Está en la página 1de 2

Contaminación del Agua

La contaminación del agua se entiende como la acción de introducir algún material


en el agua alterando su calidad y su composición química. Según la Organización
Mundial de la Salud el agua está contaminada “cuando su composición se haya
modificado de modo que no reúna las condiciones necesarias para el uso, al que
se le hubiera destinado en su estado natural”. El agua que procede de ríos, lagos
y quebradas es objeto de una severa contaminación, muchas veces producto de
las actividades del hombre.

El agua es un elemento esencial de la naturaleza, contribuye al bienestar general


del hombre, de los animales y de las plantas. Es uno de los pocos elementos sin
los cuales no podría mantenerse la vida en el planeta.

Los residuos de plástico que son arrojados al mar matan a un millón de


animales al año.

La contaminación de pozos y acuíferos tiene consecuencias perjudiciales para la


salud humana y degradan el medio marino. Muchos animales marinos y aves
mueren al tragar desechos que flotan, porque creen que es comida.

Los ríos y mares poseen una elevada capacidad de reciclarse a sí mismos. Las
bacterias que componen el agua descomponen los desechos orgánicos, que
alimentan a peces y plantas. Gracias a su actividad estos seres vivos hacen que el
oxígeno y el carbono retornen a la biosfera.

Existen varias fuentes de contaminación hídrica a causa de actividades


domésticas, industriales o agrícolas. Ríos y canales son contaminados por los
desechos del alcantarillado, residuos industriales, detergentes y pesticidas que se
escurren en tierras agrícolas.

A medida que crecen las poblaciones, se complican los ciclos ecológicos de las
aguas. Los habitantes de zonas urbanas descargan sus residuos en ríos que en
muchas ocasiones no son depurados y las industrias liberan sin control
sustancias que las bacterias son incapaces de eliminar.

Otro gran problema del agua es el mal uso que se le ha dado. Se utiliza agua
potable para regar sembrados, para disfrute y recreación, y para diversos usos
domésticos e industriales. Se olvida muchas veces, que este es un recurso no
renovable y vital para el hombre y los seres vivos.
¿Qué contamina el agua?

 Agentes patógenos.- Bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran al agua


provenientes de desechos orgánicos.
 Desechos que requieren oxígeno.- Los desechos orgánicos pueden ser
descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay
poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua,
matando así las formas de vida acuáticas.
 Sustancias químicas inorgánicas.- Acidos, compuestos de metales tóxicos
(Mercurio, Plomo), envenenan el agua.
 Los nutrientes vegetales pueden ocasionar el crecimiento excesivo
de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el
oxígeno del agua y de este modo causan la muerte de las especies marinas (zona
muerta).
 Sustancias químicas orgánicas.- Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que
amenazan la vida.
 Sedimentos o materia suspendida.- Partículas insolubles de suelo que enturbian el
agua, y que son la mayor fuente de contaminación.
 Sustancias radiactivas que pueden causar defectos congénitos y cáncer.
 Calor.- Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace
a los organismos acuáticos muy vulnerables

Algunos datos:

 Más de 5 millones de personas mueren cada año por beber agua


contaminada.
 El 90% del agua que consume la población mundial es agua subterránea.
 4 litros de pintura o 1 litro de aceite para coches penetran en la tierra y
contaminan 1 millón de litros de agua potable.
 4 litros de gasolina derramados en la tierra contaminan 3 millones de litros
de agua.

Medidas para Evitar la Contaminación del Agua

 Cuidar la vegetación de los páramos y cabeceras de los ríos, evitando la


tala de los bosques.
 Proteger las fuentes de agua, no arrojando basura o residuos fecales en
ellas.
 Construir letrinas y pozos sépticos.
 Construir plantas de tratamiento de aguas residuales.
 Realizar campañas educativas para lograr actitudes positivas hacia la
conservación del agua.