Está en la página 1de 6

¿Qué es la clonación?

El término clonación describe una cantidad de procesos diferentes que pueden usarse para
producir copias genéticamente idénticas de una entidad biológica. El material copiado, que
tiene la misma composición genética que el original, se conoce como clon.
Los investigadores han clonado una amplia gama de materiales biológicos, incluidos genes,
células, tejidos e incluso organismos completos, como una oveja.
¿Los clones ocurren alguna vez naturalmente?
Sí. En la naturaleza, algunas plantas y organismos unicelulares, como las bacterias,
producen descendencia genéticamente idéntica a través de un proceso llamado
reproducción asexual. En la reproducción asexual, se genera un nuevo individuo a partir de
una copia de una sola célula del organismo principal.
Los clones naturales, también conocidos como gemelos idénticos, ocurren en humanos y
otros mamíferos. Estos gemelos se producen cuando un huevo fertilizado se divide,
creando dos o más embriones que llevan ADN casi idéntico. Los gemelos idénticos tienen
casi la misma constitución genética que los demás, pero son genéticamente diferentes de
cualquiera de los padres.
¿Cuáles son los tipos de clonación artificial?
Existen tres tipos diferentes de clonación artificial: clonación de genes, clonación
reproductiva y clonación terapéutica.
La clonación de genes produce copias de genes o segmentos de ADN. La clonación
reproductiva produce copias de animales completos. La clonación terapéutica produce
células madre embrionarias para experimentos destinados a crear tejidos para reemplazar
tejidos lesionados o enfermos.
La clonación de genes, también conocida como clonación de ADN, es un proceso muy
diferente de la clonación reproductiva y terapéutica. La reproducción y la clonación
terapéutica comparten muchas de las mismas técnicas, pero se hacen para diferentes
propósitos.
¿Qué tipo de investigación de clonación está sucediendo en NHGRI?
La clonación de genes es el tipo más común de clonación realizada por investigadores del
Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI). Los investigadores de
NHGRI no han clonado ningún mamífero y NHGRI no clona humanos.
¿Cómo se clonan los genes?
Los investigadores utilizan rutinariamente técnicas de clonación para hacer copias de los
genes que desean estudiar. El procedimiento consiste en insertar un gen de un organismo,
a menudo denominado "ADN extraño", en el material genético de un portador llamado
vector. Los ejemplos de vectores incluyen bacterias, células de levadura, virus o plásmidos,
que son pequeños círculos de ADN transportados por bacterias. Después de insertar el
gen, el vector se coloca en condiciones de laboratorio que lo impulsan a multiplicarse, lo
que hace que el gen se copie muchas veces.
¿Cómo se clonan los animales?
En la clonación reproductiva, los investigadores eliminan una célula somática madura, como
una célula de la piel, de un animal que desean copiar. Luego transfieren el ADN de la célula
somática del animal donante a una célula de huevo, u ovocito, que ha tenido su propio
núcleo que contiene ADN eliminado.
Los investigadores pueden agregar el ADN de la célula somática al óvulo vacío de dos
maneras diferentes. En el primer método, eliminan el núcleo que contiene ADN de la célula
somática con una aguja e inyectan en el huevo vacío. En el segundo enfoque, usan una
corriente eléctrica para fusionar toda la célula somática con el huevo vacío.
En ambos procesos, se deja que el huevo se desarrolle en un embrión en etapa temprana
en el tubo de ensayo y luego se implanta en el útero de un animal hembra adulto.
En última instancia, la hembra adulta da a luz a un animal que tiene la misma constitución
genética que el animal que donó la célula somática. Este animal joven se conoce como un
clon. La clonación reproductiva puede requerir el uso de una madre sustituta para permitir
el desarrollo del embrión clonado, como fue el caso del organismo clonado más famoso, la
oveja Dolly.
¿Qué animales han sido clonados?
Durante los últimos 50 años, los científicos han llevado a cabo experimentos de clonación
en una amplia gama de animales usando una variedad de técnicas. En 1979, los
investigadores produjeron los primeros ratones genéticamente idénticos dividiendo
embriones de ratón en el tubo de ensayo y luego implantando los embriones resultantes en
el útero de ratones hembras adultas. Poco después, los investigadores produjeron las
primeras vacas, ovejas y pollos genéticamente idénticos al transferir el núcleo de una célula
tomada de un embrión temprano a un huevo que había sido vaciado de su núcleo.
Sin embargo, no fue hasta 1996 que los investigadores lograron clonar el primer mamífero
de una célula madura (somática) tomada de un animal adulto. Después de 276 intentos, los
investigadores escoceses finalmente produjeron Dolly, el cordero de la célula de la ubre de
una oveja de 6 años. Dos años más tarde, los investigadores en Japón clonaron ocho
terneros de una sola vaca, pero solo sobrevivieron cuatro.
Además del ganado bovino y ovino, otros mamíferos que han sido clonados a partir de
células somáticas incluyen: gato, ciervo, perro, caballo, mula, buey, conejo y rata. Además,
un mono rhesus ha sido clonado por división de embriones.
¿Han sido clonados los humanos?
A pesar de varias afirmaciones muy publicitadas, la clonación humana todavía parece ser
ficción. Actualmente no hay evidencia científica sólida de que alguien haya clonado
embriones humanos.
En 1998, los científicos en Corea del Sur afirmaron haber clonado con éxito un embrión
humano, pero dijeron que el experimento se interrumpió muy temprano cuando el clon era
solo un grupo de cuatro células. En 2002, Clonaid, parte de un grupo religioso que cree que
los humanos fueron creados por extraterrestres, realizó una conferencia de prensa para
anunciar el nacimiento de lo que afirmó ser la primera humana clonada, una niña llamada
Eve. Sin embargo, a pesar de las reiteradas solicitudes de la comunidad de investigación y
los medios de comunicación, Clonaid nunca proporcionó ninguna evidencia para confirmar
la existencia de este clon u otros 12 clones humanos que supuestamente creó.
En 2004, un grupo dirigido por Woo-Suk Hwang de la Universidad Nacional de Seúl en
Corea del Sur publicó un artículo en la revista Science en el que afirmaba haber creado un
embrión humano clonado en un tubo de ensayo. Sin embargo, un comité científico
independiente no encontró pruebas para respaldar el reclamo y, en enero de 2006, Science
anunció que el documento de Hwang había sido retirado.
Desde una perspectiva técnica, la clonación de humanos y otros primates es más difícil que
en otros mamíferos. Una razón es que dos proteínas esenciales para la división celular,
conocidas como proteínas fusiformes, se encuentran muy cerca de los cromosomas en los
huevos de los primates. En consecuencia, la eliminación del núcleo del huevo para hacer
espacio para el núcleo del donante también elimina las proteínas del huso, lo que interfiere
con la división celular. En otros mamíferos, como gatos, conejos y ratones, las dos proteínas
del huso se extienden por todo el huevo. Por lo tanto, la eliminación del núcleo del huevo
no da como resultado la pérdida de las proteínas del huso. Además, algunos tintes y la luz
ultravioleta utilizada para eliminar el núcleo del huevo pueden dañar la célula del primate y
evitar que crezca.
¿Los animales clonados siempre se ven idénticos?
No. Los clones no siempre se ven idénticos. Aunque los clones comparten el mismo material
genético, el medio ambiente también juega un papel importante en cómo resulta un
organismo.
Por ejemplo, el primer gato que se clonará, llamado Cc, es un gato calicó hembra que se
ve muy diferente de su madre. La explicación de la diferencia es que el color y el patrón de
las capas de los gatos no pueden atribuirse exclusivamente a los genes. Un fenómeno
biológico que involucra la inactivación del cromosoma X (ver cromosoma sexual) en cada
célula de la gata (que tiene dos cromosomas X) determina qué genes de color de la capa
están apagados y cuáles están encendidos. La distribución de la inactivación de X, que
parece ocurrir al azar, determina la apariencia del pelaje del gato.
¿Cuáles son las posibles aplicaciones de los animales clonados?
La clonación reproductiva puede permitir a los investigadores hacer copias de animales con
los beneficios potenciales para los campos de la medicina y la agricultura.
Por ejemplo, los mismos investigadores escoceses que clonaron a Dolly han clonado otras
ovejas que han sido genéticamente modificadas para producir leche que contiene una
proteína humana esencial para la coagulación de la sangre. La esperanza es que algún día
esta proteína pueda ser purificada de la leche y entregada a humanos cuya sangre no se
coagula adecuadamente. Otro posible uso de animales clonados es para probar nuevos
medicamentos y estrategias de tratamiento. La gran ventaja de utilizar animales clonados
para las pruebas de drogas es que todos son genéticamente idénticos, lo que significa que
sus respuestas a los fármacos deben ser uniformes en lugar de variables, como se ve en
los animales con diferentes maquillajes genéticos.
Después de consultar con muchos científicos independientes y expertos en clonación, la
Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) decidió en enero de 2008 que
la carne y la leche de animales clonados, como ganado, cerdos y cabras, son tan seguras
como las de animales no clonados. La acción de la FDA significa que los investigadores
ahora son libres de usar métodos de clonación para hacer copias de animales con
características agrícolas deseables, como la producción elevada de leche o la carne magra.
Sin embargo, debido a que la clonación sigue siendo muy costosa, probablemente demore
muchos años hasta que los productos alimenticios de animales clonados aparezcan en los
supermercados.
Otra aplicación es crear clones para construir poblaciones de especies de animales en
peligro o incluso extintas. En 2001, los investigadores produjeron el primer clon de una
especie en peligro de extinción: un tipo de buey asiático conocido como guar.
Lamentablemente, el bebé guar, que se había desarrollado dentro de una vaca madre
sustituta, murió pocos días después de su nacimiento. En 2003, otro tipo de buey en peligro
de extinción, llamado Banteg, fue clonado con éxito. Poco después, tres gatos monteses
africanos fueron clonados utilizando embriones congelados como fuente de ADN. Aunque
algunos expertos piensan que la clonación puede salvar a muchas especies que de otro
modo desaparecerían, otros argumentan que la clonación produce una población de
individuos genéticamente idénticos que carecen de la variabilidad genética necesaria para
la supervivencia de las especies.
Algunas personas también han expresado interés en clonar sus mascotas fallecidas con la
esperanza de obtener un animal similar para reemplazar al muerto. Pero como lo muestra
Cc, el gato clonado, un clon puede no ser exactamente igual a la mascota original cuyo
ADN se usó para hacer el clon.
¿Cuáles son los posibles inconvenientes de la clonación de animales?
La clonación reproductiva es una técnica muy ineficiente y la mayoría de los embriones
animales clonados no pueden convertirse en individuos sanos. Por ejemplo, Dolly fue el
único clon que nació en vivo de un total de 277 embriones clonados. Esta muy baja
eficiencia, combinada con preocupaciones de seguridad, presenta un serio obstáculo para
la aplicación de la clonación reproductiva.
Los investigadores han observado algunos efectos adversos para la salud en ovejas y otros
mamíferos que han sido clonados. Estos incluyen un aumento en el tamaño del nacimiento
y una variedad de defectos en órganos vitales, como el hígado, el cerebro y el corazón.
Otras consecuencias incluyen el envejecimiento prematuro y problemas con el sistema
inmune. Otro problema potencial se centra en la edad relativa de los cromosomas de la
célula clonada. A medida que las células pasan por sus rondas de división normales, las
puntas de los cromosomas, llamadas telómeros, se encogen. Con el tiempo, los telómeros
se vuelven tan cortos que la célula ya no puede dividirse y, en consecuencia, la célula
muere. Esto es parte del proceso de envejecimiento natural que parece ocurrir en todos los
tipos de células. Como consecuencia, los clones creados a partir de una célula tomada de
un adulto pueden tener cromosomas que ya son más cortos de lo normal, lo que puede
condenar las células de los clones a una vida más corta. De hecho, Dolly, que fue clonada
de la celda de una oveja de 6 años, tenía cromosomas que eran más cortos que los de
otras ovejas de su edad. Dolly murió cuando ella tenía seis años, la mitad de la vida
promedio de las ovejas de 12 años.
¿Qué es la clonación terapéutica?
La clonación terapéutica implica la creación de un embrión clonado con el único propósito
de producir células madre embrionarias con el mismo ADN que la célula del donante. Estas
células madre se pueden utilizar en experimentos destinados a comprender la enfermedad
y desarrollar nuevos tratamientos para la enfermedad. Hasta la fecha, no hay evidencia de
que los embriones humanos se hayan producido para la clonación terapéutica.
La fuente más rica de células madre embrionarias es el tejido formado durante los primeros
cinco días después de que el óvulo comenzó a dividirse. En esta etapa de desarrollo,
llamado blastocisto, el embrión consiste en un grupo de aproximadamente 100 células que
pueden convertirse en cualquier tipo de célula. Las células madre se obtienen de embriones
clonados en esta etapa de desarrollo, lo que provoca la destrucción del embrión mientras
todavía está en el tubo de ensayo.
¿Cuáles son las posibles aplicaciones de la clonación terapéutica?
Los investigadores esperan utilizar células madre embrionarias, que tienen la capacidad
única de generar prácticamente todos los tipos de células en un organismo, para cultivar
tejidos sanos en el laboratorio que puedan usarse para reemplazar tejidos lesionados o
enfermos. Además, es posible aprender más sobre las causas moleculares de la
enfermedad mediante el estudio de líneas de células madre embrionarias a partir de
embriones clonados derivados de las células de animales o humanos con diferentes
enfermedades. Finalmente, los tejidos diferenciados derivados de células ES son
excelentes herramientas para probar nuevos fármacos terapéuticos.
¿Cuáles son los posibles inconvenientes de la clonación terapéutica?
Muchos investigadores piensan que vale la pena explorar el uso de células madre
embrionarias como un camino para tratar enfermedades humanas. Sin embargo, algunos
expertos están preocupados por las sorprendentes similitudes entre las células madre y las
células cancerosas. Ambos tipos de células tienen la capacidad de proliferar
indefinidamente y algunos estudios muestran que después de 60 ciclos de división celular,
las células madre pueden acumular mutaciones que podrían conducir al cáncer. Por lo
tanto, la relación entre las células madre y las células cancerosas debe entenderse más
claramente si las células madre se van a utilizar para tratar enfermedades humanas.
¿Cuáles son algunos de los problemas éticos relacionados con la clonación?
La clonación de genes es una técnica cuidadosamente regulada que es ampliamente
aceptada hoy en día y se usa de manera rutinaria en muchos laboratorios de todo el mundo.
Sin embargo, tanto la clonación reproductiva como la terapéutica plantean problemas éticos
importantes, especialmente en relación con el uso potencial de estas técnicas en humanos.
La clonación reproductiva presentaría el potencial de crear un ser humano que sea
genéticamente idéntico a otra persona que haya existido previamente o que todavía exista.
Esto puede entrar en conflicto con valores religiosos y sociales de larga data sobre la
dignidad humana, posiblemente infringiendo los principios de libertad individual, identidad
y autonomía. Sin embargo, algunos argumentan que la clonación reproductiva podría
ayudar a las parejas estériles a cumplir su sueño de ser padres. Otros ven la clonación
humana como una forma de evitar transmitir un gen nocivo que corre en la familia sin tener
que someterse a un cribado de embriones o una selección de embriones.
La clonación terapéutica, si bien ofrece el potencial para tratar a humanos que padecen
enfermedades o lesiones, requeriría la destrucción de embriones humanos en el tubo de
ensayo. En consecuencia, los oponentes argumentan que el uso de esta técnica para
recolectar células madre embrionarias es incorrecto, independientemente de si dichas
células se usan para beneficiar a personas enfermas o heridas.