Está en la página 1de 38

LA POLITICA

DE DESAMORTIZACIÓN
E N LAS COMUNIDADES
INDÍGENAS, 1856-1871
Donald J . FRASER
Syosset Public Schools,
Syosset, New York

LA I N T E R P R E T A C I Ó N t r a d i c i o n a l de l a d e s a m o r t i z a c i ó n de las
t i e r r a s comunales en M é x i c o p a r a el p e r i o d o 1856-1911, es q u e
l a L e y L e r d o , al destruir l a estructura c o m u n a l de los pueblos
i n d í g e n a s , los expuso a l a v o r a c i d a d de hacendados y especu-
ladores, quienes t o m a r o n v e n t a j a de l a i g n o r a n c i a y l a debi-
l i d a d de los i n d i o s para u s u r p a r sus propiedades. M u c h o s au-
tores q u e h a n abordado e l tema en obras de carácter general,
s e ñ a l a n e l P o r f i r i a t o como e l p e r i o d o e n el q u e los despojos
f u e r o n m á s frecuentes. C e n t r a n su a t e n c i ó n , p o r u n a parte,
e n dos circulares - d e 1889 y 1 8 9 0 - , q u e o r d e n a b a n comple-
t a r e l proceso de d e s a m o r t i z a c i ó n , y p o r l a otra, e n l a legis-
l a c i ó n sobre c o l o n i z a c i ó n y terrenos b a l d í o s de 1883 y 1894;
c o n base e n esos documentos i n t e n t a n p r o b a r q u e D í a z defor-
m ó e l p r o p ó s i t o o r i g i n a l de los liberales de l a R e f o r m a con
el f i n de e l i m i n a r p o r c o m p l e t o l a p r o p i e d a d comunal.'* Es-

1 Esta interpretación se encuentra en muchas obras generales q u e


abordan e l p e r í o d o , tales c o m o : CHARLES C. CUMBERLAND, Mexican Re-
volution. Genesis under Madero, Austin, 1952; p. 2 1 ; EYLER N . SIMPSON,
The ejido: Mexico's icay out, Chapell Hill, 1937, pp. 29-31 y STANLEY
R . R o s s , Francisco I. Madero, apostle of mexican democracy, Nueva York,
1955, p p . 2 9 - 3 1 . Estas o b r a s a l p a r e c e r se b a s a n e n H E L E N PHIPPS, Some
aspects of the agrarian question in Mexico. A Historical study, Austin,
1925, p p . 112-113.

615
616 DONALD J. FRASER

l u d i o s m á s refinados sobre el m i s m o tema, m a t i z a n esta inter-


p r e t a c i ó n , pero suscriben l a tesis c e n t r a l de q u e l a p o l í t i c a de
d e s a m o r t i z a c i ó n o r i g i n a l n o se e n c a m i n a b a intencionalmente
a lesionar los intereses i n d í g e n a s , y q u e los porfiristas inter-
p r e t a r o n l a l e g i s l a c i ó n para servir a sus propios intereses y
d e s t r u i r esas comunidades.
U n o de tales estudios es el clásico de A n d r é s M o l i n a E n r í -
quez, Los grandes problemas nacionales, d o n d e e l a u t o r de-
c l a r a q u e l a i n c l u s i ó n de las corporaciones civiles en l a L e y
L e r d o fue u n "disfraz", u t i l i z a d o p a r a c u b r i r l a i n t e n c i ó n
r e a l de l a ley, a saber: " . . . q u i t a r a l a Iglesia sus bienes para
darlos a los mestizos". 2 A u n q u e c r i t i c a e l m é t o d o y sus efectos
negativos sobre las comunidades i n d í g e n a s , M o l i n a E n r í q u e z
declara q u e L e r d o c o m p r e n d i ó p r o n t o las injusticias q u e la
d e s a m o r t i z a c i ó n acarreaba para los pueblos y q u e en el mes
de d i c i e m b r e de 1856 " . . .los o b l i g a b a s ó l o a r e p a r t i r l a pro-
p i e d a d c o m ú n entre todos los d u e ñ o s de e l l a " y n o les i m p o -
n í a l a e x p r o p i a c i ó n , como era e l caso con las propiedades d e l
clero. 3 M á s a ú n , M o l i n a E n r í q u e z a f i r m ó q u e ios pueblos fue-
r o n beneficiados cuando e l decreto d e l 12 de j u l i o de 1859,

...tomó el camino de la nacionalización en cuanto a los


bienes raíces del clero, pero en cuanto a los d e m á s . . . se detu-
vo. N o sólo (esto), sino que en la rama de la desamortización
por división (de los pueblos), el movimiento desamortizador
dio algunos pasos atrás.*

D e acuerdo c o n e l autor, e l g o b i e r n o de J u á r e z compren-


d i ó los problemas de los i n d í g e n a s y los p r o t e g i ó d á n d o l e s i n -
cluso tierras nacionalizadas a algunos pueblos, en o p o s i c i ó n
a la Ley Lerdo.5

s ANDRÉS M O U N A ENRIQUEZ: LOS grandes problemas nacionales, Mé-

x i c o , 1964, p . 7 3 .
3 Id.: La Reforma y Juárez. Estudio kistárico-sociológico, México,
1906, p . 7 5 .
i ibid., p . 89.
•> Ibid.
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 617

J e s ú s Reyes Heroles h a analizado l a i n t e r p r e t a c i ó n de


M o l i n a E n r í q u e z en El liberalismo mexicano y l a ha c r i t i c a d o
c o m o u n a e x a g e r a c i ó n de los efectos que t u v o l a desamortiza-
c i ó n sobre los pueblos d u r a n t e el periodo de la R e f o r m a :

Ciertamente que el Reglamento de la Ley de Desamortiza-


ción... fue inconveniente, así como algunas circulares aclara-
torias y también es verdad que hubo resoluciones reduciendo
a propiedad individual terrenos de propiedad c o m u n a l de indí-
genas. . . ; mas n i los r e g l a m e n t o s , n i las c i r c u l a r e s , n i las resolu-
ciones, p e r m i t e n a r r i b a r a u n a conclusión general, sobre todo si
se considera la oposición violenta que los i n d í g e n a s presentaron
a estos intentos de reducción a propiedad particular.15

Reyes Heroles s e ñ a l a que los ejidos - e l corazón de los


p u e b l o s - , n o estuvieron n u n c a sujetos a d e s a m o r t i z a c i ó n , n i
s i q u i e r a b a j o el a r t í c u l o 27 de l a C o n s t i t u c i ó n de 1857. 7 Los
liberales e x c e p t u a r o n al e j i d o en t a l a r t í c u l o p o r q u e l o con-
sideraban p r o p i e d a d de la n a c i ó n , l a cual n o estaba sujeta a
l a d e s a m o r t i z a c i ó n . L a d i v i s i ó n de las tierras ejidales fue " u n
c r i t e r i o ilegal en el p r o c e d i m i e n t o " y " u n abuso del procedi-
m i e n t o " que t u v o l u g a r d e s p u é s de que P o r f i r i o D í a z h a b í a
s u b i d o al p o d e r . 3
E l p r o p ó s i t o de este a r t í c u l o es analizar de cerca las ideas
y l a l e g i s l a c i ó n relativas a l a d i v i s i ó n de las tierras comuna-
les, a f i n de p o d e r d e f i n i r , con m a y o r p r e c i s i ó n , la p o l í t i c a
que e x i s t i ó hacia los pueblos en los a ñ o s que v a n de 1856 a

e JESÚS REYES HEROLES: El liberalismo mexicano, 3 vols., México,


1957-1961; v. I I I , p. 633.

7 íbid., pp. 637-644. Reyes Heroles basa esta interpretación en un


informe de 1 9 1 2 de la Comisión Agraria Ejecutiva, el cual declaraba
que los e j i d o s f u e r o n s i e m p r e p r o p i e d a d de la corona durante la época
colonial, aun cuando hubieran sido otorgados a los pueblos. Después
de l a I n d e p e n d e n c i a , el gobierno r e t u v o t o d a v í a el título, como sucesor
que e r a de l a Corona.
s íbid., p. 4 3 8 ; citando a JOSÉ L . COSSÍO, "Antecedentes de la Pro-
piedad e n M é x i c o " , Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Es-
tadística, t. 4 3 , X V I I , p. 3 4 .
618 DONALD J. FRASER

1872. P o r e l m o m e n t o n o es posible c o m p a r a r los efectos rea-


les de l a d e s a m o r t i z a c i ó n e n los pueblos, antes y d e s p u é s d e l
ascenso de D í a z ; pero l a p o l í t i c a d e l r é g i m e n p o r f i r i a n o hacia
los pueblos es b i e n conocida y vale l a pena contrastarla c o n
l a de los autores q u e se discuten a q u í , para ver si existieron
r e a l m e n t e diferencias entre ambas.
L a p r i m e r a p r e g u n t a p o r responder es si l a i n c l u s i ó n de
las corporaciones civiles e n l a L e y L e r d o fue u n " d i s f r a z " o
u n a m e d i d a q u e se derivaba l ó g i c a m e n t e de l a i d e o l o g í a libe-
r a l de l a é p o c a . Ciertamente, l a idea de t e r m i n a r c o n l a te-
n e n c i a c o m u n a l de las corporaciones civiles, n o era nueva; a
fines d e l siglo x v m , Campomanes y Jovellanos h a b í a n abo-
gado p o r l a d i v i s i ó n de las tierras comunales e n E s p a ñ a y
J o s é de C a m p i l l o y C o s í o y B e r n a r d o W a r d , h a b í a n m a n e j a d o
las mismas ideas e n r e l a c i ó n c o n e l p r o b l e m a i n d í g e n a e n el
N u e v o M u n d o . 9 E l obispo de M i c h o a c á n , M a n u e l A b a d y
Queipo, h a b í a propuesto e n 1799 u n a m p l i o p r o g r a m a de re-
f o r m a para los i n d í g e n a s , q u e s e ñ a l a b a como causas p r i n c i ¬
pales de <u atraso e l aislamiento y l a c o n d i c i ó n de " m i n o r í a "
e n q u e se e n c o n t r a b a n Para i n c i t a r a l i n d i o a m e j o r a r su
c o n d i c i ó n , Q u e i p o p r o p u s o su c o m p l e t a i n t e g r a c i ó n a l a so-
ciedad y l a d i v i s i ó n de las tierras comunales entre los veci-
n o s . 1 0 E n los tres y m e d i o a ñ o s cjue siguieron a l mes de sep-
t i e m b r e de 1810, las Cortes e s p a ñ o l a s e x p i d i e r o n u n a g r a n

s Véase RICHARD HERR: The eighteenth-century revolution in Spain,


Princeton, 1958, pp. 99-112 y JEAN SARRAILH, La España ilustrada de la

segunda mitad del siglo XVIII, trad. por Antonio Alatorre. México,
1 9 5 7 , p p . 5 4 6 y 5 7 1 . S o b r e C a m p i l l o y C o s í o p u e d e verse E D U A R D O A R C I L A
FARÍAS, E l siglo ilustrado en América. Reformas económicas del siglo
XVIII en Nueva España, Caracas, 1 9 5 5 , p . 6 6 ; s o b r e W a r d , JESÚS S I L V A
HERZOG, E l agrarismo mexicano y la reforma agraria, segunda edición,
México, 1964, p. 2 9 .
io M A N U E L ABAD Y QUEIPO: Representación sobre la inmunidad per-
sonal del clero, reducida por las leyes del nuevo código, en la cual se
propuso al rey el asunto de diferentes leyes, que establecidas, harían la
base principal de un gobierno liberal y benéfico para las Américas y para
su metrópoli, 1 7 9 9 , en JOSÉ MARÍA LUIS MORA, Obras sueltas, 2 vols.,

París, 1837; I , pp. 55-56.


DESAMORTIZACIÓN E N L A S COMUNIDADES INDÍGENAS 619

c a n t i d a d de m e d i d a s legislativas sobre los indios y sus tierras


comunales. L a l e g i s l a c i ó n de las Cortes d e r i v ó progresiva-
m e n t e hacia l a d i s o l u c i ó n de las propiedades comunales, hasta
c u l m i n a r e n e l decreto d e l 4 de enero de 1813, q u e o r d e n a b a
la d i v i s i ó n de todas las tierras comunales, c o n l a e x c e p c i ó n
de los ejidos necesarios p a r a los p u e b l o s . 1 1
T o d o s los decretos de las Cortes f u e r o n publicados e n M é -
x i c o p o r los oficiales de l a C o r o n a , pero es m u y dudoso q u e
t u v i e r a n efectos p r á c t i c o s ; s i n embargo, es clara l a significa-
ción ele las luces e s p a ñ o l a s y de las medidas de l a Corte, como
reserva de ideas de los legisladores futuros. M á s a ú n : dos de
las posiciones sobre e l p r o b l e m a q u e se h a b í a n e n c o n t r a d o
en las Cortes - l a p o l í t i c a t r a d i c i o n a l de l a C o r o n a de protec-
c i ó n a los i n d í g e n a s versus l a idea l i b e r a l de l a c o m p l e t a i n -
t e g r a c i ó n y e l r e p a r t o de sus tierras entre ellos, c o n plenos
derechos d e p r o p i e d a d - q u e d a r o n vivas como bases para e l
debate d e l M é x i c o i n d e p e n d i e n t e . D e s p u é s de l a i n d e p e n d e n -
cia, cuando se f o r t a l e c i e r o n e l disgusto p o r las formas de l a
d o m i n a c i ó n e s p a ñ o l a y l a s i m p a t í a p o r los p r i n c i p i o s libera-
les, l a ú l t i m a p o s i c i ó n se hizo d o m i n a n t e , y fue j u s t i f i c a d a p o r
sus defensores t a n t o e n sus aspectos morales como e n los
económicos.
E n los a ñ o s posteriores a l a independencia, l a idea de A b a d
y Queipo de q u e los privilegios concedidos a los i n d i o s con-
t r i b u í a n a su atraso, t u v o eco entre los primeros voceros l i -
berales. J o s é M a r í a L u i s M o r a creía q u e tales p r i v i l e g i o s
estaban basados e n l a a c e p t a c i ó n de l a i n f e r i o r i d a d de los
i n d í g e n a s y , h a b l a n d o en e l Congreso d e l Estado de M é x i c o
en 1824, h a b í a propuesto q u e e l t é r m i n o " i n d i o " fuera e x t i r -
pado d e l uso p ú b l i c o e i n s i s t i ó e n q u e , p o r ley, " l o s i n d i o s
no deben seguir e x i s t i e n d o " . 1 2 O t r o crítico d e las Leyes de

11 F R A N C I S C O F . DE L A MAZA: Código de la colonización y terrenos


baldíos de la República Mexicana. Años de 1451 a 1892. M é x i c o , 1893,
p . 148.
12 JOSÉ MARÍA LUIS MORA: Méjico y sus revoluciones. 4 vols. París,

1836; I , p . 66 y C H A R L E S A . H A L E , Mexican liberalism in the age of Mora.


N e w H a v e n , 1968, p . 218.
620 DONALD J. FRASER

Indias fue L o r e n z o de Zavala, q u i e n a t a c ó la p r o t e c c i ó n de la


Corona como

...un método proscrito de dominación sobre ios Indios...


Para mantener este o r d e n sistematizado de o p r e s i ó n , era nece-
sario q u e los o p r i m i d o s nunca pudiesen entrar, por decirlo así,
e n e l mundo racional, e n la esfera m o r t a l e n q u e v i v e n los demás
hombres.13

Quizá l a m á s clara d e c l a r a c i ó n de l a p o s i c i ó n l i b e r a l en
t o r n o a l a p r o t e c c i ó n c o l o n i a l , se h a l l a en la Memoria del
Estado de G u a n a j u a t o de 1824-25. L a Memoria d e n u n c i ó los
p r i v i l e g i o s que l a corona h a b í a concedido " m a q u i a v é l i c a m e n -
t e " a los i n d i o s y p r o p o n í a u n t r a t a m i e n t o igual para todos
los ciudadanos:

El Estado todo (está) interesado en el aumento de los pue-


blos, e n e l f o m e n t o y adelantos de la i l u s t r a c i ó n y e n q u e no se
perpetúen ciertas animosidades que pueden tener un día que
o t r o t r a s c e n d e n c i a s f u n e s t a s . N i n g u n a d e estas cosas h a d e llegar
a suceder mientras no se destruyan de raíz unos privilegios tan
indecorosos, que se concedieron c o n e l d a ñ a d o i n t e n t o de man-
tener el e m b r u t e c i m i e n t o y l a d e g r a d a c i ó n de los indígenas.. .
Abolidos los privilegios de los indios, se verá muy pronto
tomar otro aspecto a sus pueblos, porque concurrirán a ellos
toda diversidad de personas con el transcurso del tiempo: no
habrá m á s que una s o l a f a m i l i a : n o se o i r á e l n o m b r e de estas
distinciones que repugnan al verdadero liberal: sus posesiones
se m e j o r a r á n p o r e l e j e m p l o : d e t e s t a r á n m u y luego esas preocu-
paciones fanáticas que los hacen ser el juguete de la avaricia,
y en f i n , se encontrará no muy tarde la patria con hijos que
la l l e n e n de gloria, cuando ahora sólo le causan tristeza y des-
consuelo.1*

is LORENZO DE Z A V A L A : Ensayo histórico de las revoluciones ele Mé-


jico, desde 1808 hasta 1830 por D.. . 2 vols., P a r í s y N u e v a Y o r k , 1831¬
1832; I , pp. 12 y 13.
i * Memoria que presenta el gobernador de Guanajuato al congreso
constituyente del estado de los negocios públicos que han estado a su
cuidado desde el 10 de mayo de 1824 hasta el 31 de diciembre de 1825.
Guanajuato, 1826, p p . 10-11.
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDIGENAS 621

E n esta d e c l a r a c i ó n son evidentes la p r e o c u p a c i ó n l i b e r a l


p o r el progreso e c o n ó m i c o y l a a n i m o s i d a d que suscitaban l a
s e p a r a c i ó n de las razas y la i n e q u i d a d de los privilegios. T a m -
b i é n clara es la confianza en que el progreso de los I n d i o s
v e n d r í a m e d i a n t e la i g u a l d a d c i v i l y la e m u l a c i ó n de otras
razas, aspecto que p o d r í a considerarse como b á s i c o en la polí-
tica i n d i g e n i s t a de los liberales.
L a o p o s i c i ó n al t r a t o especial para los i n d i o s , fue exten-
d i d a hasta su sistema de p r o p i e d a d c o m u n a l de l a t i e r r a . A l
atacar la m o t i v a c i ó n que h a b í a i n d u c i d o a E s p a ñ a a proteger
el sistema c o m u n a l , M o r a a p u n t ó : " E n todo esto se ve l a
m a n o e i n f l u j o del clero secular que quiso i n s t i t u i r la socie-
d a d c i v i l , sin su base f u n d a m e n t a l que es la p r o p i e d a d . . . "
E l resultado de tal p o l í t i c a era que

Aunque ninguna ley p r o h i b í a a los Indios tener tierras en


propiedad, muy pocas o r a r a s veces l l e g a r o n a adquirirlas por-
que les f a l t a b a e l p o d e r y la v o l u n t a d de h a c e r l o : acostumbrados
a recibirlo todo de los que gobernaban y a ser dirigidos por
ellos hasta en sus acciones m á s m e n u d a s c o m o los n i ñ o s p o r sus
padres, j a m á s llegaban a probar el sentimiento de la indepen-
dencia personal."

L a m i s m a p o s i c i ó n e x t e r n ó J o s é M a r í a J á u r e g u i en el
Congreso del Estado de M é x i c o , d u r a n t e u n a d i s c u s i ó n sobre
las leyes de las Cortes de 1813, que r e d u c í a n a p r o p i e d a d p r i -
vada la p r o p i e d a d c o m u n a l . J á u r e g u i creía que tales leyes
s e r í a n b e n é f i c a s para M é x i c o , pues como propietarios, los i n -
dios s e r í a n "verdaderos ciudadanos sin n i n g ú n t u t e l a j e " . 1 6
L a o p o s i c i ó n l i b e r a l a la p r o p i e d a d c o m u n a l desde el p u n -
to de vista e c o n ó m i c o , fue t a m b i é n poderosa en los primeros
a ñ o s de l a I n d e p e n d e n c i a . E n 1821, el Contrato de Asocia-
ción para la República. .. del Anáhuac, escrito p o r Francisco
Severo M a l d o n a d o , p r o p u s o la d i v i s i ó n de t o d a l a t i e r r a co-
m u n a l , i n c l u y e n d o el fundo legal, que era l a sede de los pue-

15 MORA: Méjico y sus revoluciones... I , pp. 197-198, 200.

is H A L E : Mexican liberalism... p. 227.


622 DONALD J. FRASER

blos. D e tales medidas p o d r í a n obtenerse beneficios econó-


micos y p o l í t i c o s , pero m i e n t r a s n o fueran instituidas, " n i las
tierras r e n d i r á n j a m á s todos los productos que p u e d e n dar,
n i .se c o n s e g u i r á f o r m a r c o n solidez u n b u e n establecimiento
r e p u b l i c a n o " . " E n e l Congreso Constituyente, e n 1822, el
d i p u t a d o T e r á n , d e c l a r ó a l h a b l a r de las tierras de los pue-
blos:

Las corporaciones de esta clase... no son las mejores pro-


pietarias de u n terreno; pues la experiencia y una constante
observación en todos los países, acredita que las tierras que
pertenecen a una comunidad o corporación están condenadas,
si no a una perpetua esterilidad, a lo menos al cultivo más
descuidado y menos útil al público. 1 8

E n los estados se escucharon argumentos semejantes; e l


Aguila Mexicana d e l 20 de d i c i e m b r e de 1824, p r o p o n í a u n a
m e d i d a de d i v i s i ó n p a r a e l Estado de M é x i c o , a f i n de q u e se
h i c i e r a n " v a l e r bienes q u e j a m á s p r o d u c i r á n u t i l i d a d m i e n -
tras sean gobernados p o r otros q u e los interesados". 1 9 E n Za-
catecas, e l g o b e r n a d o r Francisco G a r c í a comentaba a s í u n
p l a n suyo p a r a d i s t r i b u i r l a t i e r r a i n c l u y e n d o l a de los pue-
blos: " L o s ejidos de los pueblos h a n sido hasta a q u í i n ú t i l e s
o poco productivos, p o r q u e sólo e l interés personal puede sa-
car de ellos t o d a l a u t i l i d a d de q u e son susceptibles". 2 0
A u n q u e e n l a C o n s t i t u c i ó n Federal de 1824 n o h a b í a ar-
tículos anticomunales, las constituciones q u e p r o m u l g a r o n los
estados en l a d é c a d a de 1820, c o n t e n í a n medidas fuertemente
liberales. T o d a s p r o c l a m a b a n l a i g u a l d a d c i v i l p a r a los i n d i o s
y, c o n l a e x c e p c i ó n de Oaxaca, e s t a b l e c í a n a y u n t a m i e n t o s
iguales en todos los pueblos, para u n i f o r m a r las distintas for-
mas de g o b i e r n o local q u e h a b í a n existido d u r a n t e l a é p o c a

i? REYES HEROLES: El liberalismo mexicano, I I I , p. 552.

i s íbid., I , p . 135.
iu LUIS CHÁVEZ OROZCO: Las instituciones democráticas de los indíge-

nas mexicanos en la época colonial. M é x i c o , 1943, p . 3 0 .


20 R E Y E S HEROLES: Op. cit., I I I , p. 565.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 623

c o l o n i a l . 2 1 H a c i a 1829, los estados de Chiapas, C h i h u a h u a ,


C o a h u i l a y T e x a s , Jalisco, M é x i c o , M i c h o a c á n , N u e v o L e ó n ,
P u e b l a , Sonora, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas, h a b í a n expe-
d i d o leyes a n t i c o m u n a l e s de diversos tipos y los gobernadores
de Oaxaca y G u a n a j u a t o h a b í a n r e c o m e n d a d o c o n e n e r g í a
l a a p l i c a c i ó n de medidas semejantes. 2 2 E l enfoque de las leyes
estatales v a r i a b a ; l a m a y o r í a o r d e n a b a s ó l o l a d i v i s i ó n de
propios y d e terrenos de repartimiento, d e j a n d o s i n afectar
los ejidos. S i n embargo, en Puebla, Sonora, Sinaloa y Zaca-
tecas, q u e d ó sujeta a d i v i s i ó n t o d a l a t i e r r a c o m u n a l , i n c l u -
y e n d o el f u n d o l e g a l . 2 3
N o es posible a f i r m a r q u e esta l e g i s l a c i ó n haya sido lle-

2 1 M é x i c o , Colección de constituciones de los Estados Unidos Mexica-


nos; 3 vols., M é x i c o , 1 9 2 8 , passim.
22 P a r a C h i a p a s , v é a s e M A Z A , Código de la colonización... p p . 209¬
211; para Chihuahua: D A N I E L C O S Í O V I L L E G A S , Historia Moderna de Mé-
xico, v . I I I ,p . 3 1 4 ; para Coahuila y Texas: MOISÉS GONZÁLEZ NAVARRO,
"Instituciones indígenas e n el México independiente", en ALFONSO CASO
y o t r o s , Métodos y resultados de la política indigenista en México. Méxi-
co, 1 9 5 4 , p . 1 3 9 ; p a r a J a l i s c o : Jalisco. Colección de acuerdos... sobre tie-
rras. . . de los indígenas, bienes de sus comunidades y fundos legales de
los pueblos del estado de Jalisco. Guadalajara, 1 8 4 9 , passim; para M é -
xico: H A L E , Mexican liberalism.. . p . 2 2 7 ; para Michoacán: MOISÉS T .
D E L A P E Ñ A , Mito y realidad de la reforma agraria en México. México,
1957, p . 2 9 2 y C o s í o V I L L E G A S , Historia moderna..., I I I , p . 3 1 4 ; para
N u e v o L e ó n : D E L A P E Ñ A , Mito. . . , p . 2 8 6 ; p a r a P u e b l a : Puebla. Ley que
arregla el gobierna económico-político del estado... decretada el 3 de
marzo de 1826. P u e b l a , 1827, p . 2 2 ; para Sonora-Sinaloa: PAUL EZEL,
"Indians under the l a w i n México, 1821-1847", América Indígena, X V ,
julio, 1955, p p . 204-206. Para Veracruz: FRANCISCO GONZÁLEZ DE Cossío,
et al, Legislación indigenista de México. México, 1958, p p . 168-169; y
para Zacatecas: Cosío V I L L E G A S , Historia moderna..., I I I , p . 3 1 4 . Las
declaraciones de Oaxaca y G u a n a j u a t o pueden encontrarse e n : Oaxaca,
Memoria... de 1827. O a j a c a , 1 8 2 7 , p p . 4 - 6 , y G u a n a j u a t o , Memoria...,
Guanajuato, 1826, pp. 10-11.

23 P a r a P u e b l a v é a s e : Colección de decretos y órdenes más importan-


tes que espidió el congreso constituyente del estado de Puebla en los
años 1824 y 1825. P u e b l a , 1 8 2 7 , parte I I , p . 8 3 ; para Zacatecas: Cosío
V I L L E G A S , Historia moderna. .. I I I , p . 3 1 4 ; p a r a Sonora y Sinaloa, E Z E L L ,
art. cit., p . 2 0 5 ; p a r a V e r a c r u z , G O N Z Á L E Z D E C o s í o , et al., op. cit., p . 1 6 9 .
624 DONALD J. FRASER

v a d a a la p r á c t i c a en las dos d é c a d a s siguientes, pero las leyes


e ideas que c o n t e n í a i n d i c a n la tendencia del pensamiento
l i b e r a l en m a t e r i a de las tierras de las comunidades i n d í g e -
nas. E n la d é c a d a a n t e r i o r a la R e f o r m a , l a experiencia de
l a guerra con los Estados U n i d o s y la e r u p c i ó n de la G u e r r a
de Castas e n Y u c a t á n , o r i l l ó a muchos mexicanos a revalorar
l a estructura y los p r i n c i p i o s de su sociedad. E n panfletos y
p e r i ó d i c o s se d i s c u t í a n las causas de la d e r r o t a y algunos es-
critores p o n í a n en e n t r e d i c h o la capacidad de supervivencia
de la r e p ú b l i c a . - 1 U n o de tantos panfletos c o n c l u í a que los
problemas de M é x i c o e r a n el legado de l a é p o c a c o l o n i a l , u n o
de cuyos vestigios negativos era la c o n d i c i ó n de los i n d i o s ,
" p o r q u e éstos, en su estado semisalvaje apenas p u e d e n consi-
derarse c o m o parte de la sociedad". L a p o b l a c i ó n i n d í g e n a
n o tenía " n i n g ú n i n t e r é s . . . en la c o n s e r v a c i ó n de u n o r d e n
de cosas del cual ella es la v í c t i m a " . 2 5
Liberales y conservadores debatieron sin descanso el pro-
b l e m a i n d í g e n a ; los conservadores abogaban p o r u n regreso
a la p o l í t i c a c o l o n i a l , m i e n t r a s las proposiciones de los libe-
rales i b a n desde ciertas medidas extremadamente severas, has-
ta u n a a c e p t a c i ó n de l a p o l í t i c a aplicada desde la indepen-
d e n c i a . 2 6 A t r a e r colonos europeos como m e d i o para civilizar
a l i n d í g e n a a través de la f u s i ó n de razas, era l o que reco-
m e n d a b a n en 1848 El Monitor, y J o s é M a r í a L u i s M o r a , por
entonces con residencia en I n g l a t e r r a . 2 7 E l debate continuó
sobre esas bases muchos a ñ o s , pero los liberales empezaron
poco a poco a descubrir en la p o s e s i ó n de tierras comunales,

a* V é a s e L E O P O L D O ZEA: "La i d e o l o g í a l i b e r a l y el l i b e r a l i s m o mexi-


c a n o " , e n H I L A R I O M E D I N A , et al, E l liberalismo y la reforma en México.
México, 1957, passim.
25 V a r i o s m e x i c a n o s : Consideraciones sobre la situación política y so-
cial de la República Mexicana en el año de 1847. México, 1847, pp. 7, 4 6 .
26 C H A R L E S A . HALE: "José María Luis Mora and the structure of
mexican l i b e r a l i s m " , Hispanic American Historical Review, XLV, mayo,
1965, pp. 216-217; y t a m b i é n , Mexican liberalism..., p. 2 4 3 .
27 Z E A , e n M E D I N A : E l liberalismo..., p . 5 0 1 , c i t a n d o E l Monitor, del
3 de d i c i e m b r e de 1 8 4 8 y H A L E . Mexican liberalism..., p. 2 4 0 .
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 625

la raíz del problema de l a s e p a r a c i ó n de las razas. D u r a n t e


los años inmediatamente anteriores a l a R e f o r m a , liberales
prominentes se p r o n u n c i a r o n c o n t r a l a p r o p i e d a d comunal;
e n u n a carta a l gobernador de Zacatecas, en 1851, L u i s de l a
R o s a atacaba "esa especie de c o m u n i s m o " , como d a ñ i n a para
los i n d i o s y para los agricultores e n general.*" U n e d i t o r i a l de
El Siglo XIX, en el mes de agosto de 1853, criticaba la falta
de i n i c i a t i v a de los miembros de las comunidades y a ñ a d í a
que esos pueblos eran l a base de la e n a j e n a c i ó n de los i n -
dios.-"' Ideas semejantes expresaba en l a é p o c a de l a R e f o r m a
el p a n f l e t o La reforma social de México deducida al aspecto
político que él presenta, y fundada en la experiencia de cua-
renta y cinco años, p u b l i c a d o e n 1855. E l escrito era u n a crí-
tica general al clero y al conservadurismo y recomendaba q u e
los dialectos i n d í g e n a s fueran p r o h i b i d o s y los bienes de co-
munidad "definitivamente" distribuidos, a f i n de t e r m i n a r
c o n el " e s p í r i t u de t r i b u " q u e o b s t r u í a l a a s i m i l a c i ó n de los
i n d i o s y de i n c r e m e n t a r l a p r o d u c t i v i d a d de sus tierras. 3 0
E n los a ñ o s posteriores a 1847, el s e n t i m i e n t o anticomunal
era fuerte en los estados y e n l a c a p i t a l . L a r e l a c i ó n entre la
propiedad c o m u n a l y el a i s l a m i e n t o de los indios, fue señala-
d a e n 1850 p o r el gobernador de M i c h o a c á n , q u i e n p r o p o n í a
m e d i d a s para educarlos y asimilarlos y declaraba que l a opo-
s i c i ó n de las comunidades a l progreso p o d í a superarse " m e -

26 L u i s D E L A R O S A a l g o b e r n a d o r d e Zacatecas; c i t a d o e n R E Y E S H E -
R O L E S . E l liberalismo mexicano, I I I , p. 581.
29 Z E A , e n M E D I N A : E l liberalismo.. ., p . 5 0 3 , c i t a n d o E l Siglo XIX d e l
13 d e a g o s t o d e 1853. V é a s e R A Y M O N D W H E A T , Francisco Zarco, el porta-
voz liberal de la, reforma, t r a d . de A n t o n i o Castro Leal, M é x i c o , 1957,
p. 7 4 ; a h í se r e p r o d u c e u n p l a n a g r a r i o d e E l Siglo XIX, que incluía la
división de la p r o p i e d a d c o m u n a l . W h e a t sostiene q u e e l p l a n fue de-
lineado p o r Zarco; Óscar C a s t a ñ e d a Batres l o atribuye a J u a n Bautista
M o r a l e s , e n sus Leyes de reforma y etapas de la reforma en México, Mé-
x i c o , 1960, p . 1 9 1 .
so Y . O . : La reforma social de México deducida del aspecto político
que él presenta y fundada en la experiencia de cuarenta y cinco años.
M é x i c o , 1855, p . 12.
626 DONALD J. FRASER

d i a n t e l a e j e c u c i ó n de la ley de r e p a r t i m i e n t o de t i e r r a s " . 3 1
E l a ñ o siguiente fue decretada en M i c h o a c á n l a d i v i s i ó n de
las tierras de repartimiento, pero q u e d a r o n exceptuados el
fundo legal, los ejidos y los propios de los p u e b l o s . 3 2 T a m -
b i é n en G u e r r e r o , en 1850, se e x p i d i ó u n a ley p a r a q u e la
d i v i s i ó n de las tierras de los pueblos, se h i c i e r a p o r c o n d u c t o
de los funcionarios locales. 3 5 D u r a n t e el m i s m o periodo, los
estados de Chiapas, C o a h u i l a , N u e v o L e ó n y Y u c a t á n , apro-
b a r o n leyes q u e p o r lo meno.s p r o t e g í a n los ejidos; en Vera-
cruz se e x p i d i ó , dos meses d e s p u é s de la p r o m u l g a c i ó n de l a
L e y L e r d o , u n a ley que ordenaba l a e n a j e n a c i ó n de todas
las tierras comunales con e x c e p c i ó n de los ejidos y los terre-
nos " a b s o l u t a m e n t e necesarios" a las c o m u n i d a d e s . 3 4
L a crítica hacia las comunidades i n d í g e n a s , a p a r e c i ó tam-
b i é n entre grupos q u e n o se i n c l i n a b a n p o r las ideas liberales.
E n dos p o l é m i c a s publicadas p o r u n g r u p o de hacendados en
1849 en el Estado de M é x i c o , se atacaba al g o b e r n a d o r por-
q u e se p r o p o n í a hacer algunas concesiones a los pueblos i n -
d í g e n a s q u e h a b í a n p e r d i d o su t i e r r a . Los hacendados c r i t i -
caban l a d e c i s i ó n d e l gobernador como u n a muestra de debi-
l i d a d ante l a " c a n a l l a " , y h a c í a n n o t a r que en l a é p o c a colo-
n i a l , incluso los "utopistas o teoristas" estaban convencidos
de que l a p r o t e c c i ó n dada al i n d í g e n a era la causa de su ab-
yección y e m b r u t e c i m i e n t o " . 3 5 Lucas A l a m á n h a b í a d e f e n d i d o

si G O N Z Á L E Z N A V A R R O : "Instituciones i n d í g e n a s en M é x i c o . . . " , p. 1 5 4 .
32 C O R O M I N A : Recopilación de Michoacán. 1877, XVII, p. 195.
33 G U E R R E R O : Ley orgánica provisional para el arreglo interior del
estado de... M é x i c o , 1850, p . 24.
s* P a r a Chiapas: Chiapas, Leyes, decretos y reglamentos del orden
judicial, recopilados por Vicente Liévano. Tuxtla Gutiérrez, 1919, pp.
391-392; para Coahuila: MAZA, Código..., pp. 450-451, 486-488; para
Yucatán: A R N O L D STRICKON, "Hacienda and plantation i n Yucatán", Amé-
rica Indígena, XXV, 1965, p . 50; y para Veracruz, GONZÁLEZ DE COSÍO,
Legislación indigenista..., pp. 172-176, l e y d e l 4 de a b r i l de 1856.
35 Comunicación dirigida a los propietarios de fincas rústicas del es-
tado de México y acta de la junta celebrada en el 6 de agosto con motivo
de la circular de 18 de julio del gobierno de dicho estado. M é x i c o , 1849,
p p . 20-24, 2 7 .
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDIGENAS 627

e n u n p r i n c i p i o la p r o t e c c i ó n de los indios., pero rectificó


su p o s i c i ó n e n e l q u i n t o v o l u m e n , de su Historia de Méjico,
p u b l i c a d a e n 1853:

. . .cuando a l o s i n d i o s se l e s h a i n c o r p o r a d o e n la masa de
la nación bajo l a base d e p e r f e c t a igualdad, se l e s c o n s e r v a se-
parados, por una extraña anomalía, para tener colectivamente
este g é n e r o de propiedades, fomentando d e este m o d o u n a se-
gregación que tanto importaría extinguir.3»

Estas declaraciones de los hacendados y de A l a m á n , p o n e n


de relieve e l disgusto conservador p o r las medidas q u e pre-
servaban intactas a las comunidades i n d í g e n a s e i n d i c a n q u e ,
p a r a l a é p o c a de l a R e f o r m a , u n a b u e n a parte de l a L e y
L e r d o , t a l como se a p l i c ó a los pueblos, t e n í a la a c e p t a c i ó n
general.
L a f a l t a de menciones de las corporaciones civiles en e l
Congreso Constituyente, d u r a n t e los debates sobre l a L e y
L e r d o y e l a r t í c u l o 27 de l a C o n s t i t u c i ó n , a u m e n t a la d i f i -
c u l t a d de establecer u n a c o n c l u s i ó n d e f i n i t i v a sobre l a i n t e n -
c i ó n q u e p r i v ó e n e l Congreso hacia los pueblos. Reyes H e -
roles considera esa ausencia y e l c o n t e n i d o de los discursos
de los d i p u t a d o s "agraristas" P o n c i a n o A r r i a g a , I s i d r o O l -
vera y J o s é M a r í a Castillo Velasco, como pruebas de q u e los
resultados negativos de las medidas n o f u e r o n previstos y q u e
n o h a b í a sido c o n t e m p l a d a l a necesidad de u n trato especial
p a r a los i n d í g e n a s e n m a t e r i a de d e s a m o r t i z a c i ó n . 3 7 O t r a po-
sible e x p l i c a c i ó n de l a ausencia de debate sobre ese tema, es
q u e l a idea de l a d e s a m o r t i z a c i ó n fuera aceptada como u n a
m e d i d a positiva p o r l a m a y o r í a de los representantes. Esta
tesis puede ser apoyada m e d i a n t e u n a n á l i s i s de las ideas so-
bre l a p r o p i e d a d c o m u n a l de muchas figuras significativas
de l a é p o c a . E l d i p u t a d o de M i c h o a c á n , Francisco D í a z Ba-
r r i g a , p r o p u s o e n varios a r t í c u l o s publicados en El Monitor

se L U C A S A L A M Á N : Historia de Méjico. 5 v o l s . , 2 a . e d . ; M é x i c o , 1942,


V, p . 433.
ST REYES HEROLES: El liberalismo mexicano, I I I , p. 637.
628 DONALD J. FRASER

Republicano d u r a n t e el mes de mayo de 1856, que se des-


a m o r t i z a r a toda la p r o p i e d a d de " m a n o s m u e r t a s " y se d i v i -
d i e r a n las propiedades de los pueblos, i n c l u y e n d o los ejidos.* 3

M a n u e l F e r n a n d o Soto, o t r o d i p u t a d o , h a b í a p u b l i c a d o con-
cepciones semejantes en 1855. E n u n panfleto que s u g e r í a
l a c r e a c i ó n de u n nuevo estado que r e u n i e r a varios distritos
de T a m a u l i p a s y Veracruz, Soto abogaba por la d i v i s i ó n de
las comunidades i n d í g e n a s con el f i n de " d a r valor a la pro-
p i e d a d , m e j o r a r sus costumbres, i d e n t i f i c a r sus intereses per-
sonales con el interés p ú b l i c o y hacer i m p o s i b l e así la guerra
de castas". 3 9 Zarco, i m p u l s a d o r de la L e y L e r d o en el Con-
greso, era o t r o defensor de la d i v i s i ó n de la p r o p i e d a d ecle-
s i á s t i c a y c i v i l ; en 1850 h a b í a propuesto u n a r e f o r m a agraria
e n la l í n e a de la L e y L e r d o , r e f o r m a que a f e c t a r í a las tierras
de la Iglesia y la de las comunidades, i n c l u y e n d o los ejidos.* 0

E n 1853, u n e d i t o r i a l de El Siglo XIX, p r o b a b l e m e n t e escri-


to p o r Zarco, culpaba de los levantamientos i n d í g e n a s a las
" f r u s t r a c i o n e s " del " c r u e l yugo de la c o m u n i d a d " , y declaraba
q u e el " v i c i o c o m u n a l " d e b í a ser s u p r i m i d o . * 1
Por l o q u e toca a los discursos de A r r i a g a , O l v e r a y Cas-
t i l l o Velasco, apenas puede dudarse de su s i m p a t í a por los
i n d i o s , pero las reformas que p r o y e c t a r o n a b o r d a b a n sobre
t o d o la necesidad de dar t i e r r a a quienes n o la t e n í a n y
de conceder m a y o r independencia a los a y u n t a m i e n t o s ; n o de
defender l a p r o p i e d a d c o m u n a l . E l deseo de los diputados
agraristas de d o t a r de t i e r r a a los i n d i o s que n o l a t e n í a n , n o
era i n s ó l i t a en M é x i c o , en el siglo x i x , y n o r e ñ í a con los p r i n -
cipios liberales; la fuerte o p o s i c i ó n que suscitaron las ideas
de los "agraristas", se d e b i ó sobre t o d o a los medios que su-
g i r i e r o n , n o al o b j e t i v o que p e r s e g u í a n . P r i m e r o estaba la

ss ibid., p . 611.
sa M A N U E L . FERNANDO SOTO: E l nuevo estado. Necesidad de formarlo
inmediatamente con los cinco distritos de Tuxpan, Tampico de Veracruz,
Taucanhuitz, Huejutla y el sur de Tamaulipas, Por el C... México,
1855, p . 5 0 .
40 W H E A T : Francisco Zarco..., p. 7 4 .
41 H A L E : Mexican liberalism..., p. 2 2 7 .
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 629

c u e s t i ó n de fortalecer a los pueblos p r o v e y é n d o l o s de poderes


legislativos y tierras para la c o m u n i d a d . C o m o se ha señala-
do, muchas personas - s o b r e t o d o l i b e r a l e s - c r e í a n que el
g o b i e r n o i n d í g e n a y l a p r o p i e d a d c o m u n a l c o n t r i b u í a n 'al
atraso y el aislamiento de los indios. A d e m á s , los beneficios
p o r los que se abogaba para los pueblos, estaban i n c l u i d o s
e n u n a l e g i s l a c i ó n que t a m b i é n c o n t e n í a teorías radicales
basadas en los derechos de p r o p i e d a d . Estas teorías f u e r o n el
p u n t o central de a t e n c i ó n y de crítica en el congreso, pero
los a r t í c u l o s sobre las comunidades f u e r o n incluidos en el
debate para a r g u m e n t a r que el p l a n de los "agraristas" era
socavar los derechos de la p r o p i e d a d .
L a fuerte o p o s i c i ó n a los planes de A r r i a g a se hace m a n i -
fiesta en la d e c l a r a c i ó n de éste, en el sentido de que la ma-
y o r í a de la C o m i s i ó n de la C o n s t i t u c i ó n se h a b í a opuesto a
t o d o a r t í c u l o que amenazara los derechos de p r o p i e d a d . '= U n
e j e m p l o de l a a c t i t u d de los hacendados ante esas proposi-
ciones es la Representación que hacen al Congreso Consti-
tuyente varios dueños de propiedades territoriales, contra al-
gunos artículos de los proyectos de leyes fundamentales que
se discuten actualmente, escrito que al'parecer fue presentado
a l Congreso el 10 de j u l i o de 1 8 5 6 . « C o m o es de esperarse,
el panfleto es u n ataque a los proyectos de A r r i a g a , O l v e r a
y Castillo Velasco, y u n a e n é r g i c a defensa de ios derechos de
p r o p i e d a d y l a i n i c i a t i v a i n d i v i d u a l , t a l como lo i n d i c a la
d e c l a r a c i ó n : " L a t i e r r a en todas partes se c u l t i v a y m e j o r a ,
s e g ú n se apega a ella el d u e ñ o , y el apego de los d u e ñ o s ' está
siempre (dependiendo) de la seguridad conque poseen".^
Los hacendados e q u i l i b r a b a n hasta cierto p u n t o su represen-
t a c i ó n c r i t i c a n d o el l a t i f u n d i o p o r su pobre u t i l i z a c i ó n de l a
t i e r r a , pero e r a n m á s d r á s t i c o s con el m i n i f u n d i o , d e s c r i b i é n -

42 F R A N C I S C O ZARCO: Historia del congreso extraordinario constitu-


yente 1856-1857. M é x i c o , 1956, p. 312.
43 O l v e r a menciona su p r e s e n t a c i ó n e n esta f e c h a , Ibid., p. 690.
4 i Representación que hacen al congreso constituyente varios dueños
de propiedades territoriales, contra algunos artículos de los proyectos de
las leyes fundamentales que se discuten actualmente. M é x i c o , 1856, I I .
630 DONALD J. FRASER

d o l o como u n t i p o de tenencia que n o puede combinar efi-


cazmente los recursos necesarios para p r o d u c i r , ya que

...el número mismo de personas y la pugna de intereses


hace imposible entre ellos un concierto y el obrar en común.
Cabalmente fueron é s t a s las razones que se alegaron contra la
permanencia d e las t i e r r a s d e c o m u n i d a d e n los pueblos; tierras
que eran siempre las p e o r t r a b a j a d a s , y las q u e e n n a d a se ade-
lantaban. Por eso varias legislaturas promovieron empeñosa-
mente que se r e d u j e s e a d o m i n i o privado.43

E l p a n f l e t o , f i r m a d o p o r unos cien hacendados (tres d i p u -


tados, e n t r e e l l o s ) , era u n a r e f u t a c i ó n interesada de las acu-
saciones hechas p o r A r r i a g a , O l v e r a y Castillo Velasco, y como
t a l n o puede d á r s e l e m u c h o peso p a r a i l u s t r a r la o p i n i ó n
general sobre el asunto de las tierras comunales; sí muestra,
e n c a m b i o , los argumentos e x p l í c i t o s de l a o p o s i c i ó n a las
ideas de los radicales.
N o es f á c i l d e t e r m i n a r exactamente c u á n t a s i m p a t í a t u v o
l a m a y o r í a d e l congreso p o r el p r o l e t a r i a d o r u r a l , pero la fal-
ta de apoyo a las ideas de los d i p u t a d o s agraristas i n d i c a que
l a m a y o r í a de los liberales consideraba l a p r o t e c c i ó n de los
derechos de p r o p i e d a d como m á s i m p o r t a n t e que l a d o t a c i ó n
de tierras a los pobres. Es posible que los liberales desearan
a y u d a r a los i n d i o s sin tierras, pero eran p a r t i d a r i o s de doc-
t r i n a s i n d i v i d u a l i s t a s que les p r o h i b í a n i n t e n t a r u n a distri-
b u c i ó n forzosa de los recursos q u e se h a l l a b a n en manos p r i -
vadas. Antes a l c o n t r a r i o , l a L e y L e r d o se a j u s t ó a teorías i n -
d i v i d u a l i s t a s y s u p r i m i ó l a promesa de a b r i r u n a vasta reserva
de p r o p i e d a d c o r p o r a t i v a p a r a p e q u e ñ o s propietarios i n d i v i -
duales. L a L e y L e r d o p a r e c í a contener el proyecto de que-
b r a n t a r el aislamiento de los i n d i o s , s e p a r á n d o l o s del " c r u e l
y u g o de l a c o m u n i d a d " , o b j e t i v o l i b e r a l que s o s t e n í a n abier-
t a m e n t e p o r l o menos nueve d i p u t a d o s . 4 6 L a fuerte o p o s i c i ó n

4 5 Ibid., P . 12.
48 F i r m a b a n la Representación..., Mariano Riva Palacio, Bernardo
Couto y José María Martínez.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 631

a l a p r o p i e d a d c o m u n a l de varios d i p u t a d o s y la i n d i f e r e n c i a
q u e revelaba l a m a y o r í a a l n o d i s c u t i r la c u e s t i ó n , son aspec-
tos significativos; i n d i c a n que m u y posiblemente el C o n -
greso, donde se h a b í a n expuesto ideas como las de A r r i a g a ,
p u d o i g n o r a r l a necesidad de u n " t r a t o especial" para los
pueblos, p e r m i t i e n d o así que la i n i c i a t i v a q u e p r o m e t í a e l
f i n de la s e p a r a c i ó n de las comunidades, llegara a hacerse ley.
L a r e v i s i ó n de la p o l í t i c a y l a l e g i s l a c i ó n desamortizado-
ras d e l p e r i o d o 1856-1872, debe empezar con el a n á l i s i s de la
Ley L e r d o y de su r e g l a m e n t o ; esas disposiciones f u e r o n las
bases originales de la p o l í t i c a y conviene tratar de establecer
en q u é p o s i c i ó n q u e d a b a n las comunidades i n d í g e n a s s e g ú n
ellas. Los p u n t o s i m p o r t a n t e s a considerar son: en q u é f o r m a
y c u á n t o s a c u d i ó la ley l a estructura real de las comunidades,
q u é t a n clara era la i n t e n c i ó n d e l decreto b á s i c o y c u á l e s pro-
blemas se d e j a r o n sin aclarar para ser resueltos en decretos
subsecuentes. L a base para trazar los efectos y l a cristaliza-
c i ó n de l a p o l í t i c a , t a l como l a a p l i c a r o n los gobiernos de
C o m o n f o r t y Tuárez s e r á u n a r e v i s i ó n breve de l a estructura
de los pueblos '
T a l e s t r u c t u r a i n c l u í a , en t e o r í a : u n fundo legal - e l sitio
o espacio o c u p a d o p o r los habitantes y sus casas-; u n ejido,
para pastoreo, r e c r e a c i ó n y varios otros usos p ú b l i c o s ; terre-
nos de repartimiento, que c o m p r e n d í a n parcelas i n d i v i d u a l e s
tenidas e n u s u f r u c t o p o r m i e m b r o s d e l p u e b l o ; propios, tie-
rras que se t r a b a j a b a n en p r i n c i p i o de f o r m a c o m u n a l para
los gastos d e l p u e b l o , pero q u e en muchos casos estaban arren-
dadas; y montes y aguas, q u e e r a n fuentes para l a o b t e n c i ó n
de l e ñ a , f r u t o s silvestres, etc., y se usaban t a m b i é n para la
e x t e n s i ó n y r o t a c i ó n de las m i l p a s . N i n g ú n p u e b l o se confor-
m a b a d e l t o d o exactamente a este t i p o ideal, pero todos se
r e g í a n m á s o menos de acuerdo con ese m o d e l o . E l decreto de
d e s a m o r t i z a c i ó n o r i g i n a l , d e l 25 de j u n i o de 1856, fue decla-
r a d a m e n t e a m b i g u o y e l alcance de su a p l i c a c i ó n a los varios
componentes de l a e s t r u c t u r a de los pueblos, viene siendo, al
f i n a l , m a t e r i a de i n t e r p r e t a c i ó n . T a l como se h a s e ñ a l a d o en
este a r t í c u l o , la tesis m á s c o m ú n es que la L e y L e r d o fue u n
632 DONALD J. FRASER

a t a q u e d i r i g i d o a la p r o p i e d a d eclesiástica y que el m u y co-


n o c i d o a r t í c u l o ocho era u n a r e n d i j a a través de la cual las
c o m u n i d a d e s escapaban a la d e s a m o r t i z a c i ó n . Sin embargo,
es posible i n t e r p r e t a r l a ley como d i r i g i d a m u y claramente
c o n t r a las tierras de los pueblos, y hacerlo n o sería t a n i l ó g i c o
e n vista de las actitudes liberales hacia el p r o b l e m a y en vista
de la l e g i s l a c i ó n posterior.
M u c h o s a r t í c u l o s de la ley interesaban directamente a las
tierras de los pueblos: el a r t í c u l o p r i m e r o incluye totalmente
l a p r o p i e d a d c o r p o r a t i v a y o r d e n a que todas ías fincas po-
s e í d a s o administradas p o r corporaciones civiles o eclesiásti-
cas, sean adjudicadas a sus i n q u i l i n o s p o r una cantidad equi-
valente a l a renta anual, que se calcula como u n seis por cien-
to del v a l o r de la p r o p i e d a d ; el a r t í c u l o segundo d i s p o n í a
q u e se a p l i c a r a el m i s m o p r o c e d i m i e n t o a la p r o p i e d a d de las
corporaciones tenida b a j o "censo e n f i t é u t i c o " . E l tercer ar-
t í c u l o m e n c i o n a b a e s p e c í f i c a m e n t e los ayuntamientos y " e n
general t o d o establecimiento o f u n d a c i ó n que tenga el 'carác-
ter de d u r a c i ó n perpetua o i n d e f i n i d a " . 4 7 E l a r t í c u l o cuatro
e s t a b l e c í a l a p r i o r i d a d de derechos de los i n q u i l i n o s en caso
de varias demandas sobre la m i s m a propiedad- el q u i n t o se-
ñ a l a b a que todas las tierras n o arrendadas serían vendidas al
m e j o r postor en pública, subasta en presencia de las autorida-
des locales y los a r t í c u l o s sexto y s é p t i m o se referían a los
derechos que t e n í a n los i n q u i l i n o s sobre las propiedades y a
las formas de pago.

H a s t a este p u n t o , p o d í a n i n c l u i r s e d e n t r o de la ley todas


las c a t e g o r í a s de las tierras de los pueblos: las tierras arren-
dadas mencionadas p o r el a r t í c u l o p r i m e r o i n c l u í a n los pro-
pios q u e h a b í a n sido rentados p o r los pueblos, y los propios
n o rentados; los montes y aguas se i n c l u í a n en el a r t í c u l o
cinco; los terrenos de repartimiento en p o s e s i ó n de los habi-

i- Luis G . L A B A S T I D A , Colección de leyes, decretos, reglamentos, circu-


lares, órdenes y acuerdos relativos a la desamortización de los bienes de
corporaciones civiles y religiosas y a la nacionalización de los que admi-
nistran las últimas. M é x i c o , 1893, p . 3.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 633

tantes del pueblo, caían dentro de lo previsto por el artículo


dos en lo referente a la propiedad comunal tenida bajo "cen-
so enfitéutico" y, como veremos, eventualmente fueron in-
cluidos de un modo específico en esa categoría. Por estas
razones es de gran importancia un juicio riguroso de las
excepciones establecidas por el artículo octavo. E l artículo
ocho, exceptuaba,

...los edificios destinados inmediata y directamente al ser-


vicio u objeto del instituto de las corporaciones... como los
conventos, palacios episcopales y municipales, colegios, hospita-
les, hospicios, mercados, casas de corrección y de beneficen-
cia. . . D e las propiedades pertenecientes a los a y u n t a m i e n t o s , se
exceptuarán también los edificios, ejidos y terrenos destinados
exclusivamente a l s e r v i c i o p ú b l i c o d e las p o b l a c i o n e s a que per-
tenezcan.18

Así, según el artículo, el ejido quedó exceptuado, claramente;


pero ¿qué otras tierras de los pueblos podían ser tipificadas
como destinadas exclusivamente al servicio público? Ésta es
una pregunta difícil de responder apoyándose sólo en el tex-
to de la ley original, pero puede hallarse una base para el
análisis en la legislación que tuvo por base el decreto original
y en su reglamento del 30 de julio de 1856.
Primero, la estricta actitud hacia la tierra de las comuni-
dades indígenas que apareció después en la Constitución de
1857, estaba implícita en el artículo 25 de la Ley Lerdo. En
ese artículo se restringía la adquisición o administración de
bienes raíces por parte de las corporaciones a "la única es-
cepción que espresa el artículo 8" respecto de los edificios des-
tinados directamente al servicio u objeto de la institución".
Además, en el reglamento del 30 de julio se mencionaba de
un modo más específico a las comunidades; el primer artícu-
lo cubría las tierras entregadas a "censo enfitéutico, o como
terrenos de repartimiento", en las cuales el pago era recibido
en servicios personales y no en dinero. En esos casos, el valor

ÍS ibid., p. 4.
634 DONALD J . FRASER

en efectivo del servicio sería calculado y el dueño escogería


entre pagar la suma o seguir prestando el servicio. El artículo
once del reglamento repetía la orden de enajenar toda la
propiedad corporativa no arrendada, permitiendo a las cor-
poraciones que vendieran sus propiedades, en vez de que fue-
ran subastadas. Sobre todo, este artículo contenía la primera
mención definida de las "comunidades y parcialidades de i n -
dígenas", junto con otras corporaciones, despejando cualquier
duda de que todos los tipos de pueblo estaban sujetos a la
desamortización."
Parecería por el texto original de la ley y su reglamento,
que las excepciones de ejidos y de tierras empleadas en ser-
vicios públicos, quedaban estrictamente referidas, en su sig-
nificación, al ejido y al fundo legal. Los otros tipos de tenen-
cia de los pueblos -propios, montes, aguas y tierras de repar-
timiento- se destinaban definitivamente a la desamortización,
fuese por conducto de los vecinos que tenían derecho de usu-
fructo sobre ellos, o por vía de gente extraña a la comunidad
que demandara la propiedad como inquilino. Éste es u n pun-
to importante que a menudo se pasa por alto, ya que el eji-
do era esencial para la existencia de los pueblos; pero tam-
bién los otros tipos de tierra eran de crucial importancia para
las comunidades. Antes que como una medida de amplia pro-
tección para las comunidades indígenas, el artículo ocho debe
considerarse como una garantía limitada, en el contexto de
una ley que puso todos los otros tipos de propiedad comunal
en peligro.
En su l i b r o La Reforma Liberal en México, Agustín Cué
Cánovas ha reexaminado la política de desamortización me-
diante el estudio de una amplia variedad de disposiciones
reglamentarias que fueron promulgadas en los años posterio-
res a la Ley Lerdo, hasta la llegada al poder de Díaz. Cué
Cánovas criticaba a los liberales de la Reforma por haber
incluido a las corporaciones en la desamortización y con-
cluía:

« íbid., p p . 5-9.
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDIGENAS 635

la a p l i c a c i ó n de la Ley Lerdo contribuyó, junto con los abusos


y despojos realizados en el curso d e l Porfiriato, a engendrar el
monopolio de la p r o p i e d a d rural.5»

S i g u i e n d o u n curso paralelo a este estudio, será convenien-


te e s t u d i a r la a p l i c a c i ó n concreta de la l e g i s l a c i ó n a los va-
rios t i p o s de tierras comunales, a f i n de d e t e r m i n a r c u á l e s
de ellas f u e r o n afectadas p o r l a d e s a m o r t i z a c i ó n y así enten-
der los efectos que estas medidas t u v i e r o n para los pueblos
en general.
L a p r i m e r a c a t e g o r í a , los terrenos de repartimiento, era
p r o p i e d a d de i n d i v i d u o s y estaba m u y p r ó x i m a al ideal libe-
r a l , excepto p o r q u e las familias p o r l o general t e n í a n sólo
derechos de u s u f r u c t o sobre l a t i e r r a y n o p o d í a n alienarla.
C o m o se i n d i c ó antes, el p r i m e r a r t í c u l o del R e g l a m e n t o d e l
30 de j u l i o , e s t a b l e c i ó las condiciones de a d j u d i c a c i ó n de es-
tas tierras, b a s á n d o s e en la r e n t a que se pagaba por ellas a
la c o r p o r a c i ó n o b i e n m e d i a n t e la e v a l u a c i ó n m o n e t a r i a de
los servicios personales que se h a b í a n prestado a cambio de los
derechos de u s u f r u c t o . D u r a n t e el semestre que s i g u i ó a su
ley, L e r d o i n t r o d u j o algunas variantes que f a c i l i t a b a n l a ad-
q u i s i c i ó n de las tierras p o r los que la t e n í a n en usufructo,
p e r o l a i d e a b á s i c a de convertirlos en propietarios i n d i v i d u a -
les, n o fue alterada.

E n u n a c i r c u l a r del 9 de octubre de 1856, L e r d o consig-


n a b a l a c o n s i d e r a c i ó n del g o b i e r n o p o r "los labradores pobres
y e n e s p e c i a l i d a d . . . los i n d í g e n a s " , y e x p l i c a b a los p r o p ó s i t o s
de l a ley y l a f o r m a en que é s t a d e b í a a p l i c á r s e l e s . S e ñ a l a b a
q u e algunos i n d i v i d u o s t o m a b a n v e n t a j a de la ignorancia de
los i n d i o s p a r a hacerles creer que l a ley era c o n t r a r i a a sus
intereses, con el p r o p ó s i t o de i n d u c i r l o s a que evitaran seguir
sus estipulaciones: u n a vez t r a n s c u r r i d o el p e r i o d o de tres me-
ses establecido p a r a las demandas de los i n q u i l i n o s o usufruc-
tuarios, los especuladores p o d í a n d e n u n c i a r en su favor las

so A G U S T Í N C U É C Á N O V A S : La reforma liberal en México. México, 1960,


p. 37.
636 DONALO J. FRASER

tierras. E l p r o p ó s i t o real de la ley era "favorecer a las clases


m á s desvalidas" y su i n t e n c i ó n central de d i v i d i r la t i e r r a
s e r í a n u l i f i c a d a si los pobres n o eran capaces ele aprovechar
l a o p o r t u n i d a d que se les h a b í a abierto.
Así pues, para f a c i l i t a r l a a d q u i s i c i ó n de tierras p o r los
p e q u e ñ o s propietarios, todo terreno v a l u a d o en menos de dos-
cientos pesos, "ya sea que l o tengan como r e p a r t i m i e n t o , ya
pertenezca a los a y u n t a m i e n t o s o esté de c u a l q u i e r m o d o su-
j e t o a la d e s a m o r t i z a c i ó n . . . " , d e b í a ser a d j u d i c a d o sin el
pago de la alcabala o de cualquier o t r o i m p u e s t o . Para ase-
g u r a r que los i n d i o s n o desperdiciaran esta o p o r t u n i d a d , que-
d a b a n exceptuados del l í m i t e de tres meses para reclamar sus
terrenos de r e p a r t i m i e n t o , y se ordenaba que " n o se v e r i f i q u e
n i n g u n a a d j u d i c a c i ó n n i remate, respecto a los terrenos cuyo
v a l o r se ha f i j a d o ya, sino en el caso de que los arrendatarios
r e n u n c i e n expresamente a su d e r e c h o . . . " 5 1
C o n esta c i r c u l a r , L e r d o e l i m i n a b a , para los pobres, los
costos que legalmente él p o d í a c o n t r o l a r : los que i m p o n í a
e l g o b i e r n o federal. E n decisiones posteriores. L e r d o se i n -
c l i n ó p o r l a e x e n c i ó n de impuestos sobre el costo de la t i e r r a
misma, siempre que h u b i e r a bases legales para ello. U n caso
de este t i p o se d i o en las tierras de r e p a r t i m i e n t o de T e p e j i
d e l R í o , d o n d e se p r e s e n t ó al a y u n t a m i e n t o u n a p e t i c i ó n de
e x e n c i ó n de pago, basada en que las tierras eran u n a merced
c o l o n i a l . E l prefecto del d i s t r i t o t u r n ó el caso a l g o b i e r n o
declarando q u e l a t i e r r a derivaba de u n a c o n c e s i ó n de la co-
r o n a e s p a ñ o l a , l a c u a l n o i m p o n í a c o n t r i b u c i ó n y e x i g í a sólo
que los mercedados con esas tierras

no las habían de enajenar, empeñar o arrendar, para evitar


que por su ignorancia se a p o d e r a r a n de ellas los cabalistas que
no falten en los p u e b l o s , h a c i é n d o s e ricos y dejando a aquellos
en su m i s e r i a , n u l i f i c a n d o a s í las b e n é f i c a s leyes q u e se les con-
cedieron.^

si MANUEL DUBLÁN y JOSÉ M. LOZANO: Legislación mexicana, colec-

ción completa de las disposiciones legislativas. M é x i c o , 1876-1912, VIII,


p p . 264-265.
52 LABASTIDA: Colección..., p. 27.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 637

L e r d o se m o s t r ó de acuerdo en q u e como los vecinos n o


h a b í a n estado sujetos a pagos o b l i g a t o r i o s , las tierras n o c a í a n
d e n t r o de la ley del 30 de j u n i o y, p o r t a n t o , los propietarios
n o necesitaban pagar a l a y u n t a m i e n t o p o r sus terrenos; sin
embargo,

. . .los terrenos de que se trata deben tenerlos y disfrutarlos los


indígenas referidos en absoluta propiedad, pudiendo de consi-
guiente empeñarlos, arrendarlos, enajenarlos, y disponer de ellos
como todo dueño lo hace de sus cosas. . . 5 3

L e r d o e s t a í j a dispuesto a hacer concesiones financieras


q u e f a c i l i t a r a n el paso de tierras a manos i n d í g e n a s , pero n o
aceptaba q u e se i n f r i n g i e r a e l p r i n c i p i o de la plena propie-
dad privada.
E n o t r o caso que i n v o l u c r a b a a tres pueblos d e l Estado
de M é x i c o , u n o de los pueblos s e ñ a l ó l a amenaza que signi-
f i c a r í a para los i n d í g e n a s l a a d j u d i c a c i ó n de los terrenos de
repartimiento. L a p e t i c i ó n de los pueblos era l a respuesta a
u n i n t e n t o de despojo de sus tierras y solicitaba que esas pro-
piedades f u e r a n exceptuadas de l a a p l i c a c i ó n de la ley, con
base e n l o expuesto en e l a r t í c u l o octavo sobre las tierras de
servicio p ú b l i c o .

Parece que esa prevención de la ley fue dictada expresa-


mente para el presente caso, porque si se atiende a su literal
sentido, y a que los terrenos... por expreso mandato, están
destinados únicamente al servicio común del vecindario, dedu-
ciremos con todo fundamento y con toda justicia, que al san-
cionarse la ley de desamortización no se ha pensado en la diso-
lución de los pueblos, porque ésta era infalible en el mismo día
en que los actuales poseedores de dichos terrenos se encontra-
ran autorizados para venderlos, pues que de seguro pasarían a
formar parte de las haciendas como vemos que ha sucedido en
tantas partes... en razón de que los vecinos les han vendido
paulatinamente sus posesiones.-

53 tbid., p . 28.
5 * tbid., p p . 33-34.
638 DONALD J . FRASER

E l prefecto d e l d i s t r i t o n e g ó q u e h u b i e r a u n i n t e n t o de
despojo c o n t r a e l pueblo, pero t a m b i é n d e n e g ó l a p e t i c i ó n
y l e s u g i r i ó a L e r d o q u e se procediera c o n estricto apego a
l a ley a f i n de n o a b r i r " e l c a m i n o para q u e los d e m á s pue-
blos c o m i e n c e n c o n representaciones i m p e r t i n e n t e s , l o q u e
p u e d e traer funestas consecuencias". E n u n a breve respuesta,
L e r d o estuvo de acuerdo en q u e se o r d e n a r a l a a d j u d i c a c i ó n
de acuerdo c o n l a ley d e l 25 de j u n i o . 5 5
R e s u l t a o b v i o , de las disposiciones anteriores, q u e incluso
e l c a m b i o , r e l a t i v a m e n t e m e n o r , r e q u e r i d o p a r a transformar
las tierras de r e p a r t i m i e n t o e n p r o p i e d a d p r i v a d a , creaba t i -
tubeos y problemas de procedimientos. Estas tierras eran con-
sideradas p o r l a m a y o r í a de las autoridades como las mejores
q u e p o s e í a n los i n d i o s y, como se h a d i c h o , eran trabajadas
p o r f a m i l i a s en f o r m a i n d i v i d u a l . E l p r o b l e m a ele q u e h a b í a
q u e pagar p o r esas parcelas y l a amenaza de despojo e n e l
caso de l a tenencia p r i v a d a de este t i p o de t i e r r a - p o r l o de-
m á s , e n uso d i r e c t o y c o n s t a n t e - , se m u l t i p l i c a b a e n los otros
tipos de propiedades de los pueblos, propiedades m á s amplias
y menos controladas p o r ellos.
Las otras clases de t i e r r a de los pueblos, n o sólo se p o s e í a n
e n f o r m a c o m ú n , sino q u e eran utilizadas p o r todos los veci-
nos s i n n i n g ú n t r á m i t e . Esas tierras c o m p r e n d í a n "agua, tie-
rras, m o n t e s y u n e j i d o de u n a legua d o n d e pueden tener
su g a n a d o " . Los autores modernos h a n puesto a t e n c i ó n a l pro-
b l e m a d e l e j i d o y de l a p é r d i d a de p r o t e c c i ó n q u e s u f r i ó con
el a r t í c u l o 27 de l a C o n s t i t u c i ó n de 1857, pero las otras tie-
rras de los pueblos, i g u a l m e n t e amenazadas, h a n r e c i b i d o
poca a t e n c i ó n . Estas tierras, a m e n u d o m á s amplias que el
e j i d o e n sentido estricto, esenciales p a r a l a subsistencia de
los vecinos de los pueblos, q u e d a r o n sujetas a l a desamortiza-
c i ó n m u y poco t i e m p o d e s p u é s de l a p r o m u l g a c i ó n de l a L e y
L e r d o . U n a de las consecuencias d e l uso impreciso de la ter-
m i n o l o g í a conque se describieron las tierras comunales, ha
sido l a s o b r e v a l o r a c i ó n de los decretos q u e m e n c i o n a n a los

55 ibid.
D E S A M O R T I Z A C I Ó N E N L A S COMUNIDADES INDÍGENAS 639

ejidos, como los ú n i c o s indicadores de las actitudes antico-


munales o procomunales de los r e g í m e n e s liberales. E l a n á l i -
sis de la p o l í t i c a d e l r é g i m e n de J u á r e z en r e l a c i ó n c o n los
ejidos y otras tierras destinadas a l servicio p ú b l i c o , puede
c l a r i f i c a r en algo el p r o b l e m a y situar en su perspectiva r e a l
la i m p o r t a n c i a de l a l e g i s l a c i ó n sobre e l e j i d o .
L a L e y L e r d o fue t a n a m p l i a como era posible, ya que
ordenaba l a a d j u d i c a c i ó n de las "tierras arrendadas" entre los
i n q u i l i n o s y l a v e n t a o subasta de todas las tierras sin a r r i e n -
do. E n t r e los pueblos c r e c i ó i n m e d i a t a m e n t e la resistencia a
a d j u d i c a r las tierras arrendadas, p o r q u e con frecuencia, las
t e n í a n rentadas a precios m u y bajos, l o cual les i m p e d í a ob-
tener el v a l o r real de la p r o p i e d a d , a l venderla a l i n q u i l i n o
s e g ú n el precio q u e se d e d u c í a de l a r e n t a , t a l como especi-
ficaba la ley. S i n embargo, l a ley fue i n t e r p r e t a d a estricta-
mente, incluso cuando e l g o b i e r n o cayó en la cuenta d e l pro-
b l e m a . E n 1856, el g o b e r n a d o r de Oaxaca g i r ó u n a p e t i c i ó n
s o l i c i t a n d o q u e esas tierras f u e r a n d i v i d i d a s entre los vecinos
v n o adjudicadas pero l a p e t i c i ó n fue denegada con el a r » u -
m e n t ó de que hacerlo así, " s e r í a d e s t r u i r c o m p l e t a m e n t e ^
base de la ley..' . " 5 8 L a t i e r r a de este t i p o p o d í a ser subasta-
da entre los vecinos, s ó l o si el i n q u i l i n o r e n u n c i a b a a sus
derechos. Se t o m ó l a m i s m a d e c i s i ó n sobre peticiones semejan-
tes de otros dos pueblos el 29 de asosto v el 17 de seotiem-
b r e " E n o t r o caso de fecha posterior L e r d o se r e f i r i ó espe-
c í f i c a m e n t e a l a suerte de los i n q u i l i n o s que estaban p a g a n d o
rentas bajas y d e c l a r ó q u e era esencial respetar las bases de
la lev " r n a l n u i e r a eme sea el beneficio eme resulte a los i n m i i
l i n o s por l o b a i o d e l precio de los a r r e n d a m i e n t o s " « E n u n a
r e s o l u c i ó n del 18 de d i c i e m b r e , L e r d o p a r e c i ó "contradecir esta

so íbid., p . 23.
s? íbid., p p . 24, 26.
ss M é x i c o . Ministerio de Hacienda, Memoria presentada al exmo.
Sr. presidente sustituto de la república por el C. Miguel Lerdo de Teja-
da, dando cuenta de la marcha que han seguido los negocios de la
hacienda pública, en el tiempo que tuvo a su cargo la secretaria de este
ramo. M é x i c o , 1857, p . 79 d e l a s e c c i ó n d e d o c u m e n t o s .
640 DONALD J . FRASER

d e c i s i ó n , e n el caso de u n a a d j u d i c a c i ó n e n que se o r d e n ó
q u e se v a l u a r a n u n cerro y u n monte arrendados y se diera
a l i n q u i l i n o ú n i c a m e n t e la parte que p u d i e r a c u b r i r con e l
c a p i t a l q u e sumaran sus rentas, s e g ú n las especificaciones de
l a L e y . 5 9 S i n embargo, las circunstancias que r o d e a r o n este
caso n o son claras; a l d í a siguiente se h a c í a u n a d e c l a r a c i ó n
a m p l i a y clara sobre l a p o l í t i c a a seguir, en respuesta a u n a
s o l i c i t u d d e l gobernador de M i c h o a c á n .
L a r e s o l u c i ó n es i m p o r t a n t e n o s ó l o con r e l a c i ó n a las
tierras arrendadas, sino t a m b i é n como u n a d e c l a r a c i ó n de
l a p o l í t i c a d e d e s a m o r t i z a c i ó n d e l g o b i e r n o y de l a f o r m a
c o m o d e b í a aplicarse a las comunidades i n d í g e n a s en general.
E l g o b e r n a d o r h a b í a p e d i d o la e x e n c i ó n completa de los pue-
blos i n d í g e n a s en r e l a c i ó n con l a L e y L e r d o , y L e r d o le
contestó:

...semejante determinación, que barrenaría dicha ley, y ataca-


r í a los intereses y derechos q u e ella m i s m a h a creado, n o puede
tomarse con la generalidad que se propone. I n c u e s t i o n a b l e es
que no debe tolerarse la subsistencia de comunidades de indí-
genas, p r o c u r á n d o s e p o r e l c o n t r a r i o l a r e p a r t i c i ó n de los b i e n e s
de que han sido p r o p i e t a r i o s , y é s t e es c a b a l m e n t e u n o de los
principales preceptos de la ley.'..60

Por l o referente a las tierras arrendadas, el presidente


h a b í a d e c i d i d o q u e los derechos de los i n q u i l i n o s se respeta-
r a n " a u n c u a n d o los terrenos pertenezcan a comunidades de
i n d í g e n a s " . L e r d o creía q u e las tierras arrendadas eran pocas
e n r e l a c i ó n con el t o t a l q u e t e n í a n los pueblos y q u e los i n -
dios t e n d r í a n siempre l a c a n t i d a d de t i e r r a necesaria para su
subsistencia, p o r l o cual, l a ley, " e n vez de d a ñ a r a los indí-
g e n a s . . . les favorece c o n v i r t i é n d o l e s e n p r o p i e t a r i o s . . . " 6 1
Este decreto t a m b i é n c a m b i a b a l a p o l í t i c a o r i g i n a l en mate-
r i a de propiedades n o arrendadas de las corporaciones civiles:

59 L A B A S T I D A : Colección..., p p . 28-29.
60 ibid.
s i ibid., p . 30.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDIGENAS 641

en vez de l a v e n t a t o t a l , las tierras se d i v i d i r í a n entre los ve-


cinos. Esta i m p o r t a n t e v a r i a c i ó n en l a p o l í t i c a , a m e r i t a u n
análisis m á s minucioso.
H a y dos corrientes de pensamiento imbricadas en e l pro-
b l e m a de las propiedades n o arrendadas de las corporaciones
civiles. L a p r i m e r a , como se h a s e ñ a l a d o a r r i b a , fue la evo-
l u c i ó n g r a d u a l de u n a p o l í t i c a que p e r m i t í a a los pueblos
d i v i d i r esas tierras entre los vecinos, en lugar de venderlas en
p ú b l i c a subasta. U n a segunda tendencia que se d e s a r r o l l ó , fue
l a a m p l i a c i ó n g r a d u a l de l a p o l í t i c a de d i v i s i ó n forzosa de
tierras q u e p o d í a n haberse exceptuado con base en q u e se
destinaban a l servicio p ú b l i c o , t a l como l o asentaba el a r t í c u -
l o octavo de l a Ley L e r d o . D e las disposiciones c o n t r a d i c t o -
rias ante e l p r o b l e m a , n o surge n i n g ú n p u n t o claro, pero al
parecer, d u r a n t e la g e s t i ó n de L e r d o como M i n i s t r o de H a -
cienda, se d i o u n m o v i m i e n t o favorable a la i n t e r p r e t a c i ó n
estricta de l a d e s a m o r t i z a c i ó n para el caso de las tierras CO-
múñales.
E l p r i m e r p r o b l e m a r e l a t i v o a la a p l i c a c i ó n de l a ley a
tierras de servicio p ú b l i c o n o mencionadas e s p e c í f i c a m e n t e
en l a L e y L e r d o , s u r g i ó e l 30 de agosto de 1856, c o n los mon-
tes de los pueblos d e l p a r t i d o de Ghalco en e l Estado de M é -
x i c o . L e r d o d e c l a r ó q u e sin d u d a esas tierras q u e d a b a n i n c l u i -
das entre las excepciones previstas p o r el a r t í c u l o octavo, ya
q u e " l a m a y o r parte de sus usos se hace directamente p o r los
vecinos de cada m u n i c i p a l i d a d , a u n q u e algunos de los apro-
vechamientos de esos montes, como el corte de las maderas
gruesas, se concede en a r r e n d a m i e n t o " . 6 2 U n a c i r c u l a r poste-
r i o r d e l 17 de septiembre, s e g u í a u n a l í n e a m á s r e s t r i c t i v a , a l
advertir

...que de las propiedades de los pueblos solamente se libran


d e l a d e s a m o r t i z a c i ó n las c o m p r e n d i d a s e n las e x c e p c i o n e s de la
ley, cuyas excepciones n u n c a p u e d e n ser e x t e n s i v a s a lo que no
sirve para e l uso común, aun cuando redunde en un número

62 íbid., p. 50.
642 DONALD J. FRASER

considerable de personas; y que en consecuencia todo lo que esté


arrendado debe adjudicarse, a no ser que los inquilinos renun-
cien su derecho.^

Este c r i t e r i o fue aplicado poco d e s p u é s en u n a c i r c u l a r


d e l 18 de diciembre, r e l a t i v a al cerro y monte de T e p o t z o t l á n .
C o m o se h a d i c h o , este caso g i r a b a en t o r n o al hecho de que
u n a parte de las tierras estaba a r r e n d a d a ; pero n o fue excep-
t u a d a c o m p l e t a m e n t e de la d e s a m o r t i z a c i ó n como t i e r r a des-
t i n a d a al servicio p ú b l i c o , sino que los i n q u i l i n o s r e c i b i e r o n
u n a parte de la t i e r r a y el resto se d i v i d i ó entre los vecinos
" p a r a que l o d i s f r u t e n en l o sucesivo en absoluta p r o p i e d a d " ;
de esta m a n e r a se t e r m i n ó con el c o n t r o l de l a c o m u n i d a d
sobre esas tierras. 6 4
E x i s t e n m á s pruebas de l a resistencia de L e r d o a mostrar-
se f l e x i b l e en la a p l i c a c i ó n d e l a r t í c u l o octavo para las tierras
de uso c o m ú n . E l 17 de septiembre, el p u e b l o de L a Piedad,
e n el D i s t r i t o Federal, r e c i b i ó respuesta a f i r m a t i v a a su peti-
c i ó n de que se excluyera u n p o t r e r o - d a d o e s p e c í f i c a m e n t e
a los vecinos y n o a l p u e b l o - de la c a t e g o r í a de p r o p i e d a d
m u n i c i p a l o c o m u n i t a r i a . L a p e t i c i ó n h a c í a resaltar que n u n -
ca se h a b í a n hecho pagos a l m u n i c i p i o de T a c u b a y a e i n d i -
caba que el p r o p ó s i t o c e n t r a l de la p e t i c i ó n era evitar el pago
p o r la a d j u d i c a c i ó n de la t i e r r a Los vecinos t u v i e r o n é x i t o en
su i n t e n t o , pero L e r d o se n e g ó a p e r m i t i r que la t i e r r a con-
t i n u a r a en r é r i m e n de p r o p i e d a d c o m u n a l v o r d e n ó que se
d i v i d i e r a entre los v e c i n o s . - E l caso de las 'propiedades m i -
neras de Z i m a p á n es o t r o e j e m p l o de a p l i c a c i ó n o r t o d o x a de
la lev L a p e t i c i ó n de los m i n e r o s para que se exceptuaran
sus tierras de acuerdo con el a r t í c u l o ocho, era endeble, por-
Cjiie n o se delineaba con c l a r i d a d en cjuc consistía el carácter
p ú b l i c o del bien* era o b v i a sin embargo, la necesidad de tra¬
b a i a r la m i n a en f o r m a cooperativa y ' o b v i a t a m b i é n la d i f i -
c u i t a d de hacer u n a d i v i s i ó n e q u i t a t i v a de la tierra. L e r d o

63 Memoria de Hacienda..., 1857, p . 79 de l a s e c c i ó n de documentos.


64 tbid., pp. 28-29.
65 ibid., pp. 25-26.
D E S A M O R T I Z A C I Ó N E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 643

o r d e n ó q u e las tierras f u e r a n d i v i d i d a s entre los vecinos, o


vendidas, declarando que:

. . . n o s ó l o e n ese mineral, sino t a m b i é n e n otras v a r i a s partes,


ha presentado algunos inconvenientes la d e s a m o r t i z a c i ó n ; pero
siendo insignificantes en comparación de los inmensos benefi-
cios q u e r e s u l t a n de e l l a , n o se puede vacilar en la elección y
por eso a pesar de haberse presentado aquellos, se dictó la
ley. . .™

C u a l q u i e r a q u e fuese la s i t u a c i ó n real d e l caso Z i m a p á n ,


l a d e c l a r a c i ó n de L e r d o es u n a a c e p t a c i ó n n í t i d a d e l i n t e n t o
de establecer l a tenencia i n d i v i d u a l , a u n en los casos en q u e
se consideraban las dificultades que creaba l a m e d i d a .
L a p o l í t i c a r e f e r i d a directamente al ejido, a l fundo legal
y a los terrenos de servicio p ú b l i c o , fue vacilante d u r a n t e la
a d m i n i s t r a c i ó n de C o m o n f o r t . C u a n d o trataba estas cuestio-
nes, L e r d o era algo c r í p t i c o ; en u n mensaje d i r i g i d o a l gober-
n a d o r d e l Estado de M é x i c o , en el mes de n o v i e m b r e de 1856,
hizo u n p l a n t e a m i e n t o general que s i r v i ó m u y poco para cla-
r i f i c a r l a v a g u e d a d de la ley o r i g i n a l . A l responder a u n a
d e m a n d a de q u e se precisara la d e f i n i c i ó n d e l fundo legal y
de los terrenos de servicio p ú b l i c o , L e r d o s e ñ a l ó q u e e l f u n d o
estaba d e f i n i d o en las leyes existentes ( u n c u a d r a d o de 1 200
varas p o r lado) y q u e las autoridades m u n i c i p a l e s estaban en
la m e j o r p o s i c i ó n i m a g i n a b l e para d e t e r m i n a r c u á l e s de las
tierras de los m u n i c i p i o s de destinaban exclusivamente a l ser-
v i c i o p ú b l i c o . A c o n t i n u a c i ó n L e r d o hizo una. c o m p l i c a d a ar¬
gumentación:'

•...si las tierras poseídas p r o - i n d i v i s o pertenecen a alguna cor-


poración que tenga c a r á c t e r de d u r a c i ó n perpetua o indefinida,
están c o m p r e n d i d a s e n la ley de d e s a m o r t i z a c i ó n , sucediendo lo
contrario si pertenecen a compañía que necesariamente ha de
disolverse c o n el transcurso del tiempo^

r>6 ibid., p p . 62 s.
67 LABASTIDA: Colección..., p. 28.
644 DONALD J. FRASER

L a e x p l i c a c i ó n n o hizo m á s claras las excepciones a q u e


se r e f e r í a el a r t í c u l o octavo en r e l a c i ó n con las tierras de ser-
v i c i o p ú b l i c o , pero la d e c l a r a c i ó n general de que todas las
tierras p o s e í d a s pro-indiviso p o r las corporaciones fueran d i -
v i d i d a s , s e ñ a l a u n a a c t i t u d de l í n e a d u r a . O t r o p u n t o de g r a n
i m p o r t a n c i a p o t e n c i a l en la d e c l a r a c i ó n es la d e l e g a c i ó n en
las autoridades locales d e l poder para d e t e r m i n a r c u á l e s tie-
rras p o d í a n quedar exceptuadas s e g ú n el a r t í c u l o octavo; este
paso p u d o a b r i r el c a m i n o a m u y grandes diferencias locales
e n cuanto a l a a p l i c a c i ó n de la ley.
L a falta de c l a r i d a d en lo tocante a la a p l i c a c i ó n del ar-
t í c u l o octavo, n o d e s a p a r e c i ó en el resto del t i e m p o que Ler-
d o o c u p ó la cartera de H a c i e n d a . L a r e s o l u c i ó n dada al go-
b e r n a d o r de M i c h o a c á n el 19 de d i c i e m b r e , ordenaba la d i -
v i s i ó n de todas las tierras arrendadas y n o arrendadas, pero
n o m e n c i o n a b a las excepciones y dejaba ese p u n t o sin con-
testar. O t r a r e s o l u c i ó n , d e l 2 de enero de 1857, se r e f e r í a al
p u e b l o se Jilotepec, en el Estado de M é x i c o . E n este caso se
h a b í a n presentado d i s t u r b i o s a r a í z de que algunas tierras
d e l p u e b l o se h a b í a n d e n u n c i a d o de acuerdo con la L e y Ler-
do. E l gobierno ordenó,

...que los terrenos excedentes del f u n d o legal, se r e p a r t a n en-


tre los mismos vecinos de las poblaciones, l o g r á n d o s e así a la
vez q u e no haya motivo n i pretexto para que se a l t e r e la tran-
quilidad pública, y que se reduzcan a propiedad particular las
tierras de comunidad; asimismo se declara en cuanto a los de-
nunciantes que deben a d j u d i c á r s e l e s c o n f o r m e a la ley los b i e n e s
comprendidos en la denuncia.63

I n t e r p r e t a d a a l a letra, esta r e s o l u c i ó n exceptuaba ú n i c a -


m e n t e el f u n d o legal; d e l resto de las tierras, u n a parte se
d i v i d i r í a entre los vecinos y o t r a se d a r í a a las personas que
l a h u b i e r a n d e n u n c i a d o , d e s p u é s de los tres meses de l í m i t e
concedidos al i n q u i l i n o p o r el a r t í c u l o once de la ley d e l 25
de j u n i o . U n p u n t o i m p o r t a n t e en esta r e s o l u c i ó n es que n o

es ibid., p p . 3 5 s.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 645

m e n c i o n a p a r a nada los ejidos n i pone aparte a l g ú n t i p o de


t i e r r a para servicio p ú b l i c o . Esta i m p r e s i ó n p o d r í a ser resul-
t a d o de u n a i n t e r p r e t a c i ó n estricta del t é r m i n o " f u n d o l e g a l " ;
q u i z á l a r e s o l u c i ó n i n c l u í a en l a e x p r e s i ó n a los ejidos, pero
n o es suficientemente clara y parece que no h a b í a u n a polí-
tica d e f i n i t i v a , aplicable a todos los casos, por esta é p o c a .
D e s p u é s q u e L e r d o d e j ó la cartera de H a c i e n d a y d e s p u é s
q u e la C o n s t i t u c i ó n h a b í a sido p r o m u l g a d a con el m u y de-
b a t i d o a r t í c u l o 27, se p r e s e n t ó u n a d e c l a r a c i ó n m u y clara del
M i n i s t r o de H a c i e n d a al gobernador de Zacatecas, el 15 de
j u n i o de 1857. S e g ú n ese escrito, la a d m i n i s t r a c i ó n h a b í a
decidido

. ..que los ejidos de las municipalidades destinados al beneficio


común, están comprendidos en la excepción del a r t í c u l o 8<? de
la ley del 25 de junio último. 6 3

O t r o i n d i c i o de que el g o b i e r n o de C o m o n f o r t considera-
b a los ejidos como propiedades l e g í t i m a s de las corporaciones
civiles, es l a c o n c e s i ó n que hizo a tres ciudades que i b a n a
establecerse e n T e h u a n t e p e c , en 1857, de u n f u n d o de u n a
legua cuadrada y ejidos que m e d í a n 838 metros por l a d o . ' 0
Estas resoluciones son suficientemente claras, pero la vacila-
c i ó n q u e c a r a c t e r i z ó la p o l í t i c a de excepciones en su p r i m e r
a ñ o , n o d e j ó l í n e a s b i e n trazadas para las administraciones
siguientes y las decisiones c o n t r a d i c t o r i a s a b u n d a r o n en los
a ñ o s posteriores.
Este a n á l i s i s de la p o l í t i c a de d e s a m o r t i z a c i ó n d u r a n t e su
p r i m e r a ñ o , m u e s t r a que hay poco q u e d u d a r sobre si la i n -
t e n c i ó n d e l a u t o r de la ley era acabar con la p r o p i e d a d co-
m u n a l y n o solamente i n c l u i r l a en las medidas liberales, de
u n m o d o ciego, para atacar las propiedades de la Iglesia.

es Zacatecas, Colección de leyes, decretos y disposiciones espedidas por


los gobiernos general y del estado sobre desamortización y nacionaliza-
ción de los bienes de corporaciones civiles y eclesiásticas en los años de
1856, 57, 58, 59 y 60. Zacatecas, 1860, p. 3 7 .
™ MAZA: Código..., pp. 678-679.
646 DONALD J. FRASER

Como Cué Cánovas ha señalado, Lerdo se apresuró a expedir


una circular declarando que las corporaciones civiles debían
ser las primeras en obedecer las "disposiciones supremas" del
presidente y que era de gran importancia para la nación que
ellas cumplieran rápida y exactamente con la ley del 25 de
j u n i o . ' 1 Cuando no se dio u n cumplimiento rápido, creció
su exasperación, y su último acto en relación con la desamor-
tización fue ordenar la venta de todas las tierras a que aludía
la Ley Lerdo. La circular del 2 de enero de 1857 a los gober-
nadores declaraba:

S i n e m b a r g o d e l l e v a r m á s d e seis m e s e s d e e x p e d i d a la ley. . .
hay estados e n q u e p e r m a n e c e n todavía sin desamortizar la ma-
yor parte d e las fincas d e las c o r p o r a c i o n e s . Cualquiera q u e sea
la causa a q u e d e b e a t r i b u i r s e este r e s u l t a d o , no puede esperarse
ya p o r m á s t i e m p o a q u e se d é e l d e b i d o c u m p l i m i e n t o y des-
arrollo a la ley citada; y c o n t a l objeto, dispone el Excmo. señor
Presidente q u e se v e r i f i q u e ante el Gobierno del Distrito el
remate d e t o d a s l a s f i n c a s . . . q u e se e n c u e n t r a n e n e l c a s o m e n -
cionado.72

Esta circular es u n indicio más de la negativa de Lerdo a


reconocer las dificultades prácticas que había creado la ley.
Ésta, en su forma original, daba u n plazo de tres meses para
que se verificara todo el proceso, plazo que incluso en condi-
ciones pacíficas era demasiado corto. Apenas puede dudarse
de que la demora y la oposición se debían en mucho a que
se afectaban las propiedades de la Iglesia, y no sólo las de los
pueblos, pero e l cálculo de Lerdo de que los indios compren-
derían los beneficios de la propiedad individual y de que
aceptarían rápidamente u n cambio revolucionario en el siste-
ma de tenencia que habían vivido por siglos, era poco realis-
ta. Iglesias, el nuevo ministro, derogó el 29 de julio la circular
del 2 de enero, declarando que esta última había tenido

" CuÉ C Á N O V A S : La reforma liberal..., p . 4 3 ; y Memoria de Hacien-


da..., 1857, p . 2 1 d e l a s e c c i ó n d e documentos.
" LABASTIDA: Colección..., pp. 63-64.
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 647

efectos contrarios a su o b j e t i v o , ya que los i n d i v i d u o s intere-


sados t e n í a n g r a n d i f i c u l t a d para v i a j a r a la capital en busca
de su t í t u l o de p r o p i e d a d .
E l m a n e j o de la d e s a m o r t i z a c i ó n en el g o b i e r n o constitu-
c i o n a l encabezado p o r J u á r e z d u r a n t e los tumultuosos a ñ o s
q u e s i g u i e r o n a la c a í d a de C o m o n f o r t , se v i o fuertemente
i n f l u i d o p o r l a c o n s i d e r a c i ó n del p r o b l e m a de la Iglesia en
g e n e r a l . D e s p u é s de las leyes de n a c i o n a l i z a c i ó n de 1859, al
f i n a l de l a G u e r r a de T r e s A ñ o s , el p r o b l e m a de las tierras
de las comunidades i n d í g e n a s ya n o p o d í a tener p r i o r i d a d ,
pues el largo conflicto de las propiedades eclesiásticas h a b í a
sido resuelto - a l menos l e g a l m e n t e - , y los problemas de o t r a
n a t u r a l e z a que encaraba la causa l i b e r a l t r i u n f a n t e , eran de
c a r á c t e r sumamente crítico. N o es sorprendente, pues, que las
'disposiciones relativas a los pueblos sean m u y escasas d e s p u é s
de 1859. Sin embargo, el tema de la p o l í t i c a i n d í g e n a de J u á -
rez - e l i n d i o p u r o - ha interesado a los historiadores y será
interesante tratar ele establecer su p o s i c i ó n acerca de la des-
a m o r t i z a c i ó n de las tierras comunales, n o s ó l o para i l u s t r a r
sus ideas, sino como u n p u n t o de referencia para el a n á l i s i s
de los gobiernos posteriores.

D e s p u é s de la o c u p a c i ó n de la c a p i t a l por las fuerzas con-


servadoras, en 1858, la m á s i n m e d i a t a a c c i ó n del g o b i e r n o l i -
b e r a l fue suspender l a Ley L e r d o en todas las regiones que
c o n t r o l a b a la r e a c c i ó n , p r o b a b l e m e n t e como u n a f o r m a de
conservar el c o n t r o l del proceso y de los impuestos que de él
se d e r i v a b a n . " 3 L a s i m p a t í a p o r los i n d í g e n a s se revela en u n a
i m p o r t a n t e c o n c e s i ó n d e l 5 de septiembre de 1859; l a p o l í t i c a
de d i v i s i ó n de las tierras de las c o f r a d í a s i b a a continuarse,
pues n o se las i n c l u í a entre las propiedades nacionalizadas.
Esta m e d i d a d i f í c i l m e n t e p o d í a justificarse ante la ley del 12
de j u l i o de 1859. D u r a n t e el p e r i o d o de residencia del gobier-
n o e n Veracruz, no h u b o n i n g u n a o t r a r e s o l u c i ó n i m p o r t a n t e
e n esta m a t e r i a .

73 M E L C H O R OCAMPO: Obras completas. 3 vols., M é x i c o , 1 9 0 1 . I I , pp.


210-211; decreto d e l 30 d e a g o s t o de 1 8 5 8 .
648 DONALD J. FRASER

L a a d h e s i ó n del r é g i m e n a l a p o l í t i c a de L e r d o q u e d ó de
m a n i f i e s t o en u n a ley r e g l a m e n t a r i a de las leyes de nacionali-
z a c i ó n d e l 5 de febrero de 1861; a h í se declaraba que la Ley
L e r d o y los decretos relativos a ella a ú n estaban en v i g e n c i a . 7 4
Esta m e d i d a fue tomada, evidentemente, para n u l i f i c a r las
disposiciones conservadoras que exceptuaban de la desamorti-
z a c i ó n a las propiedades eclesiásticas, pero el g o b i e r n o de J u á -
rez s i g u i ó l a p o l í t i c a a n t e r i o r en sus tendencias principales
y de u n m o d o estricto: d i s p o s i c i ó n a s u p r i m i r los gastos y los
p r o b l e m a s de los i n d í g e n a s para a d q u i r i r sus partes de la
p r o p i e d a d c o m u n a l , y l a insistencia en que ésta ú l t i m a d e b í a
ser a b o l i d a . J u á r e z d e j ó que siguieran r e p a r t i é n d o s e las tie-
rras de las c o f r a d í a s entre los i n d í g e n a s y e x i m i ó de costo
las propiedades valuadas en menos de doscientos pesos, me-
d i d a m á s generosa que la c o n c e s i ó n de L e r d o sobre las alca-
balas y los derechos legales. 7 5 E l r e p u d i o b á s i c o a p e r m i t i r la
p r o p i e d a d c o m u n a l es claro; así l o muestra a l menos el caso
de la d i v i s i ó n de tierras de r e p a r t i m i e n t o en el d i s t r i t o ele
T e x c o c o , en el mes de octubre de 1862. E n esa o c a s i ó n , el m i -
n i s t r o de H a c i e n d a d e c l a r ó que el presidente n o c o n s e n t i r í a
n i n g u n a r e s t r i c c i ó n en los derechos de los propietarios a ena-
j e n a r sus parcelas, ya que esto era " u n a traba, l a m i s m a que
p o n í a el g o b i e r n o c o l o n i a l b a j o el p r e t e x t o de proteger a los
i n d í g e n a s " . Los vecinos o b t e n d r í a n sus t í t u l o s " i n d i v i d u a l -
m e n t e . . . sin q u e d a r obligados a obvenciones n i reconoci-
m i e n t o s de n i n g u n a especie. . . " 7 6

O t r o caso en que el g o b i e r n o de J u á r e z s i g u i ó la p o l í t i c a
de L e r d o en d e t r i m e n t o de las comunidades, es el de la adju-
d i c a c i ó n de unas tierras de c o f r a d í a pertenecientes al p u e b l o
de N o n o a l c o . E n 1861, el p u e b l o h a b í a p e r d i d o v e i n t i ú n te-
rrenos p o r adjudicaciones de sus i n q u i l i n o s , y en 1870 solicitó
del M i n i s t r o de H a c i e n d a que considerara l a p é r d i d a que ha-

•± LAEASTIDA: Colección..., p. 153.

íbid., pp. 38-39 y G O N Z Á L E Z D E C O S Í O , Legislación indigenista...,


p p . 53-54. '•
70 D U B L Á N y LOZANO: Legislación mexicana... I X , 546-547.
DESAMORTIZACIÓN E N LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 649

b í a n s u f r i d o en vista de la poca c a n t i d a d que h a b í a n r e c i b i d o


p o r esas tierras. J o s é M . E n r i q u e , jefe de la sección respon-
sable de la d e s a m o r t i z a c i ó n e n el m i n i s t e r i o , contestó que el
presidente h a b í a revisado el caso y r e c o r d ó al p u e b l o la circu-
l a r d e l 17 de septiembre de 1856, que s u p r i m í a el pago i n e q u i -
t a t i v o a las corporaciones como causa de e x e n c i ó n de a d j u -
d i c a c i ó n . L a r e s o l u c i ó n de este caso - f i r m a d a por E n r i q u e
y p o r J u á r e z - , fue que, " a u n q u e (el arrendatario) haya l u -
c r a d o excesivamente en la a d j u d i c a c i ó n , base de l a r e d e n c i ó n ,
n o p u e d e ahora discutirse si son o n o l e g í t i m a s en este p u n t o
sus o p e r a c i o n e s " . "
E l m a t e r i a l r e l a t i v o a l a p o l í t i c a de J u á r e z en m a t e r i a de
p r o t e c c i ó n de los ejidos, o sea, l a existencia de a l g ú n t i p o de
base c o m u n a l para los pueblos, es extremadamente contradic-
t o r i o ; d u r a n t e l a d é c a d a de su presidencia, se cursaron reso-
luciones que o r d e n a b a n acciones d i a m e t r a l m e n t e opuestas. E l
30 de a b r i l de 1861, I g n a c i o R a m í r e z , m i n i s t r o de F o m e n t o ,
c o n t e s t ó a u n a d e m a n d a d e l g o b e r n a d o r de Y u c a t á n que n o
f u e r a enajenado p o r el g o b i e r n o n i n g ú n terreno b a l d í o situa-
do d e n t r o de las tres leguas de los pueblos i n d í g e n a s , a f i n
de asegurar a estos ú l t i m o s l a p o s e s i ó n de tierra suficiente.
R a m í r e z s e ñ a l a b a que el presidente se preocupaba t a m b i é n
de que los indios t u v i e r a n t i e r r a para su subsistencia, pero
que creía m á s ventajoso d i s t r i b u i r las tierras b a l d í a s entre
ellos, antes de p e r m i t i r que q u e d a r a n ociosas. Los i n d i o s po-
d r í a n c u b r i r f á c i l m e n t e el b a j o costo de los b a l d í o s ; p o r el
pago de u n o o dos pesos anuales, r e c i b i r í a n dos c a b a l l e r í a s ,
suficientes p a r a el sostenimiento de u n a f a m i l i a . A d e m á s , el
g o b e r n a d o r fue a u t o r i z a d o para ofrecer, sin costo, u n a legua
c u a d r a d a a cada cien vecinos, m i s m a que se " d i s t r i b u i r á entre
todos ellos, con o b l i g a c i ó n de c u l t i v a r su respectivo lote, y de
h a b i t a r l a p o b l a c i ó n que se f o r m e " . 7 8 L a i n t e n c i ó n o b v i a
de esta m e d i d a era dar" las tierras en tenencia i n d i v i d u a l . Se
d i e r o n ó r d e n e s semejantes en 1868, para d i s t r i b u i r tierras a

n M é x i c o , Memoria de hacienda... 1871. M é x i c o , 1871, p p . 630-633.


78 M A Z A : Código.. ., p p . 708-709.
650 DONALD J. FRASER

varios pueblos de N u e v o L e ó n ; i b a n a darse a cada p u e b l o


diez sitios de ganado m a y o r " c u i d a n d o de que los pueblos
mencionados no r e c i b a n en c o m u n i d a d los terrenos que se les
d a n , sino q u e se d i s t r i b u y a n entre los vecinos. . . " 7 9 E n o t r o
caso, en Y u c a t á n en 1868, el g o b i e r n o federal o r d e n ó que a
los i n d í g e n a s que ocupaban b a l d í o s se les diera t í t u l o ,

...individualmente, a cada u n o . . . por la porción que estu-


viere ocupando, procediendo a fraccionar el terreno y a repar-
tirlo en el caso de que lo estuviesen poseyendo en común. 8 0

E l que estas resoluciones n o m e n c i o n e n a los ejidos l i m i t a


las conclusiones que p u e d e n obtenerse de ellas, pero puede
apreciarse con c l a r i d a d , por l o menos el apego a la tenencia
individual.
Los ú l t i m o s tres ejemplos p o r e x a m i n a r de l a p o l í t i c a des-
a m o r t i z a d o r a d e l g o b i e r n o de J u á r e z , se r e f i e r e n directamente
a los ejidos. E l p r i m e r o es u n caso claro de d o n a c i ó n de bal-
d í o s a l a y u n t a m i e n t o de M a z a t l á n :

La parte de dichos terrenos que sea útil para el cultivo se


dividirá en lotes, y se distribuirán éstos, gratuitamente y de la
manera más equitativa, entre la clase p o b r e . . . , reservando el
Ayuntamiento el resto para ejidos, con el carácter y el destino
legal de éstos. 8 1

L a c o n c e s i ó n de tierras para ejidos en este caso, parece


ser, claramente, u n a a p l i c a c i ó n d e l a r t í c u l o ocho de la Ley
L e r d o . U n a ñ o d e s p u é s se d i c t ó u n a r e s o l u c i ó n general sobre
la m a t e r i a .
E l siguiente caso g i r a en t o r n o a u n a d e n u n c i a de ejidos
de L a Paz, en B a j a C a l i f o r n i a , con apego, al parecer, a las
leyes de d e s a m o r t i z a c i ó n . E l p u e b l o h a b í a sido dotado con
tierras para su f u n d o legal y su e j i d o en 1861, por el gobier-

ne DUELAN y LOZANO: Legislación Mexicana..., X, p. 260.

so MAZA: Código..., pp. 802-803.

s i D e c r e t o d e l 1 6 de n o v i e m b r e d e 1 8 6 9 e n L A B A S T I D A , Colección, p. 4 1 .
DESAMORTIZACIÓN EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS 651

no conservador, a c c i ó n que J u á r e z desaprobaba. Pero, aten-


diendo a

. . . l o s inconvenientes que habría para las poblaciones de ese


territorio y a los perjuicios que les resultarían de no tener los
terrenos necesarios para el fundo legal y ejidos, dispone que
con su sujeción a lo que previenen las leyes vigentes, se haga
la designación de fundo legal y ejidos en cada una de las po-
blaciones de la Península, para lo cual se medirá del centro de
cada población y en la dirección de. . . los puntos cardinales,
la extensión de seiscientas varas mexicanas. . . cuya extensión
se tomará de los terrenos baldíos y formará el fundo legal del
pueblo. Y que para los ejidos se hará la medición de ellos
del mismo modo, siendo la extensión de las líneas para cada
rumbo de media legua m e j i c a n a . . . contadas desde el centro
de la población. . . Por último, el C. Presidente ha creído tam-
bién conveniente que se recuerde a los ayuntamientos de ese
Territorio, que los terrenos que conceden las leyes para eji-
dos, se hallan destinados exclusivamente para el servicio pú-
blico de ellas, sin que se entienda que pueden aplicarse a otros
objetos, si no es a aquellos de utilidad pública. S 2

E l ú l t i m o e j e m p l o de esta clase es o t r a clara referencia al


a r t í c u l o octavo de la Ley L e r d o y sugiere que la a m p l i a pro-
h i b i c i ó n prevista p o r el a r t í c u l o 27 de la C o n s t i t u c i ó n n o
h a b í a sido considerada como u n o b s t á c u l o para la p o s e s i ó n
de ejidos o de otras tierras tenidas exclusivamente para el ser-
v i c i o p ú b l i c o . A l a ñ o siguiente a p a r e c i ó u n a i n t e r p r e t a c i ó n
opuesta al a r t í c u l o c o n s t i t u c i o n a l , en u n a circular.
E n u n c o m u n i c a d o del 10 de d i c i e m b r e de 1870 al gober-
n a d o r de Y u c a t á n , el m i n i s t r o de F o m e n t o analizaba el dere-
cho del estado a d e t e r m i n a r d e n t r o de sus límites, el t a m a ñ o
de los ejidos. E n el a ñ o de 1844, l a legislatura local había
d e t e r m i n a d o que se d i e r a t í t u l o a los pueblos por ejidos de
cuatro leguas cuadradas. El ministro, Balcárcel, declaraba

" Acuerdo del 13 de noviembre de 1869 en MAZA, Código..., pp,


801-802.
652 DONALD J. FRASER

q u e el presidente estaba de acuerdo en esas dimensiones,


p e r o que

...negando el artículo 27 de la Constitución la facultad legal


a toda corporación civil para adquirir y administrar bienes raí-
ces, los pueblos de ese Estado no pueden poseer n i explotar en
común las cuatro leguas cuadradas que para ejidos señala la
ley que se ha hecho mención.
Para conciliar, pues, las prevenciones de ésta, con la Cons-
titución General de la República, el C. Presidente ha tenido a
bien disponer que dentro de las cuatro leguas cuadradas corres-
pondientes a los ejidos de cada población, se señale el fundo
legal de ésta en la forma de u n cuadrado de m i l doscientas va-
ras por laclo, y cuyo centro sea el mismo de la población. Sepa-
rados el fundo y los terrenos que, no siendo cultivables, se des-
tinen al establecimiento de panteones, hospitales, rastros y cual-
quiera otro objeto de uso público en cada población, el resto,
hasta completar las cuatro leguas cuadradas de que se trate, se
dividirá en lotes que se adjudicarán en propiedad a los padres
o cabezas de familias. . . S 3

Parece desprenderse de las disposiciones citadas, que el


g o b i e r n o de J u á r e z , con m u y leves vacilaciones, s i g u i ó estre-
c h a m e n t e las medidas j u r í d i c a s de L e r d o que ordenaban la
d i v i s i ó n de todas las propiedades comunales, con e x c e p c i ó n
de las que p u d i e r a n caer claramente en l o previsto por el ar-
t í c u l o octavo. Incluso en los casos en que fueron p e r m i t i d o s
los ejidos, se hizo énfasis en que d e b í a n ser utilizados ú n i c a -
m e n t e p a r a el servicio p ú b l i c o . L a f o r m a de la l e g i s l a c i ó n
f i n a l es m u y significativa p o r q u e revela que la p o l í t i c a a t r i -
b u i d a c o n frecuencia al r é g i m e n de D í a z hacia 1889 o 1890,
en r e a l i d a d fue i n i c i a d a m u c h o antes, y que existe u n a con-
t i n u i d a d en l a p o l í t i c a de d e s a m o r t i z a c i ó n de las comunidades
i n d í g e n a s d u r a n t e toda la é p o c a que va de 1856 a 1911.

ss LABASTIDA: Colección..., p. 42.