Está en la página 1de 3

1.

Introducción
El agua es la fuente que le da la vida al suelo y se encuentra en abundancia en la
naturaleza; tiene diversas propiedades cuyas diferencias entre ellas son abismales, el
agua contiene nutrientes en solución que son de vital importancia para los procesos
fisiológicos de las plantas.
El contenido de humedad en el suelo está determinado por el agua, que se encuentra
en ella. Esta humedad es dinámica por el movimiento que lo caracteriza; las plantas
deben gastar la energía para extraer el agua del suelo; esto se debe a que el agua en
suelo está sometida a fuerzas que la retienen en los microporos capilares. El potencial
hídrico del agua es la fuerza con la que retenida por el suelo
La textura influye en la detención de agua en el suelo, asimismo la materia orgánica, las
cuales permiten que el suelo pueda detener un volumen de agua disponible para las
plantas, conociendo el porcentaje de agua de un suelo se puede determinar la cantidad
de agua que existe en el suelo en un momento determinado. Este dato es importante
para calcular la lámina de riego o volumen de agua necesario para realizar un riego
oportuno.

2. Objetivos
 Aplicar el método gravimétrico para determinar el contenido de humedad en
muestras de suelo.
 Determinar los coeficientes hídricos del suelo (capacidad de campo y punto
de marchitez) a partir de la humedad equivalente.

3. Justificación

Para el correcto manejo del agua en agricultura y gestión del medio ambiente se
requiere conocer su comportamiento.
Bajo muchos aspectos característicos del suelo a trabajar, el agua es un punto de
determinante tanto para determinar las propiedades físicas, químicas y bilógicas del
suelo, pero también para el momento óptimo de manejo y trabajo (capacidad de campo)
en el suelo.

4. Revisión de literatura

Se entiende por agua del suelo cualquier lámina de humedad presente en los diferentes
horizontes de un perfil, independiente de la fuerza que retiene esa humedad. Si hay
fuerzas en el suelo que retiene la humedad, entonces el agua del suelo, en
disponibilidad para especies vegetales y en su capacidad de desplazamiento en el
suelo, está ligada al concepto de potencial (Núñez, 2006).
Hasta hace 2 décadas prevaleció el concepto de” formas de agua del suelo” definidas
como gravitacional, capilar, higroscópica, etc. Tales formas de agua se discuten
actualmente como parte del contexto histórico en la investigación de las relaciones
agua-suelo-planta. Un enfoque moderno tiende a caracterizar el contenido en forma
cuantitativa, directa o indirecta, midiendo el potencial del agua (Núñez, 2006).
El agua es una sustancia que se presenta en la naturaleza en tres estados: solido,
líquido y gaseoso (en forma de vapor). Su molécula está formada por dos átomos de
hidrogeno unidos a u átomo de oxígeno a través de enlaces covalentes, formando un
ángulo de aproximadamente 105°C.
La distribución espacial asimétrica de las moléculas produce un desbalance de cargas:
una parte de la molécula tiene carga positiva y la otra carga negativa, mostrando
polaridad. Por esta asimetría olas moléculas de agua se asocian entre sí a través de
puentes de hidrogeno. Este fenómeno se define como cohesión (Núñez, 1997).
Esta propiedad de formar puentes de hidrogeno, no solo entre si sino con otros
compuestos y sólidos, así como su polaridad, permiten al agua su acción solvente, lo
que beneficia a las plantas para su crecimiento están disueltos y disponibles en el agua
formando la “llamada solución suelo”, de donde las plantas absorben los elementos que
necesitan para desarrollarse.
La tendencia a adherirse a solidos como madera, roca, vidrio, etc., se conoce como
adhesión o fuerza interfaciales (atracción entres sustancias diferentes) (Núñez, 1997).

Métodos de medición del agua del suelo


El contenido de agua se puede determinar por métodos gravimétricos (%p/p). Si se
dispone de la densidad aparente de la muestra, se determina el porcentaje de humedad
volumétrica (v/v). También se puede estimar el contenido de humedad con bloques de
yeso o sistemas de resistencia eléctrica y con tensiómetros (Núñez, 2006).
Método gravimétrico:
Se toma una muestra del suelo y se determina su peso antes y después de secarla en
la estufa a 105°C durante 24 horas. El contenido de agua corresponde a la pérdida de
peso de la muestra. Es un método sencillo y rápido, pero sujeto a errores de muestreo,
pesada y perdida accidental de muestra en el trasiego. El cálculo de agua en porcentaje
volumétrico añade otra probable fuente de error, si se determina incorrectamente la
densidad aparente (Núñez, 2006)
Humedad gravimétrica (Hdg)= ((M(suelo húmedo)- M(suelo secado al
horno))/M(suelo secado al horno)
Humedad gravimétrica (Mg/ha)=PcaX%Hdg
Método del Tensiómetro:
Consiste en un tubo de fibra óptica conectada a una capsula porosa en el extremo
inferior y a un medidor de vacío, vacuometro; en el extremo superior, graduado en
centibarias. Al equilibrarse con la humedad del suelo mide su potencial mátrico. El flujo
de agua vía capsula porosa en la parte inferir se da en ambos sentidos, a través de la
capsula. El vacuómetro mide el grado de vacío en un recinto. Es un manómetro que
permite apreciar presiones muy reducidas en gases o líquidos. Su escala de medición
esa entre 0 y 100 centibarias, pero el máximo que puede medir es 80 centibarias (Núñez,
2006).
Bibliografía
- FORSTHE, WAREN. Física de suelos: Manual de Laboratorio. Edición 2ª.
Reimpresión.- San José, costa Rica: IICA, 1985. Pág. 19
- Núñez, J.Fundamentos de edafología. Segunda Edición. Editorial EUNED.
1985. Costa Rica. Pág. 63
- http://datateca.unad.edu.co/contenidos/358013/ContenidoEnLinea/leccin_8_hu
medad_infiltracin_permeabilidad_consistencia_y_profundidad_efectiva_del_su
elo.html