Está en la página 1de 9

CAMBIOS EN EL MEDIO NATURAL (SUELOS)

Abarca la gestión y modificación del medio ambiente natural para


convertirlo en un ambiente construido tal como campos de sembradío,
pasturas y asentamientos humanos. También ha sido definido como "las
acciones, actividades e intervenciones que las personas realizan sobre un
determinado tipo de superficie para producir, modificarla o mantenerla“
(según FAO/UNEP, 1999).
La desertificación es la degradación de la tierra en zonas áridas, semiáridas
y subhúmedas secas derivadas, fundamentalmente, de las actividades
humanas y las variaciones climáticas. Esta definición fue acordada por las
autoridades mundiales en la Cumbre de la Tierra, realizada en Rio de Janeiro
en 1992, y recogida en la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha
contra la Desertificación (CNULD).
En efecto, la desertificación es una realidad preocupante dado que las
tierras almacenan tres veces más carbono que la vegetación; lo que quiere
decir que son el mayor almacenador de carbono terrestre. Cada año, los
procesos de la desertificación liberan 300 millones de toneladas de
carbono, que equivale al 4% de las emisiones de CO2 mundiales. La sequía
a menudo agrava o desencadena la desertificación, pero hay cuatro
actividades humanas que suelen ser las causas inmediatas:
 El sobrecultivo que agota el suelo.
 El pastoreo excesivo que destruye la capa de vegetación.
 La deforestación que implica la desaparición de especies animales y
vegetales.
 El drenaje defectuoso de las aguas de riego que vuelve salubres las
tierras cultivables.
Más de seis mil millones de hectáreas equivalentes al 40% de la superficie
del planeta son zonas áridas y cada año se pierden 20 millones de hectáreas
de suelo cultivable. Así pues, los costos económicos de la desertificación
son estimados en unos mil millones de dólares anuales. Esta situación
afecta directamente el bienestar y el futuro de una sexta parte de la
población mundial. A ello habría que agregar que, los países afectados por
la degradación de las tierras, son precisamente los mismos que sufren de
escasez de alimentos.
El reto para las generaciones presentes y futuras es luchar contra la
desertificación, a través del manejo sostenible de la tierra, para satisfacer
las necesidades sociales e individuales sin el agotamiento de su
productividad. El manejo sostenible de la tierra se basa en procedimientos
que integran la gestión de la tierra, el agua, la diversidad biológica y el
ambiente, con el fin de satisfacer las crecientes necesidades de alimentos,
al mismo tiempo que se conservan los servicios y medios de vida que
proporcionan los ecosistemas.
El Perú es uno de los países más vulnerables a la desertificación en el
mundo, porque las zonas áridas equivalen a la tercera parte del territorio
nacional y en ellas se registra, apenas, el 2% de la precipitación anual. A
pesar de ello, en esta zona se asienta aproximadamente el 90% de la
población y se concentra la mayor parte de la actividad agropecuaria,
industrial y minera.

SITUACION ACTUAL DE LA DESERTIFICACION EN EL PERÚ


Cerca de la tercera parte de la superficie del Perú se halla en algún estado
de desertificación, ya sea como zona desertificada (3.01%: 3,862,786
hectáreas) o en proceso de desertificación (23.75%: 30,522,010 hectáreas),
extensión que equivale a poco más de la superficie agregada de los
departamentos de Ucayali, Madre de Dios, Puno y Piura, y sobre la cual se
asienta el 33.38% de la población
Si a estas cifras se suma el 6.48% de desiertos sobre los que se asienta más
del 48.33% de la población, se llega a una presión demográfica de algo más
del 81.71% de habitantes del país sobre las tierras secas. Además, el que los
desiertos y las áreas desertificadas y en proceso de desertificación se
ubiquen en lugares donde se concentran las actividades sociales y
económicas del país (particularmente las actividades agropecuarias,
industriales y mineras) los hace muy susceptibles a los procesos de
degradación. De modo que, la desertificación en el Perú es un problema
crítico y creciente debido a la pérdida de la capacidad productiva del suelo
en zonas de producción agrícola.
AMENAZA DE LA DESERTIFICACION EN EL PERÚ
El caso del Perú
Según el informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC)
el Perú se ubica entre los 12 países que ya estarían afrontando estrés
hídrico, países con menos de dos mil metros cúbicos por habitante al año,
donde la demanda de agua es mayor que la cantidad disponible.
Una de las fuentes de provisión de agua dulce son los glaciares. En los
últimos 40 años, el Perú ha perdido el 40% de la superficie de glaciares, lo
que podría haber abastecido a Lima por más de 10 años. Se estima que
entre el 2020 y 2030, los glaciares por debajo de los cinco mil metros sobre
el nivel del mar van a desaparecer por completo, impactando seriamente la
disponibilidad del agua.
El cambio climático aumenta la temperatura de la atmósfera y cambian los
patrones de lluvias. Senamhi, señaló que los pronósticos ya están
mostrando cambios importantes en las lluvias, específicamente menos
lluvias en el valle del Mantaro, lo que, aunado al retroceso de los glaciares,
significará que habrá menos agua disponible para la ciudad de Lima.
(FUENTE: DIRECTORA DE METEOROLOGIA DE SENAMHI)
Arequipa es una de las ciudades que ya está sufriendo las consecuencias del
stress hídrico. Cada año las siete represas del Sistema de Chili Regulado
deben almacenar más de 300 millones de metros cúbicos (m3) de agua. En
este momento sólo le quedan 78 millones de m3, es decir, agua para sólo
103 días más.
Medidas de prevención
Un área clave que requiere atención es la mejora de la habilidad de los
países para implementar sistemas efectivos para “contabilidad del agua“:
una medición meticulosa del suministro, los trasvases y las transacciones
de agua para poder tomar decisiones informadas sobre la forma en que los
recursos hídricos pueden ser gestionados y utilizados en condiciones cada
vez más variables.
Según la FAO, la contabilidad del agua en la mayor parte de los países en
desarrollo es muy limitada, y los procesos de asignación o bien no existen o
están poco desarrollados o son distintos para cada caso.
En el caso del Perú, el Ministerio del Ambiente junto con el SENAMHI está
implementando un Portal de Sequías, cuyo principal objetivo es prever la
ocurrencia de la sequía meteorológica, hidrológica y agrícola con la debida
anticipación a nivel nacional.
Asimismo, el MINAM está actualizando el Programa de Acción Nacional
(PAN), con el apoyo del GEF y PNUD, que servirá de base para que las
regiones, como Arequipa, inicien el proceso de formulación de su Plan de
Acción Regional (PAR Arequipa) para la Lucha contra la Desertificación y
Sequía. Este conjunto de acciones, sumado a la participación activa de los
actores regionales, contribuiría en un mediano plazo a disminuir los
impactos de este fenómeno natural, como es la sequía, en regiones como
Arequipa.
Además, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) también está
implementando 78 estaciones hidrometeorológicas de alta tecnología que
brindarán información permanente y automática sobre las lluvias y
condiciones de los ríos del país.
LA DEFORESTACION EN EL PERÚ
Es la reducción progresiva de las masas forestales por causas de la tala
indiscriminada que es uno de los pasos previos a la desertificación
(proceso que convierte las tierras fértiles en desiertos por la erosion del
suelo). Todo esto perjudica al medio ambiente.
La amenaza de la deforestación en Perú, debido a la tala ilegal, la
agricultura y la minería, responsables de la depredación de 150, 000
hectáreas de bosques al año, ello preocupa a expertos de la FAO, que
realizan un inventario forestal en el país para enfrentar el cambio
climático.
AGENTES DE LA DEFORESTACION
 Ganaderos.
 Recolectores de leña.
 Dueño de plantaciones forestales.
 Agricultores comerciales.
 Pastoreo de ganado mayor y menor.
CAUSAS ORIGINADAS POR LA TALA DE ARBOLES
1. Tala para conseguir madera en la construcción del hábitat humano y
medios de transporte.
2. Tala para la agricultura y ganadería.
3. Quema de bosques para la recalificación de terrenos que permitan
su urbanización.
4. Tala para conseguir combustible doméstico e industrial.

Consecuencias de la deforestación
 Erosión del suelo y desestabilización de las capas freáticas.
 Alteraciones climáticas
 Reducción de la biodiversidad, de las diferentes especies de plantas
y animales.
 Calentamiento global de la tierra: porque al estar
 deforestados los bosques, no pueden eliminar el exceso de dióxido
de carbono en la atmósfera.
Como solucionar este problema
Conservando los bosques y utilizándolos racionalmente, sin destruir las
especies más valiosas y dejando que se regenere con sus propias semillas.
Para proveer leña y otros productos forestales, se debe sembrar árboles de
rápido crecimiento, que se puedan aprovechar en pocos años. También se
puede plantar árboles entre los cultivos.
Otra forma de solucionar este problema sería los sistemas agroforestales,
que son aquellos en los que se mantienen ciertas especies de árboles y se
realiza un cultivo o ganadería asociado el campesino obtiene una renta sin
destruir, de dos o más rubros diferentes preservando el medio ambiente.

SEQUIAS EN EL PERÚ
Las sequías se producen en la Sierra sur. Allí la temporada de lluvias se inicia
en diciembre y termina en abril, los cultivos están supeditados al riego de
lluvia y los territorios de pastoreo dependen de la vegetación que producen
las precipitaciones pluviales.

Las sequías se presentan con frecuencia e intensidad irregular, afectando la


actividad agropecuaria, la producción de hidroenergía eléctrica e incluso el
abastecimiento normal de agua potable en las ciudades.

El sur andino es la zona más propensa a las sequías. Está conformado por
las regiones de Puno, Cusco, Tacna, Moquegua, Arequipa y Apurímac.
Algunas veces las sequías también se han extendido hacia Ayacucho y
Huancavelica. Se estima en 4 millones de personas las que resultan
afectadas en esos territorios, de lo cual la población directamente afectada
es la que habita sobre los 3 500 m.s.n.m. (1,5 millones aproximadamente).
Allí el 80% de las tierras son de pastoreo y son escasas las tierras de cultivo,
sin embargo el 70% de la población económicamente activa en esos lugares
se dedica a la agricultura y la ganadería.
CONSECUENCIAS:
Las consecuencias más comunes de la sequía incluyen:
 Disminución de la producción agrícola y de la capacidad de carga del
ganado
 Malnutrición, deshidratación y enfermedades relacionadas
 Hambruna debido a la pérdida de los cultivos alimentarios.
 Migración masiva, resultando en un gran número de desplazado
internos y refugiados
 Daños al hábitat, afectando la vida silvestre en la ecorregión terrestre
y acuática
 Tormentas de polvo, cuando la sequía afecta un área que sufre de
desertificación y erosión
 Descontento social, conflictos y guerras por recursos naturales,
incluyendo agua y alimentos

PROTECCION
 Represas permiten suministrar agua en épocas de sequía.
 Monitoreo de sequías, la continua observación de los niveles de
lluvia, y comparaciones con los niveles actuales del uso de agua,
pueden contribuir a la prevención de sequías causadas por
actividades humanas
 La rotación de cultivos, si es cuidadosamente planeada, puede
contribuir a minimizar la erosión y permite que, durante los años más
secos, los agricultores siembren cultivos con una menor demanda de
agua.
 Evitar la quema de árboles y vegetación.
 Efectuar trabajos para la reconstrucción y mantenimiento de
drenajes, ductos y viaductos; así como la limpieza y descolmatizacion
de ríos y quebradas.
EROSION DEL SUELO
El suelo es la capa más superficial de la tierra que se encuentra suelta,
diferenciándola de la roca sólida y de la cual dependen plantas,
microorganismos y seres vivos. Este se encuentra constituido por una gran
variedad de compuestos, de los cuales los más importantes son los
nutrientes. Pero, además de ofrecernos su riqueza a través de la
explotación agrícola- ganadera también es otro de los componentes
ambientales que sufre la contaminación, que está dada principalmente por
la acumulación de residuos y desechos domiciliarios e industriales, de
insecticidas y plaguicidas y por la destrucción de las bacterias benéficas
debido a la acción de las sustancias químicas no degradables.
La contaminación del suelo produce un desequilibrio físico, químico y
biológico que afecta negativamente las plantas, animales y humanos.
Agentes contaminantes del suelo La contaminación del suelo se debe a:
o La infiltración y disolución de abonos.
o La fumigación con pesticidas.
o Los restos orgánicos de la ganadería.
o Los vertidos de aguas saturadas de la industria
agroalimentaria.
o La degradación ecológica por aporte excesivo de fertilizantes.
o La fertilización como contaminante del suelo.

SALINIZACIÓN DE LOS SUELOS


Las mismas sustancias que han contaminado el aire y el agua se encuentran
a menudo latentes en el suelo, a veces en concentraciones peligrosas que
constituyen una amenaza para la salud humana. Si bien este tipo de
situaciones sólo se solía dar en las proximidades de las industrias
generadoras de residuos tóxicos, el problema de la salinización,
normalmente asociado al regadío, estaba bastante más generalizado.
“En el Perú este problema ha afectado especialmente a zona agrícola del
departamento de Lambayeque esto es debido a la falta de drenaje”.
LA EROSIÓN DEL SUELO CAUSADA POR EL HOMBRE
La erosión del suelo causada por la actividad del hombre ya constituía un
problema mucho antes de la salinización. La moderna erosión del terreno
ha disminuido la productividad de la agricultura

CONSECUENCIAS DE LA EROSION
 Disminución de la flora y fauna del suelo esenciales en los ciclos de
materia y energía de los ecosistemas.
 Pérdida progresiva de la fertilidad de los suelos, lo que en la mayoría
de los casos induce a los agricultores a incrementar la cantidad de
fertilizantes
 Desequilibrio del ecosistema con desaparición de algunas especies
 Reducción de la cobertura vegetal y la humedad ambiental
 Desplazamiento de población hacia las ciudades provocadas por el
empobrecimiento de las zonas rurales afectadas

COMO PODEMOS CONTROLAR LA EROSION


1. Plantar árboles en terrenos de una comunidad, laderas, zonas
abiertas para que bloquee el viento
2. Crear una barrera de árboles alrededor de todo el perímetro de una
propiedad, para evitar que el viento y la lluvia desgarren la superficie
del suelo, ya que actuara como una barrera