Está en la página 1de 21

lTTSTORIA DE A?

ALONIO
lUAN DE II f ONF'NA

Espaia ,llré ej] u¡ poema d€l Mts¡er de ckre€ía, eL et


siglo x¡v. P¿rece qúc TiBoseda hi,o €sra re{uüdición
LOS SIJEÑOS, SSEÑOS SON sob¡e ün texlo itaLalo.
De J"ü¡¡r¿s¿ ! Ald¡o d? Lot ino '¿s-\ Áatioco, rey de la ciüd¿d de A¿tioquía, §iendo
Estrn¡lu cn ljú\ersaciÜo (1 Je Ara8ón unü {i'do, t€nía una lrija ¿m¿da Safirca, en tá.o rrit¡e-
"e!
floc¡e co:r Í¡tc¡os grande! Íñor cs, y Úabxdo de mo grado hcroosa que su grada y gert;lez¿ sonaba
sueñoi, ilijo u¡ gentilho¡lb¡e de su iasa: "Pues por todas aquellas cot¡1araas. Y coao ¿espucs de
,"p" ,u.rie al,J.* que e Y' úoche Fsada 'oñ¿ su padrc estaba deterEiE¿do gue había de sucerl¿r
ouc Jc :r manú (:¿ arfDádo caballero' y me Pro- d reino, impor nábanle grrudes p.inc;per y se.
e.'t
!¡ó d. mry bue¡as arDa§ 1 c-aballo _\ t'Lo ñores de pedírse1a pr mujet, y como á el oo le
que sr
¡"spo¡o:ó el re¡': Pues a:¡ es rrzon será cooviniese, porque no Ie ¿Lrnolestas€tr Eobre elló, puso
cÁpla tu sueño"; y asi le armó <aballero y le dió una lregunta a Ia púert¿ de su palacio. notifirando
EñbCe¡r,eirrP de comer. Oye¡do eslr granücra olro q,:ie cuaiquiera que le declarase sobre la diüa pre-
i¡ia¿o, Hjo ¡, un caballero muy rico, dts( uso d( gutta, de cunlqier estado que ilrese, le rlaría a su
ciert¿ viila, a8lardó que e1 ¡ey estuücse €r *me_ bija por arujcr, cuando no, que le co¡t¡úa la sa-
iarle con!er.acion q!]e la pasata, y liefldo su lance bcza, Por €ste respecto iogrlno hubo que se at¡evie-
i" ,liio: S"p, vu"tra Lhc'zr que 'oñi lá olrl nocbc sc ¿ p,edilla: si no fué a c¿bo de mücho tiempo el
.,. -, l-¿cia merced Je tal villa " Co¡osciendo t] principe Apolonio, s€ñor de la proüflcia de Tiro, que
,:"y l^ ,rrro¡" ¡, cobdicia deste su criado, respondió: por slr ac1¡tisi¡do ingenio alcanzó la ve¡üd del nc.
1-" gocio. El cual, ?or estar ú¡ulr €namorado de la S¿-
"Anr1a Ce ahi; no c¡eas en §r¡€ños
fi¡e¿, Tirc delante del rcy Anríoco para declararle la
HlSTORIA DE APOLONIO p¡€gu¿ta.
lDe El Pah-atutio' t1fÁ )
l¿laloltio decl4ra la lrcgunta at re1,, cer,s rlirld.ole
Ista es uña rovelit¡ grieg?, que t¡aducida dcl lat;r ¿aientefl¿nie sas ontlr.s íaUds. EL tey se .,toj¿.l
,.,;;;J";á" r¿" Eda¿ [,diiá Pór r^J¡ ]¿': ¡'-
"*,,'. Su ?'iúer aparición col"ci'l¿ rn
,.."oi"i ¿i Eurora. Admirado el rey viendo qlc había acertado, sin
tá:nv glns ^! di(bo Po' ruostrar ni¡glna p€rturbación, dijo: "Digno eres
r Ur. ¡o.* dr,l
,,i'.;".'i;'":' si;iu 're b"* i cr're'on lri <' ^ "nedio' de euerte, A?olonio, porque no has diclo vcrdad;
"Sónab¿ Yo qnc !eñ2 nas porqre I¡o :]re pinies p¡rr cruei y ser la perso 3
a1cgt. Éi erM6n ,
:r a l¿ si fc, tádt' úia
que eres, )o te doy un mes de tiempo para que nle-
qle ]os sE§os su€ños
'on"
48
.¡¡;A\ 1}L IILIONEDA l:lsToR!-t cE APt)Lo^ to

ior vien5€, c.rr cliu. DesPFdido -\Polonro, lijt3 lL i¡mediat¡,melte mandó prcgonar ¡»r todo su reino
ir.,-," _, to erbarcó para Tiro, J _\nlÚÉo Do l( que cüalquiera quc lc r{iesc rivo al prircipe ,{polonio
hubo d¿rlo liceocia, qu€ d€ alli a poco no 6e,arre_ ie daria ci¡co ¡nil marcos de oro, l¡ a1 qu€ muerto,
que nu trrese mani' o su calezE mil y quioieotos. ,
¡,inriere .1,or eJlo'!, ¡ dc mieJo
fiesio su p€cado, maldó a Taliarc¿, triado sayo' Volvicnrio ai principe que cor su r¡¿ve
con otros hoflbres de ¡aala vid¿, qÍe fu€seD tra§ scguia su ventui:a, vino a ^pdlonio,
aportar en una d¡ovi¡cia
<te Apolonio, y comoquiera que fu€se le mat¿sen' llamada Tarc;a, y desembarcando y paseando por
.En e,t. intcrmcoio, cslando Apolo{1io en su tie:ru' ella €n í¿jede l11e¡cader, conoscióle (aonque ea ba-
y pcÍsan¿io que nabia declarado la Pregulta d rey jos restidos iba vestido) Ileliato, sen¿dor de ella, que
Antíoco, y quc o ¡a.bia cumplido §r PalaL¡¿ et1 m dias pasados habi¿ sido su vasdlo, y llamán-
darie l)or inuj€l á sü hija Salirea, a qri§o tarto dole po? su flonbre ¡o
le quiso responder Apoionic.
qr:eria y amzb4 tc!óó una l2ie, la qul calgó de Heliato eE+-cnses toÍó ¿ thr:rarle dicie1.J,,,: "!r,..
nucho trigo, y tlíneros y joyas dc intinita valia, y Apolonio. ¿por qú¿ qui.re; rlesprecnr a qurrn iavo-
de abqrresci¿o 3 se e¡nbarcó dc no'¡re §e'retalrÉntc reccrtt puc,Jc; \o te cclr;ricu qL¡r si rú.upi.sc5
efl ella coo ci€rtos c¡iadcrs y lanúliares síyos. 10 que de ti s[', que tri pre escucharias, y g¡arifica-
rías muy bien-" A esto respondió ,Lpolonio: "Si tc
Pues codo dese¡rbarcase Taliar.á ctr d,?oerto dc place, arnigo, por lo
flue debes a Yirtüd, Ére digas
Ti¡o ) hálhse ci Pueblo tan triste, p¡c*ffitatrdo a ,recisa¡re¡te io qr¡e dc flí saLes." 'Sé di.jo He-
fln muciacho la cáIsa de1lo, 1e re§pondió: "Amigo, -le
liaio- que el rcy Antioco ira hecho pregonar prrr
a es porq{e e] nlincipe
¿que ¡o sabe§ tú que todo €sto todas sus tierras que quicr 1e dicre ¡ú persona le
nucstro, Apoloaio, no §e sabc s; es muerto b vivo?; prolncir da. .irr.o nrii pesantes r Cc oro, v el qÚe tt1
quc rlespuós ,qr:e ri:ro de A:rtioquia no paresce " ebeza mil y qr¡jnic¡rtos." dijc .Apolonio: ,'¿Y
L'on ena relac¡on Taliarca co¡ qus co¡nPüñeros sc ^nsi Rcspondió Helialo:
cs tu profesión de gálrar cso?"
r,o1vió a,embarcar nruy satislecho Y venido ante 6ü ''No plega a Dios que tal t¡aición comcta ¿ quien
rcy A¡tioco, 1e dió aviso de lo que pasaba Y luego por rcy he obcdccido ár1gu¡r tte¡npo, sioo io qlrc te
- t-*t, ¡";r t". c¡ *guida, si¡ dil¿ció¡' ,upl;co e. que, lo ná: prest: ,,ue ¡ucda.. c"j* t.
' Esta fras; qúi.te decir: ¿ú¡ ¡o ie Labl¡ dado li"lcia
2 Ta¡cia, rlue aunqre s¿r seño¡iaj pcr sí, no pocle[ros
didd. Y2 *r¿¡a ateP@lido.
3 oL;,,,¡Édo: dsc'¡'-¡ou. or.s¿do d. L tid- r a¿reúA: 'nonedá d. oro aue eE rjmro úe los ¡.cv$ Ca
4 ¿Qúe @ Ébes túl Ma¡ú¡ dé ¡ei. !rclü d' li ¿rr6c¡
B.i¡iralrEtc ¿ "¿s t}ositúe que rc §.pa§"i 2 r.ridl,|¿: ¡.püüüc¿ antóno1¡a,

H I S'¡ O R¡ ¿ D E -,1 P O LO N I O
!IlAN DE TINONEDA
mer- Idos delante de los senádores, proprlsoles rnuy en
,r.i2r de conlplacer a) rey Anlioco Por algxuJs s€creto Heliato cómo aqrcl era cl principe Apolo-
:f.,;;";;ñil"' ¡ecibido " A e¡to. resmndió nio, y si queían fayor€cerle e,1 tenelie secreto eu
ti pre*rido'
il"'ii-:t, ,t*' alcanz;rr de
por su tierra, les favo¡esce¡ia de cien mil haaegas dc
oí á"_t.. ¿.o' q" aposentes secretameíte
"¿cia
me trigo que traía en su navc; y éstas veídid¿s ¿l pre-
que ,en8o m,v fa-
l*"'., i*l * t' casa, a causa rabieE- cio que 1e cosiaba, quE era a razóri de cI¡atro rea-
;Hi;;; ;"' Heiia,o, a']emorizado'.no
les por hrnega 1. lTuy alegres los se¡adorEs por tan
*p"'*' ¿' tcl de!¡,nda dijo 'Seío-'
.:";;;; Para tu señalada fierced, responditron que e¡?n mu]' con-
: :.; ', ;'" hav etr ella' está Pr€sta
teritos j que no sólo lc lavoresrerian, pero que Per-
l*iJ.','," q,," r,al
',n ** ii""lil',1'i]*'i
tsr¿
derían la vida y estado pot é1, si rnmester fuese.
due o.r(ccmos rJe harnbre; lorque Dee-flbárcu ndo.l rrigo el pri¡cpe Apolonio cumo
¿t trigo, que tro t<De¡Ius va 5irto
HL"r,
'"-_ ".l*.¡r-, .i-il. -é"",,1"r l^ ñf ic^ .licrr;h,,ir rnrlñ mr rrt
,,^., -- ..'l::1 hr:.:tt aquel 3ca::_
maaos al pueL.r1o. Y así eI que podía pagar pagaba,
p"" caresce " "ránro
*::," ;;";:'..;;;n,;"o a"
*::.:';^:;::,:- y al que ro, fiaba, y a los pobres lab¡ado¡es daba
'''l* ) tI¿r
'. r';l,;". deme ha traído-a
aresrar
para que seiihrasen, con tal que a 1a cogida se Lo
H:;.1!;";il;'t"r 'o¡"''u*
t( laso 'aLcr q,e traigo en tru
volviesen.
"",';;; Pasados alg:raos dias, como wiesca los senado¡es
:""*".;; ';'d.
;'i;*"*' de lrjso -\ 'o dese'nb¿rcaré
de ie- ¡a afición y volurtad que en APolorio habia pllesto
li"i,,"' *" *'it'te )a scioúa dc Tár'ia
e1 pueblo. Io úno por temoí qLte no se alzase con
rierr'' En oír
;:'."';; "t , ho:Pedanae cn ia c
r al'¡
su
la ticrra, lo otr¿ porqte no vbiese a ¡¡tici¿ de[ rey
:.;"-;;:"t" ;. g'uo r^'o 'rc
':l'll';",'l
pics.querr'noc6(!'r A»rioco que a su .¡cmigo ixvorecian, der¡-ninaron
aora¿n, 'e le 'rrodjlió 3
su'
." de !¿cerle pr'racipc y capitáo de Ia mar, ,r' darlc
il.*, l"^*,"'' "' I'-'..'l ".. ", .:.::""':",u;;':;;
quc se: It<*.
cargo de tIeiota galeras que tenían. Y asi, dándo1e
Alzado, suplicóle Hcliato a con- parte d€llo, {üé muy contento de recibir aquel car_
i-.".' ,"t' t"t"¿-* le estabar ag,erdaado go, porque de aquella suerte pretenalie estar más ¿
¡p'ein;aba: Y que alli
li,"" r"u'. o i',nn " que ts tan preciosa
§
l',]rlti,.,, *-u",or"ua te¿lempciós
como traia Para todos'
r A!ñ(ú. .n¡l¡o r31es pór fá¡egE cra p¡e.iú b¡!.!o ú ti.d-
los de AiDomd¡, ¡o era ni¡sr¡ <ii{r¿rrte coño !ós ,arecc
I s¿ tr¡¿krr ehdir o e!¡dirse
si
52
]lISTORTA DF. APOLON IO
!üAñ DE T!tto¡¡EDl

gdr_ der ¡»sar.la vida; respondió1e Apolonio que no era


lues navegaodo Apolon;o cnr sus treinrr de su coodición; 1e suplicó que 1e e¡señase e1 ca-
hazaña' ¡uc de rorlos Ics cñrslññ'
ras. hizo lanLas mino de la ci¡rdad, porque querí¡ probar su ventú-
.r" ,"*i¿o, y de los dc Tatcia ¡rr¡y ¡o[rar1o; siro r¿. Viendo su determinaciótr, el pescador púsole es
f, f".,i* re füé rortraria' ponre de alli a e1 camino dc la ciudad de Pentapolitania, dándo-
"r.
Docos dias lF sotteYino tan trr'fl
tofilenü' que se
1e dine¡os pata el camino.
unr qu( vollió
i" to¡^ la flora.
".'diO da¡¡do ¡o'ricia 'alro
8:11erd
Apolonio, eñtra¡do por la ciüd¿d, vió un trom-
, i"rc;a. de far grar dcsdicha y per- peta que iba pregonan<lo a voces: "¡Aú, hombre:i,
dida. y la capirana, qüe dió x: tr¡!és cor-
lx' co'-
fué oidme bien 1os que sois extraojeros, y diligertes
o.-aá f*"pAi,'":", donde :ru se'alvó 'ino :a
tat'la sliú a cn servir, y diestros €n saber algunos.rirtüosas
-loJonio ou., abraz¡ilo con uñx
plañienüo 2 d(
eie¡cicios y lebilidades; acudid de pr€sto a los ba-
¡Üe¡a todo'moiado Y e,úndose alli ños reales, porqüe e1 rey se quiere üaieÍ!" Apo-
jü!r_
.óuro la fort'on" tar írepe¡aÉente -le p¿'seg'rí?' lonio, apresúrando e1 paso, siguió al trompeta I
ró cor ¿l u! oescador, pre$üLáEdole de qu¿ nación
\'istos los baños entróse ?or ellos, a do vie¡do al b¿-
. h;r" \csrura ro h"bia traido efl "luell' fiador 1 Io qué haría. prisose co1 ñuI brená gracia
"'r. "ré Diio Apolonio: "Ha" de sáber' h€maro
-.,rio.ia. y diiligencia en a]'udarl€. El ¡añador, en ve¡tre tan
-in. ou. ,o.ri n^-rr.t d. 'Iiro. ! liniendo pa"ajerñ servicial y de taE g€itil presencia, preg'úntó1e de
en las galeras de Tarcia q'.:e haÍ PFrescido'
xbraza_
qué nacion era. Apotcaio le respc¡rdió, que de Tiro,
Jo ca ina tabla sov escaprdo cual me res \'ien_ qre habia sido bai¡dor ea su tierra- En estq como
Cole ol pe.cado¡ de ¡an buenr di:poiición criÍr
y -1¡

alojafiie¡to' Ilegase el ¡ey y todr la caballeria, ataioGe la pláüta


za, l€ rogó que se fuese con é1 has:a su
que lori dos tenian, y lavando el bañadm al tey, por
a do 1e ácja¡ia de sus ropas er tanto qÚc s€ equ- probar'sr h¡bilidad. díjoie: "Naukagio ¡, ay.rda-
gasen las su,vas. Apolonio, agradesciétdolc la mer-
me." Badado que Iué el rcy, era uso a pe¡sonas rea-
lud qu. l. Ár"i", si$rió flrestro pescador' el cual
les en aquella lierr¿. a 1¿ po.tre, ung:r'ñ. con cir--
le su.rentó por rl+niJs di3'. i¡citánJole qrie si que_
tas confecciones de ungüentos. Y p¡ra esto suplicó
ria ejerai'ár su oficio, que flo Ie f3ltaúa en que 1}o-
Apolonio al lañador que le dcjase hacer aqucl ejer-
--:_-- .- cjcio. Contento, fué Irr r¡ l¡ sub'ilezr t' sráci- con
nr,oá r" t.r.c. d. tn!ó,atia ¿ sels, ¿ ocho v¿ diez reáler
r ¿d'id,': b¡ñe... hóñb.. nue rti.l¡ ¿ tm:r .1 bañd.
2 ¡ ¿ataoi,: ¡inroleso dc llanar ¡ 4!o)o¡io- !á1lrago,
. tl'ñirr¿a-. l^@it1úc "r.iio
54
JU/1N DE 7IMONED,1 ¡ll sToRt 4 DB APOLONIO

Ias,rdsm¿s viandas .lrre él cenaba.


que Apolonio 10 iizo, flue €1 rev estuvo a¿miradr Apolonio, vien-
del serv:.io de la rtatá v orñ
de é1. :i l: _fn:1"9" con que
¿l r.y.servia¡, eslabe mu, trisle. En
DesPués que e1 ¡ey y todos 1os caballeros se htl eslo dijo el
¡ravo".lomo al rev: ,,; Nú ve ,l Nrúfrer-o,
bier¡xr bañado, asentóse cl Úua cuadra que habia .uá¡ en-
müy encer¡ada, 1_ maadó que todos los ext¡a¡jero§ tieíe e1 ojo al óro y pláia de vüestra
ldrosyerte
al¡Erai",A esrás incñn"idrradas
+re el tro.npeta habíe llamado viriesen el1 sl1 ?te !,alabrrc respñn,lió
el rev: "Nuy mal h¡" iuTgado: ao-es e.
sencia, y asi por holgarse cor ellos (como lo te¡ia qüF aquella rislezá debe df próce.ler
de pens:r
de .o"rumbre) habir puertas ctlalro joya< par¡ {uien de habers€
vrsto eD algrna prosped.Jad. .egún
mejor saltas€, y bailase, y luchase y tirast barra r¡Ixeslrr ]i au-
tori,lad de .u p.rqona. " Acabado que
Habiel¡dos€ to¿los proba¿lo en estas cuatro h¿bi]i hubierun d..
cenfi. y alzados Ios maflteles, el rey
ilades, no hubo qÉietr flel'or ¡o liciese que Apolo' hizo p¡sa¡ a
Apor.rro a su me"a: r, preguntándole
nio, y asi ic mando lihrar ol rey 1as cu:tra joyas' de r, (ctado
y rida,
Vuelto a palacio, estardo las mesas puestas lara
,S,h!¡s. ft). s¡ uÁ sospuor
R.4ondió
smtarse ¡ cerar, ílaticando co! sus cabalieros, dijo:
aue oór am.
"Júroos en verilad, a;nigos mios, que estoy t2ñ co¡- ¡údj di ¡oabrc .¡ ¡¡ ma..
t6rto y satisfecho dCl sef icio que mc hizo aque! Ei !oñór. y nobt.iá d aift.,,
marcebo hoy ttl el baño. como de cr¡anioq 'erici':s Dilo cl.rel.:."En verd¡d, ,mrgo,
, l.o no t" enli:o_
üc ¡tcibido €n esta mdar y már de sus fuerzas y un,,s, ?tas añleÍamente nD te
deciaras." Eú esl.
hablidadss. ¿ Sabé ninguno de losokos, acaso, de c<¡¡fabrl¿ción I entró por la sala
la iofanta Sitla-
qué nacióa es, y cómo se llama.' Respondiendo que tri4 lija del re¡ hermosísima en extremo g¡adc.
no sabi¿n otü cosa siflo que tenia pot nonlbre NaÉ_ S:!:-ia
- .t _t. o td ..,¿ ¿e ta fftv| in ttp ¿ ¡alo.in 1. ct.
fragio, "Pues llar¡a<lme a ese Naufragio" --di1'o e1
t.r. \t cattl( tú, ta .itdrn
rey-. Idos, y verido Apoloúio a galacio ?or jami-s 1

quiso ent¡ar, de vergrienza, delante la Presenciá del Ac-abado que hr:bo de taier y cá,r.ar
l¿ i,rfant Si:-
rey; a caúsa de estar'ma1 \'estirlo. Dándole a1 rey vania, todos quedaror muy saü.fechos y
,rgocijados
¡oticia desto, mandó que le diesen ¡icos vestidor' d€_ver clrán atraciada
¡.arrific:o¡amenre habi¿ t -
P3recido Apotonio delar¡te del ¡ey con aqúel aca Drdo y cant do, sino Apolonio.
qu€ nirguna señal
tafli€nto qúe coavenia, hizole asentar en 1rtra Ees¡ -;-;;;,",,-,
ouc estaba enfrente de 1a suJa, y darle a ee¡a¡ dc éo¡yúsació¡, diátoso.
56
¡UAN DE fIMONEDA
TT]Sf ORT A DE APOLONlA
de rI€g¡i¿ mostraba háber recebido; por 'lo cual diio
Naufr¿gio ciefl @il ducádos para que se
el rey: "¿Qué es esto, Naüfr¿glo ? No tc ertieúdo: prlenszase
cstado dr r¡aestro, cuet pi!ñ¡
todos e uaa de 1a túsica de mi hija se han coirtsnta- LPu".* 1.qrq su
hrjá coEvmía, J. le asignó u! rim aposenro,
do,,] ti. me árest€ que cotr cxlla¡ la vitl-:peras."
sfis criados para qüe le sirviescn, pues
y rnás
Respondióle Apolonio: "Magnáaimo rey. oues me in- como
elh tuvie¡e rnr¡y encdados 1 sus crce[didbs
citas a qúe dig¿ 10 que siento, has.de saber ql¡e tu aho-
res. teÍicEdo ¡rn día oponunidad, ic
hija comienza a €Íter'lder el arte de la música, pero suplicd rnuv
er,c¡rescjd¿menie qu. le hiciese
no tíore alcanzada la perfección de €11a. Así dijo el taE s"A"la¡a m.rc.d
de manifestale de qué.p¡osapia doscen[ia,
rey: "Pues por arnor de @i, l§alrfragio, que torres porque
s.us,.1raiI y cofl dicio¡es,rnanjfeshba¡ proceder
la cítara en ttrs úanos, para que todos gocemos de de
ali,o-li¡ajc, l¡iendo Apolodo la afecta.ión 3
esa prrfeccrón q¡¡c dices." Entonces Apoloaio, áunque rin gran_
de de su demanda, y las @Frcedes gue de
contra su volúntad, por obedescer su ¡e¡l manda- rlj¿.dF
co¡-
mier¡to, .ar¡tó .on 12 altúa respondiendo al propo-
ie ¡ró'Ectió de d"ci e su n.mbre
,'l'l-:::::, de .su estado, T
sito de Io que la infar¡ta Silvania 1e habia cantado. ydr.rón
l:teDelto cofl tat que fe jurase de
sFr.eio. prmedádoselo, le rfi¡b coño era eJ
pññcr,le. Apólonio. dáfl dolc particr¡larmente
Tañido y cantado qúe hubo Apolor¡io, de ve¡ Ia qetas desdrchas que 1e Jrahian relación
destraza y súavidad dé la. música, y lagracia y desen- slcedido. r: que s<
teria ,por_ dichoso ire str favoreci¿lo
voltura, y cuán a propósito habia respondido y caú- de su ¡eal ¿l-
teza. De lo tual ella se holgó en
tar1o, e1 rey y,los caballems quedaftd atónitos y ma- ext¡rmo, i fuero¡
rú- a' Pres¿s ]' captivas de a-or s¡rs m¿¡añr., , cor¡o
¡avilledos, v mucho más Ia inlarta Silvehia, .aptiva
y,presa de sus añores; por lo cual suplicó al padre, jjl1sY p:,d"* manifestar. o no quisiese, po,
l.:
mas honcatidad s¡r:rá. c¿yó m?.la.
diciendo: "Arnañtísiao yquerido scñorpdre: si, por De la cual orfer-
tieu¡po 1, al$L.,¿ merced {e (u liberalisjrna maío co¡-
*,**
:"_11!,j: def padre T*icos fué üs.irada, yrre ninqono
.oDoscida en e:.1re..no grado p añ;dr.
cederrne pretendes. eFta Do- lu 8rafl cleñencia no J-
¿r e(ta (o!,lr¡tura alleFror a Ja .orte lrcs
me niegues agora, y cs qüe a este Naufragio ñe des -.
oj)er fluy.señalado6, de uE ánimo conformej. ¡rin_
po¡ m¡esitro, para que su Berficioaada ñúsic¿ de- a f,c-
or¡ a! lá itrtahta Silvania por
p¡efl¿3 !." ,C¿1r.;iéndosda el padre, l€ rfla¡dó dff a ¡¡tjer. -v oue ella nis-
raa det€rminase y señalase
(por qüita¡lo- iJ-.o¡_
t Po¡ t¡e»tto: sí a1sút tc.. r px.¿frd,r: erc,,bhftos, di§,nnlado.
2 óé!@.¿.rt $ úny @rri.ñaé eú esia ¡!@a, !o! arrelder, ¿ o¡r.¡etón: v.ttucia, ,[i,e
5t
]OAN DE fIMONBDA @ EISTARIA DE APOLON¡O
l:eoda) a cuál de los t¡es éscogi¿ por sl¡ le3ítimo ñe- ¡arza^se despidió de ela,
¡ido. O¡dtnada su petici6r, f yeoida a ma.r6s del y üó por d,scu¡pa a ¡oj
ley su pedre, llamó e su ñaestro Apoloaio, dicien- L],IIT -?ll. *, .*,j er :la ped¡an, que era iroposi-
dole: "Toma, Neúfragio, €sta descripción y voltn- ::' su
crs i':''.'*
l*,¡rja T;1
J,spuesra -, dere,.mina¡se
de seEala¡ r¡arido. v oue r
eaio¡r-
tad destos tres priDcipis que h¿n allegado a ¡ni cort€,
y p¡esá¡tale a nli muy E¿ila hija mia y discipula
doDá-ee.Á. y * a".piar-,,j ffifiJ:':
t etras, ",i TJ;
tuF) pará qlre asiente y señele de ú ña¡o a cuál *rt *
dsscuidándose de Ia
de esto3 tres €scoge por rnarido." Ve¡ida á maflos d. ,,.I,, sáiud de su Lii¡,
Euy eE- sccre¡o a Apolodo,
Ir,1¡rro
¡a iñfa$ta, to6óla.sir perturbación tring1lna, y €ú aÍ- ücicndote; .,yo re
supl¡co, N¿uJrado, po¡ la
seocia de sir'úeestro Apolo¡io asig!6 1o siguiente: fe que delrt6,a Djos v á
¡r^orue!,ue.cáta err¿, que
"EI que yo más arno v quiero por esposo, señor pa- digas si .res r,i prin.
,.No
RéspoEdió:
puedo drjar d; de. "l
Cr., y :§plico q.re c. dds, si p¡etendéis d3¡ ..'i¿3 a ::i. É111,":?"
t¡¡ vcrdad por el juramenro que
csts hija vüestrá, es at principe Apoloaio." ?asados !ucs¡ra re¡l alteza; scpa que me ha hechu
algunos dias, pidiéodolc Apotonio el papel pa!'a sá- Jo sov.
ber su determi¡eción, le responrlió que !o le da-i.
,párejado para bácer
niaEdo
s;;;";l*"1 L:T:rl
a pe¡-sona de esta virf¿ sino a1 rey su padre. Venido -d;jo ei rey_ ro
es otra cosa
pues eI ¡e,y al aposento de su hija, y sabida su vo- ry'I:' o. **"" *" -li¡i, rjlli"'iiJ:;
-si

^r.::vutultal y rora. skndo


str
1ú1t¿d,r¡araüllado de leer t¿l no6tr€,1a diio: "¿ Qüé ¡ú de ella conteot^ ,. ¡_ .
ramlaña Eerc€d apoto"io,
es esto, hija úia? No entiendo qui¿8 es ese pri1]- :::::l:r: para.besarte
qo..ie,i*.
ri¡e A?oicmio que de tú ñario señala§ por esp€so.,, ::ol¡lárur¿zos ábrerros, Jas araoos, et rcy Je añr¿zi
Lvu-Ius
"¡Ay con u¡ epasioÍ¿do $¡spiro Ia in-
no con,iatie.rdo qur se arro-
faflta--respondió
; ¿ qüiéo ha d€ se¡ si¡o mi ñuy ¿r$¿do ]' ca.!
dándole su bendición y
pe.abier, i
sir¡o lBaestro, que trasta aqui por Naufragio habéis de su hija, y d.á¡doie pa¡te
::.1T. -"].1*.",-
casamrento,?or se¡ la cosa que más rleseába,
¿e
"u
teaido?" "Muy bieo entiendo y conozco tu raa1, hija y€l dt¿s §€ levaato.de eo bre.
mia el re1,-: sosiégate v Éo te afliias tafl¡o; la cama, _v fl'rtron ordenad:ts
-dijo
porque si asl pása, cual tú ,nr ll¿s informe¿lo, por las
mucba solem¡idad y hctar¿ pero
¡¡
ürtudes i, fama quede é1 e¿ o¡is'reiaos se han djvul- lj]','- 1ot*. su. .. et prir¡cjpe A¡,,L:rio dr_
* '¡¿jen,
b?ño .on
gado y ExteDdido. desde agora Io ace¡o por mi yer- ::f:::
rr.,u 1: "t aqse a
*go- ,ot*;o,o y
ro y te Io corcedo por marido.', Y con esta espe- !üe ei te) su süegro acostuEblaba co¡ ]os más
t Mat dir¡@st¿t iárti§!úét¡,
6.r úf¿r@.
lU¿¡¡ DE l IMONED/1
% E I S TO R1 A D E A PA LO ¡¡] I')

!úncipales dcl reiro. Ya qúe se húbo bañado, dióse esTdy:úsc,E Ios de Anrioquia rerlaro,n
á co¡losccr ai 'bañador, por tener ocasión de glatiJ; eE¡/ajadn, ücienJo .,cómo por justidr
su

ralle el hicn que po¡ é1 habia conseguido, el cu¿l, rlitina ct


¡ey ¿¡rt,oco rra muerto súpihl¡ente
con uo raru
coüro le cooosciese, se Ie errodiUó delante, supiicií¡r_ qu( desccxdio oel cie'o, y a su bija
Ia inianta Saii-
dole que le coocediese ak6ra Eer.ed; y ansi se la rca ,r. com,prendió 1 de tal sueu.te,
que por la mise_
concedió que, .rista l-¿ preseDtg le m¿¡dó que dejase
.t€,se¡ bañadory fússe su cadate¡o, y sr1¡arem su :,.":" ,. Llio. v;!ió se;s dias, en Jos cu¿tes o¡-
oeniJ su a1f¡a ] hizo ree¿¡¡¿¡.o,
dejando por hcrc-
muier de inianta.Siiva¡i¿; y Para tllo les,prove.
1a ,
tl, ro 1. succsor ac lodo su reino
a t: e prrncil,e apr_
,ó1 de leiúte flii dr¡c-ados. \ienido el dia de la; bo_ rl,]ro, por el a.r¡ror,que Je ,oostrasre
tener, pon¡¿D-
das, Iu.r"n celtbradás cou abuada¡¡cra,de maojárc' rrotc en r.rqqg! de pe-der la vida .en
decla¡actúo d,
I o1ís.ár¿s t y dalr2ai ; cn fin, coEo a per§úlas reáIes. la l,regunta. EI cuai resraDe¡Lo
turiendo por J,ucnu
) !ár,do, lo: m:is Drincipales de ¡¿ tierra h¡n
derer_
Pasados algunos aios, vi\iendo desc¿nsadarnen- ¡a¡Eado h¡cere ia preseate
emLajrda, para qu( .1,
te el pri,lcipe Apoionio, s, :mad¿ y querida üüje¡ mac pron¡o que {uere
lusjLle, }{/r p¡c;lrcariun del
Siivania co¡düció a su'p¿dre que jtrasen a su rna- rcmo, la\.¿s a romar li .posesión
rle
É1. si mo! rLlu Iu,_
rido Apolonio por rey de Pentapolitania ?¿ra qúe res. -\cab3rdo lo5 de AnLioqura. )o. Je Ii_o
rcina.e dc<pü¿.,,1e sus d-as. L!nteotú. í1r¿ ru co. L
Propusltr(rn "cüno ¡cr Ia rr]uerl( dct r,l L.
¡on¿ciótr cor riquishl¿ su[pluosidad cclebrada, ha- qula.. I aüárcá iJor quererse -\ntio-
apuderar dc Ia ucr?a iu.1
ricfldo po¡ tres dias continuas luminacioDes y lies- oipc,rou ) larzado dc ella a fue|za
arrnas ¡or L.
<Je
tas, y á Ia fio de ellas llegaron eo¡úra !ave, quc ¡ ás principa.e. del rc¡ro, y.on el :1mo¡inr:lxenro
su¡gió en el prlelto, ü¡ros embaj¿dores del rciro de
la gente que 1L segula. ápañando r
detor brje¡es que
de Antioquia y dc T;ro cor graÁdísimo apalatu, cjtal)an..n cl¡ueÉo, se fué prr¡
-firo, I hallxndo el
supremamerte atayiados, y tr¿rescidos er la sala p, causa de ru re¿l au.en!i, se pu.o
real, y g)strados delatrte dcl rcy Apolonio cou la 1,"":I]]:.":0.
¿ oeretrder ¡¡ ¡njr.vor
Fri¡ñe, y ec¡ú dc la ciudsj jos
coñpetentc 3 cer€monia lpe rran obligados y str ilrc menos y loco
¡,odran, I. sc alrouerJ le tiru. ¡x_
, ,"nduse señor
¡ i ¿otó, árkró, aLsoluto de tu reinaJo 3; por
,@¿r,¿ rinto l^.;
, »ár'¿rdr: eLalsára, @úpáÉ¿s. r¿r.6 sistri:ica i¿s6ién
sñpos de dezcri,es coú cidtoe disf.ares, y¿ de ,asúre§, o d€
-lliji",,,o ,^",..,u
slla¡os, o opricüo y súsro dcl org'¿¡izador. . d?anar: t.ñgc..
3 cdn?.t en)c : ..rr.s¡o¡dientc.
63
,I U ¿!N DE 7Il¡ONED¿ ¡TIS TO RT A DB APOLON!O

alligidos desteíados pobretos t cie tus vasal](¡s


y úrslestaba ¡á importuDación de la reiua su
¡nujer, que
dcterniri¿b¿ de embarcarse cor é1. y coroo
sabiendo que asistrasr en Pentapolitania, te ñacen se to ilr)-
bl'ese &§vi¿do €ú dive¡se6 veces recaudó
la presente embajada, süPli§ái[dote que mires que es colr ,sü
padre gE<.se lo mand¿se a sú marido, que
8raí flegligenci¿ tüya no recobrar tu estádo, y re_ viese pesadurbr€ de lleva¡la corsigo, pues
Do tu-
de¡¡'¡ir aq1¡ellL's qüe Po¡ 1ul-os se ¡lolllbran y tieee!." que pri_
meru ) pr,ncrp¿imente habi¡ de i¡ al rcino de
OÍdas las dos partes, e1 ¡ey APoloiio los bizo ai- -{trtio-
qüia para s€r coronedo y receLido por
zaf de tierr¿r y con Ún se¡nbia¿te g¡aqe y á¡lo¡oso ello,, y que
alu se podria quecLar entre ranto que fues€
los abra¿ó a todos ,ig¡alrEetrte; y dándolc§ resPuesta a con-
qu,sl¿r-r,ro. Lbn laandárse¡o .u sucgro,
que todo se rerBediada, los mafldó apos€otar efl ñu, no puóen_
oo crr_rxu8una úranera contradccirle, b;zo:ab_ar
¡icos aposentos, ), de todo io súceüdo dió psrte al un¿
rrqu,-qmla (orona ,.le oro. y adercz¿r
rey su suegro, y que su voluotad era de ir a toñar ufu muy suE
tuosa riave par¿ Ia ¡eine sLr flujcr, poniendo
posesión de Attioquia I recol,r¿B- .aü rciao Ce Ti¡o' en cltr
todo ]o necesario
rLPot el¡tor,c.s et rey .4!ólo io salna ¿l t.sctdor qr'
Eml¡a¡cado. cl rey Apolonio
Ie ha:r?dó, d¿ tn'.t ifl) std co\¡1.rto. y 1" 1toÍ¡b,a stt .d' ). la ¡eina su flujer
cou los.embajadores, y capitanes y gente
titú t lalrcn dc la uolc¡d tc,LL.) de pele§,
y.¡-kspeLliüo del rcy su su"gro.
!¿sa,ios ajgunos rr:$es y dias fué juffaia la flo- come¡¿ó de harer su
3 viaje con muy pr.ospero tiempo. pero al cabo
ta de número de noventa leias y seis mii cosltratiefi- yeint€ dias, habie¡do navegado de
tes. Co¡¡ tall buer apercibiüiento y aparejo mostró- por Ia rnar adelante,
tomóle tan E.ar fortuna 1 r leva¡tóse tan gTan
se []uy satis{echo y contcito el¡eJ Apoionio, sino que tor-
¡nenta, qúe la flota [ué desparcida para
le mule.taLa Ia impr-lunacioE de la reina "u mujer, _toda Bode¡
que deterfiioaba de embarcarse con é1. Y corno se lo llllil..:1,.,",.t,i. j: aquer sobiEsarro ) mojo,con_
ceD dó. se rrljp¡jó2 Je tal mancra
hubiese desviado en dirersas veces recaudó con que, ter,Jnrjola
úúmero de úove[ta vel¿s y seis mil coÚt¡atientes. lor fiuefta todos ios de la ¡ave, lló¡a¡ao y estaban
Puestos e! admi¡able l¡ sobráda t¡isteza. Sosegarla
Con Én hre[ apercibini.oto ]' aparejo mostróse rñly ,-a
la b¡avosa ) pe.tilcra for¡una, y junrada
satisiecho y contento el r9- Al¡¡1on'ro, sino que le roda Ia a-
mada sin baber perdido ni¡guna cos¿,
dándole noticia
r ,0ü,,¿6: ést¡ !ála!r¿, Eúv úed¿ .a tiú,!o d€ 10, cllsi'
.l-,,,.,
.G, ee ¿iR !o, pob¡3ó11o. o nobet.s.
. dor¡idr: trabitabas, virias,
3 /¿ldr: sis¡iica ¡av* de Yela.
*l"'LW", "..."-
se accidñtó, §ufrió u¿ .olEt§ión y qued¿

6.1 6
JÍJAN DE T¡UONED.4 HISTOR¡A DE /!POLOIiIA

at rey Apolonio de ia desdich¿ ta!} grande que 1e ha- Echado el ¿taúd, siguieüdo su ye¡tu¡a
por las
bía suceüdo I la reina ss ¡¡¡uje¡, pasó de p¡esto a Il maridmas on¡?s, 1/iEo r, apor¡Jr et:a provin§:a
ü.ve, y viéndola de aquella s11erle, ¡¿sgó sús vest¡du_ oe ¿teso, a do sal:endo unos médicus
de la ciuda{i
res, , abra¿ándo¡a, decia: "¡Oh arEda y §¿rísima para busc¿r cielas ierbas junto
I la marina, viero»
louje¡ úia: raD des¿strada y breve habia de ser ¿ues- cl araud que esrlba ce¡ca de la tierra.
Jrrnrando con
tra despedidal Ha¡to os excusaba yo este tar tris¡e ) sac.iidole del agua, de rer por la rejuel¿
y,aqarto viaje Para ¡r¡i, etr e1 cual veo que habéis -el¡,
taDta rnaJestad, errulieron muy
mararit¡ado.. Loj
lerdido ia vida, perdieodo tod¿ Ei gio¡i¿ y dEsc¿¿- cuales. determinaron de llel¿rle
e un rico ¡rones_
so." Eri e§to, lcs grandei qúe aili se h¿lla )a 10 con- te¡io..dc monjas, qrre de ahi nruy
cerca e\raba. Asi
sol¿ro¡ 10 rnejor qt¡e puüero¡¡, y el Palró¡ dc 1a nave y guirada Ia tebta d€ encima, Ierd3
le propuso que t¡abajase su ¿lteza, lo más presro que :-r:,11.",r4.
re pEDch?¡ como.la mirase y ren¡áse J,
el pulso el má.
Frdieae, de ec¡ar e 1a ¡€!ra, pues er¿ mrerta, de l¿ sagaz } sapienris;r¡o de todos.
co¡osi<j que n,
¡41€ ¿r.¡es qÉe 1¿ roa¡ biciese elgrln ÍloYiüierrto, y era n'ueru aq.:ella n:ujer. por
do ¡lardó de presto
§€ vkse ea algrir ?€ligro ia araüd¿ r' Vista su que la- sacasel del ataúd y la pusieseÍ
just¿ deaa¡d¿, ¡r¡ego ei ¡eJ proveÉ qúe le hicie_ encj¡o¿ ,lc
¡, que le hiciesen gr"ndÉimo tu.go
sm ataúd a la reir¡a muy bies embetu:lado- Y
ü¡ :"L^,,l:l*"
r¡dos para qué las venas se le cscá¡en-ase;,
Puesta alli deatro cou sus r¡cos vestidos ql¡€ ilevaba : ta,:ssansrc rolviese
I en sí, I.diese r.inul a tos e.¡_
l¡ su coroua de oro err Ia caDeza, roaodü, p.rrque Pr,rlus vjrales. HecJro esro, m¿ñdó i[ego
r]ue ]e ade-
,roás presto {uese vista a do qui€rá qlre aPor&ie, leclo mu] bien comfu€sto, coh cier_
qu! e¡ rl ataúd en de¡echoa de srl rostb lúcie§m Lls u].tsrrcJ¡¡os (s(sfenbados, -r.
co1 ¿ceires de Bluchr
ura ¡eju€la, y puso en é f[il ducádos €n oro, con ,,r'rL t-rlág"Doa ¡a empezó a ung:r por
plá¡clE de plomo escripla, que decr¿: "El que (uerpo. todo sx
lrl1a
hellare el presen¡€ clre4l?, por €1 halazgo toeaiiá ,lofi esto, a cabo de un
:r.,ü reraa, .o5
r,alo lomando en
empe2ó de aLrjr ojos, ) recono!-
los qujnientos ducados; los otros p¡ra que sea en- enderezrndo tr. pztairrt ar med:Lo
¡€üad¿ cotr aquella hoara y soleroddad que a úre il*!* e.tab¿
q!i,ld .¿i;",
u.1S;eEdo:..Di, homb:< r:r.cv;lo,¿qui;1
It€üa se i€ d€be, " a ri rant¡ licencia !:Ia que mi rLat perso_
::4¡"
nc toe.ps? Di;no e:es rJe se¡ qr¡ri,ji¡ar,nnre .as-
¡ ExÉtia ls suDerclición de qne cl uat ¡o suJr¡¿ sbr. si .-
ói¡aú6 t¡rú qu. c6,tuú€s. h ádáv.r.
I Er deTecho: enint.. t i@tondo en ¿!, )t¿Eedo
. ét, á ?ód.rle ec¡ar hán.


#
lIIAN DE TJI¡ONE1')A % tl I s T oRl ¿ D E 4P O r- o ¡o
^-
rigado." "Áfies no --respolrdió el ¡nédic(}-, siao
alli no prjo excusar que no le hiciesen,
de vuestr:a reárl alteza gralifícado, habi€ndole re,s- corno aue_
iltuido 1a vid¡." llfl esto la prioresa y todas las
p.T9.' l scñor dc) .¡ iDo.
". $er.tr"imaR fie"Las
flo¡jas ql¡e la y y fué .oronado por ,¡ry entrelacil
estaban preseDtes consdEron, le
rooa l¿,ecámárar I
dieron muchas sustancias que sparejadas i€ tenian, ] tes.r. del re)..qnúoco t. de la
,ElaDle^ Sa[ir€a. a do (e detul.o forzu"amcntc <¡:i
y ls maniicÉtaron de la suc¡le qüe aqúellos méali
coce áflo( c¡ Iacer jusdcia, recoho"cer
cos Ia habian hallado ¿ Ia marina, y dándole la jus lor.ta-
,e2as:r' regl¿r la republica. y
planch¿ parr qr¡e vicse lo que c, eila se conte[ia. acres{enur 5Ur huqs-
les y-naves y gaieras paiir ir por
Vist¡¡, nandó:uego que ios quirdentos ducados se ha¡ ) Lir_¡¡ co¡
lrá Tiro.
die-§cn a los médicos, y los otros fuese$ para ei
En esle etrtr€t€riimi€¡to habia¡e
,roDesterio, y qre .sus cos vestidos y coro[a real criado pr{jl--
rapr, €n bá_jos \, hoDestos ues.idus, eñ cxrDpaüia
gúrr d-ase:r: ) que 5u d(reñlrlacióo e¡a, ,i .c¡vi def
¡1ás €ran, de qüedarse y hacer yide con dlas hasta "-:, ,".1i, hr,rne"ta y agrac:ad" henrbra que "e
que Dioi iuese servido ,r¡ sr maljdo supiese d€ eX¿, tu^diesei¿llar en todá ,Iarc;a. Jicnclra¡do en
Jetral
*rl,.T
CnJoto flar}dó, la"s rtronjas, vista tra presente, Io i T trrJa muy adglirabtcÍ}(nr., jur.ramrnre c,rn
rucr¡¡a.
cüñplieronJ agradescjéndo¿c ñu.üo $r bueo¿ vo- de HLüatu y Donisia, :r n:ujer. 1-
luntad eo qucn- qLlcdcr,. ''r su compañia, y que criado jrEr¿. esraj donr.),¿.,
lo.] ¡"T:." de lnj
la aoepteban por ,se¡om cn cl monesterio y pat.ona era¡ t.nid¡s por herrmr¡s. y por
::,.:r:*.rrd."
rál s€ tmien ellas,
de aquella saflta É,sa. E1 aDrá, de vei que
en Lanto
rúnpo rrn€rrr¿s. ¡uev¿s hal,iaE
Iro.i6uiendo su uvegaciór ,1 rey.Apdr-rnio, vino rabido dd r() Apo-
a tomar pucrto de¡tro e¡1 breves dias cn -farcia, que ya fucse n,Uer.,.
adonde no conjhtió qüe ¡€ kiciesen r,inflin rcce-
\dvo ñrtaill',.yicl*ción
:T._"._1: y v¡cndole y¿ D?ra r¡orir. Jlamó po-
a
h:.nierr^. \iro que Inü) cfl sccreto e¡cargÁ ca,i)i- dalle su bc¡dición v desr,ed,r:e dF .rt3
.::*.pit: po¡.dor
rremenie a HI]lirto su hija .on el ,ma que la c¡;a- o tfes eec.s en et ro.-,ro, co..
ba, que era la rnujet de} pescador, dejando «rpia
",.:"j1-"*
{uunoaütrrmas lá§rimas Ia d;iñ. ,.ñ,.- ,.:
de rlineros y jolas par¿ que fuese enseñada, a-<i en ,,:l':1
,.,* ü; ;;;;r";l;;,
ras consenai. ;':,"1:i ::;li;
lctrar €omo m todo gérero de música, llamándola dime, ¿quién ¡iensai que e< tu ¡a-
Polua.ra: I v"lrié¡do.e ¿ €mLarcar, por.us jo-
o¡e l m"d¡ei I¿espondióter .,Señora.
;qüén ba dc
nad¿J- ¿oDtadas IIcgó a la ciuded de Aotioquía, y
¡ ,¿.drora: leero de l¿s
¿¡¡as y joyas rcÉor-ále. d.J
ts r:r
(,)
T IJ.'1¡i DE 'i!JIONi,D¡7 E]STORIA DE APIlI Ó^II^

ser mi padre siro Hcliato, y mi madre, Dionisia, g¿labñs, dió e1 ats¡a a Dios. ]¿ politanie
quie.a &asta e1 dia de hoy l,e obedecido y reve_
¡n]:s in-
a finitisimas ]ágrimas por sus ñrbidrndos ¡
ojos; l¡
renciado?' ElrnDceo, con un eDtrañable sus.'iru, cuaj fué enferrada ,coí mú€ho ¡onor
efl üo ¡ico
la dijo el ¿mar "¡A1', Lija, cuán engaña¿lá viYes! sepulcro, y de Politania ron mii ofren¿l¿s y
sac¡i_
Has r.le sabe¡ que tu Pxdre e' e) rey APo:otrio )' ficios de cada dia visitada.
tu madrc Silvania, lija de1 rey dc ?entaPolilani¿, Y como fuese alabada sü hermosura por sü
bue_
que por eso te ¡»sieron ese nomb¡e qu€ tiencs; l_ na v conr ersarió¡ r{e argunas señoras del
_plática
tu Eadre murió en una [ave que venia; y puesta Iueblo ) Luci¡¡ ütupnráda. concitió Dionisia tán
en un aiaúC col1 riqúísimas ioyas, fué cchá'la eÍ l¿ grande odio conua poli.ari¡. que de Áo<he
!i de
mar. v 1r nadre pisó por a0ui con graodisinra [lot1 diá Do ¡eDasat a. sino ¿e oué manera le
lro¿lriá rlar
r..otr.j.u principarlo de Tiro babrá 'u" doce la múerte. Er lin, que pxra efectua¡ sU mal pen-
"
años, dejá¡donos encomendadas a e§tc honrado se samiento toñó ün esc¡ar,r qu¿, tÉ¡r;a llal?taalc Es-
nádor, ilaúado Heliato, a cuyo doÉin;o¡ habenos trangdo, ho estaDdo Heliato e¡ ta ciridad, y púsote
esta¿lo hasta tl dia rle koy. Todo eslo te he descu_ r¡na maña¡a m su cára¿¡a diciéndole: ,¡Mira, §i
bierto, hija mía, para que te te!8as en rePutación tú, cÚardo freras cor politania al sepul¡cro ale s§
de cuya prosapia descjendes, y estés 6obre avisr áÍra, ¿l pasar de le Ermte le dieres tál rem!,l¡iól
que si dcsPu¿s de mi úuerte e sobrelidere ¿1- que crr'Eá ea el rio y fmescan allí süs diar, yo te
g'ón inforl.rlnio ÉD desacalc l' deshoüa de t¡ Pel_ dov mi le y pálab¡a de hacertc que seas lrancol
sona" que desciendas de presfo a la daz¿, dondc ProEeti¿ndoselo e] esc¡avo se faé. lüci¡a, como aú¡
Lallárás una estatüa riquísima de mármol, dora_ no era e.uantada, y por baio que se lo dijo 3 alcanzó
da, que es Ia misma figura de tü padre, que
a entender el aego.io, iévaniándose disimuladamen_
los senarlore, de est¿ ciudad Ie ¡i'i€ron por cier_ te, y por el amo. que tefli¿ a Politá,rie, le desürbrió
to socorro que les hizo, y te abraces con ella, dan- tro sobredicho, ro$áodole que por la üda l]o descu_
do voces dlciendo | "Seiores, catad que soy hija dc b¡iese güiéa se 1o habia desc¡6i¿¡1o, y qoe deiase
quier es esta cstatua." Los ciud;danos no pueCe de salir de casa, si (pería tene¡ segurá l¿ üda; al-
É€¡ meflo6 queJ conosciardo 01 belcficio de tu pa' ca¡zand.o ya po¡ esté áriso Polirania ,la
Eale vo-
dre. ¡o te f¿vorecerán." Y aceb¿das de dcci¡ seme_
! '!¿id¡d¿r' @eje.id6
3 Pot l,oj. a@,¿ to díiot A n.s¿r ¿c to b¿jo qr * to diio.
tt
H ts t o R i,4 D F- A P A LO l,í ¡ O
lÍ!n ¡ DL T!líO^'ED':
qu-e ri¡suna cosa é1 Ái.Eguna cosa sabi¿. Y asi 1o confesó el esclavo,
lurtad quc Dionij¡ l( l'oia ) sho que Dionisia su mújer le habia i:rducido que
erra' a¡rnvechó"r
ii i?.1-.. ,"u'" 'a ts¡c-ar de
ie do acomp:r_ matase e Politania, prometiéndole libcrt¿d. Oidás
iel cons.io de: a,na Y e5 quc sa
,nlqs /e l1egl- a la fllt:lte las parbes.,los ser¡adores al esclal'u úendaror dar
*.*, ."r'n es§lavo.
dc .cien azotes de muerte 1, y Dionisia, quc {uese de§_
illi,.il, r. *,; por ra p'aza e+a¡r'do-oe-ech. terfada por,seis años de la ciudad, y depos:taron
il;il;"";; pad,", ,'-^rr"ó con erla rri(iendo:
a Potitaiia er podcr i1e Teófilo, para que ia túviesc
ll ái",:*".'- , ,¿"'no" '"b¿d que rov hija dc
en aquel estado que rerescia.
*ll'.ur*, pre)mte, v so] con'lenada d¡' Estaado Polita$ia en poder de Teóiilo, ena¡ro-
"'rr"*
1,,i""J" ir.,ro,''"*,'O vos.tros no me 'socor'ói<!
'ó..ri1."'"i,"* novddld xcuJieflJrr a elle mu-
róse de ella un hijo sup, dicho Serafino, y confe-
v orin"ipal' riendo en su 6cho e[ amor y la rnaiestad de tlla,
..;;:l; ;.;,J;. en ra Pra¿a h¡bra'\ietr¡lu que '1 viüa con gran lsima desconfia¡za de poder gozar
,*';,;:;;;d;. l:amaao r'¿Lir'''
de süs áñores. En ,taoto que la osadía ]e rliú un
l"i-i^*-o,ir. *".u. qoe le ?rendiesen' v lmvén-
lD,,:r". dor cclla, : a quléo re- reüedio pará menoscalrc de sús tiemos años, y fué
a*..." ¿.i",,. * .r,io : quc ctrno Teó[;lo tuvitsc, r:be'¿s de'la mar, cic_
ra ocadi3
;:.;;';";."*',, rara.qu'e tú. reígec
'Padre ? Re"pondió : ta,s grarjas y tascria !al¿. poCerse en ella ho19r
i. *.i n," .. o c'Lalua de U
I
algo:ds dias, crdenó con su m ier (pa!a dar á'18úrr
:^:.", -q, del cual 5in duda sov hiia'
y 1tc
pasati€ri¡?o y ¡ecreo a Politalia) de irse cor todos
"f"",", q!e por sranos
rabido por nrovidm'ia Ac Dios los de,sl, 'c¡sa cn semejante lugar. Jdos, Seraiino
morir mrrx
;;;;;" ;;"J; n'" '""éi pr¿so habia de secretarnenlc co¡certó cofl r¡nos a¡Di8os süyos Pcs-
;;;. 1; .'r" iunLó ieói;:o con rlra 'licrendo; §adores que. dislrazados con ñásc¿ras, eDtrasen c1l
::ó"i" r,iir' d. hov rni'' la csra-
de ailrrzarte "r'n
1a c¿seria de 6u lEdrc y se llevase¡r a Politari¿.
.uu á"ru p.ata, qr" nosolroj te Ia\orcscrremos cou
dJ¡n I Je lo- D_rcho y hec¡o semejaotc ciüso: ,ellüar¡]árotrsc todoi
\
i,-i"*o'"t \rr ! o'n"1o' llr!'dd coniesando con ella en u.r batel2 que edan aparejado, y na-
:;'";;;', n.-p,"'* r' car:sa 1' el
v€gando a rfiro y \.ela valerosisiúamente pala lle-
.i.i*1"'""1¿,á, mYicroü
Par llelial' t{ cual
tsar a ciert¿ isla que ttni¿n conc€rtada, trcontñron
*" ot'- J'l rey \poronio ''Lre se 1r
",.ri*i "*
i.¡J'i'."i"^¡¡, ,'*¿' ''''¿llr crn sl emráda \ drot.! ¿¿ ñút¿. a¿ot¿s, s .ó!o dc ¿i!edl,¡, §ilo de
,*.a, ., qu. err cuanto al ilrsultol dei 'sclavo' qlli: ¿o¡d.ntó, aunco. .l i@ sri¡¿sc o cüc-
-7i-,rlI+¡', 2 6d..1, !¡rco r Loy .s uialra Dcétie.

72
II]AN DD TIMONEDA HlSTORIA DE APOLOMIO

con dos fústas ¡ d€ cos¿rios 2, donde les fué forza_ búscaro[ a Politao;a po¡ dos o t¡es .dias, cotrro ¡o
do defeoderse por ao ser ceptivos. Y de ta1 l]3¿n€r-¿ 1a halla¡cn, .p¡esúti€údo que tarnbiea e¡a falleci-
peleeron, q¡re todos It¡a¡gn muertos y ochados €n da cMro 106 ot¡o§, coú dcte¡eiÉacioú 'y coñeio del
la mar, li¡o tan solaúelte Politania q're, de vrrla pueHo, licieton !¡a s€pültrra de márñol, abierta
tan hernosa, determinaron de venderla por escla' a 1os pies.de la estatua del'rey A?oloiio, y pñ-
va: y coo esta detelEiEáción hicieron su üaje a taBia dc la t¡isrte'piedia, l¡r¡y na¡rrellreBte 1 esod-
la cir¡dad de Efeso. pid4 coroo que salia de ella y se atrazaba con sI
TeóIilo, ¿!¡argo y cc¡¡gojoso de vcr eI osado padrc, coa esta 1€trero qúc decia:
at¡evimiérito ,que habian tenido de lle!?.le a Poli- Sl Po,it¡nü mió.
tani-a dentm de s1l csseúa, hizc g!árúisiúes dili_ s al.sdicü¿, ñ!.!r. o stotü
gencias y pesquisas Por ver quié! podrian ser los ,iv¿ ..ri .¡ !¡.Ers DéDlrie
tar desvergo¡zados y a&e!i¿os. ¡lc laltó quiel 'le Los cosarios, too¿.údo púeflo sob¡e sEguro, al)
dijo que su hiio Serefiao habíe urdido y tÍeúado Éfeso, dcspucs dc duclas cos¿s que traiao par¿
yender, s¿caron y dieroar ea poder dc uu co¡redot
tári estupendo caso, Airado mucho ,]¡¡ts efl extrtmo
grado, pidiendo auxilio y favor a los otros senado_ a,Politania pa¡a que fuege vcÍditl¿ po¡ esclar¿ :l
res, despidió brrcas y baié1es por la :rar adelaote, quien más daria, por ella" Y de ye¡ sú grÉtileza,
porqu€ Iuese preso y traldo ¿ Talci¿, y cl coÚ mu- codicioso Lenio, rico mesoaero, püió de t¿l suertc
chos de a caballo eñpezó ¡ seguir la costa de ma¡' etr ella, que hubo de quedar €n su 1rcder Librada,
Y sigtiéndola, halla¡oa ea €l aren¿ tendidos, qúe pues, Polit¿üia por esclava'de Leoio y traida ¿ sÍ
e1 agul los,hebi¡ echado, á dos Pescadores heri_ casa, postróselc a süs pies, coa e¡trañables tág¡i-
dos y ,auertos, y miás adelerte a su hiio Sei¡firo, aus llorando, que úi!as. por anror de Dios lo que
y el batel sin remos ni nada, que 1as expedidas bar- podia ganar cada dia, qüe elta se obligaba de ga-
c¿s [o habiaa topaAo efl alta úar. Nlaravill¿dos dc ¡árselo cor ürtuosas habiüdados,que sabia, poo
to que podia ser;aquello, vlnieron á corsiderar que que le coe4)rase1l¡ra guitarritla y sonaja-s, y le man-
habrian peieado co¡L al$mo§ cofltrarios, y ios ha- d.." sayudo y zaragiielles ,de UiversBs
biafl fialtratado de a4rdl¿ suerte. Y por bien 'que ":*1ro
t ,!t *otvalb.n et .erroc@ie¿ilo húy q*r¿ndrc .l
r ,¡'16: !.yto risúo de i.Eos q¡. 6.rvia orülsi¡¡Bt. !at!r.¡, 1

z ¡ob?. t¿s|tut cD¡ .e!.ii¡¡d p.*irñ.!tc obl.lida d. te


, Co@tu, pat owio, fo'@ atisúa, qú. olt6.¡¿ .ñ .iúd¿d.

4
lU,.1ñ DE Í¡MANEDA EISTORIA DE APOLONlO

Eüerte el rcy APolonio rescitió en extrema marera


colo¡es, al uso t¡uhaneslo1. Contento Lenio, y co'-
Bralxdisimó erojo; taoto que
jura, sobre §ü corona
venddo de sus ligrirnas, le 'cortó sayrlelo y zara-
güéli¿s, co¡oprándole )os instrüme¡to§ quc pedia Y e, todos los diá-s de sü vida do a.feitarse 1á barba,
de esta suerlc, coEo tuvieie linda loz y fuese destri
ni qui¡.ari€ rl cabellu, ni cortarse las uñas, Ili Yes_
sima en 1¿ música, a lodo e1 Pucblo e¡á müy ac€P-
rir om ni .o'.Ia, nr oir cosa gue de pasalief,Po
fuese. A los cuales supiicó que je.rro6trascn, para
ta y agradable, y cnre cat,allcros li geotiles hom-
b¡es llamaria Ia Tñ¡haoilla; acudiendo co¡ lo que IIlás s¿iisíacciófl súva, eí qué parte estab¡ conser-
vada sr.t hija. A.rhosiriihdosela, 1as pa.laDras la,sti
tasado le tenia su amo Lenio Pasados catorcc
rflosas que decia abrazrindo§e cotr el bultir 1 de su
o gutuce año6 tlr que )a e1 rer Apolonio hubo en
hija Polit¡nia, que estaba becho de ñáffno1 jú¡tc
este tier po alcalz¿do ¿le ¡er rey de A¡ti8{uia, y
rorqlJisiárJo s,r ieino de Tiro <le ¡¡o,ler de Taliarca,
de su estatua, era¡ para romPer las entrañas. -{
castig¿ndo 1os rcbeldes, dejó por Visolrey de la tje-
do consol.áTdob io uejo; que pLdierofl, se ¡etrajo
etr un es€uro apos€Etl,, m¿r-dá1dose tort¿r pa¡a él
lra a su c¿nlarelo jú¡lamente con st mujér, qlc
er¿ A bañador que ar¡iba diiirnq§, y se embaícó
y sus criados Paños de h¡to, Jf entaPizar su t1ave

co¡ sus ra!er ' g: e-a . enJrr.rrndo su camjno to¡li de nesro; ]- e6 breves dÉ5 se em¡arcó pam
para Antioquía. ,v tor,:"rdo alli Puerto, f11é mür' PentapoLitaaia, y ¡avegando, a cabo de dias le-
bicn rcscibido, a do dePos'tó por \risorrey al pesca-
yaDtoie la contrario riento, que hubtroD de ¡o-
rDar, más por iuerza qúe por grado, püerto efl la
dor, prometiéndole eNiar a su mujcr, que en Tarcia
pla.,a dc .C.feso. y Lomo füe.e d' rroc'¡, ) viescn
Dor áma de su hija Politania &abia quedado.
Y así se desPidióide alleqzndo a T:r- p.,r los mürn..e la ciudal gr¿nde, Innirnrias tn-
cis con su flota, a do ^nticquia,
rle los lseÉadores tué re6lr cendidas, y sintieseD repicar campanas ) otros di-
m€¡tc }ospedado, y á11tes que de su l'riia pidiese?. ferefliEs ürst rncntqs de ¡rúsicas, virierldo a !re-
de ios ñás piocipales de €11os, ca¡gados de 1uto, gunlar a cierto oa¡incro de Ja p1a)¿ la ceusa de
fré uni ooche visitado, y de Teófilo merlio lloran- tan sobr¡do regocijo, 1es respondió que aquello s¿
do nar¡ad¿ la muerte ¿le,l ama y des<lichado fin de hacia cada.año en ceiehración I' memo¡ia.del naci
su hija Politania y de su lijo Semfino, de Ia cual miento de su principe Palimedo. En oillo el re;,,
--t¡ Apolon;o, luego se reti¡ó 6n e1 más esruro relr¡i-
..yo *u l¡.,¿ o .haq¡.tó!, y los z3hgnell¿s ños
c¡lzo¡é anclc d."nlieo. Pat.G 'ruc .r. er¡ €l fajc ),rcpi1 niento de h ¡rave, dafldo licercia a todos sús ca-
de lós juriarcillos o Búto¡es a:!¡ül¡¡@s
. ¡idil'.: ,re4¡tas..
i6
-. '--teü %
lUAN DE 7'¡MONDDA HISTA¿¿TA DE APOLO]]IO

pita¡es que q11:sieseo §¿Iii elr tielt¿, qüe saücs€fl dos aquell¡rs capitaaes. Xues como fuese¿ alzadt¡s
para haberse de hoigar mucbo enhorabueD¿, L\ceP los m?ntcics, y et pri«:ipe Palimedo les pregunl¿.sc
to sús criados; f que sin esol les mandaba, a p€oa la cáusa dc l¿ trislerá de su,re) r\polooio. F{]r e,(-
de la vidi!, que ni¡rguúo fuese osado de slrtrár adon_
tenso se 10 aootaron, v de todos iué suplicado qu.
de él estai.¿, sin que él primero no 1es llaúrase' ól en pe¡solr¿ qeisiese ent!-¿r ü1 su ,narer pa¡a ve¡
Efl csto ei r¡rarinero,, esPantado de v6 tac g,.úe_ si .ie podrí¿ dar ,¿lgún aljyio en su tanlsobrad¿ tris-
so ejércilo, iuese corrienoo a dar aviso a'su prin' tezr. Con(eui¿nJL:es ran jusra deDranda, prove]ó
quc a Ia'Iru¡al1;lla de p_csto Ia cort¡"en riqu,simos
cipe Palimedo; el cual pensando que fuesen algu-
nos cotrtr¿rios y enemigos.§uyos, tdcando al atma, veslidos de seda y oro Al uso y traie de tn¡har¡,es,
riu¡rdó poDer a púrto ¡ie 8ue¡ra tda §u 8e¡te, y y aparejar con dive¡sidad de manjares una ceoa
eovi¿r sus esPias 2, 1as crrales supieroo y dieron ncF rcal; y y ¡os rnás
caba.lgando todos los.capitarcs
principales rle dudad, riBo a la ?iaya, a do to-
ticia a su Púocipe, que no éra siro el ¡ey ApoicF .1a

aiü, q-,¡e !a .oni¡oiÉ-"sia I de Íie¡ios le había tiaí_ los se t-i,:..r¡;t¡ para ve: la¡ n¿vrs i. ;aterx.l,
do c¡l aquell¿s p.artes cor toda. ír f1ota, y qúe nc y el p¡incipe Palimedo co¡ tics ceb¿lleros suyos
cl¡[lplia temcr de Drngüí¿ cosa' Y asi Por tra ma- más privado5 se ent.ó .cn Ia n¿ve de1 rey Apololio,
ñara desembarnaroa los caPita,úes, y los salió a re' y saliéndole 1os pajes al.oncl1ertro, ]e preguntaron
Eebir el pri¡cipe .?alim€do cofl toda 1a honra grc quién era, o qúó es lo que úIandaba; respondióles:
füé posible, y lcs rogó que fuesen aquel dia sus ' Sabcd, hcrmanos, que soy el príncipe Palim€do,
corvidados. Aceptando ta! señ¿iad¿s Ber.ddes 'con señor .1esta ciudad de fJfeso, , 1rl que D¡¿ndo es
que entréis a r¡uestro rey Apolo¡io, hacicndole sa-
l¿ cortc-rl ¿cosiumbr¿da, fué hec¡o ei coflvire muy
solemae y copioso. Sal¡iéndolo 1a T¡rr¡anilla, ro b€r cómo ve¡go aqr:í laru beer¡c las !¡anos." "¿I;s
laltó en sesejanlle fiesta, a do ta.ñeodo y c¿Ítañdo 111¡¡os, seño¡? cl u¡o dellos-; :la rida
-respondió
hizo maravillas sob¡e mesaa y le valió aqlel dia nos costaria. si b]
liciósemos." "¿Por qué?"
á Paiimedo-. "Porquc, señorr nos tiere malldado -dij.r
Eás de doscientus ducados, que le estreBarotr to' q11e
el p¡irncro quc entrare er su aposento, sin é1 lla,
r Si" ¿r¿: ¡¿rLnú d. @. marle, (rnCe:lado a nuerte. ,''.Pue, Io quiero
@b'en .n ooc c@o "'!i*¡¿ ].. !'ru' "erá
ser eI condenado", dijo el priúcipe Palimedo; y
, ca /¿!*si<tt eEb¡i. de vi.trtos co¡lr¡rios
"^
aizando el ánrepreffar, co:Ío el rey Apolonio 1o
de.pLes de l¡ ñE'dl, o ¡ lr- posl:e5.
"*.", ¿i.tun de rcg¿lo- I d .¡wndt l:E!á¡¡ o srtie
É ",V,"
a.t¡doro,,
i3
I S'T O Rí.4 DE APOI,ONIO
]ÜAN DE I1}¡ONED4
t de h a la rDesa, fué distriüuida Ia cena por 5ús criados
-;-,ipap ,liio: 'ra)uiár es el Lañ aborrecido y Bentil€s hombres con txlt soierúne codcierto, qüc
o""'in,,t' * lri ücelamiento sio 'vo
el ¡ey quedó ¡rás ma¡avillado que co¡llel1to. Y es_
'l*-"r"-].t n"tpon¿i¿ el Pri¡cipe Palimedo: "Es €l
rirlJ"¡" tando ,'¡ fn el postrel serviciol e¡tró 1a TruhaD;_
or" t*" *t ,.a1.. -"oos, ¡ rurga al omnipotente lla. coII sus.souajas.de p1ata, muy agraciadarEeote
ii.r o". t. consu.le:el Prirci¡c de Efeso'" En ca$taúdo y tañcndo la presente canción atribuida2
¡" d,n'le e=ralra senrádo el re) APolo a.l rey Apoiorlio, diriefldo asi:
".. "lro..
."t icbiila corre¡ia le hiTo seff2r cabe si
"i", , c1Nfió¡
v'iJ'pr¿ d. ú¡uchae PláricaÁ yx lasadas' le 10g6
" ¡léamte, sra! s.i:or,
el o¡icine muy cncare'cidamente que quisiese
sa- de lo qüe tiios ñand¿, o¡de¡l
rectbi'ús,1 ccff¡ real que le 'tenia eta que ¿ Lr* Ia !.t¡
;.'.., .,;'. luelr. .¿ gozo mw úyoi,
,n"*l*r. ".;"
C'f re' \Wlonio st lo dcsYiór' diciendo Lo trosottos júzcÉ@s
'lúe
oo" ¡aUra iur¿do sol,te s1l co:on¡ de ro sal'' 'tü. ¡os .s diños¿ieo d.sdón,
en
Si es a;i d. ¡Lll ¿ r&.¡ .i Lieü,
,'i rr" u"." l:egat (:1 Pc¡"taPolitania " y .1 Eal del qrc Eá5 sozános,
cl Princ)Pe-, ruestra i¡lEza Pu€dc
hacer4c D¿ graciis ¿l H¡c.dor
-rep:ico perjuicio de su juramonto' y si al$j! na1 ¿ ri disr.úa i
esta. merc..le, "in qta quc ¿ te..e 1a Pexa
cs oue la Lruie¡a reccbir aqul oeolro de s¡r
travei Éelvc e¿ gozo Euv navor'
v esLo Do ffeu quc sc mc ¡uedl Deg¿r en ningufa 1rüé i¿n apacilrle y ¿cepta esra canció¡ al ¡c]'
.-""- " f'*t¿" el rey su tan 'e¡lraña+¡le vol§n_ $1e, mostrando akún coniieniemiento, le
rad. sc Io conced:ó. Y desPidié¡dosc de él' Iuego el ^poh,io
m¿¡dó d¿i cicn esc[dos; y prc$lntándolc de su es'
o¡tncinc. ,at:<to ¿ ie.ra, pro-t'eyó quc la cene bue- r"du y ri,{a y,.le qué naciórr era, deió ;a' son¿-
r rná*i"¿r, fue'e Pue'ta en Ia nave' adviftieDdo jas, y turraodo una guitarrilla dió re§llrcsta a. sü
"r
a lo i¡ul'raoili: que a lr Postre de la cera cnlrase ¡emañda cánta11do eslé rolnaqlce:
canlanou ! L!ñcnJo a gurla cursolatoia ca'nciór¡' fqnl;e,se totutundo sr1 ,tac;w;¿hlo r la mlrert¿ d¿
que ¿l
rolLcada pa'a aqu"i rey quc est¡ba tr;sÑ' su nratlr¿- Conti¡tt1s :l
l. ot"r"¡r, si cE aiguna cosa le Gontellába' ba'
r.tla tiUre. Con esra PrePara{iül, veaida h noc'h: Ech,áen¡¡ en l¡ nir
y ascfltados el rey Agolonio y el Priflci?e ?alimerlo e ú ataúd oetida
a..*p.-¡" t ?os,1,1 sLii.¡.. 1:Ilñn ¡laró o post¡e.

-'z "1iiJá,
¿.rüt ñbúd 2 .riü¡idq: dedicada.
4
80
¡LiAN DB TI¡¡TONEDA HISTORIá DE APOLONIO

6¡ ri@6 rcpa., .nro¡a¡ d. cors¿rios lúi DE¡diil¿;


coe fi¡s r*1gG:i.l¡, Sdanno úe.lu, y lodos
dcspEé ¡EE tn. diar ic de s¡¿ L¡¡iciór u¡dd¡.
a l. T¿t ii ful l!¿ldz; D$paés .¡ Efso Ecsra,
álli h. dejó d ,aüe y pór e6dáB lerdida,
a aajo taj. vcald¡, y de l¡¡io cl m@ncro
a uq rú¿ .!@dod2d¡ fli coülrad¿ y !óseida.
!ór §úiú tus. ú+sid¿,
y !o! t@os de ll.li¿lo A todo este rodrlance estulo müy atento e1 re1
doctdrad¿ , bi.ú ¡.sida. Apolooio, ] destihndo casi algunas Ja€r;m¡s !o¡
Siddo d. c¡ro.e rños,
q@ es e¿¡ü leúiá i , 6o¡da' s¡¡s ojos, del gozo quc iba (oncibier)do .eo renir a
el á@ qe n. 6i.bi coosiderar que ,aqueua T¡Bhárlilia era 6u hij¿. Aca-
ñn.ió: d€jóo. álisida,
, Dio¡Gia, ta @ie
bado que bubo, preguatáadolc su ¡orEbre y res-
de Ilcli.to, coE¡átid¿ pondierdo ,qub se lla.s¡aba Politafli¿, sé alzó co¡r los
d. é¡vidia d. *ru. üc.6os¿ bGzos ¿biertos, y abrazá¡do1a le dijo: "\ros sois,
úás qúé a su iij. qudiii¡,
.o!.eró .!¡ @ .sc¡avo siD dudá, Polita¡ia, mi hi.ia, a quiei ?or úuerta en
qué di.s. 6n a ñi vid¡. fli pensa¡oiento t€nía." Dlla €ntonces con !¡ofun-
, ¿bÉzad¿ .o! L e§t¡!ú disi¡¡a humil<lad.sc ie arrodilló delaole y 1e ¡e6ó
qúe ú ¡a Tsrciu c§tá ddllida
d. hi ladrc, lti lilrlad! ias m¡nó.. y él Ic dió su be¡rdiciún,
d. l¡ mftc doloride: " suDlicú al pr¡o-
so e1 áh9arc de feó61o
cipe Palimedo que l1,€go descendiese ¿ la riüdad
Jui pú.f.¡ y @¡stituídn p.1ra que le mandáse co ax a su üi.ja ropas cle bro-
AIi, y¡ qtr! 1á lotrú¿ cado y apercibi¡ riqlrisbas joyas, por$re aqu€lla
nuüe qr-cria que quedase rn la nave con ó1, .¡ quc
6i¡ .auua dél co¡oicida, En la ú]añara le prornetia desembarcar ju[tarnerte
y cs qüe Súanro, hijo
coú el1a, pasear por la ciudad, pues Dios 1e ha-
l¿ .on6.¡a dc !!¡eú. bía ¡eclú tan señalade merced de cob¡af su iija.
@r á,j¿r, ¡¡r *r ,ájd¿ Ei principe, rnuy ategre, r-ueito a 1a ciudad, ¡izo
lija d¿ ¡€r, Ec túló
esta¡dó4 ú !.rs.l Ñtjda: corlar -las ¡opas aqueila ¡rocLe, .y ádedezar el dín
.n u !átel @€ @b,€fm, siguiente las joy¿s, y un¿ hacañea1 bianca para !.,-
siE loder s .ocor.i¿ta-
Y6iIo 15 ri. ed.¡añl. lirada, v u¡r vaicroso caballo ricameate enjaezado
I ctd¿ l. td, edi.l tierni. débi¡,

§3
4
E'STORIá DE APOLONIO
JU ÁI¡ DE TI'IONEDA

llamar a L€dio' !i cip€ Palimedo, supliéadole quc les hicicsc tan sc-
Dara e,l rey APoldJio, y ma¡dó
'.o.*to, ** pagar'e t€do lo {ue ie haLia cosu- ñalada merced en hacer veni¡ ai ,lonestetlo ¿l rey
con Apoloúiq y a su hija Politania, para poder: consi-
io i" rrá'r.¡tlt, v *"'o ro quisie§e' ie sandó derar y l'er las maravillas de Dios. Ve¡ido e1 e¡¡ba_
srao regurldad
I cürar preso e¡ l¿ cáL¡cel'
" v-rá"r, _fAir";", jador a pJacio, eguardó que hübiesÉn acabedo de
pues, a oesembarcar eI rey
^polooio comer, y tenietrdo oPortunlded, le,§llp1icó al Prin_
.o Ai;" úuy ricam€EtE adere¿ada'
arúll§' cipe Paliraedo Io que las devotas religiocas 1e ba'
"oo
dlsoararof, to{tos los baje;es a uo tiEÉPo Ia
Ia tiEna' y pue§l'a bian slrplicado. Y visto :u tao buen deseo, le dió
É". u". - prt .;.. sino huÁdirs'
pal¡bra qüe á trabaia!ía que visitaser¡ aquella ta¡
*''i, ft".-r_." v el rey en ou cabi'llo' eaderezando santa cesa a la terdccita, ctardo tl so1 fu€6e da
troorPet¿s y
bu vÉ hacia ;a ciud¿d, dilPararaa l¿s calda. Coo tan buert¿ respuest¿, las rúonías tuüe_
aBbales', quc era gloria de oÚ y ru'
me¡resulles J ton por bico quc )a leina no s¿liese a rocóit al re.Y
y capF
rar el conciefio y aderezo de Io' caDalleros su ,rarido, silo qse se retraiese en sr¡ cáL::aar¿, vis'
la que acud¡a ver a la
oo.". , -^ oe 8el!e Por
tiéndose las Iopas riquisioas que traia cuáodo la
f."f-"AIl. ." t¿úti ,rajÉ5tad puesta' Y como esu
piebeya' qu' la ¡rusictoa ea eI ataúd y su corona de oro ¿n !a c¡'
,o* .*,.o¿i."" eotre la t¿nl€ bcza, y de alli ¡o se movrese he§ta tanto que le
"" er¿ hiia dei rey
Tr¡r]É¡iil¿ lleSaron es-
^golo8io' lnulel' prioresa cntrase por e1la. Con est¿ o¡detr¿cióo, Yi'
tas Buevas a1 ¡r¡o[esrerio donde estaba su nicndo el rey Apoloaio y tá iBfa¡ta Politania y el
tra reir¡ra Silvaoi¡, la cuail del gozo concebido' etr
Iué a coro' prircipe Palimedo a1 monesterio, saliéronles a te'
co:rgregacioa ¡le lodas i¿s Eooiás, ée
dc cebir las tnotrjes, suplicándol€s que tao 6olá.menta
¿_ool,"roo g¡acias a Dios de Ia r:ouservacróu los trcs en fo intir¡o d. la casr erltrasÉfl, por orás
*" n,l, y *.-.r¿" ¡ r:aaLron e) te De ñ1 lohda'
hoaestidad dc su digión.
mÍrd. Y de coD¡ejo ue la ¡crÁa ) de las mas an' Concediendo a su deoaada, e¡ltrá¡onlos con 8¡aD
cianas v sabia., eaviaron u¡ e&baJador' hoEbre elabilid¿d eri un cuadro 1 que temar rúy edef€z¿_
d. -"i*. lclra5 y oe grarde autoridaü al lna- do y coñ.púesto, aldoflde le diero¡ al r.!¡ Apokhio
parabién dc haber hallado a su hija, y ellas abra-
e.l
:'Xii::;,\"":';.,'*', dc ord'Iúrio 5' d(ú 'ü*'u# zá¡dola y besáodola, qlre Dios la dotase de su ben-
. -,'li"L"',*á*." ¿. tos ñ60 @irrú'' du¡'zi.¡3' 'rc
i-r¡o s. aq.o los uubJl6 d' á¡or¡
^;'17 ;";;*¿"- , búDo d. r¡ rEl.da qu. @piq éi: r .@¿r¿: b¿bit.ció¡ dtdr:¿a.
AiL D,o¡, oto¡mo¡' t !' éb6 d 3c'iu¡ dE sraclB 85
8a
lri:1 \- DB Itr!oNEDtl
HISTCRl¿ DE -4POLON]O

dose en tierra 1a besó las maoos, y 1a rei¡ra L¿ ab¡a-


dita !T1.ia. -\ cab' ile taro, 5acaroll 1?cE p¡aros
lo§
pla:- zó col múy sobrada alegria-
,lnc áe rinu:"ima co)ación1, y el otro cofl la
dF la reira' F,i principe P¿limedo, vi€ndc tañ búera coy!1-
clra de plomo oue hallaron m el atarld
ru;e para pedir 1() que ya pot rruchos dias eÍ su
los de la colación tliero" al príncipe v a la infant¿'
al rPy Apulon:o' Y comó el rcy corezóE encerftba l¡ ocuLto tenla, se arrodilló a lo§
y el de ra llandra pies dei rey Apolonio, suplicánrlolc 1e ¿iiese a 1a
la mimse .tuviese en sus maflos con 'los o]os Íre-
que ésta flo !¡iánta Politania Por müier. nl rev APolooio se ¡o
dio llorosos le- r.liio: "rfeior colac:ón
madresi y rabcd tr.Ixcrió, dáodole en dote el prillcipado d€ Tira y
-. ,o¿i"¿.. dar, rerc'rndisinra. coo'a deflostri_ el reino de A¡tioqula, co¡ tal que a las monjas les
-" hrh.ii la.timedo respondies¡n 1 cada año con mil ducados por tiempo
I*" i" ,1...;:,. dP nt-a Da'te he recebirlo Sran
"1,, .n '1her que tenéis aquí dep"sitado de üez años, cn s,¡átificacióo dei servicio y compa-
"..,"o,rrni".,,fli múier; lo q e )t os Íuego es que ñia que ie h¿Li,ian i-,eü\o a l¿ t.ir3 su rl!je¡-, )' l^
el cue¡po dc
esto levaBtóse 1o prioresa di- reina les dió 1a coron¿ de oro que en la c¿beza fraia,
-e la ¡rostréis." Efl y así se despidió de todas, abr¿zá¡dolas con abun-
ciendo: "Por servir a vuestra real altcza estamos
ufi " Y €n- dantisir¡¿s lágriñas. Salldos a cabalgar, como ios
prcstas v aPrreird¡s: agxa¡de tanlico
criados y capitanes d€l r€y vieron salir
t!á¡dose do e.:rbr'1 r.i¡.r muv 1¡ermosammre com- ^poiollio
aquella tan hemrosa dama, ¡econociendol¿ decían:
,uesta.la s¿có e¡ p¡esencia dc1 rey' Y como el rey
"Esta ¿no es la ;oina? Ella me pa¡esce " t Eos' ":1o
1a rftse, casi fue¡a de si se aizó de donde €staba
e(''; olros, ¡si ej.'' En senlir -{ qozar de sR aPaci-
asentddo, -y se la fré a abraza¡ con tros brazos abier_
b1c y dulce hab1a, y rlre eL rey, trayéndda de 1a
tos, rlicic¡do: "¡oh dulcisima v amada muier mia!
mano, la a¡rudó a cabalgar en 1a hacaDea de t¿ in-
¿Y es posiblc, destanso tnlo, que seáis vos la
que
f¡rta, 1o creyeron, y estllvie¡on fiuy maravill¿dos.
muira'eni¿." "\'" sor' -diio la reina- a quien
r,,.¡r
Cabalga,ndo e1 tey y el principc Pali:nedo con )a
Dlo., pot t,, iÍfi¡ita misericordia, ha hecbo tantas
irfanta Poli!ania a la. ancas ,.1" su cuart¿3l), vini-'
merce¡es de aport¡rlrle a este tan saot¿ casa y Yol_
La jnfanta Politania' ron a palacio, a d.r era excesiva gloria vel con qué
vei en r(estra compañía."
placer y contentarniento, de lro m uno, los cris-
e¿ie¡die¡r1o que aquelle era sú ñradre, arrodillán-
dos se a¡¡odillab¡¡ dela¡le de la rcirra, l'le queriar

1 '.i¡a¿?¡: dul(cs," roFar ux bocado eÓtre


1 restonClas¿flt @rt;búY.scn, paga!.r'

86
s;
tütN DE TlntONED2l ]ÜSTICI/S DEL RE'' DON PEDRO

besar las ñanos, y ella ño co!.shtiendo, los abra_


zaba baciéodoles r¡i1 rüerceales
De allí a pocos dias Iueron ordena¿es lás bod¿s
¡{ELCHOR DE SANTA CRUZ
del principe Palimedo ¡r 1a infaflta Politania con Natural de la villa d€ Dueñas, €n Castilla Ia Vieja. y
real prepatarorio, ell las .uales hubo gran sarao de vecino de la ciudad de Toledo. Apenas se tiereí nxás nó-
damas, y daazas y ¡ego.ijosi y ináscárás y toflreos' ticias de su vida. Su obr¿ frrinci?at. FLoresta Esraitald,
liúe, ent¡. ot.os ñéliios ,lo !eq!eños, .l p¡esentar u¡¿
Acabailas Ias estas tan solemnes de l¿s bodas,
f colcccjó, de dichos, "úás ó 6€ros aEténticos. de esptr,
deter¡ninándose de ir el ¡ey APclonio con la r'eina ñoles c¿lcb¡cs, que no-( dar a conocer m¡rt' al viyo su
carácter, o po¡ lo m€tros Ia idca qúe de €lios se fo-
Silvania su q¡uie¡, con toda la Jlota, y a Y€tse con n1ab¿.n sus contemporáneos', @f. Pela¡'o).
el rey su süegro, porque ya muy cansado de dias
estaba, y a regir y gollernar sÚ reino, corno era de
rezóo, se despidió de1 giacipe Paiiruedo, su yemo, .IUST]CIAS DEL REY DON ?EDRO
y dc la infarta Poütania, su hii¿, con tnil §ollozos (Dc ]e Flalclts Es¡arald.\
y lagrioas paternalcs; los cuales los acomp¿ñáron 1574
con to¿la 1¿ cal¡al1e¡ia de l¿ ti¿dad de Efeso hast¿
el puerto. Pues a1 emb¿rcar e¡a de oir el cst¡Iendr.' Esta es la rers;ón mLfu a¡tigua qüe se .ono.e C.
la anécdota qüe ¡¡ode¡¡rrente ha vlrlgarizado zorri-
de Ia a¡tillerla, y el ver jugar las banderas pcr e1 ll¿ e¡ su conedia Et Zapottro I el RrJ Ya Lope de
placcr que coliaebian en recob¡ar la reiaa qrrc ,r'a v€ca hrbía dr¡r¡riz¡do el c¡isodio e¡:u ob'a l¡.
por muert¿ tefliao. ErEbarc¡.dos, eü breve tie!¡po d;c*¿idt d.el R¿! dot Ped.ra.
llegaron eR Pentapolitania, y alli eI suegro les sa_
lió ¿ ¡ecebi¡ coo graodisir¡o gozo ?or gozar de 13 Un arcedialló de la Iglesia de Sevilla r¡rató a ufl
vista de sü yeEo el rey Apolonio, y de su l¡ij¿ tatr zapatero de la rnisfia ciudad, y un hijo suyo fué
a¡¡rada, al cabo de .vein e años que ao los habia e pedir justicia; y condenóle el juez de la Iglesia
visto. Y de esta tan sobrada ¿1e8ría cayó úalo y ñ11- en que ao di.iese misa un año. Dend€ a pocos di¿s
rió. Y qucdó cl ,ey APolo¡io posetrlor y :ey troi- el rey doñ Pedro vino a Sevilla, y el hijo del auerto
ve¡sa1 de toil¡ la P€atapolitania' Y flosotros al$ifl se fué al rcy, y h dijo cómo el arcediaro de Sevi-
t¡¡to contentos de 1o que cn su apacible historia lla habia müerto ¿ sü pedrc. EI rey l€ preguntó si
habemos lcido, üabla pedido iústicia. El 1e cótrtó el caso como pe-
saba. Dl ¡ey le dijo: r¿Serás tú hombre para oa-
ES &

Intereses relacionados