Está en la página 1de 5

PROCESOS DE EJECUCIÓN

I.- Naturaleza

Son Aquellos que sin resolver de fondo el asunto tienen por objeto el pago
inmediato de una deuda o el cumplimiento de una obligación sobre la base de un
título ejecutivo con fuerza de ejecutorio.

Para Girolamo Monteleone los procesos de ejecución son los que: “… regula
los instrumentos procesales que permiten al titular de un derecho, precisamente
expresado en un título ejecutivo, llegar a su concreta actuación sin, o incluso en
contra, de la voluntad del sujeto obligado mediante la intervención de varios órganos
jurisdiccionales …”

El proceso de ejecución no tiene por finalidad resolver un conflicto, por lo


que en su interior no existe debate posicional, ni actuación probatoria, ni expedición
de una sentencia, sino por el contrario se inicia con la acreditación de un derecho
reconocido o declarado a través de un Título que se encuentre pendiente de
cumplimiento. Carnelutti señalaba que “el proceso de conocimiento declarativo es
de pretensión discutida, mientras que el proceso de ejecución es de pretensión
insatisfecha” lo que permite afirmar que este proceso ejecutivo no persigue que se
declare la existencia o certeza de la obligación, sino el cumplimiento de la misma.

El Proceso de Ejecución es diferente al Proceso de Cognición, representado


por los Procesos Ordinario y Abreviado, tanto por su contenido como por su
estructura y finalidad, ya que aquel no parte del conflicto de derechos, que es
atendido más bien por este último, el que lo resuelve en forma declarativa o
constitutiva a través de una sentencia.

El inicio del proceso está en el Titulo que se califica debidamente, para luego
expedirse un Mandato de ejecución que no permite la discusión del origen del
derecho, sino únicamente la argumentación sobre la exigibilidad de la obligación
que contiene dicho título, la misma que en caso no tener fundamento adecuado,
induce al Juez a emplear todos los medios imperativos, forzosos, coactivos o
coercitivos que la Ley franquea para lograr el cumplimiento de la obligación de parte
del deudor u ofensor. Ello determina que sea un proceso breve, expeditivo y
conminatorio que no admite mayor debate entre las partes, prohibiéndose los
artículos de nulidad y la concesión de medios impugnatorios con efecto suspensivo,
hasta que no se haya dado cumplimiento a la obligación ejecutada.

Pese a que la naturaleza de este proceso es especial, se discute todavía su


AUTONOMÍA, por cuanto uno de los principales títulos de ejecución son las
sentencias expedidas en los procesos de conocimiento. Sin embargo, el Código
Procesal Civil le reconoce plena autonomía y lo consideran como uno más de los
modelos procesales, que debe tramitarse en forma independiente del proceso de
cognición que origine la sentencia, si esta es el título ejecutivo que se busca dar
cumplimiento.

PROCESO ÚNICO DE EJECUCIÓN.

Frente a una demanda que se interpone en el proceso único de ejecución, el juez


no escucha a la otra parte, si no que dicta el mandato ejecutivo inaudita altera parte,
el solo mérito del título ejecutivo, obvio si éste califica positivamente, dada la fuerza
que el ordenamiento jurídico le da precisamente al título ejecutivo, que ofrece la
suficiente certeza de la existente obligación.

EL MANDATO EJECUTIVO: El mandato ejecutivo dispondrá el cumplimiento de la


obligación contenida en el título, bajo apercibimiento de iniciarse la ejecución
forzada. La intimación es distinta según se trate de ejecuciones de obligaciones de
dar suma de dinero, de dar bien mueble determinado, de hacer, de no hacer;
ejecución de resoluciones o ejecución de garantías. (ART 690º – C)

LA CONTRADICCIÓN: En nuestro ordenamiento procesal civil, el término utilizado


es de la contradicción, que se puede dar dentro de los cinco días de notificado el
mandato ejecutivo cuando éste se sustente en un título de naturaleza extrajudicial,
y dentro de los tres días de notificado, cuando verse sobre un título de naturaleza
judicial. En el caso de la ejecución de garantías el plazo es de tres días.

Se encuentra prevista en el artículo 690º - D del CPC.

El ejecutado puede contradecir la ejecución y proponer excepciones procesales o


defensas previas.

Las causales para formular contradicción son distintas dependiendo de la


naturaleza del título ejecutivo.

A) Con título extrajudicial:

Inexigibilidad o iliquidez de la obligación contenida en el título.

Nulidad formal o falsedad del título, cuando siendo este un título valor emitido en
forma incompleta o hubiere sido completado en forma contraria a los acuerdos
adoptados, debiendo en este caso observarse la ley de la materia.

Extinción de la obligación. Deben acompañarse los medios probatorios pertinentes;


sólo son admisibles: la declaración de parte, los documentos y la pericia.

B) Con título judicial:


Cumplimiento de la obligación.
Extensión de la obligación.
Debe acreditarse con el único medio probatorio que se admite: la prueba
instrumental (documentos).
* Si la contradicción se sustenta en otras causales será rechazada
liminarmente (de plano) por el juez, siendo esta decisión apelable sin efecto
suspensivo.
TRÁMITE Y AUDIENCIA: El artículo 690º del CPC prevé el trámite del proceso
único de ejecución, estableciendo lo siguiente:

Si hay contradicción y/o excepciones procesales o defensas previas, se concede


traslado al ejecutante, quien deberá absolverla dentro de tres días proponiendo los
medios probatorios pertinentes. Con la absolución o sin ella, el juez resolverá
mediante un auto, observando las reglas para el saneamiento procesal, y
pronunciándose sobre la contradicción propuesta.

Cuando la actuación de los medios probatorios lo requiera o el juez lo estime


necesario, señalará día y hora para la realización de una audiencia, la que se
realizará con las reglas establecidas para la audiencia única.

De lo señalado en el artículo 690º - E, podemos esquematizar el trámite del proceso


único de ejecución, diferenciando estos tres casos:

1. Sin contradicción y sin audiencia.


2. Con contradicción, sin audiencia.
3. Con contradicción y con audiencia.

Características

Principales:
1. Se requiere demanda y el título cierto, líquido y exigible
2. Satisfacer la obligación
3. La Contradicción
4. Las partes están en situación de desigualdad, se parte del principio de
culpabilidad del deudor.

Secundarias:
1. Proceso Breve (Principio de Celeridad)
2. Admite diversas alternativas según la obligación que se persigue
3. Paz Social y Justicia Eficiente
4. La cuantía puede ser ampliada o reducida

Obligación Cierta

"(...) una obligación cierta es aquella que no ofrece dudas sobre sus elementos
objetivos y subjetivos. En tal sentido, estamos ante una obligación cierta cuando su
objeto (prestación) esté señalado en el título. No lo será cuando el título contenga
obligaciones alternativas o cuando estemos en presencia de obligaciones de dar
bienes ciertos sólo en su especie y cantidad (...) la certeza comprende también la
determinación de los sujetos de la obligación, acreedor y deudor (...). Es expresa
(...) cuando figura en el título mismo y no sea el resultado de una presunción legal
o una interpretación de algún precepto normativo. Es exigible cuando apareciendo
del título que esté sometida a una modalidad (plazo o condición) o a una
contraprestación, el plazo se haya vencido, se pruebe la verificación de la condición
o que se ha cumplido la contraprestación. El concepto de liquidez está circunscrito
a las obligaciones pecuniarias (...) Una obligación pecuniaria será líquida cuando su
monto esté determinado ", [ARIANO DEHO, Eugenia. El Proceso de Ejecución. La
tutela ejecutiva en el Código Procesal Civil peruano. Lima, 1996].

Conclusiones

 No hay título de ejecución sino título ejecutivo


 No hay proceso ejecutivo sino de ejecución
 No hay proceso único de ejecución
 Hay sólo un cambio de denominación: proceso ejecutivo por proceso único
de ejecución
 El auto admisorio es apelable