Está en la página 1de 2

La educación prohibida en toda Latinoamérica…

Tenemos un sistema educativo retrogrado, que lleva siglos aplicándose sin ningún
cambio, y aun se espera que se mejoren los resultados. No somos parte de un
sistema que quiera mejorar, sino de un sistema costumbrista con ideales
superficiales para avanzar. Las escuelas no están hechas para educar, ni crear
conocimientos, están hechas para cuidar niños que en la casa no se los aguanta
ni sus padres; y se espera que sean adiestrados para que ‘obedezcan’ y sigan
normas que no respetan ideologías ni libertades, y para que sean trabajadores no
pensantes, que el estado pueda manipular.

Se crean lineamientos en los que se encasillan los conocimientos que se imparten,


teniendo en cuenta estos por separado, y solo lo que es posible medir y
cuantificar. ¿En qué momento los estudiantes se volvieron un número, una
calificación? Y la persona, ¿en dónde queda, sus sentimientos, sus
pensamientos?

Hay una inquietud que me deja el video, y es si nosotros vamos a esperar a que
nuestros estudiantes se quejen, que ellos sean los que nos tengan que decir que
no estamos haciendo nuestro trabajo; que es educarlos para la vida. Porque si
vamos a esperar hasta que esto suceda, se comprendería que la docencia no
debería ser nuestra vocación.

Este problema no es solo de este país, al perecer todos los de habla hispana en
América padecen lo mismo, y así hay personas enfocadas en que esto empiece a
cambiar. La educación alternativa podría ser una solución, incluso cualquier
educación donde primen el bienestar individual y colectivo, y la mejora de una
calidad de vida; porque este sistema roba a los jóvenes su conciencia, su tiempo y
su vida.