Está en la página 1de 15

FACULTAD DE INGENIERIA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

CENTRO ULADECH CHIMBOTE

CICLO: VII

ASIGNATURA: INSTALACIONES ELECTRICAS

TEMA: SISTEMA DE PROTECCION Y CONTROL

DOCENTE:

 ING. CESAR LOPEZ AGUILAR

INTEGRANTES:

 DIONICIO PONCE JHAZMIR


 MEJIA ALAYO ALEJANDRO
 MELENDE CALDERON STACY

FECHA: 2017
1. Introduccion

Según (Ramírez S. 2003)1, Un sistema de suministro y transporte de Energía

Eléctrica debe cumplir con varios requisitos indispensables para prestar un servicio

con niveles altos de calidad y seguridad. Esto en parte se cumple mediante la

aplicación de normas y procedimientos muy precisos durante las etapas de

planeamiento, diseño, construcción y operación de los Sistemas de Potencia. Un

sistema de protección bien diseñado y adecuadamente coordinado es vital para

asegurar que el sistema eléctrico de potencia opere dentro de los requerimientos y

parámetros previstos.

Al brindarle seguridad a redes y costosos equipos, también se está protegiendo una

inversión de capital muy grande y se protege también a las personas. La operación

automática permite aislar las fallas tan rápido como sea posible para minimizar los

daños.

2. Objetivos:

2.1. Objetivo General.

Conocer la función del sistema de protección y control eléctrico.

2.2. Objetivos Específicos.

Identificar las características funcionales de un sistema de Protección

Conocer los Requerimientos Generales

Saber las capacidades Nominales de Equipos de Protección y Control

Saber utilizar la estructura de un sistema de protección

Conocer lo interruptores automáticos


3. Marco teórico:

3.1.Definición
Según (Wikipedia, 2017)2 Los Sistemas de Protección se utilizan en los sistemas
eléctricos de potencia para evitar la destrucción de equipos o instalaciones por
causa de una falla que podría iniciarse de manera simple y después extenderse sin
control en forma encadenada. Los sistemas de protección deben aislar la parte
donde se ha producido la falla buscando perturbar lo menos posible la red, limitar
el daño al equipo fallado, minimizar la posibilidad de un incendio, minimizar el
peligro para las personas, minimizar el riesgo de daños de equipos eléctricos
adyacentes.

3.2.Características funcionales de un sistema de Protección

Según (Villegas J. 2012)3, Tanto un sistema de protección en su conjunto como

cada una de las protecciones que lo componen, deben satisfacer las siguientes

características funcionales:

Sensibilidad la protección debe saber distinguir inequívocamente la situación

de falla de aquellas que no lo son. Para dotar a un sistema de protección de esta

característica es necesario:

 Establecer para cada tipo de protección las magnitudes mínimas necesarias

que permiten distinguir las situaciones de falla de las situaciones normales

de operación.

 Establecer para cada una de las magnitudes necesarias las condiciones

limite que separan las situaciones de falla de las situaciones normales de

operación.
3.2.1. Selectividad

La selectividad es la capacidad que debe tener la protección para, una

vez detectada la existencia de falla, discernir si la misma se ha

producido dentro o fuera de su área de vigilancia y, en consecuencia,

dar orden de disparar los interruptores automáticos que controla,

cuando así sea necesario para despejar la falla.

Tan importante es que una protección actúe cuando tiene que actuar

como que no actúe cuando no tiene que actuar. Si la falla se ha

producido dentro del área vigilada por la protección ésta debe dar la

orden de abrir los interruptores que aíslen el circuito en falla. Si, por el

contrario, la falla se ha producido fuera de su área de vigilancia, la

protección debe dejar que sean otras protecciones las que actúen para

despejarla, ya que su actuación dejaría fuera de servicio un número de

circuitos más elevado que el estrictamente necesario para aislar la falla

y, consecuentemente, implicaría un innecesario debilitamiento del

sistema.

3.2.2. Rapidez

Tras haber sido detectada, una falla debe ser despejada lo más

rápidamente posible. Cuanto menos tiempo se tarde en aislar la falla,

menos se extenderán sus efectos y menores daños y alteraciones se

producirán al reducirse el tiempo de permanencia bajo condiciones

anómalas en los diferentes elementos. Todo ello redunda en una

disminución de los costes y tiempos de restablecimiento de las

condiciones normales de operación, así como de reparación o


reposición de equipos dañados, y, por tanto, en un menor tiempo de

indisponibilidad de las instalaciones afectadas por la falla, lo que

posibilita un mayor y mejor aprovechamiento de los recursos ofrecidos

por el SEP.

La rapidez con que puede actuar una protección depende directamente

de la tecnología empleada en su construcción y de la de la velocidad de

respuesta del sistema de mando y control de los interruptores

automáticos asociados a la misma.

Sin embargo, un despeje óptimo de la falla no exige que todas las

protecciones que la detectan actúen de forma inmediata. En función de

esta característica las protecciones se clasifican en:

3.2.3. Protecciones instantáneas

Son aquellas que actúan tan rápido como es posible debido a que la falla

se ha producido dentro del área que vigilan directamente. En la

actualidad, a nivel orientativo, el tiempo usual de despeje de una falla

en AT mediante una protección instantánea.

3.2.4. Protecciones de tiempo diferido o con retraso en tiempo

Son aquellas en las que de manera intencionada se introduce un tiempo

de espera que retrasa su operación, es decir, que retrasa el inicio de la

maniobra de apertura de interruptores una vez que ha sido tomada la

decisión de operar. Este retraso facilita, por ejemplo, la coordinación

entre protecciones con el objetivo de que actúen solamente aquellas que

permiten aislar la falla desconectando la mínima parte posible del SEP.


4. Sistema de Protección Eléctrico

4.1.Requerimientos Generales

Según (CNE, 2006)4 Requerimiento de Dispositivos de Protección y Control


A menos que se indique de forma diferente en esta Sección o en otras secciones
relacionadas con equipos específicos, los aparatos eléctricos y los conductores de
fase o no puestos a tierra, deben ser provistos con:

 Dispositivos para abrir automáticamente un circuito eléctrico en caso de que:


La corriente en el circuito eléctrico alcance un valor tal que dé lugar a que se
presenten temperaturas peligrosas en los aparatos o conductores; y en la
eventualidad de cortocircuitos a tierra, en concordancia con la Regla 080-102;
y Ante corrientes residuales a tierra que puedan ocasionar daños o
electrocución a personas o animales, en instalaciones accesibles.

 Dispositivos de control operables manualmente en el punto de alimentación,


para desconectar en forma segura y simultánea todos los conductores no
puestos a tierra del circuito.

 Dispositivos que, cuando sea necesario desconecten un circuito al producirse


una falla o pérdida de tensión apreciable en el mismo

4.2.Capacidades Nominales de Equipos de Protección y Control

Según (CNE, 2006)5 Para circuitos de 1 000 V o menos:

 Los equipos eléctricos requeridos para interrumpir corrientes de falla, deben


tener capacidades nominales suficientes para la tensión nominal empleada y
para la corriente de falla que pueda presentarse en sus bornes.

 Los equipos eléctricos requeridos para interrumpir otras corrientes que no sean
de falla, deben tener capacidad nominal suficiente para la tensión nominal
empleada y para la corriente a interrumpir.
4.3.Conexión de Dispositivos

Los dispositivos requeridos en esta Sección no deben ser conectados en ningún


conductor neutro o conductor conectado a tierra, excepto cuando:

 Los dispositivos previa o simultáneamente desconecten todos los conductores


de fase.
 Se conecte un dispositivo de sobrecorriente en un circuito de 2 conductores,
que tenga un conductor neutro puesto a tierra, y habiendo la posibilidad de que
el conductor neutro pueda asumir una tensión respecto a tierra, de magnitud
suficiente para crear una condición peligrosa, debido a una conexión a tierra
poco confiable.
 El dispositivo de sobrecorriente esté localizado en una parte del circuito
conectado mediante un enchufe de 2 polos, en la medida que el circuito no
exceda los valores de 15 A y 250 V.

4.4.Estructura de un sistema de protección

Según (CNE, 2006)6 La gran importancia de la función realizada por el sistema

de protección hace aconsejable dotarlo de una estructura que impida que el

fallo de uno cualquiera de sus equipos deje desprotegido al SEP y desencadene

una serie de consecuencias indeseables.

Un análisis técnico aconsejaría cubrir mediante equipos de respaldo el posible

fallo de los equipos de protección principales. Sin embargo, consideraciones

de tipo económico hacen inviable la utilización de equipos de respaldo en los

casos que la experiencia muestra que la probabilidad de producirse una falla es

mínima. Por el contrario, en casos como el de la protección de líneas aéreas

que soportan estadísticamente alrededor del 90 % de las fallas que ocurren en

un SEP, el establecimiento de sistemas de respaldo resulta imprescindible.

Por esta razón, el sistema de protección de la red se estructura en base a:


1. Protecciones primarias.

2. Protecciones de respaldo

4.4.1. Protecciones primarias

Las protecciones primarias son aquellas que tienen la responsabilidad de

despejar la falla en primera instancia. Están definidas para desconectar el

mínimo número de elementos necesarios para aislar la falla.

Con el fin de optimizar sus prestaciones, el SEP se divide en zonas de

protección primaria definidas en torno a cada elemento importante, tal y

como se indica en la figura. Cada zona se traslapa con sus adyacentes con

el fin de evitar que se produzcan zonas muertas no cubiertas por

protecciones primarias. El traslape entre dos zonas se establece alrededor

del interruptor común a ambas que sirve de separación entre los dos

elementos contiguos cor respondientes.

4.4.2. Protecciones de respaldo

Las protecciones de respaldo son aquellas que tienen la responsabilidad

de despejar la falla en segunda instancia, es decir, solamente deben operar

en el caso de que hayan fallado las protecciones primarias

correspondientes. Por esta razón es muy importante independizar entre si

las causas de fallo de la protección principal y de respaldo, de forma tal

que nada que pueda producir el fallo de la protección principal sea capaz

también de provocar el fallo de la protección de respaldo. Usualmente

esto se consigue empleando distintos elementos y circuitos de

alimentación, control, etc., en uno y otro tipo de protección.


Las protecciones de respaldo deben operar con retardo en tiempo

respecto a las principales con el fin de dejarles tiempo suficiente para que

puedan actuar. Una vez que se haya producido esta actuación, las

protecciones de respaldo deben ser reinicializadas con el fin de impedir

innecesarias aperturas de interruptores.

Cuando la protección de respaldo esta instalada en una subestación

contigua a la que contiene la protección principal recibe el nombre de

protección de respaldo remoto. Las protecciones de respaldo remoto

presentan la ventaja de separar, como consecuencia de su propia filosofía

de instalación, las causas de fallo respecto a las protecciones primarias

correspondientes. Sin embargo, presentan el inconveniente de que su

actuación conduce siempre a la desconexión de un área de la red mayor

que la estrictamente necesaria para aislar la falla.

Finalmente, es necesario señalar que una misma protección puede

desempeñar funciones de protección primaria para un determinado

elemento y, al mismo tiempo, funciones de protección de respaldo para

otro elemento. Asimismo, cuando las protecciones primarias se

encuentran fuera de servicio debido a tareas de reparación o

mantenimiento, las protecciones de respaldo correspondientes se

convierten en protección primaria frente a las fallas que puedan

producirse.
4.4.3. Elementos de un equipo de protección

Un equipo de protección no es solamente la protección o relé,

propiamente dicho, sino que incluye a todos aquellos componentes que

permiten detectar, analizar y despejar la falla. Los principales elementos

que componen un equipo de protección son:

• Batería de alimentación.

• Transformadores de medida para protección.

• Relé de protección.

• Interruptor automático.

4.4.4. Protección por relevadores

La función de la protección por relevadores es originar el retiro rápido

del servicio de cualquier elemento de un sistema de potencia cuando este

sufre un cortocircuito o cuando empieza a funcionar en cualquier forma

anormal que pueda originar daño e interfiera de otra manera con el

funcionamiento eficaz del resto del sistema.

El equipo de protección esta ayudado, en esta tarea, por interruptores que

son capaces de desconectar el elemento defectuoso cuando el equipo de

protección se los manda. Estos interruptores están localizados de tal

manera que cada generador, transformador, barra colectora, línea de

transmisión, etc, pueda desconectarse por completo del resto del sistema.

Estos interruptores deben tener la capacidad suficiente para que puedan

conducir momentáneamente la corriente máxima de cortocircuito que

puede fluir a través de ellos, e interrumpir entonces esta corriente; deben

soportar también el cierre de un cortocircuito semejante e interrumpirlo


de acuerdo con ciertas normas prescritas. Los fusibles se emplean donde

los relevadores de protección y los interruptores no son justificables

económicamente.

4.4.5. Batería de alimentación

La batería de alimentación es el elemento que garantiza la continuidad

del suministro de la energía necesaria para el funcionamiento del equipo

de protección. La alimentación del equipo de protección no puede

realizarse directamente desde la línea. Si así se hiciese, una falla que

dejase sin alimentación una subestación, o provocase una defectuosa

alimentación de la misma, dejaría también fuera de servicio a todos los

equipos de protección ubicados en ella. Ello implicaría graves

consecuencias debido a que es precisamente en condiciones de falla

cuando un equipo de protección debe actuar.

Por tanto, un equipo de protección debe contar con una fuente de

alimentación propia que le permita operar en isla, sin depender de fuentes

externas, durante un tiempo suficiente. Generalmente, la batería de

corriente continua esta permanente conectada a través de un cargador a

la línea de corriente alterna de los servicios auxiliares de la subestación

y, en caso de fallo en la línea de c.a., tiene una autonomía del orden de

10 o 12 horas.
4.5.Interruptores automáticos

Según (Collombet M.)3, La misión principal asignada a un interruptor

automático es proteger contra condiciones anormales de funcionamiento

(sobrecargas y cortocircuitos) la instalación eléctrica y los conductores situados

aguas abajo. Para asegurar eficazmente esta función, el relé del interruptor

automático debe tener en cuenta la evolución de los receptores.

permite aislar el punto en que se ha producido la falla. Básicamente consta de:

• Circuito de control, que es gobernado por la protección correspondiente.

• Contactos principales, que al separarse o juntarse implican, respectivamente,

la apertura o cierre del interruptor.

- Una «perturbación» rica en armónicos El desarrollo de la electrónica de

potencia y por tanto de las cargas no lineales (máquinas de proceso de datos,

rectificadores, reguladores, troceadores...) y la evolución de la tecnología de

los receptores (lámparas de descarga, lámparas fluorescentes) han aumentado

la intensidad de las corrientes armónicas en las redes de distribución,

 Corrientes «transitorias» más frecuentes debidas tanto a las cargas clásicas

como a las nuevas que generan corrientes de arranque importantes:

 Condensadores para la compensación del factor de potencia (cuyo valor de

referencia ha aumentado), transformadores BT/BT.

 pero también rectificadores con entrada a condensador, cada vez más

utilizados (lámparas con encendido electrónico, ordenadores).

4.5.1. Corto circuito

Se produce cortocircuito cuando existe conexión directa entre dos o más

conductores de distinta fase. Se caracteriza por un aumento instantáneo


de la intensidad de corriente cuyo valor esta limitado únicamente por la

impedancia de cortocircuito y de las máquinas asociadas al mismo.

4.5.2. Sobrecarga

Es una elevación de la intensidad de la corriente por encima de los valores

máximas permisibles para la instalación.

4.5.3. Retorno de corriente

En determinadas circunstancias puede darse la inversión en el sentido

normal de la corriente.

4.5.4. Protecciones de sobrecorriente

Las protecciones de sobrecorriente son las más sencillas de todas las

existentes. Su operación se basa en la función de sobrecorriente que

consiste en la comparación del valor de la intensidad utilizada como dato

de entrada a la protección con un valor de referencia. Este valor de

referencia se establece en función de las condiciones que concurren en el

punto en que se instala el relé, por lo que debe ser reajustado

convenientemente si la configuración del sistema cambia. La protección

opera cuando la intensidad de entrada supera el valor de la intensidad de

referencia. Por esta razón, las protecciones de sobrecorriente solamente

pueden ser utilizadas cuando la corriente que circula por el punto en que

se instalan cumple la condición de que la máxima intensidad de carga,

correspondiente a condiciones normales de operación del sistema, es

menor que la mínima intensidad de falla.

En función del tiempo de operación, las protecciones de sobrecorriente

se clasifican en:

- Protecciones de sobrecorriente instantáneas.


- Protecciones de sobrecorriente de tiempo diferido:

• De tiempo fijo.

• De tiempo inverso.

5. Conclusiones

Al concluir este trabajo podemos decir con propiedad que hemos conocido la

importancia de los implementos de seguridad tanto personal como del trabajo

mismo, ya que son fundamentales para llevar a cabo cualquier maniobra en las

líneas de electrificación, lo que se complementa con las políticas de

perfeccionamiento del personal impuesta por la empresa.

Hemos podido constatar en terreno el uso y funcionamiento de los implementos

explicados en el trabajo y además comprender que se necesita de un

entrenamiento previo para poder usarlos adecuadamente, como es el caso del

arnés que necesita de cierta experiencia y habilidad para poder manejarlo junto

a las trepadoras. En el mismo plano constatamos lo sacrificado de este trabajo

en e cual se debe atender a cualquier hora y ante cualquier clima las emergencia

que se susciten ya que es un servicio público que hoy es fundamental en

cualquier hogar o industria.

Además el hecho de llevar más de dos años y medio sin accidentes muestran

una buen política empleada por la empresa y suponen el uso correcto de los

equipos e implementos de seguridad.


6. Referencias bibliográficas

(1) Ramírez S. Protección de Sistemas Eléctricos. Bdigital. [seriado en línea]

2003. [citado 2017 Julio 23]. Disponible en:

http://www.bdigital.unal.edu.co/3392/1/samuelramirezcastano.2003.pdf

(2) WIKIPEDIA, Protección de sistema eléctrico de potencia. [seriado en línea]

2017. [citado 2017 Julio 23]. Disponible en:

https://es.wikipedia.org/wiki/Protecciones_de_sistemas_de_potencia

(3) Villegas J. Protección de sistema eléctrico de potencia. slideshare. [seriado

en línea] 2012. [citado 2017 Julio 23]. Disponible en:

https://es.slideshare.net/martinmt/grifaldo-investigacion

(4) Código Nacional de Electricidad, Ministerio de Energía y Minas, [Libro]

16 de enero del 2006 [citado 2017 Julio 23]. Pag. 171.

(5) Código Nacional de Electricidad, Ministerio de Energía y Minas, [Libro]

16 de enero del 2006 [citado 2017 Julio 23]. Pag. 172.

(6) Código Nacional de Electricidad, Ministerio de Energía y Minas, [Libro]

16 de enero del 2006 [citado 2017 Julio 23]. Pag. 175.

(7) Collombet M. Los interruptores automáticos de BT frente a las corrientes

armónicas, transitorias y cíclicas. Schneider. [seriado en línea] 2003.

[citado 2017 Julio 23]. Disponible en: http://www.schneider-

electric.com.ar/documents/recursos/cuadernostecnicos/ct_182mayo.pdf

También podría gustarte