países de América Latina de igual desarrollo: 1. porque las oportunidades
son pocas, y estas oportunidades se distribuyen muy desigualmente. Las probabilidades de acceso a
la educación superior según niveles socio económicas pueden variar de 7 a 1 (las poblaciones que se
encuentran en los sectores socioeconómicos altos tienen 7 veces más oportunidad que los que se
encuentran en los sectores bajos).

Desigualdad educativa de progresión escolar, pero a medida que pasa el tiempo las desigualdades en
los niveles básicos son menores y más bien las desigualdades han desplazado a los niveles siguientes.
En donde se observa los mayores niveles de desigualdad es en la educación media superior.

Históricamente la estrategia de la ampliación de la cobertura educativa que pretendía ser una


estrategia de disminución de las desigualdades, ha sido una ampliación segmentada, es decir,
ofreciendo distintos tipos de escolaridad para los sectores menos favorecidos y de áreas con menor
acceso, eso implica una transformación de la desigualdad educativa: de una exclusión a un inclusión
segmentada. Si antes se estaba excluida (hace 30 ó 40 muchos chicos no tenía acceso a la educación
secundaria), ahora la prácticamente la totalidad de los jóvenes ingresan a la secundaria y el 85% de
ellos termina. El problema de acceso ya no es un problema, ahora el problema es esta inclusión
segmentada (diferenciada o desigual) el problema que ocurre es que dentro de la educación
secundaria la desigualdad se reproduce hacia adentro. Ya no se habla de una exclusión sino de una
inclusión diferenciada, deficitaria, desigual, donde el factor clave de desigualdad es el tipo de
escuela al que tienes de acceso, y no sólo entre la educación pública y privada, sino dentro de la
educación privada, debido a que el sistema mismo creció con este tipo de opciones de 2do nivel o
categoría para este tipo de chicos que no tenía acceso.

Es decir, se han planteado estrategias de inclusión, pero que reproducen hacia adentro la
desigualdad. Con el Plan de Inclusión y Equidad planteado por la CEP, el Estado mexicano reconoce
que institucionalmente es un agente de reproducción de desigualdades. No son las desigualdades
que vienen de afuera y que se reproducen adentro, sino que las propias instituciones educativas
reproducen la desigualdad. Este reconocimiento es importante para reducir las desigualdades, tanto
dentro del propio sistema (entre escuelas, modalidad y niveles educativos) como también al interior
de cada escuela, es decir, cómo hacer pare reconocer que los chicos llegan con dotaciones
desiguales de aprendizajes (recursos socio económicos y culturales), para dárseles un trato desigual
o inequitativo, para propiciar la equidad. Un trato desigual significa dar más a aquellos a aquellos
chicos que viene con situaciones más desventajosas, para equilibrar el terreno y que avance en
términos de aprendizaje y desarrollo.