Está en la página 1de 23

I.

ASPECTO INFORMATIVO
1.1.-Título: “Topología de espacios métricos y aplicaciones”
1.2.-Autor: • kalos André Guevara Sánchez
1.2.1.-Asesor:
• Dr. Figueroa Alvarado, Andrés
1.3.-Área de investigación: Matemática
1.3.1.-Sub área: Teórica
1.3.2.- Línea: Topología métrica
1.4.-Lugar de ejecución:
Ambientes de la FACFYM – UNPRG
1.5.-Duración estimada:
1.5.1.-Periodo de elaboración del Proyecto: 4 meses
Fecha de inicio:
Fecha de culminación:
1.5.2-Periodo de ejecución del proyecto: 4 meses
Fecha de inicio:
Fecha de culminación:

II. ASPECTO DE LA INVESTIGACIÓN


2.1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA CIENTÍFICO
Los espacios métricos son los primeros ejemplos de espacios topológicos,
los que primero surgieron en el estudio cualitativo de espacios: generalizan
las propiedades de los espacios euclídeos, donde sabemos medir la distancia
entre dos puntos dados.
En este curso de topología de espacios métricos, se trata de dar una
introducción a la topología, a través de la teoría de espacios métricos. Este
texto está organizado en seis capítulos. El primero de ellos recopila aquellos
preliminares sobre teoría de conjuntos y lógica matemática que son
necesarios para una buena comprensión del texto. Los siguientes cinco
capítulos estudian las propiedades más importantes de espacios métricos:
sólo están demostrados aquellos enunciados cuya prueba no es trivial, se
han incluido una gran cantidad de ejemplos y cada capítulo finaliza con una
amplia colección de ejercicios, donde los más complicados están marcados
con el símbolo♣. La bibliografía indicada se refiere en su mayoría a textos
sobre espacios métricos, aunque aparecen también algunos libros clásicos
dedica dos a los espacios topológicos en general. Los cinco textos
recomendados (por tratarse de una bibliografía amplia) para el curso van
marcados con∗: [D] y [H] por estar en castellano, la obra [R] por
adaptarse perfectamente al contenido de esta asignatura, [Se] y [SV] por
tratarse de libros de reciente aparición... cualquiera de ellos será un buen
libro de consulta.
En este primer capítulo, se introduce la noción de Espacio métrico y de
subespacio métrico, estudiando numerosos ejemplos y propiedades básicas.
Se introduce la noción de topología asociada a un espacio métrico
introduciendo las bolas abiertas y a partir de aquí se estudian los conjuntos
abiertos, los cerrados y sus propiedades. Se pretenden alcanzar las
siguientes competencias específicas:
Utilizar los conceptos básicos asociados a la noción de espacio métrico.
Reconocer y utilizar las propiedades sencillas de la topología métrica.
Construir ejemplos de espacios métricos usando las nociones de subespacio
métrico y espacio métrico producto.
Se desarrollarán los contenidos siguientes:
Distancia. Espacio métrico. Distancias en R y Rn. Ejemplos de espacios
métricos. Subespacio métrico. Distancia a un conjunto y distancia entre
conjuntos. Bolas. Topología asociada a una métrica. Conjuntos abiertos y
cerrados. Propiedades. Producto de espacios métricos.
2.2 REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA
a) Antecedentes
Los antecedentes tomados han sido seleccionados de acuerdo a la relación
directa con el presente trabajo de investigación, los mismos que han servido
de orientación arribando a sus importantes conclusiones.
La topología es la rama de las matemáticas que se ocupa de los objetos
geométricos atendiendo a la forma, tamaño o posición, en general a sus
propiedades cualitativas. No tiene en cuenta aspectos relativos a
magnitudes ni requiere cálculos con cantidades. Así, desde el punto de
vista topológico, una esfera, un cubo o la superficie de una naranja
representan el mismo objeto geométrico, no importa si tiene picos o está
arrugado. Es decir, podemos pasar de uno a otro de forma continua. Se
dice entonces que son espacios homeomorfos, o que existe un
homeomorfismo entre ellos. Es popular el dicho de que un topólogo no
distingue entre un donut y una taza de café. Como si de objetos de goma
elástica se tratase, podemos doblarlos, estirarlos o encogerlos para pasar
de uno a otro. En cambio, no se permite por ejemplo cortar, pegar por
puntos distintos o pinchar, porque ello provocaría una discontinuidad.
En fin, la Topología nos proporciona métodos y herramientas que nos
permiten distinguir entre espacios no homeomorfos, se dedica al estudio
de aquellas propiedades que se conservan a través de homeomorfismos. A
través de la historia, la topología ha resultado ser de gran importancia
mostrándose fundamental para la cimentación del análisis moderno, sus
ideas se han mostrado de gran interés para los campos de la ciencia como
física, cosmología, relatividad...
Podemos situar el comienzo de la topología en 1735 de la mano de
Leonhard Euler y la solución al problema de los puentes de Koenigsberg,
que aunque ciertamente parecía pertenecer al geometría, sin embargo no
requería la determinación de magnitud alguna, ni podía resolverse por un
cálculo cuantitativo, aunque en palabras de Euler: “Leibniz fue el primero
en tratar de ella, llamándola geometría de la posición”
Vinculada por tanto a la geometría en sus inicios y desarrollada en una
incipiente ebullición de artículos, libros y conferencias, muchos han sido
los matemáticos sobresalientes que aportaron resultados cruciales en
diversos campos de las matemáticas, dichos resultados proporcionaron el
ámbito adecuado para la descripción de las matemáticas en un marco
formal y aceptado por toda la comunidad matemática.
La necesidad de exponer con rigor conceptos fundamentales del análisis
tales como función, continuidad, diferenciabilidad, hacían notar el caos en
el que se encontraban las matemáticas a finales del siglo XVIII. Las
nuevas geometrías no euclídeas y la construcción de nuevos objetos
geométricos muy particulares tales como la banda de Möbius (1858) o la
botella de Klein (1863), ofrecían ejemplos de propiedades geométricas
desconocidas hasta entonces y que distinguían los objetos entre sí. Este es
el punto de partida del trabajo de clasificación de objetos geométricos
atendiendo a ciertas propiedades cualitativas como conexión, compacidad,
separabilidad, orientación, etc.....
La teoría más importante de finales del siglo XIX vino de la mano del
matemático ruso Georg Cantor (1845-1918). En ella se encontraban las
nociones básicas de la teoría de conjuntos. Introdujo conceptos como
cardinal, transformación 1-1, punto límite, conjunto abierto, cerrado,
derivado....
Estos conceptos permitieron situar las matemáticas en el marco adecuado
que ofrecían demostraciones rigurosas y nuevas definiciones aceptadas por
la mayoría de la comunidad matemática. Ya en las postrimerías del siglo
xx, matemáticos como Hilbert, Banach o Haussdördf se apoyaron en las
ideas de Cantor para construir nuevos ejemplos de espacios diferentes
tales como espacios métricos, completos, normados, espacios de
funciones... que permitieron una teoría mucho más general, proponiendo
un sistema axiomático del análisis en términos de conjuntos y no en
términos de distancias, métricas o de algún tipo de cantidad o magnitud.
De esta manera surgió la definición de espacio topológico, introducida por
Haussdörf (1906), como un espacio abstracto de puntos junto con una
familia de subconjuntos U(x), denominados vecindades, asociados con cada
punto x del espacio, próxima a la definición de topología moderna.
A finales del siglo XVII, (alrededor del 1679), el matemático suizo Leibniz
intentó enunciar las propiedades geométricas básicas de las figuras,
relacionarlas con símbolos para representarlas y combinar estas
propiedades bajo operaciones que produjeran otras. Leibniz o estaba
satisfecho con el tratamiento que la geometría cartesiana hacía de las
figuras geométricas ya que en definitiva tenía que ver con magnitudes:
“Creo que carecemos de un análisis geométrico apropiado que exprese
directamente posición en tanto el álgebra expresa magnitud”. Las ideas de
Leibniz no tuvieron repercusión en las matemáticas debido quizá a la
imprecisión y a los pocos ejemplos que el propuso pero podríamos decir
que Leibniz fue un visionario, imaginando lo que hoy se conoce como
topología combinatoria. El primer ejemplo satisfactorio para establecer el
punto de partida de la topología es el famoso problema de los puentes de
Koenigsberg, un problema que despertaba la curiosidad de muchas
personas de la época de cuya naturaleza topológica fue apreciado más
tarde. El problema planteaba que dado un sistema de puentes como en la
figura, si era posible que una persona cruzara cada uno de estos puentes
una sola vez. El matemático suizo Leonhard Euler encontró la solución en
1735. La idea para resolverlo fue la simplificación de la representación del
problema reemplazando las “áreas” con puntos y los puentes con aristas.
La Topología es básica en la formación de cualquier matemático actual; no
en vano, forma parte de las materias troncales (fundamentales) de los
primeros cursos de la titulación en Matemáticas en cualquier facultad. La
Topología se encuentra presente en casi todas las áreas de las
Matemáticas: el Álgebra, la Geometría, el Análisis, etc. (y éstas, como no,
también en la Topología). Sus métodos y sus resultados facilitan el
tratamiento de numerosos problemas e incluso permiten abordar otros que
no tienen un origen estrictamente topológico. La Topología ha alcanzado,
digamos su madurez, recientemente. La mayoría de los estudiosos de la
historia de las Matemáticas sitúan su puesta de largo en las primeras
décadas del s. XX, a partir de los trabajos de F. Hausdorff (1914), P.
Alexandroff (1926) y W. Sierpinski (1928). Cuando decimos madurez o
puesta de largo, queremos decir que es en esos años, y después de
bastantes aproximaciones (como más adelante veremos), cuando se fijan
las definiciones fundamentales, cuando el perfil de su actuación, de los
problemas de los que se ocupa, etc., quedan dibujados de manera
suficientemente clara. A partir de ese momento, la Topología inicia (o
continúa) un rápido desarrollo hasta convertirse en un área
imprescindible. Los inicios pueden situarse, sin embargo, un poco más
lejos, retrocediendo al siglo XVIII
. Hasta entonces los problemas matemáticos habían estado vinculados, en
mayor o menor grado, a la idea de medida, magnitud o distancia, y en esa
época se empiezan a plantear problemas en los que estos aspectos dejan de
tener importancia. Son problemas que no dependen de la distancia o el
tamaño, sino del lugar, de las conexiones, etc. De hecho, los primeros
matemáticos que los abordan dan al estudio de estos problemas el nombre
de Geometría situs o Analysis situs. Cuya traducción viene a ser
Geometría o Análisis de la situación o de la posición. Fue G. Leibniz
(1646–1716) el primero que parece referirse a este tipo de problemas y con
el nombre anterior Geometría situs, como atestigua L. Euler (1707–1783)
en Solutio Problematis and Geometriam Situs Pertinentis publicado en
1736, que constituye lo que podríamos llamar el origen de la Topología y
en cuyo comienzo, Euler escribe lo siguiente.
Además de esta parte de la geometría que trata de las magnitudes y que
desde siempre ha sido cultivada con mucho celo, existe otra
completamente desconocida hasta nuestros días, de la que Leibniz habló
por primera vez y que llama “Geometría Situs”. Según él, esta parte de la
geometría se ocupa de determinar solamente la posición y buscar las
propiedades que resulten de esta posición; en este trabajo no es necesario
considerar las magnitudes por sí mismas, ni calcular; pero aún no está muy
bien establecido cuáles son los problemas de este tipo que pertenecen a la
“Geometría Situs” y cuál es el método que hay que utilizar para
resolverlos; es por lo que, cuando recientemente se me presentó un
problema que parecía ligado a la geometría ordinaria ,pero cuya solución
no dependía de la determinación de las magnitudes ni del cálculo de las
cantidades, no he dudado en relacionarlo con la “Geometría Situs”, tanto
por las consideraciones de posición que únicamente entran en la solución,
como porque el cálculo no interviene para nada. Por tanto, he creído útil
expresar aquí, como un ejemplo de la “Geometría Situs”, el método que he
encontrado para resolver los problemas de este género.
El problema al que se refiere Euler es...
El problema de los puentes de K¨onigsberg
El río Pregel atraviesa la ciudad de K¨onigsberg formando una isla a partir
de la cual el río continúa con dos brazos como se puede apreciar en el
plano de la ciudad en la época de Euler.
Dicha isla está unida a la ciudad por siete puentes cuyo esquema puede
verse de una manera más clara en el siguiente gráfico:
El problema consistía en determinar si una persona que partiera de un
lugar determinado de la ciudad podría regresar al punto de partida tras
cruzar cada puente una sola vez. Parece claro que en este problema son
intrascendentes las dimensiones; no importa la longitud de los puentes, la
anchura del río o el tamaño de la isla o la ciudad; lo que realmente
caracteriza el problema es la situación de los puentes, la ciudad y la isla .
Euler demostró que el problema era equivalente (topológicamente
equivalente) a recorrer el siguiente gráfico con un lápiz sin levantarlo del
papel, de manera que se empiece en un punto y se regrese a él recorriendo
cada camino una sola vez.
Podemos reflexionar sobre este problema durante unos minutos; no
obstante, puestos a jugar, y con el fin de comprender mejor estos
problemas, pensemos que una figura está dibujada en una superficie de
goma que se puede deformar: estirar, retorcer, encorvar, etc., es decir,
modificaciones que llevan consigo cambios del tamaño o de la forma de la
figura original. No valen transformaciones como cortar, hacer agujeros,
pegar otro trozo, etc. Las primeras son transformaciones que podemos
llamar continuas, son transformaciones que no cambian la topología de la
figura y que dan lugar a la misma figura, topológicamente hablando; las
segundas no son continuas, llevan consigo algún tipo de ruptura, no son
topológicas y, consecuentemente, no dan lugar a la misma figura desde el
punto de vista topológico. Por ejemplo, dibuje un cuadrado dividido en dos
regiones A y B mediante un segmento como el de la figura:
A
B
Podemos estirar o retorcer la superficie de goma, pero las dos regiones
estarán separadas por una línea y las letras A y B no podrán estar nunca
en la misma región. El cuadrado anterior es topológicamente equivalente a
la figura siguiente:
A
B
Sin embargo, no es topológicamente equivalente a ninguna de las
situaciones que se muestran en las tres figuras siguientes:
B
A
ABA
B
C
En la primera, la región B está contenida totalmente la región A; en la
segunda, las dos regiones no tienen un “lado” en común sino sólo un
punto, y en la tercera hemos hecho un agujero. (En el libro Aventuras
topológicas de J.L. Carlavilla y G. Fernández, Ed. RUBES, 1994, se
pueden encontrar numerosos e interesantes problemas “topológicos”.)
Ahora es más comprensible porqué Euler concluyó que el problema de los
puentes de K¨onigsberg era equivalente al del gráfico que proponíamos
antes:
Para terminar de ilustrar estas ideas, digamos que en el clásico libro
Topología General (Ed. EUDEBA, 1975), el autor John L. Kelly escribe
en una nota a pie de página lo siguiente: “un topólogo es un señor que no
sabe la diferencia entre una rosca (bizcocho en forma de anillo) y una taza
de café”. Si pensamos que el rosco está hecho de una masa elástica, por
ejemplo plastilina, un hábil modelador podría efectuar una transformación
topológica para, sin hacer rupturas y respetando el agujero central de la
rosca, llegar a la taza de café haciendo que dicho agujero sea el del asa y
viceversa.
Antes de hacer un recorrido histórico más concreto, una nueva cita, esta
vez del profesor J.M. Rodríguez Amilibia en el prólogo del libro
Introducción a la Topología (J. Margalef y E. Otourelo, Ed. Complutense,
1993):
Cuando un topólogo es invitado a dar una conferencia, o a escribir unas
líneas sobre el significado de la Topología, no es raro que comience
hablando de toros y de tazas de café; de superficies y de bandas de
M¨obius; de botellas de Klein y planos proyectivos; y tal vez coja una
cuerda y comience a mostrarnos prácticamente la teoría de nudos. Pero el
mismo topólogo, una vez en clase, no dirá nada de eso, y partiendo de un
método axiomático, frío y duro como un trozo de acero, nos hablara de
entornos, de abiertos, de espacios conexos, de compactificaciones, de redes,
etc.
Eso es, precisamente, lo que vamos a hacer aquí. Las razones de esto
vienen a coincidir con las que el propio profesor Rodríguez Amilibia aduce
en el citado prólogo; hay que buscarlas en la evolución histórica de la
Topología y en su vinculación con otras áreas. Como indicaba Euler,
podríamos decir que la Topología surge como una hermana pequeña de la
Geometría, pero pronto se hace mayor y permite el estudio de nuevos
problemas e incluso de problemas antiguos con perspectivas diferentes. Se
vincula con otras ramas como el Análisis interactuando mutuamente. Una
de las consecuencias es que podemos dividir la Topología en dos grandes
ramas que tienen desarrollos paralelos y cuya vinculación no es demasiada:
la Topología Algebraica y la topología General (que estudia los conjuntos
de puntos).Esta última es el objeto del presente curso y tiene sus primeras
aproximaciones en el s. XIX. Un breve recorrido cronológico
J.B. Listing (1802–1882) fue el primero en utilizar la palabra topología en
un artículo cuyo título fue Vorstudien zur Topologie (Introducción al
estudio de la topología), aunque no se puede decir que éste fuera el
comienzo de una rama consolidada como tal. Listing hace un trabajo,
digamos parcial, sobre la conexión de superficies. Lo cierto es que en el s.
XIX hubo una gran preocupación por la búsqueda del rigor en las
definiciones y conceptos (límite, continuidad, etc.), intentando abandonar
las ideas más intuitivas que se habían ido manejando hasta entonces; esto
y, entre otras cosas, los trabajos de G. Cantor (1845–1918) sobre
conjuntos dan pie a plantearse la necesidad de extender conceptos, basados
esencialmente en los números, a otros conjuntos cuyos elementos eran
diferentes: funciones, curvas, etc. Se hacen esfuerzos en la elaboración de
una teoría de espacios abstractos que permita sistematizar todas estas
ideas que son vislumbradas por algunos matemáticos. Hasta consolidar el
tratamiento axiomático definitivo, son numerosas las aproximaciones que
se van haciendo y que resumimos a continuación. Algún autor atribuye la
paternidad de la topología a B. Riemann (1826–1866), aduciendo que se
acerca a la noción actual de espacio topológico como una teoría autónoma
y que incluso concibe un programa de estudios al respecto; no obstante,
sus ideas todavía quedaban un poco lejos de lo que sería la propia
topología. También H. Potincaré (1854–1912)
contribuye con su obra Analysis situs (1895) haciendo un estudio muy
riguroso sobre conexión vinculado a lo que actualmente se llama topología
Algebraica; algún autor escribe que, de no ser por lo disperso de su
quehacer matemático (poíncare estudió de casi todo), suya habría sido la
sistematización a que nos venimos refiriendo; en todo caso, también hay
que decir que Poincaré mostró poco interés sobre la topología conjuntista,
como muestra su intervención en el Congreso Internacional de
Matemáticas de 1908, donde se refirío a la teoría de conjuntos de Cantor
como una enfermedad de la que las generaciones posteriores estarían
curadas. F. Riesz (1880–1956) y M. Fréchet (1878–1973) hacen
importantes trabajos que suponen una nueva aproximación; de hecho,
Fréchet introduce los espacios métricos en su tesis doctoral (1906).
Concluyamos diciendo que la primera definición de espacio topológico en
términos de entornos fue dada en 1914 por F. Hausdorff (1868–1942),
partiendo de los trabajos de Riesz, añadiendo la propiedad de separación
de puntos (que se conoce como propiedad T2 o de Hausdorff), que más
adelante sería eliminada de la definición. Las definiciones de espacios
topológicos en términos de abiertos son obra de P. Alexandroff (1896–
1982) en 1926 y W. Sierpinski (1882–1969) en 1928.Apartir de entonces la
topología ha ido evolucionando y revelándose, como decíamos al
comienzo, como una rama fundamental en la formación de cualquier
matemático actual.
G.Leibniz (1646–1716)
Aunque es una figura destacada dentro del Cálculo, fue el primero que se
refirío como Geometría Situs (Geometría de la posición) a problemas en
los que no intervenían las magnitudes: estaba intentando resolver
problemas combinatorios de posición. Se puede considerar como un
precursor de la teoría de grafos y de la topología.
L.Euler (1707_1783)
Publicó en 1736 el primer trabajo sobre Geometría de la posición, con el
problema de Los puentes de K¨onigsberg, donde se dio cuenta de que
existió un nuevo tipo de Geometría donde la distancia no es relevante. En
1752 enunció su conocido teorema que relaciona el número de caras C, de
aristas A y de vértices V de un poliedro: C −A + V = 2.
J.B.Listing (1808–1882)
Es el primero en utilizar la palabra topología en su libro Vorstudien zur
Topologie, pero se trata de un trabajo parcial. En 1862 publicó o Der
Census raumlicher Complexe oder Verallgemeinerung des Euler’schen
Satzes von den Polyedern en el que estudiaba diversas generalizaciones de
la fórmula de Euler.
B.Riemann (1826–1866)
En 1851 Riemann defendió su tesis doctoral, que contiene importantes
ideas tanto topológicas como analíticas, como por ejemplo las superficies
de Riemann y sus propiedades. Concibió las ideas cercanas a lo que
después sería la topología como una teoría autónoma.
G.Cantor (1845–1918)
En 1874 publicó su primer artículo sobre teoría de conjuntos, donde
describía rigurosamente la noción de infinito y probaba el controvertido
resultado de que casi todos los números reales son trascendentes. Con sus
estudios sobre conjuntos dio pie a la formulación de ideas “topológicas”; ´el
mismo proporcionó las primeras definiciones de conjunto derivado y punto
límite.
F.Hausdorff (1868–1942)
Figura indiscutible de la topología y la teoría de conjuntos, introdujo la
idea de conjunto parcialmente ordenando en 1906. En 1907 introdujo
tipos especiales de ordinales en un intento de probar la hipótesis del
continuo. En 1914 publicó o Grundzüge der Mengenlehre donde presentó
la primera definición axiomática de espacio topológico.
M.R.Fréchet (1878–1973)
Introdujo la idea de conjunto compacto, aunque actualmente dicho
concepto se denomina compacidad por punto límite o de acumulación.
También introdujo en 1906 los espacios métricos y probó que las ideas de
Cantor de subconjuntos abiertos y cerrados podían extenderse de manera
natural a los espacios métricos.
F.Riesz (1850–1956)
Trabajó sobre las ideas de Fréchet expuestas en su tesis doctoral,
proporcionando un vínculo entre los trabajos de Lebesgue (sobre
funciones reales) y Hilbert (sobre ecuaciones integrales). Introdujo el
concepto de convergencia débil de una sucesión de funciones y realizó una
aproximación a la definición axiomática de espacio topológico.
W. Sierpinski (1882–1969)
Comenzó a interesarse en la teoría de conjuntos en y en 1912
publicó su libro Outline of Set Theory. En los años 20 amplió su interés a
la topología general, realizando contribuciones importantes en el axioma
de elección y la hipótesis del continuo. Particularmente famosa es la curva
de Sierpinski, que llena todo el cuadrado unidad.
P.Alexandroff (1896–1982)
En 1922 introdujo, junto con Uryshon, los espacios numerablemente
compactos, localmente compactos y compactos, tal y como se conocen
actualmente. En 1928, estando en la Universidad de Princeton, decidió
junto con Hopf publicar una obra, en 3 volúmenes, sobre Topología, que
no vería la luz hasta 1935. En ella, presentó la definición de espacio
topológico en términos de conjuntos abiertos.

b) Base teórica
En el presente proyecto de investigación se utilizará como base teórica,
algunas nociones básicas de lógica matemática, teoría de conjuntos,
relaciones binarias, funciones y sus propiedades.
b.1) Nociones básicas de lógica.
Preposición: Una proposición es una oración declarativa o una expresión
matemática que es verdadera o es falsa, pero no ambas. De esta manera,
una proposición tiene un valor de verdad, que puede ser V, si es verdadera
o puede ser F, si es falsa. Consideraremos exclusivamente proposiciones
matemáticas.
Conectivos lógicos: Podemos usar la palabra “y” para conectar dos
proposiciones y crear una nueva proposición.
Proposiciones Condicionales: Otra manera de conectar dos
proposiciones es mediante el uso de condicionales. Dadas dos
proposiciones cualesquiera P y Q, podemos formar la nueva proposición
“Si P, entonces Q.” Esta proposición se escribe de manera simbólica como
P ⇒ Q, la cual también se lee “P implica Q”. Que la proposición P ⇒ Q es
verdadera significa que si P es verdadera entonces Q también debe ser
verdadera (P verdadera obliga a que Q sea verdadera). Una proposición de
la forma P ⇒ Q se conoce como proposición condicional (Q será´
verdadera bajo la condición de que P sea verdadera). El significado de P ⇒
Q nos dice que la única manera en que la proposición P ⇒ Q es falsa es
cuando P es verdadera y Q falsa. Así, la tabla de verdad para P ⇒ Q es la
siguiente.
Proposiciones Bicondicionales: Dadas dos proposiciones cualesquiera
P y Q, podemos considerar tanto P ⇒ Q como su recíproca Q ⇒ P. En
primer lugar, P ⇒ Q no es lo mismo que Q ⇒ P, pues tienen distinto
significado, y en consecuencia, pueden tener valores de verdad diferentes.

Equivalencia Lógica: Dos proposiciones lógicamente equivalentes son


dos proposiciones cuyos valores de verdad coinciden línea por línea en una
tabla de verdad, y de esta manera tienen el mismo significado. Por
ejemplo, las proposiciones P ⇔ Q y (P ∧Q) ∨ (¬P ∧¬Q) son lógicamente
equivalentes, como podemos ver en la siguiente tabla de verdad.
b.2) Nociones básicas de conjuntos:
Conjunto es una palabra familiar, que conocemos de cursos
anteriores. Una constelación es un conjunto de estrellas; una
circunferencia es un conjunto de puntos que verifican equidistar de otro
punto llamado centro; el abecedario es el conjunto de todas las letras. Sin
embargo, si queremos contestar a la pregunta: ¿Qué es un conjunto?
¿Responderíamos: una colección de objetos? ¿Una agrupación?
Tendríamos a su vez que conocer la definición de los conceptos
“colección”, “agrupación”, y otros similares, y entraríamos en un círculo
vicioso. Si afirmamos que “toda reunión de objetos es un conjunto”, el
concepto participa circularmente de su propia definición.
En matemática eludimos estos problemas, eligiendo algunos conceptos que
llamamos “conceptos primitivos”, aceptándolos sin definición. Los
elegimos como punto de partida, suponiendo que todos tenemos una
noción intuitiva de lo que quieren decir.
Pertenecer – Elemento: Sea el conjunto de los ríos del Uruguay. El
Río Negro es un río del Uruguay. Entonces, este río es un elemento del
conjunto “Ríos del Uruguay”. Se dice también: el Río Negro pertenece al
conjunto “Ríos del Uruguay”
Determinación de los conjuntos: Un conjunto está bien
determinado si se sabe exactamente cuáles son los elementos que
pertenecen a él y cuáles no.
Hay dos maneras de determinar un conjunto:
1º) Por extensión (o por enumeración). Esta manera de determinar un
conjunto consiste en nombrar cada uno de sus elementos. El conjunto V
definido en el Ejemplo 1, fue determinado “por extensión”. Otro ejemplo: P
= {2, 3, 5, 7}
2º) Por comprensión. Esta forma consiste en indicar la característica o
propiedad común a todos los elementos del conjunto. Los dos conjuntos
citados en el caso anterior, se pueden determinar por comprensión del
modo siguiente: V = {las vocales} P = {los números primos menores que
11} Este segundo método sirve para determinar cualquier conjunto, pero
es especialmente útil en el caso de conjuntos con muchos o infinitos
elementos.
b.3) Nociones básicas de relaciones binarias.
Definición 1.1: Dado un conjunto X, una relación binaria es R ⊂ X
×X. R se llama:
1) reflexiva, si para cada x ∈ X, es (𝑥, 𝑦) ∈ R;
2) simétrica, si dado (𝑥, 𝑦) ∈ R, entonces (𝑦, 𝑥) ∈ R;
3) antisimétrica, si (𝑥, 𝑦) ∈ R e (𝑦, 𝑥) ∈ R implica que x = y;
4) transitiva, si dados (𝑥, 𝑦), (𝑦, 𝑧) ∈ R, entonces (𝑥, 𝑧) ∈ R.
Definición 1.2: Una relación de equivalencia es una relación binaria
reflexiva, simétrica y transitiva. Se suele denotar por xRy en vez de (𝑥, 𝑦)
∈ R.
Definición 1.3: Dada R una relación de equivalencia, se llama clase
de x al conjunto [x] = {y ∈ X: xRy}. El conjunto cociente X/R, es el
conjunto de todas las clases de equivalencia.
Proposición: Algunas propiedades son:
1) x ∈ [x] (x se llama representante de su clase), luego [x] 6= ∅;
2) xRy si y sólo si [x] = [y];
3) [x] ≠ [y] si y sólo si [x] ∩ [y] = ∅.
Definición 1.4: Una partición de X es una familia P = {𝑃𝑖 : i ∈ I} de
subconjuntos no vacíos de X, tales que:
(i) X = ⋃𝑖∈I 𝑝𝑖, y
(ii) si 𝑃𝑖 ≠ 𝑃𝐽 , entonces 𝑃𝑖 ∩𝑃𝐽 = ∅.
b.4) Nociones básicas de funciones y sus propiedades.
Funciones. Ideas generales y ejemplos.
En diversos campos de la actividad humana, se presentan relaciones que
existen entre un conjunto de unos objetos y otro conjunto de otros
objetos. Gráficas. Cartogramas, curvas, tablas, fórmulas, encuestas en la
opinión pública, etc. son familiares a todo aquel que lee los periódicos. En
realidad se trata de puros artificios usados para describir relaciones
especiales en forma cuantitativa. Los matemáticos consideran como
funciones algunos tipos de estas relaciones.
EJEMPLO 1. La fuerza F necesaria para estirar un muelle de acero una
longitud x a partir de su longitud normal, es proporcional a x. Es decir F
= ex, donde “e” es un número independiente de x, que es la constante del
muelle. Esta fórmula descubierta por Robert Hooke a mediados del siglo
XVII se denomina la ley de Hooke y se dice que expresa la fuerza en
función del alargamiento.
EJEMPLO 2. Se dice que el volumen de un cubo es función de la longitud
de sus aristas. Si las aristas tienen de longitud x, el volumen está dado por
la fórmula V = x".
EJEMPLO 3. Un número primo es todo-entero n > 1 que no puede
expresarse en la forma n = ab, donde a y b son enteros positivos ambos
menores que n. Los primeros números primos son: 2,3, 5, 7, 11, 13, 17, 19.
Dado un número real x > O es posible contar el número de números
primos menores que x. Este número se dice que es una función de x, si
bien no se conoce una fórmula algebraica sencilla para calcularlo (sin
necesidad de contarlos) cuando se conoce x.
La palabra «función» fue introducida en Matemáticas por Leibniz, que
utilizaba este término para designar cierto tipo de fórmulas matemáticas.
Más tarde se vio que la idea de función de Leibniz tenía un alcance muy
reducido, y posteriormente el significado de la palabra función fue
experimentando generalizaciones progresivas. Actualmente, la definición
de función es esencialmente la siguiente: Dados dos conjuntos de objetos,
el conjunto X y el conjunto Y, una función es una ley que asocia a cada
objeto de X uno y sólo un objeto en Y. El conjunto X se denomina el
dominio de la función. Los objetos de Y, asociados con los objetos en X
forman otro conjunto denominado el recorrido de la función. Este puede
ser todo el conjunto Y, pero no es necesario.)
PROBLEMA CIENTÍFICO
¿Se podrá definir una manera de medir distancias entre los puntos de
cualquier conjunto para estudiar las nociones de límite de sucesiones y de
funciones, continuidad e investigar las propiedades que se dan sobre estas?

2.4 OJETIVOS
2.4.1Objetivo General
Definir una manera de medir distancias entre puntos de
conjuntos cualesquiera para estudiar las nociones de límite de sucesiones,
límite de funciones y continuidad e investigar sus propiedades.

2.4.2 Objetivos Específicos


• Estudiar nociones básicas de la teoría de conjuntos y funciones.
• Utilizar los conceptos básicos asociados a la noción de espacio
métrico.
• Reconocer y utilizar las propiedades sencillas de la topología
métrica.

2.5 JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA


2.5.1 Justificación: En matemáticas, uno de los problemas principales
consiste en clasificar los objetos de estudio. Los espacios métricos son los
primeros ejemplos de espacios topológicos, los que primero surgieron en
el estudio cualitativo de espacios: generalizan las propiedades de los
espacios euclídeos, donde sabemos medir la distancia entre dos puntos
dados.

2.5.2 Importancia : La idea principal en topología (algebraica) es la del


invariante topológico homotopía, la cual consiste en que a cada espacio
topológico X se le asocia un objeto algebraico h(X) (numero, conjunto,
grupo, espacio vectorial, modulo, etc.) y a cada función continua f entre
dos espacios topológicos X e Y , se le asocia una función h(f):h(X)→ h(Y )
que preserva la estructura algebraica en cuestión (isomorfismo), de tal
manera que si X e Y son homeomorfos,
entonces h(X) y h(Y ) son isomorfos, es decir, equivalentes como objetos
algebraicos. Por lo tanto, si dos espacios X e Y son tales que h(X) ≠h(Y ),
es decir, sus invariantes topológicos son distintos, entonces X e Y no
pueden ser homeomorfos.
La importancia de este estudio es dar a conocer la homotopía como una
de las propiedades topológicas más fuertes en el sentido en que esta puede
distinguir espacios topológicos, para los cuales los invariantes usuales en
topología (conexidad, compacidad , separabilidad , etc ) les resulta muy
complicado.
Esto motivará particularmente al estudiante de matemáticas a que pueda
dar solución a problemas referentes al tema, y poder buscar algunas u
otras aplicaciones a diferentes campos y ciencias.
2.6 HIPOTESIS:
Si a un conjunto cualesquiera le definimos una manera de medir
distancias entre puntos del conjunto entonces podremos hablar de límites
de sucesiones y de funciones, de continuidad e investigar sus propiedades.
2.7 DEFINICIÓN DE TÉRMINNOS Y CONCEPTOS
Sucesión, función, límite de una función, continuidad de una función,
espacios métricos.
Espacios métricos: definiciones y propiedades básicas:
Un espacio métrico es un conjunto en donde se introduce la noción de
distancia entre sus elementos. Se intenta generalizar lo que sucede en el
plano o el espacio: aquí conocemos perfectamente lo que es la distancia
entre dos puntos. El problema, siendo X un conjunto abstracto, es definir
lo que se entiende por distancia entre dos de sus elementos cuya
naturaleza específicas desconocemos. Para abstraer el concepto de
distancia, hay que captar lo esencial de dicha noción, lo que da lugar a la
siguiente definición:
Definición 1. Dado un conjunto X ≠∅, una métrica o distancia sobre X es
una función d: X ×X→R, verificando:
(i) positividad: para cada x,y ∈ X, es d(x,y) ≥ 0,
(ii) propiedad idéntica: dados x,y ∈ X, d(x,y) = 0 si y sólo si x = y,
(iii) simetría: para cada x,y ∈ X, d(x,y) = d(y,x),
(iv) desigualdad triangular: para cada x,y,z ∈ X, d(x,z) ≤ d(x,y) +
d(𝑦, 𝑧).
La expresión d(𝑥, 𝑦) se lee como distancia de x a y, y el par (𝑋, 𝑑) se
denomina espacio métrico.
Definición.2. En la definición 2.1, si se debilita la condición (ii)
reemplazándola por (ii)* para cada x ∈ X, d(𝑥, 𝑥) = 0, estamos
contemplando la posibilidad de que existan x ≠ y en X con d(𝑥, 𝑦) = 0.
Entonces d recibe el nombre de pseudométrica. Sobre un mismo conjunto
pueden definirse distintas métricas, que dan lugar a diferentes espacios
métricos, como se comprueba en los siguientes ejemplos.
Ejemplos.1. Los primeros ejemplos de espacios métricos son:
1) (X,𝑑𝑑𝑖𝑠 ) donde 𝑑𝑑𝑖𝑠 es la métrica discreta sobre X:
0, 𝑠𝑖 𝑥 = 𝑦
𝑑𝑑𝑖𝑠 ={
1, 𝑠𝑖 𝑥 ≠ 𝑦
2) El par (R,𝑑𝑢 ), donde 𝑑𝑢 (𝑥, 𝑦)=|𝑥 ̶ 𝑦|, se llama recta real y 𝑑𝑢 es la
distancia usual o euclídea;

3) sean (𝑋1 , 𝑑1 ) ,..., (𝑋𝑛 , 𝑑𝑛 ) una familia finita de espacios métricos.


Vamos a definir lo que se denomina el espacio métrico producto de
tres maneras diferentes. Sean X = 𝑋1 ×···×𝑋𝑛 y x = (𝑥1 , … , 𝑥𝑛 ) y =
(𝑦1 , … , 𝑦𝑛 ) ∈ X. Podemos definir tres distancias sobre X:
a) 𝑑𝑚á𝑥 :X ×X →R definida por 𝑑𝑚á𝑥 (𝑥, 𝑦) = máx{𝑑𝑖 (𝑥𝑖 , 𝑦𝑖 ): 1 ≤ 𝑖 ≤
𝑛};
b) 𝑑𝑠𝑢𝑚 : X ×X →R definida por 𝑑𝑠𝑢𝑚 (𝑥, 𝑦) = ∑𝑛𝑖=1 𝑑𝑖 (𝑥𝑖 , 𝑦𝑖 ) ;
c) 𝑑𝑢 : X ×X→R definida por 𝑑𝑢 (𝑥, 𝑦) =√∑𝑛𝑖=1 𝑑 2 𝑖 (𝑥𝑖 , 𝑦𝑖 ), es la
distancia euclídea. La única propiedad de métrica no trivial para 𝑑𝑢 es
la desigualdad triangular, que en este caso recibe el nombre de
desigualdad de Minkowski. Para demostrarla, es preciso probar
algunos resultados previos:

Lema .1. (Desigualdad de Cauchy-Schwartz) Dadas dos familias de


𝑛 𝑛
números reales {𝑎𝑖 }𝑖=1 , {𝑏𝑖 }𝑖=1 , se cumple:

∑𝑛𝑖=0(𝑎𝑖 𝑏𝑖 ) ≤ √∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 √∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2

Demostración: suponemos que ∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 ≠0≠∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2 ; en caso contrario,


para todo i 𝑎𝑖 = 0=𝑏𝑖 , y la desigualdad sería trivial. Sean α, β ∈R,
entonces:
0≤∑𝑛𝑖=1(αa𝑖 − β𝑏𝑖 )2 =∑𝑛𝑖=1(α2 𝑎𝑖2 + β2 𝑏𝑖2 − 2αβ𝑎𝑖 𝑏𝑖 ) ,
es decir, 2αβ ∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖 𝑏𝑖 ≤α2 ∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 + β2 ∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2 . Tomando

α = √∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2 y β = √∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 , queda probado el resultado.

Lema .2. (Desigualdad de Minkowski) En las condiciones del lema 1, es

√∑𝑛𝑖=1(𝑎𝑖 + 𝑏𝑖 )2 ≤√∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 + √∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2

Demostración: Lo que se desea probar equivale a demostrar que

∑𝑛𝑖=1(𝑎𝑖 + 𝑏𝑖 )2 ≤ ∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 + ∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2 +2√∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 √∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2

es decir, simplificando ∑𝑛𝑖=1(𝑎𝑖 𝑏𝑖 ) ≤ √∑𝑛𝑖=1 𝑎𝑖2 √∑𝑛𝑖=1 𝑏𝑖2 i, que es el lema


1.
Observación .1. Comprobar la desigualdad triangular del ejemplo 3c),
equivale a probar que:
√∑𝑛𝑖=1 𝑑𝑖2 (𝑥𝑖 , 𝑧𝑖 ) ≤ √∑𝑛𝑖=1 𝑑𝑖2 (𝑥𝑖 , 𝑦𝑖 ) + √∑𝑛𝑖=1 𝑑𝑖2 (𝑦𝑖 , 𝑧𝑖 )

para ello basta con tomar 𝑎𝑖 = 𝑑𝑖 (𝑥𝑖 , 𝑦𝑖 ) y 𝑏𝑖 = 𝑑𝑖 (𝑦𝑖 , 𝑧𝑖 ) en la


desigualdad de Minkowski, (lema .2) y utilizar la desigualdad triangular
para las métricas 𝑑𝑖 , 1 ≤ 𝑖 ≤ 𝑛.
Las tres métricas del ejemplo 1 3) están muy relacionadas, en el sentido
dado en la siguiente definición:
Definición 2. Sea X un conjunto no vacío y 𝑑1 , 𝑑2 dos métricas sobre X.
Se dice que 𝑑1 𝑒𝑠 𝑚é𝑡𝑟𝑖𝑐𝑎𝑚𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑒𝑞𝑢𝑖𝑣𝑎𝑙𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑎 𝑑2 , si existen α, β≥0
tales que 0< α < β y para cada x, y ∈ X es
α𝑑1 (𝑥, 𝑦)≤𝑑2 (𝑥, 𝑦) ≤ β𝑑1 (𝑥, 𝑦).
Lema.3.La relación “ser métricamente equivalente a” es una relación
de equivalencia sobre el conjunto de todas las métricas sobre X.
Gracias a este lema, decimos sencillamente que

La función d se llama distancia o métrica para X. Un ejemplo clásico de


espacio métrico es el del conjunto de los números reales y la distancia
usual dada por el módulo: d(a,b) = |a−b|. Más generalmente, para n ≥ 1,
Rn con la distancia euclídea.

d((𝑥1 , … , 𝑥𝑛 ),( (𝑦1 , … , 𝑦𝑛 )) =√(𝑥1 − 𝑦1 )2 + ⋯ + (𝑥𝑛 − 𝑦𝑛 )2


Es un espacio métrico, denominado espacio euclídeo n-dimensional. La
teoría de los espacios métricos surge con la intención de generalizar los
espacios euclídeos, permitiendo extender ideas a otros tipos de conjuntos.
2.8 TIPO DE INVESTIGACIÓN
Teórica conceptual.
2.9 DISEÑO DE CONTRATACIÓN DE HIPÓTESIS
2.9.1 Estudiar y ejemplificar las definiciones y propiedades principales de
homotopía. 2.9.2 Enunciar y demostrar teoremas referentes a la
homotopía, para luego aplicarlas en la solución de problemas,
particularmente para determinar cuando 2 espacios topológicos no son
homeomorfos.
2.10 REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
[1] Dugundji, Topology, Allyn and Bacon.
[2] Elon Lages Lima. Grupo fundamental e espacos de
recobrimento. Projeto Euclides, IMPA, Brasil, 1993.
[3] H. Seifert, W. Threlfall. Lecciones de Topología. Ed. Madrid, 1951.
[4] Munkres, J. Topology, Prentice Hall (1975).
[5] Spanier, E.J., Algebraic Topology, McGraw Hill, (1996)
[6] W. Massey. Introducción a la Topología Algebraica. Ed. Reverte.
2.11 CONTENIDO
CAP. 1 Preliminares
1.1. Topológicos
1.1.1 Espacios topológicos, Definición y Ejemplos. 1.1.2
Interior y Cerradura de un conjunto. 1.1.3 Continuidad.
1.1.4 Homeomorfismos. 1.1.5 Compacidad, Conexidad y Arco-
conexidad. 1.5.6 Invariante topológico. 1.2. Algebraicos
1.2.1 Grupos. 1.2.2 Subgrupos y subgrupo normal.
1.2.3 Homomorfismo e isomorfismo de grupos. CAP. 2 Espacios
topológicos usuales
2.1. Espacio Euclideano. 2.2 . El disco unitario 2.3.
Esfera Unitaria 2.4. Cilindro. 2.5. Disco cerrado como
espacio cociente 2.6. Suma topológica de espacios 2.7. Toros.
CAP.3 Homotopía
3.1. Homotopía de Aplicaciones. 3.2. Espacios
Contractibles. 3.3. Retractos. 3.4. Homotopía y Extensión
de Aplicaciones.
CAP.4 Grupo fundamental
4.1. Producto de Caminos. 4.2. Grupo Fundamental.
4.3. Dependencia del grupo fundamental respecto del punto base.
4.4. Homomorfismo inducido. 4.5. Grupo fundamental de grupos
topológicos. 4.6. Teorema de Seifert – van Kampen. 4.7.
Cálculo del grupo fundamenetal de algunos espacios. 4.8. El grupo
fundamental del n S y el toro n T .
III. ASPECTOS ADMINISTRATIVOS

ETAPAS
MESES
Julio.
2014
Ago.
2014
Sep.
2014
Oct.
2014
Nov.
2014
Dic.
2014
Ene.
2015
Febr.
2015
1.1. Estudio del proceso de un proyecto de investigación X X
1.2. Elección y elaboración del Proyecto de investigación.
XX
1.3 Correcciones al Proyecto de investigación.
XX
1.4 Sustentación del Proyecto de investigación.
X
1.5 Desarrollo del capítulo I del proyecto de investigación.
XX
1.6 Desarrollo del capítulo II del proyecto de investigación.
X
1.7 Desarrollo del capítulo III del proyecto de investigación.
XX
1.8 Desarrollo del capítulo IV del proyecto de investigación.
XXX
1.9 Defensa del informe final del proyecto de investigación.
X
3.1 Presupuesto.
COSTO PARCIAL COSTO TOTAL

A) Bienes y material de oficina: Libros (10 textos)…………..


Fotocopias………………….
Folder (5 unidades)………..
Otros………………………...
S/.
500.00
100.00
10.00
50.00
660.00
B) Servicios: Internet ……………………...
Movilidad …………………...
Viáticos ……………………..
Tipeo e impresiones……….
Otros
S/.
100.00
500.00
200.00
250.00
300.00
1350.00
TOTAL S/. 2010.00

3.2. Financiamiento: Autofinanciado por:


- Castillo Ríos Walter Giancarlo. - Sandoval Suclupe Martín Gilberto.
Fecha de Presentación:
- 30 de octubre del 2014.
Firma de autores:

Castillo R. Walter Sandoval S. Martín


Firma de Asesor:
D.r Figueroa Alvarado Andrés