Está en la página 1de 10

La dedicación

de los
hijos de Dios

especialmente la de los primogénitos, se


practicó en los tiempos del Antiguo Testamento.

Ana dedicó a
su hijo Samuel
a Dios y a
servir en su
tabernáculo
(1 Sam. 1:27,28).

Dedicación de niños
2
María y José
llevaron al infante
Jesús al templo, “le
trajeron a Jerusalén
para presentarle al
Señor” (Luc. 2:22).

cerdote cumplió la
Elena de White dice acerca de eso: “El sa
zos, y le
ceremonia oficial. Tomó al niño en sus bra
lverlo a
sostuvo delante del altar. Después de devo
rollo de los
su madre, inscribió el nombre ‘Jesús’ en el
primogénitos” (DTG 36).
r en su
Ana dedicó a su hijo Samuel a Dios y a servi
tabernáculo (1 Sam. 1:27,28).
3 Dedicación de niños
Aunque el Nuevo Testamento no ordena un ritual así, la forma como
Jesús se relacionó con los pequeños nos alienta a dedicar los niños a
Dios. En el incidente de la bendición de Jesús a los niños (véase Mat.
19:13-15; Mar. 10:13-16; Luc. 18:15-17) podemos notar seis puntos
significativos:

1. Jesús bendijo a los niños. “Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos
sobre ellos, los bendecía” (Mar. 10:16).
2. La bendición de los niños no era un acontecimiento superficial. Los tres evangelios
sinópticos relatan la historia.
3. También se incluía a los infantes. “Y le traían también los niñitos para que los
tocase” (Luc. 18:15).
4. Jesús ni ordenó ni inició la bendición. Mateo registra lo siguiente: “Los discípulos
les reprendieron” (Mat. 19:13). Sería inverosímil que los discípulos se opusieran
a la bendición si la hubiese “iniciado Jesús.
5. Jesús favoreció la bendición cuando los padres la solicitaban. “dejad a los niños
venir a mí, y no se lo impidáis” (Mat. 19:14)
6. Jesús se indignó con los que se oponían a la bendición. “Y los discípulos reprendían
a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó” (Mar. 10:13, 14).

Elena de White aconseja: “Tomen los ministros del evangelio los niñitos
en sus brazos, y bendíganlos en el nombre de Jesús. Háblense a los
pequeños palabras del más tierno amor pues Jesús tomó a los corderitos
del rebaño en sus brazos y los bendijo “ (Ev 257).
Es comprensible, sin embargo, que la dedicación de los niños puede ser objetada
por aquellos cuyos antecedentes los llevan a asociarlo con las iglesias que practican
el bautismo infantil.
Por esta razón, en la dedicación de niños en la Iglesia Adventista del
Séptimo Día no hay padrinos o madrinas, ni se les pone formalmente el
nombre. No es una ceremonia bautismal y no debería aparecer como tal.

Dedicación de niños
4
Propósitos de
la ceremonia

PROPÓSITOS BÁSICOS:

4
1. Agradecer a Dios por el milagro de ese nacimiento.
2. Hacer un pacto con los padres para que críen al niño de forma tal que ame
a Jesús.
3. Comprometer a la congregación para que proporcione los medios y el
apoyo necesarios para ayudar a los padres en su tarea.
4. Bendecir al niño y dedicarlo a Dios.

Si no hay un pastor disponible, el anciano puede oficiar durante la dedicación


del niño. Sin embargo, ningún anciano debería oficiar sin la aprobación del pastor de la
iglesia local.

Planes para la Ceremonia de Dedicación


LUGAR. Algunas culturas favorecen una “presentación del bebé” en el hogar. Sin embargo, en
la mayoría de las circunstancias lo ideal es tener la dedicación del bebé como una parte a culto de
adoración sabático. Como el compromiso de la congregación es uno de los propósitos de la dedicación,
debería ser realizada cuando la mayor representación posible de la congregación está presente.

ÉPOCA del año. El calendario anual de la iglesia debería incluir fechas en las que se planea tener
dedicaciones de bebés, podrían ser suficiente tener dos al año. La época más ideal es probablemente el Día
de la Madre, cuando se enfatiza la instrucción de los padres, y temprano en la época de Navidad, cuando
se pone énfasis en el niño Jesús. Anuncie la fecha de la dedicación con algunas semanas de anticipación,
invitando a los padres para que hagan planes para la ceremonia. Haga de ese acontecimiento un potencial
evangelizador, animando a los que participan a que inviten a su familia y a sus amigos.

TARJETA DE INFORMACIÓN. Como usted desea individualizar la dedicación de cada


niñito y también preparar un certificado para obsequiarlo en la dedicación, es bueno que cada familia
llene una tarjeta de información con suficiente antelación. Incluya puntos como: el nombre completo del
bebé, la fecha de nacimiento, el lugar del nacimiento, el peso al nacer, el nombre del padre y el de la madre,
otros niños que haya en la familia, y cualquier asunto de interés especial que esté conectado con el bebé.

EDAD. Los bebés pueden ser dedicados tan pronto como los padres estén preparados para
llevarlos a la iglesia. Rara vez se dedica a los niños después de la edad escolar. En el caso de
nuevos miembros, puede ser conveniente hacer una excepción a esto.

5 Dedicación de niños
Cómo realizar la ceremonia

La ceremonia típica de dedicación tiene cuatro partes:

1. Los padres pasan adelante.


Haga de la dedicación de los bebés un acontecimiento familiar importante. Anime
a los cónyuges que no son adventistas a asistir cuando se dedica a sus hijos. Incluya a
los otros hermanos, que pueden sentirse algo excluidos por toda la atención que está
recibiendo el bebé, para que se unan en el servicio de dedicación. Los abuelos también
pueden querer que se los incluya. Ocasionalmente, inclusive un abuelo Puede traer el
bebé si los padres no están dispuestos a venir, aunque esto no es lo ideal.
Invite a los padres a pasar adelante cuando se canta el himno apertura elegido para
que se adecue “a la ceremonia de dedicación. Entre tales himnos están: “Yo temprano
busco a Cristo”; Guía a ti, Señor”; “De su trono mi Jesús”; “En este bello día”; cuando leo
en la Biblia”; “Es el amor divino” y “Cuando venga Jesucristo”.
Cantar uno de estos himnos, como el himno de apertura no solo introduce la
dedicación sino que ahorra tiempo, puesto que de todas formas hay que cantar un himno.
La última estrofa podría cantarse después de la dedicación, cuando los padres bajan de la
plataforma.
Toda la ceremonia no debería llevar más de 5 minutos. La homilía debe ser muy breve.
Las homilías antes de acontecimientos tales como casamientos, bautismos o dedicaciones
de niños generalmente no son muy eficaces; la expectación del acontecimiento que esta
por suceder es tan fuerte que la gente oye poco de lo que se dice previamente.
Los padres también temen que su bebé rompa a llorar. Para ellos cinco minutos les
parecen siglos. Si el mensaje dura más de uno o dos minutos, podría darse mientras los
padres aún están en la congregación, tal vez en el banco de adelante.
2. El mensaje.
Los padres deberían estar de pie mirando a la congregación. Hay cierto significado
espiritual en que el padre, como el líder espiritual de la familia, sostenga al bebé. Por otra
parte, la madre podría hacerlo mejor para mantener callado al niño. Tal vez es mejor que
los mismos padres decidan quién lo va a tener.
El mensaje debería poner énfasis en el pacto o en el encargo a los padres y en el
compromiso de la congregación.
Se puede presentar un pensamiento de pasajes como:
Deut. 6:4-7
I Sam. 1:27, 28 Sal. 127:3-5 Prov. 22:6
Isa. 8:18
Jer. 13:20 Mat. 18:2-6,10 , Mat. 19:13-15, Mar.
10:13-16 Luc. 1:46-55 Luc.2:22-38 Luc. 18:15-17 y Efe. 6:4.

“Y estas palabras... las repetirás a tus hijos”.
“Por este niño oraba... lo dedico también a Jehová”. “He aquí,
herencia de Jehová son los hijos”. “Instruye al niño en su camino”.
“He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová”. “¿Dónde está el rebaño que te fue dado?”

Dedicación de niños
6
“Mirad que no menospreciéis a uno de estos Pequeños”.
“Entonces le fueron presentados unos niños, para que Pusiese las manos sobre ellos y
orase.”
“Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis”. El magníficat (canto de alegría y
exaltación).
“Le trajeron [a Jesús] a Jerusalén”.
“Traían a él los niños”.
“Criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
También puede incluirse el consejo de Elena de White en los pensamientos que se presentan
a continuación:
“Creían que los niños no iban a obtener provecho de una visita a Jesús... Una madre
había salido de su casa con su hijo para encontrar a Jesús. En el camino dio a conocer
su propósito a una vecina” (MC 26).
“Ninguna obra encomendada a seres humanos
entraña consecuencias tan trascendentales como la de los padres y madres” (lbid.,
270).
“El espíritu prevaleciente en el hogar amoldará su carácter” (lbid., 306).
“Dejad a los niños venir a mi” (DTG 472-476).
“La heredad del Señor”; “El éxito en la
familia”; “El padre, vinculo del hogar”; “La reina de la familia” (HC 141-250).
Termine su mensaje con un comentario como el siguiente:
“Padres, antes de separar a su hijo para la dedicación, les invito a que hagan un pacto con
Dios. Al traer a este pequeñuelo para una dedicación cristiana, ustedes aceptan ante Dios
la sagrada responsabilidad de la paternidad y de la maternidad. Por este acto simbólico
procuran expresar su creencia de que este pequeñito no solo es hijo de ustedes, sino hijo
de Dios.
“La congregación se une a ustedes al dedicar este precioso niñito a Dios, ayudándoles a
velar para ver el día cuando este acto de dedicación sea seguido, a una edad apropiada,
por el bautismo, y se integre así en la feligresía total y feliz de la familia de la iglesia.
“Por lo tanto, ¿prometen ustedes como padres hacer todo lo que esté en sus manos para
criar a este niño en la disciplina y amonestación del Señor? ¿Así lo prometen?”
Los padres
contestan: “Así lo prometemos”.
3. La oración.
El pastor y los padres deberían arrodillarse para la oración de dedicación.
Generalmente la congregación permanece sentada. Es importante que durante la dedicación
prevalezca un ambiente individualizado relacionado con el niño que se va a dedicar. Una
forma de conseguir esto es que el pastor tome al bebé en sus brazos.
Otra forma de hacerlo es que los padres tengan a sus hijos usted coloca a su vez sus
manos sobre la cabeza de cada chico en el momento de mencionar el nombre de cada
uno en la oración Si el grupo es grande, los ancianos pueden unirse para colocar las manos
sobre las cabezas de los niños.
En la oración se deberían mencionar los cuatro propósitos de la dedicación de los
niños. Idealmente, cada niño y sus padres deberían ser mencionados en la oración. Usted
podría dirigir la oración del Padrenuestro, uniendo sus voces en consagración el pastor, los
padres y la congregación.

7 Dedicación de niños
4. Certificado y felicitaciones.
Los certificados se entregan generalmente a los padres después de la oración de dedi-
cación. Típicamente, incluyen la inscripción en la lista de la escuela sabática de jardín de infan-
tes, y usted tal vez desea que el líder de esa división lo ayude al felicitar a los padres y entregarles
los certificados. Adquiera los certificados en el campo local.

LECTURAS ANTIFONALES
PARA LA DEDICACIÓN DE
NIÑOS
Pueden usarse lecturas antifonales
como las que siguen para aumentar
la participación de los padres y de
la congregación en la dedicación.
Sustituiría usualmente a la mayor
parte del mensaje y seria como la
introducción para la oración de
dedicación.

Lectura antifonal 1

El pastor: Si es su intención presentar este niño al Señor, por favor conteste a


la siguientes preguntas:
¿Reconocen aquí, en este día, a este niño como un don de Dios y
le dan gracias de todo corazón a Dios por su bendición?”
Los padres: “Lo reconocemos”.


El pastor: “¿Dedican aquí, hoy, a este niño al Señor?”


Los padres: “Si lo dedicamos”.

El pastor: “¿Prometen aquí, hoy, como padres, que usaran el hogar, la es-
cuela, la iglesia y todos los otros medios disponibles para ayudar a
que este niñito aprenda el amor de Jesús?”
Los padres:
“Lo prometemos”.

El pastor a la “¿Prometen aquí, en este día, apoyar a estos padres por medio de
congregación: sus oraciones, de los programas de la iglesia y de un ambiente de
crecimiento espiritual?”
La congregación:
“Si, lo prometemos”.

Dedicación de niños
8
Lectura antifonal 2

Si el grupo es grande y al mismo tiempo usted desea individualizar la


ceremonia incluyendo a los padres y a la congregación haga que cada uno lea
unas pocas frases. La primera pareja de padres lee algo que ellos, o ellos y el
pastor han preparado. Después responde la congregación. Ambas declaraciones
deberían incluir el nombre del bebé. Después, la segunda pareja de padres
hace lo mismo, y de nuevo la congregación responde. Por ejemplo:

La primera pareja: “Estamos aquí para traer a________ al Señor. Pedimos la bendición
especial de Dios sobre nosotros al instruirlo para que sea un cris-
tiano amante. Solicitamos sabiduría especial. Y agradecemos a
Dios por esta oportunidad única”.

La congregación: “Los apoyamos en el sagrado llamamiento de instruir a _______, y


nos unimos a ustedes en oración para tener discernimiento y sabi-
duría al compartir la vida del bebé con ustedes”.

La segunda pareja: (Algo similar, una declaración individualizada.)
La congregación:


(Una respuesta apta únicamente para esa declaración y
prometiendo el apoyo de la congregación).

Lectura antifonal 3

Una lectura antifonal de dedicación en la época de Navidad debería


incluir algo acerca de la encarnación. Por ejemplo, compare el milagro del
nacimiento de Jesús con el nacimiento de esos niños:

El pastor: “No temáis; porque he aquí os doy nueva de gran gozo, que será
para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David,
un Salvador, que es CRISTO el Señor” (Luc. 2:10, 11).

Los padres: “Y como Dios el Padre dio a su Hijo por nosotros, esta mañana
nosotros traemos nuestros hijos como un don para el Señor”.

Las madres: “Dios nos ha dado muchos dones. Hoy le alabamos por darnos el
don de crear esta nueva vida que ahora se la dedicamos a él”.

9 Dedicación de niños
SUGERENCIAS
ADICIONALES PARA
LA DEDICACIÓN DE
NIÑOS

Aquí hay algunas sugerencias alternativas para la


dedicación de un bebé:
1. Haga que un coro de niños o de una división de niños
de la escuela sabática cante, mientras los padres pasan
al frente para la dedicación.
2. Busque información acerca del significado del nombre
del bebé y base su mensaje en un texto o pensamiento
bíblico que amplíe el significado.
3. Al devolver el niño a sus padres, después de haberlo
tenido durante la oración, o al felicitar a sus padres y
darles los certificados, dígale a cada uno: “Toma a este
niño, críalo y edúcalo para el Señor”.
4. Si su esposa tiene el don o la inclinación de hablar en
público, compartan el mensaje. Diríjase usted a los
padres y su esposa a las madres.
5. Prepare un boletín semanal de iglesia especial para
la dedicación, con una foto del bebé que está siendo
dedicado. No muestre favoritismo dando solo este trato
a familias amigas.

6. Haga que se tome una foto de la ceremonia de
dedicación. Entregue una copia a los padres y coloque
otra en el tablero de anuncios de la iglesia.

Dedicación de niños
10