Está en la página 1de 16

Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya

Carrera: Formación de Psicopedagogos

Cátedra: Expresión Oral y Escrita

Curso: 1° Instancia

Profesor: Lic. Giménez, Marcelo Antonio

Trabajo Práctico Obligatorio Nº 4: Monografía

Título: Anorexia nerviosa


Integrantes:

Márquez, Verónica Belén;

Palacios, Leticia Daniela;

Riveros, Araceli Angélica;

Sisto, María del Rosario

Año Lectivo: 2014

9 de Agosto de 2014

-1-
SUMARIO

Introducción 1

Descripción 3

Sintomatología del paciente 5

Factores que influyen …

Perfil de la persona enferma

Consecuencias

Diagnóstico y tratamientos ….

Trabajos de prevención

Anorexia nerviosa en el campo educativo

Anorexia nerviosa: Intervención Psicopedagógica

-1-
Introducción

En este trabajo de investigación se abordará el tema de la anorexia como una


enfermedad que puede alterar gravemente la salud física y psicológica, que empobrece
la calidad de vida y provoca un gran sufrimiento, tanto en la persona anoréxica como en
su familia.

Se pretende investigar los síntomas, las causas y consecuencias de esta


enfermedad para desarrollar el perfil de la persona la padece. Además se quiere mostrar
cuáles son algunos posibles abordajes preventivos desde el ámbito de la psicología y
psicopedagogía. Específicamente se intenta profundizar la intervención psicopedagógica
para prevenir y contener a las personas que tienen este trastorno.

En una primera parte del trabajo se describirá la sintomatología y se presentarán


los factores que influyen, las causas y las consecuencias. Sobre todo se busca
profundizar las implicancias en el ámbito del aprendizaje.

-2-
Descripción de la anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es un Trastorno Alimenticio, al que también se denomina


Trastorno psicogénico de la alimentación. Ésta se trata del rechazo excesivo de la
comida y el miedo a engordar por parte de la persona enferma.

Anorexia, es un término que proviene del griego an (negación) + órexis


(apetito/hambre) que se utiliza para describir la falta anormal de ganas de ingerir
alimentos. Es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida considerable de peso,
que indica un estado patológico. Si bien la gran mayoría de las personas que padecen de
este trastorno son mujeres, también se encuentran algunos varones con este trastorno,
aunque en un menor porcentaje.

El rango de edad en el que se cree que puede iniciarse este trastorno es entre los
12 y 25 años, aunque la edad más crítica se da en adolescentes de entre 15 y 19 años
que se encuentran en etapa escolar.

Esta etapa es una franja etaria crítica debido a la vulnerabilidad de las personas
ya que es un periodo de transición que se caracteriza por la búsqueda de identidad,
confusión, cambios físicos, sociales y psíquicos. Muchas veces, esta indefensión propia
de esta etapa da lugar a que se desencadene esta patología, entre otras.

En algunos casos la anorexia nerviosa también puede aparecer en personas que


en algún momento de su vida han tenido sobrepeso. Normalmente niegan que se
preocupan por su peso, es decir en familia comen cantidades normales de comida, y
luego inducen el vomito combinándolo con laxantes.

-3-
Sintomatología de la enfermedad
Se puede dar cuenta de este trastorno a partir de signos que pueden ser de varios
aspectos:

Somáticos, emocionales-mentales y/o conductas observables. Algunos de estos signos


pueden ser: autoestima débil, miedo al fracaso, perfeccionismo, dificultad o rechazo a
gustarse, introversión entre otros. Dentro de los cuales se podrán nombrar a cinco de los
más importantes.

 Perdida excesiva de peso:

Se inicia por decisión del paciente o manifestaciones del entorno. A partir del régimen
alimentario se produce una excesiva pérdida de peso en un lapso corto de tiempo (de 3 a
6 meses aproximadamente), lo que puede provocar consecuencias lamentables a lo largo
del desarrollo de la enfermedad.

 Miedo a subir de peso:

El segundo síntoma es una característica psicológica que se relaciona con una obsesión
a subir de peso. Está obsesión provoca conductas inadecuadas por parte del paciente.

 La persona se siente gorda estando delgada:

Esto también es una característica psicológica, el paciente pierde el control de su


alimentación, por lo que las alarmas de las personas a su alrededor no influyen en su
decisión. El paciente se culpabiliza y siente malestar al ingerir alimentos.

Antes de empezar a perder peso, estaba unos 52 kg y había llegado a mi talla actual. El sentido común me
decía que mi peso no era mucho para mí talla. Pero el sentido común me había abandonado y quería pesar
43 kg. ¡Y lo logré! Lo extraño es que siempre que iba a comprar ropa nueva veía lo asquerosamente flaca
que realmente era mi imagen en el espejo. Pero seguía sintiéndome gorda . (Llewellyn-Jones, 1995)

 Ausencia de la Menstruación:
Otro de los signos que se puede dar cuenta es la amenorrea, por consecuencia de
la pérdida de peso. En el caso de los hombres disminuye el deseo sexual y la
libido. En muchos casos estos síntomas no se asocia a la pérdida de peso, es
decir que no lo tenemos en cuenta en relación a este trastorno.
 Hiperactividad física e intelectual:

-4-
Este es uno de los síntomas que debería llamar la atención por parte de los
padres y profesionales, ya que el estar obsesionados con el ejercicio o el
aprendizaje provoca el aislamiento de las relaciones sociales.

-5-
Factores que influyen en la anorexia nerviosa
En 1873 cuando la anorexia se describió como una afección mental, fue
denominada “anorexia histérica” por Charles Laségue. En 1874 William Gull, médico
en Londres, le da el nombre de “anorexia nerviosa”, es decir un conjunto de conductas de
actitudes y de reacciones emocionales que causan un sufrimiento a la persona enferma y a su entorno
(Nef, 2005)

La mayoría de los autores que investigan sobre esta patología describen un aumento
considerable en la consulta por este tipo de trastorno, y coinciden en que no existe una
causa específica, sino que es una asociación de diferentes factores que pueden
desembocar en este trastorno. Se podrá decir entonces, más que nada que se trata de un
problema bio-psico-social, es decir que está determinado por muchos factores. Los que
se explicaran a continuación:

 Factor Biológico: En este factor se hace referencia a las conductas que son
reguladas por mecanismos automáticos del Sistema Nervioso Central, es decir,
que para conseguir alimentos interviene la coordinación de percepciones
sensoriales, experiencias anteriores y la relación de la conducta con el mundo
que nos rodea. La sensación de hambre es producida por estímulos metabólicos,
al disminuir estos estímulos se detiene el proceso. Lo que lleva al organismo a
generar nuevos ciclos de estímulos para el aporte energético.
Otro dato importante que se puede agregar es que la anorexia nerviosa puede ser
generada genéticamente, es decir que es más común que se la encuentre en
pacientes que tienen parientes con este trastorno. Otros factores biológicos que
pueden intervenir, aunque no están del todo demostrados, pueden ser problemas
durante el embarazo o después del nacimiento como ser bajo peso, infecciones,
mayor edad materna, traumas, entre otros.
 Factor Psicológico: Se puede decir que este factor es el que más está vinculado
con esta problemática. Es indudable que los estados emocionales del enfermo
influyen decisivamente en los procesos de alimentación (ansiedad, depresión,
alegría, entre otros). Durante la adolescencia es casi imprescindible la adecuada
alimentación para alcanzar la correcta madurez, pero a la vez está estrechamente
influenciado por aspectos emocionales que si son negativos, junto a otros
factores que influyen, pueden derivar en algún trastorno de la alimentación

-6-
dentro de los cuales se encuentra la anorexia nerviosa. Esto puede dar varias
repercusiones en el desarrollo físico, intelectual, emocional y social por parte del
enfermo.
 Factor Social: Este factor se refiere a la influencia que puede hacer el medio en
los jóvenes que están en esta etapa de confusión y búsqueda, donde lo primero
que se toma es el prototipo que la sociedad ofrece: mujeres delgadas, obsesión
por los ejercicios y dietas entre otros.
También se vincula a este trastorno con una “resistencia psicológica” a un
cuerpo adulto tanto de mujeres como de hombres y con ello a no asumir las
responsabilidades que inevitablemente el contexto adulto ofrece sobre ellos.

-7-
Consecuencias

La anorexia se caracteriza por conductas que desencadenan en alteraciones en el


funcionamiento del organismo, y reduce la calidad de vida del paciente y del entorno.
Generalmente estas características son reversibles con el tratamiento. Los regímenes
estrictos y prologados son responsables de efectos físicos lamentables o peligrosos para
el organismo. (Nef, 2005)

Debido a la falta de ingesta de nutrientes el organismo genera un nuevo ciclo,


por lo que modifica su reserva energética para su normal funcionamiento. Al perder la
capa de grasa del cuerpo, aumenta la sensibilidad de la piel lo que la hace más
vulnerable a los cambios de temperatura, la piel se seca al igual que las uñas. Aparece
un vello particular y característico, llamado lanugo. Pueden aparecer alteraciones
sanguíneas, cardiovasculares, entre otros.

La anorexia nerviosa en la pubertad provoca detención en el crecimiento y la


afectación física es mayor. Una vez pasada esta etapa ya no influye en este aspecto
porque los huesos ya están soldados. Otro tipo de consecuencias pueden ser
psicológicas, se lo nota por los cambios en el comportamiento y en el pensamiento.

Como cambio en el comportamiento se puede decir que los pacientes empiezan


a jugar con su comida, lo cortan en trocitos pequeños, comen en silencio. Abusan de las
especias y mascan chicles todo el día, coleccionan recetas. A esto se lo puede llamar
crisis de bulimia que se puede dar después de comidas “normales”. Algunos reducen su
actividad física debido a la debilidad.

El régimen alimentario provoca alteraciones en la capacidad de atención y


memorización, los hace más lento, es decir que cualquier información que no esté
asociada a la dieta no puede ser atendida, mientras que el régimen al ser la información
que persiste en el individuo es la que merece mayor prioridad. En casos más crónicos
aparece una percepción errónea de las dimensiones del cuerpo lo que hace que el
paciente que a adelgazado se ve más gordo de lo que en realidad esta. Los regímenes
estrictos también son una causa de depresión importante. Están asociados a una débil
autoestima, dudas personales, pensamiento negativos irracionales. Con el régimen y la

-8-
correspondiente pérdida de peso, se desarrolla un sentimiento de autodominio. La persona esta mas
satisfecha de su cuerpo, más a gusto consigo misma (Nef, 2005)

Para muchos perder peso y vestirse bien son manera de conformarse con los
valores de moda de la sociedad al cumplir con estos requisitos puede sentir que
pertenece a la sociedad y es una manera de evitar la desaprobación y los conflictos con
sus semejantes.

-9-
Tratamiento
En tiempos pasados se sugerían muchos tratamientos para la anorexia nerviosa
tales como choque insulínico, alimentación forzada, alimentación por sonda, terapia de
sueño y la utilización de medicamentos para estimular el apetitos, entre otros. Estos
tratamiento no deben utilizarse, ya que no permiten a las pacientes aprender o
reaprender un comportamiento alimentario normal y a menudo causan sentimientos de
perdida de control y de pánico.

El fin del tratamiento de la anorexia nerviosa es lograr ayudar a la persona a


reconocer que tiene una enfermedad, es decir, que las personas que padecen este tipo de
trastorno, niegan tenerlo e ingresan al tratamiento sólo cuando su estado es grave.

Estos tratamientos para la anorexia involucran un enfoque interdisciplinario,


tanto desde el punto de vista psicológico como desde el aspecto físico. El tratamiento
psicológico, es necesario para que la persona con dicho trastorno pueda ser consciente
de las causas de su patología, ya que cada una tienen diferentes problemas, necesidades
y están en fases diferentes de su enfermedad en el momento de iniciar el tratamiento.
Dicho tratamiento debe ser proporcionado, es decir, que puede realizarse con un equipo
multidisciplinario donde constantemente haya una persona con quien la paciente pueda
relacionarse y coordinar el tratamiento. El enfoque multidisciplinario debe incluir la
ayuda de un experto en nutrición, asistente social, psicólogo, entre otros, lo que
dependerá de las necesidades del paciente en el momento dado.

El objetivo es ayudar al paciente a aprender a restablecer un comportamiento alimentario normal


y a evitar otros métodos tales como el ejercicio obsesivo, el vomito auto inducido o el abuso de laxantes. i

Ambos puntos de vistas se deben tener en cuenta para lograr los objetivos que se
desean alcanzar. El objetivo principal es recuperar el peso corporal normal y los hábitos
alimentarios. También se persiguen otros objetivos para intentar lograr que la persona
aumente de peso. Estos pueden ser:

- Incrementar actitudes realistas sobre la imagen corporal.

- Cambiar el descontrol de la ingesta (también el abuso de laxantes si es que la persona


los ingiere)

- Desarrollar la actividad social.

- 10 -
- Disminuir la cantidad de actividad física.

- Implementar horarios para cada comida.

- Ayudar a afrontar la ansiedad.

- Ayudar a mejorar la autoestima.

- Establecer mecanismos de motivación para lograr con éxito el tratamiento.

El tratamiento requiere un trabajo intenso, tanto por parte de los pacientes, como
de sus familias. Es posible que deba pasar por muchas terapias hasta que el paciente
logre vencer este trastorno.

Para que un tratamiento de la anorexia sea exitoso es necesario la colaboración


del paciente:

- Obtener un peso normal y normalizar la ingesta diaria de alimentos.

- Trabajar sobre las fobias y crisis.

- Interacción social y la auto percepción de imagen corporal.

- Lograr una interacción con la familia.

Por otro lado, la persona enferma debe saber que la ingesta de medicamentos,
como antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo, puede ayudar
a algunos pacientes anoréxicos cuando se administran como parte de un programa de
tratamiento completo. Estas medicinas pueden ayudar a tratar la depresión o la ansiedad,
pero así también como no se ha demostrado que algún medicamento disminuya el deseo
de bajar de peso.

Es importante que se tenga en cuenta que el tratamiento para la anorexia se debe


llevar a cabo en su totalidad y la familia debe acompañar y estar presente durante todo
dicho tratamiento. Tanto la anorexia como la bulimia, tomadas a tiempo, tienen un alto
porcentaje de recuperación.

- 11 -
Prevención

La detección precoz es fundamental ya que se asocia a un mejor pronostico,


sobre todo en jóvenes. Para identificar los factores de riesgo es necesario conocer los
cambios psicológicos que tienen lugar principalmente en la pubertad. El primer lugar en
donde se detectan los primeros cambios es el hogar, por lo tanto lo esencial de las
relaciones interfamiliares.

La escuela es el segundo lugar mas importante, ya que las personas establecen


contacto con los semejantes, lo que genera la ampliación de situaciones en la vida
cotidiana y experiencias de vida. Entre las propuestas que ofrece la escuela se
encuentran:

 Desarrollar un juición mas critico en cuanto a ideales.

- 12 -
 Formar valores propios.
 Alentar a elecciones de modelo adecuado.
 Respetar diferencias.
 Reconocer capacidades y limitaciones.

Para una intervención mas estricta, estos temas se abordan desde un gabinete
profesional brindado desde la misma institución. Donde se plantean diferentes
objetivos:

 Descubrir hasta qué punto existen diferencias significativas respecto al sexo, en


los

TCA, en el alumnado adolescente.

 Evaluar las actitudes y conductas relacionadas con la bulimia nerviosa en el


alumnado

adolescente.

 Conocer los rasgos de personalidad de los estudiantes adolescentes objeto de


estudio

relacionado con los TCA.

 Analizar la obsesión por la delgadez o búsqueda incesante de la delgadez, como

característica esencial de los trastornos de la conducta alimentaria en la adolescencia. 1

Sin embargo se puede producir el caso contrario a lo que se quiere llegar con la
prevención, es decir, que los padres están mas informados, pero no modifican su conducta con
respecto a la alimentación y el físico. Incluso la información que se la ha brindado puede
intensificar el control de su peso.

Conclusión

1
file:///C:/Users/Edu/Downloads/monoggg.pdf

- 13 -
- 14 -
BIBLIOGRAFÍA

ABRAHAM, S. y LLEWELLYN – JONES, D. (1994) Anorexia y bulimia. Desórdenes


alimenticios. Buenos Aires: Alianza Editorial.
SIMON, I. y NEF F. (2005) Cómo superar la anorexia. Recuperar el placer de vivir.
España: Editorial Síntesis.
www.monografias.com/trabajos/anorexia/anorexia.2shtml.
www.sañudactual.cl/anorexia/psicologia.php

i
Suzanne Abraham y Derek Llewellyn-Jones, 1995, Anorexia y bulimia: desordenes alimentarios, Alianza
Editorial, Buenos Aires, pagina 97.

- 15 -