Está en la página 1de 10

Práctica única

Centro de
Enseñanza Técnica Industrial
Organismo Público Descentralizado Federal
Reforma Integral de la Educación Media Superior

“Calentador Solar”

Nombre: Martín Ricardo Del Río Grageda


Registro: 15300067
Nombre: Priscila Vázquez Montaño
Registro: 15300287
Nombre: Lázaro Fabricio Torres Orozco
Registro: 15300277
Carrera: Control Automático e Instrumentación
Materia: Termodinámica I
Clave: Grupo 5G2 Semestre: 5º
Profesor: Juan Pascual Magaña
No. Práctica: 1 Nombre de la Práctica
Fecha: 21/oct/2017 Calentador Solar
Revisión
OBJETIVO:
Construir un calentado solar funcional para comprobar su funcionamiento, en el cual se observan los
fenómenos de conducción, convección y radiación, es decir, las formas en cómo se puede transferir el calor,
además de identificar cuando sí es conveniente que se transfiera el calor y cuándo no. Ejemplificar la
necesidad de radiación total interna.
Utilizar los datos proporcionados por diversos organismos para estimar el comportamiento de nuestro
calentador para un día de octubre.
MATERIAL Y EQUIPO:
- 1 caja de madera de 20*30 cm
- 1 lámina de metal de 20*30 cm
- 1 lámina de unicel de 20*30 cm
- 1 vidrio de 20*30 cm
- 3 metros de manguera verde oscuro
- 1 válvula
- Plasti loka
- Pegamento amarillo
- Silicón
- Pistola de silicón
- Termotanque (termo para café)
- Brocas
- Taladro
- Madera para base del termotanque
- Pintura en aerosol negro mate
- Alambre de aluminio
MARCO TEÓRICO:
Un calentador solar es una máquina térmica cuya función es captar energía en forma de calor, emitida
por el sol, y transferirla al agua. Esta generalmente es de uso sanitario. En las últimas décadas,
especialmente en la última, su uso se ha generalizado en México, obteniendo incluso a veces subsidios o
apoyos por parte del gobierno, pues es una alternativa ambientalmente amigable, al sustituir el gas
licuado de petróleo para calentar agua.
En Guadalajara, debido a que no hay temperaturas tan extremas, los más usados son los de tubos al vacío,
aunque hay todavía lugares que utilizan los de tubos de cobre.
Para llevar a cabo los cálculos, fue necesario tomar en cuenta varios aspectos:
- Inclinación óptima del calentador:
Aunque no tiene sentido que el calentador se vaya moviendo “siguiendo” al sol durante el día, si
tiene sentido obtener una inclinación adecuada para el calentador, y esta es, justamente, la latitud
en que se encuentre nuestra ciudad, debido a que es el ángulo que hay, para que los rayos incidan
perpendicularmente. Por ejemplo, en Ecuador, los rayos del sol inciden de manera casi
perpendicular sin necesidad de inclinación, incidiendo en un área más reducida, porque están a 0°
de latitud, que es lo que queremos, pues queremos la mayor concentración de radiación sobre
nuestro calentador; esta cantidad aumenta al irnos alejando del ecuador.
Entonces, tenemos que la LATITUD EN GUADALAJARA es de 20°45’00’’, como el colector de
nuestro calentador es de 30*20, la figura quedaría así:

30cm
x
20°
Para calcular la altura x, basta utilizar relaciones trigonométricas:
𝑐𝑜
Sin= ℎ sin*h=co
Sin(20)*30=x
(0.342)(30)=10.26
Por lo tanto, la altura de nuestro calentador, debe ser de aproximadamente 10 centímetros.
-Proceso de construcción:
El armado de nuestro calentador solar surgió a partir de la siguiente serie de etapas:
1. Construcción de la estructura principal: Para esto fue necesario la elaboración de una caja de
madera de 20(base)*30cm(ancho) y una altura de 10*, además de acoplar dos columnas de
10.2cm en las esquinas de la base, con el objetivo de obtener la anteriormente mencionada
inclinación de 20°
2. Construcción de nuestro termotanque: Para nuestro termotanque tomamos como base un
recipiente para café ya que este cumple con las características elementales de un termotanque.
3. Perforaciones: Con el fin de poder hacer fluir el agua del termotanque hacia el colector, fue
necesario hacer una serie de perforaciones por las cuales pasaría nuestra manguera, estas
perforaciones fueron las siguientes:
• 2 perforaciones a una altura de 5cm (aproximadamente) en el termotanque separadas por
3cm de distancia, tanto a la parte interior como a la exterior.
• 1 perforación a una altura de 10cm (aproximadamente) en el termotanque, tanto a la parte
interior como exterior.
• 1 perforación en la caja a una altura de 3cm y 27cm de distancia con respecto al vértice y
otra perforación igual en el lado contrario de la caja.
• 4 perforaciones en una lámina de metal, cada una a aproximadamente 3cm en diagonal de
cada esquina y otras 4 a otros 3cm en diagonal de las nuevas perforaciones, completando
un total de 8 perforaciones.
4. Armado del colector: Para nuestro colector utilizamos una placa de unicel de 1 cm de altura que
fue colocada en la base de la caja de madera con el objetivo de servir como un aislante térmico,
después encima de esta fue colocada una lámina de metal de 20*30cm y a su vez una manguera de
aproximadamente 1cm de diámetro y 3m de largo la cual fue enrollada en forma de espirar dentro
de nuestra caja de madera hasta completar 3 vueltas, después una parte de la manguera fue a la
parte inferior de nuestro termotanque atravesando la perforación inferior de la caja de madera, y
la otra parte fue a la parte superior del termotanque atravesando la otra perforación de la caja.
Con el fin de mantener la forma de la manguera y sujetarla a la base, se amarró el espiral formado
con la manguera a la lámina de metal por medio de las perforaciones previamente hechas y un
alambre de metal.
5. Se colocó una válvula de agua en la parte inferior de nuestro termotanque.
6. Aislamiento térmico: Con el fin de obtener la mayor eficacia en nuestro dispositivo, es necesario
evitar el paso del calor generado en el colector y retenido en el termotanque al medio ambiente,
para esto utilizamos silicón y plasti-loka para sellar todas las uniones entre las distintas zonas del
calentador solar, evitando lo mayor posibles fugas por convección, también se pintó la zona del
colector de un color negro mate con el fin de evitar la transmisión del calor por medio de la
radiación, se colocó un cristal de 20*30cm en la parte descubierta de la caja con el fin de retener
los rayos solares por medio de la reflexión total interna y por último se utilizaron materiales como
madera, goma, plástico y cristal ya que estos son materiales que impiden el paso del calor por
medio de la conducción.

-Radiación solar en Guadalajara:


Condiciones:
CIUDAD: GUADALAJARA
LATITUD: 20°45’00’’
DISTANCIA DEL SOL A LA TIERRA: 149,600,000 KM
CONSTANTE SOLAR: 1366W
MES: OCTUBRE
HORA DEL DÍA: 12:00 SIN NUBES

Ilustración 1: Promedio de radiación anual y diaria por latitud

Promedio anual en México (occidente): 2200 kWh/m^2


Promedio diario en México (occidente): 6 kWh/m^2

Ilustración 2: Radiación solar diaria promedio anual en México

Promedio diario en México (occidente): mayor que 5.8 kWh/m^2

Ilustración 3: Radiación solar en distintas latitudes

Radiación en octubre en Guadalajara: 5.2 KWh/m^2 por día


Ilustración 4: Relación horas del día vs radiación solar.

Duración del día en octubre: 11.5 horas


Radiación solar en calorías/cm^2: 446.8

Ilustración 5: Radiación y temperatura durante la hora del día

Observamos que la temperatura es máxima a eso de las 3 de la tarde

Además de analizar cosas que son totalmente concernientes a nuestro proyecto, también es necesario
entender un par de cosas:

-
Ilustración 6: Proporción de ondas del espectro solar

- Esto es, en términos generales, la forma y proporción de tipos de radiación que emite el Sol
-
Ilustración 7: espectro de radiación solar y actividad fotosintética

Al igual, tenemos el espectro y la tasa en el que se lleva a cabo la fotosíntesis, así como las
cantidades de irradiancia de cada una de las longitudes de onda que llegan a la Tierra, recorriendo 1
Unidad Astronómica = 149,600,000 KM para llegar

- Radiación, Convección y Conducción en el Proceso


Radiación: es la transmisión de calor entre dos cuerpos los cuales, en un instante dado, tienen
temperaturas distintas, sin que entre ellos exista contacto ni conexión por otro sólido conductor.
Es una forma de emisión de ondas electromagnéticas (asociaciones de campos eléctricos y
magnéticos que se propagan a la velocidad de la luz) que emana todo cuerpo que esté a mayor
temperatura que el cero absoluto. En el proceso esto se logra cuando los rayos solares
atraviesan la atmósfera sin calentarla y se transforman en calor en el momento en que entran en
contacto con la superficie del vidrio del calentador.
Convección: es la transmisión de calor por movimiento real de las moléculas de una sustancia.
Este fenómeno sólo puede producirse en fluidos en los que por movimiento natural (diferencia de
densidades) o circulación forzada (con la ayuda de ventiladores, bombas, etc.) pueden las
partículas desplazarse transportando el calor sin interrumpir la continuidad física del cuerpo. El
aire es el responsable de la convección en nuestro calentador al permitir que continúe la
transferencia.
Conducción: es el fenómeno consistente en la propagación de calor entre dos cuerpos o partes
de un mismo cuerpo a diferente temperatura debido a la agitación térmica de las moléculas, no
existiendo un desplazamiento real de estas. La conducción se da en la lámina que se encuentra
debajo de la manguera, pues, por radiación y convección esta se calienta, y conduce el calor a la
parte interna del colector.
- Cálculos de calentamiento del agua
Tenemos entonces que la radiación en octubre es de 5.2 kWh/m2
El área de nuestro colector es de: (.3m)(.2m)= 0.06 m2

Advertimos que:
𝐽
𝑤=
𝑠
Por lo tanto:
𝐽
𝑤∗ℎ = ℎ
𝑠
Que, al tomar segundos y horas como tiempo, nos quedan solo Joules, es decir, energía.
5.2𝑘𝑊ℎ
∗ 0.06 𝑚2 = 0.312𝑘𝑊ℎ
𝑚2

0.312𝑘𝑊ℎ ∗ 1000 = 312 𝑊ℎ


312𝑊 ∗ 60𝑚𝑖𝑛 ∗ 60𝑠 = 1123200𝐽

Sabemos que con 1 cal, 1 gr de de agua sube 1 grado centígrado


1𝑘𝑐𝑎𝑙
1123200𝐽 ∗ = 269.74 𝑘𝑐𝑎𝑙 = 269,740 𝑐𝑎𝑙
4164𝐽

Ahora necesitamos saber la cantidad de agua que habrá en nuestro calentador:

- Volumen del termotanque:


A=πr2= π(.05m)2= 0.007854 m2
V=A*h= (0.007854 m2)(.15 m)= 0.001178 m3= 1178 cm3

- Volumen de la manguera:
- A= πr2= π(0.006)2= 0.000113 m2
V= A*h= (0.000113 m2)(3m)= .000339 m3= 339 cm3

Para tener un volumen total de 1517 cm3, y como sabemos, la densidad del agua es de 1gr/cm3,
entonces son 1517 gr
Entonces, si el calentador es llenado a su máxima capacidad (1517 gr de agua), el agua se calentaría
como sigue:

𝑐𝑎𝑙 269740𝑐𝑎𝑙
°𝐶 = = = 177.8118 °𝐶
𝑔𝑟 1517𝑔𝑟
Entonces, en caso de que nuestro sistema fuera perfecto, es decir, que no hubiera pérdidas por
absolutamente nada, ni en el termotanque, ni en la madera, ni en la lámina, ni en el aire mismo de
adentro del colector, debería alcanzar cerca de 178 °C

Observaciones:
Derretimiento de la manguera: Aproximadamente a los 15 minutos de haber iniciado el
funcionamiento de nuestro calentador solar, la manguera que utilizamos comenzó a ablandarse
de tal forma que los espirales que habíamos creado con ella se empezaban a aplastar entre sí,
impidiendo el paso del agua. Después de investigar encontramos que las mangueras
convencionales se suelen hacer de un plástico llamado policloruro de vinilo en cual tiene entre
sus propiedades un punto de fusión de 80°C, lo cual fue lo que ocasiono el ablandamiento del
mismo ya que como se mencionó, en el colector se logró una temperatura de 59°C.
La densidad en el proceso: La densidad del agua caliente provoca que ésta suba y que el agua
a temperatura ambiente baje.
Resultados:
Las mediciones fueron realizadas con un termómetro de cristal.
Dentro del colector la temperatura alcanzada fue de: 59ºC
La temperatura del agua fue de: 47ºC

Fotos del prototipo armado y probado.

Conclusiones:
Esta práctica fue muy larga debido a que requería de diversas etapas; la parte de la investigación fue muy
enriquecedora debido a que pudimos utilizar cosas que ya sabíamos y que solamente habría que aplicar,
además de reconocer información que no nos hubiéramos imaginado, como que la temperatura más alta
es a eso de las 3 de la tarde y no a las 12.
En la parte de la construcción si requirió más tiempo e ingenio, pues nuestro diseño tuvo que cambiar,
debido a aquel la manguera no era tan flexible y eso se convirtió en un problema, puesto que se trozaba
cuando la doblábamos. Finalmente tuvimos que utilizar incluso alambre para evitar que esto sucediera.
Luego, para el termotanque, fue fácil conseguirlo, pues una integrante del equipo tenía un termo para café
que ya no utilizaba, pero barrenarlo fue un gran desafío, puesto que se doblaba por ser flexible y el
barreno era bastante grueso.
Después de acomodar todo, cuando pusimos el vidrio, primero lo pegamos con silicón y se despegó por lo
que tuvimos que hacer con pegamento amarillo. Pintar solo la parte de adentro de la caja requirió de
mucho periódico para evitar pintar otras cosas.
Finalmente, decidimos probarlo un día antes de la entrega, y sucedió que la manguera se puso como
chiclosa, debido a las altas temperaturas a las que fue sometida, por lo que en las partes donde se
doblaba, terminó por trozarse e impedir el paso del agua. Después de que esto pasara, tuvimos que abrir
la manguera para poder medir las temperaturas de dentro de la caja y del agua misma, para poder
terminar la práctica, que cumplió con los objetivos, pues llevamos a cabo los cálculos de manera
adecuada, igual que el calentador, sin embargo, los materiales usados no fueron los adecuados. A pesar de
esto, el aprendizaje fue mayor, pues ahora además sabemos que le pasa a ese tipo de manguera cuando
son expuestas a altas temperaturas.
Ricardo Del Río
El proceso de armado de nuestro calentador solar fue algo tardado, ya que se tuvieron que hacer varios
cálculos antes de empezar y era necesario que todos los integrantes del equipo estuvieran juntos, por lo
que fue difícil coincidir en horas diferentes a las otorgadas por el profesor, sin embargo, se logró terminar
el proyecto en buen tiempo.
Durante el transcurso de armado de nuestro proyecto se nos fueron presentado una serie de problemas
que complicaron el proceso, entre ellos encontramos que cualquier perforación que necesitáramos se
tenía que hacer en casa ya que las brocas del laboratorio estaban muy desgastadas y no atravesaban los
materiales lo que ocasiono que se retrasara el proceso. Hubo problemas con la manguera ya que el
espacio designado para nuestro colector fue muy pequeño, entonces para hacer que la manguera se
enrollara se necesitó de mucha tensión en ella y en algunos lugares se doblaba demasiado, pero lo
solucionamos enrollando alambre alrededor de la zona para ayudar a mantener la forma. Después a la
hora de intentar sellar con silicón las uniones fue muy difícil ya que había zonas por las que la pistola de
silicón no podía pasar por lo que tuvimos que usar plasti-loka. Por último, a la hora de estar probando
nuestro calentador solar la manguera empezó a derretirse y junto con la tensión que tenía por el espiral
que creamos hizo que en algunas partes el agua dejará de fluir, entonces lo que hicimos fue medir la
temperatura del agua hasta que la manguera nos dejó y con esto comparar los valores estimados con los
reales.
Al final de todo logramos crear un calentador solar capaz de calentar agua, cumpliendo con los objetivos
planteados en un inicio, solamente tendríamos que tomar más en cuenta los materiales que utilizamos a
la hora de realizar futuros proyectos con el fin de que no nos vuelva a pasar lo de esta vez.
Lázaro Fabricio Torres Orozco

La construcción de este prototipo de calentador fue un desafío, sobre todo por la parte del diseño, que fue
lo que más trabajo nos costó, ya que nos adaptamos a unas medidas de una caja pequeña rectangular, y el
doblar la manguera fue todo un obstáculo, ya que esta se doblaba en demasía en algunas partes,
produciendo que el agua no pudiese pasar. Los cálculos que se vieron involucrados para su construcción
fueron bastante interesantes. Fue una práctica que requirió hacerse en etapas, la primera fue la de los
cálculos, para tener todo el fundamento sobre el cual debíamos trabajar, de esta manera obtuvimos las
medidas para la inclinación del colector, para lograr que la mayor cantidad de radiación incidiera.
La segunda parte fue aislarlo, para ello necesitamos un trozo de unicel, que se colocó como base de una
lámina de metal. La parte más difícil fue el enrollar la manguera, pues esta se doblaba demasiado, y no
queríamos romperla, una vez que esto estaba pegado y de alguna manera firme, procedimos a pintarla
con pintura en aerosol negra. Una vez seca, se intentó pegar el vidrio de la parte superior con silicón, pero
esto resultó una mala idea, ya que no se pegó bien, tuvimos que sustituirlo con pegamento amarillo.
La adecuación del termotanque tuvo complicación en la parte del barrenado, ya que era de un plástico
muy flexible. Finalmente logramos crear un modelo de calentador que funcionó correctamente de
acuerdo con los objetivos planteados. A pesar de que al ponerlo a prueba un día antes, notamos que la
manguera se dobló drásticamente debido al exceso de temperatura que no pudo soportar. Además en el
termotanque no se aislaron bien dos orificios, provocando que tuviera fugas al momento de la captación
del agua. La práctica tuvo problemas, sin embargo; pudimos adquirir los conocimientos necesarios para
comprender el proceso y cómo funciona.
Vázquez Montaño Priscila