Está en la página 1de 1

Piotr Ilich Chaikovski

En ruso: Пётр Ильич Чайковский, romanización: Pëtr Il'ič


Čajkovskij, pronunciación: /ˈpʲotr ɪlʲˈjit͡ɕ ͡tɕɪjˈkofskʲɪj/(Vótkinsk, 25 de abriljul./ 7 de
mayo de 1840greg. – San Petersburgo, 25 de octubrejul./ 6 de noviembre de 1893greg.)nota 2
fue un compositor ruso del período del Romanticismo. Es autor de algunas de las obras
de música clásica más famosas del repertorio actual, como por ejemplo los ballets El
lago de los cisnes y El cascanueces, la Obertura 1812, la obertura-fantasía Romeo y
Julieta, el Primer concierto para piano, el Concierto para violín, sus sinfonías Cuarta,
Quinta y Sexta (Patética) y la ópera Eugenio Oneguin.

Nacido en una familia de clase media, la educación que recibió Chaikovski estaba
dirigida a prepararle como funcionario, a pesar de la precocidad musical que mostró. En
contra de los deseos de su familia, decidió seguir una carrera musical y en 1862 accedió
al Conservatorio de San Petersburgo, graduándose en 1865. La formación que recibió,
formal y orientada al estilo musical occidental, lo apartó del movimiento
contemporáneo nacionalista conocido como el «Grupo de los Cinco» conformado por
un grupo de jóvenes compositores rusos, con los cuales Chaikovski mantuvo una
relación profesional y de amistad a lo largo de su carrera.

Mientras desarrollaba su estilo, Chaikovski escribió música en varios géneros y formas,


incluyendo la sinfonía, ópera, ballet, música instrumental, de cámara y la canción. A
pesar de contar con varios éxitos, nunca tuvo mucha confianza o seguridad en sí mismo
y su vida estuvo salpicada por las crisis personales y periodos de depresión. Como
factores que quizá contribuyeron a esto, pueden mencionarse su homosexualidad
reprimida y el miedo a que se revelara su condición, su desastroso matrimonio y el
repentino colapso de la única relación duradera que mantuvo en su vida adulta: su
asociación de 13 años con la rica viuda Nadezhda von Meck. En medio de esta agitada
vida personal, la reputación de Chaikovski aumentó; recibió honores por parte del zar,
obtuvo una pensión vitalicia y fue alabado en las salas de conciertos de todo el mundo.
Su repentina muerte a los 53 años suele atribuirse generalmente al cólera, pero algunos
lo atribuyen a un suicidio.1

A pesar de ser popular en las audiencias de todo el mundo, Chaikovski recibió a veces
duras críticas por parte de críticos y compositores. Sin embargo, su reputación como
compositor de importancia es hoy en día segura,2 y ha desaparecido por completo el
desdén con el que los críticos occidentales a principios y mediados del siglo XX
catalogaban su música como vulgar y falta de pensamiento.

Obras más importantes: Concierto para piano no. 1


Concierto para violín
El cascanueces Sinfonía no. 6
El lago de los cisnes Romeo y Julieta
Eugenio Onegin La hechicera
The Seasons Hamlet
Iolanta Sinfonía Manfredo
Las damas de picas

También podría gustarte