Está en la página 1de 3

CDA Todd Robinson

8 de febrero
Tal como fue preparado para su lectura

 Buenas noches. Quisiera darle mis agradecimientos a su excelencia,


Monseñor Aldo Giordano, por su presencia esta noche y por su gestión a
cargo del cuerpo diplomático en Venezuela. Espero que este sea el
comienzo de una relación larga y fructífera.

 Excelentísimos embajadores, miembros del cuerpo diplomático, miembros


del gobierno de Venezuela, damas y caballeros. Amigos. Muchas gracias
por acompañarnos esta noche.

 Llegué a Venezuela con dos objetivos en mente. Principalmente, mi trabajo


es velar por la seguridad y la protección de los ciudadanos
estadounidenses. Dicha prioridad está estrechamente ligada al segundo
objetivo: fortalecer nuestras relaciones, la seguridad, la protección y la
prosperidad en Venezuela, por el bien de todo el hemisferio.

 Cada ciudadano estadounidense en Venezuela tiene un gran valor para


mí. Y no me quedaré de brazos cruzados viendo cómo le niegan a mi equipo
consular acceso a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran
detenidos, entre ellos Joshua Holt.

 No podría pasar por alto el referirme al pronunciamiento del régimen de


Maduro ayer. Las elecciones, cuando son implementadas de acuerdo a
regulaciones y normas internacionales, son la base fundamental de la
democracia. Más temprano, los Estados Unidos se unió a naciones
democráticas y pacíficas y condenó la decisión unilateral del Consejo
Nacional Electoral para convocar a elecciones. Ustedes tienen el derecho de
contar sus votos en unas elecciones libres, justas y transparentes y los
Estados Unidos están a su lado.

1
 Los Estados Unidos y Venezuela comparten historia y objetivos
comunes. Todos queremos lo mismo –una economía y una sociedad que
sean saludables, además de seguridad y protección. Desde mi llegada, tengo
pensado trabajar con todos ustedes en tres temas principales: los derechos
humanos, el retorno de la democracia y la recuperación de una fuerte
economía.

 Algunos le atribuyen la actual situación de Venezuela a las sanciones


estadounidenses e internacionales. Quisiera asentar – y hemos invitado a
medios de todas partes para ello – que las sanciones estadounidenses no son
responsables de todo esto. De hecho, me complace que las sanciones
estadounidenses identifican y evitan que funcionarios corruptos y
delincuentes venezolanos se trasladen a los Estados Unidos, usen nuestros
bancos y hagan negocios con empresas estadounidenses. Y me contenta que
otros miembros de la comunidad internacional estén tomando medidas
similares.

 Hay tantos venezolanos calificados y talentosos … Este país cuenta con


abundantes reservas naturales. Los ciudadanos deberían poder tomar sus
propias decisiones en cuanto a qué comprar, cuándo hacerlo y a quién
comprarle. Los Estados Unidos, junto a la comunidad internacional, están
listos para bridar ayuda humanitaria en estos momentos en los que más se
necesita. También estamos preparados para darles una mano en materia de
formación y compartiendo nuestra experiencia, tan pronto se reestablezca la
democracia en el país.

 Sabemos que los distintos partidos políticos fortalecen la democracia a nivel


mundial, y Venezuela no es una excepción. El pueblo venezolano está
siendo victimizado mediante la creación de entes ilegítimos y el secuestro de
los electores a través de la comida y medicamentos. Todos ustedes merecen
algo mejor.

 Se ha degradado la democracia usando una máscara que muestra todo lo


contrario. Y esto no debe ser así.

2
 Durante mi permanencia acá, trabajaré para darles voz a quienes no la
tienen; y continuaré hablando con todos los sectores de la sociedad de
manera tal que se conviertan en agentes del cambio que todos
deseamos. Celebro no solamente las conversaciones simples, esas en las que
todos estamos de acuerdo, pero también esas fuertes discusiones sobre los
desmanes en derechos humanos, corrupción y abusos de las fuerzas de
seguridad.

 Esta noche me gustaría escuchar cómo consideran ustedes que los Estados
Unidos pueden apoyar las aspiraciones del pueblo de Venezuela en beneficio
de ambas naciones. Una Venezuela democrática, segura y económicamente
dinámica es positivo para Venezuela, para los Estados Unidos y para la
región. Tenemos mucho en qué trabajar en conjunto. Muchas gracias.