Está en la página 1de 2

El Gerente como persona y el Counseling empresarial

Consuelo María García

No importa en qué área trabaje, sea en finanzas, mercadotecnia,


manufactura si usted es gerente, es un administrador de recursos humanos.
¿Cómo es esto posible? Fácil, solo hace falta contestar la siguiente pregunta
¿tiene personal a su cargo?, entonces estará de acuerdo en que debe
administrar el potencial de sus empleados, tiempo, habilidades,
conocimientos y en ocasiones sus frustraciones, conflictos y sus más
profundas emociones.

Es quizás en esta última parte en la que reflexionamos menos, y es una de


las áreas que más afecciones puede tener en el desempeño individual y
grupal; y es que no debemos olvidar que las personas somos seres
integrales y por lo tanto, cuando contratamos a un trabajador, lo tendremos
trabajando con todos sus sentimientos, problemas familiares, traumas de la
infancia, potenciales y sueños.

Se ha preguntado ¿cuánto tiempo invierten sus trabajadores en


distracciones? ¿en emociones de un problema con sus hijos o cónyuge?
¿chismes y envidias en la oficina? Aunque no existe una estadística precisa
al respecto, piense en el número de conflictos interpersonales en los que ha
tenido que intervenir en el último año y cuánto tiempo le ha llevado a usted
resolverlos sin estar involucrado directamente en el problema.

Ahora piense, si usted ha invertido esa cantidad de tiempo sin estar


involucrado, ¿cuánto tiempo habrán invertido las personas que participaron
directamente del conflicto? Tiempo en pensar en lo que el otro hacía para
dañarle, en generar rumores, en repasar conversaciones, etc...

Estar directamente involucrado o no es muy importante, ya que no es lo


mismo que un trabajador tenga un “mal día” , es decir venga sin muchas
ganas a trabajar, o se sienta triste; con lo cual con más o menos trabajo
llevará a cabo sus funciones, a que un empleado esté envuelto en aquellas
situaciones que le involucran emocionalmente y que por lo tanto, no le
permiten concentrarse adecuadamente en sus tareas.

En este punto es válido decir “esto siempre ha sido así” y preguntar “¿y yo
qué tengo que ver en las emociones de mis empleados?”. La respuesta es:
de usted depende.

Si aprende a manejar efectivamente las emociones en el trabajo, puede


obtener las siguientes ventajas:

 Menos tiempo perdido en discusiones, chismes y conflictos


interpersonales entre sus empleados.
 Menos tiempo perdido por dificultad de concentración de un
trabajador por un problema en casa.
 Un ambiente de trabajo positivo, con relaciones humanas
cordiales
 Un liderazgo orientado tanto a los resultados como a las
personas
 El desarrollo del potencial emocional propio y de sus
trabajadores
¿Qué es lo que se puede hacer para lograr ese manejo efectivo de la
emoción en el trabajo? Lo que el gerente puede hacer es desarrollar
habilidades de counseling empresarial.

El counseling empresarial es una conversación de contenido


primordialmente emocional, que tiene lugar entre el jefe y el trabajador, en
el cual el empleado busca en su director, como líder y figura de autoridad
un consejo, claridad de ideas, o guía profesional.

De ninguna manera se pretende convertir al gerente en psicoterapeuta, ya


que los objetivos están limitados a dar consejo, centrando al trabajador en
lo que es más relevante del problema que plantea, aportándole nuevos
elementos que le permitan flexibilizar su perspectiva, dándole confianza
para que tome las decisiones que requiere, ayudándole a disminuir la
tensión emocional, escuchando activamente o reorientando cambios
internos en valores, paradigmas o metas.

En este sentido, el counseling que provee el gerente es de tipo no


profesional, es decir no especializado en psicología y principalmente
participativo; es decir que el gerente no dirá al empleado qué hacer, sino
que a partir de la comunicación efectiva se fomentarán ideas que lleven al
individuo a manejar su propio estado de forma productiva. Por supuesto
esto requiere que el gerente desarrolle también de forma efectiva su
coeficiente emocional.

Existen muchas técnicas que se trabajan para promover relaciones positivas


en el trabajo, diagnóstico de grupos o comunicación efectiva. Algunas de
estas técnicas son el Coaching, la Programación Neurolingüística, el Análisis
Transaccional o la más recientemente incorporada al mundo de las
empresas sobre Constelaciones laborales. Todos los elementos que se
manejan en estas técnicas con orientación organizacional, se encuentran
integrados en el modelo de counseling empresarial para promover el
desarrollo humano estratégico en las organizaciones a partir del desarrollo
de la inteligencia y el potencial emocional de los empleados.

Finalmente, independientemente del nivel jerárquico que ocupemos en


nuestra organización, no dejamos de ser personas, seres holísticos que se
desenvuelven en muchos ámbitos; dentro de los cuales, en función del
tiempo que dedicamos (al menos una tercera parte de nuestra vida adulta),
el trabajo se vuelve fundamental para nuestra salud mental, individual y
social.