Está en la página 1de 6

NOMBRE: DIANA IVONNE MONDRAGON SANTAMARIA

CONTRATOS CELEBRADOS POR INTERNET

INTRODUCCION

Con el reciente avance de la tecnología de la información y la comunicación, la


sociedad y el mundo hemos experimentado en muy poco tiempo cambios
extraordinarios en la forma de realizar nuestras actividades diarias y en la manera
de comunicarnos con otras personas.

Con el surgimiento del internet se nos facilitó la comunicarnos y la forma de


relacionarnos con personas a grandes distancias.

Y con este avance, hemos tenido la oportunidad de experimentar y presenciar


nuevas y extensas formas de desarrollo en los negocios jurídicos y una nueva
modalidad en la contratación, que dan la oportunidad a cualquier persona de
acceder a su uso. Además de proporcionar numerosas ventajas tanto a
particulares, como instituciones, empresas e incluso gobiernos, ya que nos ha
ayudado a agilizar procesos, buscar y localizar información, aumentar el volumen
de las transacciones, entre muchas más.

Por lo tanto en el presente trabajo, explicaremos en que consiste esa forma de


contratación por medio de medios electrónicos o Internet.

DESARROLLO

Para poder entender de mejor manera el tema, debemos conocer la definición


de lo que es un contrato y que son los medios electrónicos e Internet.

El contrato es un convenio que produce o transfiere derechos u obligaciones y los


medios electrónicos los entendemos como todos aquellos instrumentos que
permiten producir, almacenar o transmitir documentos, datos e información de
manera eficiente y de forma automatizada, incluyendo cualquier red de
comunicación abierta o restringida, como el internet, telefonía fija o móvil, correo
electrónico, etc.

En base a las anteriores definiciones entonces podemos concluir que la


contratación por medios electrónicos es el acuerdo de voluntades en que las
partes se comprometen a realizar una obligación consistente en dar, hacer o no
hacer alguna cosa, caracterizado esencialmente por la utilización de medios
electrónicos1, en este caso el Internet.

VOLUNTAD EN LOS CONTRATOS ELECTRONICOS

La oferta y aceptación por Internet quedan tersamente disciplinadas por las


disposiciones del Código Civil que declaran el consentimiento, que es una
condición esencial de la existencia de los contratos2.

Según la Ley Modelo de la CNUDMI sobre Comercio Electrónico en su artículo 11.1


nos dice que “en la formación de un contrato, de no convenir las partes otra
cosa, la oferta y su aceptación podrán ser expresadas por medio de un mensaje
de datos, no se negara validez o fuerza obligatoria a un contrato por la sola razón
de haberse utilizado en su formación un mensaje de datos”

La voluntad puede consumarse de modo inmediato o mediato, dependiendo la


forma de realizarla, es decir es inmediato cuando las partes se hallan en posición
de interlocución, sus voluntades se encuentran y registran virtualmente
estableciendo el acuerdo y consentimiento contractual, que nace y surte efectos
desde el momento de la aceptación declarada y enviada al sistema y es
mediata cuando el proceso escenificado en las redes no permite interlocución y
trato simultaneo, ni favorece la negociación inmediata y consumación del
acuerdo.

Además la oferta puede estar sujeta a plazo o sin plazo de aceptación, en caso
de someterse a término, el oferente quedara obligado a mantenerla hasta su
vencimiento e integrar el contrato si es aceptada en su curso o caducara si no lo
es en tiempo.

La expresión de la voluntad debe ser verbal, escrita o signos inequívocos, por lo


que la contenida en series de datos, imágenes o de hechos emitidos por vía
electrónica queda expresa en ese sentido.

OBJETO DE LOS CONTRATOS ELECTRONICOS

En un sentido amplio entendemos que el objeto del contrato está constituido por
los intereses privados que se regulan en la vida de la relación contractual. Y como
en los contratos tradicionales las características siguientes se trasladan a la
contratación por medios electrónicos:

 Debe ser cierto

1
“Departamento de Derecho de los Negocios, Línea de Investigación sobre Contratación por Medios
Electrónicos (2003) El contrato por medios electrónicos, Colombia: universidad Externado de Colombia pp
153
2 Manuel Bejarano Sánchez, Obligaciones Civiles, sexta edición, Oxford.
 Debe ser posible
 Debe ser determinado o determinable

Además de esto en la doctrina existe una división básica para el comercio


electrónico, que es la directa o indirecta que comprendería el objeto material. El
comercio electrónico indirecto comprende las transacciones realizadas por
medios electrónicos relativas a bienes tangibles, es decir, en soporte material, de
modo que la entrega del producto o la realización del servicio pueden tener
lugar en línea, y el directo comprende los contratos relativos a la entrega a través
de la red de benes sin soporte físico o información digital.

FORMA EN LOS CONTRATOS ELECTRONICOS

Los contratos deben cumplir ciertos requisitos para que tenga validez, uno de ellos
es la forma de expresarlo, ya que si no cumple con esos requisitos puede ser
causa de nulidad.

La gran mayoría de los contratos que se celebran deben celebrarse por escrito y
se les impuso una forma necesaria, como los son las firmas autógrafas de los
contratantes. Y esta exigencia de cierta manera está dirigida a aportar seguridad
y favorece la identificación de las partes.

Pero esta forma no es la apropiada para los contratos que se celebran por
Internet, ya que por la manera en que se celebran no es posible conocer con
certeza la identidad de las partes, ni tener la garantía de la autenticidad o saber
si se realizó una adulteración o alteración. Y por estas razones “se tienen diversas
técnicas que se desarrollaron para ofrecer medios técnicos para que algunas o
toda las funciones identificadas como características de las firmas manuscritas se
puedan cumplir en un entorno electrónico. Esta técnicas se pueden denominar
en general, firmas electrónicas”3

Los contratos que solo requieren ser escritos, pueden estar en la red con un
mensaje electrónico de datos que aporte seguridad de consulta posterior con su
accesibilidad garantizada.

Los contratos que requieren se formalicen en escritura pública como las


operaciones inmobiliarias, pueden realizarse igualmente por red, pero para su
perfeccionamiento se consume deben tener la intervención del fedatario
público.

Para que el contrato por Internet tenga la seguridad debe contener la firma
electrónica, que es “una huella, marcada en el sistema, que, como la autógrafa,

3
Guía para la incorporación de la Ley Modelo de la CNUDMI sobre Comercio Electrónico
tiene la función de establecer la presencia e identidad del autor participante en
el acto jurídico y su responsabilidad en la celebración del mismo”

En la Ley Modelo de la CNUDMI sobre la Firma Electrónica en su artículo 2 la


define como “los datos en forma electrónica consignados en un mensaje de
datos, o adjuntados o lógicamente asociados al mismo, que pueden ser utilizados
para identificar al firmante en relación con el mensaje de datos e indicar que el
firmante aprueba la información recogida en el mensaje de datos”.

La identidad del emisor se infiere de hechos reportados en la serie de datos


electrónicos; la autoría se determina por su origen que puede ser el usuario, una
persona autorizada por el, el autor del mensaje que provenga de un sistema de
información programado a nombre del autor y que opera automáticamente, o
de quien resulto identificado por inferencia de las relaciones precedentes del
emisor que aplico adecuadamente un procedimiento convenido o tuvo acceso
por conducto de algún método usual. Y son datos asociados lógicamente al
mensaje que identifican a su autor. La atribución de su participación en la
creación del mensaje aporta la identificación del emisor y su firma electrónica.

CUMPLIMIENTO EN LOS CONTRATOS ELECTRONICOS

La contratación electrónica se desarrolla desde la formación del consentimiento


hasta el cumplimiento voluntario del convenio o su ejecución compulsiva, en su
caso.

Por lo que debemos distinguir entre el contrato que es ejecutable en línea, porque
el producto o servicio no requiere una entrega física y el contrato que requiere
una ejecución material y demanda por tanto acciones que exceden el marco de
la operación virtual, caso en el que el proveedor debe disponer de un
mecanismo de entrega eficaz, pleno y satisfactorio, cuestión que impone una
distinción entre:

 Comercio electrónico directo: celebrado y consumado por vía electrónica


 Comercio electrónico indirecto: requieren entrega material para
consumarlo.

LA DIFICULTAD DE PRUEBA EN LOS CONTRATOS ELECTRONICOS

La contratación en general se ha servido de fórmulas para garantizar la


prueba de los mismos; el común de los medios para contratación, desde su
invención ha sido el papel, más adelante se le han agregado elementos de
confianza como son los testigos y en algunos casos la exigencia de un notario.
Hoy en día el avance tecnológico de la informática se reduce a los bits
organizados, el soporte magnético y óptico4

La prueba de la obligación que nace de los contratos celebrados por medios


electrónicos, se regirá por las reglas generales de la contratación y las normas
procesales y en todo caso, lo que la ley requiera a efectos de prueba.
Cuando el contrato conste por escrito, siempre que no exista otra formalidad y
la ley no disponga lo contrario, el requisito se entenderá satisfecho en el
ámbito electrónico que han dado lugar a la celebración del contrato son
archivados y se mantienen accesibles para su posterior consulta.

Pueden ser extraídos de los sistemas y convertidos en papel, imagen o sonido


e interpretados por expertos en la materia, para traducir los datos, fortalecer la
versión de su contenido, preciso, autenticidad, autoría e identidad de los
protagonistas y momento en que fueron expresados. Todas las evidencias
probatorias y fundamentalmente la presunciones desprendida del enlace
lógico de todas ellas son pruebas concluyentes; los documentos podrán ser
públicos si se formalizaran ante notario público.

Cuando un contrato internacional se celebre por vía electrónica y las partes


expresamente no determinen el régimen jurídico aplicable, se seguirán las
disposiciones de los convenios y tratados internacionales.

CONCLUSIONES

El utilizar medios electrónicos para la celebración de un contrato es una


herramienta que resulta muy útil y con grandes beneficios para la sociedad en
general.

Y como ya tenemos en las legislaciones, principios, elementos generales y


específicos para cada contrato, solo se deben ir adecuando y evolucionando
con el avance tecnológico informático y de comunicaciones, para que se
logre y promueva un progreso técnico, teniendo la seguridad y confianza de
realizar los contratos por medio de Internet.

4
JOSE LUIS PERALES SANS. La seguridad jurídica en las transacciones electrónicas, Presentación, Madrid,
Civitas, 2002
BIBLIOGRAFIA

Bejarano Sánchez, Manuel (2010) Obligaciones civiles, México: Oxford


University Press
Departamento de Derecho de los Negocios, Línea de Investigación
sobre Contratación por Medios Electrónicos (2003) El contrato por
medios electrónicos, Colombia: universidad Externado de Colombia
José Luis Perales Sans. La seguridad jurídica en las transacciones
electrónicas, Presentación, Madrid, Civitas, 2002
Ley Modelo de la CNUDMI sobre Comercio Electrónico
Ley Modelo de la CNUDMI sobre Firma Electrónica