Está en la página 1de 5

16 tips para potenciar la capacidad de

retención de tu memoria
08 de noviembre de 2016 0
Presta atención a estos tips para potenciar tu memoria y retener lo aprendido en
clase, de manera que alcances el éxito en tu próximo examen

Fuente: Shutterstock
Estudiar no es sentarse a leer dos días antes de un examen e intentar recordar la mayor cantidad
de ideas expresadas en un texto, sino que implica desplegar un plan que te permita generar
una rutina para retener lo aprendido. Existen ciertos hábitos y tips que puedes implementar
para potenciar tu memoria yfijar los conocimientos en el largo plazo. ¡Conócelos!

Lee también
>Cómo utilizar Google Académico
>Iquali: una innovadora idea colombiana para hacer más accesible la educación superior
>6 pasatiempos que pueden aumentar tu capacidad intelectual
1. Respira profundamente

La respiración disminuye el estrés que puede interferir tanto con el pensamiento como con el
aprendizaje y la memoria. Permite una mejor circulación de la sangre y del oxígeno que
llega al cerebro, logrando que aclares tus ideas.

2. Mantén el orden

Jerarquiza los temas o proyectos en los cuales estés trabajando para desarrollar un plan que te
permita dedicarle el tiempo justo a cada uno. Sumado al orden mental, es recomendable que
reflejes esta limpieza en tu espacio físico de estudio. Un escritorio organizado ayuda a que tu
cerebro se concentre en lo importante.

3. Toma notas en clase

Preferentemente utiliza la vieja escuela para tomar notas, ya que el lápiz y papel aumenta la
comprensión conceptual de un tema porque obliga a parafrasear, crear símbolos, flechas y
conexiones que el tipeo en una computadora es incapaz de reproducir. Escribir a mano
facilitará la retención por la manera en la cual se codifican los datos.

4. Lee tus notas en altavoz

Una vez que finalizó la clase, es aconsejable que releas tus notas pero articulando cada
palabra para enfocar tu atención y sumar el oído al proceso de retención. De esta forma, la
escucha se convierte en otra manera de procesar la información.

5. Discute los temas con tus compañeros


Conversar con amigos o compañeros sobre los temas que viste en clase, es una manera de
incorporar el conocimiento a largo plazo. El aprendizaje colaborativo genera excelentes
resultados si hay un compromiso por parte de todos los integrantes del grupo de estudio.

6. Repite la información
Adquirir un conocimiento implica repasarlo varias veces para que se incruste en la memoria a
largo plazo. Cada vez que finalices un párrafo repite su idea central y los detalles de apoyo
que agregan datos útiles, incluso es conveniente que subrayes y elabores un esquema,
diagrama, mapa conceptual u otro método de tu elección.

7. Ayúdate con colores

La escritura en código de color facilitará el procesamiento de datos porque crearás señales


para cada uno de los colores elegidos. Por ejemplo, el rojo para ideas centrales, el azul para
secundarias, el verde para fechas y el amarillo para personalidades desatacadas. Incluso puedes
utilizar hojas adhesivas de colores para marcar secciones dentro del propio cuaderno.

8. Utiliza tarjetas flash

Es buena manera de reunir preguntas y respuestas sobre un texto o tema en un mismo lugar
físico. Elabora una tarjeta o utiliza las hojas adhesivas de las libretas de colores, escribiendo
un interrogante sobre una cara y su respuesta del otro lado. Si utilizas las hojas adhesivas,
incluso puedes pegar la pregunta en el sitio exacto de tu cuaderno.

9. Sírvete de dispositivos mnemónicos

Canciones, rimas, acrónimos, palabras inventadas, todo vale para ayudar a tu memoria
a recordar datos complejos que deben reproducirse con exactitud. Frecuentemente se
utiliza cuando debes aprenderte extensas listas como clasificaciones, fórmulas u operaciones de
las ciencias duras.

10. Descansa entre sesiones de estudio

El cerebro necesita tomarse un recreo para recargar energías y continuar con el aprendizaje.
Estudiar durante largos periodos sin tomarte unos minutos te provocará fatiga mental y
disminuirá tu concentración.

11. Conserva una actitud positiva

La negatividad perjudica al cerebro porque afecta tu rendimiento académico. La idea de


fracasar en un examen, los nervios o la convicción de una incapacidad para enfrentar los
desafíos universitarios, impedirán tu éxito.

12. Recompénsate

Prepara pequeños premios para ti mismo que podrás disfrutar cuando aprendas un tema a la
perfección o completes una tarea. Si te recompensas por un buen desempeño, aumentas las
probabilidades de repetir esta conducta en el futuro. Asegúrate de quelos premios se
correspondan al nivel de dificultad del tema, abarcando desde una caminata, un chocolate,
una película y hasta una salida con amigos después de rendir un examen importante.

13. Aliméntate en los horarios habituales

Saltearte las comidas enlentece el cerebro porque los alimentos son fuentes de energía.
Además, el dolor de cabeza y la sensación de malestar que sientes cuando no comes durante
varias horas, te distraerán de estudio. Ten una botella de agua a mano para
hidratarte mientras estudias.
14. Realiza ejercicio

Ayuda a la liberación de endorfinas que generan sensación de bienestar, manteniéndote


alerta y focalizado en tus tareas. Caminar, andar en bicicleta, patinar o asistir a una clase de
gimnasia con regularidad, son algunas formas de aliviar el estrés y energizar tu mente.

15. Evita la cafeína

Contrariamente a la creencia popular de que bebidas como el café potencian la capacidad de


estudio, la ciencia asegura que la cafeína solo produce la sensación de estar alerta. El sueño es
el mejor sustituto de esta sustancia, porque realmente ayuda a codificar la información para
utilizarla más tarde.

16. Duerme por la noche

Afianzarás lo aprendido si concilias el sueño durante siete u ocho horas. Según American
Psychological Association Monitor, dormir adecuadamente permite procesar la
información que recibiste durante el día.