Está en la página 1de 43

Universidad San Marcos

Licenciatura en Administración de Empresas

Profesor:
Randall Madrigal Leiva

Estudiantes:
Silvia Jiménez Umaña
Kattya Badilla Alvarado
Floribeth Jiménez Carranza
Luciana Jiménez

Trabajo de investigación
Derivados Financieros

LAV-05 Finanzas internacionales


Diciembre, 2017

Tabla de contenido
Introducción ...................................................................................................................... 3
Justificación ...................................................................................................................... 5
Objetivo General............................................................................................................... 7
Objetivos Específicos ................................................................................................................. 8
Desarrollo ....................................................................................................................... 10
Situación actual ....................................................................................................................... 10
Porque surge el uso de los derivados...................................................................................... 10
Concepto Derivados Financieros:............................................................................................ 13
Qué entidades usan derivados en Costa Rica ....................................................... 13
Uso de derivados en mercados internacionales ................................................... 14
Derivados Exóticos ........................................................................................................ 17
Características de los Derivados Financieros .......................................................................... 20
Principales usos ....................................................................................................................... 20
Cobertura: ........................................................................................................................ 20
Especulación: .................................................................................................................. 21
Arbitraje: ........................................................................................................................... 21
Tipos de Derivados Financieros............................................................................................... 21
Contratos adelantados (forwards) ...................................................................................... 21
Futuros ................................................................................................................................ 22
Swaps .................................................................................................................................. 23
Opciones.................................................................................................................................. 24
Ventajas de los Derivados Financieros .................................................................................... 24
Desventajas de los Derivados Financieros .............................................................................. 25
Beneficios y Riesgos de los Productos Derivados. .................................................................. 26
Beneficios. ............................................................................................................................... 27
Riesgos..................................................................................................................................... 27
Ejemplos de Instrumentos Financieros ................................................................................... 28
USOS .................................................................................................................................... 28
Conclusiones................................................................................................................... 37
Bibliografía ..................................................................................................................... 42

Introducción
Decir que el mundo está cambiando a velocidad vertiginosa, y que la
globalización y la tecnología están incrementando la volatilidad y el riesgo de los
negocios ya no es novedad. El comercio internacional es la opción que toda
empresa necesita para aumentar la rentabilidad, tanto para dar a conocer su
producto y expandir el mercado, como para comprar los insumos que se
necesitan para la producción a menos costo. Pero esta introducción a los
mercados internacionales ha sido posible gracias al desarrollo de los sistemas
financieros, pues se ha venido dando un cambio en las formas de financiamiento,
pasando de la financiación directa conformada por la banca comercial a la
financiación directa compuesta por el mercado de capitales con sus múltiples
opciones de inversión.

El proceso globalizador viene desarrollándose y adquiriendo cada vez más


impulso sumado a los avances que vienen alcanzándose en la mayor parte de
los países, ha dado como resultado una verdadera transformación de las
economías y por ende generando un grado mayor de complejidad. Por tanto toda
esta transformación ha dado lugar por un lado a un flujo importante de bienes y
capitales y por otro a un incremento en la inestabilidad, volatilidad y riesgos en
los mercados financieros. Reflejándose en variables de decisión como los
precios en los bienes, la tasa de interés y el tipo de cambio.

Ante lo anterior y como respuesta, surgen instrumentos para hacerle frente a la


inestabilidad y el riesgo en el mercado, constituyendo un aspecto perjudicial en
el ámbito económico. Producto de ello en los últimos años los sistemas financiero
han tenido que realizar cambios institucionales e innovaciones y se han inclinado
por utilizar los derivados financieros como instrumento para la cobertura de
riesgos.

Para muchos los derivados financieros es un tema que causa temor conocerlo y
sobre todo participar el ello porque se creen que son muy cambiantes y que hay
que tener mucho capital; no obstante es una herramienta que brinda la economía
y que permite disminuir el riesgo y la incertidumbre en el mercado y que por otro
lado ofrecen mejoras en la rentabilidad sin preocupación en los cambios de los
tipos de interés, en la inflación o en los cambios del dólar o la moneda.

Los derivados financieros son parte de estrategias de gestión en las empresas,


como medio para determinar de forma más precisa el riesgo dándole al
empresario la oportunidad de tomar las medidas pertinentes para contrarrestar
las consecuencias.

El presenta trabajo de investigación hace referencia a los diferentes instrumentos


financieros derivados, que han surgido como instrumento ante la necesidad de
estabilizar los mercados a largo plazo y que hoy en día pueden ser aplicables
entre otras, dentro de las políticas de la empresas que quiere disminuir el riesgo
y cuya naturaleza se basa en la explotación, transformación y/o producción de
bienes.

Enfocaremos en tema conociendo su definición, conociendo los tipos de


derivados financieros, las ventajas y desventajas que traen consigo así como sus
consecuencias e implicaciones. Investigaremos además en que tipos de
economía son utilizados, cómo surgen, casos reales en la comunidad
internacional y hablaremos sobe los derivados exóticos.

Con lo anterior, queremos tener claro este tema y dar nuestras conclusiones de
forma tal tendremos conocimiento amplio que nos ayudará en nuestro diario vivir
y en nuestra formación profesional.
Justificación

El desarrollo de los mercados de derivados ha surgido como respuesta a las


fuertes y persistentes fluctuaciones de los mercados físicos y financieros, que
representan altos niveles de riesgo para los agentes económicos y financieros
en sus transacciones operativas. El entorno actual cambia constantemente, y
cada vez lo hace más rápida y drásticamente. Los agentes económicos están
sujetos a una constante incertidumbre y les resulta difícil y riesgoso planear a
futuro, ya que puede ser que los resultados finales no sean como los habían
estimado, o aún todo lo contrario a lo que esperaban. Es por esto que surge la
necesidad de utilizar instrumentos de cobertura para estos riesgos a fin de
permitir que los agentes económicos puedan planear a futuro logrando reducir la
incertidumbre del mercado del que dependen los riesgos en que incurren, es
decir, que de cierta forma dichos riesgos pueden ser controlados. Antes que
nada, se debe tener claro, que el mercado de derivados es un mercado
referenciado al mercado de físicos, directamente (sobre un bien subyacente) o
indirectamente (derivados sobre una opción o futuro de un bien subyacente). El
mercado de derivados es un mercado de transacción “a futuro”, es decir, su
negociación es inmediata pero su liquidación es a un plazo posterior. El mercado
de físicos es un mercado de transacción “cash” o de negociación y liquidación
inmediata. Así que, básicamente lo que pretende el mercado de derivados es
controlar el riesgo que implica una transacción de un bien físico en “cash” en un
futuro bajo la existencia de volatilidad en los precios de dicho bien, mediante la
fijación del precio de dicho bien “a futuro” considerando las variables que inciden
en la valuación de dicho precio.

La motivación de este trabajo viene dada por la oportunidad para conocer desde
la base, el mundo de los instrumentos financieros derivados, los cuales se habían
tocado sólo de pasada en las asignaturas financieras de la carrera en
bachillerato. Estos productos son de una complejidad superior a los productos
más extendidos en el público general

. En primer lugar se va a dar una visión global del mercado, detallando su


funcionamiento, así como los componentes que intervienen en él. Mercados
organizados como los índices bursátiles o mercados no organizados (Over The
Counter) tendrán especial tratamiento.

También se darán a conocer los instrumentos derivados, sus características,


ventajas e inconvenientes. Posteriormente se van a mostrar las diferentes
posibilidades de las que dispone una empresa, utilizando estos productos
derivados.

En estos ejemplos se mostrarán varios de los productos financieros explicados,


para los diferentes tipos de riesgos; coberturas, mercados de capitales, swaps,
riesgos de tipo de interés y riesgos en el precio de las materias primas,
Arbitrajistas
Objetivo General
Investigar qué son los instrumentos derivados, que tipos existen, sus
características principales, ventajas y desventajas de su utilización; así como el
impacto que éstos tienen en el mercado financiero.

Objetivos Específicos

 Definir cuáles son los derivados más usados en los mercados tanto de
Costa Rica como internacionales.
 Comprender el papel de los instrumentos derivados como mecanismos
de gestión del cubrimiento del riesgo.
 Analizar su aporte en el logro de los objetivos de rentabilidad que tengan
las organizaciones.
 Examinar algunas de las políticas de las empresas cuando hacen uso
de este tipo de instrumentos.
 Uso de derivados en las diferentes economías
 Uso de derivados en Costa Rica
 En Costa Rica la Superintendencia de Entidades Financieras (SUGEF)
el tres de septiembre del dos mil diez indica:

Considerando que:

“….2) El artículo SUGEF 9-08 “Reglamento para la Autorización y Ejecución de


operaciones con derivados cambiarios”, permiten a las entidades supervisadas
por SUGEF realizar operaciones con instrumentos financieros derivados
cambiarios , bajo la modalidad de forward cambiarios, permuta cambiara o FX
Swap y permuta de monedas o Currency Swap , para coberturas propias, y
siempre y cuando hayan sido autorizadas para ellos, como intermediarios del
mercado de derivados cambiarios OTC ( Over the Counter)….”

Cómo miran las entidades financieras el uso de derivados en Costa Rica

Las entidades financieras del país cambiaron la forma en la que manejan el


riesgo de tasas de interés y del tipo de cambio para reducir la volatilidad ante
posibles situaciones de crisis del mercado.
Esto ocurre gracias al nuevo reglamento sobre la administración del riesgo de
mercado, de tasas de interés y de tipos de cambio, aprobado por el Consejo
Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), que dirige al sistema
financiero nacional a adherirse a los estándares de Basilea III.

La norma plantea una serie de modificaciones para preparar a las entidades ante
cambios drásticos en el mercado, como, por ejemplo, un pico brusco en el precio
del dólar combinado con altas tasas de interés; o un aumento desmedido de la
inflación combinado con un pico en el tipo de cambio.

La nueva norma forma parte del plan de la Superintendencia General de


Entidades Financieras (Sugef) de implementar un modelo de supervisión basado
en riesgo en el que cada entidad, dentro de su marco de gobierno corporativo,
decide cuál es la estrategia a gestionar, de acuerdo con su tamaño, capacidad y
apetito de riesgo.

El reglamento también abre la posibilidad de lanzar un mercado de derivados


para gestionar el riesgo cambiario.

De esta forma, las entidades puedan ofrecer a un cliente que esté expuesto al
riesgo un producto para cubrirlo, e incluso, si el propio banco tiene exposición
cambiaria, puede proteger su balance con alguno, siempre que tenga una
gestión robusta del riesgo.

Varias entidades consideran que nuestro mercado necesita condiciones


adicionales para poder desarrollar los derivados, pues se considera que no se
está preparados para productos como estos y que para que sean un producto
con oportunidad en nuestro mercado, el nivel de competencia debe mejorarse.

Otra posibilidad sería que el reglamento permitiera invertir en derivados fuera del
mercado, algo que además diversificaría las carteras. Sin embargo, por su
complejidad y características, la gestión de estos productos debe ser gradual.
Desarrollo

Situación actual.

Los administradores de cualquier empresa o negocio buscan constantemente las


oportunidades que les permitan permanecer vigentes en un mercado tan
globalizado y competitivo como el actual. El flujo de grandes cantidades de
dinero de un país a otro es cada vez más común gracias a los avances
tecnológicos en telecomunicaciones y sistemas de información automatizados.
Los inversionistas desean obtener los mejores rendimientos y evitar que sus
recursos se vean afectados por fluctuaciones en el mercado. Los expertos en
finanzas están conscientes de que el dominio de instrumentos como los
productos derivados significa una gran ayuda para manejar los riesgos
financieros de cualquier actividad económica.

Porque surge el uso de los derivados

El uso de instrumentos financieros de cobertura se ha convertido en una


estrategia común para las empresas que se desenvuelven en el complejo
sistema económico actual.
Las entidades tanto financieras como comerciales tienen un gran interés en
evitar los efectos causados por variaciones en tipos de cambio, en tasas de
interés, en cotizaciones bursátiles y otros bienes. La aparición de los “productos
derivados” representa una alternativa con la que los negocios pueden protegerse
de dichos riesgos.

Los instrumentos derivados son contratos que generan derechos u obligaciones


para las partes involucradas. Su objetivo principal consiste en eliminar o reducir
los riesgos financieros que la administración de la compañía no puede controlar.
Este tipo de riesgos se generan por la incertidumbre o inseguridad económica
que tiene lugar sobre todo en los países con una economía inestable.
Estos instrumentos financieros se han denominado “derivados” porque su valor
depende o se deriva de un activo empleado como referencia, también llamado,
bien subyacente. Los activos subyacentes pueden ser de distinta naturaleza,
dependiendo de las características y necesidades de los compradores y
vendedores de derivados; “así, el subyacente puede estar referido a una acción
cotizada en bolsa, una canasta de acciones, tasas de interés, o bien, indicadores
como los índices bursátiles y los inflacionarios.
Asimismo, el subyacente puede estar referido a bienes (commodities) como el
oro, la gasolina, el trigo, el café, etc.”

Estos instrumentos de cobertura se utilizan desde el siglo XVII. Sin embargo, la


apertura del Chicago Board of Trade en 1850 fue la que permitió el desarrollo de
los mercados de futuros.
Desde 1970 los mercados de futuros financieros se convirtieron en una buena
opción para los inversionistas que deseaban negociar con divisas, acciones o
bonos. En esa misma década, fue publicado el modelo de Fisher Black y Myron
Scholes, cuyo objetivo principal es determinar el valor de las opciones, tomando
como base información histórica y calculando probabilidades del precio futuro de
las acciones.Estos investigadores demostraron que para valuar una opción no
es necesario calcular una prima de riesgo como
se había hecho durante muchos años. Esta teoría no significa que el riesgo
desaparezca, sino que está incluido en el precio del activo subyacente. Por
representar una importante aportación a la economía y las finanzas, este modelo
recibió el Premio Nobel en Economía en 1997.
Los inversionistas y comerciantes empezaron a utilizar el modelo Black-Scholes
con más frecuencia, ya que era fácil de entender y de llevar a la práctica.
La Real Academia Sueca de Ciencias definió esta situación como la que “...abrió
el camino para valoraciones económicas en muchas áreas, generó nuevos tipos
de instrumentos y facilitó una administración efectiva de los riesgos en la
sociedad”
Porque surge el uso de los derivados
El uso de instrumentos financieros de cobertura se ha convertido en una
estrategia común para las empresas que se desenvuelven en el complejo
sistema económico actual.
Las entidades tanto financieras como comerciales tienen un gran interés en
evitar los efectos causados por variaciones en tipos de cambio, en tasas de
interés, en cotizaciones bursátiles y otros bienes. La aparición de los “productos
derivados” representa una alternativa con la que los negocios pueden protegerse
de dichos riesgos.

Los instrumentos derivados son contratos que generan derechos u obligaciones


para las partes involucradas. Su objetivo principal consiste en eliminar o reducir
los riesgos financieros que la administración de la compañía no puede controlar.
Este tipo de riesgos se generan por la incertidumbre o inseguridad económica
que tiene lugar sobre todo en los países con una economía inestable.
Estos instrumentos financieros se han denominado “derivados” porque su valor
depende o se deriva de un activo empleado como referencia, también llamado,
bien subyacente. Los activos subyacentes pueden ser de distinta naturaleza,
dependiendo de las características y necesidades de los compradores y
vendedores de derivados; “así, el subyacente puede estar referido a una acción
cotizada en bolsa, una canasta de acciones, tasas de interés, o bien, indicadores
como los índices bursátiles y los inflacionarios.
Asimismo, el subyacente puede estar referido a bienes (commodities) como el
oro, la gasolina, el trigo, el café, etc.”

Estos instrumentos de cobertura se utilizan desde el siglo XVII. Sin embargo, la


apertura del Chicago Board of Trade en 1850 fue la que permitió el desarrollo de
los mercados de futuros.
Desde 1970 los mercados de futuros financieros se convirtieron en una buena
opción para los inversionistas que deseaban negociar con divisas, acciones o
bonos. En esa misma década, fue publicado el modelo de Fisher Black y Myron
Scholes, cuyo objetivo principal es determinar el valor de las opciones, tomando
como base información histórica y calculando probabilidades del precio futuro de
las acciones.Estos investigadores demostraron que para valuar una opción no
es necesario calcular una prima de riesgo como
se había hecho durante muchos años. Esta teoría no significa que el riesgo
desaparezca, sino que está incluido en el precio del activo subyacente. Por
representar una importante aportación a la economía y las finanzas, este modelo
recibió el Premio Nobel en Economía en 1997.
Los inversionistas y comerciantes empezaron a utilizar el modelo Black-Scholes
con más frecuencia, ya que era fácil de entender y de llevar a la práctica.
La Real Academia Sueca de Ciencias definió esta situación como la que “...abrió
el camino para valoraciones económicas en muchas áreas, generó nuevos tipos
de instrumentos y facilitó una administración efectiva de los riesgos en la
sociedad”

Concepto Derivados Financieros:

Un derivado financiero o instrumento derivado es un producto financiero cuyo


valor se basa en el precio de otro activo, como su nombre lo indica son productos
que derivan de otro productos financieros. El activo del que depende se
denomina activo subyacente.

Se trata de contratos financieros destinados a cubrir los posibles riesgos que


aparecen en cualquier operación financiera, estabilizando y por tanto
contratando el costo financiero real de la operación.

Estos contratos generan obligación de una de las partes de entregar o exigir, en


una fecha futura un bien. Como contraprestación la parte beneficiaria deberá
pagar el precio en la forma y modo determinado. El activo puede ser un activo o
el fruto de este. Los activos pueden ser acciones, commodities, índices de
acciones, moneda extranjera o también variaciones de precios, cotizaciones,
tasa de interés, tipos de cambio, entre otros.

Qué entidades usan derivados en Costa Rica

Según información analizada en Costa Rica hay dos bancos autorizados para
realizar operaciones de cobertura con derivados financieros con moneda
extranjera, los cuales son el BAC San José y el Banco Nacional; además la Bolsa
Nacional de Valores está autorizada como institución certificadora.

Caso Banco Nacional


La Junta Directiva del Banco Central autorizó al Banco Nacional para que
comience a ofrecer derivados cambiarios.

Estos son instrumentos que permiten a los clientes negociar tipos de cambio
futuros.

El Banco Central avaló tres clases de productos: contratos a plazo, permuta


cambiaria y permuta de moneda.

El contrato a plazo “es un acuerdo entre dos partes, en el cual una parte, el
comprador, acuerda comprar a la otra parte, el vendedor, una cantidad de
divisas, en una fecha futura, a un precio establecido”, según el Reglamento del
Banco Central.

La permuta cambiaria es un “contrato en el cual dos partes acuerdan el


intercambio de dos monedas diferentes a un precio pactado en la fecha del
contrato; y acuerdan a su vez el intercambio inverso”. La permuta de monedas
une los dos conceptos anteriores.

En su momento se le consultó al gerente del Banco Nacional, Fernando Naranjo,


sobre si la gente sentirá, en la situación actual, suficiente riesgo cambiario para
negociar estos instrumentos, comentó: “Hoy en día la gente puede percibir que
hay una estabilidad cambiaria, que no hay ese riesgo tan alto como lo teníamos
hace tres años, eso no quiere decir, en lo más mínimo, que no pueda venir
eventualmente fluctuaciones cambiarias que en este momento no tenemos”.

Uso de derivados en mercados internacionales

En varios países industriales, como Estados Unidos y el Reino Unido, los


mercados financieros han mejorado considerablemente el funcionamiento de las
economías en la última década, a través del desarrollado de una amplia gama
de productos que permite asignar el ahorro de forma más eficiente. Este rápido
desarrollo financiero ha ayudado a impulsar el crecimiento en ambos países.
Desde mediados de los años noventa, por ejemplo, la tasa anual de
productividad en Estados Unidos ha sido casi 1 punto porcentual mayor que en
la zona del euro, y casi la mitad de esta diferencia es atribuible a diferencias de
productividad en el sector financiero. Análogamente, en América Latina varios
países han avanzado satisfactoriamente en el desarrollo de sus mercados
financieros. En Chile, los fondos mutuos y de pensión han contribuido a alargar
los vencimientos y profundizar los mercados financieros. Asimismo, Brasil y Chile
han desarrollado mercados de derivados de divisas que se cuentan entre los
más sofisticados y transparentes del mundo. Esta evolución está ayudando a
fomentar la estabilidad y el crecimiento económico.

Uno de los grandes éxitos de los últimos años en las economías avanzadas ha
sido la creación de prósperos mercados hipotecarios y de crédito para el
consumo. Actualmente estamos presenciando la cara negativa de una gestión
de riesgo deficiente y una concesión de crédito excesiva, pero no debemos
olvidar los beneficios del acceso al crédito. La ampliación del acceso al crédito
ha creado oportunidades que de lo contrario no habrían existido. El número de
personas que consigue financiación para comprar una casa, un automóvil o
formar una empresa es mayor que nunca. Un aumento en las oportunidades
económicas también permite a las personas distribuir mejor su consumo a lo
largo de sus vidas.

Lamentablemente, América Latina ha quedado en gran medida excluida de este


proceso. Solo alrededor de una tercera parte de la población adulta tiene una
cuenta en una institución financiera, comparado con más de tres cuartas partes
de la población en los países industriales. Asimismo, al final de 2005, el crédito
a los hogares se situaba, en promedio, en torno al 9% del PIB, frente al 12% en
las economías emergentes de Europa, el 27% en las economías emergentes de
Asia y el 58% en mercados más desarrollados.

Los mercados de derivados pueden contribuir considerablemente a la gestión y


diversificación de riesgos. Muchos países de América Latina no tienen mercados
de derivados y, en otros, la poca profundidad y la concentración frecuente de
posiciones agravan el riesgo de una fuerte corrección. Así mismo, el
fortalecimiento de los marcos jurídicos y regulatorios, así como la mejora de las
normas contables y las relativas a la provisión de información, pueden aumentar
la confianza de los inversionistas y las instituciones financieras que utilizan los
derivados. Por ejemplo, Brasil tiene los mercados de derivados más importantes
de América Latina, y es posible que su éxito se deba en parte a la transparencia
y a la administración eficaz de este mercado. Entre las economías emergentes
y las de mercados maduros, Brasil es la única que ha establecido la obligación
de informar sobre los mercados extrabursátiles de derivados. Por lo tanto, la
información que está a disposición de los supervisores es más amplia que en
otros mercados. La experiencia de Brasil muestra que la declaración de datos y
la transparencia no son imposibles ni excesivamente costosas en los mercados
de derivados.

Por su parte Colombia, buscando ampliarse y sofisticarse para satisfacer las


necesidades de los agentes, y al mismo tiempo aportar al desarrollo del sector
empresarial del país, se ha promovido los derivados financieros, los cuales
pueden ser usados, tanto por las personas que deseen nuevas alternativas de
inversión o financiamiento, como por las empresas que quieran nuevas
herramientas para mejorar la gestión de los riesgos financieros asociados a su
negocio.

En Colombia, tanto en el mercado estandarizado como en el OTC (Over the


Counter), se pueden encontrar varios tipos de derivados, como futuros,
opciones, cross currency swap, interest rate swap, forwards y NDF (non delivery
forwards). La diferencia entre el mercado estandarizado y el OTC consiste en
que, en el primero, las fechas de vencimiento, los márgenes de garantía, y forma
de liquidación son estandarizados, es decir, están predeterminados para todos
los tipos de contratos, y son negociados a través de la Bolsa de Valores de
Colombia. En cambio, en los derivados negociados OTC, las características del
contrato son flexibles a las necesidades de cada una de las partes. Adquirir
derivados conlleva una serie de riesgos. Para los negociados en el OTC, uno de
los riesgos es el de no contar con una contraparte que respalde las operaciones
y vele por su cumplimiento, papel que cumple la Cámara de Riesgo Central de
contraparte en el mercado estandarizado colombiano. En cuanto al riesgo de
liquidez, la BVC lanzó la iniciativa creadores del mercado de derivados, donde
una entidad comisionista de bolsa, un banco, o corporación financiera se
compromete a realizar diariamente ofertas de compra o venta de los diferentes
tipos de contratos. Entre otros riesgos asociados a los derivados están el riesgo
mercado, operacional y el ya mencionado riesgo de contraparte.
Derivados Exóticos

Son todas aquellas opciones que tienen una mayor complejidad en comparación
con las opciones más comunes o tradicionales .Por lo general, estos derivados
se negocian en el mercado over-the-counter (OTC, que es la negociación
directa entre las partes en lugar de utilizar un intermediario, por lo que se realiza
fuera de los mercados organizados) e incluyen diversas variantes, también
denominadas “exoticidades”, que en algunos casos pueden complicar
significativamente el cálculo para valorar la opción. Para valorar las opciones
exóticas se emplean métodos como la generación de números aleatorios con
base en el método de Montecarlo.

Entre los muchos tipos de opciones exóticas que existen, tenemos las siguientes
variantes dependiendo del cálculo del pago que ofrecen, la fecha o forma de
ejercicio, el activo subyacente y otras:

Opciones exóticas basadas en el cálculo de pago que ofrecen

En esta categoría, se agrupan los siguientes tipos:

 Opciones Asiáticas: En este tipo de opciones, el pago depende de la


media del valor del activo subyacente durante un periodo de tiempo
específico.
 Opciones binarias o digitales: Son opciones exóticas cuya popularidad se
ha incrementado sustancialmente durante los últimos años. En este caso,
dependiendo del resultado de la operación, el pago ofrecido puede ser
una cantidad fija y predeterminada (o de un activo) si la opción expira In
The Money o, por el contrario, ser igual a cero sin la opción vence Out The
Money.
 Opciones “Parisinas”: Son opciones cuyo valor depende del periodo de
tiempo que el precio del activo subyacente esté arriba o abajo del precio
strike.
Opciones exóticas basadas en fecha o forma de ejercicio

Debido a las condiciones de fecha de ejercicio, barreras y otras pueden ser más
complejas que las opciones anteriores. En esta categoría, se agrupan los
siguientes tipos:

 Opciones con barrera: Son opciones exóticas las cuáles dejan de existir
o finalizan (opciones Knock Out) o comienzan a existir o se activan
(opciones knock-in) una vez que el precio del activo subyacente alcanza
o atraviesa un determinado nivel de precios o barrera. Dependiendo de la
relación de la barrera con el precio se pueden tener distintas
combinaciones de combinaciones como las siguientes:
o Opciones Up-and-out: Son opciones Knock Out en las cuáles el
precio se mueve por debajo de la barrera y si llega a alcanzarla o
cruzarla antes del vencimiento de la opción, esta deja de existir
inmediatamente.
o Opciones Down-and-out: Son opciones de tipo Knock-out en las
cuáles el precio se mueve por encima de la barrera y si llega a
alcanzarla o cruzarla antes del vencimiento de la opción, esta deja
de existir inmediatamente.
o Opciones Up-and-in: Es un tipo de opción Knock-in en el cual la
barrera se ubica sobre el precio del activo subyacente. La opción
se activa en el preciso momento en que el precio alcanza la
barrera.
o Opciones Down-and-in: Son opciones Knock-in en las cuáles la
barrera se coloca bajo el precio del activo subyacente y son
activadas en el momento en que este alcanza o atraviesa la
barrera.
 Opciones “Bermuda”: Son opciones exóticas que pueden ser ejercidas en
distintos momentos a través del tiempo, los cuáles están espaciados de
manera discreta, como por ejemplo de forma trimestral o cuatrimestral.
Existen variantes de este tipo como las opciones canarias que son
básicamente una combinación de las opciones europeas clásicas y las
opciones bermudas, ya que pueden ser ejercidas en varios momentos,
pero nunca antes de un periodo fijo predeterminado, como, por ejemplo,
seis meses o un año.
 Opciones compuestas: Estas opciones complejas, consisten básicamente
en opciones sobre otras opciones en las cuáles se supone por supuesto,
que cuentan con modalidades y fechas de ejercicio diferentes.
 Opciones “grito” (shout option): Son opciones que cuentan con dos fechas
de ejercicio diferentes. En este caso, el comprador de la opción puede
indicar (a esto se le denomina “gritar”) una fecha en la cual el precio del
activo subyacente le resulte de interés. En el momento en que se produce
el vencimiento de la opción cuando se está alcanzando el final de su
madurez, el operador tiene la posibilidad de decidir si le conviene más el
pago al precio de la fecha final del contrato, o por el contrario le resulta
mejor el precio del activo financiero durante la fecha de “grito” que
especificó previamente al adquirir la opción.

Opciones exóticas basadas en el activo subyacente

Como su nombre lo indica son opciones que se basan en el activo subyacente


del contrato. Dentro de esta categoría podemos agrupar los siguientes tipos:

 Opciones cesta (basket options): Son opciones exóticas que están en


función de una media ponderada de los distintos activos subyacentes en
que se basa el contrato de la opción. Existen distintas variantes de este
tipo de opción, entre las que podemos destacar las opciones arco iris las
cuáles se basan en un conjunto o “cesta” en el que la ponderación de los
distintos activos que la componen depende del comportamiento final del
precio. Por ejemplo, existe un caso o variante especial muy común de
opción arco iris en la cual el contrato se basa en el activo subyacente que
haya tenido el peor comportamiento dentro de la cesta. Otras variantes
comunes de las opciones cesta son las opciones “Mountain Range” y las
opciones Himalaya entre otras.

Opciones de intercambio: Se trata de opciones en las cuáles se


intercambia un activo financiero por otro.
Opciones exóticas basadas en la divisa

Dentro de esta categoría el tipo más común es el siguiente:

Opciones cruzadas: En este tipo de opciones, el activo subyacente es negociado


en una divisa mientras que el precio strike se encuentra denominado en otra.
Una variante bastante común de este tipo de opción son las opciones quanto, en
las que el tipo de cambio para las dos divisas (la divisa para le negociación del
subyacente y la del strike) es fijado desde el inicio.

Características de los Derivados Financieros

 No requiere una gran inversión inicial, o ésta es muy pequeña en relación a la


inversión necesaria si se quisiera negociar directamente con el activo
subyacente.
 Se liquida, generalmente, en una fecha futura. (A plazo)
 Su valor cambia en respuesta a los cambios de precio del activo subyacente.
Existen derivados sobre productos agrícolas y ganaderos, metales, productos
energéticos, divisas, acciones, índices bursátiles, tipos de interés, etc.
 Requiere una inversión inicial neta muy pequeña o nula, respecto a otro tipo
de contratos que tienen una respuesta similar ante cambios en las condiciones
del mercado. Lo que permite mayores ganancias como también mayores
pérdidas.
 Se liquidará en una fecha futura.
 Pueden cotizarse en mercados organizados (como las bolsas) o no
organizados ("OTC")

Principales usos

Cobertura:

Para reducir o eliminar el riesgo que se deriva de la fluctuación del precio del
activo subyacente (Ejemplo: un granjero y un molinero que realizan
un contrato de futuros sobre la compraventa de grano a un precio
determinado, para evitar posibles subidas/bajadas del precio del grano).
Especulación:

Se pretende obtener beneficio por las diferencias previstas en las


cotizaciones, minimizando la aportación de fondos a la inversión. Hay que
tener en cuenta que por el alto grado de apalancamiento que suponen, el
efecto multiplicativo tanto en las posibles ganancias como pérdidas es muy
importante. (La participación ordenada de especuladores en los mercados no
es necesariamente negativa, pues dota a los mismos de liquidez,
profundidad, estabilidad, ayuda a la fijación eficiente de precios, y en muchos
casos actúa como contrapartida de alguien que realiza una operación de
cobertura).

Arbitraje:

una operación genuina de arbitraje se basa en la ejecución de una estrategia


cruzada de intercambios en la que se produce un beneficio neto positivo.
Suelen tener un carácter temporal corto y obedecen a ineficiencias de
mercado.

Tipos de Derivados Financieros

Contratos adelantados (forwards)

Un acuerdo adelantado es el que se lleva a cabo entre dos contrapartes para


comprar/vender una partida o ítem subyacente en tiempo futuro y a cierto precio.
Al precio convenido se hace referencia como precio de entrega, y permite tanto
al comprador como al vendedor cerrar el trato a determinado precio, por lo que
quedan protegidos de los movimientos de precio durante el periodo que
transcurre hasta la entrega. La razón para concertar un acuerdo como éste
puede ser el tener certidumbre del precio. Por ejemplo, si un fabricante ha
convenido cierto precio para sus productos con sus clientes, es posible que
quiera ponerse a resguardo de los incrementos de precio de las materias primas
para el periodo en que los precios de su producto están fijos. Puede ser utilizado
también como instrumento especulativo, conforme al cual el
comprador/vendedor anticipa los movimientos de precio futuros y espera obtener
una ganancia de ello, o como arbitraje contra otros mercados donde existe esa
oportunidad. Un acuerdo adelantado OTC puede ser de cualquier tamaño, monto
y periodo. Será negociado bilateralmente entre dos contrapartes y el riesgo de
crédito subsistirá en las propias contrapartes.

a) Contratos adelantados de divisas: Un contrato para el intercambio de una


moneda por otra, a un tipo convenido, para una liquidación en fecha especificada
en el futuro.
Los contratos adelantados de divisas son a menudo los primeros derivados que
se negocian en un mercado emergente, puesto que suele ser el mercado de
divisas el que se desarrolla en primer lugar. En algunos casos, los controles de
capital significan que existen problemas, particularmente para los no residentes,
para que se les entregue o para entregar la moneda subyacente.
Los tipos de cambio futuros se basan en el tipo de cambio al contado, así como
en el diferencial de la tasa de interés entre los dos países en cuestión.
b) Contratos adelantados de tasa de interés: La fijación del precio de los
contratos adelantados la tasa de interés se efectúa a partir en la curva de
rendimiento adelantado. Implica un compromiso de tomar o dar prestado a un
determinado tipo de interés. Las tasas adelantadas son cálculos aritméticos
basados en la curva de rendimiento del mercado y no en la opinión individual de
un corredor acerca de cuál será la tasa al contado en la fecha de liquidación.
Si la curva de rendimiento es razonablemente robusta, se volverá posible para
los bancos y otras entidades calcular las tasas adelantadas.

Futuros

Un contrato de futuros es un contrato adelantado negociado en bolsa, es decir,


un contrato para entregar o recibir una cantidad específica de un activo en
particular en una fecha futura fija, a un precio convenido en la negociación. Los
instrumentos que subyacen en los contratos de futuros financieros son
típicamente bonos gubernamentales, instrumentos del mercado monetario o
divisas.
En esta medida son exactamente lo mismo que los contratos adelantados OTC.
Las negociaciones en bolsa sólo son posibles en los casos en que la mayoría de
las características del activo están estandarizadas.
Un futuro tendrá un tamaño de contrato establecido; un vencimiento fijo, y un
número limitado de fechas de liquidación; y la responsabilidad por el control del
riesgo de crédito normalmente recaerá en una cámara de compensación que es
la contrapartida de cada posición vigente (el riesgo de contraparte está
estandarizado). La bolsa también requiere especificar ciertos detalles sobre el
contrato de futuros: o sea, cómo serán cotizados los precios, y cuándo y cómo
se efectuará la entrega.

Swaps

Un “swap” puede estar relacionado con las tasas de interés, tipos de divisas,
acciones, productos básicos o, más recientemente, riesgo de crédito.
Las dos clases más comunes de swap son los swaps de tasas de interés y los
swaps de divisas. El primero típicamente intercambia un pago de tasa flotante
por un pago de tasa fija; el segundo intercambia la moneda X por la moneda Y.
Es posible también usar los swaps para cambiar la frecuencia u oportunidad de
los pagos, aun si el tipo de interés o de moneda sigue siendo el mismo. Los
swaps pueden cambiar, o bien el pasivo neto o el activo neto, por lo que a veces
se hace referencia a ellos como “swap de activo” o “swap de pasivo”. La
estructura es la misma en ambos casos; la motivación que se encuentra tras el
swap es la que le da ese nombre.
Esencialmente, el mercado de swap proporciona un medio para convertir el flujo
de efectivo, al cambiar la cantidad de pagos y/o el tipo, frecuencia o moneda.
Los swaps son usados por los inversionistas para casar más estrechamente sus
activos/pasivos (que pueden cambiar en el tiempo); por los corredores, con
objeto de explotar las oportunidades de arbitraje; para cubrir las exposiciones;
para sacar ventaja de las mejores calificaciones crediticias en diferentes
mercados; para especular, y con el fin de crear ciertos productos sintéticos.
Opciones

Un contrato de opciones confiere al tenedor el derecho, aunque no la obligación,


de llevar a cabo una transacción en fecha futura a un precio predeterminado. Las
opciones pueden ser o bien puts (de venta) o calls (de compra).
Un put da al tenedor de la opción el derecho de vender el ítem subyacente a un
precio especificado, y un call le da derecho de comprar el ítem. Como el contrato
es asimétrico (el vendedor de la opción, está obligado a completar la transacción
si el tenedor así elige, pero no viceversa), el escritor recibirá siempre una prima
(mientras que en los contratos a plazo, aquél es simétrico y no se paga prima).
Esto significa que un banco puede suscribir opciones, a fin de generar
“comisiones”/ flujos de efectivo, en la creencia de que el ingreso compensará con
creces, en promedio, cualquier pérdida futura. Por contraste, los contratos
adelantados/futuros permiten al banco tomar una posición, pero no generan flujo
de efectivo. Los contratos de opciones pueden ser o bien objeto de compraventa
en bolsa u OTC.
Las opciones negociadas en bolsa se relacionan con los contratos de futuros
(negociadas en bolsa), las opciones OTC se relacionan directamente con el ítem
financiero subyacente.
Las opciones call sobre algunos activos (acciones y productos básicos) poseen,
en teoría, ilimitado potencial de beneficios nocionales, puesto que no existe límite
a los incrementos de precio, aunque, claro está, existe un esperado beneficio
probable máximo. Si el inversionista tiene una opción call para comprar petróleo
crudo o acciones de Microsoft, a un precio dado, es posible que acontecimientos
inesperados (como problemas políticos en el Medio Oriente, o un descubrimiento
tecnológico) podrían dar por resultado incrementos muy elevados en el valor de
los activos implicados.

Ventajas de los Derivados Financieros

_ Posibilita cobertura ante cambios desfavorables en alguna variable económica.

_ Las empresas no financieras la utilizan para apalancar utilidades.


_ Ayuda a los inversionistas que requieren proteger sus portafolios de acciones
contra los efectos de volatilidad.

_ Los inversionistas experimentados lo utilizan para obtener rendimientos por la


baja o alza de los activos subyacentes.

_ Los deudores a tasas flotantes lo usan para protegerse de variaciones


adversas en las tasas de interés.

_ Se utiliza en importaciones para dar cobertura a sus compromisos de pago en


divisas.

_ Permite manejar riesgos de tasas de cambio o variación del precio de la


mercancía.

_ Se adecua a situaciones específicas, genera condiciones para diversificar las


inversiones y administrarlas.

_ Los productos derivados son instrumentos que contribuyen a la liquidez,


estabilidad y profundidad de los mercados financieros.

_ Resultan relevantes su flexibilidad y menores sus costos en comparación con


otros mecanismos de protección.

_ Facilidad de combatir necesidades económicas en el tiempo.

_ Selecciona la variante que más convenga para la protección de un tipo de


riesgo, para las posibilidades y limitaciones de la entidad que lo utiliza y en un
mercado dado.

Desventajas de los Derivados Financieros

_ El riesgo residual, ya que es una cobertura perfecta porque por lo general la


compra o venta del activo financiero de que se trate no se corresponde
exactamente en la práctica con lo especificado en los contratos de derivados.

_ Riesgo de correlacione: el instrumento y el activo tienen diferente sensibilidad


respecto a variaciones en el mercado.
_ Riesgo de liquidez: cuando es imposible encontrar en el mercado al contado
un activo financiero entregable al vencimiento del contrato de derivado.

_ Riesgo de redondeo: por lo general los cálculos no son número enteros y se


hacen aproximaciones.

_ El riesgo de la base: es el riesgo de mercado relativo a las diferencias entre los


precios al contado y los precios a futuro sobre los mismos activos. O sea, el
riesgo que se corre al construir una operación de protección, que implica costos,
si se hace una predicción errónea sobre el comportamiento del mercado.

_ El riesgo crediticio o de insolvencia: existe la posibilidad de que se origine un


incumplimiento de una de las partes.

_ Los riesgos operativos: originados por fallas en los mecanismos de control,


errores humanos, adopción de decisiones erróneas. Se producen sobre todo por
ser instrumentos muy complejos.

_ Los riesgos legales: son causados debido a que al firmar el contrato, una de
las partes no está facultada para hacer los correspondiente compromisos.

_ La especulación en el mercado financiero.

Beneficios y Riesgos de los Productos Derivados.

Como se mencionó anteriormente, la función principal de los derivados


financieros es servir de cobertura ante los cambios de las principales variables
económicas. Sin embargo, el manejo de estos instrumentos sin conocer
plenamente sus características y funcionamiento, puede ocasionar muchos
problemas. Por tal motivo, es necesario saber las distintas formas en que estas
herramientas pueden beneficiar a los inversionistas, así como estar al tanto de
los peligros que conlleva usarlos inadecuadamente, o no llevar un control de los
mismos.
Beneficios.

 El sector empresarial puede ser más productivo y competir en condiciones


de igualdad con las empresas extranjeras, gracias a las oportunidades de
cobertura de riesgos que brindan los derivados.
 Si se realiza una planeación y administración adecuada de los riesgos que
puedan afectar al negocio, el uso de productos derivados puede resultar
en una acertada fuente de riqueza
 Contribuyen a la liquidez y estabilidad de los mercados financieros porque
fomentan el flujo de grandes cantidades de dinero.
 Permiten diversificar el riesgo de las inversiones para no incurrir en
pérdidas totales.
 Evitan la fuga de capitales hacia el extranjero, ya que al contar con
opciones financieras para no verse afectados por las crisis económicas
del país, los inversionistas desisten de la idea de invertir su dinero en otros
países.
 El sector financiero se vuelve más flexible al ofrecer mayor diversidad de
estrategias para empresas e individuos.
 Resulta mucho más económico adquirir un instrumento financiero
derivado, que adquirir el bien o valor de referencia (índice, tasa,
acción,etc.) ya que para esto se necesita una menor inversión.

Riesgos.

El uso de los productos derivados está ligado a una serie de riesgos, y cada
producto tiene una combinación y nivel de tipos de riesgo que deben evitarse
Sin embargo, en general, los riesgos se pueden clasificar en cuatro tipos: de
mercado, de crédito, de liquidez, y de flujo de efectivo
 Riesgo de mercado: Se presenta cuando las variaciones en el tipo de
cambio, en las tasas de interés, o en el precio de las acciones modifican
el valor de los instrumentos financieros.
 Riesgo de crédito: Es la posibilidad de que una de las partes involucradas
en una transacción con un instrumento financiero no cumpla con su
obligación. Esto causaría una pérdida para la otra parte.
 Riesgo de liquidez: Se presenta cuando una de las partes no cuenta con
los recursos para cumplir con el compromiso adquirido. El riesgo de
liquidez depende también del tiempo requerido para vender un activo a su
valor razonable.
 Riesgo en el flujo de efectivo: Es cuando los flujos de efectivo asociados
con el instrumento financiero sufren cambios que afectan a dicho
instrumento.

Ejemplos de Instrumentos Financieros

USOS
Los swaps sobre divisas se emplean principalmente con dos objetivos:

 Para obtener una deuda más barata mediante un préstamo al interés más bajo
posible, sin importar la divisa de denominación, y entonces realizar el swap con
la divisa deseado por el valor del préstamo. En este caso lo más usado es un
swap back-to-back.

Como cobertura y reducción de exposición al riesgo cambiario.

Los swaps de divisas fueron originalmente concebidos en la década de 1970


para evitar los controles que el Reino Unido imponía sobre los cambios de
divisas. Por aquel entonces las compañías del Reino Unido tenían que pagar un
impuesto para pedir préstamos denominados en dólares estadounidenses. Para
evitar esto las compañías de UK comenzaron a establecer acuerdos de préstamo
tipo back-to-back en los que intercambiaban tanto el principal como el interés
con compañías estadounidenses que necesitan libras esterlinas. Este tipo de
restricciones son en estos días muy raras pero el beneficio del swap de divisas
sigue existiendo y por lo tanto siguen utilizándose.

Los swaps de divisas de tipos de interés fueron introducidos por World Bank
Group en 1981 para obtener francos suizos y marcos alemanes intercambiando
los flujos de intereses con la compañía IBM.

Durante la crisis financiera global de 2008, las transacciones de swaps de divisas


fueron utilizadas por la Reserva Federal de Estados Unidos para obtener liquidez
(transacción llamada swap de liquidez de banco central). La Reserva Federal y
el Banco Central de países en vías de desarrollo o de economías emergentes
acordaron intercambiar cantidades similares de divisa nacional al tipo de cambio
actual y devolverlo al mismo tipo de cambio en una fecha futura determinada. El
objetivo era proveer de liquidez en dólares estadounidenses a mercados fuera
de los Estados Unidos. La diferencia entre el swap de liquidez de un Banco
Central y los swaps de divisas es que, aun teniendo la misma estructura, el swap
de divisas es una transacción comercial dirigida por el beneficio de la ventaja
comparativa, mientras que el swap de liquidez de un Banco Central es realizado
para dar liquidez en divisa doméstica a los mercados, lo que favorecería las
inversiones en el país, aun no siendo beneficioso para el Banco Central.

No existen instrumentos derivados para todos los bienes del mercado de físicos
de materias primas. Para que pueda existir un instrumento derivado en el
mercado de derivados deben darse ciertas condiciones:

Volatilidad: La variación de los precios de las materias primas es lo que


representa el riesgo, y crea la necesidad de cubrir ese riesgo, para aquellas que
presentan mayor probabilidad de variación en sus precios.

Homogeneidad: La calidad y características del producto a entregar son


especificadas en el contrato de manera estandarizada.

Oferta y Demanda: Es necesario tener suficientes oferentes y demandantes de


la materia prima en el mercado de físicos, para que la operación en el mercado
de coberturas sea viable y costeable.

Conocimiento: Los participantes en el mercado de físicos, deben tener


conocimiento de los riesgos que implica su actividad operativa y la forma en que
los instrumentos derivados pueden cubrir dichos riesgos y en qué casos
conviene utilizarlos.

Ejemplos

En mayo de 2011, Charles Munger, de Berkshire Hathaway, acusó a bancos


internacionales de facilitar un abuso de swap de divisas por parte de gobiernos.
Concretamente acusó de que Goldman Sachs ayudó a Grecia a incrementar el
balance de sus cuentas por 1 billón de dólares en 2002 a través de un swap de
divisas permitiendo al gobierno griego ocultar el volumen de su deuda real que
finalmente saldría a la luz en 2011.

Estrategias de cobertura para materias primas

Se considera que existen dos posiciones de riesgo, en las que incurren los
administradores del riesgo dependiendo de su actividad comercial (compran o
venden la materia prima), ya que dependiendo de ello será la estrategia que
deberán llevar a cabo como lo vemos en el siguiente cuadro:

Fuente:

En el primer caso, se observa que el forward se puede contratar en un tiempo 1 en el que los
precios están bajos, y se toma la decisión de vender a futuro mediante un forward, ante una
expectativa alcista, se pacta vender en un tiempo 2, a 5 usd más arriba que el precio del tiempo
1. Si se fija el forward se estaría perdiendo la oportunidad de vender a un precio de mercado más
alto que el que se pactó en el forward. En el segundo caso, se puede apreciar que en el tiempo
1 se decide comprar a futuro mediante un forward, ante una expectativa bajista, se pacta comprar
en un tiempo 2, a 5 usd más abajo que el precio del tiempo 1. Si se fija el forward se estaría
perdiendo la oportunidad de comprar a un precio de mercado más bajo que el precio que se
pactó en el forward.

Estrategias Con Futuros:

Un elemento crucial para la toma de decisiones sobre la estrategia a seguir para


lograr una cobertura conveniente con contratos de futuros, es la base. La base
es la diferencia entre el precio de contado en el mercado de físicos, y el precio
en el mercado de futuros del mismo bien como subyacente. Es importante tomar
en consideración que en la medida en que la base sea más positiva (fortalecida)
o más negativa (debilitada), es la magnitud del beneficio potencial de la
cobertura. Dependiendo de la posición en que esté el administrador del riesgo,
es la forma en que dicha base positiva o negativa se va a desempeñar en los
resultados de la cobertura.

Entonces entre más positiva sea la base, más le conviene al administrador del
riesgo corto (corto en futuros, largo en materia prima). Y mientras más negativa
sea la base, más le conviene al administrador del riesgo largo (largo en futuros,
corto en materia prima).

Contra precio a la baja: El comprador de materias primas inicialmente compra


contratos de futuros para cubrir su posición corta de materias primas, y cerca de
la fecha en que requiere hacer la compra, vende de nuevo los contratos de
futuros que inicialmente compró, entonces ejerce una “cobertura larga”.

Contra precio al alza: El vendedor de materias primas inicialmente vende


contratos de futuros para cubrir su posición larga de materias primas, y cerca de
la fecha en que requiere hacer la venta, compra de nuevo los contratos de futuros
que inicialmente vendió, entonces ejerce una “cobertura corta”. Esta decisión
debe reforzarse con una base debilitada, ya que cualquier apreciación de la base
significa ganancia.
Fuente: Elaboración Propia con datos del NYMEX, para ilustrar el comportamiento de la cobertura con futuros

Como se puede apreciar en la gráfica anterior, las ganancias en el mercado de futuros se realizan cuando
los precios del subyacente aumentan (si se está largo en futuros) o disminuyen (si se está corto en futuros),
y viceversa, las pérdidas se realizan cuando los precios del subyacente disminuyen (si se está largo en
futuros) o aumentan (si está corto en futuros). Esto es conveniente solo para quien busca netear
posiciones compensando los movimientos de ambos mercados, el de físicos y el de derivados. Sin
embargo, para el usuario que no gusta de asumir pérdidas fuera de su actividad económica, no es
recomendable. Al tomar una posición contraria en el mercado de derivados a la posición en subyacente,
se pueden compensar las pérdidas de un mercado en el otro.

Coberturistas

En oposición a los especuladores, están los coberturistas. Este tipo de


participantes, usan este tipo de mercados para posicionarse en instrumentos
derivados que minimicen e incluso eliminen riesgos en diferentes variables que
puedan afectarles, como el tipo de cambio entre su moneda base y una divisa, o
el tipo de interés de su financiación.

Para ilustrar el uso que hacen los coberturistas de estos instrumentos


financieros, vamos a ejemplarizarlo con una empresa.

En primer lugar imaginemos una empresa importadora de materias primas,


tendrá que pagar a su proveedor dentro de tres meses la cantidad de 250.000
dólares. Si el futuro a tres meses sobre dólares cotiza a 1,3550 dólares por euro,
la empresa podría fijar a ese precio el cambio comprando los futuros, siendo el
montante de la factura a pagar de 250.000 * 1,3550 = 184.501,845 euros.

¿Qué ocurrirá si a los tres meses el tipo de cambio aumenta a 1,405? ¿Y si


disminuye a 1,305?
Si aumentara a 1,405, la empresa habrá pagado (1,355 – 1,405) * 250.000 =
12.500 euros menos, y si hubiera disminuido a 1,305, habría pagado (1,355 –
1,305) = 12.500 euros más que si no se hubiera cubierto.

El ejemplo muestra un aspecto clave de tomar posiciones de cobertura, y es que


el propósito de las coberturas es el de reducir un riesgo identificado y no el de
aumentar el beneficio.

Arbitrajistas

El tercer grupo de participantes en los mercados financieros son los arbitrajistas.


Su misión es la de identificar oportunidades de beneficio sin riesgo, tomando
posiciones en dos mercados distintos, cuando las condiciones son propicias.

Imaginemos que la misma acción cotiza a 200 dólares en la bolsa de Nueva


York, y a 100 libras esterlinas en la bolsa de Londres. El tipo de cambio
Libra/Dólar es 2,020. Bajo estas condiciones, un arbitrajista podría comprar las
acciones en Nueva York, y venderlas en la bolsa de Londres, obteniendo un
beneficio de 100 * ((2,02 * 100) – 200) = 200 dólares.

En principio puede parecer un beneficio mínimo, pero recordemos que el riesgo


de la operación es nulo, y si además se dispone de un mayor capital, las
ganancias pueden aumentar proporcionalmente.

Por otra parte, hay que destacar que este tipo de oportunidades no duran mucho,
y los precios se irán igualando a medida que se compren activos en teoría
devaluados con respecto a otro mercado, y se vendan los activos con
sobreprecio con respecto al otro mercado.

Combinando bonos y acciones para aprovechar la rentabilidad del mercado de


capitales:

El objetivo de toda persona que invierte en los mercados financieros es alcanzar


los mejores rendimientos por la inversión de su dinero, esta es la razón por la
cual los intermediarios, los emisores y las bolsas de valores o derivados, diseñan
día con día nuevos productos encaminados a maximizar las utilidades de estos
inversionistas, dotándoles de la información necesaria para comprender los
riesgos y rendimientos asociados a cada instrumento o cartera.
El proceso de involucrar acciones de corporativos cotizadas en bolsa, más
complejas de valuar, a los portafolios de inversión de aquellas personas que
tradicionalmente invierten en bonos de deuda con rendimientos predeterminados
y asociados a riesgos mucho menores, es muy lento y conlleva un periodo de
aprendizaje por parte de los inversionistas sobre las características de los
instrumentos en los mercados de capitales.

Proceso que al involucrar los productos derivados como las futuros y las
opciones, se vuelve más complicado por requerir inversionistas más capacitados
para poder realizar su valuación y medir su exposición al riesgo por estos
contratos.

Estas son algunas razones por las que operadores e intermediarios han creado
estrategias de inversión como la estrategia “90/10”, que implica colocar el 10%
de sus fondos de inversión en opciones de compra largas (Long Call) y el 90%
restante en un instrumento de mesa de dinero o deuda (en nuestros ejemplos
usamos CETES) que se mantienen hasta el vencimiento de la opción, este tipo
de carteras permite a los inversionistas sentirse mucho más cómodos y estar
dispuestos a utilizar ese pequeño porcentaje en derivados, como son las
opciones, disminuyendo su preocupación por no conocer su funcionamiento o
valuación.

Muy importante es, identificar que los operadores internacionales realizan esta
estrategia cuando esperan rendimientos interesantes del mercado de capitales
en el mediano plazo, buscando involucrar a los inversionistas que
tradicionalmente no compran acciones o derivados.

Esta estrategia proporciona tanto apalancamiento (de las opciones) como riesgo
limitado (de los CETES), permitiéndole al inversionista, recibir beneficios de un
movimiento favorable en el precio de las acciones del mercado de capitales,
mientras se limita el riesgo de caída de la prima, de la opción de compra, menos
cualquier interés recibido por los certificados de tesorería.

Ejemplo:
Asuma que CEMEX serie CPO cotiza en $60 pesos por acción en la Bolsa
Mexicana de Valores. Para comprar 100 acciones de CEMEX CPO, se requiere
una inversión de $6,000 Pesos en acciones, que en su totalidad quedarían
expuestas a todos los riesgos asociados a los mercados de capitales. Para
aplicar la estrategia 90/10, usted compraría una opción de compra “At the money”
de CEMEX CPO, en el Chicago Board Options Exchange (CBOE), con precio de
ejercicio de $60 pesos y un plazo de seis meses. Asumiendo una prima de $6
pesos por acción amparada por el contrato de opciones, por lo que el costo total
de la opción sería de $600 pesos.

Esta compra le deja con $5,400 pesos disponibles para invertir en CETES
durante seis meses. Asumiendo una tasa de rendimiento del 10% y que los
certificados de tesorería se conservan hasta su vencimiento, los $5,400 pesos
devengarían intereses por $270 pesos durante el periodo de seis meses.

El interés devengado reduciría el costo de la opción efectivamente a $330 pesos


(prima de $600 pesos menos intereses de $270 pesos).

Si el precio de CEMEX CPO aumenta en la Bolsa Mexicana de Valores más de


$3.30 pesos por acción, su opción Long Call liquidaría la apreciación en pesos
en la fecha de expiración de una posición larga en 100 acciones de CEMEX
CPO, pero con menos capital invertido en la opción, que el que se hubiese
invertido en las 100 acciones de un título en el mercado de capitales.

Si en su lugar, el precio del título aumenta menos de $3.30 pesos o cae su precio,
su pérdida se limitaría al precio que pagó por la opción ($600 pesos) y esta
pérdida al menos se compensará parcialmente por los intereses pagados por
Banco de México por los CETES, más la prima que reciba al cerrar su posición
vendiendo la opción en el mercado secundario del CBOE, si así lo decide.

 Escenario 1:

Si el precio de la acción de CEMEX CPO, en la Bolsa Mexicana de Valores,


aumenta a $65 pesos por acción (8.33%) en seis meses y el monto de la prima
de nuestra opción “In the money”, o sea, el precio al que se puede vender en el
mercado secundario del CBOE aumenta a $8 pesos, el resultado de la posición
es:

Venta de la Opción de CEMEX CPO en el secundario del CBOE……… $800.00

Interés recibido por la Tenencia de CETES por Banco de México………. $270.00

Menos el costo inicial de la opción de CEMEX CPO………. -$600.00

UTILIDAD………. $470.00

Como vemos, el utilizar el 10% de nuestros fondos de inversión disponibles en


opciones de CEMEX CPO y al cumplirse nuestras expectativas de crecimiento
de las acciones del mercado de capitales en el mediano plazo (8.33%), ha dado
como resultado una utilidad de $200.00 pesos adicionales al inversionista, que
ha pasado del 10% de rendimiento anualizado por su capital invertido en CETES
por el 90% de sus fondos invertidos, al 15.67% anuales al utilizar esta estrategia
con sólo 10% en opciones Call.

 Escenario 2:

Si el precio de la acción de CEMEX CPO, en la Bolsa Mexicana de Valores,


disminuye a $55 pesos por acción (- 8.33%) en seis meses y el monto de la prima
de nuestra opción “Out the money”, o sea, el precio al que se puede vender en
el mercado secundario del CBOE, disminuye a $4 pesos, el resultado de la
posición es:

Venta de la Opción de CEMEX CPO en el secundario del CBOE………. $400.00

Interés recibido por la Tenencia de CETES por Banco de México………. $270.00

Menos el costo inicial de la opción de CEMEX CPO………-$600.00

UTILIDAD………. $70.00

Como vemos, al No cumplirse nuestras expectativas sobre los precios del


mercado de capitales, las perdidas ocasionadas por la disminución en el precio
de las primas de las opciones de $6 a $4 pesos, es compensada por los
rendimientos generados por los CETES, dando como resultado una pequeña
utilidad para el inversionista de $70.00 pesos o 2.33% anualizados.
Esta es una de las múltiples estrategias con derivados, y en especial, con
opciones que se pueden realizar; yo los invito a conocer esta clase de
instrumentos derivados y sobre todo a utilizarlos como un mecanismo eficiente
de administración de riesgos o de maximización de utilidades.

Conclusiones

La sofisticación de los mercados internacionales ha fomentado un rápido


crecimiento en las diferentes clases de productos derivados. Los inversores con
experiencia en este tipo de instrumento financiero podrían beneficiarse de
cambios en tipos de interés, tasas de cambio, mercado de acciones y
fluctuaciones en los precios de las materias primas.

Es importante incluir productos derivados en el portafolio de un inversionista de


manera de optimizar la diversificación en cuanto a las diferentes clases de
activos y a la vez, ofrecer una cobertura de riesgo contra fenómenos naturales,
tales como la inflación y/o deflación.
También los productos derivados se pueden utilizar para generar beneficios de
forma no convencional o adicional a los ingresos que puedan proveer otros
instrumentos de inversión. Dos de los beneficios más notorios vinculados al uso
de instrumentos derivados, son para la estimación de precios y la gestión de
riesgo.
Los mercados de futuros dependen de un continuo influjo de información
recopilada en los mercados a nivel internacional y requieren de un alto nivel de
transparencia. Una amplia gama de factores (cambios climáticos, situaciones
políticas, incumplimiento de pago, polución) afectan de forma directa a la oferta
y a la demanda de diferentes productos financieros (concretamente materias
primas) y al precio del activo subyacente del cual se origina el contrato de
derivado.
El uso de este tipo de información y la manera que las personas la asimilan
genera cambios constantes en los precios de los commodities. Con respecto a
algunos mercados de futuros, los activos subyacentes podrían estar
geográficamente dispersos con precios predefinidos y cotizándose en diferentes
bolsas. El precio del contrato con menor tiempo hasta la fecha de vencimiento
generalmente funciona como un barómetro para valorar al activo subyacente.
Los contratos de opciones (derivados) también ayudan a la estimación de
precios, sobre todo desde la percepción de volatilidad por parte de los
participantes del mercado. Esto último, se debe a que hay diferentes formas de
cubrirse frente a pérdidas o imprevistos y al mismo tiempo permite que los
inversionistas generen una ganancia de capital.
La gestión del riesgo puede ser el aspecto más importante dentro del mercado
de derivados y básicamente es el proceso por el cual se identifica el nivel de
riesgo deseado frente al riesgo actual de un activo.
Podríamos decir que la gestión del riesgo se puede categorizar de dos maneras
en concreto, que son la especulación y la cobertura de riesgo. La cobertura de
riesgo es la reducción del riesgo a través de mantener una posición contraria a
la del mercado (ej. Se espera una subida del precio del oro en el mercado pues
el inversor compra un contrato forward con un precio predefinido hoy), mientras
que la especulación es tomar una posición que vaya alineada con los
movimientos del mercado.
Los principales productos derivados son los futuros, forwards, swaps o permutas
financieras y las opciones. Los futuros y los contratos de forward son
básicamente lo mismo, en cuanto a que una de la las partes debe ejecutar su
posición, aunque los segundos se transan en el mercado extrabursátil.
Las permutas financieras es básicamente un intercambio de flujos de pagos, es
decir, un inversor puede cambiar su préstamo de interés variable por otro de tasa
fija. Y finalmente las opciones, como bien indica su nombre, pues le da la opción
al comprador de ejecutar o no su posición (ej. si a fecha de vencimiento el precio
del activo es superior al previamente pactado pues evidentemente el inversor
ejecutará su opción de compra).
Es importante fomentar un mercado de derivados en República Dominicana, ya
que tanto el sector público como privado podría evitar pérdidas y generar
ingresos adicionales.
Silvia Jiménez Umaña

Los mercados financieros se caracterizan por la volatilidad e incertidumbre de


los precios de los activos, lo que hace necesario considerar diferentes
alternativas para minimizar y controlar el riesgo por parte de las personas que
gestionan las finanzas en las empresas, los administradores de portafolios de
inversión y las instituciones financieras en general. La utilización de derivados
financieros funciona como una herramienta de gestión del riesgo financiero, dado
que ofrecen versatilidad para diferentes fines como: La cobertura, intentando
mitigar o neutralizar el efecto adverso del movimiento de los precios de los
activos; la especulación, que utiliza el apalancamiento para aprovechar las
variaciones de precios en el mercado; y, por último, el arbitraje, que busca
ganancias con diferencia de precios entre diferentes mercados. De acuerdo al
análisis anterior son los únicos instrumentos financieros que transmiten el riesgo
de quien lo tiene y no quiere, a quien lo quiere y no lo tiene.

Considero que es importante que el sistema financiero costarricense cuente con


un mercado de derivados consolidado, que sea un vehículo para que las
empresas administren sus riesgos y un atractivo para la inversión de portafolio
extranjera. Con un mercado desarrollado se establecen precios más eficientes,
hay más dinamismo, se asimila mejor la información externa y hay más liquidez,
todos estos beneficios se traducen en menores costos de financiamiento,
mitigación de riesgos y más opciones de inversión. Se debe avanzar en temas
de profundidad y liquidez del mercado de derivados, y esto se logra haciéndolo
atractivo para una variedad más amplia de empresas e inversionistas,
reduciendo los costos tarifarios, flexibilizando los requisitos para entrar al
mercado, creando nuevos productos que se ajusten a las necesidades del sector
real y promoviendo la educación financiera en todos los niveles sociales

Contar con mercados financieros sólidos es importante porque estos mercados


desempeñan una función esencial en la movilización del ahorro y su asignación
a inversiones productivas.

Kattia Badilla Alvarado


Los derivados financieros como mencionamos, pretender garantizar ingresos y
evitar o reducir pérdidas (en este caso como una medida de contingencia); su
fundamento también está en ser una herramienta para obtener recursos
adicionales para compensar pérdidas o para financiar las propios proyectos que
se tengan planeados; así como manejar las deuda de forma diferente
acrecentando el beneficio de la cartera.

A mi criterio uno de los puntos importantes de toda empresa que desee ser parte
de este mercado, es el desarrollo de políticas de cobertura, así se dejará de ser
una empresa “especuladora” arriesgando día a día en los precios y pasará a
tomar conciencia y a aprovechar las oportunidades de negocio que ofrecen los
derivados financieros. Diariamente muchas empresas son parte de este mercado
buscando optimizar su producción y buscan la manera de destinar sus recursos
en nuevos y mejores proyectos que ofrecen mejoras en el funcionamiento de los
mismos y por tanto un mejor posicionamiento en el mercado de su naturaleza.
Son útiles para la administración de riesgos, pueden reducir en parte los costos
de estos, mejorando los rendimientos y permitiendo a los inversionistas manejar
los riesgos con mayor certidumbre y precisión aunque también pueden ser
utilizados con fines especulativos convirtiéndose en instrumentos muy riesgosos.

Considero que los derivados financieros tienen más ventajas que desventajas y
que no son opción solo para empresas inmensas también pequeños empresarios
pueden formar parte de estos. Todas las empresas quieren tener ganancias y
esos medios son un pilar para el cubrimiento y/o el descubrimiento de riesgos en
el negocio, ayudando a la toma de decisiones, al aporte de nuevas ideas e
incluso a una mayor expansión en el mercado.

Floribeth Jiménez Carranza

Además de los mencionados anteriormente, existen otro tipo de riesgos que se


asocian con el uso de estos instrumentos derivados. Uno de ellos es que al
momento de darles un valor, muchas veces este no compensa el riesgo que
representa su adquisición.
Asimismo, es difícil predecir con exactitud las tendencias del mercado, debido a
que el comportamiento de los factores económicos es muy cambiante en la
actualidad.
Federico Borrás, autor del libro Contabilización de los Derivados Financieros,
piensa que es importante saber si estos instrumentos han provocado una mayor
o menor volatilidad en los mercados financieros. Se han realizado estudios sobre
el impacto de la negociación de futuros y opciones en los mercados de dinero.
Dichos estudios reflejaron la misma, o incluso menor fluctuación de precios al
introducir estos productos. Sin embargo,
también se presentaron situaciones diarias específicas en las que las
transacciones de cobertura aumentaron la volatilidad de precios de los activos
cubiertos. Por lo tanto, Borrás Pamies concluye que estos instrumentos causan
volatilidad en ciertas circunstancias a corto plazo, pero a largo plazo generan
estabilidad en mercados grandes y con muchos participantes.

El uso desmedido de estos instrumentos, además de ocasionar un descontrol de


las transacciones realizadas, puede provocar que los negocios incurran en
pérdidas extraordinarias.

Un ejemplo:
La bancarrota sufrida por la empresa Enron en el año 2001.

Esta empresa era la séptima compañía más importante en los Estados Unidos
de América y la proveedora de energía eléctrica más grande a nivel mundial.
Enron, además de utilizar a los productos derivados de una manera excesiva, no
llevaba un registro completo en sus estados financieros publicados de todas las
transacciones realizadas. Esto representó uno de los fraudes más notables en
América del Norte y ocasionó la desaparición de esta compañía.
Esta, como muchas otras empresas, sufrieron las consecuencias de no saber
manejar correctamente los productos derivados. Esta situación refleja la
importancia de entender plenamente el funcionamiento de estos instrumentos,
así como las normas y reglamentos a seguir por las instituciones y público
inversionista que negocia con derivados.

Luciana Jiménez

Bibliografía

Abril Abadin, Eduardo; Díaz Ruiz, Emilio y Larraga, Pablo. (1997). Productos

financieros derivados y mercados organizados memorias del Seminario productos

financieros derivados y mercados organizados (1996 jul. 15-19: Barcelona). Barcelona:

Universidad Internacional Menendez y Pelayo.

Commission, E. (2011). Directive on Markets in Financial Instruments. Brussels:

European Commission.

Johnson, G. (2010). Fundamentos de estrategia. Madrid: Prentice-Hall.

Lara, Alfonso. Medición y Control de Riesgos Financieros. Ed. Limusa. México. 2007.

López Pascual, Joaquín (2004) Los mercados de valores organización y funcionamiento.

Ediciones Pirámide. Madrid, España..

Morales Hernández, Alfredo (2003). Los mercados organizados de productos financieros

derivados y los mercados over the counter. 2000. REVISTA DINERO. Edición 297.
Llegó el futuro. 14-03-2008. ROGERS, Keith Introduction to derivatives. Ediciones

Gestión. Barcelona, España..

Roberto Soto Esquivel, M. M.-U. (2010).


http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-
70362010000300011.
Schroeder, M. and Sapsford J.; “Derivatives Cop Wanted, but Terms Vary”; The Wall

Street Journal, February 4, 2002; p. C1 and C2

Sierra, J. H. (2007). Evidencia Sobre El Uso De Derivados Financieros. Pontificia

Universidad Javeriana. Working paper..

Tamames, R. (1999). Estructura económica internacional. Madrid: Alianza.

Villanueva, P. A. (2012). https://www.colef.mx/posgrado/wp


content/uploads/2014/03/TESIS-Fierros-Villanueva-Perla-Aceleth.pdf.