Está en la página 1de 3

Secuencia del desarrollo de la producción de un producto

IDENTIFICACIÓN DE OPORTUNIDADES:
En esta etapa se genera la idea que va a dar lugar al futuro producto (esto
puede ser resultado de la aplicación de ciertas técnicas espontáneas como la
“lluvia de ideas” o bien tras efectuar estudios de mercado específicos).

Generada la idea se procede al desarrollo conceptual de ella, es decir la


caracterización del producto, delimitando ventajas y desventajas.
Estudio del mercado: cuando hablamos de mercado, hacemos referencia a un
conjunto de consumidores (compradores) y oferentes (vendedores) de
productos que se interrelacionan. Al elaborar un producto u ofrecer un
servicio, éste no necesariamente va a cumplir con los gustos de todas las
personas, debido a que existen variables: geográficas (país, región, clima,
calle), socio-económicas (edad, sexo, ocupación, educación, religión),
psicosociales (estilo de vida, personalidad, clase social), de comportamiento
(frecuencia de compra) que influyen en el interés por un producto. Por lo
tanto, todas estas variables deben ser tenidas en cuenta previamente a la
fabricación de un producto.

DISEÑO:
El diseño involucra tres aspectos, lo comercial desde donde se cuantificará la
demanda, fijará el precio y se preverá el lanzamiento; lo productivo que
efectuará el diseño (contemplando aspectos tales como: calidad, forma,
tamaño, confiabilidad del nuevo producto), su fabricación y evaluación
técnica y lo financiero que evaluará el flujo de fondos (ingreso y egreso de
dinero para que sea posible la producción).
El diseño técnico de un producto está relacionado a una gran cantidad de
aspectos tales como: factibilidad de producción, valor (lo que el consumidor
estará dispuesto a pagar por el producto), calidad, ciclo de vida,
funcionalidad (que se adecue a las necesidades del consumidor), uso (modo de
empleo), apariencia (estética del producto), seguridad, confiabilidad (tiempo
probable de buen desempeño del producto), vida útil, reglamentaciones
gubernamentales, patentes, costo, etc.

El Diseño Asistido por Computadora


El diseño asistido por computadora CAD (en inglés computer-aided design) fue
desarrollado en la década del 60 por dos empresas: General Motors e IBM.
El CAD emplea una computadora y software para graficar. Esto ayuda al
diseñador a la concepción, manejo y almacenamiento de formas geométricas,
permitiéndole trabajar con diversas vistas del objeto, despieces, ensambles,
análisis de diseños alternativos, trabajos en diferentes dimensiones,
simulaciones de comportamiento y resistencia, cálculos, e impresión rápida
de planos (se emplea un brazo, dispositivo denominado plotter). Esto permite
acelerar el proceso de diseño favoreciendo la producción a justo tiempo
necesaria para adecuarse a mercados rápidamente cambiantes.

Al diseñar un producto también debemos tener en cuenta aspectos relativos al


envase que va a contenerlo y/o protegerlo.
El packaging involucra todos aquellos aspectos que hacen al envasado,
etiquetado y embalaje de un producto.
En el envase de un producto están presentes:
Aspectos comerciales: tales como la funcionalidad del envase,
atracción al consumidor en góndola, imagen de la empresa,
información, tamaño y cantidad, disposiciones legales, etc.
Aspectos técnicos: protección brindada al producto durante su
transporte y almacenamiento, resistencia, dureza, formas, costo, etc.

PRUEBA
Una vez logrado el prototipo y previo a su lanzamiento al mercado, se
estudian las reacciones del producto en los consumidores.

ESPECIFICACIÓN
Se detallan todos los aspectos inherentes a la composición del producto, en
los planos, tales como materiales, piezas constituyentes, fórmulas, etc.

LA PRODUCCIÓN
El aspecto productivo contempla:
Análisis de recursos, es decir, de todo aquello requerido para la
producción.
Planificación de los pedidos, plazos de entrega, etc.
Análisis de existencias: inventarios de materias primas en almacenes
de la fábrica o depósitos, para proceder al abastecimiento de las
mismas si fuera necesario.
Investigación y desarrollo: se realizan los planos para la fabricación
indicando su composición (materiales, procesos) y/o elementos a
adquirir para comenzar la producción.
Programación del proceso productivo: tras el análisis de los posibles
métodos de trabajo, se asignan las operaciones de fabricación de las
piezas a las máquinas correspondientes, y se decide el momento en que
se llevará a cabo el proceso.
Ejecución de la producción: se llevan a cabo las operaciones
preasignadas. Se controla el cumplimiento, la evolución de las
operaciones y el ritmo de trabajo de los operarios.
Evaluación del proceso: culminada la fabricación se somete el
producto a los controles de calidad pertinentes para evaluar que se
cumplan las características prefijadas.

Tipos de Sistemas de Producción


Basándose en el proceso productivo, las industrias pueden clasificarse en:
De proceso continuo: esta industria está en actividad permanente
todo el día. La producción de productos es homogénea e
ininterrumpida. Ejemplos: industrias químicas, cementeras, azucareras.
De proceso repetitivo: en esta industria el proceso se realiza por
lotes. Ejemplos: automotores, heladeras, ventiladores, vestimenta.
De proceso intermitente: esta industria elabora productos de acuerdo
a los pedidos que se le formulan. Es decir, cuando recibe una orden de
compra. Esto es porque debe hacerse según las especificaciones del
cliente. Por ej. El ascensor de un edificio, si bien no es un producto
único, debe adaptarse al lugar donde será colocado. También éste es el
caso en la fabricación de: turbinas hidráulicas, locomotoras, vagones,
buques, etc.

INTRODUCCIÓN
En esta etapa se lanza el producto al mercado.

Distribución de los Productos


Toda empresa debe, a través de su actividad comercial, tratar de que sus
productos lleguen a los usuarios (clientes) de un modo adecuado.
Distribución del producto desde la fábrica hasta los productores o
consumidores.
Comercialización, embalaje, instalación, facturación y cobro de los
productos.
Servicio técnico de repuestos y reparación de productos.
Comunicación: promoción y publicidad de los productos.

Los canales de distribución


Hay distintas formas de hacer que el producto llegue al usuario que lo
adquirirá:
La venta directa: el fabricante vende directamente su producto al
cliente, a través de una red de distribución, vendedores a domicilio,
promotores, catálogos, o avisos televisivos.
La venta indirecta: el producto llega al cliente a través de
intermediarios:

Agente
Distribuidor Comercio
Fabricante de Cliente
Mayorista Minorista
Ventas

La promoción: es el conjunto de actividades dirigidas a imponer los productos


de una empresa en el mercado, incrementando las ventas.

Publicidad de los Productos


La publicidad busca dar a conocer al mercado el producto de la empresa
cuando éste es nuevo. También se encarga de recordarle al mercado que el
producto existe y le indica cómo conseguirlo.
La publicidad de los productos puede manifestarse entre otros, en avisos a
través de diversos medios y envases.