Está en la página 1de 5

TIPOS DE PÁRRAFO

El Párrafo es una unidad inmediatamente superior a la oración. Se entiende como


párrafo la secuencia organizada de varias oraciones coherentemente relacionadas,
interna y externamente, por conectivos y signos de puntuación, que expresa una idea
principal o pensamiento unitario, que llamaremos idea temática. Todos los géneros
literarios, menos la poesía, se escriben en prosa, o sea, en forma de párrafo.

CARACTERÍSTICAS:

Unidad:
Un párrafo debe desarrollar solamente una idea fundamental. Se rompe la unidad
cuando se introduce una idea complementaria ajena al tema que se pretende
desarrollar.
Cohesión:
Un párrafo es una unidad de sentido expresada por oraciones interrelacionadas
mediante distintas formas de cohesión y diferentes signos de puntuación.
Extensión:
La extensión del párrafo depende de la intención comunicativa del autor y del tipo de
texto que se pretende redactar. Un texto escrito puede constar de párrafos breves,
medianos y largos.

TIPOS:
Los párrafos se pueden dividir en categorías de acuerdo a su finalidad, su
funcionalidad y por la ubicación de la idea temática.

En Síntesis

Según su finalidad

Los párrafos de este tipo cumplen una función dentro de la estructura formal del texto:
mantener el tejido informativo organizado y relacionado entre sí. Además, presentar el
tema, plantear la idea central del texto y despertar el interés del lector. Existen diferentes
formas de iniciar una introducción; así podemos iniciar con:
PÁRRAFO INTRODUCTORIO
Suelen ir al inicio del texto.
Se presenta la idea motivadora.
Estos párrafos se encargan de presentar el tema de manera interesante y atractiva.

Tipos de Introducción

Introducción - Síntesis: Es una de las más frecuentes en todo tipo de texto. En ella
se resume el tema o la tesis del escrito, en ocasiones desarrollando el título.
Ejemplo:

Los accidentes de tránsito y sus víctimas fatales se han convertido en un tema


recurrente de los medios de comunicación. La tendencia es siempre aislar el
problema y solicitar medidas puntuales que no excedan el ámbito de la
problemática que preocupa. (...) factores que estudiamos se encuentran el
excesivo individualismo que esta sociedad ha colocado en el altar de los grandes
logros, el alcohol y la cultura de “el prójimo no existe” (Guillermo Giacosa, Perú 21,
30-03-09)

Introducción - Anécdota: Las introducciones que incluyen una anécdota, un


hecho, una historia, atraen e implican al lector, siempre muy interesado en
hechos concretos y en experiencias individuales.
Ejemplo:

“Pasé muchos años de mi vida realizando proyectos de algo que, en aquel tiempo,
la ONU llamaba “desarrollo de la comunidad” y que me permitió estar en contacto
directo con los sectores menos privilegiados de la sociedad. Vivir la pobreza
sabiendo que uno puede huir a su casa no es lo mismo, evidentemente, que estar
encadenado a ella. Curiosamente, y esta es mi experiencia,(...)” (Guillermo Giacosa,
Perú 21, 15-04-2009).

Introducción-cita: La introducción-cita es una de las formas más utilizadas y


eficaces para atraer la atención del lector. Puede tratarse de un proverbio, de
unos versos de un poeta o de la frase pronunciada o escrita por una persona
más o menos famosa. Es importante que el contenido de la cita se ajuste de
manera no forzada al tema del texto.
Ejemplo:

El historiador inglés Eric Hobsbawn cree que el socialismo fracasó y que el


capitalismo está en quiebra. Se pregunta, entonces, en un artículo del diario The
Guardian: ¿Qué viene a continuación? Siempre lúcido, afirma que el siglo XX ha
quedado atrás, pero que aún no hemos aprendido a vivir en el siglo XXI. (...) Tomado y
editado de María Teresa Serafini, Cómo se escribe, Barcelona, Ediciones
Paidós Ibérica, 2007, 168-180.

Introducción - Interrogante: Este tipo de párrafo plantea un problema. El texto


posterior describe su desarrollo y, en ocasiones, añade, otros interrogantes que
ilustran los diferentes aspectos de la cuestión inicial.
Ejemplo:

Determinar qué es bello y que no lo es, es quizá uno de los más interesantes desafíos
intelectuales. Para muchos, a causa de la subjetividad, se trate simplemente de una
quimera. ¿Cuándo y a qué objetos es lícito aplicar la categoría de belleza? ¿Es bella la
naturaleza, su representación o la relación entre ambas? ¿Qué parámetros rigen a una
o a la otra? ¿Existen códigos que trasciendan las normas culturales y temporales?

Introducción - Analogía: Establece una comparación entre el tema escrito y otra


situación. Su objetivo es explicar el problema aprovechando un contexto similar
que sea capaz de atraer la atención inicial del lector.
Ejemplo:

“Quizá una de las mayores dificultades con las que tropieza la lucha contra la
contaminación ambiental es lo complejo que resulta lograr que haya una toma de
conciencia individual. Todos creen que su aporte a la contaminación es mínimo o
nulo. Una sociedad que difunde cifras donde los ceros a la derecha dificultan la
lectura difícilmente logrará que el ciudadano común logre valorar su aporte
individual. Por otra parte, hay muchas actividades que, sin que sepamos,
contribuyen a contaminar.” (Guillermo Giacosa, Perú 21, 17-04-09).

PÁRRAFO DE DESARROLLO

Su función radica en relacionar las ideas de un párrafo con otro. Además de presentar
de manera detalla información acerca del tema.
Para poder escribir párrafos de desarrollo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Desarrollo - Enumeraciones: Es uno de los modos más comunes de organizar la


información en el párrafo; permitiendo presentar fragmentos de información que
se va relacionadamdo entre sí.
Ejemplo:

Tengo cuatro razones para estar contento: la primera es mi familia, la segunda es mis
amigos, la tercera es mi salud, la cuarta es mi trabajo. No olvides que para relacionar los
elementos entre sí, se pueden utilizar conectores que se refieran a la posición de cada
uno de los elementos de la lista, como: “primero, segundo, tercero”, o bien “uno, otro,
el último”, o bien “uno, por el contrario, finalmente”, o también “además, luego, en fin”.

Desarrollo - Comparación-contraste: Indica las semejanzas y diferencias entre


dos o más objetos, situaciones, ideas o personas, comparándolos según cierto
número de categorías, y se introduce por una frase que presenta los dos o más
objetos que se someten a comparación.
Ejemplo:

Sócrates y los sofistas tienen en común el amor por la palabra y la habilidad en la


discusión. Sin embargo existen notables diferencias entre ellos. Sócrates es el maestro
que se propone ayudar a discípulo a conocer mejor a sí mismo, a encontrar por medio
del diálogo conocimientos que ya estaban implícitos en su interior, aunque ocultos;
mientras que los sofistas se proponen como finalidad el enseñar a hablar sobre no
importa qué tema. El diálogo socrático estimula a buscar la verdad y el bien, en tanto
que los sofistas enseñan habilidades útiles para el éxito en la vida de la Polis. El
conocimiento del bien tiene como consecuencia, para Sócrates, un comportamiento
éticamente correcto, mientras que los sofistas no se plantean el problema de la moral.

PÁRRAFO DE CONCLUSIÓN: El párrafo de conclusión sirve para resumir, recapitular,


añadir una nueva información, etc. Se puede concluir un texto con:
Conclusión - Síntesis: La conclusión síntesis, muy común en todo tipo de escritos,
presenta un breve resumen de las principales ideas del escrito.
Ejemplo:
Las necesidades de afecto y seguridad en las relaciones interpersonales serán siempre
reconocidas en los estudios acerca de la constitución de la personalidad.
Consideramos que es en la familia donde se inicia y desarrolla la relación interpersonal,
primero con la madre, padre y cuidadores, para luego ampliarse a medida que el niño
crece. El rol parental es fundamental para la sociedad. Evaluar y reflexionar acerca del
impacto de los cambios recientes sobre este rol y la vida de los adultos seguirá siendo
una tarea central de la psicología evolutiva.

Conclusión -Anécdota: La conclusión con una anécdota, una historia, un hecho


concreto, una imagen afortunada recupera el hilo de todo el texto a través de
elementos narrativos o visuales que atraen la fantasía y la imaginación del lector,
dejándole un buen recuerdo del texto.
Ejemplo:

La última conferencia sobre el cambio climático anuncia aumentos en las temperaturas


planetarias que van de los 2°C a cifras que ya no es posible predecir, pero que
significarán una catástrofe para la gran mayoría de formas de vida existentes. Todas las
convenciones internacionales sobre el clima han fracasado. La prioridad otorgada al
crecimiento económico ha barrido, en la elección de las prioridades, al sentido común.
Estoy seguro de que nuestros antepasados del Paleolítico, con menos tecnología pero
con férrea voluntad para sobrevivir, hubieran realizado una mejor opción. (Guillermo
Giacosa, Perú 21, 14-04-09).

Conclusión - Cita: También en la conclusión de un texto es posible utilizar citas


de todos los tipos, siempre que se adapten al tema tratado.
Ejemplo:

Me gustaría terminar con las palabras de Unamuno que reflejan bien esta actitud del
hombre que se enfrenta a la compleja realidad de su situación misteriosa que, por una
parte, traspasa los límites de la infinitud y, al mismo tiempo, se encuentra encerrado en
tenebrosas situaciones concretas y temporales que le atenazan. Por eso, el mensaje de
Unamuno es esperanzador cuando dice: “Los hombres encendidos en ardiente caridad
hacia sus prójimos existen porque llegaron al fondo de su propia miseria, de su propia
aparencialidad, de su nadería, y volviendo luego sus ojos, así abiertos, hacia sus
semejantes, los vieron también miserables, aparenciables, anonadables, y los
compadecieron y amaron”.

Conclusión - Interrogante: La conclusión-interrogante plantea al final del texto


las cuestiones no resueltas, los problemas abiertos a las hipótesis de futuro.
Ejemplo:

¿Será tan difícil que las autoridades y los grupos de poder comprendan que millones de
ciudadanos desean ser tomados en cuenta y no ignorados como miembros de una
casta inferior? O quizás, en el fondo, les agradaría que los pobres aceptaran como una
bendición divina la miseria y la injusticia. Si eso es lo que desean, se equivocaron de
época o se equivocaron de país. (Wilfredo Ardito, Agencia Perú, 26-03-07).

Conclusión - Analogía: La conclusión-analogía establece un parangón entre el


tema tratado y una situación que ofrece similitudes con él, únicamente en el
párrafo de conclusión. Se trata de una última imagen o idea que se utiliza para
reforzar los asuntos ya tratados en el texto.
Ejemplo:

En las peleas de gallos, lo que importa es que el pico golpee feroz y brote copiosa la
sangre del pescuezo del animal herido de muerte. Ocurre que nuestra sociedad ha
asumido los rasgos espasmódicos de estas peleas: hay competencia para ver quién
grita más fuerte, y quién se lanza a morder al adversario en la yugular y le envía al diablo.
Fuentes de Información:
http://leecturayescritura.blogspot.com/2011/10/el-parrafo.html
file:///C:/Users/Rodman/Downloads/347877357-Tipos-de-Parrafos-Segun-La-Funcion.pdf