Está en la página 1de 13

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251

ISSN 1405-7743 FI-UNAM


(artículo arbitrado)
doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.riit.2015.03.008

Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el


desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010
Energy Input-Output Analysis and Remarks on Sustainability Development,
Mexican Case 1970-2010

Livas-García Adrián
Posgrado en Ingeniería (Energía)
Universidad Nacional Autónoma de México
Correo: adrianlivasgarcia@gmail.com

Información del artículo: recibido: noviembre de 2013, aceptado: enero de 2014

Resumen

La energía para México es un elemento importante de su desarrollo, su ade-


cuada gestión puede contribuir a alcanzar criterios de sustentabilidad. La
Descriptores:
transformación de energía disponible a energía útil ha aumentado por la
producción de hidrocarburos y no por mejoras tecnológicas en la transfor-
‡ LQVXPRSURGXFWRGHHQHUJtD
mación y distribución de energía1. Se utiliza el concepto de requerimientos
‡ UHTXHULPLHQWRVGHHQHUJtD
energéticos de energía con la metodología de insumo-producto y el análisis de
ŒŠ–‹’˜ȱŽœ›žŒž›Š•ǯȱ˜œȱ›Žœž•Š˜œȱŒ˜—ę›–Š—ȱšžŽȱ•ŠȱŽœ›žŒž›ŠȱŽ•ȱœ’œŽ–Šȱ ‡ DQiOLVLVHVWUXFWXUDO
energético mexicano se ha anclado a los hidrocarburos, y son las exportacio- ‡ FRQVXPRGHHQHUJtD
nes de energía, los sectores económicos, el residencial y el transporte los ‡ GHVDUUROORVXVWHQWDEOH
principales consumidores. La relación del consumo directo e indirecto con
respecto al consumo total ha cambiado de 70%-30% a 40%-60%, respectiva-
mente. 80% del consumo directo está concentrado en los sectores transporte,
economía y exportaciones de energía, 97% del consumo indirecto son las
exportaciones de energía, la economía y los medios de transporte, y del con-
sumo total, 83% se encuentra en las exportaciones de energía, la economía y
•˜œȱ–Ž’˜œȱŽȱ›Š—œ™˜›Žǯȱ˜œȱ›Žœž•Š˜œȱŽ•ȱŠ—¤•’œ’œȱ–žŽœ›Š—ȱšžŽȱŽ•ȱŽŽŒ˜ȱ
de mayor peso para el sistema fueron las variaciones en el uso de energía, y
•˜œȱŽȱ–Ž—˜›ȱ™Žœ˜ȱžŽ›˜—ȱ•ŠœȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠœȱŽ—ȱ•Šȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱ¢ȱ•Šœȱ
capacidades de sustitución energética. Además al aplicar el análisis a cada
ž—˜ȱŽȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœȱœŽȱ˜‹œŽ›ŸŠȱšžŽȱ•ŠœȱŒŠžœŠœȱŽȱ•ŠȱŽŸ˜•žŒ’à—ȱŽȱœžȱŒ˜—œž–˜ȱ
Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ‘Š—ȱ Ž—’˜ȱ ’œ’—Šœȱ ›Š¢ŽŒ˜›’Šœǯȱ Žȱ Œ˜—Œ•ž¢Žȱ šžŽȱ •Šȱ ™›’—Œ’™Š•ȱ
causa de los cambios directos e indirectos en el consumo de energía lo pro-
vocó la producción de hidrocarburos en la década de los 70, aumentando la
Ž—›˜™ÇŠȱ Ž•ȱ œ’œŽ–Šȱ Ž—Ž›·’Œ˜ȱ –Ž¡’ŒŠ—˜ǯȱ Žȱ ’Ž—’ęŒŠȱ •Šȱ ’ŸŽ›œ’ęŒŠŒ’à—ȱ
Ž—Ž›·’ŒŠȱŒ˜–˜ȱ•Šȱ˜™Œ’à—ȱšžŽȱ’Ž—Ž—ȱ•Šœȱ’–™•’ŒŠŒ’˜—Žœȱ™˜œ’’ŸŠœȱŽȱ–Š¢˜›ȱ
peso para el sistema, al alterar los componentes directos e indirectos del con-
sumo de energía.
1 Se entiende por energía disponible la cantidad de energía producida, después de los procesos de
Œ˜—ŸŽ›œ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǯȱȱ™˜›ȱŽ—Ž›ÇŠȱø’•ȱŠšžŽ••ŠȱšžŽȱœŽȱž’•’£àȱŽ—ȱ•˜œȱŒŽ—›˜œȱŽȱŒ˜—œž–˜ǯ
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

Abstract

Energy for Mexico is an important element for its development: its proper man-
agement can contribute to achieve sustainability criteria. The processing for avail-
Keywords:
able energy to useful energy has increased due to the fossil fuel production and not
technological improvements in conversion and distribution of energy. The concept ‡ energy input-output
of energy requirements of energy is used with the input-output methodology and ‡ energy requirement
‘Žȱœ›žŒž›Š•ȱŒ‘Š—ŽȱŠ—Š•¢œ’œǯȱ‘Žȱ›Žœž•œȱŒ˜—ę›–ȱ‘Šȱ‘ŽȱŽ¡’ŒŠ—ȱŽ—Ž›¢ȱœ¢œ- ‡ structural analysis
tem structure is coupled to fossil fuel, where energy exports, economics, residen- ‡ energy consumption
tial and transportation have been the main consumers. The relationship of the ‡ sustainable development
direct and indirect energy consumption in regard to the total has changed from
70%-30% to 40%-60% respectively. The 80% of direct consumption is concen-
trated in transportation, economics and energy exports, 97% of indirect consump-
tion are energy exports, economics and transportation, and in the total
consumption, 83% is concentrated in energy exports, economics and transporta-
’˜—ǯȱ‘ŽȱŠ—Š•¢œ’œȱ›Žœž•œȱœ‘˜ ȱ‘Šȱ‘Žȱ–˜œȱ›Ž™›ŽœŽ—Š’ŸŽȱŽěŽŒȱ Šœȱ‘ŽȱŸŠ›’Š-
’˜—œȱ ’—ȱ Ž—Ž›¢ȱ Œ˜—œž–™’˜—ǰȱ Š—ȱ ‘Žȱ •ŽŠœȱ ›Ž™›ŽœŽ—Š’ŸŽȱ  Šœȱ ‘Žȱ ŽĜŒ’Ž—Œ¢ȱ ’—ȱ
energy conversion and the energy replacement capabilities. In addition to apply-
’—ȱ‘ŽȱŠ—Š•¢œ’œȱ˜ȱŽŠŒ‘ȱœŽŒ˜›ȱ’ȱ Šœȱ˜‹œŽ›ŸŽȱ‘Šȱ‘Ž¢ȱ‘ŠŸŽȱ‘Šȱ’쎛Ž—ȱ›Š“ŽŒ-
tories in the causes of their energy consumption evolution. It is concluded that the
main cause of direct and indirect changes in energy consumption was the produc-
tion of hydrocarbons in the decade of the 70’s, increasing the entropy of the Mexi-
ŒŠ—ȱŽ—Ž›¢ȱœ¢œŽ–ǯȱ—Ž›¢ȱ’ŸŽ›œ’ęŒŠ’˜—ȱ’œȱ’Ž—’ꮍȱŠœȱ‘Žȱ˜™’˜—ȱ‘Šȱ‘Šœȱ‘Žȱ
–˜œȱ œ’—’ęŒŠ—ȱ ™˜œ’’ŸŽȱ ’–™•’ŒŠ’˜—œȱ ˜›ȱ ‘Žȱ œ¢œŽ–ȱ ‹¢ȱ Š•Ž›’—ȱ ‘Žȱ ’›ŽŒȱ Š—ȱ
indirect components of the total energy consumption.

Introducción ™˜œ’‹•ŽȱŽ“Š›ȱŽȱ•Š˜ȱšžŽȱœžȱ™›˜žŒŒ’à—ȱ¢ȱŒ˜—œž–˜ȱŽ-
neran impactos ambientales relevantes a nivel local y
La energía es un bienȱšžŽȱ’Ž—Žȱž—ȱŒŠ›¤ŒŽ›ȱŽœ›Š·’Œ˜ȱ global, atentando sobre las capacidades de las generacio-
para todos los Estados nación del mundo. En las últi- nes presentes y futuras de todas las especies del planeta,
–Šœȱ·ŒŠŠœȱœŽȱ‘Š—ȱ’—Ž—œ’ęŒŠ˜ȱ˜Šœȱ•ŠœȱŠŒ’Ÿ’ŠŽœȱ ™˜›ȱ •˜ȱ Š—˜ǰȱ •Šȱ Ž—Ž›ÇŠȱ Žœȱ ž—ȱ –Ž’˜ȱ šžŽȱ Œ˜—›’‹ž¢Žȱ Š•ȱ
relacionadas con la cadena energética y sus consecuen- desarrollo sustentable (Johanson y Goldemberg, 2002).
cias ambientales de producción y consumo, esto se Los vínculos entre las tres dimensiones y el consu-
debe principalmente a la tendencia del agotamiento de –˜ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱœŽȱŽę—Ž—ȱ–Ž’Š—Žȱ•Šœȱ›Ž•ŠŒ’˜—ŽœȱŽDZȱ•Šȱ
los hidrocarburos de fácil acceso, y a las evidencias del actividadǰȱšžŽȱ™Š›Šȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœȱŽŒ˜—à–’Œ˜œȱŽœȱŽ•ȱ ȱ¢ȱ
cambio climático. ™Š›ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱ›Žœ’Ž—Œ’Š•ȱ•ŠȱŒŠ—’ŠȱŽȱŽšž’™Š–’Ž—˜ȱ
En 1987, la Comisión Mundial sobre Desarrollo y en los hogares; la oferta de energíaǰȱšžŽȱŽœȱ•Šȱ™›˜žŒŒ’à—ȱ
Medio Ambiente publicó el reporte: “Our Common Fu- de energía para satisfacer la mezcla energética y el cos-
ž›ŽȄǰȱŽ—ȱ˜—ŽȱœŽȱŽœŠ‹•ŽŒŽȱšžŽȱŽ•ȱdesarrollo sustentable to energético asociado; el estado de la infraestructuraǰȱšžŽȱ
es aquel que satisface las necesidades del presente sin compro- œŽȱ›ŽęŽ›ŽȱŠ•ȱ—’ŸŽ•ȱŽȱŠŒŒŽœ’‹’•’Šȱ–¤œȱ•Šœȱ™·›’Šœȱ™˜›ȱ
meter las habilidades de las generaciones futuras para satisfa- transmisión, distribución y almacenamiento de ener-
cer las propias (UNDESA, 1987). gía; y la capacidad de sustitución energéticaǰȱšžŽȱœŽȱ›ŽęŽ›Žȱ
ŠȱŽę—’Œ’à—ȱœŽȱ˜–ŠȱŽ—ȱ•Šȱž–‹›ŽȱŽȱ•Šȱ’Ž››Šȱ™Š›Šȱ Šȱ•ŠȱŒŠ™ŠŒ’ŠȱšžŽȱ’Ž—Ž—ȱ•˜œȱŒŽ—›˜œȱŽȱŒ˜—œž–˜ȱꗊ•ȱ
Š‹˜›Š›ȱ•Šȱ—ŽŒŽœ’ŠȱŽȱŽ—Œ˜—›Š›ȱ™ž—˜œȱŽȱŽšž’•’‹›’˜ȱ para utilizar diferentes energéticos.
entre las necesidades económicas, sociales y ambienta- ˜ŠœȱŽœŠœȱœŽȱ›Ž•ŠŒ’˜—Š—ȱ’›ŽŒŠ–Ž—ŽȱŒ˜—ȱŠœ™ŽŒ˜œȱ
les de las generaciones presentes y futuras, (Sheinbaum Š–‹’Ž—Š•Žœǰȱ ŒžŠ•šž’Ž›ȱ Œ˜—œž–˜ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ’Ž—Žȱ Šœ˜-
et al., 2009). ciado emisiones de gases de efecto invernaderoȱǻ  Ǽǯȱ’—ȱ
Uno de los aspectos en el debate para alcanzar los embargo, la estructura de las emisiones puede cambiar
Œ›’Ž›’˜œȱŽ•ȱŽœŠ››˜••˜ȱœžœŽ—Š‹•ŽȱŽœȱ•ŠȱŽ—Ž›ÇŠǰȱ¢ŠȱšžŽȱ en función del nivel de consumo, de la cantidad de car-
su accesibilidad, calidad, nivel tecnológico y estado de la ‹˜—˜ȱŒ˜—Ž—’˜ȱŽ—ȱ•Šȱ˜Ž›ŠȱŽ—Ž›·’ŒŠǰȱŽȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ
infraestructura, tiene efectos directos en la calidad de Ž—ȱ•˜œȱ™›˜ŒŽœ˜œȱŽȱŒ˜—ŸŽ›œ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǰȱŽȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—-
vida y en los procesos productivos. Sin embargo, es im- cia de suministro, etcétera (Flores et al., 2010).

240 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

La propuesta metodológica es construir tablas de ˜›ȱ•˜ȱŠ—˜ǰȱ•Šȱž—Œ’à—ȱšžŽȱŒž–™•ŽȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱŽ—Ž›·-


insumo-producto de energía, estas tienen la utilidad de tico para México es un elemento clave para encontrar
representar, bajo el principio de conservación de ener- ›žŠœȱ¢ȱ™˜œ’‹•Žœȱ™ž—˜œȱŽȱŽšž’•’‹›’˜ȱ’›’’˜œȱŠȱŠ•ŒŠ—-
ÇŠǰȱ•Šȱ›Š¢ŽŒ˜›’ŠȱŽȱŒŠŠȱ˜›–ŠȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱšžŽȱŒ˜–™˜- zar criterios de desarrollo sustentable; la propuesta de
ne el sistema energético de una región determinada, en ŽœŽȱŽœž’˜ȱŽœȱ‘ŠŒŽ›•˜ȱŠȱ›ŠŸ·œȱŽȱ•ŠœȱŒŠžœŠœȱšžŽȱŽ¡™•’-
un periodo de tiempo establecido. can el consumo de energía.
La metodología se concentra en estimar los requeri- El objetivo principal de este estudio es explicar los
mientos energéticos de energía (Slesser,1987; Alcántara y cambios en el consumo de energía en México a través
Roca, 1995), es decir el costo de la energía para producir del análisis estructural del insumo-producto de ener-
energía, y descomponerlos en dos categorías: los rela- ÇŠǯȱŠ›ŠȱŽ•ȱŠ—¤•’œ’œȱœŽȱ˜–àȱŒ˜–˜ȱŠÛ˜ȱ‹ŠœŽȱŗşŝŖǰȱŠ˜ȱ
cionados con los procesos de conversión de energía y šžŽȱŽ•ȱ’—Ž›·œȱŽœȱŽŸŠ•žŠ›ȱ•˜œȱŒŠ–‹’˜œȱž›Š—ŽȱŚŖȱŠÛ˜œǯ
los asociados a la transmisión-distribución y almacena-
miento de energía.
Desarrollo
El cálculo se hace en términos de energía primaria
para evitar una doble contabilidad de energía y para 0HWRGRORJtDSDUDODFRQVWUXFFLyQ
incluir las características cuantitativas y cualitativas de GHOLQVXPRSURGXFWRGHHQHUJtD
los centros de consumo, es decir, tomar los efectos glo-
‹Š•ŽœȱŽ•ȱœ’œŽ–Šȱǻ›˜˜™œǰȱŗşŞŞDzȱ•Œ¤—Š›Šȱ¢ȱ˜ŒŠǰȱŗşşśǼǯ El insumo-producto de energía se construye según el
La técnica permite determinar las relaciones intere- principio de conservación de energía, está compuesto
—Ž›·’ŒŠœǰȱšžŽȱœ˜—ȱ•˜œȱ—Ž¡˜œȱŽȱ•ŠȱŽ—Ž›ÇŠȱ™›’–Š›’ŠȱŒ˜—ȱ por tres secciones:
sus transformaciones en energía secundaria y terciaria.
Una vez construidas las tablas de insumo-producto ŗǼȱ ›˜žŒŒ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱ˜ȱŽ—Ž›ÇŠȱ˜Š•ȱ™›˜žŒ’Šǯ
para diferentes años, la metodología tiene diversas téc- ŘǼȱ Š—œ˜›–ŠŒ’˜—Žœȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ˜ȱ Ž—Ž›ÇŠȱ Žȱ Ž–Š—Šȱ
nicas de análisis, una de ellas es el análisis estructural, intermedia.
Ž—ȱŽœŽȱŒŠœ˜ȱœŽȱž’•’£Šȱ™Š›ŠȱŒžŠ—’ęŒŠ›ȱ•˜œȱŒŠ–‹’˜œȱŽ—ȱŽ•ȱ řǼȱ Ž—›˜œȱŽȱŒ˜—œž–˜ȱꗊ•ȱ˜ȱŽ—Ž›ÇŠȱŽȱŽ–Š—Šȱę-
Œ˜—œž–˜ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŠȱ›ŠŸ·œȱŽȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠȱŽȱ›Š—œ- —Š•ǰȱ ǻ•Œ¤—Š›Šȱ ¢ȱ ˜ŒŠǰȱ ŗşşśDzȱ ’••Ž›ȱ ¢ȱ •Š’›ǰȱ ŘŖŖşDzȱ
formación, la capacidad de sustitución y en los niveles ›ž’’Œ‘Š’ ’‹˜˜—ȱet al., 2011),(tabla 1).
de consumo.
La metodología se aplica al caso mexicano con in- La sección de producción de energía está compuesta
formación de los balances de energía para 40 años. La por la suma de los factores de producción de cada for-
relevancia de este estudio radica en las características –ŠȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǰȱšžŽȱœ˜—DZȱ™›˜žŒŒ’à—ȱ—ŠŒ’˜—Š•ǰȱ™›˜žŒ-
™›˜™’ŠœȱŽȱ·¡’Œ˜ǰȱŽœȱŽŒ’›ǰȱŒ˜–˜ȱž—ȱ™ŠÇœȱšžŽȱŒžŽ—Šȱ Œ’à—ȱšžŽȱ™›˜Ÿ’Ž—ŽȱŽȱ˜›ŠœȱžŽ—Žœǰȱ’–™˜›ŠŒ’à—ǰȱŸŠ›’ŠȬ
con vastos recursos energéticos, fósiles y renovables; la Œ’à—ȱŽȱ’—ŸŽ—Š›’˜œǰȱŽ—Ž›ÇŠȱ—˜ȱŠ™›˜ŸŽŒ‘ŠŠȱ¢ȱ–Ššž’•Šȱ
producción y utilización de estos ha transitado por di- e intercambio neto.
ŸŽ›œŠœȱŽŠ™ŠœȱŽ—ȱ•ŠœȱšžŽȱ‘Š—ȱ˜Œž››’˜ȱŒŠ–‹’˜œȱŽ—ȱ•Šȱ–˜- La sección de energía intermedia está compuesta
Š•’Šȱ Žȱ Œ˜˜›’—ŠŒ’à—ǰȱ Ž—ȱ œžȱ ›·’–Ž—ȱ ꜌Š•ǰȱ Ž—ȱ •˜œȱ por los consumos del energético iȱšžŽȱœŽȱž’•’£Š—ȱ™Š›Šȱ•Šȱ
métodos de exploración-extracción de petróleo crudo, producción del energético “, donde la diagonal describe
en las tecnologías de producción de electricidad, en la •˜œȱŠž˜Œ˜—œž–˜œȱŽȱŒŠŠȱ˜›–ŠȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǯȱ˜›ȱŽ“Ž–-
mezcla energética, en la infraestructura de suministro y plo, en la intersección del renglón de petróleo crudo
œ˜‹›Žȱ˜˜ȱŽ—ȱ•˜œȱ›ŽšžŽ-
rimientos energéticos 7DEOD(VWUXFWXUDGHODPDWUL]GHLQVXPRSURGXFWRGHHQHUJtD
del propio sistema. Energía Total
œȱ ’——ŽŠ‹•Žȱ šžŽȱ •Šȱ —Ž›ÇŠȱ —Ž›–Ž’Š —Ž›ÇŠȱꗊ• consumida
energía para México es e1,1 e1,2 e 1,3 … e1,j e 1,1 e 1,2 e 1,3 … e 1,k E1
ž—ȱŽ•Ž–Ž—˜ȱšžŽȱ‘Šȱ™Š›- e2,1 e2,2 e 2,3 … e2,j e 2,1 e 2,2 e 2,3 … e 2,k E2
ticipado con el desarro- e3,1 e3,2 e3,3 … e3,j e3,1 e3,2 e3,3 … e3,k E3
llo nacional y a la con-


vergencia ideológica de ei,1 ei,2 ei,3 … ei,j ei,1 ei,2 ei,3 … ei,k Ei
la sociedad, considerán- Factores de
dolo un bien nacionalǰȱšžŽȱ e1 e2 e3 … ej
producción
contribuye con la iden- Energía total
E1 E2 E3 … Ej Ei = Ej
tidad nacional. ›˜žŒ’Š

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 241
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

con su columna se tendrá la cantidad de energía consu- Hasta este punto la Etotal tiene doble contabilidad, esto
mida para su propia producción y, en ese mismo ren- se debe a la conversión de energía primaria a secunda-
glón, en sus intersecciones con las columnas corres- ›’Šȱ¢ȱŽ›Œ’Š›’Šǰȱ•Šȱ™›˜™˜›Œ’˜—ŽœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱšžŽȱœŽȱ
™˜—’Ž—ŽœȱŠȱœžœȱŽ›’ŸŠ˜œȱǻŒ˜šžŽȱŽȱ™Ž›à•Ž˜ǰȱŠœȱ•’- Ž—ŒžŽ—›Š—ȱ Ž—ȱ •˜œȱ ǰȱ ǰȱ ¢ȱ  ǯȱ Š›Šȱ Š“žœŠ›•Šǰȱ œŽȱ
cuado de petróleo, gasolinas, los productos no energé- toman solamente los renglones correspondientes a
ticos y gas seco) se tendrá la aportación energética para energía primaria, (Alcántara y Roca, 1995).
la producción de cada uno de ellos2. De este modo la energía total se obtiene en términos
ŠȱœŽŒŒ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱꗊ•ȱœŽȱŒ˜–™˜—ŽȱŽ•ȱŒ˜—œž–˜ȱ de energía primaria, incluyendo las características
del energético i en el centro de consumo k. cuantitativas y cualitativas de todos los centros de con-
Una vez construidas las tablas de insumo-producto sumo más los efectos de los mercados internacionales
de energía se realiza el análisis básico, este consiste en ŽȱŽ—Ž›ÇŠȱ™›’–Š›’Šȱǻ›˜˜™œǰȱŗşŞŞǼǯ
Žœ’–Š›ȱ •˜œȱ ›ŽšžŽ›’–’Ž—˜œȱ Ž—Ž›·’Œ˜œȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ’- El consumo de energía primaria total se descompo-
rectos, indirectos y totales. ne en directo e indirecto:
Š›Šȱ œžȱ Œ˜—œ›žŒŒ’à—ȱ œŽȱ Ž¡™›ŽœŠ—ȱ ˜Šœȱ •Šœȱ ˜›–Šœȱ
de energía como la suma de las cantidades de energía EP total ILEp E final (6)
Œ˜—œž–’Šȱ Ž—ȱ Ž–Š—Šȱ ’—Ž›–Ž’Šȱ –¤œȱ Ž–Š—Šȱ ę-
nal3ǰȱŽœŠȱ’Ž—ŽȱšžŽȱœŽ›ȱ’žŠ•ȱŠȱ•ŠȱŽ—Ž›ÇŠȱ˜Š•ȱŒ˜—œž–’- EP directa G p E final (7)
da y producida:
EP indirecta ( ILE  G) p E final (8)
Eintermedia  E final Etotal (1)

se estima la proporción de la demanda intermedia con 0HWRGRORJtDGHODQiOLVLVGHFDPELRHVWUXFWXUDO


respecto al consumo total
El análisis de cambio estructural (ACE) mide los cambios
 como la suma de cuatro efectos:
GEtotal Eintermedia (2)
 1
G Eint ermedia Etotal (3) 1. ꌒŽ—Œ’Šȱ Žȱ ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ǻǼǰȱ œ˜—ȱ •Šœȱ
pérdidas en los procesos de producción, distribución
el cociente (3) es el enlace para explicar un cambio en la y almacenamiento de energía6.
energía total como una causalidad de la estructura in- 2. Las formas de sustitución de las diferentes opciones
terna del sistema energético, se conoce como la matriz ŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽ—ȱŽ•ȱŒ˜—œž–˜ȱꗊ•ȱǻǼ 7.
de requerimientos directos de energía (RDE)4. Se sustituye 3. Variaciones en el uso de la energía en los centros de
(2) en (1): consumo (VUE). Esas variaciones son resultado de
diferentes factores como en el caso de la demanda de

G Etotal  E final Etotal Ÿ Etotal ( I - G)1 E final (4) Ž—Ž›ÇŠȱꗊ•ȱŽȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœȱŽŒ˜—à–’Œ˜œǰȱœ˜—ȱŽ•ȱŽŽŒ˜ȱ
Žȱ •Šȱ ŠŒ’Ÿ’Šȱ ǻ ȱ Žȱ ŒŠŠȱ ›Š–ŠǼȱ ¢ȱ •Šȱ Žœ›žŒž›Šȱ
La matriz ( I - G)1 ™Š›ŠȱŽœŽȱ›Š‹Š“˜ȱŽœȱ•Šȱ —ŸŽ›œŠȱŽȱŽ˜—- energética; en el caso de la demanda residencial, los
tief de Energía, ILE , y expresa los requerimientos totales ŽŽŒ˜œȱŽ™Ž—Ž—ȱŽȱ•ŠȱŒŠ—’ŠȱŽȱŽšž’™Š–’Ž—˜ȱŽȱ
de energíaȱǻǼ5. •˜œȱ ‘˜Š›Žœȱ ¢ȱ •Šȱ ŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ Žȱ ˜‹Ž—Œ’à—ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠDzȱ
Šȱ’Ž›Ž—Œ’ŠȱŽ—›Žȱ•˜œȱȱ¢ȱ•˜œȱȱœ˜—ȱ•˜œȱreque- para el sector transporte la demanda depende del ni-
rimientos indirectos de energíaȱǻ ǼDZ ŸŽ•ȱŽȱŠŒ’Ÿ’Šȱ¢ȱŽȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠȱŽ—Ž›·’ŒŠȱŽ—ȱ·›-
minos de transporte8.
[ ILE  G] (5) Śǯȱ •ȱø•’–˜ȱŽŽŒ˜ȱŽœȱŽȱ’—Ž›ŠŒŒ’à—ǰȱšžŽȱœŽȱ’—Ž›™›ŽŠȱ
Œ˜–˜ȱž—ȱ›Žœ’ž˜ȱ—˜ȱŽ¡™•’ŒŠ‹•Žȱǻ Ǽǯ
2 Los autoconsumos se conforman del autoconsumo, pérdidas por trans-
misión, distribución y almacenamiento.
3 (Eintermedia ) ¦ ni ei ,j es el resultado de la suma de cada tipo de energía en la
matriz de transformaciones de energía ( Eintermedia ) . y ( Eintermedia ) ˜ Y, E final ¦ ni ei ,k es
el resultado de la suma de cada tipo de energía en los centros de consumo ŜȱŠȱŽŸ’Ž—Œ’ŠȱŽȱ–Ž“˜›ŠȱŽ•ȱœ’œŽ–ŠȱŽ—Ž›·’Œ˜ȱ™˜›ȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠȱŽȱ›Š—œ-
ŽȱŽ—Ž›ÇŠȱꗊ• (E final ). formación de energía y menores pérdidas globales se tiene con valores
4 Los RDE, son las proporciones de las diferentes formas de energía negativos.
consumida directamente en los procesos de conversión de energía, por lo ŝȱŠ•˜›Žœȱ™˜œ’’Ÿ˜œȱ’–™•’ŒŠ—ȱšžŽȱŠ•ȱŠž–Ž—˜ȱŽ—ȱ•ŠȱŽ–Š—ŠȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱœŽȱ
šžŽȱ expresa la tabla de transformaciones, también se les conoce como los ‘ŠȱŒž‹’Ž›˜ȱŒ˜—ȱŠž–Ž—˜ȱŽȱ•Šȱ’ŸŽ›œ’ęŒŠŒ’à—ȱŽ—Ž›·’ŒŠǯ
Œ˜ŽęŒ’Ž—ŽœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǯ Şȱ•ȱ™˜›ŒŽ—Š“Žȱ™žŽŽȱœŽ›ȱ–Š¢˜›ȱšžŽȱŗŖŖƖȱ™˜›šžŽȱœŽȱŽœ¤—ȱŒ˜—Š‹’•’£ŠŠœȱ
śȱ˜œȱȱœ˜—ȱ•Šȱ™›˜™˜›Œ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱšžŽȱŽ‹Žȱȱ™›˜žŒ’›œŽȱ™Š›ŠȱŠ‹ŠœŽȬ •Šœȱ™·›’ŠœȱǻŽęŒ’Ž—Œ’ŠœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ—’ȱŽ—ȱ›Š—œ™˜›Žǰȱ’œ›’‹žŒ’à—ȱ¢ȱ
cer los centros de consumo, considerando todo el conjunto pérdidas. almacenamiento).

242 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

ŠœȱŽ¡™›Žœ’˜—Žœȱ™Š›ŠȱŒžŠ—’ęŒŠ›ȱŒŠŠȱŽŽŒ˜ȱœ˜— servación de energía). La cantidad de energía produci-


da es igual a la consumida, también se tienen las canti-
' EP total EP total ,t  EP total ,0 ETEt  SEt  VUEt  EI t (9)
dades de energía consumida para la producción de
donde energía y en la diagonal de la tabla de transformaciones
 ( Eintermedia ) están los autoconsumos de cada energético.
ETEt 0
( ILEt  ILE0 )A 0 B (10) El siguiente paso es calcular los RDE11, la tabla 3

muestra la matriz G 2010 , las lecturas son: 1) del lado del
SEt ILE0 ǻ At  A0 Ǽ 0 (11) consumo, están las unidades de energía del energético i
 utilizadas para la producción de sus subproductos “œ; 2)
VUEt ILE0 A0 ǻt  B0 Ǽ (12) por el lado de la producción, se tienen las unidades de
energía de los energéticos is necesarias para la produc-

Las matrices A y B, provienen de la descomposición de ción del energético “.

la matriz E final AB, la primera es la proporción de las di- Žœ™ž·œȱœŽȱŽœ’–Š—ȱ•˜œȱǰȱ•ŠȱŠ‹•ŠȱŚȱǻ–Š›iz ILE2010)
ferentes formas de energía con respecto a la demanda brinda información de las proporciones totales de ener-
ꗊ•ȱŽȱŒŠŠȱŒŽ—›˜ȱŽȱŒ˜—œž–˜ȱ¢ȱ•ŠȱœŽž—ŠȱŽœȱž—ȱŸŽŒ- gía para producir energía, considerando la consumida
˜›ȱ ’Š˜—Š•ȱ šžŽȱ Ž¡™›ŽœŠȱ •Šȱ Ž–Š—Šȱ ꗊ•ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ directamente en los procesos de conversión más todo el
de cada centro de consumo9. conjunto de pérdidas asociadas con colocar cada ener-
gético en los centros de consumo.
Š›Šȱ Š“žœŠ›ȱ •Šȱ ˜‹•Žȱ Œ˜—Š‹’•’Šȱ œŽȱ ˜–Š—ȱ œ˜•Š-
&DVRPH[LFDQR
mente los renglones correspondientes a energía prima-
Š›Šȱ ŽœŠ››˜••Š›ȱ •Šȱ –Ž˜˜•˜ÇŠȱ œŽȱ ž’•’£Šȱ •Šȱ ’—˜›–Š- ria, los primeros siete de la tabla 4.
ción publicada por la Secretaria de Energía en su área De ahí se calcula la matriz EP total ,2010 , la cantidad de
Žȱ’œŽ–ŠȱŽȱ —˜›–ŠŒ’à—ȱ—Ž›·’ŒŠǰȱšžŽȱŽœȱ•ŠȱŠž˜›’- energía necesaria para abastecer la demanda de energía
ŠȱšžŽȱ™›ŽœŠȱŽ•ȱœŽ›Ÿ’Œ’˜ȱ™ø‹•’Œ˜ȱŽȱ’—˜›–ŠŒ’à—ȱŽœŠ- o las cantidades de energía consumida en los diferentes
dística en materia energética (SENER). centros de consumo en términos de energía primaria.
Šȱ—˜–Ž—Œ•Šž›Šȱž’•’£ŠŠȱŽœDZȱǰȱŒŠ›‹à—Dzȱǰȱ™Ž›à- La matriz aproxima la cantidad total de energía necesa-
leo crudo; GN, gas natural; N, nuclear; H, hidroener- ›’Šȱ˜–Š—˜ȱŽ—ȱŒžŽ—Šȱ•ŠœȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ
ÇŠDzȱǰȱŽ—Ž›ÇŠœȱ›Ž—˜ŸŠ‹•ŽœDzȱǰȱ‹’˜–ŠœŠDzȱǰȱŒ˜šžŽȱŽȱ y todo el conjunto de pérdidas (tabla 5).
ŒŠ›‹à—Dzȱ ǰȱ Œ˜šžŽȱ Žȱ ™Ž›à•Ž˜Dzȱ ǰȱ Šœȱ •’ŒžŠ˜ȱ Žȱ La tabla 6 muestra los resultados de la evaluación
™Ž›à•Ž˜Dzȱ ǰȱŠœ˜•’—ŠœDzȱǰȱ™›˜žŒ˜œȱ—˜ȱŽ—Ž›·’Œ˜œDzȱ del ACE para el año 2010.
GS, gas seco; E, electricidad; Ex, exportaciones; CNE,
Œ˜—œž–˜ȱ —˜ȱ Ž—Ž›·’Œ˜Dzȱ ǰȱ ›Žœ’Ž—Œ’Š•Dzȱ ǰȱ ›Š—œ™˜›ŽDzȱ Discusión y análisis de resultados
A, agropecuario; Ec, económicos; Ept, energía produ-
Œ’Šȱ Ž—ȱ ŒŽ—›˜œȱ Žȱ ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—Dzȱ ǰȱ ™›˜žŒŒ’à—ȱ Žȱ La metodología se desarrolla en dos etapas, la primera para
Ž—Ž›ÇŠDzȱǰȱ™›˜žŒŒ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽȱ˜›ŠœȱžŽ—ŽœDzȱ el caso del año 2010, un caso estático, y la segunda para el
–ǰȱ ’–™˜›ŠŒ’à—Dzȱ  ǰȱ ŸŠ›’ŠŒ’à—ȱ Žȱ ’—ŸŽ—Š›’˜œDzȱ ǰȱ periodo de tiempo de 1970 al 2010, un caso dinámico.
Ž—Ž›ÇŠȱ—˜ȱŠ™›˜ŸŽŒ‘ŠŠDzȱ ǰȱ–Ššž’•ŠȱŽȱ’—Ž›ŒŠ–‹’˜ȱ
—Ž˜Dzȱ  ǰȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ’—Ž›–Ž’ŠDzȱ ǰȱ Ž—Ž›ÇŠȱ ꗊ•Dzȱ ¢ȱ ǰȱ
&DVRHVWiWLFR
energía total10.
La metodología inicia con la construcción de las ta- El insumo-producto de energía para el año 2010 (tabla
blas de insumo-producto de energía. El consumo y pro- 2), muestra las relaciones interenergéticas de todos los
ducción de energía por tipo de energético para el año ’™˜œȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠǯȱ •ȱ ™Ž›à•Ž˜ȱ Œ›ž˜ȱ Œ˜—œž–Žȱ řŗǯřȱ  ȱ
2010 se presenta en la tabla 2 (note el principio de con- para su propia producción, más 48.4, 59.3, 2496, 103 y
ŗŜŖǯŚȱ ȱ™Š›Šȱ•Šȱ™›˜žŒŒ’à—ȱŽȱŒ˜šžŽȱŽȱ™Ž›à•Ž˜ǰȱŠœȱ
licuado de petróleo, gasolinas, productos no energéti-
9 La matriz E final proviene de los elementos ei,k. Œ˜œȱ¢ȱŠœȱœŽŒ˜ǰȱ›Žœ™ŽŒ’ŸŠ–Ž—ŽǯȱŠ–‹’·—ȱœŽȱ˜‹œŽ›ŸŠȱŽ•ȱ
ŗŖȱŠ›ŠȱŠŒ’•’Š›ȱ•Šȱ•ŽŒž›ŠȱœŽȱŠ›ŽŠ›˜—ȱ•ŠœȱŒžŽ—Šœȱ™˜›ȱ’™˜œȱŽȱŽ—Ž›ÇŠDZȱ
ǰȱ™Ž›à•Ž˜ȱŒ›ž˜ȱ¢ȱŒ˜—Ž—œŠ˜œDzȱǰȱŽ˜Ž—Ž›ÇŠǰȱœ˜•Š›ȱ¢ȱŽà•’ŒŠDzȱǰȱ ›Ž—’–’Ž—˜ȱ Ž—Ž›·’Œ˜ǰȱ Ž—ȱ ŽœŽȱ ŒŠœ˜ȱ œŽȱ ’Ž—Žȱ šžŽȱ ™˜›ȱ
‹ŠŠ£˜ȱŽȱŒŠÛŠȱ¢ȱ•ŽÛŠDzȱ¢ȱ ǰȱŠœ˜•’—Šȱ¢ȱ—ŠŠœǰȱšžŽ›˜œŽ—˜œǰȱ’ŽœŽ•ǰȱ¢ȱ cada unidad de energía consumida para su producción
combustóleo. Las cuentas de los centros de consumo se agregaron para:
ǰȱ™Ž›˜šžÇ–’ŒŠȱŽȱȱ¢ȱ˜›Šœȱ›Š–ŠœȱŽŒ˜—à–’ŒŠœDzȱǰȱŠ·›Ž˜ǰȱ
se obtienen 195 unidades de energía12.
autotransporte, eléctrico, ferroviario, y marítimo; y EC comercio, público,
™Ž›˜šžÇ–’ŒŠȱǰȱŠžŠœȱŽ—ŸŠœŠŠœǰȱŠ•ž–’—’˜ǰȱŠž˜–˜›’£ǰȱŠ£øŒŠ›ǰȱŒŽ- ŗŗȱŠ–‹’·—ȱŒ˜—˜Œ’˜œȱŒ˜–˜ȱŒ˜ŽęŒ’Ž—ŽœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ǯ
lulosa y papel, cemento, cerveza y malta, construcción, fertilizantes, hule, 12 Rendimiento energético es el cociente de la energía necesaria para su propia
–’—Ž›ÇŠǰȱšžÇ–’ŒŠǰȱœ’Ž›ž›’ŠǰȱŠ‹ŠŒ˜ǰȱŸ’›’˜ǰȱ¢ȱ˜›Šœȱ›Š–ŠœȱŽŒ˜—à–’ŒŠœǯ producción y el total de la energía producida.

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 243
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

7DEOD,QVXPRSURGXFWRGHHQHUJtD 3-
C  GN N H ER  CC   G  GS E  EF 
C - - - - - - - 63.3 - - - - - 322.7 386.1 13.0 399.1
 - 31.3 - - - - - - 48.4 59.3 2,496.0 103.0 160.4 - 2,898.4 3,198.4 6,096.8
GN - - 230.3 - - - - - - 297.3 150.5 89.0 1,331.1 - 2,098.2 710.4 2,808.5
N - - - - - - - - - - - - - 63.9 63.9 - 63.9
H - - - - - - - - - - - - - 132.3 132.3 - 132.3
ER - - - - - - - - - - - - - 150.5 150.5 4.9 155.4
 - - - - - - - - - - - - - - - 347.3 347.3
CC - - - - - - - 3.5 - - - - - - 3.5 63.3 66.8

 - - - - - - - - - - - - - - - 116.8 116.8

 - - - - - - - - - 4.9 - - - - 4.9 450.2 455.1

G - - - - - - - - - - 115.1 - - 391.9 507.0 2,919.2 3,426.1

 - - - - - - - - - - - - - - - 175.9 175.9

GS - - - - - - - - - - - - 452.0 985.1 1,437.0 479.6 1,916.6

E - - - - - - - - - - - - - 199.2 199.2 675.3 874.6

Ept - 31.3 230.3 - - - - 66.9 48.4 361.5 2,761.6 191.9 1,943.5 2,245.6

 202.6 6,101.1 2,247.0 63.9 132.3 155.4 348.3 58.6 43.7 330.6 2,395.4 175.9 1,385.2 873.1

 - - 733.3 - - - - - - - - - - -

– 201.2 - - - - - - 10.4 83.2 122.4 1,046.8 - 521.9 1.4

 -4.7 -4.0 -2.7 - - - - -2.2 -10.1 2.1 -16.0 -0.0 9.5 -

NA - 0.4 -169.0 - - - -1.0 - - - - - - -

  - - - - - - - - - - - - - -

 399.1 6,097.5 2,808.5 63.9 132.3 155.4 347.3 66.8 116.8 455.1 3,426.1 175.9 1,916.6 874.6

7DEOD0DWUL]UHTXHULPLHQWRVGLUHFWRVGHHQHUJtD
G 2010

C  GN N H ER  CC   G  GS E

C - - - - - - - 0.9 - - - - - 0.4

 - 0.0 - - - - - - 0.4 0.1 0.7 0.6 0.1 -


GN - - 0.1 - - - - - - 0.7 0.0 0.5 0.7 -

N - - - - - - - - - - - - - 0.1

H - - - - - - - - - - - - - 0.2

ER - - - - - - - - - - - - - 0.2

 - - - - - - - - - - - - - -
CC - - - - - - - 0.1 - - - - - -
 - - - - - - - - - - - - - -
 - - - - - - - - - 0.0 - - - -
G - - - - - - - - - - 0.0 - - 0.4
 - - - - - - - - - - - - - -
GS - - - - - - - - - - - - 0.2 1.1
E - - - - - - - - - - - - - 0.2

244 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

7DEOD5HTXHULPLHQWRVWRWDOHVGHHQHUJtD
C  GN N H ER  CC   G  GS E
C 1.0 - - - - - - 1.0 - - - - - 0.5
 - 1.0 - - - - - - 0.4 0.1 0.8 0.6 0.1 0.6
GN - - 1.1 - - - - - - 0.7 0.0 0.6 1.0 1.5
N - - - 1.0 - - - - - - - - - 0.1
H - - - - 1.0 - - - - - - - - 0.2
ER - - - - - 1.0 - - - - - - - 0.2
 - - - - - - 1.0 - - - - - - -
CC - - - - - - - 1.1 - - - - - -
 - - - - - - - - 1.0 - - - - -
 - - - - - - - - - 1.0 - - - -
G - - - - - - - - - - 1.0 - - 0.6
 - - - - - - - - - - - 1.0 - -
GS - - - - - - - - - - - - 1.3 1.9
E - - - - - - - - - - - - - 1.3

EP total ,2010
7DEOD0DWUL] 3-
% del
Ex CNE R  A Ec  total
C 2.5 - 85.0 2.1 14.8 290.7 395.1 0.04
 3,589.3 140.2 188.9 1,423.7 118.9 628.5 6,089.5 0.65
GN 50.3 117.5 496.6 180.6 49.2 1,293.5 2,187.7 0.23
N 0.5 - 16.8 0.4 2.9 43.8 64.5 0.01
H 1.0 - 34.8 0.9 6.1 90.7 133.4 0.01
ER 1.1 - 42.4 1.0 6.9 105.3 156.7 0.02
 - 0.2 259.3 - - 87.8 347.3 0.04
˜Š• 3,644.5 257.9 1,123.9 1,608.6 198.8 2,540.4 9,374.2
% del total 0.39 0.03 0.12 0.17 0.02 0.27
1RWDEPiHVHOFRQVXPRGHHQHUJtDSULPDULDGHWLSRi\EPkHVHOFRQVXPRGHHQHUJtDHQGHOFHQWURGHFRQVXPRk

7DEOD(IHFWRVTXHH[SOLFDQORVFDPELRVHQHOFRQVXPRGHHQHUJtDSULPDULD 3-
NJ  SE VUE  ›˜–Ž’˜

Ex 3,428.5 -11.4 -32.1 4,123.6 -651.6 1,371.4


CNE 164.8 -13.8 -2.8 228.4 -47.0 65.9
R 797.1 0.9 120.9 488.0 187.3 318.8
 1,149.2 -164.8 0.1 2,058.5 -744.5 459.7
A 132.4 -8.4 12.8 130.3 -2.3 52.9
Ec 1,782.0 -74.6 128.1 1,568.1 160.3 712.8
˜Š• 7,454.0 -272.2 227.0 8,596.9 -1,097.7 2,981.6

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 245
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

Después se construyeron los RDE (tabla 3), las propor- energético para la producción de electricidad y los pro-
ciones de energía necesarias para los procesos de ductos derivados del petróleo, esto en función de las
Œ˜—ŸŽ›œ’à—ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǯȱŠ›Šȱ›Š—œ˜›–Š›ȱŒŠ›‹à—ȱŽ—ȱ•˜œȱ necesidades de energía de los centros de consumo.
œž‹™›˜žŒ˜œȱŽœȱ—ŽŒŽœŠ›’˜ȱšžŽȱœŽȱœž–’—’œ›Ž—ȱŠ•ȱœ’œŽ- Los valores del término son negativos para todos los
ma de transformación 1.3 unidades de energía, dado œŽŒ˜›ŽœȱǻŽ¡ŒŽ™˜ȱ™Š›ŠȱŽ•ȱ›Žœ’Ž—Œ’Š•ǼǰȱŽœ˜ȱœ’—’ęŒŠȱšžŽȱ
šžŽȱŖǯşȱœŽȱ›Š—œ˜›–Š›˜—ȱŽ—ȱŒ˜šžŽȱŽȱŒŠ›‹à—ȱ¢ȱŖǯŚȱŽ—ȱ •˜œȱŒ˜ŽęŒ’Ž—ŽœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱŽ•ȱŘŖŗŖȱ‘Š—ȱŠž–Ž—-
Ž•ŽŒ›’Œ’ŠDzȱ˜›Šȱ˜›–Šǰȱ•ŠȱŽęŒ’Ž—Œ’ŠȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ tado ligeramente con respecto a 1970, en otras palabras,
ŽȱŒŠ›‹à—ȱŽ—ȱŒ˜šžŽȱŽȱŒŠ›‹à—ȱŽœȱŽȱşŖƖȱ¢ȱŽȱŚŖƖȱ™Š›Šȱ •Šȱ ŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ Žȱ Œ˜—ŸŽ›œ’à—ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ Ž—ȱ Ž•ȱ œ’œŽ–Šȱ
convertirlo en electricidad. energético mexicano creció, y las pérdidas por transmi-
—ȱ•ŠȱŠ‹•ŠȱŚȱŽœ¤—ȱ•˜œȱǰȱ•Šœȱ™›˜™˜›Œ’˜—ŽœȱŽȱŽ—Ž›- sión, almacenamiento y distribución disminuyeron.
gía necesarias para llevar a cabo los procesos de conver- El sector transporte tiene el valor más negativo, es
sión de energía para colocar una unidad de energía ŽŒ’›ǰȱ•˜œȱŒ˜ŽęŒ’Ž—ŽœȱŽȱ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ–Š¢˜›Žœȱ¢ȱ•Šœȱ
Œ˜–˜ȱ™›˜žŒ˜ȱꗊ•ȱŽ—ȱ•˜œȱŒŽ—›˜œȱŽȱŒ˜—œž–˜ǯ pérdidas asociadas menores. Caso contrario para el sec-
Žȱ•Šȱ–Š›’£ȱŽȱǰȱ•˜œȱŽ•Ž–Ž—˜œȱšžŽȱŒ˜–™˜—Ž—ȱ tor residencial, único con un valor positivo (cercano a la
el vector de electricidad son interesantes por tener la ž—’ŠǼǯȱœ˜ȱšž’Ž›ŽȱŽŒ’›ȱšžŽȱŽ•ȱŒ˜—“ž—˜ȱŽȱ™·›’Šœȱ
mezcla energética más amplia, por ejemplo, para pro- aumentó con respecto a 1970.
žŒ’›ȱž—Šȱž—’ŠȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽ•·Œ›’ŒŠȱœŽȱ›Žšž’Ž›Ž—ȱŖǯśǰȱ El siguiente término es SE, sustitución de diferentes
0.6, 1.5, 0.2, 0.2, 0.6, 1.9 y 1.3 unidades de energía de opciones de energía en los diferentes sectores. Los sec-
carbón, petróleo crudo, gas natural, nuclear, hidroener- tores exportación y CNE tienen valores negativos, esto
gía, energías renovables, gas licuado de petróleo, gas œŽȱŽ—’Ž—Žǰȱ¢ŠȱšžŽȱ•Šœȱ–ŠŽ›’Šœȱ™›’–Šœȱ™Š›ŠȱœžœȱŠŒ’Ÿ’-
seco, y electricidad, respectivamente. De otra forma, ŠŽœȱ—˜ȱœ˜—ȱ’—Ž›ŒŠ–‹’Š‹•Žœǰȱ—˜ȱŽœȱ™˜œ’‹•Žȱ’ŸŽ›œ’ęŒŠ›ȱ
para producir una unidad de energía eléctrica se re- su oferta energética. Sin embargo, para los demás secto-
šž’Ž›Ž—ȱŽȱŜǯşȱž—’ŠŽœȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽȱ’Ž›Ž—ŽœȱžŽ—- ›Žœȱ•˜œȱŸŠ•˜›Žœȱœ˜—ȱ™˜œ’’Ÿ˜œǰȱŽœ˜ȱšž’Ž›ŽȱŽŒ’›ȱšžŽȱ‘Š—ȱ
tes, donde 1.3 unidades son propias de la electricidad, ’ŸŽ›œ’ęŒŠ˜ȱœžœȱ˜™Œ’˜—ŽœȱŽ—Ž›·’ŒŠœǯ
además se aprecia la participación de los hidrocarburos Š›ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱ›Žœ’Ž—Œ’Š•ȱŽ•ȱŒ˜–™˜—Ž—ŽȱȱŽ¡™•’ŒŠȱ
¢ȱœžœȱ™›˜žŒ˜œȱŽ›’ŸŠ˜œǰȱšžŽȱ™Š›ŠȱŽ•ȱŠœȱ•’ŒžŠ˜ȱŽȱ 15% del total de sus cambios en el consumo de energía,
petróleo y el gas seco son energía secundaria y la elec- –’Ž—›ŠœȱšžŽȱ™Š›ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱŠ›˜™ŽŒžŠ›’˜ȱŗŖƖǰȱ•˜œȱœŽŒ˜-
tricidad para producir electricidad se convierte en ener- res económicos 7% y el transporte 0.01%.
gía terciaria. En términos de las leyes de la termodi- •ȱŽŽŒ˜ȱŽȱ–Š¢˜›ȱ™Žœ˜ȱšžŽȱŽ¡™•’ŒŠȱŽ•ȱŒŠ–‹’˜ȱŽ—ȱŽ•ȱ
námica, aumentan los pasos de conversión de energía y consumo de energía es VUE, las variaciones en el uso de
con ello la entropía del sistema, del mismo modo la ley energía, en otras palabras, la actividad de cada sector
de la degradación de la energía también lo hace. aumentó: las exportaciones de energía primaria; los ki-
Se estimó el consumo de energía en términos de ener- lómetros recorridos en cada tipo de transporte, al igual
gía primaria (tabla 5). La distribución porcentual de los šžŽȱ•˜œȱ™ŠœŠ“Ž›˜œȱ¢ȱ–Ž›ŒŠ—ŒÇŠœȱ›Š—œ™˜›ŠŠœDzȱ™Š›Šȱ•˜œȱ
consumos de energía en los diferentes sectores son: ex- sectores económicos, en esencia su producción; en el
portación (39%), económicos (27%), transporte (17%), sector residencial, además del aumento de hogares, ha
residencial (12%), CNE (3%), y agropecuario (2%). crecido la cantidad de aparatos consumidores de ener-
La mezcla energética para todo el sistema es princi- gía, y cambios en la energía compartida.
palmente petróleo crudo (65%) y al gas natural (23%). Žȱ˜‹œŽ›ŸŠȱšžŽȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœȱŽ—ȱ•˜œȱšžŽȱ—˜ȱŽœȱ™˜œ’‹•Žȱ
El petróleo crudo es el principal componente para los ’ŸŽ›œ’ęŒŠ›ȱœžœȱžŽ—ŽœȱŽ—Ž›·’ŒŠœ13, tienen valores al-
sectores exportación (98%), CNE (58%), transporte tos en VUE, donde su peso porcentual en el cambio to-
(89%) y agropecuario (60%), y el gas natural para los Š•ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽœȱ–Š¢˜›ȱŠȱ•Šȱž—’Šǯȱ˜›ȱŽ•ȱŒ˜—›Š›’˜ǰȱ•˜œȱ
sectores residencial (44%) y los económicos (51%). œŽŒ˜›Žœȱ šžŽȱ ™›ŽœŽ—Š—ȱ ŽŸ’Ž—Œ’Šœȱ Žȱ ’ŸŽ›œ’ęŒŠŒ’à—ȱ
En la tabla 6 se encuentran los resultados del ACE energética, tienen valores porcentuales menores a la
para el año 2010, los cambios en el consumo de ener- unidad, en el sector residencial 61% de los cambios se
gía de los diferentes sectores son: exportación (3428.5 explican por variaciones en el consumo de energía, 98%
 ǼǰȱŽŒ˜—à–’Œ˜œȱǻŗŝŞŘȱ Ǽǰȱ›Š—œ™˜›ŽȱǻŗŗŚşǯŘȱ Ǽǰȱ›Žœ’- el agropecuario y 88% los sectores económicos.
Ž—Œ’Š•ȱ ǻŝşŝǯŗȱ  Ǽǰȱ ȱ ǻŗŜŚǯŞȱ  Ǽȱ ¢ȱ Š›˜™ŽŒžŠ›’˜ȱ •ȱø•’–˜ȱ·›–’—˜ȱŽœȱŽ•ȱ›Žœ’žŠ•ȱ ǰȱŽœŽȱ’Ž—ŽȱŸŠ•˜›Žœȱ
ǻŗřŘǯŚȱ Ǽǯ positivos solamente para los sectores residencial y
•ȱ™›’–Ž›ȱ·›–’—˜ȱŽ•ȱŠ—¤•’œ’œȱŽœȱǰȱŠŽ–¤œȱŽȱ’—-
formar acerca del conjunto de pérdidas de energía tam- ŗřȱŽȱ›ŽęŽ›ŽȱŠȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœȱŽ¡™˜›ŠŒ’à—ǰȱǰȱ¢ȱŽ—ȱ–Ž—˜›ȱ–Ž’ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱ
‹’·—ȱ •˜ȱ ‘ŠŒŽȱ Š•ȱ ’Ž—’ęŒŠ›ȱ•Šœȱ›žŠœȱšžŽȱ˜–ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱ transporte.

246 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

agropecuario, explica el 24% y 9% de los cambios en el dencial; EP indirecta , 6ŚƖȱǻřŗşŞȱ Ǽȱ™Š›ŠȱŽ¡™˜›ŠŒ’à—ǰȱŘřƖȱ


consumo de energía, respectivamente. ǻŗŗŚŞȱ Ǽȱ™Š›Šȱ•˜œȱŽŒ˜—à–’Œ˜œǰȱŗŖƖȱǻŚşŚȱ ǼȱŽ•ȱ›Žœ’Ž—-
cial (tabla 8).
La distribución entre el consumo directo e indirecto
&DVRGLQiPLFR
para el periodo de estudio fue de 34% y 66%, respecti-
Š›Šȱ Ž•ȱ ™Ž›’˜˜ȱ Žȱ Žœž’˜ǰȱ ŗşŝŖȱ Š•ȱ ŘŖŗŖǰȱ œŽȱ ˜‹žŸ˜ȱ Ž•ȱ vamente, sin embargo, la evolución porcentual con res-
comportamiento de la EP total como la suma de sus com- ™ŽŒ˜ȱŠ•ȱ˜Š•ȱ–žŽœ›ŠȱšžŽȱŽȱŗşŝŖȱŠȱŗşŝşȱŽ•ȱŒ˜—œž–˜ȱ
ponentes directos e indirectos por tipo de energía y por directo era el principal, después el consumo indirecto
centro de consumo, también se realizó el ACE tomando œŽȱŒ˜•˜ŒàȱŒ˜–˜ȱŽ•ȱ–Š¢˜›ȱǻꐞ›ŠȱŗǼǯ
como año base 1970. Al aplicar el ACE a todo el periodo de estudio, en el
En 40 años la EP total por tipo de energético tuvo un Œ˜—œž–˜ȱ•˜‹Š•ȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱœŽȱ˜‹œŽ›ŸŠȱšžŽȱ•˜œȱŒŠ–‹’˜œȱ
Œ›ŽŒ’–’Ž—˜ȱ™˜›ŒŽ—žŠ•ȱŽȱřŞŞƖȱǻŝŚśŚȱ ǼǰȱŽ—ȱ•Šȱ’œ›’- han transitado por cuatro etapas (1970-1982), creci-
bución de los consumos de energía el petróleo crudo y –’Ž—˜ȱ Œ˜—ȱ Œ˜–™˜›Š–’Ž—˜ȱ Ž¡™˜—Ž—Œ’Š•ȱ Žȱ ŜřŖŖȱ  Dzȱ
el gas natural son los de mayor peso, con una participa- 1982-1995, cambios prácticamente constantes de 6400
Œ’à—ȱ™˜›ŒŽ—žŠ•ȱŽȱŜŞƖȱǻśŖşŗȱ Ǽȱ¢ȱŘŘƖȱǻŗŜřŜȱ Ǽǰȱ›Žœ-  DzȱŗşşśȬŘŖŖŝǰȱ˜œȱŠž–Ž—˜œȱŽȱŗřŝŖȱ ȱŽ—ȱ™›˜–Ž’˜Dzȱ¢ȱ
pectivamente, (tabla 7) para detallar14. ŘŖŖŝȬŘŖŗŖǰȱ’—’Œ’Šȱž—ȱŽœŒŽ—œ˜ȱŽȱřŚŖȱ ȱŽ—ȱ™›˜–Ž’˜ǯ
La energía asociada a los procesos de conversión de •ȱŒ˜–™˜›Š–’Ž—˜ȱ™˜›ȱŽŽŒ˜ȱžŽȱǰȱ’Ž—ŽȱŸŠ•˜›Žœȱ
energía, EP directa , ŒŠ–‹’àȱŗşŚƖȱǻŘśŘŖȱ Ǽǰȱ•Šȱ’œ›’‹žŒ’à—ȱ de poco peso con respecto a los demás efectos, cambió
en el cambio de energía el petróleo crudo y el gas natu- Žȱ™˜œ’’Ÿ˜ȱŠȱ—ŽŠ’Ÿ˜ȱŽ—›ŽȱŗşşŖȱ¢ȱŗşşŘǰȱŽœ˜ȱšž’Ž›ŽȱŽ-
ral tienen las participaciones más grandes, 57% (1430 Œ’›ȱ šžŽȱ Šž–Ž—àȱ •’Ž›Š–Ž—Žȱ •Šȱ ŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ Žȱ ›Š—œ˜›-
 Ǽȱ¢ȱŘŚƖȱǻŜŖşȱ Ǽǯ mación de energía y el conjunto de pérdidas; SE, sus-
El cambio en la energía relacionada con el autocon- titución de las diferentes opciones de energía, ha tenido
sumo, transmisión, distribución y almacenamiento, ŸŠ•˜›Žœȱ ™˜œ’’Ÿ˜œȱ ™ŽšžŽÛ˜œȱ Ž—ȱ ™›˜™˜›Œ’à—ǰȱ Ž—ȱ •Šœȱ ø•’-
EP indirecta , ȱžŽȱŽȱŝŞŝƖȱǻŚşřŚȱ ǼǰȱŽ—ȱœžȱ’œ›’‹žŒ’à—ȱŝŚƖȱ mas dos décadas tuvo un ligero crecimiento, en otras
ǻřŜŜŖȱ ǼžŽ›˜—ȱ™Š›ŠȱŽ•ȱ™Ž›à•Ž˜ȱŒ›ž˜ȱ¢ȱŘŗƖȱǻŗŖŘŝȱ Ǽȱ palabras, el sistema energético está fuertemente ancla-
para el gas natural. ˜ȱŠȱžŽ—ŽœȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱŽœ™ŽŒÇꌊœǰȱ•˜œȱ‘’›˜ŒŠ›‹ž›˜œDzȱ
˜–Š—˜ȱŽ—ȱŒžŽ—ŠȱŽ•ȱ‹Š•Š—ŒŽȱŽȱŽ—Ž›ÇŠǰȱ•˜œȱŒŠ–- VUE es el de mayor peso, las actividades y las caracte-
bios totales en el consumo de energía para los centros rísticas propias de cada sector están fuertemente rela-
de consumo son los mismos. Las distribuciones son: Œ’˜—ŠŠœȱ Œ˜—ȱ œžȱ Œ˜—œž–˜ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠDzȱ  ǰȱ ŽŽŒ˜ȱ
EP total , ŚŜƖȱǻřŚŘşȱ ǼȱŽœȱ™Š›ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱŽ¡™˜›ŠŒ’à—ǰȱŘŚƖȱ interacción o residual, su valor ha crecido durante todo
ǻŗŝŞŘȱ Ǽȱ™Š›Šȱ•˜œȱŽŒ˜—à–’Œ˜œȱ¢ȱŗśƖȱǻŗŗŚşȱ Ǽȱ™Š›ŠȱŽ•ȱ Ž•ȱ™Ž›’˜˜ȱǻꐞ›ŠȱŘǼǯ
transporte; EP directa ,ȱ ŚŚƖȱ ǻŗŗŘŖȱ  Ǽȱ Žȱ ›Š—œ™˜›Žǰȱ El valor promedio de los cambios en el consumo de
ŘśƖȱǻŜřŚȱ ǼȱŽȱ•˜œȱŽŒ˜—à–’Œ˜œǰȱŗŘƖȱǻřŖŘȱ ǼȱŽ•ȱ›Žœ’- energía crece con un comportamiento tipo exponencial
en la primera década, las siguientes tienen una trayec-
14 El cambio porcentual de mayor peso es para las energías renovables y
la nuclear, sin embargo, en energía no tienen el peso de los hidrocarburos. toria lineal con una pendiente cercana a cero.

7DEOD&DPELRHQHQHUJtD\SRUFHQWXDOSRUWLSRGHHQHUJpWLFR
EP total EP directa EP indirecta

Š–‹’˜ȱŽ—ȱŽ—Ž›ÇŠȱǻ Ǽ Cambio porcentual (%)


˜Š• % Directa % —’›ŽŒŠ % ˜Š• Directa —’›ŽŒŠ
C 349.9 4.7 269.0 10.7 81.0 1.6 774.9 634.2 2,947.9
 5,090.5 68.3 1,430.5 56.8 3,660.0 74.2 509.5 171.5 2,217.7
GN 1,635.7 21.9 608.5 24.1 1,027.2 20.8 296.3 169.7 531.0
N 64.5 0.9 49.8 2.0 14.7 0.3 1,538.5 1,448.4 1,941.1
H 63.3 0.8 44.9 1.8 18.4 0.4 90.3 77.3 153.4
ER 156.7 2.1 117.2 4.7 39.5 0.8 3,286.5 2,935.6 5,056.1
 93.3 1.3 - - 93.3 1.9 36.7 - 36.7
˜Š• 7,454.0 1.0 2,519.9 1.0 4,934.0 1.0 388.2 194.9 786.6
1RWD/RVDxRVGHFRPSDUDFLyQSDUDQXFOHRHQHUJtDJHRHQHUJtDHQHUJtDVRODU\HQHUJtDHyOLFDVRQUHVSHFWLYDPHQWH\

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 247
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

Š›Šȱ ™›˜ž—’£Š›ȱ Ž—ȱ Ž•ȱ Š—¤•’œ’œȱ Ž•ȱ Œ˜—œž–˜ȱ Žȱ gativos representan las características propias de esos
energía se desagrega el ACE en los seis sectores consi- œŽŒ˜›ŽœǰȱŽœȱŽŒ’›ǰȱ—˜ȱŽœȱ™˜œ’‹•Žȱ•Šȱ’ŸŽ›œ’ęŒŠŒ’à—ǯ
derados, los cambios fueron diferentes para todos, las El VUE es el efecto de mayor peso, durante las cua-
’œ›’‹žŒ’˜—Žœȱ™˜›ŒŽ—žŠ•ŽœȱŽ—ȱ™›˜–Ž’˜ȱŽ•ȱNJȱœ˜—DZȱ ›˜ȱ·ŒŠŠœȱŽȱŽœž’˜ȱ•˜œȱŒŠ–‹’˜œȱŽ—ȱŽ•ȱNJȱŽ•ȱœ’œŽ-
exportación 48%, económicos 23%, transporte 15%, re- –Šȱ›Ž™›ŽœŽ—Š—ȱŗŖŞƖǰȱ–’Ž—›ŠœȱšžŽȱ™Š›Šȱ•˜œȱŒŽ—›˜œȱŽȱ
œ’Ž—Œ’Š•ȱşƖǰȱȱřƖǰȱ¢ȱŠ›˜™ŽŒžŠ›’˜ȱŘƖǯȱŠ–‹’·—ȱ•Šœȱ consumo son: transporte 130%, exportaciones 120%,
velocidades de crecimiento del cambio en el consumo CNE 119%, económicos 83%, agropecuario 80% y resi-
de energía fueron diferentes para todas las ramas, la dencial 66%.
–Š¢˜›ȱ žŽȱ ™Š›Šȱ Ž•ȱ œŽŒ˜›ȱ ›Žœ’Ž—Œ’Š•ǰȱ šžŽȱ žŽȱ Ž•ȱ ø—’Œ˜ȱ •ȱø•’–˜ȱ·›–’—˜ǰȱŽ•ȱ›Žœ’žŠ•ȱǻ Ǽǰȱ’Ž—ŽȱŠȱŠž–Ž—-
œŽŒ˜›ȱšžŽȱž™•’Œàȱ•Šȱ–Š—’žȱ¢ȱŽ—ȱ–Ž—˜›ȱ–Ž’Šȱ•˜œȱ tar conforme se amplía el tiempo de análisis, para el
económicos, después transporte, exportación, agrope- œ’œŽ–Šȱ’Ž—Žȱž—ȱ™Žœ˜ȱŽȱȮşƖȱ¢ȱ™Š›Šȱ•˜œȱ’Ž›Ž—ŽœȱœŽŒ-
cuario y en trayectoria negativa CNE (tabla 9). tores son: residencial 20%, agropecuario 10%, económi-
•ȱ™›’–Ž›ȱ·›–’—˜ȱŽȱ•ŠȱŽœŒ˜–™˜œ’Œ’à—ȱŽœȱǰȱ•˜œȱ Œ˜œȱŗŖƖǰȱŽ¡™˜›ŠŒ’˜—ŽœȱȮŗşƖȱ¢ȱ›Š—œ™˜›ŽȱȮŘŚƖǯ
›Žœž•Š˜œȱ–žŽœ›Š—ȱšžŽȱŽ¡’œ’àȱž—Šȱ•’Ž›Šȱ–Ž“˜›ŠȱŽ—ȱŽ•ȱ La trayectoria de los diferentes efectos es distinta
œ’œŽ–ŠǰȱŽȱ–Š—Ž›ŠȱšžŽȱȮŗƖȱŽ•ȱNJȱ•˜ȱŽ¡™•’ŒŠǯȱ•ȱŽœ- ™Š›ŠȱŒŠŠȱž—˜ȱŽȱ•˜œȱœŽŒ˜›ŽœǰȱŠž—šžŽȱŽ•ȱȱŽœȱŽ•ȱŽȱ
agregar el sistema en sus centros de consumo para el mayor peso. El efecto SE solo se presenta en los sectores
œŽŒ˜›ȱ ›Š—œ™˜›Žȱ Žœȱ Žȱ ȱ ȮŜƖǰȱ ȱ ȮśƖǰȱ Š›˜™ŽŒžŠ›’˜ȱ residencial, agropecuario y económico; también en es-
ȮŘƖǰȱŽ¡™˜›ŠŒ’à—ȱȮŖǯŚƖǰȱ›Žœ’Ž—Œ’Š•ȱřǯŚƖȱ¢ȱŽŒ˜—à–’Œ˜œȱ ˜œǰȱŽ•ȱŸŠ•˜›ȱŽ•ȱŽŽŒ˜ȱ ȱŽœȱ™˜œ’’Ÿ˜ǯȱ•ȱŽŽŒ˜ȱȱŽœȱŽ•ȱ
0.7%, pero en aumento de pérdidas globales. de menor peso para los tres sectores y en todos se apre-
El siguiente término SE, durante el periodo de aná- cia un cambio de comportamiento en la primera mitad
lisis, 2% de los cambios en el consumo de energía pri- de la década de los 90, cambiando de valores positivos
–Š›’Šȱ ˜Š•ȱ œŽȱ Ž¡™•’ŒŠ—ȱ Œ˜–˜ȱ ›Žœž•Š˜ȱ Žȱ ’ŸŽ›œ’ęŒŠ›ȱ a negativos y nulos; los valores de VUE a pesar de ser el
las fuentes de energía para abastecer la demanda, para efecto de mayor peso, tiene distintas trayectorias para
los centros de consumo, el sector agropecuario tiene cada uno de estos sectores; el sector residencial ha cre-
12%, residencial 11%, económicos 6%, transporte con cido constantemente, el agropecuario creció rápida-
0.1%, exportaciones -1.2% y CNE -0.4%, los valores ne- mente hasta 1982 y después tuvo algunas variaciones

7DEOD&DPELRHQHQHUJtD\SRUFHQWXDOSRUFHQWURGHFRQVXPR
EP total EP directa EP indirecta
Š–‹’˜ȱŽ—ȱŽ—Ž›ÇŠȱǻ Ǽ Cambio porcentual (%)
˜Š• % Directa % —’›ŽŒŠ % ˜Š• Directa —’›ŽŒŠ
Ex 3,428.5 46.0 231.8 9.2 3,196.7 64.8 1,586.8 121.0 13,031.8
CNE 164.8 2.2 165.5 6.6 -0.7 -0.0 176.9 213.4 -4.8
R 797.1 10.7 302.7 12.0 494.4 10.0 243.9 348.6 206.0
 1,149.2 15.4 1,119.9 44.4 29.4 0.6 250.2 262.1 91.5
A 132.4 1.8 65.8 2.6 66.5 1.3 199.2 130.5 416.2
Ec 1,782.0 23.9 634.2 25.2 1,147.8 23.3 235.0 138.1 383.8
˜Š• 7,454.0 1.0 2,519.9 1.0 4,934.0 1.0 388.2 194.9 786.6

)LJXUD(YROXFLyQSRUFHQWXDOGHOFRQVXPRGHHQHUJtDGLUHFWD )LJXUD'LVWULEXFLyQGHHIHFWRVTXHH[SOLFDQORVFDPELRVHQHO
HLQGLUHFWD FRQVXPRGHHQHUJtDWRWDO 3-

248 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

7DEOD(YROXFLyQHQODGLVWULEXFLyQGHORVHIHFWRVTXHH[SOLFDQHOFRQVXPRGHHQHUJtDHQORVFHQWURVGHFRQVXPR 3-
NJ  SE
1980 1990 2000 2010 1980 1990 2000 2010 1980 1990 2000 2010
Ex 1,875.8 2,822.6 3,632.0 3,428.5 7.0 -13.9 -35.6 -11.4 -31.8 -34.6 -34.5 -32.1
CNE 160.2 328.0 155.5 164.8 -4.1 -6.0 -10.0 -13.8 1.5 -0.2 -1.4 -2.8
R 252.4 526.8 621.0 797.1 27.1 21.2 -8.2 0.9 21.3 37.6 79.3 120.9
 684.9 907.2 951.3 1,149.2 16.4 -20.7 -103.2 -164.8 3.8 0.5 -1.3 0.1
A 85.8 97.1 108.2 132.4 4.4 1.0 -8.3 -8.4 4.9 17.8 15.5 12.8
Ec 890.5 1,269.7 1,703.1 1,782.0 73.1 20.4 -49.0 -74.6 28.6 91.5 114.0 128.1
˜Š• 3,949.6 5,951.4 7,171.1 7,454.0 123.9 2.0 -214.2 -272.2 28.2 112.5 171.6 227.0

7DEOD continuación
VUE 
1980 1990 2000 2010 1980 1990 2000 2010
Ex 2,224.7 3,382.2 4,409.5 4,123.6 -324.1 -511.1 -707.5 -651.6
CNE 166.4 358.9 194.1 228.4 -3.5 -24.7 -27.2 -47.0
R 155.6 358.6 453.9 488.0 48.4 109.4 96.0 187.3
 640.1 970.8 1,352.5 2,058.5 24.5 -43.4 -296.7 -744.5
A 64.3 59.9 91.3 130.3 12.2 18.4 9.8 -2.3
Ec 695.8 1,022.8 1,479.6 1,568.1 93.0 135.0 158.5 160.3
˜Š• 3,946.9 6,153.3 7,980.8 8,596.9 -149.4 -316.3 -767.2 -1,097.7

hasta 1993 y de ahí en adelante ha crecido, los sectores Š›Šȱ•ŠœȱžŽ—ŽœȱŽȱŽ—Ž›ÇŠȱ™›’–Š›’ŠœǰȱŒ˜–˜ȱŽ•ȱ™Ž›à-


económicos crecieron rápidamente en la primera déca- leo crudo y el gas natural, la relación es de 195 y 12
da y después con ligeras variaciones continuaron cre- unidades de energía, respectivamente. Las fuentes se-
Œ’Ž—˜ȱŒ˜—ȱ–Ž—˜›ȱ’—Ž—œ’Šȱǻꐞ›ŠœȱřŠǰȱ‹ȱ¢ȱŒǼǯ cundarias, como los derivados del petróleo crudo, tie-
De manera contraria los sectores exportación, CNE nen valores entre uno y dos unidades de energía, menor
y transporte, el valor de SE son prácticamente nulos; al Šȱ ž—˜ȱ ™Š›Šȱ Ž•ȱ ŒŠœ˜ȱ Žȱ •Šȱ Ž•ŽŒ›’Œ’Šǰȱ ›ŽŒ˜›Š—˜ȱ šžŽȱ
’žŠ•ȱ šžŽȱ •˜œȱ ŸŠ•˜›Žœȱ Žȱ ȱ Žȱ ŗşŝŖȱ Šȱ ŗşşŖǰȱ Žœ™ž·œȱ esta es una fuente de energía secundaria y terciaria.
toman valores negativos, excepto para el sector expor- De la información obtenida en el cálculo de los
tación donde el valor fue cero para todo el periodo; el EP directa , se concluye desde el punto de vista termodiná-
ŽŽŒ˜ȱ ȱŽœȱ—ŽŠ’Ÿ˜ȱ™Š›ŠȱŽœ˜œȱ›ŽœȱœŽŒ˜›Žœȱ¢ȱŽ—›Žȱ•Šȱ –’Œ˜ǰȱšžŽȱ•ŠȱŽ—›˜™ÇŠȱŽ•ȱœ’œŽ–ŠȱŽ—Ž›·’Œ˜ȱ–Ž¡’ŒŠ—˜ȱ
segunda mitad de la década de los 80 y la primera de va en aumento, debido la acumulación de irreversibili-
los 90 aumentó su valor, se aprecia con claridad en el dades asociadas a los procesos de conversión de ener-
sector transporte; las trayectorias del efecto VUE son gía, teniendo como causa de ellas la producción de
distintas para todos, para el sector exportación creció subproductos de hidrocarburos y su consumo en los
exponencialmente en la primera década del estudio, y sectores económicos y el transporte.
en las siguientes se ha mantenido lineal con variaciones Š›Šȱ •˜œȱ EP ȱ ȱ indirecta
ȱ ȱ ȱ Šumentó el consumo de ener-
ŽȱśŖŖȱ ǰȱȱ™Š›ŠȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱȱŒ›ŽŒ’àȱ›¤™’Š–Ž—ŽȱŽ—ȱ•Šœȱ ÇŠȱ™Š›Šȱ–˜ŸŽ›ȱŽ—Ž›ÇŠǰȱŠ˜ȱšžŽȱ•Šȱ’—›ŠŽœ›žŒž›ŠȱŽ•ȱ
primeras dos décadas, en las siguientes dos décadas sistema energético no asimiló el crecimiento exponen-
disminuyó su valor abruptamente, el sector transporte cial en la producción de hidrocarburos de la década de
también creció con rapidez en la primera década, las •˜œȱŝŖǰȱŠ•ŒŠ—£Š—˜ȱŽ—ȱŗşŝşȱŽ•ȱ™ž—˜ȱŽȱ’—ĚŽ¡’à—ȱ˜—Žȱ
siguientes dos décadas se mantuvo prácticamente cons- œŽȱŒ˜—Ÿ’Ž›ŽȱŽ—ȱŽ•ȱ™›’—Œ’™Š•ȱŒ˜—œž–˜ǰȱ•˜ȱšžŽȱ–Š›ŒŠȱž—ȱ
Š—Žȱ¢ȱŽ—ȱ•Šȱø•’–ŠȱŒ›ŽŒ’àȱśŖŖȱ ȱǻꐞ›ŠœȱřǰȱŽȱ¢ȱǼǯ ŒŠ–‹’˜ȱŽœ›žŒž›Š•ȱŽ—Ž›·’Œ˜ǯȱ’Ž—ŽȱŠȱ•˜œȱ‘’›˜ŒŠ›‹ž-
ros como los principales energéticos disipados y los
sectores de exportación, económicos y residencial como
Conclusiones
los más sensibles a este tipo de consumo.
La producción y el consumo de energía en México están Al estimar los cambios en el consumo de energía to-
concentrados en los hidrocarburos y sus subproductos, tal, EP total , sŽȱ˜‹œŽ›ŸŠȱšžŽȱŽ•ȱœŽŒ˜›ȱŽ¡™˜›ŠŒ’à—ȱ’Ž—Žȱž—Šȱ
•˜ȱŒžŠ•ȱȱŽ¡™•’ŒŠȱ•ŠȱŒŠ—’ŠȱŽȱ›ŽŒž›œ˜œȱŽ—Ž›·’Œ˜œȱšžŽȱ relevancia de 46% en la estructura de consumo de ener-
tiene y el grado del rendimiento energético. gía. Desde el punto de vista de la sustentabilidad, esa

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 249
Análisis de insumo-producto de energía y observaciones sobre el desarrollo sustentable, caso mexicano 1970-2010

ͳ͹Ͳ
ͳǡͻʹͲ
ͺͲͲ
ͳͷͲ
͹ͲͲ
ͳ͵Ͳ
͸ͲͲ ͳǡͶʹͲ
ͳͳͲ
ͷͲͲ
ͻͲ
ͶͲͲ ͻʹͲ
͹Ͳ
͵ͲͲ
ͷͲ
ʹͲͲ
͵Ͳ ͶʹͲ
ͳͲͲ
ͳͲ
Ǧ
ሺͳͲሻ
ሺͺͲሻ

D     E F

ͷǡͳͷͲ
ʹǡͳͲͲ

ͶǡͳͷͲ ͶͳͲ
ͳǡ͸ͲͲ

͵ǡͳͷͲ ͵ͳͲ
ͳǡͳͲͲ

ʹǡͳͷͲ ʹͳͲ ͸ͲͲ

ͳǡͳͷͲ ͳͳͲ ͳͲͲ

ͳͷͲ ͳͲ ሺͶͲͲሻ

ሺͺͷͲሻ ሺͻͲሻ ሺͻͲͲሻ

G H I

    ”‘†‡‹‘

)LJXUD'LVWULEXFLyQGHHIHFWRVTXHH[SOLFDQHOFRQVXPRGHHQHUJtD 3- D UHVLGHQFLDOE DJURSHFXDULRF VHFWRUHVHFRQyPLFRV


G H[SRUWDFLRQHVGHHQHUJtDH VHFWRUHVGHFRQVXPRQRHQHUJpWLFRI WUDQVSRUWH

energía no asimilada tiene efectos negativos en los de- para cubrir las necesidades de los sectores, sobre todo
más sectores, si plantean un crecimiento en su produc- Ž—ȱŠšžŽ••˜œȱŽ—ȱ•˜œȱšžŽȱŽ•ȱŽŽŒ˜ȱȱ‘ŠȱŽœŠ˜ȱ™›ŽœŽ—Žȱ
ción estos no tendrán energía para sustentarlo, las directamente.
˜™Œ’˜—ŽœȱšžŽȱ’Ž—Žȱœ˜—ȱ’ŸŽ›œ’ęŒŠ›ȱœžœȱžŽ—ŽœȱŽȱ’–™˜›- Žȱ Œ˜—œ’Ž›Šȱ šžŽȱ •Šœȱ ’Ž›Ž—Žœȱ ˜›–Šœȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠȱ
Š›ȱŽ—Ž›ÇŠǰȱ•˜ȱšžŽȱŒ˜—••ŽŸŠȱŠ•ȱŠž–Ž—˜ȱŽȱœžœȱŒ˜œ˜œȱŽȱ šžŽȱ ž’•’£Šȱ Ž•ȱ œ’œŽ–Šǰȱ •˜œȱ Œ˜ŽęŒ’Ž—Žœȱ Žȱ ›Š—œ˜›–Š-
™›˜žŒŒ’à—ǯȱ˜›ȱ•˜ȱŠ—˜ǰȱœŽȱŒ˜—Œ•ž¢ŽȱšžŽȱ•ŠȱœŠ•’ŠȱŽȱ ción de energía y el estado de la infraestructura de
esa cantidad de energía resta capacidades de aumentar transmisión-distribución y almacenamiento de energía,
el efecto actividad en los sectores más dependientes de son los elementos clave para la gestión energética na-
los hidrocarburos. Œ’˜—Š•ȱšžŽȱŒ˜—›’‹ž¢ŠȱŠ•ȱŽœŠ››˜••˜ȱœžœŽ—Š‹•Žǯ
•ȱȱŽ–žŽœ›ŠȱšžŽȱ•˜œȱ™›’—Œ’™Š•ŽœȱŒŠ–‹’˜œȱŽ—ȱŽ•ȱ La aportación de la energía para alcanzar criterios
consumo de energía son para los sectores exportación, Žȱ ŽœŠ››˜••˜ȱ œžœŽ—Š‹•Žȱ ›Š’ŒŠȱ Ž—ȱ Œž‹›’›ȱ •˜œȱ ›ŽšžŽ›’-
económicos, residencial y transporte. El efecto VUE es mientos de energía del propio sistema y de todos los
el principal en todos los sectores, es decir, la actividad œŽŒ˜›ŽœȱŒ˜—œž–’˜›ŽœǰȱŽȱ–Š—Ž›ŠȱšžŽȱ’œ–’—ž¢Š—ȱ•˜œȱ
ŽȱŒŠŠȱž—˜ȱŽȱŽ••˜œǰȱŒ˜—Œ•ž¢Ž—˜ȱšžŽȱŽ•ȱŒ˜—œž–˜ȱŽȱ Œ˜ŽęŒ’Ž—Žœȱ Žȱ ›Š—œ˜›–ŠŒ’à—ȱ Žȱ Ž—Ž›ÇŠǰȱ ¢Šȱ œŽŠȱ ™˜›ȱ
energía es directamente proporcional a este efecto. factor tecnológico o por reducir los pasos de conversión
Ž–¤œȱ ›ŽŸŽ•Šȱ šžŽȱ •˜œȱ ŒŠ–‹’˜œȱ ™˜›ȱ •˜œȱ ŽŽŒ˜œȱ Žȱ y por mejoras en la infraestructura de transmisión-dis-
ŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ Žȱ Œ˜—ŸŽ›œ’à—ȱ ¢ȱ ’ŸŽ›œ’ęŒŠŒ’à—ȱ Ž—Ž›·’ŒŠȱ tribución y almacenamiento de energía, disminuyendo
han tenido poco peso. La importancia de esto radica en la distancia recorrida, la calidad de sus materiales y dis-
šžŽȱ•Šȱ˜›–Šȱ¢ȱ•Šȱ’—Ž—œ’ŠȱŽȱ‘ŠŒŽ›ȱ–Ž›ŒŠ˜ȱŽ¡™•’ŒŠȱ positivos de control.
el nivel de consumo y simultáneamente invita a re- Los criterios de sustentabilidad como la temporali-
̎¡’˜—Š›ȱŠŒŽ›ŒŠȱŽȱ•ŠȱŽœ›žŒž›ŠȱŽȱ•Šȱ˜Ž›ŠȱŽ—Ž›·’ŒŠȱ dad de los recursos y el deterioro ambiental, pone en

250 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Livas-García Adrián

cuestión la tendencia a centralizar los recursos energé- ›˜˜™œȱ ǯǯ ǯȱ—Ž›¢ȱ —Ž—œ’’Žœȱǰȱ —™žȱȮȱž™žȱ—Š•’œ¢œȱŠ—ȱŒ˜-
’Œ˜œȱŽ—ȱ•˜œȱ‘’›˜ŒŠ›‹ž›˜œǰȱ¢ŠȱšžŽȱŽȱ—˜ȱ–Š—Ž—Ž›ȱ•˜œȱ nomic Development; en Ciaschini, M. Input – Output Analisys.
niveles de extracción, los valores del rendimiento ener- Current Development, Chapman and Hall, 1a ed., pp 201-216.
·’Œ˜ȱŒŠŽ›¤—ǰȱ™˜›ȱ•˜ȱšžŽȱ›˜–™Ž›ȱŒ˜—ȱŽœŠȱŽ—Ž—Œ’ŠȱŽœȱ ›ž’’Œ‘Š’ ’‹˜˜—ȱǯǰȱŽŽȱǯ ǯǰȱŠŽ”ȱǯǯǰȱŽŽȱ ǯǯȱŽŸŽ•˜™–Ž—ȱ
clave para la sustentabilidad del sistema energético and application of an energy input-output table for an energy
mexicano. demand and supply activities analysis. Enviromental Enginee-
Aumentar el peso proporcional de las demás fuen- ring Research , volumen 16 (número 1), 2011: 19-27.
tes en la matriz energética tiene efectos positivos simul- Slesser M. Net energy as an energy planning tool. Energy Policy,
táneos, baja la carga de los hidrocarburos en el sistema, junio de 1987.
•˜ȱšžŽȱœ’—’ęŒŠȱŽœŒŠ›‹˜—’£Š›•˜ǰȱŽœȱŽŒ’›ǰȱŽ•ȱ–Ž—˜›ȱŒ˜—- SENER. (n.d.). EnergiaǯȱŽ›’ŽŸŽȱŗŖȱŽȱŽ—Ž›˜ȱŽȱŘŖŗřǰȱ’œŽ–ŠȱŽȱ —˜›-
sumo de hidrocarburos es una defensa contra el dete- –ŠŒ’à—ȱ—Ž›·’ŒŠȱǻ ǼȱǽŽ—ȱ•Ç—ŽŠǾǯȱ’œ™˜—’‹•ŽȱŽ—DZȱ‘Ĵ™DZȦȦœ’ŽǯŽ—Ž›-
rioro ambiental (vía menos moléculas de carbono), al gia.gob.mx.
–’œ–˜ȱ ’Ž–™˜ȱ Šž–Ž—Šȱ •Šȱ ŽęŒ’Ž—Œ’Šȱ Žȱ Œ˜—ŸŽ›œ’à—ȱ ‘Ž’—‹Šž–ȱǯǯǰȱ˜›ÇžŽ£ȱǯǯǰȱ˜‹•Žœȱ ǯǯȱ˜•Ç’ŒŠȱ·¡’ŒŠ—ŠȱŽȱ
energética al disminuir los pasos para transformar la —’ŒŠ˜›ŽœȱŽȱžœŽ—Š‹’•’ŠǯȱProblemas del Desarrollo, volu-
energía disponible en útil. men 40 (número 158), 2009: 113-135.
UNDESA. Our Common Future, 1987. Retrieved 11 de octubre de
ŘŖŗřȱ ›˜–ȱ —ŠŽȱ Š’˜—œȱ ǽŽ—ȱ •Ç—ŽŠǾǯȱ ’œ™˜—’‹•Žȱ Ž—DZȱ ȱ ‘Ĵ™DZȦȦ
Referencias
   ǯž—Ȭ˜Œž–Ž—œǯ—ŽȦ˜ž›ȬŒ˜––˜—Ȭžž›Žǯ™
Alcántara V. y Roca J. Energy and CO2 emissions in Spain. Metho-
logy of analysis and some results for 1980-1990. Energy Econo- Este artículo se cita:
mics , volumen 17 (número 3), 1995: 221-230. Citación estilo Chicago
•˜›ŽœȬŽ•¤£šžŽ£ȱ ǯǰȱ žÛ˜£ȱ ǯǯǯǰȱ ’••Š•‹ŠȬŠ••Žȱ ǯȱ —ŸŽ—Š›’˜ȱ /LYDV*DUFtD $GULiQ $QDOLVLV GH LQVXPRSURGXFWR GH HQHUJtD \
de emeisiones en 2005 de gases de efecto invernadero por el REVHUYDFLRQHV VREUH HO GHVDUUROOR VXVWHQWDEOH FDVR PH[LFDQR
sector energético mexicano. Ingeniería, Investigación y Tecnolo- Ingenierta Investigaciyn y Tecnologta;9,  
gía, Ÿ˜•ž–Ž—ȱȱǻ—ø–Ž›˜ȱŗǼǰȱŘŖŗŖDZȱřśȬŚřǯ 
˜‘Š—œ˜—ȱǯǰȱ¢ȱ ˜•Ž–‹Ž›ȱ ǯȱEnergy for Sustainable Development,
Citación estilo ISO 690
—’Žȱ Š’˜—œȱ ŽŸŽ•˜™–Ž—ȱ ›˜›Š––Žȱ ǻǼǰȱ žŽŸŠȱ
/LYDV*DUFtD$$QDOLVLVGHLQVXPRSURGXFWRGHHQHUJtD\REVHUYD
York, 2002.
FLRQHVVREUHHOGHVDUUROORVXVWHQWDEOHFDVRPH[LFDQR
’••Ž›ȱǯȱ¢ȱ•Š’›ȱǯȱInput-output analysis; foundations and extensions,
Ingenierta Investigaciyn y Tecnologta YROXPHQ ;9, Q~PHUR  
؊ȱŽǯǰȱŸ˜•ž–Ž—ȱ ǰȱžŽŸŠȱ˜›”ǰȱǰȱŠ–‹›’Žȱ—’ŸŽ›œ’¢ȱ
DEULOMXQLR
›ŽœœǰȱŘŖŖşǯ

Semblanza del autor


Adrián Livas-García. Es ingeniero en energía por la Universidad Autónoma Metropoli-
Š—ŠȬ ǰȱ’Ž—ŽȱŽœž’˜œȱŽȱ–ŠŽœ›ÇŠȱŽ—ȱ’—Ž—’Ž›ÇŠȱŽ—ȱŽ—Ž›ÇŠȱ™˜›ȱ•Šȱ—’ŸŽ›œ’ŠȱŠ-
cional Autónoma de México, actualmente es candidato a doctor en ingeniería en
energía por la misma institución.

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 239-251 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 251