Está en la página 1de 41

Edita

Consejería de Medio Ambiente


JUNTA DE ANDALUCÍA

Dirección Técnica
Ricardo de Castro
Antonino Sanz
Fátima Andrade
Valme Sánchez
(D.G. Desarrollo Sostenible e Información Ambiental)

Autor
Francisco J. “Nutri” Guerra Rosado
Servicios de Educación y Estudios Ambientales, S.L.
(SEEDA)

Diseño y maquetación
Curro Sánchez

Ilustraciones
Curro Sánchez

Fotografías
Servicios de Educación y Estudios Ambientales, S.L.
Trinidad Herrero Campo

Impresión
Servigraf Artes Gráficas
Itinerarios en el medio natural
ISBN

Depósito Legal

Edición impresa en papel reciclado 100%


Índice

01 05
Introducción Itinerarios guiados

45 5.1. Consideraciones previas


45 5.2. Partes de un itinerario guiado
02 45 5.2.1. Preparación
La comunicación de los valores del medio natural 45 5.2.2. Antes de la partida
46 5.2.3. Durante el itinerario
13 2.1. Aspectos generales de la Interpretación del Patrimonio 46 5.2.3.1. La conducción
14 2.2. Mensajes comprensibles, relevantes y organizados 46 5.2.3.2. La comunicación
16 2.3. El desarrollo temático 47 5.3. Conclusión del itinerario
16 2.3.1. Tópico y tema
16 2.4. Estructura del mensaje interpretativo
16 2.4.1. Introducción
16 2.4.2. Cuerpo 06
16 2.4.3. Conclusión Planificación y diseño de itinerarios
16 2.4.4. Últimas consideraciones
16 2.5. Técnicas de la Interpretación 51 6.1. Fases de la planificación
52 6.1.1. Elección del área adecuada
52 6.1.2. Inventario de los recursos del lugar
59 6.1.3. Planteamiento del tema y estudio de la longitud del recorrido
03 59 6.1.4. Análisis de los rasgos con potencial interpretativo
Itinerarios interpretativos 60 6.1.5. Realización de un mapa temático y selección de los rasgos a interpretar
61 6.1.6. Diseño del itinerario
61 6.1.7. Elección de sistemas de evaluación
61 6.1.8. Construcción/instalación del itinerario
04 62 6.1.9. Elaboración de cartelería, edición de folletos y otros materiales
62 6.1.10. Control y mantenimiento
Itinerarios autoguiados 62 6.2. Evaluación de itinerarios

25 4.1. Consideraciones previas


26 4.2. Características generales
26 4.3. Medios de apoyo en los itinerarios autoguiados 07
27 4.3.1. Señales, carteles y mesas interpretativas
28 4.3.1.1. Estructura del texto Impactos ambientales en actividades recreativas.
28 4.3.1.2. Diseño de carteles El caso de los itinerarios
30 4.3.1.3. Ubicación de carteles
31 4.3.2. Folletos y otras publicaciones de apoyo a itinerarios
32 4.3.2.1. Diseño
32 4.3.2.2. Texto 08
33 4.3.2.3. Formato Seguridad y aspectos jurídicos
33 4.3.2.4. Impresión
33 4.3.3. Métodos de audio 69 Anexo 1: Recomendaciones generales para los usuarios de los senderos e itinerarios
33 4.3.4. Exhibiciones 71 Anexo 2: Seguridad
34 4.4. Partes de un itinerario autoguiado 71 Anexo 3: Aspectos jurídicos que afectan a los senderos
34 4.4.1. Cartel de presentación o introductorio
35 4.4.2. Paradas
36 4.4.3. Parada final
36 4.5. Trazado
09
37 4.5.1. Longitud y duración
37 4.5.2. Forma y sentido de la circulación + información
38 4.5.3. Paradas
38 4.5.4. Accesibilidad 77 9.1. Glosario
39 4.5.5. Estructuras y elementos adicionales 78 9.2. Bibliografía
40 4.5.6. Adaptación a discapacitados 79 9.3. Directorio
41 4.5.7. Consideraciones finales 80 9.4. Paginas Web
Introducción

01
introducción

1 Introducción la mayoría de los casos, exigen un equipo


básico (botas de montaña o trekking, bastón,
cantimplora, etc.) junto a cierto grado de
L os cambios y tendencias del turismo con- preparación física. No debe olvidarse que las
vencional a otro más acorde con los tiempos, personas “normales” no están acostumbradas
como el llamado turismo alternativo están a caminar demasiado. Además, se trata de
provocando la aparición de nuevos produc- una actividad prácticamente vedada a la
tos activos en el medio natural, que se van gran mayoría de personas con problemas
abriendo poco a poco, entre las preferencias de movilidad. Sin embargo, y como veremos
del público general. más adelante, el objeto de este manual
es desarrollar unos servicios destinados al
El auge del turismo ru- público general, que puedan ser utilizados
ral y de interior, y la por la mayoría de ese público y donde los

01
nueva sensibilidad res- objetivos tienen que ver más con la revelación
pecto a la conservación de los valores de un lugar que con el mero
y disfrute de la natura- hecho de recorrer un espacio.
leza, está posibilitando
la puesta en marcha Por eso, y aunque en la literatura en español
de numerosas iniciati- se habla indistintamente de itinerarios y sen-
vas para hacer frente deros, en este manual se utilizará solamente
a las exigencias y ne- el primero de ambos términos, restringiendo
cesidades de la nueva el uso de la palabra sendero para referirnos
demanda turística. exclusivamente al soporte físico -el camino-
sobre el que se desarrolla el itinerario (en
Caminar por el campo consecuencia, el sendero será tratado como
se ha convertido, de un un equipamiento mientras que el itinerario se-
tiempo a esta parte, en rá considerado un servicio que consta de un
una de las actividades equipamiento y un medio de comunicación).
preferidas por el público
que visita determina- Lo cierto es que es mucha la demanda exis-
dos lugares en busca tente por parte de las y los visitantes a favor de
de naturaleza. Caminar unos recorridos señalizados en zonas periur-
implica no sólo la rea- banas fácilmente accesibles y que con muy
lización de un ejercicio bajo esfuerzo permitan conocer de una forma
físico saludable, sino amena, breve y clara los valores patrimoniales
que además supone existentes en estas zonas tan visitadas.
establecer una rela-
ción de primera mano Desde hace algunos años, voluntarias y vo-
-sensorial, cognoscitiva luntarios andaluces participan en trabajos
y afectiva- con los dis- dirigidos a la creación de senderos e itinera-
tintos recursos que el rios en los diferentes espacios naturales de
lugar ofrece. nuestra Comunidad. Son muchas las tareas
que desde el voluntariado puede desarrollar-
En la mayoría de los se en este campo; entre ellas se encuentran
casos el público ejerce aquellas relacionadas con el diseño del itine-
de “senderista”. Esto rarios como tal; el diseño y construcción de
quiere decir que se limita -que no es poco- señales y su instalación en el medio natural; el
a caminar desde un punto A hasta un punto adecentamiento y rehabilitación de antiguos
B sin recibir otra información que la que el senderos; la construcción de infraestructuras
visitante haya buscado previamente. Se trata complementarias…
además de recorridos más o menos largos
(varios kilómetros, habitualmente) que, en

 Itinerarios en el medio natural


La comunicación de los valores del
medio natural

02
La comunicación de los valores del medio natural

2 La comunicación de los los esfuerzos económicos y de comunicación


valores del medio natural de manera que el público pase de ser un mero
espectador para convertirse en una persona
educada ambientalmente, capaz de colabo-
C omo bien hemos dicho, los itinerarios no rar e implicarse en la conservación y gestión
buscan tanto la invitación a realizar un ejercicio del patrimonio natural.
físico como aprovechar la circunstancia de un
paseo para comunicar al público los valores 2.1. Aspectos generales de la
de un sitio y las necesidades respecto a su Interpretación del Patrimonio
conservación. Es por ello que -en este capítulo-
se ofrecerán unos consejos básicos para la La Interpretación del Patrimonio puede defi-
comunicación con el público general. Para nirse como la revelación in situ del significado
ello partiremos de las recomendaciones que, del patrimonio natural, cultural o histórico, al

02
en este sentido, establece la Interpretación público general que visita ciertos lugares en
del Patrimonio. Es muy importante que estas su tiempo libre. (Asociación para la Interpre-
cuestiones sean tomadas en cuenta a la hora tación del Patrimonio, 1995).
de diseñar cualquier servicio, ya que de lo
contrario nuestro esfuerzo será estéril.
Diferencias entre los
procesos formales de
educación y la interpretación
del patrimonio
Educación Interpretación
formal del patrimonio
Sistema educativo Público general

Público destinatario
Audiencia cautiva Audiencia no cautiva

Recompensas Recompensas
externas internas

Colectivo Colectivo
homogéneo heterogéneo

Tiempo definido Tiempo indefinido

Actividad planificada Actividad


circunstancial

A largo plazo A corto plazo

Objetivos

Formativos Recreativos

Convencer Persuadir

Yorke Edwards realizó en 1976 una de las me-


jores caracterizaciones de la interpretación,
incidiendo en aquellos aspectos que pueden
Una buena interpretación, bien realizada, facilitar la vinculación afectiva entre los visi-
puede conseguir que la gente se interese por tantes y el recurso que es interpretado. Para
aspectos que, hasta ese momento, habían si- empezar, el proceso de comunicación tiene
do absolutamente intrascendentes para su que realizarse de manera atractiva, buscando
vida. Para ello, es fundamental racionalizar elementos comunes entre la nueva realidad

13 Itinerarios en el medio natural


La comunicación de los valores del medio natural La comunicación de los valores del medio natural

que se ofrece al público y su mundo cotidia- En general, las personas se comportan en fun- Esta forma de comprender va unida a la ca- un determinado cartel o la charla de un guía
no; la información debe ser absolutamente ción de la situación ambiental en la que se pacidad de rememorar otros conceptos o será directamente proporcional al beneficio
concisa, siendo realista con los tiempos que encuentran. Para la mayoría de quienes habi- hechos; y aunque es personal existen elemen- interno que las personas creen que recibirán
las personas están dispuestos a dedicarnos tamos los países del primer mundo, donde el tos comunes a una gran cantidad de personas. e inversamente proporcional al esfuerzo que
(apenas unos segundos); el proceso debe noventa por ciento de la población reside en Lógicamente la comprensión mejora en rela- piensan que habrá que invertir para conseguir
realizarse en presencia del objeto que es in- el medio urbano, la naturaleza aparece a me- ción al número de asociaciones semánticas. dicho beneficio.
terpretado; y su objetivo debe ir más allá de nudo como algo ajeno a nosotros, cuando no En todo caso, lo que está claro es que mientras
la mera información, dirigiendo los esfuerzos nos infunde un extraño respeto cercano en al- mejor se comprenda algo más probablemente Una de las estrategias básicas que se utili-
a la revelación del significado de aquella rea- gunos casos al miedo. se creará un mayor interés por un mensaje. zan para minimizar el esfuerzo de lectura y
lidad que es interpretada. comprensión es la llamada or-
Si tenemos en cuenta que nuestro objetivo es ganización conceptual que no
Principios de la comunicarnos con un público voluntario (no es, ni más ni menos, que la es-
Interpretación cautivo) que visita algún lugar, durante su tructuración de las ideas en un
tiempo de ocio, en busca de satisfacciones esquema que el público pueda
del Patrimonio. internas, y en un mundo que le es en parte captar en poco tiempo. La inte-
Freeman Tilden, 1957 ajeno, difícilmente podemos exigirle que ac- gración en un esquema favorece
túe como si estuviera en una clase o en un en gran medida la compren-
1. Cualquier interpreta- trabajo, estudiando o intentando recordar al- sión y el entendimiento; pero,
ción que de alguna forma gún tema, dedicándole un tiempo concreto. Y además, si no lo ofrecemos al
no relacione lo que se es que a la gente –durante su tiempo libre- le público, será la audiencia la que
muestra o describe con encanta comprender, pero detesta aprender. elaborará el suyo propio.
algo que se halle en la
personalidad o en la ex- En consecuencia, y partiendo de estos con- Los mensajes deben estructu-
periencia del visitante, será estéril. dicionantes, la información que ofrezcamos rarse en categorías ordenadas
debe ser en todo momento interesante y en- jerárquicamente, de manera
2. La información, tal cual, no es inter- tretenida (ya que no hay incentivos externos), que el público identifique la im-
pretación. La interpretación es revelación y capaz no sólo de llamar la atención sino, portancia de cada uno de los
basada en información, aunque son cosas sobre todo, de mantenerla. Pero además de elementos.
completamente diferentes. Sin embargo, esto, toda la información que se aporte al
toda interpretación incluye información. público tiene que ser absolutamente com- Por otro lado, es fundamental
prensible y fácil de procesar. realizar el mayor número posi-
3. La interpretación es un arte, que combi- Por otro lado, la relevancia es el grado en el ble de asociaciones dentro del relato; de este
na otras muchas artes, sin importar que los Para conseguirlo, los mensajes a transmitir cual nuestro ego tiene relación con aquello modo, mayor atención existirá por parte de la
materiales que se presentan sean científi- deben ser comprensibles y relevantes al ego que se esté tratando. Lógicamente, está in- gente. Para ello, se recurre a la elaboración
cos, históricos o arquitectónicos. Cualquier de aquellas y aquellos a quienes va dirigido. fluenciada por las experiencias anteriores del de relatos secuenciales o en orden cronológi-
arte se puede enseñar en cierta forma. Además, la información debe estar organiza- receptor, pero también por nuestra cultura, co. Siempre quedará más clara la descripción
da de manera lógica para el público. nuestras creencias y nuestras relaciones. De de un lugar si se toma como el eje central el
4. El objetivo principal de la interpretación modo paralelo a lo que ocurre con la com- paso de las estaciones o un día en la vida de
no es la instrucción, sino la provocación. 2.2. Mensajes comprensibles, relevantes prensión, a mayor relevancia, mayor será la un animal que la simple enumeración de ca-
y organizados profundidad en la captación del mensaje, por racterísticas o datos.
5. La interpretación debe intentar presen- lo que se recordará con mayor facilidad. En
tar un todo en lugar de una parte, y debe A pesar que, desde nuestro punto de vista, con- general, en los procesos de comunicación la En cuanto al número de ideas a desarrollar,
estar dirigida al ser humano en su conjun- ceptos como ecosistema, paleolítico o cuarcita relevancia es mucho más importante que la parece útil recurrir al llamado “Principio del
to, no a un aspecto concreto. son comprensibles para todo el mundo, la mera comprensión. 7 +/- 2”. Este principio fue desarrollado por
realidad es que ello no es así. Por esta razón, George Miller en 1956 y dice que de prome-
6. La interpretación dirigida a los niños (di- es necesario esforzarse para que el lenguaje Para nosotros, conceptos como sangre, hijos, dio, todos los seres humanos somos capaces
gamos, hasta los doce años) no debe ser una sea sencillo, evitando tecnicismos y conceptos abuelos, paraíso, hogar, tú, yo, son mucho de dar sentido a sólo 7 +/- 2 ideas separadas
dilución de la presentación a los adultos, si- científicos. Se habla de hacer la información más relevantes que savia, descendientes, an- y nuevas de una sola vez. En consecuencia
no que debe seguir un enfoque básicamente significativa. Se dice que una información es cestros, floresta, casa o nosotros. si estamos interesados en que todo el mun-
diferente. Para obtener el máximo provecho, significativa cuando la entendemos en el con- do capte nuestro mensaje al cien por cien el
necesitará un programa específico. texto de algo que ya sabemos. Por otro lado, la probabilidad de que una au- número de ideas principales debe ser siempre
diencia no cautiva mantenga la atención ante menor o igual que 5.

Itinerarios en el medio natural 14 15 Itinerarios en el medio natural


La comunicación de los valores del medio natural La comunicación de los valores del medio natural

2.3. El desarrollo temático · Presenta el tema y su organización.


· Es el componente crucial de una presenta-
El proceso de sintetizar la idea principal de ción porque influye en la atención a prestar
una presentación, materia o mensaje en un y da pistas para procesar la información.
tema que el público pueda recordar se deno-
mina desarrollo temático. 2.4.2. Cuerpo

· Desarrolla el tema.
· Ideas principales (5 ó menos; posibilidad
de expresarlas como subtemas).
· Secuenciación de esas ideas principales.
· Uso de transiciones entre las distintas ideas
principales.
· Utiliza técnicas de comunicación: analo-
gías, comparaciones, ejemplos, metáforas,
etc.

2.4.3. Conclusión

· Surge de forma lógica del cuerpo.


2.3.1. Tópico y tema · Refuerza el tema. Sin duda el primer aspecto a considerar es La interpretación debe apoyarse en técnicas
· Debe plantear la moraleja. alentar la participación, bien mediante pre- gráficas que esquematicen los contenidos y
En el contexto de la Interpretación del Patri- · Ofrece respuestas al ¿y qué? del público. guntas, realización de actividades o el uso de los hagan más accesibles al público con el
monio se define como tópico al motivo general · Mantiene ideas comunes con la introdución. instrumentos concretos. Esta cuestión es más consiguiente ahorro de espacio y tiempo.
de una presentación. · Su objeto es recapitular sobre el tema. importante, si cabe, en los sitios “no natura-
· El público debe ver la lógica entre lo pre- les”, donde tradicionalmente el público ha En determinadas circunstancias, es interesante
Por el contrario, el tema es el punto principal sentado y lo concluido. actuado como simple espectador. considerar la creación de un clima adecuado,
del mensaje, la idea que subyace en la pre- · Deben evitarse finales falsos . tanto con el objetivo de reconstruir las con-
sentación y que el intérprete quiere tratar y el La interpretación es provocación. Debe inco- diciones originales de un lugar como para la
público debe recordar. El tema posee una se- 2.4.4. Últimas consideraciones modar y forzar la reflexión, resaltando aquellos recreación de hechos históricos. También es
rie de características específicas: aspectos que puedan parecer insignificantes útil plantearse el uso del humor, aunque siem-
· Tanto en la introducción como en la al público. No obstante, debe ir completada pre en dosis adecuadas.
· Debe responder al ¿y qué? del público. conclusión el tema debe aparecer de forma con información para evitar dudas o conflic-
· Es una oración corta, simple y completa. literal. tos con el público. Algunos autores también dan especial im-
· Expresa una única idea; es específico. · Para el caso concreto de las exhibiciones portancia al uso del misterio: parte de la
· Debe revelar el propósito de la presentación. y los carteles el tema debería coincidir con Todos los mensajes deben ser sencillos, signi- información visual permanece oculta y sólo
· Debe ser interesante y motivador. el título (Título-tema). Las ideas principales ficativos (fácilmente procesables) y relevantes puede accederse a ella cambiando el punto
deberían, además, estar planteadas a para el público pero, además, es necesario de observación o mediante manipulación.
2.4. Estructura del mensaje interpretativo modo de subtítulos-tema. que sean creíbles y demostrables.
· Cada parte del mensaje debe ser tan A todos nos gusta ser recibidos cuando lle-
Cualquier mensaje interpretativo debe desa- extensa como sea necesario para que La principal estrategia de la comunicación de- gamos a un lugar desconocido. Por ello, es
rrollar el tema de forma organizada, a fin de pueda cumplir con sus propósitos. be ser el uso del tema (idea o eje principal fundamental establecer un contacto con el
facilitar al público su captación. Para ello, es del mensaje), de manera que el público pue- visitante, lo más personal posible, y dar la
recomendable que cuente con una introduc- 2.5. Técnicas de la interpretación da recordarlo. bienvenida.
ción, un cuerpo y una conclusión.
En general, puede afirmarse que la interpre- Las ideas que se presenten al público de- Como premisa, debe también incrementarse
2.4.1. Introducción tación no posee técnicas propias; de hecho, ben estar perfectamente secuenciadas para la experiencia del visitante a través de activi-
casi mejor que hablar de técnicas, lo más conseguir el mantenimiento de las expecta- dades de percepción sensorial que redunden
· Debe incitar a seguir escuchando o leyendo, apropiado sería hablar de estilos. Estos estilos tivas y el interés durante todo el proceso de en el establecimiento de relaciones afectivas
motivar y crear interés por el tema. proceden de diferentes disciplinas relaciona- comunicación. entre el público y el sitio que es interpretado y
· Muestra el esquema conceptual que seguirá das con la comunicación. muestren al público la importancia y el interés
la exposición y aclara los conceptos básicos. de usar los sentidos.

Itinerarios en el medio natural 16 17 Itinerarios en el medio natural


La comunicación de los valores del medio natural

Es de gran importancia el satisfacer al público A continuación se presentan un par de ejem-


en su demanda de conocimiento y afectividad, plos de textos, pertenecientes a paradas de
infundiendo en todo momento autoconfianza itinerarios, que cumplen con estas premisas:
y autoestima.
Ejemplo 1. Título tema (Frase tema): Muchas
La información básica debe localizarse al plantas necesitan la sombra para crecer
principio y al final para facilitar su asimilación,
intentando que el público se sienta involucra-
do en dicho proceso. Es, además, importante El interior del bosque es un lugar sombrío en
el dar la información en pequeñas dosis. el que, a duras penas, llega la luz del sol. Le-
jos de lo que pueda parecer, la mayor parte de
En general, las presentaciones deben realizar- los retoños de encinas y otros muchos árboles
se en tono positivo, estimulando al público al necesitan estas condiciones para poder supe-
desarrollo de actividades de conservación. rar las primeras fases de su vida.

Las técnicas de la interpretación, planificadas Aunque con el tiempo las hojas de la encina se Itinerarios interpretativos

03
y desarrolladas correctamente: volverán duras y resistentes, durante años son
muy vulnerables al ataque de insectos y otros
· Generan productos y servicios turísticos res- animales. Sus yemas, como la piel de un niño,
petuosos con el medio y de bajo impacto. son extremadamente sensibles a la luz del sol,
· Proporcionan un contacto íntimo y pri- sobre todo en los meses de verano.
vilegiado con los recursos patrimoniales
(naturales, etnográficos, culturales…). Podría decirse que los árboles grandes pro-
· Se dirigen directamente y de forma perso- tegen a los pequeños; sin ellos, el bosque
nalizada al receptor de los mensajes. acabaría por desaparecer.
· Los mensajes están totalmente adaptados
al perfil de la demanda. Ejemplo 2. Título tema (Frase tema):
· Dignifican y sacralizan el recurso, acercan- Quejigos, encinas y sabinas dominaban en el
do su realidad a la del propio visitante. pasado gran parte de estas tierras
· Promueven la creación de comportamien-
tos positivos y conservadores del recurso.
· Aportan valor añadido sobre los recursos. Aunque nos cueste creerlo, hace sólo unos
· Minimizan los conflictos entre población lo- cientos de años que todas estas tierras, hoy
cal y visitante. dedicadas a la agricultura, estaban ocupadas
· Prolongan la estancia de los visitantes. por inmensos e interminables bosques.
· Diversifican y enriquecen la experiencia
turística. En lugares cercanos, como Solarana, todavía
· Ayudan a la selección de los segmentos de sobreviven algunos de estos bosques, domi-
público destinatario de los mensajes. nados sobre todo por la encina y la sabina.
También, en la sierra de la Demanda, se con-
servan algunos de los mejores sabinares del
mundo.

La contemplación de estos pocos ejempla-


res, en medio de un mundo que apenas hace
posible su supervivencia, debe impulsarnos a
pensar en la necesidad de recuperar los bos-
ques del pasado, lo que sin duda repercutirá
en nuestra propia calidad de vida.

Itinerarios en el medio natural 18


Itinerarios interpretativos

3 Itinerarios interpretativos
Además, es importante no olvidar que se tra-
ta de un medio y nunca de un fin, y como tal
C omo ya se ha comentado, las propuestas hay que considerarlo y desarrollarlo. En ge-
que se desarrollan en este manual responden neral, y sobre todo en el medio natural y en
a los principios de la interpretación del patri- espacios protegidos, suele presentarse asocia-
monio. Los itinerarios interpretativos son rutas do a otros servicios tales como los centros de
destinadas al público general que se desa- visitantes, aunque también pueden encontrar-
rrollan en un entorno determinado (natural, se junto a adecuaciones realizadas en sitios
rural, urbano, tecnológico, etc.) y en las que históricos, parques arqueológicos, jardines
se interpretan o explican, con el apoyo de una botánicos, zoológicos, ecomuseos, y en algu-
serie de medios complementarios (guía intér- nas otras instalaciones.
prete, folletos, carteles, etc.), los elementos

03
conformadores de ese espacio y sus caracte- Por su carácter interpretativo, estos itinera-
rísticas y relaciones, así como la importancia rios están obviamente destinados al público
de la conservación de sus valores patrimonia- general que visita un área y en la que bus-
les. Constituyen una secuencia planificada de ca alguna forma de recreación. En definitiva,
paradas, en cada una de las cuales se desa- este conjunto de personas usuarias constituye
rrolla una parte del tema que se esté tratando. una forma de audiencia no cautiva, en la que
No obstante, esto no siempre es posible. los incentivos son exclusivamente de carácter
emocional o estético. Todo ello, los diferencian
radicalmente de los itinerarios educativos, que
están dirigidos específicamente a educandos
y grupos estructurados, procedentes del sis-
tema educativo en sus diferentes niveles.
Constituye este público una forma de audien-
cia cautiva y sujeta al control del profesorado
y donde los incentivos están claramente defi-
nidos. No obstante, el itinerario interpretativo
puede prestar su sustrato para la enseñanza
reglada, siendo responsabilidad de los educa-
dores y educadoras la aplicación del método
adecuado y la utilización de materiales didác-
ticos específicos.

Dentro del conjunto de actividades interpreta-


tivas, los itinerarios pueden considerarse como
uno de los medios más efectivos, ya que se de-
sarrollan en contacto directo con los objetos o
fenómenos que se interpretan, constituyendo
así una experiencia de primera mano entre el
recurso y quien lo visita. En este sentido, al-
gunos autores los consideran el método ideal
para realizar interpretación. Pero además, los
itinerarios son capaces de contarle al público
“una historia completa”. La gente recuerda la
trama de las películas, pero pocas veces los
nombres de los personajes.

21 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios interpretativos

Los itinerarios interpretativos deben ser te-


máticos (deben estar desarrollados en torno
a una única idea principal), de modo que la
gente pueda sacar el mejor provecho de su
experiencia centrando su atención en un as-
pecto que puedan interiorizar y que sirva de
hilo conductor de los contenidos del mensaje.
El itinerario, al enlazar los elementos de un lu-
gar de un modo secuencial, puede reforzar el
mensaje interpretativo. Por ello es necesario
elaborar un guión detallado en el que se es-
tructuren las diferentes partes del proceso de
comunicación: introducción, cuerpo y conclu-
sión. El conjunto de carteles de un itinerario,
el folleto que lo desarrolla o la historia que
cuente la persona que actúe como guía ten- Itinerarios autoguiados

04
drán que ser un reflejo de ese guión.

Todo itinerario interpretativo requiere un com-


promiso físico y temporal por parte del público.
A estos efectos es importante la motivación
ya que, en general, las personas aceptan res-
ponsabilizarse por su conducta hasta donde
hayan podido elegirla sin presiones ni alicien-
tes obvios.

Por otro lado, y en contra de lo que suele


ocurrir, es preferible que en un lugar coexis-
tan varios itinerarios temáticos a que se oferte
exclusivamente uno (o varios) de carácter ge-
neral, ya que de esa manera el público tiene
mayores posibilidades de elegir y satisfacer su
curiosidad por cuestiones concretas.

Existen varias posibilidades para realizar una


primera clasificación de los itinerarios en fun-
ción del criterio que se tome de base: tema
del itinerario (monotemáticos, generales,
etc.), vehículo en que se realice (a pie, en bi-
cicleta, en vehículo motorizado...), etc., pero,
por ahora, distinguiremos solamente entre
itinerarios guiados (con guía-intérprete o un
monitor o monitora) y autoguiados (con me-
dios de apoyo no personales).

Itinerarios en el medio natural 22


Itinerarios autoguiados

4 Itinerarios autoguiados Quizás la ventaja


más sobresaliente
que presentan los
A unque los mejores itinerarios son, sin du- itinerarios autoguia-
da, los guiados, en este manual atenderemos dos es el hecho de
preferentemente a los autoguiados, ya que que permiten ser
son los que con más eficacia pueden desarro- realizados al propio
llarse desde el voluntariado ambiental. ritmo del visitante;
esto debe valorarse
muy positivamente
ya que existe un alto
porcentaje de públi-
co que lo prefiere.

04
Además, y en teoría,
poseen disponibilidad permanente (no existen
vacaciones, indisposición o días de descanso),
no sujeta a un horario estricto. Resultan, por lo
general, más baratos que los guiados, ya que
después de una primera inversión destinada a
su diseño, construcción y adecuación, el úni-
co coste adicional del que precisan es el del
mantenimiento.

Por el contrario, este tipo de servicio, al igual


que todas las actividades autoguiadas, tienen
en su contra que no atienden a eventos cir-
cunstanciales ni responden a dudas. No existe
tampoco en ellos el grado de compromiso que
el visitante adquiere cuando realiza un itinera-
rio guiado.

No obstante, pueden incrementar el acerca-


miento y el aprecio por el patrimonio y ofrecer
a la gente cosas para hacer y sentidos que
De todas formas, merece la pena destacar usar, de manera que el público visitante a es-
que, en general, por medios atendidos por per- tas actividades puede obtener algún beneficio
sonal son más efectivos tanto en la transmisión a través de su propia experiencia.
de los mensajes como en el grado de disfrute
por parte de los y las visitantes. Los itinerarios autoguiados son recomenda-
bles en lugares con altos niveles de uso, salvo
4.1. Consideraciones previas en aquellos casos en los que se trate de zonas
muy frágiles o peligrosas y en las que es pre-
Los itinerarios interpretativos autoguiados son ciso un control exhaustivo de los visitantes a
rutas específicas a lo largo de las cuales el fin de evitar daños en el recurso o en los pro-
público es conducido y en la que los puntos pios usuarios. En este sentido, la existencia de
de interés -rasgos interpretativos- son inter- itinerarios autoguiados puede alejar a los visi-
pretados o explicados mediante uno o varios tantes de estas áreas, contribuyendo así a su
métodos no personales. La dirección se indica gestión y conservación. No obstante, no de-
mediante instrucciones en un folleto, una guía be considerarse la implementación de aquellos
de audio o mediante marcas en la ruta tales itinerarios autoguiados que exijan un manteni-
como flechas indicadoras, estacas pintadas o miento especial.
marcas en el suelo.

25 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

4.2. Características generales éste sujeto a una ruta disminuyen los costes de tante, los folletos permiten diferentes niveles Estas señalizaciones pueden ser de soporte y
control y vigilancia. de profundización, bien en el mismo soporte, estética variable pero se aconseja consensuar
Los itinerarios autoguiados interpretativos o bien en documentos diferentes. una imagen coincidente y coherente, tanto en
están dirigidos al público general, visitante ca- 4.3. Medios de apoyo en los itinerarios contenidos como en estilo de presentación, en-
sual de un área durante su tiempo de ocio. Por autoguiados Aunque estos medios tienen carácter estático tre los diferentes medios interpretativos como
ello, deben constituir siempre una opción re- y son más o menos fríos, es posible conseguir de manera que se refuerce la marca interpre-
creativa y es importante que sean atractivos y Como ya hemos comentado, los itinerarios a través de ellos la implicación de la gente por tativa del promotor; y para que la información
discurran por una variedad de ambientes a fin autoguiados precisan de unos medios de apo- impacto emocional, procurando vincularla ofrecida en ellos sea, por lo menos, coincidente
de evitar la monotonía y, por consiguiente, el yo que expliquen o interpreten los diferentes afectivamente con el recurso. También deben (sería inadmisible dar informaciones divergen-
aburrimiento. elementos de la ruta. En este sentido, nos acer- propiciar la participación activa mediante la tes o diferentes numeraciones entre folletos y
caremos ahora a las características generales invitación a la realización de ejercicios o activi- señalización).
de carteles y folletos, y dictaremos algunas re- dades concretas y pertinentes.
comendaciones para su diseño. Este medio puede tener entidad propia o ir
Será necesario propiciar las condiciones que asociado a otros medios como los itinerarios
En primer lugar, recordar que tanto el itinerario hagan que el público considere máximas sus autoguiados. Como medio de apoyo a itinera-
en sí como los folletos o carteles que lo apoyan posibilidades de satisfacer sus necesidades a rios, los rótulos y carteles provocan una mayor
son únicamente medios para conseguir unos diferentes niveles y siempre a costa de realizar retención a corto plazo. Además, las paradas
objetivos concretos. Por tanto, aunque deben un esfuerzo mínimo. suelen ser bastante evidentes, lo que incide en
ser lo suficientemente atractivos como para la sensación de seguridad del visitante y se re-
llamar y mantener la atención del público no 4.3.1. Señales, carteles y mesas duce el esfuerzo. De todos modos es importante
deben, en ningún caso, llegar a enmascarar interpretativas no olvidar que siempre constituyen un impacto
el mensaje. de tipo visual por muy discretos que sean.
Los carteles constituyen una llamada de aten-
En general deben ser relativamente cortos. Al Tanto los contenidos de un itinerario como la ción al visitante, de manera que éste se sienta La señalización es una medida esencial de
no existir agentes externos que puedan forzar elección de unos medios de apoyo concretos motivado a acercarse y leer. Sin embargo, es- presentación e interpretación fija y permanen-
la motivación, es fundamental que el público deben estar fundamentados en una investiga- to no es suficiente, ya que si tras una primera te. Bajo el concepto genérico de señalización
obtenga el mayor disfrute realizando el menor ción seria en la que se tengan en cuenta todas aproximación no conseguimos mantener el in- se estructuran tres medios, todos ellos de im-
esfuerzo posible, con lo que sin duda se man- las variables posibles. terés el esfuerzo habrá sido en vano. De hecho, portancia para la calidad de la experiencia:
tendrá el interés durante más tiempo. se constata que el promedio de atención ante
Para el caso de los itinerarios interpretativos un determinado elemento expositivo suele ser · Señalización de orientación: La señali-
Los itinerarios autoguiados suelen atraer a un (también válido para los educativos) la situa- inferior al minuto a pesar de los esfuerzos in- zación de orientación tiene por función
alto número de personas por lo que es preciso ción ideal es que se desarrolle un tema en vertidos en su diseño. ayudar a los visitantes a encontrar el ca-
tener en cuenta la existencia de zonas de apar- cada itinerario. Para ello es necesario elabo- mino hacia los bienes y equipamientos que
camiento anexas. De ese modo se evita el uso rar un guión detallado en el que se estructuren componen la oferta interpretativa o las pa-
indiscriminado de arcenes y cunetas, con los las diferentes partes del proceso de comuni- radas del itinerario.
peligros que ello puede acarrear además de cación: introducción, cuerpo y conclusión. El
los impactos sobre la flora y el paisaje. De to- conjunto de carteles de un itinerario o el folleto · Señalización de información: aporta las in-
dos modos, y como ya se ha comentado, este tendrán que ser un reflejo de ese guión. formaciones indispensables sobre peligros,
medio suele situarse cerca de otras instalacio- reglamentos a respetar, recomendacio-
nes y equipamientos que ya disponen de estas nes, restricciones, servicios a disposición
zonas para el estacionamiento de vehículos. del público, etc. Informan al visitante y
contribuyen a ordenar sus patrones de mo-
Algunos autores consideran que para grupos vimiento en el espacio.
especiales, como los ciegos, son necesarios iti-
nerarios autoguiados, ya que éstos prefieren · Señalización de interpretación: Pretende
tener toda la autonomía que sea posible. Pue- establecer la comunicación entre visitantes
de ser que en el contexto anglosajón sea cierto, Las principales ventajas de la señalización son y valores patrimoniales. Hay que tener en
aunque realmente no se puede generalizar. el bajo coste de instalación y mantenimiento cuenta que este tipo de señalización puede
El lenguaje general a utilizar en carteles y fo- y la facilidad de reemplazo pero, por contra, integrar también, en el mismo panel, ele-
Para terminar, y como ya se ha esbozado, los lletos debe ser sencillo, evitando en todo caso se ven afectadas frecuentemente por acciones mentos de orientación y de información. En
itinerarios autoguiados son especialmente úti- jergas, modismos y tecnicismos (entre los que vandálicas. El mensaje debe ser breve, claro y este grupo se incluirían las mesas y carteles
les en el control del usuario ya que al estar se incluirían los nombres científicos). No obs- conciso, sin ningún tipo de ambigüedad. interpretativos.

Itinerarios en el medio natural 26 27 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

Teniendo en cuenta que poseen un relativo Teniendo en cuenta que gran parte del público 1) Forma azulejos. Entre los materiales más utilizados
bajo coste y que son fáciles de modificar o eli- apenas si leerá, será en el primer párrafo don- está el DM hidrófugo con vinilo serigrafiado
minar (esto es importante de cara a posibles de debamos concentrar la mayor parte de la En principio, cualquier forma podría ser válida. y protegido con algún material antivandáli-
cambios en el recurso o en su estado de con- información que se desea aportar. Para facili- Sin embargo, la experiencia demuestra que co. También puede ser de interés considerar
servación) se debería recurrir a este sistema tar su lectura, deberá ser corto y dinámico. De las formas perfectas (cuadrado, triángulo, cír- la posibilidad de usar madera certificada por
siempre que se establezca un nuevo itinerario, su planteamiento dependerá en gran medida culo, etc.) son rechazadas por el público. Por el Consejo de Manejo Forestal (CFS).
al menos durante una primera fase y con ca- que la gente continúe leyendo o no. esta razón, se recomiendan formas imperfec-
rácter experimental. tas pero que aparenten formalidad. En estas 4) Color
El resto de los párrafos deben ir desarrollan- condiciones, lo ideal es recurrir al rectángulo,
4.3.1.1. Estructura del texto do la comprensión de manera progresiva, a la colocado tanto horizontal como verticalmente En cuanto a la utilización del color, la única
vez que pueden plantearse preguntas o acti- (aunque esta última forma implica un mayor premisa sugiere que las combinaciones sean
1) Título vidades. También es a este nivel donde debe impacto visual). atractivas. A este respecto comentar que
implicarse afectivamente al usuario. El texto expertos en la materia consideran que los con-
Todo cartel debe tener un título. En el caso del del cartel puede concluirse realizando algu- 2) Tamaño trastes más atractivos se logran mejor con el
cartel introductorio, éste puede presentar el iti- na solicitud al visitante o lanzando alguna valor del color (cantidad de blanco que posee
nerario y debe estar redactado de una manera moraleja. En cuanto al tamaño, ya quedó claro que to- un color determinado) que con su temperatura
sugerente que invite al visitante a realizarlo. do cartel se convierte en una intrusión estética. (colores fríos/colores cálidos). Como reco-
El cartel existente en cada parada debe tratar Por tanto, deben conjugarse la necesidad de mendación general, siempre que se trabaje
Para el resto de los carteles, lo ideal es que únicamente una idea y debe centrarse en el un espacio para apor- en exteriores o sitios bien iluminados convie-
estén encabezados con un título que coincida rasgo que tiene delante. No obstante también tar una información ne usar colores claros sobre fondos oscuros.
con el tema o subtema que se esté tratando en puede incluirse alguna frase que sirva como básica con el impac- Para interiores o sitios poco iluminados se re-
motivación o prefiguración de cara a próximas to estético que pueda comienda lo contrario.
paradas. producir un elemento
determinado. También es importante considerar la homolo-
3) Créditos gación. Dentro de un mismo itinerario, o en
Entre las medidas que el conjunto de una red, puede ser interesan-
Como es lógico, en cada cartel deben apare- algunos autores re- te mantener un color constante que aporte al
cer los créditos. En este sentido, recordar que comiendan estarían usuario la confianza en el sentido de que se
deben ser discretos, tanto en tamaño como en aquellas en torno a los halla en el camino adecuado.
ubicación, evitando en todo momento la com- 30 x 40 cm. y 40 x 50
petencia con el resto del cartel. cm. De todos modos,
serán cada situación
4.3.1.2 Diseño de carteles real y cada contexto los
que determinen el ta-
Antes de comenzar con este capítulo, re- maño más adecuado.
cordar que los carteles y
señales instalados 3) Materiales
en espacios na-
turales protegidos Teniendo en cuenta que se trata de elemen-
esa parada (título-tema). Debe consistir suelen estar sujetos tos que van a permanecer durante bastante
en una frase sencilla, corta y comple- a una normativa de tiempo a la intemperie, quizás la primera con- En algunos casos puede recurrirse a la utili-
ta que sintetice la idea general que se señalización (señalé- sideración que habrá de tenerse en cuenta es zación de colores que se hallen más o menos
desea transmitir. Este título ha de plan- tica) a la que habrá la resistencia tanto a los agentes atmosféricos relacionados con el tópico (verde para el bos-
tearse de manera que constituya una que ajustarse en el ca- como al vandalismo. que, azul para el agua, etc.).
inducción y motivación a la lectura. so de trabajar en estos
espacios. Es interesante el uso de materiales acordes 5) Letra
2) Textos con el lugar, (madera en un bosque, piedra
en zonas montañosas, etc.) ya que con ello La letra debe ser siempre de forma simple. Se
El texto del cartel, propiamente di- se evita el intrusismo y el impacto estético. recomienda utilizar cómo máximo dos estilos
cho, ha de estar estructurado en Otra posibilidad es la utilización de materiales diferentes. Entre los que los expertos reco-
párrafos entre los que existan espacios usados tradicionalmente en la zona con fun- miendan de modo preferente se hallan los
en blanco. ciones similares, como podía ser el caso de los tipos times new roman y helvética.

Itinerarios en el medio natural 28 29 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

Bajo ningún concepto deben elaborarse car- y reemplazables, de manera que tras cual- el rasgo, de manera que al visitante no pueda 4.3.2. Folletos y otras publicaciones
teles con sólo letras mayúsculas. Estudios quier agresión no sea necesario sustituir el quedarle la menor duda. de apoyo
demuestran que en textos de estas caracte- cartel completo.
rísticas se reduce la comprensión entre un 10 Como ya se ha mencionado, es importante Entre sus principales ventajas están el hecho
y un 25 por ciento, a la vez que se aumenta Otro aspecto importante a este nivel es la forma conjugar la visibilidad del cartel y la informa- de no tener limitación de espacio y la posi-
considerablemente el espacio (35 a 50%). en que se comunican al público determinadas ción que sustente con el impacto estético que bilidad de establecer, si se desea, diferentes
prohibiciones o recomendaciones. En este sen- el elemento pueda provocar. niveles de profundización. También pueden
En general se recomienda no justificar a la tido, las restricciones deben realizarse en tono estar editados en varios idiomas. En general
derecha los textos, ya que eso aporta cier- positivo, redactándolas más en términos de se trata de un medio barato de producir que el
ta informalidad, lo que es bien recibido por recomendaciones que de prohibiciones. Siem- público puede obtener o comprar y leer cuan-
el público. Los espacios en blanco entre los pre que estemos realizando interpretación, un do desee y convertirse en un recuerdo de la
diferentes párrafos contribuyen también a buen lema podría ser “prohibido prohibir”. experiencia.
descargar el elemento y crear transiciones Además, se debe intentar en todo momento
visuales. crear en el usuario la idea de pertenencia. Es- Quizá su principal
to adquiere especial importancia para el caso desventaja es que
6) Ilustraciones concreto de los habitantes de la zona en que actúan como ba-
se halle el itinerario. De todos modos, y como sura potencial. A
Sólo mencionar que deben ser claras y de idea general, se recomienda que los sitios se cambio, son idea-
calidad y, sobre les como apoyo en
todo, pertinentes. itinerarios o exhibi-
Puede además A fin de disminuir al máximo el esfuerzo re- ciones a la hora de
considerarse la querido para realizar la lectura de los carteles, desarrollar los con-
inclusión de algu- éstos deben estar colocados a una altura ade- tenidos en varios
na ilustración que cuada. Algunos autores recomiendan que la idiomas.
se repita siste- base del cartel debiera situarse entre los 45 y
máticamente en 60 centímetros sobre el suelo. De todos mo- Otro inconveniente
todos los carteles dos, la situación ideal es aquella en la que del material impreso,
de un itinerario y existe un ángulo recto entre la superficie del salvable eso sí, es
que aporte uni- cartel y línea de visión, cuestión que deberá te- que a menudo los
dad al conjunto. nerse en cuenta de un modo especial cuando usuarios tienden a rechazarlos una vez los han
se coloquen elementos a ras del suelo o por utilizado, por lo que se recomienda cobrar una
7) Composición hallen siempre limpios y ordenados, ya que es- debajo de las alturas consideradas óptimas. pequeña cantidad por cada ejemplar para
to propicia una retroalimentación positiva que motivar su valoración.
Existen básicamente dos posibilidades a es- incide en la conservación del propio lugar y sus
te nivel: que el diseño sea simétrico o bien infraestructuras. Además de esto:
asimétrico. Ambas fórmulas son igualmente
válidas y, en cualquier caso, lo ideal es que el 4.3.1.3. Ubicación de carteles · Favorecen una mayor retención a largo
montaje venga dado por el principio de la ba- plazo, siendo posible (en la mayoría de los
lanza visual que, en resumen, lo que busca es La primera consideración que ha de hacerse es casos) llevárselos a casa.
el equilibrio entre los “pesos” de los elemen- que rasgo y texto deben ser observables desde
tos que componen el cartel. el mismo punto, sin que sea necesario ningún · Pueden existir problemas de disponibilidad
cambio de posición. Tener que moverse para (falta in situ de folletos o falta en edición).
8) Resistencia al vandalismo observar el elemento que es interpretado a la
vez que se está leyendo es una tarea muy in- · Pueden tener carácter complementario en
La existencia del vandalismo es algo tan des- cómoda que redunda en una disminución de itinerarios apoyados por carteles (por ejem-
graciadamente común y frecuente que lo más la motivación de cara a la lectura de posterio- plo, en otros idiomas).
interesante es asumirlo desde la fase de plani- res carteles.
ficación y en los presupuestos. · Es fundamental realizar un estudio de mo-
No siempre, el rasgo que se está interpretando, delos de distribución que racionalice los
Para evitar gastos mayores se recomienda la es tan obvio como puede parecer a la persona esfuerzos económicos y de comunicación.
utilización de materiales limpiables y estructu- que ha diseñado el itinerario. Debe por tan-
ras compuestas de elementos independientes to existir una indicación clara de qué/cual es

Itinerarios en el medio natural 30 31 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

4.3.2.1. Diseño Los materiales deben elegirse de manera ade- Han de incluirse espacios en blanco entre los 4.3.2.4. Impresión
cuada, tanto el soporte (incluida la portada diferentes párrafos y entre las diferentes sec-
1) Portada para el caso de los libros) como las tintadas. ciones del folleto, ya que facilita la transición El diseño y maquetación definitivos deben ser
Habrá que tener en cuenta tanto las caracte- psicológica entre una parte y otra y además realizados por profesionales, ya que ellos po-
Al igual que se ha comen- rísticas del lugar como el modelo de uso que favorece la apariencia general. drán jugar mejor con los diferentes elementos
tado en la sección relativa se le pretende dar. En este sentido recordar de la publicación.
a los carteles, el título del que existen folletos que el público se lleva gra- El folleto es el soporte ideal para que los con-
folleto debe ser atractivo, tuitamente, otros que han de devolverse tras tenidos del itinerario puedan ser traducidos a Especial hincapié hay que hacer en las co-
de manera que constituya su uso y otros que se venden. varios idiomas. Esto es incluso válido para iti- rrecciones de modo que se eviten errores y
una llamada de atención nerarios cuyo medio de apoyo son los carteles, faltas de ortografía (en los diferentes idiomas
a la vez que motive al Cuando el material utilizado sea el papel, se pues realizarlos en varios idiomas es un gra- en los que esté escrito el folleto). Es por ello
público a tomarlo y de- recomiendan por razones obvias el papel reci- ve problema, ya que el factor limitante es el interesante considerar una primera edición
sarrollar el itinerario. Sin clado y ecológico. espacio, además del impacto visual que pue- con carácter provisional. Tras la corrección de
embargo, en este caso de provocar el agrandamiento de los mismos. errores y las posibles evaluaciones que pue-
no es tan importante Cuando un organismo o entidad concreta sea Así, puede preverse la inclusión de una nu- dan hacerse ya tiene sentido la realización de
que coincida con el te- responsable de la gestión de un itinerario de- meración en los carteles que sirva para los impresiones definitivas posteriores.
ma del itinerario ya que be tener en cuenta criterios de homologación folletos en otros idiomas.
éste puede ir enuncia- de todo el material editado. Es también fundamental realizar un estudio de
do literalmente en la Al igual que en el caso de los carteles, si se los modelos de distribución y velar para que,
introducción. 4.3.2.2. Texto considera necesario incluir algún tipo de en ningún caso, un itinerario se vea desprovis-
restricción, ésta ha de redactarse de una ma- to de la publicación que le sirve de apoyo.
2) Aspecto general El texto de toda publicación que sirva de apo- nera persuasiva y convincente; esto siempre
yo a un itinerario debe presentarse dividido en será mejor que la simple enumeración de 4.3.3. Métodos de audio
Toda publicación debe presentar un aspecto bloques de una manera bien organizada. Al prohibiciones.
atractivo; más en este caso en el que se preten- menos debe quedar claro cual es la introduc- Entre las formas
de llegar al público y motivarlo a la realización ción o presentación, cuales son cada una de más habituales es-
de una actividad y la aparición o manteni- las paradas y cual es la conclusión. El texto de- tarían los aparatos
miento de unas actitudes concretas. Para ello, be ser ameno, breve y claro, redactado con un reproductores trans-
debe estar bien compuesto, siguiendo las mis- estilo compatible con el público y utilizando en portables (CD/MC),
mas premisas que para el caso de los carteles, todo momento un tono amable y acogedor. Es señales por radio a
es decir, visualmente equilibrado. Además, fundamental la utilización de un lenguaje sen- reproductores espe-
siendo conscientes de que todo folleto puede cillo y cotidiano que motive a las personas que cíficos y teléfonos
convertirse en basura, la presentación y lo in- lo lean a continuar con la lectura y el itinera- móviles, y los postes
teresante del mismo y su atractivo incidirán en rio. A fin de conseguir una actividad dinámica de escucha. Son es-
que la persona que lo ha usado se lo lleve co- y activa, pueden incluirse algunas recomen- 4.3.2.3. Formato pecialmente útiles en
mo recuerdo de una grata experiencia en vez daciones que insten a la participación. recorridos por insta-
de arrojarlo al suelo. Lo más recomendable es la utilización de laciones, museos y
publicaciones de medidas standard, ya centros de producción y muy poco recomenda-
que ello abarata la edición de una manera bles en el medio natural.
considerable.
Por lo general resultan excesivamente costo-
Pueden elaborarse dípticos, trípticos, librillos, sos de producir y mantener.
etc. En cualquier caso, los tamaños más ade-
cuados son los llamados “de bolsillo”, ya que 4.3.4. Exhibiciones
ello facilita que el visitante pueda llevarlo có-
modamente y guardarlo entre las paradas y Se trata de elementos que pueden sustituir a
después de acabar el itinerario. rasgos originales que se encuentran muy aleja-
dos del itinerario o son especialmente frágiles
Se considera interesante la realización de o bien añaden atractivo al itinerario. Son poco
troquelados, ya que añaden atractivo a la pu- utilizadas y suelen tener carácter complemen-
blicación, aunque puede resultar caro. tario y su principal problema es que suelen ser
especialmente sensibles al vandalismo.

Itinerarios en el medio natural 32 33 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

Aunque todos estos medios tienen carácter la actividad. Así, deberá informar acerca de 4.4.2. Paradas Los textos deben ser breves, claros y amenos.
estático y son más o menos fríos, es posible la longitud del recorrido, del tiempo necesario Personas expertas recomiendan un máximo
conseguir a través de ellos la implicación del para realizarlo, de dónde parte y dónde aca- Las paradas constituyen y desarrollan el cuer- de 120 palabras por parada, independiente-
público por impacto emocional, procurando ba, el esfuerzo físico requerido y otra serie de po del itinerario. Deben, ante todo, estar mente del medio que les sirva de soporte. Si
vincular afectivamente al usuario con el recur- observaciones que contribuyan a la seguridad perfectamente señalizadas. Cualquier duda al se desea aportar más información, ésta debe
so. También deben propiciar la participación y comodidad del visitante: tipo de ropa y cal- respecto irá en detrimento de la calidad de la tener carácter complementario y esta cues-
activa mediante la invitación a la realiza- zado adecuados, normas de seguridad, etc. El experiencia y de la imagen que el visitante ob- tión debe quedar clara para el visitante. En
ción de ejercicios o actividades concretas y cartel introductorio debe constituir una llama- tendrá de la institución patrocinadora. Para el general, los textos de las paradas deben ser
pertinentes. da de atención, por lo que debe prestarse una caso de los carteles y los postes de escucha, es de fácil lectura, evitando los conceptos técni-
especial atención a su atractivo. el propio elemento quien actúa de señal. Pa- cos. La brevedad del texto no debe impedir
Conviene recordar que tanto el itinerario en ra el resto de casos, lo habitual es identificar que se cuente algo nuevo; se debe tender a
sí como folletos o carteles que lo apoyan son la parada con un poste, marca o señal que utilizar oraciones cortas y un lenguaje lo más
únicamente medios para conseguir unos ob- incorpore una clave (número o letra) y que familiar posible.
jetivos concretos; por tanto, aunque deben tendrá su correspondiente en el folleto.
ser lo suficientemente atractivos como para Es frecuente el uso de apoyos visuales, tales
llamar y mantener la atención del público no Toda parada debería incluir un título-tema que como dibujos, esquemas o gráficos. Su impor-
deben, en ningún caso, llegar a enmascarar resuma en una frase la esencia de lo que se tancia radica en que son capaces de sustituir
al mensaje. desea contar. Además, debe enfocar perfec- grandes bloques de texto por una sola ima-
tamente al rasgo que se está interpretando, gen. En esta línea, hay que aclarar que no
Tanto los contenidos de un itinerario como la de modo que al usuario no le quede ninguna tiene ningún sentido volver a reproducir lo que
elección de unos medios de apoyo concretos duda de cuál es. Por último, debe dejar clara ya se está viendo. Por tanto, todo apoyo visual
deben estar fundamentados en una investiga- El cartel de presentación debe convertirse en la relación que existe entre dicho rasgo y el te- debe ser un complemento al texto y ayudar al
ción seria en la que se tengan en cuenta todas una introducción al desarrollo temático objeto ma que se está presentando, ya que esto no visitante a interpretar aquello que tiene delan-
las variables posibles. del itinerario, aportando además su nombre y es siempre totalmente obvio. te de sí. Las ilustraciones deben ser de calidad
el tema que se trate. Teniendo en cuenta que y realmente pertinentes. Además es necesario
es en este momento donde el visitante deci- El número aconsejado de paradas varía en contar con los correspondientes permisos pa-
4.4. Partes de un itinerario autoguiado de si realizar o no el itinerario, es fundamental función de los autores, aunque la recomenda- ra su reproducción y uso.
incluir un mensaje motivador. En este sentido, ción más generalizada oscila en torno a unas
Todo itinerario interpretativo debe desarro- se recomienda la elección de títulos imagina- 5 - 6 paradas por kilómetro. De todas formas Evidentemente, en un itinerario autoguiado
llar un tema. Por otro lado y con el objetivo tivos y sugerentes. se considera que, independientemente de la no puede existir una comunicación bidirec-
de favorecer la comprensión ha de estar es- longitud, es interesante no seleccionar más de cional entre el visitante y los carteles o los
tructurado y organizado a nivel conceptual. Las señalizaciones y textos que indican el ini- 10 - 12 paradas en total. La mayor parte de folletos. Sin embargo, eso no significa que no
Además, en los itinerarios autoguiados inte- cio del sendero deben: éstas deberían estar concentradas en la pri- se deba estimular en todo momento la partici-
ractivos los y las visitantes deben ser invitados mera mitad del recorrido, donde el visitante pación y la implicación plena en la actividad,
a participar para hacerles ser conscientes de · Tener un nombre provocativo y atractivo. será más receptivo. En este sentido, es fun- lo que puede conseguirse a través de pregun-
sus propios sentidos y los recursos que existen damental poner gran atención a la hora de tas, invitación a la búsqueda de determinados
a su alrededor. · Indicar el tema y la interpretación que es- seleccionar los rasgos, de modo que se elijan elementos, realización de actividades concre-
pera el visitante. sólo los más importantes y en los que el tema tas, etc. En todo caso, cualquier pregunta que
Las partes de un itinerario autoguiado son del itinerario pueda abordarse de una mane- se haga debe ser respondida antes o después,
tres: cartel introductorio, conjunto de paradas · Establecer el tiempo aproximado de reco- ra más eficaz. pues de lo contrario se generarán dudas en el
y parada final. rrido y la distancia. visitante.

4.4.1. Cartel de presentación o · Indicar las condiciones del sendero y el es- La duración (planificada) de cada parada es al-
introductorio fuerzo físico requerido. go relativo. Algunos autores recomiendan que
no superen el minuto, salvo que se trate de pa-
Independientemente del medio que sirva de · Indicar las atracciones del itinerario. radas en las que se han planteado preguntas
apoyo al itinerario autoguiado, es muy impor- algo complejas o se han propuesto actividades.
tante e interesante considerar la inclusión de · Decir claramente dónde termina el A pesar de ello, lo cierto es que cada parada de-
un cartel o rótulo que presente el itinerario. itinerario. be durar tanto tiempo como sea necesario para
Su primera misión será dar la bienvenida al transmitir la idea que allí quiere comunicarse y
visitante y facilitarle una información básica · Ser claros y de fácil lectura, evitando los nunca más del que el público es capaz de man-
que será crucial para el óptimo desarrollo de conceptos técnicos. tener la atención de una manera activa.

Itinerarios en el medio natural 34 35 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

Algo importante y a tener en cuenta es que la 4.4.3. Parada final 4.5.1. Longitud y duración dos, ya que tienen la ventaja de que, además
primera parada debe ser visible desde el car- de ser normalmente unidireccionales, en ellos
tel introductorio; esto incidirá positivamente La parada final de un itinerario actúa a todos A este respecto, diferentes autores recomien- el público puede acceder a su vehículo justo
en la sensación de seguridad del destinatario. los efectos como una conclusión: sirve, sobre dan longitudes comprendidas entre los 400 después de concluir la actividad.
También que se considera interesante la inclu- todo, para recapitular y reforzar el tema que y 2.000 metros para el caso de los itinera-
sión de paradas de transición, en las que no se esté desarrollando. rios a pie, con una duración de entre 30 y 90 Aquellos que tienen forma de ocho permi-
se realiza interpretación, y cuyo único objeto minutos. Para los realizados en otro tipo de ten que el visitante realice si lo desea sólo la
es la preparación psicológica para la siguien- En esta última parada se debería, además, vehículos (bicicleta, vehículo particular, auto- mitad del itinerario. Sin embargo, lo cierto
te parada. dar las gracias al visitante e indicar el camino bús, etc.) ambas variables vendrán definidas es que la mayoría de las veces los itinerarios
de regreso más corto hacia la zona de aparca- por las características del lugar y las condicio- se desarrollan sobre senderos o caminos ya
miento. También se puede incluir información nes del recorrido. existentes, por lo que han de adaptarse a las
sobre otros equipamientos y servicios. En todo condiciones de origen y son éstas las que deli-
caso, esta información no debe interferir con De todos modos, es importante considerar mitan, en muchos casos, la forma definitiva y
el mensaje de la parada. que lo ideal es desarrollar itinerarios cortos y la direccionalidad.
atractivos, ya que esto incidirá en el incremen-
4.5. Trazado to de la relación beneficio esperado/esfuerzo
requerido. Un itinerario de 60 minutos puede
A continuación se comentarán algunos as- considerarse demasiado largo para la mayor
pectos básicos correspondientes al sendero y parte de la gente. Además, la longitud se ve
las estructuras básicas con que deberían es- directamente afectada por la dureza del sen-
tar dotados los itinerarios desarrollados para dero. Lugares montañosos o donde caminar
el público general. Antes de ello, es necesa- es difícil exigen la existencia de itinerarios muy
rio tener en cuenta una serie de cuestiones cortos.
básicas:
4.5.2. Forma y sentido de la circulación
· Tratar de recuperar antiguos caminos y
senderos aunque en la actualidad se en- En cuanto a la forma como tal, encontra-
cuentren en desuso o cerrados. mos itinerarios lineales, circulares, en forma
de ocho, uno principal y varios complementa-
· Evitar en lo posible los tramos de carreteras rios, etc. Aquellos que comienzan y terminan
o caminos asfaltados, no debiendo superar en el mismo punto son los más recomenda-
A lo largo de todo el itinerario, y más con- nunca un 5% del recorrido total. Para pis-
cretamente, en cada parada, es fundamental tas forestales el máximo aconsejado es del
asegurarse de que el proceso de comunica- 50% del recorrido a excepción de las vías Modelos de trazados recomendados en los itinerarios,
ción ocurre de manera óptima. Para ello, la pecuarias. con la inclusión de atajos
información que se ofrezca debe ser significa-
tiva y relevante, es decir, comprensible por la · Evitar en lo posible la ascensión a zonas
mayoría del gran público y, además, plantea- demasiado altas.
da en unos términos de modo que lo expuesto
esté relacionado con la personalidad y el ego · Evitar zonas peligrosas o de riesgos.
de aquellos a quienes va dirigida. Esto pue-
de conseguirse a través del uso de metáforas · Evitar el paso por zonas frágiles desde el
comprensibles, ejemplos y analogías. punto de vista ecológico.

En general, la estrategia de comunicación de- · Evitar grandes desniveles y pasos delicados


be basarse en ir de lo simple a lo complejo, de
lo familiar a lo desconocido. Se debe estimu- · Ajustarse siempre a la legalidad vigente.
lar el uso de los sentidos, tanto como un fin en
sí mismo como un medio para alcanzar otros · Respetar escrupulosamente la propiedad
objetivos más relacionados con comprensión privada.
afectiva del entorno y la aparición de vínculos
entre el visitante y el recurso.

Itinerarios en el medio natural 36 37 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

En cuanto al sentido de la circulación, se pue- ocurrir que determinadas personas se cansen


de distinguir entre itinerarios unidireccionales (física o psicológicamente) antes de finalizar el
y bidireccionales, según se desarrolle en uno recorrido. Para evitar que tengan que volver por
o ambos sentidos. En los senderos bidireccio- el mismo lugar por el que vinieron, pudiendo
nales existe un alto impacto social motivado además interferir en la calidad de la experien-
por el hecho de estar encontrando gente con- cia de otras personas, se considera de interés
tinuamente. Además, en el caso de que plantear la existencia de atajos que, o bien
existan elementos a ambos lados del sendero disminuyan la longitud del recorrido, o bien
será difícil convencer al usuario de que igno- conduzcan directamente al final del sendero.
re determinadas marcas o carteles a la ida y
les preste atención en el regreso. Esto incidirá 4.5.3. Paradas
en el no desarrollo de la secuencia temática
prevista. Por todo ello, parece claro que los Como ya se mencionó anteriormente, las
unidireccionales son los más adecuados. paradas de todo itinerario deben estar cla- La inclinación deberá ser, en todos los casos, Deben existir también papeleras, en un nú-
ramente definidas, de manera que se incida inferior al 8% y para tramos excesivamen- mero y distribución acordes con los niveles de
En el diseño de los componentes físicos del en la seguridad y confianza del visitante. Es- te largos, menor del 5%. Rampas superiores frecuentación del lugar. Tanto los servicios (si
sendero es aconsejable elegir rasgos interpre- tas paradas no tienen por qué ser las mismas son de difícil acceso para las sillas de ruedas los hubiera) como las papeleras deben tener
tativos que incrementen la preferencia y la durante todo el año. De hecho, en determi- y muy duras para arrastrar carritos para ni- un funcionamiento y mantenimiento óptimos
aceptación por parte del visitante. El trazado nadas circunstancias, los itinerarios pueden ños, pero también se hacen incómodas para así como una recogida y limpieza periódicas.
del recorrido debería incluir algo de miste- variar con carácter estacional para evitar la las personas que están poco acostumbradas a
rio. Se habla de misterio cuando parte de la erosión o la destrucción del hábitat. caminar, algunos discapacitados temporales y La inclusión de elementos adicionales como
información visual permanece oculta y sólo los ancianos. Además, con inclinaciones ma- postes marcadores, escaleras y barreras la-
puede accederse a ella mediante manipula- Estos cambios irán motivados por posibles im- yores, la erosión puede llegar a ser muy alta y terales son fundamentales para un manejo
ción o cambio de posición. Por ello, parece pactos que se puedan generar sobre el recurso provocar deslizamientos. adecuado del área. En el caso de lugares in-
interesante considerar la inclusión de curvas y o por la aparición de determinados rasgos en accesibles, puede plantearse la incorporación
obstáculos visuales, ya que crean en el usua- momentos concretos del año. En el caso de La superficie debe ser lo más lisa posible. En de puentes o pasarelas. Además de facilitar
rio expectativas y esa sensación de misterio. que el medio de apoyo sean los carteles só- caso contrario, puede recurrirse a la instala- el acceso, ambas estructuras añaden atrac-
Las curvas (y cualquier otro obstáculo visual) lo será necesario retirar los correspondientes ción de tarimas o elementos que refuercen el tivo al itinerario; deben estar realizadas con
hacen a los senderos más interesantes, aun- a aquellas paradas que se hayan anulado. piso. De igual manera, debe plantearse la ins- materiales resistentes. También, en sitios pe-
que con respecto a las primeras recalcar que Sin embargo, la situación es más complicada talación de peldaños en zonas especialmente ligrosos, es interesante considerar la inclusión
deben ser graduales, ya que de lo contrario la cuando el medio utilizado son los folletos. En abruptas o escarpadas y aquellas por las que de barandas o barreras laterales que aporten
tendencia será a atajar. Esta situación puede este caso, lo más recomendable parece incluir el tránsito pueda convertirse en una actividad seguridad y apoyo al visitante.
conllevar la aparición de caminos alternativos en el punto correspondiente a dicha parada arriesgada.
no controlados y la erosión del suelo. su carácter temporal, aclarando en qué perío- Es importante tener en cuenta la existencia
dos es activa y en cuáles no. En cuanto a la anchura, ésta vendrá determi- de áreas de descanso, adecuándolas en esti-
El sendero por el que transcurre el itinerario de- nada por las características del sendero, pero lo, situación y número a las características del
be ser un camino bien definido y perfectamente Por último, conviene recordar que es fun- se recomienda que tenga la suficiente como lugar en que se encuentren y el uso recreativo
señalizado, donde no exista la posibilidad de damental valorar los posibles impactos que para permitir el paso de una silla de ruedas, lo que tenga el espacio.
perderse. Debe, además, encontrarse despe- puedan provocarse tanto en el trazado del que implica un mínimo de 1,20 metros.
jado y libre de obstáculos que puedan impedir sendero en sí como en cada parada, cues-
el paso a determinados usuarios. El firme debe tión que ha de ser periódicamente revisada y 4.5.5. Estructuras y elementos adicionales
ser lo suficientemente consistente como para tenida en cuenta a fin de establecer futuras
permitir el paso de sillas de ruedas o carritos mejoras en el itinerario. Teniendo en cuenta que la satisfacción de las
de niño sin que éstos se hundan en el suelo. necesidades básicas es un factor importante
De hecho, lo ideal es instalar entarimados o 4.5.4. Accesibilidad en la comodidad de las personas, es necesa-
apisonar el suelo compactándolo de manera rio considerar la instalación de aseos y puntos
eficiente. En todo caso se tendrá en cuenta el En teoría todo itinerario debería ser apto para, de agua o fuentes siempre que el itinerario no
drenaje y la necesidad de infraestructuras que si no todos los tipos de público, al menos para se encuentre cerca de otro equipamiento que
permitan la circulación del agua. la gran mayoría. Dado que esto no es siempre posea dicha dotación. De otro modo, su no
posible deberían considerarse, al menos, op- existencia incidirá en la degradación del propio
A pesar de indicar perfectamente las caracte- ciones de modo que cualquier persona pudiese equipamiento. En caso contrario, habrá que in-
rísticas del recorrido antes de su inicio, puede acceder a algún otro servicio interpretativo. formar sobre ello al comienzo del itinerario.

Itinerarios en el medio natural 38 39 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados Itinerarios autoguiados

· Ciegos y personas con deficiencias visuales · Recurrir a la instalación de rampas con


un gradiente razonable, limitando (y si es
· Mayores problemas de movilidad que el posible, evitando) el uso de peldaños y
resto de la población escaleras.

· Falta de información (imposibilidad de · Instalar un número suficiente de puntos de


reconocer marcas, colores y problemas descanso, a ser posible, protegidos del sol
generales en la lectura) y de la lluvia.

· Existencia de obstáculos peligrosos · Diseñar rutas específicas para ciegos y per-


sonas en silla de ruedas, aptas también
· Personas con problemas de movilidad física para todo tipo de público.

· Escaleras con peldaños altos y rampas Es importante no infravalorar a estas personas


demasiado inclinadas y pensar que pueden tener excesivos proble-
mas o que carecen de interés por conocer el
· Firme inadecuado patrimonio natural. Por ejemplo, puede in-
formarse que sólo una parte del itinerario es
· Usuarios en silla de ruedas (también válido accesible a personas en sillas de ruedas; esto
para carritos de niños) es ya facilitar la accesibilidad.

· Firme demasiado blando o excesiva- Las adaptaciones a las diferentes discapaci-


mente irregular dades no tienen por qué ser excesivamente
Muchos itinerarios discurren por lugares en 4.5.6. Adaptación a discapacidades y costosas. Cuando dichas adaptaciones se tienen
los que abunda la fauna o bien ésta es es- necesidades especiales · Escaleras en cuenta desde el momento de la planificación
pecialmente sensible. Para estos lugares se y durante las fases de diseño y construc-
recomienda el uso de pantallas de vegetación Las personas con discapacidades también tie- · Información inaccesible (por cuestiones ción los costes extraordinarios no son apenas
(o cualquier otro material resistente y acorde nen derecho a conocer su patrimonio y poder de altura) significativos.
con el lugar) a fin de evitar dicho impacto. disfrutar de él. Por ello, todo equipamiento
Esto es especialmente válido cuando los iti- destinado al público general debe estar adap- · Pasos estrechos y puertas 4.5.7. Consideraciones finales
nerarios incluyen observatorios o puntos de tado, al menos en parte, para recibir a este tipo
observación, ya que la pantalla evitará la hui- de personas. Dentro de éstos se incluyen tam- Todos estos problemas son solventables en En lugares especialmente ricos en recursos,
da de los animales. bién las personas con discapacidad temporal gran medida. Entre las diferentes estrategias es interesante ofertar varios itinerarios cortos y
y de edad avanzada. Para el caso concreto de que pueden seguirse destacarían: temáticos en vez de uno excesivamente largo
En algunos itinerarios, independientemente los itinerarios, los problemas más frecuentes y complejo. De este modo, se pueden satisfa-
del medio de apoyo que utilicen, se pueden con los que se enfrentan estas personas son · Estudiar la distancia entre los puntos de cer más expectativas e intereses concretos a
incorporar elementos que incluyan alguna los que a continuación se describen: parada de los transportes públicos o zo- la vez que se evitan el impacto social y la ma-
pregunta referente a lo tratado y en las que nas de aparcamiento y el comienzo del sificación y con ello la degradación del sitio.
aparece la respuesta oculta. Sirven para pro- itinerario, de manera que sea lo más corta
piciar la participación activa de los usuarios posible; también pueden habilitarse acce-
a la vez que refuerzan el tema. En otros ca- sos específicos.
sos existen cajas de olor, de texturas, etc., en
las que el visitante tiene la oportunidad de · Diseñar senderos con anchuras razona-
contrastar diferentes informaciones a través bles y materiales resistentes, tanto en las
del uso de los sentidos. Son muy interesan- infraestructuras de apoyo como el propio
tes y de fácil construcción, aunque implican firme.
un mantenimiento casi permanente y son muy
sensibles al vandalismo. · Incluir señales que permitan reconocer y se-
guir la ruta a los diferentes discapacitados.

Itinerarios en el medio natural 40 41 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios autoguiados

Los itinerarios interpretativos no deben usarse


para fines educativos / formativos, al menos al
mismo tiempo. Los objetivos para el usuario
son totalmente distintos en unos y otros y, ade-
más, la existencia de grupos escolares junto al
público general suele provocar un alto impac-
to social y la disminución del disfrute de estos
últimos. Como alternativa puede considerar-
se la utilización de un mismo itinerario pero
en diferentes momentos del día, la semana
o el año; deberían además existir materia-
les didácticos -a diferentes niveles- diseñados
específicamente para este conjunto de usua-
rios. Esta cuestión deberá ser perfectamente
planificada por la entidad responsable del
equipamiento. Itinerarios guiados

05

El mantenimiento del itinerario, sus carteles,


y demás infraestructuras debe tener carácter
permanente. Esto incidirá en la seguridad del
visitante y en la calidad de la experiencia.

Algo similar ocurre con la limpieza. Un lugar


o sitio poco cuidado hará que el público sea
menos consciente de la necesidad de conser-
var dicho espacio, con lo que probablemente
generará más basura.

En cualquier caso, y como idea gene-


ral, se recomienda que los sitios se hallen
siempre limpios y ordenados, ya que esto
propicia una retroalimentación positiva que
incide en la conservación del propio lugar y
sus infraestructuras.

Itinerarios en el medio natural 42


Itinerarios guiados

5 Itinerarios guiados Al tratarse de una actividad guiada, es obvio


que puede adaptar la interpretación a las ne-
5.1. Consideraciones previas cesidades y características del grupo a la vez
que se favorece un intercambio bilateral de
información. Todo ello contribuye a la efectivi-
E l itinerario interpretativo guiado es un re- dad de este medio interpretativo.
corrido que realiza un grupo de personas,
acompañado por una persona que actúa como En general, casi todas las consideraciones
guía o intérprete. Ésta va entregando verbal- hechas para los itinerarios interpretativos
mente interpretación sobre los rasgos más autoguiados respecto al trazado (forma, accesi-
sobresalientes, al tiempo que estimula al grupo bilidad, adaptación a personas discapacitadas,
a la participación, al uso de sus sentidos, etc. etc.) son igualmente válidas para esta otra
modalidad de uso, por lo que no se repiten.

05
De hecho, las grandes diferencias tienen que
ver con el proceso de comunicación y mane-
jo del grupo. De igual manera, los aspectos
relativos a la planificación son comunes para
ambas tipologías.

5.2. Partes de un itinerario guiado

Existen cuatro fases o partes para los itinera-


rios guiados; la primera de ellas incluye dos
etapas (o subfases): planificación y prepara-
ción. A continuación se describen la etapa de
preparación y las otras tres fases, adaptán-
dolas a partir de las diferentes aportaciones
realizadas al respecto por distintos autores y
autoras.

5.2.1. Preparación

· Realizar el recorrido para comprobar el es-


tado del terreno y la aparición de nuevos
eventos.

· Establecer medidas de seguridad (botiquín,


etc.)
El tamaño del grupo tendrá gran incidencia
en la calidad de la experiencia. Para ser efecti- · Usar ropa y calzado adecuados al lugar y
vos, el número de personas debería ser inferior las circunstancias atmosféricas.
a 20, siendo lo ideal entre 12 y 15.
5.2.2. Antes de la partida
Al igual que ocurre con los autoguiados, el
establecimiento de un itinerario guiado debe · Acudir al lugar de partida (o punto de en-
provenir de un plan que contemple su insta- cuentro con el público, si es diferente),
lación y desarrollo. La programación de este independientemente de las condiciones
servicio es fundamental, ya que al ser un ser- atmosféricas.
vicio atendido por personal necesitará de una
administración especial del tiempo y la moda- · Llegar con suficiente adelanto (15-20
lidad de uso. minutos).

45 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios guiados Itinerarios guiados

· Recibir, saludar, presentarse y charlar in- psicológica entre las distracciones de la zona · Entregar el mensaje a varios niveles de Para cada parada, se pueden establecer cua-
formalmente con el público que vaya de preparación o punto de encuentro y el iti- profundidad. tro momentos:
llegando. nerario en sí mismo. Debe además reiterarse
la información sobre la duración, los requeri- · Evitar los tecnicismos. · Orientación: Se llama la atención sobre el
· Comenzar a la hora establecida. mientos, ropa y calzado, seguridad, etc. Dicha rasgo.
introducción tiene como objetivos crear interés · Ir de lo familiar a lo desconocido y de lo
Llegados a este punto, tiene lugar la presenta- por el tópico, orientar hacia el tema y estable- simple a lo complejo. · Descripción o explicación: Se describe la
ción de la actividad, que a su vez se compone cer el marco conceptual. Debe servir además naturaleza del rasgo interpretativo.
de las siguientes acciones: para preparar para la etapa de conclusión. · No hablar de lo que no se puede ver.
· Enlace temático: Une la descripción con el
· Presentarse a sí mismo y a la institución a Para el caso concreto de los itinerarios por lu- · Hacer que la gente participe y use sus tema del itinerario.
la que se representa. gares de interés arqueológico, se recomienda sentidos.
que durante esta fase se realice una visión ge- · Transición: Prepara para la siguiente parada
· Explicar al grupo a dónde se irá, qué se ha- neral del conjunto desde un lugar en que la · Charlar informalmente entre las paradas. o la conclusión. Utiliza tanto la prefigu-
rá y cuál será la hora de regreso. También perspectiva lo permita. ración (mostrar indicios) como el misterio
debe informarse sobre los requerimientos · No comenzar a hablar hasta que todo el (mediante preguntas o problemas).
físicos básicos para realizar la ruta y dónde Será durante el recorrido por el itinerario público esté presente.
termina el itinerario. cuando se desarrolle el cuerpo del tema que La duración de cada una de estas paradas de-
se presenta. · Prestar atención a los eventos bería oscilar entre 5 y 7 minutos. En ellas, es
· Hacer consideraciones sobre la ropa, el circunstanciales. importante utilizar ayudas visuales o sonoras y
calzado, la seguridad, etc. 5.2.3.1. La conducción materiales (prismáticos, cinta métrica, mapas,
· Repetir los comentarios importantes que la plumas, cortes de troncos, etc.) que faciliten la
· Mencionar las normas. · Mantenerse siempre en la cabeza del gente haga. comprensión y la participación del público. De-
grupo. ben incorporarse actividades cortas y estimular
· Comentar informalmente los objetivos y · Atender a todo el mundo, no sólo a quie- el uso de los sentidos. Puede recurrirse además
qué se espera de la visita. · Establecer un paso y un ritmo, y seleccio- nes muestren interés. a ejemplos y analogías y realizar preguntas a va-
nar las paradas y el tiempo empleado en rios niveles a fin de involucrar intelectualmente
Hasta este momento, el público cuenta con cada una de ellas en función de las carac- · No temer al “no lo sé”. a los usuarios: orientación, comparación, mos-
la posibilidad de decidir si desea o no realizar terísticas del grupo. trar relaciones causa-efecto, etc.
el itinerario.
· Respetar el recorrido, pero ser flexible.
5.2.3. Durante el itinerario
· Ser sensible y receptivo al grupo.
Antes de comenzar con la introducción puede
trasladarse al grupo al lugar de comienzo del · Para grupos pequeños, realizar paradas
itinerario. Esta acción, que es facultativa, tie- cortas y frecuentes.
ne el interés de actuar a modo de transición
· Evitar riesgos para el usuario y para el
guía.

· Controlar el tiempo establecido.

5.2.3.2. La comunicación

· Plantear el tema y las ideas principales


con claridad.

· Ser consciente de las necesidades del


grupo.

· Hablar a todo el grupo y asegurarse que


todos pueden ver y oír.

Itinerarios en el medio natural 46 47 Itinerarios en el medio natural


Itinerarios guiados

5.2.4. Conclusión del itinerario

La actividad debe terminar con una conclu-


sión definida que enfatice el mensaje. Esto
debe ocurrir coincidiendo con la última para-
da. Debe, además:

· Reforzar el tema y resumir el itinerario.

· Hacer preguntas al grupo con fines


evaluativos.

· Dar la posibilidad de hacer preguntas y


responder.

· Charlar informalmente antes de la Planificación y diseño de itinerarios

06
despedida.

· Dar las gracias en nombre propio y en el


de la institución.

Itinerarios en el medio natural 48


Planificación y diseño de itinerarios

6 Planificación y diseño de una manera efectiva. La situación ideal parti-


itinerarios ría de un lugar con esas características para el
que además exista un público real o, al me-
nos, potencial. Por tanto, la elaboración de un
A ntes de diseñar un itinerario, es importan- itinerario interpretativo debe ser, no sólo fac-
te tener en cuenta una serie de aspectos. Se tible, sino además pertinente. Por último, hay
considera que son cuatro las circunstancias que resaltar que deben haberse analizado las
que han de analizarse antes de pasar a la pla- diferentes variables que recomienden la elec-
nificación de un itinerario: ción de este medio como el más adecuado
para el cumplimiento de unos determinados
· Que existan una materia y unos contenidos objetivos para un espacio concreto.
interesantes.
Es recomendable que el área en cuestión sea

06
· Que el área sea, o pueda hacerse, accesi- accesible a una amplia gama de destinatarios,
ble al público. bien de manera general o, al menos, en parte.
Debe prestarse atención también a la existen-
· Que se pueda atraer al público al área y cia de lugares anexos en los que instalar una
que éste participe en la actividad. serie de infraestructuras complementarias co-
mo pueden ser los aparcamientos, aseos, etc.,
· Que sea factible y pertinente realizar la si es que el itinerario no se encuentra asocia-
interpretación. do a otros equipamientos que dispongan de
dichas infraestructuras.

Hay que tener en cuenta las necesidades de


los diferentes tipos de personas discapacitadas
en las etapas tempranas de la planificación y
diseño; ello puede conducir a una toma de
decisiones más sensible a la realidad de es-
tas personas y puede prevenir la aparición de
barreras que incidirán negativamente en la
calidad de la experiencia o, lo que es más fre-
cuente, la impedirán.

Por último, habrá de valorarse que, tanto la


instalación como el posterior uso que del iti-
nerario se haga, no incidan en la degradación
del recurso. Para ello, se recomienda el estu-
dio previo de la capacidad de carga recreativa
del lugar y estudios de frecuentación y de los
patrones de uso del espacio tras su apertura y
con carácter periódico.

6.1. Fases de la planificación

Una vez superada una etapa previa que inclu-


ye la selección de unos objetivos específicos,
tanto para el público visitante como para el
La mera existencia de un sendero no implica lugar, las fases a seguir en el diseño de un
que sea pertinente instalar allí un itinerario. itinerario pueden ser las que a continuación
Antes será necesario asegurarse que en el lu- se describen. No obstante, hay que resaltar
gar existan unos contenidos que desarrollar que este proceso puede variar radicalmente
con coherencia y que ello pueda realizarse de de un autor a otro, básicamente en función

51 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios Planificación y diseño de itinerarios

de su experiencia, por lo que se recomienda a gráfica. Esta tarea será relativamente fácil Ficha de inventario de recursos patrimoniales
quienes planifican de este tipo de medio que cuando se desarrolle en zonas con una super- Lugar:
adapten el esquema general a su realidad y ficie inferior a los 4 ó 5 kilómetros cuadrados y Nombre del Recurso:
condiciones concretas del proyecto. los recursos se localicen preferentemente cer- Tipo de Recurso (natural, cultural, arqueológico):
ca de los caminos. Localización:
6.1.1. Elección del área adecuada
Cuando existan demasiados recursos como
Entre los criterios que nos conducirán a la para inventariarlos todos, lo ideal es anali- Características del recurso
elección del lugar estarían: atractivo, acce- zar los tópicos que pueden trabajarse y buscar Breve descripción:
sibilidad, riqueza en recursos con potencial rasgos o recursos que puedan servir para ilus-
interpretativo, cercanía a otras infraestructu- trarlos. No se trata tanto de recursos sobre los
ras y equipamientos y resistencia al impacto. que hablar sino de recursos que nos ayuden a
contar una historia.
La situación ideal parte de un lugar bien Accesos/Accesibilidad:
comunicado, con una buena zona de apar- Una vez inventariados los diferentes rasgos
camientos (o adaptable a esta función) y que interpretativos y elegidos los tópicos a in-
cuente -además de una serie de valores de terpretar el paso siguiente consistirá en la
interés patrimonial- con una red de sende- ordenación de los elementos concretos que
ros que evite tener que abrir nuevos caminos. conformarán el cuerpo de cada historia. El
Sin embargo, esto no siempre será posible y proceso concluirá descartando aquellos cen-
habrá que asumir las obras necesarias pa- tros de interés que se consideren de carácter Estacionalidad: ¿Existe interpretación?
ra asegurar que las instalaciones se adaptan secundario o bien que no se ajusten a los tó-
No requiere Sí
perfectamente a las distintas necesidades del picos propuestos.
público. Todo el año No
A continuación se ofrece un modelo de fi- Otro:
6.1.2. Inventario de los recursos del lugar cha de inventario de recursos patrimoniales.
Como podrá observarse, recoge información
Una vez seleccionada el área será necesario fundamental sobre la localización (obtenida Potencial interpretativo (Descripción general: singularidad, atractivo y potencial didáctico):
realizar un inventario exhaustivo de los recur- por GPS), características generales y especí-
sos de la zona. La experiencia demuestra que ficas del rasgo, impactos ambientales reales y
una de las formas más efectivas consiste en potenciales, estacionalidad, etc. En cualquier
la entrevista a personas conocedoras del lu- caso, se trata sólo de un modelo que, en cada
gar y la posterior comprobación in situ de sus caso, debería ser adaptado a la situación es- TÓPICOS / TEMAS para la interpretación a los que puede asociarse:
características. Ello debe complementarse pecífica en la que se trabaje.
lógicamente con una fase de revisión biblio-

Mensajes susceptibles de comunicarse acerca del recurso:

Grado de aprovechamiento interpretativo actual:

Relación con la infraestructura turística del lugar:

Nivel de afluencia turística al recurso (bajo, medio, alto) / Estacionalidad:

Itinerarios en el medio natural 52 53 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios

Características de la gestión Valoración global del recurso y fotografías:


Gestor del recurso: Titularidad de los terrenos:

Modelo de gestión actual:

Características del lugar


Equipamientos y servicios:

Otros recursos de interés para la interpretación en la zona:

Previsión de intervención futura en ese lugar: (acciones de restauración, inclusión en algún


programa o ruta de interpretación...):

Problemática del recurso/lugar


Accesibilidad (Si / No y justificación):

Señalización (Existente / no existente y descripción general):

Estimación de la capacidad de acogida física del lugar:

Fragilidad del lugar (valoración subjetiva):

Impactos detectados (visuales) y fragilidad del recurso:

Mantenimiento (Valoración y descripción genérica):

Índice de Potencial Interpretativo (IPI)


Criterios
Singularidad (S)
Atractivo (A)
Resistencia al impacto (RI)
Acceso diversidad de público (ADP)
Estacionalidad (E)
Afluencia actual de público (AAP)
Facilidad de explicación (FE)
Pertinencia de contenidos (PC)
Seguridad (SE)
Facilidad de instalación (FI)

Índice de potencial interpretativo

Itinerarios en el medio natural 54 55 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios Planificación y diseño de itinerarios

Ficha de inventario de recursos patrimoniales (Un ejemplo real) Características de la gestión


Lugar: Berlanga (Badajoz) Gestor del recurso: Titularidad de los terrenos:
Nombre del Recurso: Puente Romano-Medieval. Ayuntamiento de Berlanga. Ayuntamiento de Berlanga.
Tipo de Recurso (natural, cultural, arqueológico): Histórico-Cultural.
Localización: Al este de la población sobre Arroyo Culebras y justo antes de la entrada al Par- Modelo de gestión actual: No existe
que Natural de Las Quinientas. Coordenadas: 38o16’6.29’’N 5o50’30.61’’W

Características del recurso Características del lugar


Breve descripción: Equipamientos y servicios: Entre los servicios del Parque Natural tenemos un bar, un restauran-
Se trata de un largo puente con siete arcos de ladrillo, que son sustituidos en el resto de la es- te, un albergue y también un mini-golf.
tructura por la mampostería. En la actualidad ha sufrido un fuerte proceso de remodelación que le
ha hecho perder gran parte de su atractivo histórico. Otros recursos de interés para la interpretación en la zona:
Parque Natural Las Quinientas con todos sus recursos faunísticos.
Accesos/Accesibilidad:
Los accesos son verdaderamente complicados, ya que si queremos hacerlo desde el pueblo tendre- Previsión de intervención futura en ese lugar: (acciones de restauración, inclusión en algún
mos que tomar un camino que sale al este de la localidad, que además no está señalizado. Otra programa o ruta de interpretación...):
posibilidad es hacerlo desde el Parque Natural de Las Quinientas desde donde siguiendo en dirección
al mayor de los dos represamientos que hay, encontraremos el puente.La accesibilidad prácticamen-
te nula, ya que es a través de caminos en ambos casos. Problemática del recurso/lugar
Accesibilidad (Si / No y justificación): Ya ha sido explicada.

Estacionalidad: ¿Existe interpretación?


X No requiere Sí
Señalización (Existente / no existente y descripción general): No existe.
Todo el año X No
Otro:
Estimación de la capacidad de acogida física del lugar: Alta.

Potencial interpretativo (Descripción general: singularidad, atractivo y potencial didáctico):


Habría que destacar los orígenes romanos de este puente, que ya lo utilizaba esta civilización para Fragilidad del lugar (valoración subjetiva):
establecer contacto entre las ciudades de Córdoba y Mérida. Algo frágil al encontrarnos en un entorno seminatural.

TÓPICOS / TEMAS para la interpretación a los que puede asociarse: Impactos detectados (visuales) y fragilidad del recurso: Reciente remodelación del puente que
La civilización romana en la Ruta de la Plata / Los romanos nos legaron grandes obras para la le ha hecho perder gran parte de su atractivo.
posteridad

Mensajes susceptibles de comunicarse acerca del recurso: Mantenimiento (Valoración y descripción genérica): Buen estado de mantenimiento.
Los que han sido expuestos tanto en el apartado de la descripción como en el del potencial
interpretativo.
Índice de Potencial Interpretativo (IPI)
Grado de aprovechamiento interpretativo actual: Criterios
Ninguno Singularidad (S) 9
Atractivo (A) 8
Resistencia al impacto (RI) 11
Relación con la infraestructura turística del lugar:
Acceso diversidad de público (ADP) 1
La visita a este recurso se oferta desde el Ayuntamiento de Berlanga y a través de la Gran Guía Tu-
Estacionalidad (E) 9
rística de la Campiña Sur.
Afluencia actual de público (AAP) 4
Facilidad de explicación (FE) 3
Nivel de afluencia turística al recurso (bajo, medio, alto) / Estacionalidad: Pertinencia de contenidos (PC) 6
Medio/Todo el año. Gracias en parte a la cercanía del Parque Natural de Las Quinientas. Seguridad (SE) 6
Facilidad de instalación (FI) 6
Índice de potencial interpretativo 63

Itinerarios en el medio natural 56 57 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios Planificación y diseño de itinerarios

Valoración global del recurso y fotografías: 6.1.3. Planteamiento del tema y estudio 6.1.4. Análisis de los rasgos con potencial
de la longitud del recorrido interpretativo
Lo que podríamos tratar de alta singularidad por sus orígenes romanos ha quedado ciertamente
limitado por unas recientes obras de remodelación. Tras plantear las distintas opciones que, desde En condiciones normales, lo habitual es con-
el punto de vista temático posee un lugar, será tar con un alto número de recursos sobre los
Se trata de un recurso con importantes problemas de explotación turística, y no sólo por lo necesario analizar el tiempo del que disponen que realizar la interpretación. Sin embargo, es
comentado en el anterior párrafo, sino también por la falta de accesibilidad, la inexistencia de los visitantes y, en consecuencia, optar por la necesario desarrollar alguna estrategia que
carteles interpretativos,… longitud que se considere más adecuada te- permita elegir los más útiles e interesantes, de
niendo en cuanta las condiciones del terreno. la manera más objetiva posible, toda vez que
Aún así, la afluencia a este recurso es aceptable. La razón tenemos que buscarla en la cercanía Habrá de tenerse en cuenta la posibilidad de se cubre suficientemente el tema. Para ello
del Parque Natural “Las Quinientas”, que recibe una importante cantidad de visitantes. incluir atajos. puede recurrirse al cálculo del Índice de Po-
tencial Interpretativo (I.P.I.) de cada uno de los
Para un itinerario que se implemente en un rasgos. Este método establece entre sus crite-
alcornocal, algunos temas posibles a desarro- rios de selección los siguientes: singularidad,
llar podrían ser: atractivo, resistencia al impacto, acceso a una
diversidad de público, afluencia actual de pú-
· La piel del alcornoque protege el buen vino blico, facilidad de explicación, pertinencia de
contenidos, seguridad, estacionalidad y facili-
· Muchas plantas necesitan la sombra del al- dad de instalación. Dichos criterios se valoran
cornoque para vivir de manera ponderada por considerarlos con
diferente significación. En el fondo se trata de
· El alcornocal es el hogar de muchos anima- tomar una decisión objetiva sobre un conjunto
les y plantas de aspectos subjetivos y evitar así que trabaje-
mos aquellos aspectos que más nos interesan
Recuérdese que las distancias óptimas varían como intérpretes olvidando los verdaderos in-
entre los 400 y 2.000 metros. Los itinerarios tereses del público.
largos no sólo son menos atractivos para el
público general, sino que además son mucho A continuación se presenta la Matriz para el
más caros y complejos en lo que a su mante- cálculo del Potencial Interpretativo de Badarac-
nimiento se refiere. co y Scull (1978) y Morales y Varela (1986).

Criterios Bueno Regular Malo

Singularidad (S) 12 - 9 8-5 4-1

Atractivo (A) 12 - 9 8-5 4-1

Resistencia al impacto (RI) 12 - 9 8-5 4-1

Acceso diversidad de público (ADP) 9-7 6-4 3-1

Estacionalidad (E) 9-7 6-4 3-1

Afluencia actual de público (AAP) 9-7 6-4 3-1

Facilidad de explicación (FE) 6-5 4-3 2-1

Pertinencia de contenidos (PC) 6-5 4-3 2-1

Seguridad (Se) 6-5 4-3 2-1

Facilidad de instalación (FI) 6-5 4-3 2-1

Itinerarios en el medio natural 58 59 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios Planificación y diseño de itinerarios

El Índice de Potencial Interpretativo (I.P.I.) de Aunque no existen estándares al respecto, lo 6.1.6. Diseño del itinerario 6.1.8. Construcción/instalación
cada rasgo se calcula realizando el sumatorio más razonable parece establecer la media de del itinerario
de los valores de los criterios de la tabla para los I.P.I. (Índice de Potencial Interpretativo) y En esta fase habrán de establecerse con ca-
dicho rasgo. considerar válidos aquellos rasgos que se en- rácter definitivo las siguientes variables del Es en esta fase cuando deberá preparar-
cuentran por encima de ésta. sendero: se el firme, marcarse el recorrido y diseñar e
I.P.I. = ∑ (S + A + RI + ADP + E + AAP + instalar los carteles o señales. En ella es funda-
FE + PC + Se + FI) 6.1.5. Realización de un mapa temático y · Dimensiones: longitud, anchura (1 a 2,5 mental la presencia de alguien que supervise
selección de los rasgos a interpretar metros), y pendientes (no más del 10% sin que controle que el proceso se desarrolle de
Los criterios utilizados para el cálculo se en- escalones). manera óptima, cumpliendo la legislación vi-
marcan del siguiente modo: La siguiente fase consistiría en señalar en un gente en cada caso. Esto es especialmente
mapa de la zona la situación de los rasgos · Trazado del sendero: Considerar circuitos trascendente en el caso de que sean necesa-
Singularidad: frecuencia con la que aparece considerados más interesantes en la fase an- circulares, que incluyan atajos, con curvas rios movimientos de tierra u obras mayores.
el rasgo en el área. La singularidad indica el terior. Esto permitirá tener una idea real de y obstáculos atractivos y que abarquen va-
grado de rareza del rasgo en el área. por donde podría desarrollarse el itinerario. rios ambientes.
Teniendo en cuenta que suelen existir varios
Atractivo: Capacidad del sitio o rasgo para rasgos perfectamente válidos para tocar al- · Circuitos: único, en ocho, circuito central
despertar la curiosidad y atraer el interés del gún aspecto en concreto, su colocación sobre con varios atajos, etc., con principio y fi-
público. un mapa facilitará la elección de cuáles pue- nal cercanos.
den ser los más adecuados en función de su
Resistencia al impacto: Capacidad del lugar ubicación o el momento en que se desee in- · Diseños atractivos: puentes, barandillas,
para resistir la presión de visitas y el uso. terpretar dicho aspecto. áreas de descanso, pasarelas sobre sitios
inaccesibles, etc.
Acceso a una diversidad de público: Posibi- Para la elección definitiva de las paradas y en-
lidad física que ofrece el lugar para que una tre las recomendaciones que a este respecto Lo ideal es plasmar toda la información ante-
amplia variedad de público lo visite. pueden darse, destacarían: rior en el conocido como “Plan del itinerario”,
documento descriptivo que desarrolla los
Estacionalidad: Periodo de tiempo que el ras- · No considerar más de ocho - diez rasgos condicionantes y las etapas para la construc-
go permanece asequible al visitante a lo largo por kilómetro. ción, mapa con el trazado final y los rasgos a
del año. interpretar.
· Elegir únicamente los más interesantes y
Afluencia actual de público: Cantidad de pú- atractivos (para el público, no para la per- Es también a este nivel, y una vez analizadas Pero antes de todo esto es necesario la reali-
blico que o se reúne normalmente en el sitio o sona que los diseñe). todas las variables, cuando debe optarse por zación de ciertos trabajos como:
en sus alrededores inmediatos. el tipo de itinerario que se desea ejecutar y su
· Agrupar los rasgos al principio y distanciar- modalidad de uso (autoguiado, con guía in- · Desbroce y limpieza del sendero y podas.
Facilidad de explicación: Facilidad que ofrece los hacia el final. térprete, etc.).
el lugar y su significado para ser explicados en · Rehabilitación de muros y recuperación de
términos comprensibles. · Considerar la permanencia o estacionali- 6.1.7. Elección de sistemas de evaluación empedrados.
dad de las paradas.
Pertinencia de contenidos: Oportunidad que Los itinerarios interpretativos deben ser eva- · Colocación de puentes o pasarelas en
ofrece el rasgo para ser interpretado en unos · Incluir rasgos diseñados específicamente luados de manera continua. A este respecto, ramblas o arroyos.
temas que estén en concordancia con los va- (exhibiciones, muestras, réplicas, bebede- es fundamental valorar las opiniones que el
lores generales del lugar. ros, observatorios…). público pueda realizar tanto sobre las caracte- · Franqueo de cercados o vallas (si se ob-
rísticas físicas y de infraestructura del itinerario tiene la autorización de paso en caso de
Seguridad: Grado de seguridad para los visi- No debe olvidarse que el objetivo de un buen como de su interés, claridad y amenidad, faci- terrenos privados).
tantes que ofrece el rasgo y sus alrededores itinerario es contar una historia y no limitarse lidad para su comprensión, disfrute, etc.
inmediatos. a dar información específica sobre elementos · Colocación de pasamanos en puntos
aislados. En este sentido, todas las paradas de Los sistemas de evaluación que van a utilizarse peligrosos.
Facilidad de instalación: Facilidades que ofre- un itinerario deberían estar conectadas desde deberían estar previstos en la etapa de planifi-
ce el lugar de ser acondicionado para recibir el punto de vista conceptual. cación (y también deberán ser evaluados). Independientemente de estas tareas, existen
visitas (caminos, asientos, medios interpreta- una serie de recomendaciones de carácter ge-
tivos, etc.). neral a la hora de implementar y adecuar el
sendero sobre el que discurrirá el itinerario:

Itinerarios en el medio natural 60 61 Itinerarios en el medio natural


Planificación y diseño de itinerarios

· En el caso de terrenos inclinados, el tra- ten peligros para el recurso o para el visitante.
zado del sendero deberá realizarse de Además de velar para que todos los medios
manera perpendicular a la pendiente y se encuentren en óptimas condiciones de
no directamente sobre ella. Se recomien- uso, es importante prestar especial atención
da hacer lazadas (zigzag) para atenuar la al control del vandalismo y a los incendios
pendiente. Como ya se ha dicho, las curvas haciendo partícipes a los usuarios de su res-
deberán respetar los accidentes del terreno ponsabilidad en la conservación del sitio y sus
y ser graduales para evitar que los usuarios infraestructuras.
hagan atajos.
6.2. Evaluación de itinerarios
· El perfil del sendero, en la medida de lo
posible, será convexo para favorecer es- Los aspectos más importantes a evaluar en los
pontáneamente la escorrentía o desagüe itinerarios interpretativos son:
de las aguas de superficie. Además, para Impactos ambientales en actividades
la consolidación del terreno se utilizarán · Asimilación del mensaje por parte del
preferentemente materiales propios del público. recreativas. El caso de los itinerarios.

07
lugar (troncos, piedras, etc.) evitando siem-
pre la utilización de hormigón, cemento o · Grado de participación y disfrute.
cualquier otro tipo de argamasa.
· Actuación del guía (en itinerarios guia-
· En caso de pendientes grandes en cortas dos) o calidad de los medios de apoyo
distancias se acondicionarán unas gradas (autoguiados).
o escalones de piedra o madera para evi-
tar la erosión. · Impactos generados sobre el recurso.

· En caso de realizar una señalización pre- · Impacto social de la actividad.


via para delimitar el trazado del sendero,
ésta deberá ser provisional. El marcado se · Seguridad.
realizará con ayuda de materiales que pue-
dan ser fácilmente retirados y que no dejen · Calidad de las infraestructuras.
marcas de su colocación.
Para evaluar los itinerarios puede recurrirse
· Previo a la colocación de la señalización a métodos tales como la instalación de bu-
definitiva, se solicitará la autorización a los zones de sugerencias al final del recorrido o
organismos competentes. en equipamientos anexos; esta fórmula tie-
ne un gran inconveniente y es que el público
6.1.9. Elaboración de cartelería, edición no tiene por qué llevar papel y bolígrafo. Es-
de folletos y otros materiales ta situación puede solventarse si los buzones
se encuentran en instalaciones aledañas al iti-
Lógicamente, la fase final pasa por la cons- nerario y donde se pueda ofrecer al visitante
trucción de carteles y la edición de folletos. En estos materiales.
este caso es interesante considerar la tirada
de una primera edición con carácter provisio- También puede considerarse la realización de
nal. Tras la corrección de errores y las posibles encuestas. No obstante, toda entrevista habrá
evaluaciones que puedan hacerse ya tiene de realizarse a posteriori y nunca durante la
sentido la realización de impresiones definiti- realización del propio itinerario.
vas posteriores.
Además, el organismo encargado de la ges-
6.1.10. Control y mantenimiento tión del equipamiento deberá realizar de
manera sistemática estudios de frecuentación
Los itinerarios deben de estar sujetos a un y uso del espacio a fin de conocer posibles im-
control permanente, de manera que se evi- pactos sobre el recurso.

Itinerarios en el medio natural 62


Impactos ambientales en actividades recreativas. El caso de los itinerarios

7 Impactos ambientales en Para disminuir el impacto generado por el uso


actividades recreativas. de los itinerarios es interesante tener en cuen-
El caso de los itinerarios. ta una serie de recomendaciones:

· El diseño de un sistema de uso y gestión de


Toda actividad recreativa, incluido el pasear un sendero deberá considerar la capacidad
por senderos en la naturaleza, provoca im- de carga de los diferentes ecosistemas que
pactos ambientales (ecológicos y sociales). atraviesa.
El impacto más obvio es la compactación del
suelo provocada por la pisada del ser huma- · El trazado deberá aprovechar las infraes-
no y la acción del caminar y correr, aunque tructuras existentes y/o en desuso (vías
existen otras fuerzas más contundentes como férreas, puentes, pasarelas peatonales, an-
ocurre al pasear a caballo, el uso de bicicletas tiguos caminos, veredas y senderos, etc.).

07
de montaña y de carros. Dicha infraestructura deberá ser reacon-
dicionada a fin de ofrecer seguridad y
En general, los cambios generados por los im- comodidad a la gente.
pactos dependen de la magnitud de las fuerzas
y la fragilidad del ambiente. El grado de impac- · El trazado debe considerar las alternativas
to estará influenciado por la cantidad de uso, que, siendo técnicamente factibles, repre-
la fragilidad de la vegetación, la densidad de la senten el mínimo coste de construcción.
vegetación, los tipos de fauna, su sensibilidad y
el tipo y distribución de la actividad recreativa. · El trazado del sendero debe ser consecuente
con la fragilidad, la capacidad de acogida
y la posibilidad de regulación y protección
de los recursos. Deberá tener en cuenta la
factibilidad técnica de que su construcción
y uso no afectará a los ecosistemas, hábitat
y recursos naturales y culturales.

· Evitar el paso de vehículos motorizados, ca-


rros y bicicletas de montaña.

· Establecer una señalización clara que invite


a los usuarios a mantenerse dentro del sen-
dero, evitando cortar caminos

· Pavimentar (con piedra, zahorra, etc.)


El efecto del pisoteo en senderos implica la aquellos senderos con el firme poco
reducción de biomasa y cobertura de las plan- consistente.
tas. En Estados Unidos (Ceballos, 1998), la
presión promedio ejercida por un excursionis- · Cerrar periódicamente (en forma rotativa)
ta sobre el suelo es de 0.82 kg/cm2, al aplicar los senderos, a fin de evitar su maltrato ex-
todo el peso del cuerpo sobre un pie, lo cual cesivo y permitir su recuperación.
ocurre normalmente al caminar. Esto implica
una carga total de entre 75 y 100 toneladas · Minimizar movimientos de tierra y la cubier-
por km. de sendero, dependiendo de la ampli- ta vegetal, durante la fase de construcción
tud del paso de cada excursionista. del sendero.

A título comparativo, un caballo puede ejercer · Limitar el número de visitantes.


una presión de aproximadamente 2.8 kg/cm2,
es decir, casi 3.5 veces más (Holmes y Dob-
son, 1976).

65 Itinerarios en el medio natural


Seguridad y aspectos jurídicos

08
Seguridad y aspectos jurídicos

8.1. Aspectos relativos a la seguridad Además, es necesario tener en cuenta la nece-


sidad de contar con un seguro de accidentes,
Este apartado se ha realizado adaptando al que debería complementarse con un seguro de
contexto del diseño de itinerarios los aspec- Responsabilidad civil. Con la promulgación del
tos recogidos en el capítulo 6, “Seguridad, Registro General de entidades de voluntariado
equipo y recursos” de la publicación “Cons- de Andalucía mediante el Decreto 3/2007 de
trucción en piedra seca” perteneciente a esta 9 de enero de 2007 de la Consejería de Go-
misma colección y cuyo autor es Antonio Ca- bernación, se insta a todas las asociaciones o
macho Mesa. colectivos que desarrollen proyectos de volun-
tariado, a disponer de estos seguros. Debemos
tener en cuenta la siguiente frase “La volunta-
riedad debe ir de la mano de la seguridad”.

08
Como normas generales debemos señalar:

1. Reducir el nivel de peligrosidad de las ac-


tuaciones al mínimo. No se deben ejecutar
proyectos con un alto nivel de riesgo.

2. Minimizar la exposición a situaciones de


riesgo.

3. Seguir las recomendaciones básicas que se


citan a continuación.

8.1.1. Medidas de seguridad generales

8.1.1.1. Protección personal

· En trabajos con riesgo de lesiones en la ca-


beza utiliza el casco.

· Si hay riesgo de lesiones para tus pies utili-


za calzado de seguridad (se recomienda el
calzado con punta de acero para reducir
el posible impacto de piedras o pequeños
derrumbes).

· Para el manejo de piedras y madera y ma-


teriales abrasivos o cortantes usa guantes
de seguridad.

· Elimina las puntas o remáchalas.

Cada vez juega un papel más importante es- · Tus vías respiratorias y oídos también deben
tablecer un protocolo de actuación/seguridad ser protegidos en situaciones con exceso de
en los proyectos que se lleven a cabo por gru- polvo o ruido.
pos de voluntariado ambiental. las personas
particiantes actúan de manera altruista pero · Sé especialmente cuidadoso cuando utilices
eso no implica obviar una serie de medidas pinturas y productos químicos, especial-
que van a reducir los riesgos y por tanto, crear mente de disolventes. En ningún caso los
un ambiente de trabajo seguro y agradable. viertas al medio.

69 Itinerarios en el medio natural


Seguridad y aspectos jurídicos Seguridad y aspectos jurídicos

· Utiliza monos o ropas adecuadas para la 8.1.2.1. Circulación en actuaciones 8.1.2.3. Maquinaria ligera 8.3. Aspectos jurídicos que afectan a los
estación del año en la que se realice la senderos
actuación. Éstos no deben llevar partes · Establecer un recorrido de circulación · Antes de utilizar una máquina infórmate
desgarradas, sueltas o colgantes. Conve- bien planificado no dejando margen a la bien de su funcionamiento, lee las instruc- Este capítulo es un resumen de la transcrip-
niente pantalones largos, cómodos y de improvisación. ciones aportadas por el fabricante. ción de la charla del mismo título desarrollada
tejido transpirable. por Xavier Campillo y Besses en las IV Jorna-
· Señalizar las zonas con cierta peligro- · No suprimas las carcasas protectoras. das Estatales sobre Senderismo en Bagá del 1
8.1.1.2. Orden y limpieza sidad con cinta protectora y/o señales al 3 de noviembre de 1996. En: Federación de
reflectantes. · No cambies interruptores u otros elemen- Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo
Colabora en el mantenimiento del orden y tos de la máquina, antes infórmate. de Castilla - León. 2009. Manual de senderos.
limpieza: · No dejar herramientas en las zonas de Documento completo PDF en:
tránsito. · No dejes las máquinas portátiles conecta- http://fclm.com/fdmescyl/
· Acopla y ordena los materiales das y abandonadas. wp-content/uploads/2009/02/manual-de-
correctamente. senderosdefinitivo.pdf
8.1.2.2. Manipulación manual de cargas · Antes de efectuar alguna operación de re-
· Recoge cualquier elemento sobrante. paración o mantenimiento desconecta la
· Apoya los pies firmemente separándolos máquina.
· No acumules escombros. Evácualos. unos 50 cm uno del otro. Flexiona las rodi-
llas y mantén la espalda recta. · En todo caso es recomendable que los
· No obstruyas las vías de circulación. trabajos específicos sean realizados por
· Utiliza la palma de la mano y las falanges, empresas del sector y atendamos a las in-
no solamente las puntas de los dedos. dicaciones de sus operarios.
8.1.1.3. Uso de herramientas
· No gires el cuerpo mientras sostienes la
· Utiliza las herramientas manuales sólo pa- carga. No te sobrecargues. Una carga ex- 8.2. Recomendaciones generales para
ra sus fines específicos. Inspecciónalas cesiva origina lesiones. usuarios de los senderos e itinerarios
periódicamente.
· Respetar el trazado de los senderos y no
· Las herramientas defectuosas deben ser reti- utilizar atajos, sobre todo en las zonas más
radas de uso. No lleves herramientas en los sensibles a la erosión.
bolsillos salvo que estén adaptadas para ello.
MAL
· Respetar a la población local, la propiedad
· Cuando no las utilices, déjalas en lugares privada y a los otros visitantes.
donde no puedan producir accidentes.
· Los perros deben ir atados a fin de evitar
· Utiliza arandelas protectoras en cinceles o molestias a la fauna.
similares, para evitar golpes en las manos.
· Respetar las fuentes y puntos de agua.
· Tras acabar de usarlas, limpia perfecta-
mente brochas y pinceles con el disolvente · Independientemente de la existencia de
adecuado. normas particulares y específicas, se deben En la actualidad no existe ni una ley de
respetar la fauna y la flora. caminos ni sobre senderismo. Los caminos se
legislan básicamente con la legislación que
8.1.2. Medidas de seguridad a tener · Llevar todas las basuras hasta el contene- afecta a los bienes públicos, sin que exista
en cuenta en trabajos relacionados BIEN
dor más cercano. una legislación específica o propia, salvo con
con arreglos de caminos e la excepción de las vías pecuarias. Tampoco
instalación de señales y carteles · Acampar sólo en los lugares establecidos. hay una definición legal del término camino
y el término puede emplearse de una forma
Entendiendo este tipo de intervenciones den- · Recordar que el uso de vehículos a motor, genérica que es la que da el diccionario e
tro del ramo de la construcción, se prestará la recogida de plantas y frutos del campo incluye desde las autopistas hasta el más
atención a las normas básicas promulgadas pueden estar reguladas o prohibidas (espe- estrecho de los senderos. En realidad, y casi
en este sector en cuanto a: cialmente en los espacios protegidos). a nivel anecdótico, puede mencionarse que

Itinerarios en el medio natural 70 71 Itinerarios en el medio natural


Seguridad y aspectos jurídicos Seguridad y aspectos jurídicos

sí que existe una ley de caminos en España; Pistas forestales Caminos privados y públicos salvamento, no para senderismo. Se puede
es la Ley de Caminos Vecinales de 1911, y pasar sin embargo por dentro del cauce ya
sigue en vigor por no haber sido derogada En muchos casos es difícil distinguirlas del Un camino público discurre por unos terre- que éste es público.
por ninguna legislación posterior. Se trata de camino rural. Aunque deberían ser de titula- nos públicos que pertenecen al Estado; en el
una ley actualmente obsoleta, y totalmente ridad municipal por razones históricas, al ser camino privado el suelo pertenece a un parti- La Ley de Costas. Es más positiva para el sen-
inaplicable. la mayoría construidas por la administración cular. En realidad un camino privado, desde el derista, puesto que contempla una franja de
forestal con fondos públicos, todavía están punto de vista jurídico no es camino, ni tan si- servidumbre pública de 6 metros contigua a lo
Desde la Ley de Carreteras, “caminos son to- gestionadas por dicha administración. quiera es una vía de servicios. Por lo tanto es que es la zona marítimo-terrestre. Una perso-
das las vías públicas que no son carreteras” exclusivo para uso de su titular. na puede recorrer a pie toda la costa porque
siendo éstas vías asfaltadas para la circula- Vías Pecuarias tiene ese derecho y, si hubiera una propiedad
ción motorizada. El camino público es un bien de dominio pú- privada dentro de este límite, se pude pasar
Definidas por la Ley de Vías Pecuarias, la blico, y por ello es inalienable, inembargable, por ella, aunque el propietario tiene derecho
En general, se asume que los caminos son titularidad es autonómica. En muchos ca- imprescriptible y no tributa. Esto quiere de- a pedir una indemnización al Estado. En ca-
de titularidad municipal, también con la ex- sos se solapan con los caminos vecinales cir que un camino público lo es para siempre so de que la zona sea peligrosa, por ejemplo
cepción de las vías pecuarias que, por lo que tradicionales. mientras no se lleve a cabo un procedimiento en una zona de acantilados, la Ley de Costas
establece la Ley 3/95 de Vías Pecuarias son de para que deje de serlo. permite ampliar el paso hasta 20 metros.
titularidad autonómica. Resto de caminos
Un camino abandonado desde hace 300 La Ley de Carreteras. El terreno de propie-
En todo caso, y por cuestiones de operativi- Los caminos de herencia medieval, consti- años, donde crece un bosque espesísimo, si no dad pública en una carretera es mayor que la
dad, es importante distinguir entre caminos tuyen una red muy extensa. Son caminos ha sido desafectado como tal sigue existiendo propia calzada. En las carreteras preferentes
vecinales, rurales, pistas forestales, vías pe- públicos por los que se circulaba con caba- jurídicamente. El camino no ha desaparecido existe una franja de 8 metros a cada lado que
cuarias, caminos de herradura y senderos llerías, con animales de carga o a pie. Estos porque es camino público y por lo tanto es es de dominio público, no de servidumbre,
peatonales. Todavía se podían establecer dos caminos son los más interesantes desde el imprescriptible. por lo que toda persona tiene derecho a cir-
apartados más, como son las vías de servicios, punto de vista turístico y los más idóneos de cular como quiera mientras la administración
que vienen definidas en la propia Ley de Ca- cara a la práctica del senderismo. Sin embargo, un camino privado es una vía competente no lo prohíba. En las carreteras
rreteras, y las servidumbres de paso. arbitraria que ha creado un propietario, que la menos importantes también existe una franja
Vías de servicio puede alterar en cualquier momento, la puede de utilidad pública de 3 metros.
Camino vecinal labrar, puede modificar su situación, la puede
Son caminos, públicos o privados, por los que cerrar, o puede construir una casa encima.
El término vecinal, en principio, debería re- sólo pueden pasar sus titulares o quienes de-
ferirse a aquellos caminos que sirven para ban cumplir las funciones propias para las Sin embargo, muchos caminos privados po-
comunicar núcleos habitados entre sí. Estos que sirve la vía de servicios. La declaración seen una servidumbre de paso. Para adquirir
caminos actualmente, en todos los casos o en de una vía de servicios es el método que tiene una servidumbre de paso hay tres métodos.
casi todos, son para la circulación motorizada. la administración para restringir el paso por Por título significa que si alguien posee una
En la mayoría de los casos están asfaltados y un camino. finca en un sitio y para llegar a ella hay que
técnicamente no se distinguen de las carrete- pasar por un camino privado, entonces la ley
ras, ya que la única diferencia que tienen con La administración tiene la capacidad de res- dice muy claramente que el propietario del te-
éstas es la titularidad, que en el camino veci- tringir el paso por las vías públicas. La propia rreno privado tiene que dejar pasar para poder
nal es municipal. Ley de Régimen de Bases Locales establece llegar a dicha finca. La persona que deja pa-
el uso común general, de acuerdo con la na- sar tiene derecho a pedir una indemnización.
Caminos rurales turaleza de bienes de paso y caminos, pero
también de acuerdo con las disposiciones le- Para ser una servidumbre de paso pública tie-
También de titularidad municipal, pero con gales y las normas de policía que reglamenten ne que establecerse por ley. Por este método
una función de tipo agropecuaria, para comu- su uso. existen servidumbres de paso públicas por lo
nicar el pueblo con las explotaciones agrarias menos en tres casos.
o con las casas rurales dispersas. Este tipo de Aunque en España actualmente no se regla-
caminos los hay de tierra y asfaltados; son ap- mente el uso de los caminos (es decir, que La Ley de Aguas. Existe la zona que se llama
tos para la práctica del senderismo sólo en puede pasar quien quiera y por donde quiera) de servidumbre pública en los márgenes flu-
algunos casos. en realidad la administración tiene la posibili- viales. Consiste en una franja de cinco metros
dad de regular. de anchura desde el margen del cauce hacia
el exterior por la cual se puede pasar pero,
sólo para vigilancia del cauce, pesca fluvial y

Itinerarios en el medio natural 72 73 Itinerarios en el medio natural


+ Información

09
+ Información

9.1. Glosario Organización conceptual:


Se refiere, en un proceso de comunicación, a
Audiencia no cautiva: la organización y ordenación de un conjunto
Alude al público que realiza cualquier acción de ideas para facilitar su comprensión.
relacionada con el ocio y cuyos intereses son
exclusivamente recreativos. Rasgo interpretativo:
Un rasgo interpretativo es un objeto, fenó-
DM hidrófugo: meno o paisaje que sirve como elemento de
Tablero de madera a base de virutas aglome- referencia para desarrollar un mensaje. En el
rado con una gran resistencia a la humedad. caso de los itinerarios, los rasgos coinciden
con aquellos elementos que son objeto de una
Índice de Potencial Interpretativo (I.P.I.): parada.
Indicador que sirve para valorar la importan-

09
cia de un rasgo a la hora de ser interpretado. Relevancia (o relevancia al ego):
Es el grado de relación que tiene cualquier
Interpretación (del patrimonio o ambiental): asunto tratado (en un mensaje, por ejemplo)
Disciplina que se encarga de comunicar al pú- con aquello que se encuentra en la perso-
blico general los valores de espacios de interés nalidad de aquellos y aquellas a quienes va
patrimonial. dirigido.

Mesa interpretativa: Señalética:


Cartel horizontal, situado a relativamente Actividad perteneciente al diseño gráfico que
poca altura respecto al suelo, ligeramente in- desarrolla un sistema de comunicación visual
clinado para facilitar la lectura por parte del sintetizado en un conjunto de señales que tie-
público. nen cono objetivo guiar, orientar u organizar
al público.

Servidumbre de paso:
En nuestro contexto, consiste en el derecho
que el público tiene para atravesar determina-
dos caminos incluidos en fincas privadas.

Tema (o frase – tema):


En un proceso de comunicación se refiere a la
idea que sintetiza un mensaje. Sería equiva-
lente a un titular de periódico.

Título – tema:
En el caso de exposiciones o carteles, se habla
de título – tema cuando el título de cualquie-
ra de estos medios coincide con el tema (o
frase–tema).

77 Itinerarios en el medio natural


+ Información + Información

9.2. Bibliografía Guerra, Francisco J. 1998. Itinerarios para to- Morales, J. 1992(b). La interpretación del Pa- 9.3. Directorio
dos los públicos. Andalucía Ecológica. Año I. trimonio en Espacios Naturales Protegidos
Agencia de Medio Ambiente (Junta de An- Número 3, pg. 32-33. Sevilla, septiembre de para el público general visitante. R.P.I. 282- Cádiz
dalucía). 1989. El Aljarafe en bicicleta. 1998. 02/07/92. Sevilla. Sin publicar.
Publicaciones de Agencia de Medio Ambiente Red de voluntariado ambiental del Parque
(Junta de Andalucía). Sevilla. Guerra, Francisco J.; Morales, Jorge F. (Minis- Morales, J; Varela, I. 1986. El Índice de Po- Natural de Bahía de Cádiz
terio de Medio Ambiente). 1996. La Atención tencial Interpretativo (IPI): Un aporte a las C/ Coghen, 13 – Jardín Botánico
Badaracco, R.;Scull, J. 1978. Megasca- a los visitantes de los Espacios Natura- futuras demandas de los futuros Parques 11100 San Fernando (Cádiz).
le Interpretative Planning. The interpreter les Protegidos. En: Seminarios permanentes y a lo que aún resta en los actuales. Actas Telf: 956 20 31 87
10(3):4-10. USA. de Educación Ambiental. Monografías del del I congreso Nacional de Parques Natura- redbahia.cma@juntadeandalucia.es
Ministerio de Medio Ambiente. Centro de les. Sevilla, abril de 1986. A.M.A. Junta de
Binks, G; Dyke, J.; Dagnall, P. 1988. Visitors Publicaciones. Secretaría General Técni- Andalucía. Red de voluntariado ambiental del Parque
Welcome. A manual on the presentation and ca. Ministerio de Medio Ambiente. Madrid, Natural de la Breña y Marismas de Barbate
interpretation of archeological excavations. 1996. Sontag, W.H. 1971. Forethought and Plan- C/ Coghen, 13 – Jardín Botánico
English Heritage. London. England. ning Yield a Better Interpretative Trail. En B. 11100 San Fernando Cádiz
Guerra, Francisco J; Sureda, Jaume; Cas- Mahaffey (ed.) Environmental Interpretation. Telf: 956 20 31 87
Centre for Environmental Interpretation tells, Margalida. 2009. Interpretación del Dept. of Recreation and Parks, Texas A & M redbrena.cma@juntadeandalucia.es
(C.E.I.) 1986a. Self Guided Trails. Centre for Patrimonio. Diseño de programas de ámbito University. USA.
Environmental Interpretation Publications. municipal. Editorial UOC. Granada
Manchester. England. Thorndyke, P.W. 1977. Cognitive Structures
Ham, Sam H. 1992. Interpretación Am- in Comprehension and Memory of Narrati- Red de voluntariado ambiental del Parque
Centre for Environmental Interpretation (C.E.I.) biental. Una Guía Práctica para gente con ve Discurse. Cognitive Psychology, 9(1):77 Natural de Sierra Nevada
1986b. CEI Bulletin. November, 1986. Focus grandes ideas y presupuestos pequeños. Wil- – 110. Ctra. Antigua de Sierra Nevada km, 7
on Self Guided Trails. Centre for Environmen- dlife and Range Experiment Station. University 18191 Pinos Genil (Granada)
tal Interpretation Publications. Manchester. of Idaho. North America Press. Tilden, F. 1957. Interpreting Our Heritage. Telf: 958 02 63 21
England. The University of North Carolina Press, Cha- redsierranevada.cma@juntadeandalucia.es
Hammit, W. 1980. Designing mystery into pel Hill.
Collins, J. 1968. The Braille Trail. Trends in trails: Landscape experiences. Journal of In- Red de voluntariado ambiental del Parque
Parks and Recreation. April, 1968. USA. terpretation 5 (1): 16-19 USA. Trapp, S; Gross, M.; Zimmerman, R. 1992. Natural de la Sierra de Huétor
Signs, Trails and Wayside Exhibits: Connecting C/ Marqués de la Ensenada, 1
Countryside Comission. 1978a. Self guided Lewis, W. 1981. Interpreting for Park Visitors. People and Places. Centre for Environmental 18071 Granada Telf: 958 02 60 00
trails. CCP.110. 2nd ed; Eastern National Park & Monuments Interpretation Publications. Manchester. redhuetor.cma@juntadeandalucia.es
Association. USA.
Countryside Comission. 1980. Self guided Tregaskis, C. 1995. Countryside access: Huelva
trails. Advisory Series No 9. Morales, J. y Muñoz, A. 1985. Manual de practical problems and possible solutions.
Gestión y Educación Ambiental. Volumen II: Proceedings of the 20th EUROSITE nature Red de voluntariado ambiental del Paraje
Federación de Deportes de Montaña, Escalada Educación Ambiental. Sociedad de Vida Sil- management workshop. Mallorca, octubre de Natural de Marismas del Odiel
y Senderismo de Castilla–León. 2009. Manual vestre de Chile. Sin publicar. 1994. EUROSITE. Ctra. del Dique Juan Carlos I, km. 3
de senderos. Documento PDF en http://fclm. C/ Sanlucar de Barrameda, 3
com/fdmescyl/wp-content/uploads/2009/02/ Morales, J. 1988. Senderos interpretativos. Varios. 1985. The London Wall Walk. Board 21071 - Huelva
manual-de-senderosdefinitivo.pdf Educación Ambiental. 5:19-20. Valladolid. of Governors of the Museum of London. redodiel.cma@juntadeandalucia.es
England.
Forest Service. 1974. Developing the Self- Morales, J. 1998. Guía Práctica para la In- Red de voluntariado ambiental del Parque
Guided Trail in the National Forest. USDA terpretación del Patrimonio. Empresa Pública Varios. 2004. Guía para el diseño y opera- Natural de Doñana
Forest Service, Miscellaneous Publication de Gestión de Programas Culturales. Conseje- ción de senderos interpretativos. Dirección C.A. El Acebuche
968. USA. ría de Cultura. Junta de Andalucía/TRAGSA. General de Turismo Alternativo. Secretaría de 21760 – Matalascañas, Almonte (Huelva)
Madrid. Turismo. República de Méjico. Tfno. 959 43 96 26/27. Fax: 959 43 96 48
Guerra, Francisco J. 1998. La interpretación: reddonana.cma@juntadeandalucia.es
una herramienta para conocer el Patrimonio.
Andalucía Ecológica. Año I. Número 2, pg.
32-33. Sevilla, junio de 1998.

Itinerarios en el medio natural 78 79 Itinerarios en el medio natural


+ Información

Jaén 9.4. Web de información


Red de voluntariado ambiental del Parque
Natural de Sierra Mágina http://www.interpretaciondelpatrimonio.com/
C/ Fuente del Serbo, 3
23071 - Jaén http://www.interpnet.com/
Telf: 953 01 24 59
redmagina.cma@juntadeandalucia.es http://www.juntadeandalucia.es/
medioambiente/servtc5/ventana/entrar.
Málaga do?lr=lang_es

Red de voluntariado ambiental del Parque http://www.uwsp.edu/cnr/gem/


Natural de Sierra de las Nieves MANUAL%20Interpretivos.pdf
C/ Mauricio Moro Pareto, nº 2, 3ª- 4ª planta
Edificio Eurocom bloq. Sur http://www.codeturnl.ensi.com.mx/apps/site/
29006 - Málaga files/senderos_interpretativos.pdf
Telf: 951 04 00 58
pn.snieves.cma@juntadeandalucia.es http://www.scribd.
com/doc/17867656/Senderos-y-Uso-Publico
Sevilla
http://www.juntadeandalucia.es/
Red de voluntariado ambiental del Parque medioambiente/web/Bloques_Tematicos/
Natural de Sierra Norte de Sevilla Patrimonio_Natural._Uso_Y_Gestion/
Avda. de la Innovación, s/n – Edificio Minister Espacios_Protegidos/SENDEROS/Manual_
41071 – Sevilla sehnalizacion_EE_NN/masup05.pdf
Tlf.: 955 00 44 00
pn.sierranorte.cma@juntadeandalucia.es

Itinerarios en el medio natural 80