Está en la página 1de 8

PERSONAS JURIDICAS O MORALES:

En el derecho al hablar de las personas, se distinguen la persona física también llamada


jurídica individual y las personas morales conocidas también como personas jurídicas
colectivas. El hombre constituye la persona jurídica individual; los entes creados por el
derecho son las personas jurídicas colectivas o personas morales o ideales. Las personas
morales, no tienen una realidad material o ideales. Las personas morales, no tienen una
realidad material o corporal, pero ¿se les ha reconocido capacidad jurídica para tener
derechos y obligaciones?

Por persona se entiende el ente capaz de tener facultades deberes, es decir, el ser capaz de
derechos y obligaciones- como hemos señalado el hombre constituye la persona jurídica
individual. Al reconocerse a ciertas entidades capacidad jurídica, se estudia en derecho el
problema y teoría de la personalidad jurídica.

Definición de persona:

Podemos diferenciar dos: el corriente y el jurídico. El corriente: indica que “persona es


sinónimo de ser humano; el hombre y la mujer”, son seres humanos, personas. El derecho
reconoce otra clase de personas como las sociedades, asociaciones, universidades,
municipios, etc. que no son seres humanos.

El jurídico: indica que persona “es todo ser capaz de derechos y obligaciones o sea, sujeto
activo o pasivo de derechos y relaciones jurídicas”. “Planiol, citado por el autor Alfonso
Brañas, indica que persona es el sujeto de derecho, expresión aparentemente más vaga, pero,
en realidad, más concreta, por efectivamente el concepto de persona, para el derecho, solo
tiene validez en cuanto se le refiere, ya en abstracto, ya en concreto, a la calidad de sujeto,
activo o pasivo, de relaciones jurídicas”.

Se dice que se es persona, no porque se es un ser humano capaz; ya que el derecho otorga la
calidad de persona al ser humano y a ciertos entes que este forma, sino porque este determina
los parámetros de las relaciones jurídicas individuales denominándolo como sujeto o persona
de derecho. La personalidad resulta entonces como un atributo del orden jurídico otorgado a
la persona, que nace por el reconocimiento del derecho objetivo. Concluyendo que el ser
humano es persona no por naturaleza, sino por creación y atribución del derecho.

Una noción jurídica de la persona; nos indica que si todo titular de un derecho es un ser
humano, no todo ser humano es titular de un derecho. Si una persona es titular de un derecho;
aplicando por analogía este principio a otros sujetos de derecho o sea las personas jurídicas;
desde el momento en que obtienen personalidad por parte del derecho, son portadores de una
serie de derechos y obligaciones.

naturaleza jurídica:
Teorías sobre la naturaleza jurídica de las personas jurídicas colectivas:
Estas, se analizan con el fin de determinar la veracidad de la existencia real y legal de las
personas jurídicas y el porqué de su reconocimiento, funcionamiento y aceptación en los
diferentes ordenamientos legales, existe gran diversidad de teorías pero dentro de las más
importantes encontramos:

Teoría de la ficción legal:


Esta se basa en que solo el ser humano individual “está dotado de la facultad de razonar” y
de la capacidad de obrar, indica además que todo lo que no es de un ser humano hombre o
mujer es de un ser ficticio que carece de toda facultad de razonar.

La teoría de la ficción legal, indica que solo a las relaciones de derecho privado puede
referirse la capacidad artificial de las personas jurídicas, exclusivamente a las relaciones
patrimoniales. De aquí́ que esta teoría define a la persona jurídica como un sujeto creado
artificialmente capaz de tener un patrimonio; infiriendo de la premisa anterior que la persona
jurídica como ser ficticio se encuentra completamente fuera del terreno de la imputabilidad;
los actos ilícitos solo pueden ser cometidos por los individuos que forman parte de ella y lo
rigen.

Esta indica que solamente la persona natural o física es la única que puede ser sujeto de
derechos y obligaciones, ya que es ella misma la única que puede manifestar su voluntad,
especialmente para obligarse, por lo cual se hace imposible imputarle derechos y
obligaciones a un ser ficticio. Y es por esta razón que se le llama a la constitución de las
personas jurídicas, ficción legal. Como toda teoría, esta tiene una critica y es el hecho que si
en realidad la persona jurídica fuera una ficción legal, esta no seria capaz de ser sujeta a
derechos y obligaciones, pues los derechos y obligaciones de los que gozan también serian
ficticios, lo cual no es cierto. Por esto la persona jurídica no puede ser una ficción legal.

Cualquiera que sea la conclusión personal que tengamos acerca de la teoría de la ficción; esta
demuestra su ineficiencia como medio para acreditar a la persona jurídica su propia
naturaleza, según el autor “Sinocal Fecha (Inocencio IV)”.13

Teoría de la ficción doctrinal:


Coincide con la teoría anterior al afirmar que solo el hombre o ser humano es persona, “pero
no acepta el concepto de ficción y afirma que la persona jurídica carece de existencia natural
o legal”.

Los autores que sostienen; que solamente la persona natural tiene verdadera existencia y que
la persona jurídica es una creación doctrinaria. Así́ señalan varios criterios diciendo en primer
lugar, que la persona jurídica es un patrimonio o conjunto de derechos, pero sin ser sujeto
real; así́ ponen énfasis en el patrimonio y no en existencia real. Otro criterio sostenido es que
la persona jurídica no es un sujeto de derechos, sino sencillamente un fin, el que para poder
realizarlo es necesario afectar un patrimonio; así́ se afirma que la persona jurídica no es más
que una forma de propiedad colectiva destinada al logro de un fin, el fin determinado por los
copropietarios.

Se le critica a esta teoría el hecho que la persona jurídica si es sujeto de derechos y


obligaciones independientemente de los mismos derechos y obligaciones a que están sujetos
los copropietarios, por lo que es mucho más que un conjunto de bienes o derechos y es más
que un fin.
Teoría de la realidad:
Esta afirma “que las personas jurídicas tienen vida propia y consecuentemente son sujetos de
derecho”. La persona jurídica nace, crece y muere pero dentro del mundo de lo jurídico o
dentro del mundo del derecho.

Sostiene que no solo la persona natural puede ser un sujeto de derecho (teoría de la persona
real ideal) y agrega que las personas jurídicas también tienen existencia y consecuentemente
pueden ser sujetos de derecho, (teoría del derecho subjetivo).

El ser humano tiene capacidad jurídica autónoma sobre ciertas organizaciones sociales, en
esto no hay nada artificial; y es cierto que las personas jurídicas no son corporales, pero no
por esto dejan de ser una cosa real, por ejemplo la persona jurídica está representada por su
jefe, el cual determina su competencia; la voluntad que los órganos manifiestan por esta vale
como voluntad de la corporación; de igual modo el acto doloso y culposo de los órganos vale
como culpa propia de la corporación.

Aun cuando se acepta la realidad de la existencia de la persona jurídica, todavía no existe un


acuerdo en señalar adecuadamente la verdadera naturaleza de la persona jurídica, indicando
que fijar claramente la verdadera naturaleza no es cosa muy fácil, debido a que sin ser persona
física tiene atributos de la persona natural; como por ejemplo en la asociaciones, la pluralidad
de personas forma una más alta unidad, que no consiste en una suma de los individuos, sino
en un producto de estos y como nuevo sujeto jurídico se contrapone a los individuos que la
forman, el sujeto es su unidad ideal, la cual subsiste siempre, aun con el cambio de sus
miembros. Esta, sin considerar a las personas morales como organismos biológicos, las
considera seres reales, revistiéndolos de personalidad, precisamente porque ve en ellos
sujetos de una voluntad colectiva, unitaria y continua.

Teorías conciliatorias:
También se denominan eclécticas y toman lo más acertado de cada criterio indicado con
anterioridad, descartando únicamente la idea de ficción.

De las diversas teorías, algunas no desarrolladas en su totalidad y con constantes cambios en


su evolución tanto histórica como legal, se toman los puntos de vista necesarios para tratar
de desentrañar y dejar en claro lo que es la persona jurídica.
Características y atributos de la persona jurídica colectiva:

Clasificación:
Según el autor Alfonso Brañas; “desde el punto de vista corriente solo existe una clase de
persona: la individual. Y desde el punto de vista jurídico, existen además las llamadas
personas jurídicas (o sociales, morales, colectivas, abstractas)”, que existen de diferentes
formas o especies y su naturaleza ha sido objeto de amplios estudios doctrinarios.

Clasificación legal:
El actual Código Civil Guatemalteco, no hace distinción ni clasificación de lo que son las
personas jurídicas, indicando únicamente cuales deben ser consideradas en esa categoría, Art.
15 del Código Civil.
Alfonso Brañas, en su obra “Manual de Derecho Civil” ofrece una clasificación, tomando en
cuenta la enumeración del Código Civil:
De derecho
Instituciones y fundaciones
publico
De interés Establecimientos de asistencia social y otras
PERSONAS publico entidades.
JURÍDICAS De derecho
Asociaciones sin fines lucrativos
privado
De interés Asociaciones con fines lucrativos (Sociedades,
privado consorcios y otras)
Además explica que: “en forma sumamente concreta, puede afirmarse que el Código acepta
una división tripartita de las personas jurídicas: instituciones, fundaciones y asociaciones”
Se ve que tanto en la doctrina como en la legislación no existe una clasificación determinada
o clara acerca de las personas jurídicas.

Atributos:
Un atributo es una cualidad o propiedad de un ser o una cosa, que lo identifica y distingue de
otros de la misma especie. Los atributos de las personas jurídicas colectivas son:
personalidad, nombre, capacidad, domicilio fiscal, patrimonio, nacionalidad.

Nombre la persona jurídica colectiva:


Así́ como la persona natural o física debe individualizarse, del mismo modo debe hacerse
con la persona jurídica, la ley establece que en el procedimiento de creación de la persona
jurídica debe indicarse el nombre con el cual ha de distinguirse de los demás.

Una de las razones de exigir el registro del nombre de la persona jurídica, es para evitar que
ese nombre se repita y pueda confundirse con otro que pudiera estar registrado. Para los
efectos del registro o de la autorización correspondiente, es un requisito indispensable el que
se fije con toda claridad el nombre del ente que se está creando; por ejemplo en el caso de las
sociedades mercantiles con el solo hecho de su inscripción en el Registro Mercantil, se les
otorga el derecho al uso exclusivo de su razón social o de su denominación. (Art. 26 Código
de comercio)

Domicilio de la persona jurídica colectiva:


Domicilio; el domicilio de la persona jurídica según el código civil guatemalteco, es el que
se designa en el documento de su creación o, en su defecto, el lugar en que tenga su
administración o sus oficinas centrales. También se reputa como domicilio de las personas
jurídicas que tengan agencias o sucursales permanentes en lugares distintos

a los de su domicilio, el lugar en que se hallan dichas agencias o sucursales respecto de los
actos o contratos que estas ejecuten. El domicilio de la persona es la determinación de esta
en un lugar especifico, para hacer valer sus derechos y obligaciones. El domicilio de la
persona jurídica será́ aquel que se fije como sede en el documento de su creación, como por
ejemplo: la ley, los estatutos o la escritura de constitución. Generalmente el domicilio de la
persona jurídica se determina por aquel lugar donde tiene la sede principal, a no ser que al
constituirse se determine otra cosa, pero siempre deberá́ determinar el domicilio para los
efectos de ejercer sus derechos y responder por sus obligaciones. Art. 38 del Código civil.

Capacidad de la persona jurídica colectiva:


Personalidad y capacidad; considerada en sí misma, en cuanto a su existencia y capacidad
como sujeto de derecho. En cuanto a la capacidad debe decirse que las personas jurídicas
tienen capacidad de derecho (de goce) que adquieren desde el momento de su constitución.
La persona jurídica puede hacer ejercitar sus derechos y obligaciones por medio de su
representante; esta adquiere su capacidad luego de cumplidos los requerimientos para su
inscripción ante el registro correspondiente, deduciendo que la capacidad de las personas
jurídicas es un atributo otorgado por el reconocimiento de su existencia por parte del Estado.
Es una persona que actúa por medio de su representante, pues su capacidad y personalidad
son independientes o distintas de los individuos que la conforman. La capacidad de la persona
jurídica puede ser ejercida por una persona o por un órgano, como lo es la administración,
también puede ser una sola persona o varias las que la representan.

En relación a la persona u órgano que ha de ejercer la capacidad de representación de la


persona jurídica, esta debe determinarse al darle su origen, ya sea por parte de la ley, las
reglas de su constitución, sus estatutos o reglamentos o la escritura social. Art. 16 del Código
Civil. Es importante recordar que en el ejercicio de la capacidad y representación de la
persona jurídica, estos están enfocados específicamente en la consecución de los logros de
los fines para los cuales esta fue creada, porque al salirse de esos fines o la incapacidad para
alcanzarlos, puede ser una de las causas para su disolución.

Existen algunas teorías que se desarrollan en torno al presente tema, encontrando: La Teoría
de la ficción21, que indica que las personas jurídicas solo poseen los derechos expresamente
otorgados por la ley. Por el contrario, para las teorías realistas, las personas jurídicas gozan
de una capacidad jurídica general, salvo las limitaciones impuestas por el derecho objetivo o
que derivan de la naturaleza de las respectivas relaciones. Todavía una tercera teoría, la de la
especialidad del fin, supone que la persona jurídica solo puede realizar los actos que entran
en los fines de su institución.

Nacionalidad de la persona jurídica colectiva:


“La nacionalidad guatemalteca es el vinculo jurid́ ico-político existente entre quienes la
Constitución de la Republica determina y el Estado de Guatemala”22.La nacionalidad de las
personas jurídicas ha dado lugar a muy serias discusiones, siendo dos las posiciones más
genmásizadas:

La primera: sostiene que la persona jurídica, al igual que la persona individual, tiene
nacionalidad, diciendo; la nacionalidad de la persona jurídica será́ la de las personas
Congreso de la Republica de Guatemala, Código Civil Guatemalteco, Ley de nacionalidad,

Decreto 1613
que la forma; será́ la del Estado que la autoriza; se determinara por el lugar donde se halla la
sede principal; y por la nacionalidad que se le da en el contrato o escritura que la origina.
Como puede observarse, estos criterios ofrecen serios problemas que no responden
adecuadamente al problema de la nacionalidad de la persona jurídica.
La segunda: sostiene que la persona jurídica no tiene nacionalidad en el mismo sentido que
la tiene la persona individual, ya que la nacionalidad es el vinculo sociológico, político y
jurídico que une al individuo con el Estado; condiciones que no pueden darse entre el Estado
y la persona jurídica. Por esto la persona jurídica no tiene nacionalidad.

Las leyes guatemaltecas, siguen esta segunda posición, pues tanto la Constitución de la
Republica como la Ley de nacionalidad, solo le conceden nacionalidad a la persona
individual. Advirtiendo en el articulo setenta y seis de la Ley de nacionalidad que “son
guatemaltecas las personas jurídicas constituidas bajo las leyes de la republica”, otorgándoles
con ello la nacionalidad guatemalteca. La legislación guatemalteca se ha encontrado con este
problema y tal como se ve en las leyes, se sostienen dos posiciones: En la constitución no se
reconoce la nacionalidad a la persona jurídica (únicamente otorga el derecho a asociarse); y
en el articulo setenta y seis de la Ley de nacionalidad, si se les reconoce.

ATRIBUTOS DE LA PERSONA INDIVIDUAL


Están constituidos por el conjunto de facultades, características y situaciones que permitan
viabilizar su quehacer dentro del mundo de lo jurídico.
Así, tenemos que los atributos que debe reunir la persona individual para ser considerada
como tal son:
 CAPACIDAD (como atributo de aptitud de actuación jurídica)
 EL ESTADO CIVIL (como atributo de calificación)
 EL NOMBRE (como el atributo de individualización que permita distinguirla)
 EL DOMICILIO (como atributo de radicación que permita situarla)
 EL PATRIMONIO (como un conjunto de medios materiales y de cosas de que poder
Existencia de la persona jurídica colectiva: Duración y extinción de la persona jurídica
colectiva:
Creación:
La persona natural o física viene a la En términos generales, la persona jurídica es
existencia por el nacimiento natural; pero la creada con el propósito de alcanzar fines
persona jurídica viene a la existencia por determinados de carácter permanente y solo
creación, esta no nace físicamente; para la en pocos casos se crean algunas que tengan
creación de una persona jurídica es fines específicos y determinado por el
necesario seguir un proceso de creación. tiempo. En este ultimo caso, al crearse el
Este proceso está determinado por la ley y ente, deberá́ también determinarse el tiempo
por el carácter del ente que se desea crear. de duración. Pero lo más común al crearse
Un ejemplo; si se desea crear un partido un ente jurídico es el de que sea sin limite
político, es necesario para su creación que de tiempo, al grado que una de sus
se siga el proceso fijado en la Ley Electoral características es la de que puede tener más
y de Partidos Políticos y también en la vida que la de sus creadores.
constitución de la republica. Este proceso
termina cuando los órganos En el proceso que una persona jurídica
correspondientes le dan su aprobación, así́ colectiva esté por extinguirse, esta debe, así́
se dice: se ha creado un nuevo partido como en el procedimiento de su creación,
político. En este caso estamos frente a una llevar a cabo una serie de etapas para lograr
persona jurídica de interés publico. este fin, siendo uno de los más importantes
el de su liquidación. Esta tiene como
Ahora bien, en la creación de un ente de objetivo establecer cual es el patrimonio
interés privado, por ejemplo: una sociedad total de la persona jurídica, cumplir con
mercantil. Su creación se regirá́ por el todas las obligaciones que tenga pendientes
Código de comercio y el Código de y decidir cual será́ el destino en que se
notariado, principalmente. Pero siempre se utilizara o bien se le dará́ al excedente que
tendrá́ que seguir un proceso de creación, se haya quedado una vez cumplidas con todas
reunirán las personas interesadas en su sus obligaciones. El proceso de liquidación
creación para determinar sus fines, reunir el y el reparto o destino del excedente,
capital necesario para su inicio, se generalmente está determinado en la ley, las
elaboraran los estatutos, se fraccionará la reglas de la institución, sus reglamentos,
escritura de constitución y luego se estatutos o escritura social, según sea la
solicitara la inscripción en el registro clase de persona jurídica a la cual se refiera.
correspondiente; una vez aprobado todo el Este es el procedimiento cuando se trata de
procedimiento e inscrita la sociedad se dirá́ la extinción o disolución de una persona
que ha sido creada la sociedad tal. jurídica.

La ley, los estatutos o la escritura La ley contempla otros casos, por ejemplo:
constitutiva de la persona jurídica, la fusión o transformación de la persona
contemplan todos los requisitos que la jurídica. En este caso se fusionan dos o más
misma debe llenar para que pueda funcionar para dar vida a una sola que puede ser del
normalmente. mismo o distinto carácter y también, con
distintos fines pero con el mismo
Esta es la razón por la cual siempre es patrimonio de las que le precedieron. En
necesaria la existencia de un órgano estatal este caso, los derechos y las obligaciones de
fiscalizador para verificar el cumplimiento las que le dieron origen quedan vigentes por
de los requisitos establecidos en la ley. un tiempo determinado por la ley. En el
Las disposiciones de estos cuerpos legales, primer caso señalado la persona jurídica se
no explican los procedimientos de creación extingue totalmente y su patrimonio se
de las personas jurídicas; salvo las del liquida; mientras que en el segundo caso una
código de notariado, indicando cuales son o más personas jurídicas se fusionan o
los requerimientos de los instrumentos transforman dando vida a una nueva, pero
públicos constitutivos de sociedades, las del traspasándole a esta sus derechos y
código de comercio referentes al tema y las obligaciones. Hasta cierto punto, se
del código municipal en el ámbito que le extinguen y hasta cierto punto existen, pero
ocupa. por la vida que tiene la nueva.

Su duración puede determinarse de acuerdo


a lo siguiente:
- Al plazo para el cual fue creada.
- Atendiendo a la realización del fin para el
cual fue creada. - Atendiendo a la voluntad
de sus miembros.

- Atendiendo a la no realización de sus fines.


- Por acuerdo de la autoridad respectiva.
- Por las causas que determina los estatutos
de su escritura constitutiva.