Está en la página 1de 2

Curso de Ajedrez 6.

- Etapas de una partida de ajedrez

6.- ETAPAS DE UNA PARTIDA DE AJEDREZ.

6.1.- Apertura.
Es la primera parte de la partida, en la cual ambos adversarios desarrollan sus piezas
disponiéndolas para el ataque y la defensa. Estas operaciones preliminares, en las cuales
se lucha por conseguir una disposición de piezas sólida, que asegure las mayores
posibilidades para el desarrollo posterior de la partida, comprende, a veces, seis o siete
jugadas y aún diez, doce o más.

Desarrollo: Acción de poner en actividad las piezas en las primeras jugadas. Las piezas, cuando
ocupan sus casillas de origen se dice que no están desarrolladas, pues no ejercen mayor
acción sobre el juego enemigo. En las primeras jugadas se trata de hacerlas ocupar casillas
desde las cuales ejerzan una acción más efectiva.

Principios fundamentales de las aperturas.

1.- Tratar de controlar el centro del tablero con peones.

2.- Hay que desarrollar las piezas menores tan rápido como sea posible. Los
caballos antes que los alfiles.

3.- No debe sacarse prematuramente la Dama.

4.- Cada movimiento que se realice en la apertura se hará para situar piezas que
estén cerca del centro o para abrir líneas de acción.

5.- Hay que enrocarse lo más pronto posible, preferiblemente en el lado del rey.

6.- Mover cada pieza solamente una vez en la apertura. No hay que mover dos
veces la misma pieza en la apertura.

7.- Hay que desarrollarse con una amenaza siempre que sea posible.

8.- Al mover una pieza deberá existir siempre un motivo que lo justifique.

9.- Hay que desarrollar todas las piezas antes de iniciar cualquier combinación
de ataque.

10.- No hay que capturar peones a expensas del desarrollo o de la posición.

1
Curso de Ajedrez 6.- Etapas de una partida de ajedrez

6.2.- Medio juego.


Etapa de la partida que sigue a la apertura. En ella cada partida adopta su propia
fisonomía, y en base a la posición obtenida en la apertura se lucha para ganar la partida
dando mate al adversario, obteniendo ventaja material ganadora o conduciendo el juego
a una de las posiciones simplificadas que la teoría ha establecido como finales
ganadores.

Si esto no es posible, se lucha, al menos para no perder o no llegar a un final perdido.

Aunque el ajedrez mismo tiene variaciones casi infinitas y en consecuencia los planes
que puedan formarse son prácticamente innumerables, los medios por los cuales se
llevan a cabo esos planes y las combinaciones de jugadas con las cuales se realizan las
ideas concebidas caen dentro de ciertos tipos y pueden aprenderse fácilmente.

6.3.- Final.
Última etapa de la partida, que se produce cuando, no obteniéndose decisión en el medio
juego, se llega a una posición simplificada (con pocas piezas) y cuya conducción cae
dentro de la teoría de los finales, que es la parte más profundizada del juego.