Está en la página 1de 1

Diferencia entre promoción y Publicidad

Publicidad y promoción son dos herramientas de mercadeo y las dos son usadas en el mercadeo
moderno. A primera vista es difícil ver la diferencia entre publicidad y promoción. Tanto
publicidad como promoción usan las mismas técnicas y los resultados obtenidos son
básicamente los mismos.
Sin embargo, hay algunas cosas que destacan la diferencia entre publicidad y promoción.
Estas diferencias son las siguientes:

Las técnicas de publicidad son con frecuencia usadas por compañias de nivel mediano y grande.
El objetivo de estas compañias es reforzar su marca y de desarrollar ventas a largo plazo. El
tipo más popular de publicidad son eventos por televisión y radio, prensa local o nacional,
grandes carteleras y panfletos.

El poder principal de la publicidad es crear fuertes marcas y generar ventas a largo plazo.
Además de ventas a largo plazo también ayuda a mejorar las ventas a corto y mediano plazo.
Crear y reforzar la lealtad del cliente es el máximo objetivo de la publicidad.

Por supuesto, hay un número de similaridades en la publicidad y promoción. Estas dos


herramientas del mercadeo son algunas veces complementarias y no es raro que las campañas
publicitarias usen promociones también. Durante campañas publicitarias, las promociones son
usadas para hacer el éxito de la campaña mucho más grande.

Publicidad
En el sentido más estrecho, publicidad se refiere a mensajes que envías al público mediante
periódicos y revistas, exhibiciones, anuncios espectaculares, comerciales de radio y TV y banderas
en páginas web. Tú controlas el contenido y los gráficos y pagas por el espacio para mostrar tu
mensaje. Los anuncios están pensados para trabajar gráficamente con el medio para hacer que tu
mensaje resalte, compitiendo con artículos, gráficos, música, espectáculos y otros anuncios,
llamados "clutter" (aglomeración). Entre más anuncios tenga un medio, mayor aglomeración tendrá
y menos atractivo será.

Promoción
Promoción, mejor conocida como promociones, es un método de anunciar tu producto o servicio
usando medios más dinámicos que puedes más fácilmente modificar o cambiar. Ejemplos incluyen
los cupones, ventas especiales, recomendaciones de celebridades, eventos, patrocinios de equipos o
ligas; concursos, rebajas, muestras gratuitas, catálogos, redes sociales, donativos, y correo directo.
A diferencia de las relaciones públicas, que son un intento de lograr que los medios promuevan tu
mensaje sin costo, la promoción frecuentemente es un gasto. Una campaña en redes sociales es un
ejemplo de una promoción que no genera costo, además del tiempo del personal.