Está en la página 1de 2

Principio de exclusión de Pauli

El principio de exclusión de Pauli es una regla de la mecánica cuántica enunciada por


Wolfgang Ernst Pauli en 1925. Establece que no puede haber dos fermiones con todos sus
números cuánticos idénticos (esto es, en el mismo estado cuántico) dentro del mismo sistema
cuántico. Formulado inicialmente como principio, posteriormente se comprobó que era
derivable de supuestos más generales: de hecho, es una consecuencia del teorema de la
estadística del espín.

El principio de exclusión de Pauli solamente aplica para los fermiones, no para los bosones.
En un experimento realizado por investigadores de la Rice University se utilizaron dos
átomos de Litio, uno de los cuales es un bosón (Litio-7) y el otro un fermion (Litio-6). Se
enfriaron los átomos hasta temperaturas cercanas al cero absoluto. Lo que se puede apreciar
es como la nube del bosón se va compactando sin embargo, la nube del fermion casi no sufre
cambios debido a la repulsión de los fermiones establecida por el principio de Pauli.

Esto significa que dos electrones (fermiones) que se encuentren en un átomo no podrán
poseer a la vez iguales números cuánticos. Este hecho explicaría que los electrones se
dispersen en capas o niveles en torno al núcleo del átomo y por lo cual, los átomos que posean
mayor número de electrones ocupen mayor espacio, debido a que aumenta el número de
capas de las que consta el átomo.

Regla de Hund
La regla de Hund es un principio empírico formulado en 1927 por el físico alemán Friedrich
Hund, a partir del estudio de los espectros atómicos y la distribución de elementos en la tabla
periódica. La regla se enuncia como sigue:

Al llenar orbitales de igual energía (los tres


orbitales p, los cinco d, o los siete f) los electrones
se distribuyen, siempre que sea posible, con sus
espines paralelos, llenando los orbitales con la
multiplicidad mayor. La configuración atómica es
más estable (es decir, tiene menos energía) cuanto
más electrones desapareados (espines paralelos)
posee.

También se denomina así a la numeración lógica de


la multiplicidad de Hund.

Cuando varios electrones están descritos por


orbitales degenerados, la mayor estabilidad
energética es aquella en donde los espines electrónicos están desapareados (correlación de
espines).

Para comprender la regla de Hund, hay que saber que todos los orbitales en una subcapa
deben estar ocupados por lo menos por un electrón y deben ser apareables antes de que se le
asigne un segundo. Es decir, todos los orbitales deben estar llenos y todos los electrones en
paralelo antes de que un orbital gane un segundo electrón. Y cuando un orbital gana un
segundo electrón, éste deberá estar apareado del primero (espines opuestos o antiparalelos).
Por ejemplo:

3 electrones en el orbital 2p; px1 py1 pz1 (vs) px2 py1 pz0
(px2 py1 pz0 = px0 py1 pz2 = px1 py0 pz2= px2 py0 pz1=....)

Así, los electrones en un átomo son asignados progresivamente, usando una configuración
ordenada con el fin de asumir las condiciones energéticas más estables. El principio de
Aufbau explica las reglas para llenar orbitales de manera que no se viole la Regla de Hund.
En resumen, como existen orbitales equivalentes, primeramente se completa los electrones
al máximo que se pueda y posteriormente se pasa a emparejar.

La regla de Hund complementa al principio de exclusión de Pauli permitiendo la dilucidación


completa de la estructura electrónica de los átomos.

Principio de Aufbau
Se denomina principio de construcción (Aufbau) al procedimiento para deducir la
configuración electrónica de un átomo, y consiste en seguir un orden para el llenado de los
diferentes orbítales, basado en los diferentes valores de la energía de cada uno de ellos. Para
recordarlo se utiliza el diagrama de Möller o de las diagonales, así como la regla de la mínima
energía (n+l).

Regla del serrucho

Para llenar los orbitales correctamente, siga la


dirección de la flecha tal como se muestra en la gráfica.
Primero 1s, luego 2s, después sube a 2p y baja 3s, 3p y
baja a 4s. En este punto, el siguiente nivel de energía
más bajo no es 4p, sino que sube a 3d para luego bajar
a 4p y 5s. Y así, sucesivamente.

Se le llama la regla del serrucho, debido a la acción de


subir y bajar del modo descrito: 1s 2s 2p 3s 3p 3d 4s 4p
4d 4f 5s 5p 5d 5f 6s 6p 6d 6f 7s 7p 7d 7f