Está en la página 1de 9

CRECIMIENTO No.

2
CLASE No. 3
"LOS ENEMIGOS DE LA COMUNIDAD"

META: Mostrar cuales son los factores de división en una comunidad y como no participar en
estos, logrando la uni6n por el Amor.

En las clases anteriores vimos cómo a través de la amistad, de la uni6n y del amor con nuestros
hermanos en la fe, o sea a través de la comunidad, es como Dios puede guiarnos como a
un pueblo, y es también como mejor podemos servirle y dar testimonio al mundo del amor de
Dios.

Pero también sabemos que nuestro enemigo, Satanás, no se queda indiferente donde la obra del
Espíritu Santo está teniendo algún fruto, y que además tratará por todos los medios de entorpecer
o destruir la obra de Dios, .y su mejor estrategia es la divisi6n. Jesús ha dicho: "Todo reino dividido
en dos bandos está perdido, y toda ciudad o familia dividida no podrá subsistir". (Mat. 12:25 ss.)

Si Satanás puede lograr la división interna en una comunidad, esta se destruye sola, y esto no es
muy difícil de lograr, ya que el se vale de las debilidades humanas como son: hablar a la ligera,
juzgar, dejarnos llevar por los chismes, hacer case de murmuraciones, etc.

Debemos ser conscientes, pues, de cuáles son esos instrumentos lie divisi6n de nuestro
adversario, para no hacernos cómplices, por ignorancia, de sus planes destructivos, y contribuir a
la divisi6n en la comunidad.

Revisemos cuales son algunos de estos instrumentos de división, y recapacitemos en la forma en


que se presentan, y el daño que nos hacen:

A) LAS CRITICAS: Es a través de estas, que las personas, en lugar de fijarse en Jesús, se
detienen a fijarse en las personas como humanos. Casi siempre, esta crítica se hace
secretamente, dando lugar a las MURMURACIONES. No sólo se causa daño a las per- sonas que
escucharon, sino que además la persona criticada no se entera (al menos directamente) de la
causa o motivo de esa crítica, con lo cual se le hace daño, ya que no podrá corregir su error
(ó lo hará demasiado tarde), además de que habremos ya predispuesto en su contra a aquellas
que nos han oído esas críticas, y que posiblemente nunca tengan oportunidad de conocer el
fondo de lo que están criticando.
Debemos parar las murmuraciones y las criticas, ya que estas son como el cemento que
construyen las paredes que nos dividen; LOS CHISMES Y MURMURACIONES ROMPEN LAS
RELACIONES ENTRE HERMANOS, y una buena forma de no permitir que esto suceda es no
haciéndonos cómplices escuchándolos o propiciándolos, más bien, si un hermano ha cometido
alguna falta (contra ti, contra otro, o con la comunidad) debemos orar pidiendo a Dios amor, y
hablar con el o ella a solas (Mat. 18:15-17). Cristo dijo: "ve a verlo a el" no a tus vecinos o a tus
amigos, debemos procurar por todos los medios ganar al hermano por el AMOR y no perderlo por
la crítica.

B) LAS MENTIRAS y falsos testimonies. A través de las mentiras, las exageraciones, las
adulteraciones, etc., se reciben daños muy grandes en una comunidad, ya que degeneran en
difamaciones y falsos testimonios. (Zac. 8:16-17). El exagerar una verdad, puede ser tan perjudicial
como el mentir, sobre todo cuando esto causa un daño directo a algún hermano.

Santiago 3, 2 nos dice que si controlamos nuestra lengua seremos capaces de controlarnos
totalmente y en 3:5-10 habla de cómo pecamos con la lengua y de como esta, aun siendo tan
pequeña, puede hacer mucho daño; por lo tanto, si conocemos el daño que podemos hacer
hablando de mas, hablando mal, o mintiendo, no nos prestemos a la división que por nuestra boca
podemos originar y más bien tratemos de que nuestra vida sea LUZ, y esta luz consiste en caminar
en toda verdad (I Jn. 2:9-11) y en amor a los hermanos aunque en ocasiones nos sea muy difícil,
(nunca imposible). Es hablar y actuar siempre con la verdad. (Ef. 4:25).

C) EL JUZGAR A LOS DEMAS: puede encerrar soberbia c envidia y cuando juzgamos a una
persona, nos sentimos superiores a ella. También, la mayoría de las veces, los juicios se hacen muy
a la ligera, sin conocer a fondo a la persona c las causas de su actitud, por eso con la idea que nos
hemos formado de una persona a través de un juicio, nos cerramos a recibir cualquier gracia que
Dios nos manda a través de esta persona, de manera que no encontraremos nada bueno en
ella y
solamente veremos todo lo malo. Muchas veces hacemos un juicio de alguna persona, y no nos
damos cuenta de que hacemos lo mismo que estamos juzgando y que Dios, nos juzgará con la
misma severidad con que nosotros juzguemos al hermano. (Mt. 7:1-5) (Rom. 14:10-13) (Rom.
2:1).

Aceptando a nuestros hermanos COMO ESTAN, es decir, pensando que el Señor los cambiará y
mejorará después, abrimos el canal del amor de Cristo y ponemos en nuestro corazón la seguridad
de que nuestro hermano está transformándose por el poder de Dios.
C) EL RENCOR o los resentimientos, son causas, en ocasiones, de que nuestras asambleas o
reuniones de oración se sientan a veces frías y áridas, ya que si cada uno de nosotros guarda un
pequeño rencor o un resentimiento hacia algún hermano, nuestra ofrenda de alabanza no
puede ser sincera y limpia, porque el Cuerpo está dañado en varios de sus miembros. En otras
ocasiones nos quedamos esperando que, aun y cuando nosotros tengamos la cul- pa, sea nuestro
hermano el que venga primero a pedirnos perdón y recurrimos al "orgullo propio" sin acordarnos
de que Dios tomó la iniciativa de perdonarnos, mucho antes de que se lo pidiéramos y de que al
rezar el "Padre Nuestro" nos comprometemos a perdonar, para que El nos perdone. (Mt. 6:12).

Otra causa del rencor es que a veces hemos perdonado de palabra, pero en nuestra mente,
seguimos recordando las causas de la ofensa. Una forma de no guardar rencor, es mantenernos en
comunión con la fuente del perdón y del amor, Dios Padre, y estar dispuestos, con firme
voluntad, a perdonar a todos los que nos ofendan o lastimen, sin poner condiciones o limites a ese
perdón, y al perdonar, OLVIDAR, como Dios olvida nuestros pecados y no nos lo recrimina. (Mt.
18:21-22).

D) NO DARNOS A LOS HERMANOS, no sacrificarnos por nuestros hermanos, no servirles, no


prestarles ayuda o ser ayudados, separarnos por grupos, todo esto, en la vida de comunidad,
representa división, ya que la comunidad funciona como un cuerpo en el que todos los miembros
son necesarios y todos tienen un servicio especial y se ayudan unos a otros. Cuando un
miembro no trabaja, los demás tendrán que suplir, en cuanto esté a su alcance, o sufrir la falta de
este miembro.

Estamos llamados a ser uno, como el Padre y Jesús son uno (Jn. 17:21) y esto significa que
debemos complementarnos unos a otros, y esto solo se logrará por medio del Amor de Dios
derramándose en los corazones de todos sus hijos para que todos como hermanos no vivamos
para nosotros mismos sino para los demás.
Podemos resumir, que todo aquello que cause división dentro de una comunidad Cristiana, deberá
ser quitado a tiempo, es como un cáncer, que si se detecta a tiempo y se trata, ya no tendrá
peligro, pero si se ignora o no se critica es mortal.

Así pues los JUICIOS, CRÍTICAS, CHISMES, MURMURACIONES, etc., considerémoslas como armas
de destrucción y división muy peligrosas. Con nuestro ejemplo, debemos mostrar a los demás cual
es el mejor medio de desechar estos daños, siempre por medio del Amor. Dispuestos al
perdón, aceptando al hermano como ESTA llegaremos a la perfecta unión en Cristo.
Si suprimíos Lograremos

mediante

DIVISIONES UNION CON CRISTO


JUICIOS AMOR FRUTOS DEL ESPIRITU
CRITICAS PAZ
+

MENTIRAS PERDON BUEN TESTIMONIO CRISTIANO


RENCORES COMPROMISO
EGOISMOS GOZO
ETC. SERVICIO
SACRIFICIO, ETC.

MEMORIZAR:
Rom. 2:1 la. Jn. 4:20-21 Zac. 8:16-17.

TAREA:
Proponernos no participar en criticas durante esta semana.

CITA LEMA:
NO JUZGUEIS Y NO SEREIS JUZGADOS (Mt. 7:1)
CRECIMIENTO No. 2 CUESTIONARIO No. 3

1. ¿Qué dice Mateo 12:25 ss., que le pasa a un Reino, ciudad o Comunidad, o familia divididos?
__________________________________________________________________________________
2. ¿Las armas que utiliza Satanás para conseguir la división de una Comunidad son:
(Busca la cita que corresponda a cada una).
Criticas ( ) a) 2 Tim. 2:23-24
Peleas ( ) b) Fil. 2:3
Juzgar ( ) c) Rom. 14:10
Mentiras ( ) d) Col. 3:9
Rivalidades ( ) e) Rom.2:1

3. ¿Cuando vemos que un hermano peca, según Mateo 18:15-17, debemos primero?
____________________ Si no escucha _____________________________________________
____________________ Si no hace caso ___________________________________________
____________________ Si ni a la comunidad hace caso _______________________________

4. ¿San Pablo, en su carta a los Efesios 4:25, nos dice: Desechando la ______________________________
______________________ hablad con toda ________________ cada cual con ____________________
__________________________ pues somos ________________________________________________

5. ¿Si alguno dice "ama a Dios" y aborrece a su hermano, es un: (1 Jn. 4:20)
A) Inadaptado B) Mentiroso C) Pagano

6. ¿Complete las siguientes sentencias: (Mt. 7:1-5).


No juzguéis y _______________________________________________
Con la medida en que midáis ______________________________________
Saca primero la viga de tu ojo ____________________________________________________

7. ¿Señala en que partes de la Biblia están las siguientes frases:


Nosotros debemos dar la vida por los hermanos
a) 1 Pedro 4:10 b) 1 Jn. 3:16 c) Sant. 5:19
Ayudaos mutuamente a llevar vuestras cargas
a) Gálatas 6:2 b) Heb. 13:16-17 c) Ef. 4: 15-16
¿De qué sirve, hermanos míos, que alguien diga "tengo fe" si no tiene obras?
a) 2 Tim. 4:5 b) 2 Cor. 6:3 c) Sant 2:14

8. Debemos desechar de nuestra vida _________________________________,


________________________________________,
_________________________________ y haciéndolo, lograremos
___________________________________________________
CRECIMIENTO No. 2
CLASE No. 4
"COMO DEMOSTRAR NUESTRO AMOR A LOS HERMANOS"

META: Enseñarlos a crecer no sólo en el amor a los hermanos, sino también en demostrarles
cristianamente ese amor.

A) No podemos conformarnos con amar a nuestros hermanos en el fondo del corazón o


meramente con palabras. (1 Jn. 3:16). Tenemos que demostrarles nuestro amor, que ellos estén
convencido de que los amamos, de que pueden acudir a nosotros para cualquier cosa, con toda
libertad, como acudirían a un hermano gemelo, a un padre, o mejor aún, a un verdadero cristiano.

Una de las primeras formas de demostrar a nuestros hermanos el amor, es sirviéndolos. Pero para
tomar nuestro lugar en el cuerpo de Cristo, con el fin de servir mejor a nuestros hermanos,
tenemos antes que:

a) ORAR, para que el Señor nos indique en que debemos servir y cómo vamos a emplear lo que
nos ha dado Dios para ellos, especialmente los carismas, que ya sabemos que siempre son un
regalo de Dios para su Iglesia. (Rom. 12:6-8).

b) CONVERTIRNOS. Para relacionarnos con los hermanos, necesitamos una conversión profunda,
lo cual significa cambiar de dirección volver al camino, volverse hacia Dios (Hech. 3:19) (Ez. 11: 19
y 36:26). Esta conversión tiene que ser sincera, interna y verdadera, pues al Señor no le gustan las
cosas exteriores o apariencias, sino lo profundo, la verdad, que en este caso tiene que ser un
cambio total de actitud hacia los demás, cambio que nos llenara de amor, de entrega, de
generosidad, y que por tanto evitará los chismes, las criticas, los egoísmos, etc.

c) Unirnos con Dios Padre, con Jesús, por medio de su Espíritu, dejando que este nos guie y
siguiendo dócilmente sus inspiraciones para construir el Cuerpo de Cristo, su Iglesia, del cual El es
la cabeza (Col.
1:18). Esta unión con Dios nos hará canales, en los cuales podrá trabajar a su gusto, piedras vivas
que El podrá usar en la construcción y edificación de esa Iglesia.

B) Debemos amar a nuestros hermanos con un amor cariñoso, cálido, como el amor de Cristo.
(Rom. 15:1) El nos ama tal como somos, nos respeta y nunca nos manipula ni nos fuerza. Cuando
no amamos a nuestros hermanos, hacemos lo contrario de lo que hizo Cristo, que nos am6 hasta
EL FIN. Las obras de la carne se oponen siempre al amor, con iras, rencillas, divisiones, discusiones,
envidias, etc. (Gálatas 5:19-21
Efesios 4:25-32).
Jesús tiene que sanar nuestras relaciones en la Comunidad (Rom. 14:1-
5). Un mal muy grande, es discutir sobre cosas sin importancia y ser chismosos. Si vemos que
alguien hizo algo malo, debemos llamarlo a solas, reprenderlo con amor, y así lo ganamos; pero si
en lugar de eso lo contamos a otros, tal vez agrandándolo, lo volvemos "chisme", y se pierde al
hermano. (Mt. 18:15) (1 Tes. 5:12-17) Para amar a nuestro hermano y demostrárselo, tenemos
que: ACOGER. PERDONAR Y DAR.

AMOR
ENTRE
HERMANOS

a) ACOGER. Es decir, que todo el que se acerque a nosotros, lo recibamos con cariño,
amabilidad y sonrisa. (Rom. 15:7).

b) PERDONAR las injurias, ofensas y faltas de atención del hermano. Pero para perdonar, tenemos
que aprender a amar (Col. 3:12-14). Debemos considerar nuestra vida como una escuela en la cual
aprendemos a amar. Es por el amor por lo que seremos juzgados; si reprobamos en esa escuela,
perdemos todo. Cuando lleguemos a la otra vida y le digamos al Señor, como en Mateo 7:21-23
que hemos hecho muchas cosas buenas, El no nos recibirá por hablar en lenguas, ni por haber
expulsado demonios, sino por visitar enfermos, vestir desnudos, en una palabra, por amar y servir
a los hermanos (Mt. 25:35).

En Gálatas 5:22, vemos lo mismo que nos dijo el Papa en el Congreso Carismático que tuvo lugar
en Roma en 1975: Que el fruto del Espíritu debe ser el amor.

Debemos tener el mismo amor con que nos ama el Señor. Les sugiero que en 1 Corintios 13:4-8,
pongan su nombre en lugar de Caridad, y vean cómo y en que fallan Ejemplo: El amor es paciente
(YO MARGARITA, o JUANA o ALBERTO soy paciente, soy servicial, no soy envidioso, etc.) En este
capítulo podemos notar una cosa, y es que cuando se habla de caridad, es como si habláramos de
los sentimientos de Cristo, y es a estos a los que debemos tender. El nos perdona siempre,
constantemente, repetidas veces, cada vez que lo ofendemos, porque nos ama. Filipenses 2:12-15.
No busquemos, como dice San Francisco en su oración, ser comprendidos sino
comprender, ser amados sino amar, porque dando es como recibimos y perdonando es como el
Señor nos perdona.
El amor es la misma esencia de Dios. El amor nunca pasará, y nosotros permaneceremos en el
amor si AMAMOS a nuestros hermanos.
c) DAR. Dar no quiere decir únicamente dar a los demás dinero o cosas que nos sobran. Dar
consiste en darse uno mismo, con todo nuestro tiempo, dones, carismas y todo lo que el Señor nos
da.

Los apóstoles Pedro y Juan, un día vieron a un tullido y le dijeron que no tenían ni oro ni plata,
pero que lo que tenían se lo daban, y en el nombre de Jesús hicieron que el tullido caminara
(Hechos 3:1-8). El Señor nos tiene que enseñar a DAR, no lo que nosotros pensamos que debemos
dar, sino lo que necesita verdaderamente el hermano. Tenemos que estar atentos para ver que
necesita y dárselo.

A veces somos tan grandes, es decir, tan poco niños, que no sabemos querer ni demostrar nuestro
cariño. A veces el hermano necesita un apretón de memos, o que le digamos "te quiero, hermano"
o que le demos un beso, y nosotros no somos capaces de hacerlo. Pidámosle al Señor que nos
quite las inhibiciones y que sepamos darnos en amor, aunque se burlen de nosotros, aunque no lo
agradezcan, como El nos ensenó a dar todo, hasta la vida. (Santiago 2:14-17).

Esto no quiere decir que nos volvamos una Comunidad demasiado demostrativa, pero si una
Comunidad unida, fraternal, cálida, de la que todos puedan decir: "Vean como se aman" (Jn.
13:34).

Que nadie se quede triste por habernos tratado, que haya siempre un reflejo del Señor en
nosotros, y para esto tenemos que llenar-nos de El, y antes de ir a hablar de Dios a los hermanos,
tenemos que hablar de los hermanos a Dios, es decir, tenemos que orar por ellos, por todos
especialmente por aquellos que han hecho algo que no nos ha gustado, aunque sea contra
nosotros. Que nuestro testimonio, en esta Comunidad, sea nuestra paciencia, perdón, alegría
y actitud cristiana, es decir, actitud de amor hacia todos.

MEMORIZAR: 1 Jn. 3:16-18 Rom. 15:1-2 Gal. 4:32 Jn. 13-34.

TAREA: Esforzarnos en aceptar a nuestros hermanos como estén, demostrándoles nuestro amor.

CITA LEMA:
REVESTIOS DEL AMOR, QUE ES EL VINCULO DE LA PERFECTION. (Col. 3:14).
CRECIMIENTO No. 2 CUESTIONARIO No. 4

1. En 1a. de Juan 3:16, aprendemos que conoceremos lo que es el amor, en que También nosotros

................................................................................................................................................................................

2. Una forma de demostrar nuestro amor a nuestros hermanos es


(Santiago 2:14-16) ……………………………………………………………………………………………………………………………………………

3. Si no hemos amado a nuestros hermanos hasta ahora, debemos hacer:


a) Hechos 19:20) a……………………… y c.............................. para que ………………………………………………………………..
..............................................................
b) (Romanos 15:7) A...................................mutuamente como os
A..................... C..................... para....................

4. ¿Según Gálatas 5:20-21, cuales son las obras de la carne que se oponen al
amor?...................................................................................................................................................................
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

5. ¿Que debes hacer si ves alguna falta en tu hermano? (Mt 18:15)

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

6. Tesalonicenses 5:12-17 nos enseña a


a) tener consideración a.....................................................
b) vivir en paz .............................................................
c) amonestar a .............................................................
d) animar a...............................................................
e) sostener a ..............................................................
f) ser siempre pacientes con...............................................

7. Como el Señor nos perdona, nosotros debemos ................................


........................................... (Col 3:12-15).

8. ¿Que le dieron Pedro y Juan al tullido? (Hechos 3:1-8)

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

9. Cita 6 cosas que puede necesitar nuestro hermano y que tu puedes darle:

………………………. ………………………. ………………………. …………………………. ………………………… …………………………

10. ¿Cual es el MANDAMEENTO NUEVO DE JESUS? Jn.13:34)

................................................................................................................................................................................

11. ¿En qué conocerán que somos discípulos de Jesús? (Jn. 13:34-35)
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………