Está en la página 1de 2

Desde una perspectiva internacional, el Informe de la OCDE para Chile del año 2013

incluye un capítulo
laboral en el que trata las principales preocupaciones de este organismo internacional y
sus recomendaciones
sobre la materia
. Chile es el país con mayor desigualdad de ingresos de la OCDE, lo que representa un
tema
pendiente para el país y, en particular, para el mercado laboral. “Con un índice de Gini
23
de 0.53, el grado
de desigualdad del ingreso en Chile es en la actualidad más elevado que en cualquier
otro país de la OCDE, y
apenas se ha reducido desde 1990, cuando se situaba en 0.56. Aunque las políticas
sociales han contribuido
a disminuir a la mitad los índices de pobreza desde 1990, no lograron ofrecer iguales
oportunidades a todos
los ciudadanos” (ver Gráfico 7) (OCDE, 2011:18). Esto va de la mano con que es
 uno de los países con mayor 
proporción de pobreza considerando datos de 2010, ubicándose en el cuarto lugar, y
uno de los que menos
gasta en protección social como porcentaje del PIB (10,2% y promedio OCDE es 21,9%).
Gráfico 7: Desigualdad del ingreso en todos los países de la OCDE
24

Este tipo de servicios

se fijarán en cualquier momento y por acuerdo de las 

partes. A falta de consenso, resolverá la Inspección

del Trabajo. La incorporación de “servicios mínimos”


sin duda representa un elemento negativo de

Reforma

Laboral y busca limitar la huelga para proteger

los intereses del empresario, desnaturalizando

el

concepto de servicios esenciales reconocido por

la

OIT, que son aquellos que dañan intereses de terceros 

no  involucrados  en  el  conflicto.  Además  es  el 

sindicato el que debe proveer los servicios mínimos

y si no lo hace, incurre en una práctica desleal grave.

Finalmente, se detalla como práctica desleal proveniente

de los trabajadores el ejercicio de fuerza especialmente

si obstaculiza el ingreso de trabajadores

directivos.