Está en la página 1de 26

“Y tu ten visiones de todo el pueblo, hombres aguerridos, temerosos de

Elohím, hombres de verdad, que aborrezcan el lucro; y pon tú sobre ellos


jefes de millares, jefes de ciento, jefes de cincuenta y jefes de diez”
Shm (Ex) 18:21
Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim
Medellín 4986968, 300 5416694
kehilanetzer@hotmail.com kehilanetzer@gmail.com www.yehudinetzer.com
www.qehilayahudinetzer.wixsite.com/site www.youtube.com/user/Yoshuaben
Ashtei Asar 18 del 6017 / 03 de Febrero de 2018

PARASHAT # 17
Yitró /rteyI – Excelentísimo
Lectura de la Toráh
Shemót (Ex) 18:1-20:26
▪ Kohén (pastor) 18:1-12
▪ Leví 18:13-23
▪ Sh’lishi (tercero) 18:24-19:6
▪ Reví (cuarto) 19:7-15
▪ Jamishí (quinto) 19:16-25
▪ Shishí (sexto) 20:1-7
▪ Shevií (séptimo) 20:8-17
▪ Maftir (ultimo en leer) 20:18-26
Lectura de la Haftarah (de los Neviím)
Yeshayáhu (Is) 6:1-7:6
Lectura de la Brit Ha Jadasháh
Ibrít (Heb) 5:1-10; Mt 5:21-48

Ib 5:1 Porque todo Kohén Gadól levantado de los hijos de hombre se


compromete a permanecer delante de Elohím a favor de los hijos de los
hombres, para acercar el presente y el sacrificio por sus errores;
2 y el está preparado para dar descanso a su aliento del alboroto de los
descarriados y de los extraviados, pues además el no tiene cosa sana en su
carne; de los pies hasta la cabeza;
3 por eso, tiene sobre el que acercarse por los errores de si mismo como por
los pueblo.
4 Y nadie toma este esplendor para sí mismo, sino al que Elohím escoge,
como Aharón.
5 Así también el Mashíaj no se levanto por sí mismo siendo Kohén Gadól,
sino que según la orden, le dijo: Mi hijo eres tú, yo te procreé hoy.
6 Y como también dice en otro lugar: Tú eres Kohén para siempre, según el
orden de Malkí Tzedéq.
7 El cual, en el tiempo de su residencia en su carne, se acerco con
intercesiones y súplicas con gritos de socorro y sus lágrimas hasta el sublime
poder para librarnos de la muerte, y él intercede a causa de su temor.
8 Y además el siendo hijo, aprendió por sus cargas a obedecer a la voz que
mandó;
9 y cuando se le halló perfecto, fue para todos los que obedecemos fuente de
liberación para siempre;
10 y la boca de Elohím le designó Kohén Gadól según el orden de Malkí
Tzedéq.
Mt 5:21 Oísteis que se dijo a los antiguos: No asesinaras; y el hombre que
asesine será puesto a juicio por los jueces.
22 Y yo os digo el que se propase contra su hermano, será puesto a juicio por
los jueces; y el que llame a su hermano: Desocupado, será puesto en poder
del sanhedrín y si le llama: Insensato, será lanzado al fuego del Gehinóm.
23 Por tanto ¡Si acerca un presente sobre el mizbéaj, y allí tú corazón te
indica que tú hermano discutió algo contigo!
24 Deposita allí tú presente delante del mizbéaj, y ve, e inquieta a tú hermano
humillándose, y entonces entra y acerca tu presente.
25 Pronto paga al hombre de tú discusión, cuando tú estés con él todavía en
el camino, para que el hombre de tu discusión no te entregue en poder del que
hace justicia, y el juzgue poniéndote en poder del comisario, él te ponga en
prisión.
26 Y yo te digo de verdad que no le sacará de allí, hasta que pague la última
moneda.
27 Oísteis que fue dicho no adulterarás.
28 Y yo os digo todo el que pone su ojo en una esposa para enamorarse de
ella, con rúaj de fornicación, comete adulterio con ella en su corazón.
29 Y si tu ojo derecho te hace tropezar, arráncalo, y arrójalo de ti; mejor es
para ti perder un miembro, que ser arrojado todo tú cuerpo a Gehinóm.
30 Y si tú mano derecha te hace tropezar, córtala, y arrójala de ti; mejor es
para ti perder un miembro, que ser arrojado todo tú cuerpo al Gehinóm.
31 Y dijo: Si un hombre repudia a su esposa, entrégale en su mano el rollo de
repudio.
32 Y yo os digo si un hombre repudia a su esposa, si no es por una palabra de
fornicación, hace a ella una Adúltera; y el que toma por esposa repudiada, él
comete adulterio.
33 Y aún oísteis que se dijo a los antiguos: No juraras en falso, y tus votos
cumplirás a Yahweh.
34 Y yo os digo: No juréis con ningún juramento; no juréis por shamáyim,
porque aquel es el trono de Elohím;
35 ni por la tierra porque ella es el estrado de sus pies; ni por Yerushaláyim,
porque ella es la ciudad del gran rey.
36 Y no jurarás por tu cabeza, porque no puede cambiar un cabello blanco o
negro.
37 Solo esto sea vuestro hablar: Sí, sí, no, no; y lo demás de esto, es fuente de
maldad.
38 Oísteis que se dijo: Ojo por ojo, y diente por diente.
39 Y yo os digo: No se mantenga delante del que viene para hacerte mal; si te
hiere en la mejilla derecha, dadle también la izquierda;
40 Y todo el que quiera discutir contigo tomando la túnica de encima de ti,
entrégale también tú manto.
41 Y el que te exija caminar con él una distancia de tierra, camina con él dos.
42 Dad, al que te pida; y el que quiera pedir prestado de tú mano, no
escondas tú rostro.
43 Oísteis que se dijo: Y amarás a tu prójimo, y serás enemigo de tu enemigo.
44 Y yo os digo: Amarás a vuestros enemigos, e intercederás por vuestros
perseguidores.
45 Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en shamáyim, que alumbra
su sol a malos y a buenos, y hace llover a justos y a perversos.
46 Porque si amáis a los que os aman, ¿Qué será vuestra recompensa?
¿Acaso no proceden de ese modo también los cobradores de impuestos?
47 Y si atendéis con shalóm solo a vuestros hermanos, ¿Qué os aprovechara?
Así proceden también los cobradores de impuestos.
48 Por tanto, sean perfectos, como vuestro Padre en shamáyim es perfecto.

Yitró /rteyI es el apodo del suegro de Moshéh que traduce:


a. Resto, supervivencia, sobrante.
b. Cantidad, abundancia.
c. Preeminencia, su excelencia, excelentísimo.
Pero su nombre era Shemót (Ex) 2:18; 3:1 el nombre es Reuél laeW[rÒ que
traduce Reú ['rÒ amigo, compañero y lae Elohím que traduce “Amigo de
Elohím”

Suegro de Moshéh, Reuél, llamado Yitró en Shm (Ex) 3:1; 4:18. Llevó a
Tziporáh y a sus hijos a encontrar a Moshéh en el monte Joréb, y realizó un
sacrificio a Yahweh en acción de gratitud por la liberación de Yisraél. Allí
también aconsejo a Moshéh para delegar la administración de justicia Shm
(Ex) 18. Moshéh persuadió al hijo de Yitró, Jobáb, a que se uniera a los
Yisraelí. En Shf (Jue) 4:11, a “Jeber el qení” cuñado de Moshéh; esta, con Shf
(Jue) 1:16, es la única indicación de la descendencia qení de Yitró.

¿SE PUEDE O NO JUZGAR?

He estado escuchando por años la expresiones ¡no me juzgue, usted no conoce


mi corazón, no se meta en mi vida privada, quien es usted para que me diga
eses cosas!...etc.
En la vida practica y pasando los años al estudiar la toráh y las escrituras,
Yahweh por el rúaj abrió mis ojos para entender que estas expresiones son
solo eso expresiones y realmente la verdad son cortinas de humo queriendo
tapar la careta de pecado, y la maldad que hay detrás de las acciones de los
creyentes.
Demos un breve recorrido por las escrituras las cuales son nuestra verdadera
brújula, guía, para mirar si nuestras vidas están de acuerdo a ellas.

Observemos las escrituras (Tanák)

1. ¿Se puede juzgar?


2. ¿Qué se debe juzgar?
3. ¿Sobre qué base?
4. ¿Quién puede juzgar y cuáles son sus características?
5. ¿Cuándo no se debe juzgar?

La palabra juzgar viene del hebreo ÷yDi Din traduce gobernar, regir, legislar,
juzgar, luchar, hacer justicia, condenar, alegar la causa de alguien, contender
con alguien o por algo.
De Din proviene de hn:ydime Medináh “un lugar de juicio o justicia”, otra
palabra para juzgar que se utiliza en hebreo es tp'v; shafát traduce jugar,
gobierno, emitir un juicio, pronunciar sentencia o decidir asuntos. Esta es la
raíz que significa juzgar, decidir y emitir sentencia.

El juicio tiene un equilibrio entre la sabiduría y las normas, de estar presente


en la mente de un gobernante, le permitirán ser equitativo y mantener la tierra
libre de injusticia. El juicio de Elohím es la facultad que tiene como soberano
absoluto de todo lo creado para que se establezca la justicia.

Es un principio de Elohím para mostrar su poder y autoridad sobre su


pueblo y la tierra

Según estos pesúk Th (Sal) 50:4; 76:9; 96:13; 98:9; Ysh (Is) 3:13; Yl (Jl) 3:12;
Amos 7:4; Jz (Ap) 11:17:18.

Pero cuando Elohím delego el juicio a los Shoftím en éretz de Yisraél, ellos
ejecutaran el juicio en lugar de Elohím de acuerdo a la toráh. b Div (2 Cr)
19:5,6
¿Qué dijo Yashua sobre el juzgar?

Yahujanán (Jn) 7:24 No juzguéis según la vista, sino antes bien con derecho,
justicia juzgareis.

1. Aquí Yashua le está diciendo que no pueden formarse una opinión propia
sin realizar primero una investigación, para que haya justicia de acuerdo a la
norma, y no por simple vista o mirada, o acontecimientos sin primero conocer
como son teniendo evidencia de los hechos o palabras.
El medio seria por oración o teniendo una relación constante con Elohím en el
mejor caso tener discernimiento, (colirio para que veas detrás de las caretas).
No juzguéis según la vista (las apariencias):
Apariencia en hebreo hm,Wdm] raíz hm;d; Damah parecerse asemejarse.
Medumeh viene de tWmd] Demut apariencia, figura, forma;
Yashua no prohibió juzgar, sino como se juzgaba (por la vista, según las
apariencias) esto le paso al kohén Elí a Shm (1 S) 16:7 a Shm (1 S) 1:12-16
“Ana madre de Sh´muel”.

2. Con derecho, justicia juzgareis: El no quito el juzgar sino dijo como hacerlo
según la Toráh.

3. Aquí no prohíbe el juzgar sino la forma de juzgar por las apariencias.


Miremos que dice la toráh acerca del testimonio para poder juzgar: Dv (Dt)
19:15 solo por boca de dos o tres testigos (se decidirá todo asunto) se
mantendrá la acusación, esto es el juzgar una acusación que puede ser cierta o
no. Bem (Nm) 35:30 por dos testigos.
Un solo testigo no es firme para un juicio, ni es firme contra un hombre
acusada (para ser juzgada).
Dv (Dt) 17:6 Por testimonio de dos o de tres testigos morirá el que haya de
morir; no morirá por el testimonio de un solo testigo. Este Pesúk reafirma lo
que Yashua dijo.
b Qr (2 Co) 13:1 por boca de dos o tres testigos se decidirá todo asunto.

El orden para poder juzgar tanto en la toráh como en la Brit Ha-Jadasháh es el


mismo por medio de dos testigos. Testigo en Hebreo es Ed d[, hay 69 casos
de esta palabra y la mayoría está en la toráh y se relaciona con el campo legal
o jurídico. Primero en el campo de asuntos civiles el vocablo puede referirse a
alguien que está presente durante un trámite legal, y que puede atestiguar al
respeto en caso de necesidad.
4. Así que para juzgar se necesitan dos testigos tanto en la toráh y en la Brit
Ha Jadasháh, leamos en Mt 18:16; a Tm 5:19; Ib (He) 10:28; Ysh (Is) 8:2;

Yhj (Jn) 8:13-18 (Pesúk 13) Aquí una acusación de los Prushím (fariseos)
contra Yashua porque el testimonio de él no era válido, según los Prushím su
testimonio no era verdadero porque él lo decía y sin testigos. Aunque Yashua
reconocía que el testimonio de él no era válido por cuanto era uno y era su
testimonio, de este modo daba testimonio de que la toráh es verdadera y que
el mismo la cumplió. Miremos el siguiente perék Yahujanán (Jn) 5:31.
(Pesúk 14) El mismo Yashua dijo:
a- Aunque el acepto el testimonio de uno como nulo.
b- En este pesúk El dice del testimonio suyo como verdadero por el
conocimiento anticipado (prefijado) de donde es su procedencia y hacia
dónde va.
c- Pero los acusadores no saben de dónde viene Yashua ni adónde va, lo
que le quita la autoridad al acusador, que pregunta por el testimonio de
alguien cuando no tiene conocimiento de este.
(Pesúk 15) vosotros juzgáis según la carne: yo no juzgo a nadie.
Yashua les contesto de la manera como ellos procedían al acusarlo, y que con
preguntas y morbosidad querían hacerle caer para criticarlo, esto es juzgar
según lo natural pero él dice: Yo no juzgo a nadie de la manera que los
Prushím lo hacían (fariseos) según la carne.
Pues dice:
(Pesúk 16) y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo. Sino
yo y él que me envió, el padre.
(Pesúk 17) y en vuestra toráh (ley) está escrito que el testimonio de dos
hombres es verdadero.
(Pesúk 18) Yo soy el que doy testimonio de mi mismo, y El padre que me envió
da testimonio de Mí.

Nota: Al igual que el nevií (profeta), que da una palabra que Yahweh le ha
dado de lo profundo del corazón de algún hombre, su testimonio es verdadero
conforme a la toráh por el testimonio del nevií (profeta) y el rúaj de Mashíaj
que está en el nevií.

Aquí podemos preguntar ¿Por qué discutes cuando el nevií, por el Rúaj de
Yahweh te da una palabra sobre tus errores, tus malos actos, tu orgullo, si lo
que está diciendo no es carnal sino de Yahweh por el rúaj; pues El revela los
secretos de los hombres? ¿Por qué dices no me juzgue cuando te da en el
blanco de tu corazón?, no te jactes si no teme, arrepiéntete, detened vuestro
corazón y reacciona, pues es Yahweh hablándote de tu condición, de tus fallas
oye su voz aunque sea uno más pequeño.

¿Quieres una buena palabra del nevií? O crees en lo que dicen que para hoy no
son los nevií. ¡Qué errado estas; si estas pensando de esta manera!
Esto es una buena palabra: apártate del mal y has el bien. No te canses de
hacer el bien a quien es debido que ha su tiempo recibirás el galardón.

¿Quiere una buena palabra de bendición?


Guarde sus mandamientos y tema a Yahweh porque esto es el todo del
hombre.

Quiero decirte amado hermano ya que lees estas líneas que ni siquiera con el
testimonio o el juzgar, Yashua infringió, el lo hizo como está escrito. Yashua
no juzgó según la carne pues no veía las apariencias, lo que estaba enfrente, el
miro lo que estaba en el corazón del hombre “a Shm (1 S) 16:7”.
Dice en Lq (Lc) 5:22 ¿Por qué caviláis en vuestros corazones? hablando de lo
intimo del hombre, en Mt 9:4 ¿Por qué pensáis en vuestros corazones mal?
El iba al blanco, a lo profundo del hombre no a la apariencia. Miremos lo que
dice Yashua en Mt 9:4, conociendo Yashua los pensamientos de ellos, El no
estaba tratando con un problema simple, El estaba enfrentando las apariencias,
desnudando el corazón, lo profundo a lo cual el hombre no puede disculparse
solo argumentar con palabras y hasta difamar, pero esta forma de disculpas
son cortinas de humo en frente de un huracán y no sirven pues hoy el Rúaj ha
Qodésh está trayendo de nuevo el Rúaj de Eliyáhu (Elías) para sacudir reyes,
príncipes.

“Nevií: prepárate compra colirio para que se habrán tus ojos y obtengas
discernimiento”

En Yeshayáhu (Is) 1:26 Restauraré tus Shoftím (jueces) como al principio, y


tus consejeros como eran antes; entonces te llamaran ciudad de justicia,
ciudad fiel.
Restaurar viene del hebreo shuv: volverse, repetir, convertirse, desistir,
cambiar, hacer volver, restaurar, devolver, hacer girar, pagar, quitar, colmar
restituir, apartarse, responder, retirar, devuelta, retornar, regresar, revertir,
sacar. Shuv bWv su sentido más común es volverse o regresar al punto de
origen.
Jueces: viene del hebreo µyfip]wOv SHOFTIM significa: el que dispensa justicia,
castigando al que obra mal y vindicando al justo.

¿En donde empezaron estos?


1- Shm (Ex) 18:13 Aconteció que al yom siguiente se sentó Moshéh a juzgar
al pueblo;
2- y el pueblo estuvo delante de Moshéh desde la mañana hasta la tarde.
¿Cuál es la razón para que venga el pueblo a Moshéh?
Shm (Ex) 18:15…….Porque el pueblo viene a mí a buscar a Elohím.

Shm (Ex) 18:16 cuando tienen asuntos, vienen a mí, y yo juzgo entre el uno y
el otro y declaro las ordenanzas de Elohím y sus toratím.

¿Qué les declara o les decía?


Shm (Ex) 18:1
Encontramos varias cosas aquí que nos indican el orden:

A- ¿A quién debemos ir para arreglar los asuntos?, ¿con nuestros semejantes?


Y los asuntos más íntimos.
El Sh’liaj Shaúl dijo a Qr (Co) 6:5 para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no
hay entre vosotros sabios, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos?
a Qr (Co) 6:1-8; Jz (Ap) 20:4
Esto concuerda con lo que Moshéh hacia con el pueblo de Yisraél y al igual
que hoy debe ser así. Dv (Dt) 17: 8-13.

B- Se debe declarar las ordenanzas de Elohím y sus toratót, (leyes) y no


cualquier pensamiento propio de estos hombres, que están siendo levantados
como Shoftím, pues serán los que juzguen con discernimiento en las
congregaciones y declaren su toráh siendo estos con carácter Qadósh, según
Shm (Ex) 18:20 Enséñales los Juqím y las torót, muéstrales el camino por
donde deben andar y lo que han de hacer.

Shm (Ex) 18:21: además escoge tú entre todo el pueblo: virtud lyj'
- varones de poderoso
- temerosos de Elohím yaer]yI temeroso
- varones de verdad que aborrezcan la avaricia. tm,a, verdad
Estos tendrán un sitio de privilegio, pero más que esta responsabilidad grande,
será para dirigir al pueblo según su palabra por el Rúaj Ha Qodésh.
Shm (Ex) 18:22 ellos juzgaran al pueblo en todo tiempo, y todo asunto grave
lo traerán a ti, y ellos juzgaran todo asunto pequeño.

Nota: si se puede juzgar todo asunto natural, asuntos diferentes de la vida


cotidiana, mas cuando estos sean traídos al Kohén (sacerdote), Pastor o Róeh
etc…El Rúaj vendrá sobre el juez para declarar lo que haya en el corazón de
aquel hombre que estorba con su pecado el crecimiento y desarrollo de la
obra. La escritura nos dice en b Div (2 Cr) 19:5-7, y puso Shoftím en todas las
ciudades de Yahudáh, por todos, los lugares y dijo a los Shoftím:
Mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en lugar de los hombres sino en lugar
de Yahweh, el cual está en vosotros cuando juzgáis, sea pues con vosotros el
temor de Yahweh, y mirad lo que hacéis, porque con Yahweh nuestro Elohím
no hay injusticia, ni acepción de hombres, ni admisión, ni cohecho.

El que juzga no está de por sí solo ni tampoco se puede auto nombrar, sino es
aquel a quien Yahweh atrajere y escogiere Th (Sal) 65:4.
Estos son hombres Qadósh con una relación con Yahweh y conocimiento en
las escrituras en Devarím (Dt) 21:5 hablando los kohén hijos de Leví, de los
que sirven a Yahweh en su presencia, cuando el pueblo tiene problemas, dice
textualmente, y por la palabra de ellos se decidirá toda disputa y toda ofensa.
Encontramos:
1- el kohén u hombre de Elohím debe estar listo para declarar la palabra de
Yahweh sobre cualquier disputa o problema que venga a Él.
2- El pueblo que busca al siervo debe ser humilde para obedecer lo que
Yahweh dice a través del kohén.

Cuando alguien viene al pastor o kohén de Yahweh debe saber:


1- Que el juzgara el caso por la toráh (ley)
2- El está diciendo lo que Yahweh por su Rúaj Ha Qodésh debe decir.
3- No es un neófito, es un hombre del Rúaj que no ve las apariencias sino
más haya por el Rúaj de Yahweh que está en El.
4- Cuando alguien busca al siervo no venga con deseo de que le diga lo
que quiere oír, o que lo consideren, debe estar preparado para un fuerte
análisis o diagnostico del Rúaj sobre la verdad de tu situación o vida
que llevas. Debes entender que cuando tu vas al medico el no te
consiente, por ejemplo: El no te dirá que dientes tan hermosos tienes, o
que cabello tan negro tienes, o que mirada tan profunda tienes,
nooooooo, el no te dirá esto, el te dirá tu problema, tu enfermedad o lo
que debes hacer al respecto, lo mismo será si tu vas a preguntar a un
hombre del Rúaj, he aquí el problema sobre este asunto, Yahweh quiere
restaurar esta parte para que seas radical.

En tus juicios de acuerdo a su palabra y no a un liviano que tolere la manera


errada de andar o porque muchas veces se cree que bueno yo soy el líder o el
que ocupa un puesto, quien más diezma, entonces no le dices nada. Si tú que
juzgas el caso de tu hermano no le das la medicina, tu oveja (hermano) se
morirá, tu eres responsable sino adviertes de su errar, de su mal camino para
que viva, el morirá pero Yahweh te lo cobrara a ti pastor o siervo de Yahweh.
¿Por qué consientes la oveja? ¿No sabes que el hijo consentido avergüenza al
padre? Si sigues en esta tónica vas a lamentarlo, se te cobrara por la sangre
del que se pierde ya que no le advertiste de su problema. En Yj (Yej) 3:16-21
dice en el (pesúk 20) Que cuando tu no amonestas le pones tropiezo delante
de su hermano,…Y pusiera yo tropiezo delante de él, el morirá, porque tu no
le amonestaste; En su falla morirá.

Crees que dejando pasar la situación, para no tener problemas, es una solución
buena ¡nunca!, eres alcahuete del errar y no juzgas en lugar de Elohím sino
según las apariencias, eres un carnal, un siervo que no ve que con el consejo y
tú manera de juzgar está enviando al sheól a las ovejas. Al que aconsejas y al
que oye semejante consejo tuyo sin discernimiento, conociendo la actitud y
manera de vivir del aconsejado; tu credibilidad cae y el nombre de Yahweh es
tomado por poco y en vano, por qué dirá: Si me dio este consejo y el está en
lugar de Elohím, y se deja manipular por las apariencias y la habladuría del
aconsejado, entonces dirá, es mejor otro camino.

¿Por qué se juzga y para qué?

Yr (Jr) 30:13 no hay quien juzgue tu causa para sanarte; no hay


medicamentos eficaces…, según este verso se necesita quien juzgue, quien
hable de parte de Yahweh, con dirección del Rúaj y conocimiento de su
palabra, hombres que procedan con temor de Yahweh, con verdad, y con
corazón integro b Div (2 Cr) 19:9

Shm (Ex) 18:23 Si esto haces, y Elohím te lo manda, tú podrás


sostenerte, y también todo este pueblo irá en paz a su lugar.
La restauración de los Shoftím es una palabra de
inspiración

Ysh (Is) 1:26, 27 Haré que tus jueces (Shoftím) sean como al principio, y tus
consejeros como eran antes; entonces te llamarán “Ciudad de justicia”,
“Ciudad fiel”. 27 Tzión será rescatada con el derecho y los convertidos de ella
con la justicia.

¿Pero que les sucede a los que no oigan?


Shemót (Ex) 18:11;
Dv (Dt) 17:8-13
Ysh (Is) 1:28
Th (Sal) 73:27;

El nombre hebreo que está en lo que conocemos como los diez mandamientos se
produce en Shm (Ex) 34:28; Dv (Dt) 4: 13; Dv (Dt) 10: 4. Literalmente traduce "las
diez palabras." Los Diez Mandamientos son también llamada la Toráh (mal
conocido como la ley), incluso el Shm (Ex) 24:12 mandamiento, las palabras del
pacto Shm (Ex) 34:28, las tablas del pacto Dv (Dt) 9:9, Dv (Dt) 4:13 pacto, las dos
tablas Dv (Dt) 9:10, Dv (Dt) 9:17, y con frecuencia, la mayoría de los testimonios;
por ejemplo, Shm (Ex) 16:34; Shm (Ex) 25:16, o las dos tablas del testimonio; por
ejemplo, Shm (Ex) 31:18. En la Brit ha Jadasháh (N. T) se les llama simplemente
los mandamientos Mt 19:17.
Por lo tanto sabemos que las tablas eran dos, y que las palabras eran diez (los
mandamientos eran diez) en número. Pero las Escrituras no hacen una declaración
directa, que nos permiten determinar con precisión cómo los Diez Mandamientos
son establecidos, pero no sabemos cómo van a ser asignados a las dos tablas. En
cada uno de estos puntos de opiniones diversas se han celebrado Shm (Ex) 20:12.
De las palabras de Yahweh grabada en las tablas de piedra, tenemos dos
declaraciones distintas, una en Shm (Ex) 20:1-17 y uno en Dv (Dt) 5:7-21, al parecer
de la misma autoridad, pero que difieren principalmente entre sí en el cuarto, quinto
y el décimo mandamiento.
La cuenta de la entrega de ellos en Shm (Ex) 19 y en Shm (Ex) 20:18-21 está de
acuerdo con su importancia como base reconocida del pacto entre Yahweh y su
pueblo Shm (Ex) 34:27-28; Dv (Dt) 4:13; 1 Mlk (R) 8:21, etc, y como el testimonio
en contra de las tendencias pecaminosas en el hombre para todas las edades. A pesar
de que aquí se dice que "Elohím habló todas estas palabras", y en Dv (Dt) 5:4, para
que "habló cara a cara," en la Brit Ha Jadasháh la entrega de la toráh se habla de
haber pasado por la mano de los Malák Mf (Hch) 7:53; Gl 3:19; Ib (Hb)
2:2. Podemos reconciliar estos contrastes de la lengua, manteniendo en mente que
Elohím es rúaj, y que esencialmente está presente en los agentes que realizan su
voluntad.

Shm (Ex) 20:2

Los mandamientos se expresan en términos absolutos. Ellos no son sancionados con


penas hacia afuera, como si fueran esclavos, sino que van de una vez a la conciencia,
como para los hombres libres. Los estatutos y el bienestar de la nación tiene la
imposición de sanciones, por lo que se aprobó castigar al hombre que blasfemo el
nombre de Yahweh, que profanaron el shabát, o que haya cometido homicidio o
adulterio. Vy (Lv) 18:24-30.

Shemót 20:1-17 las Diez Palabras


1. Y hablo Elohím todas estas palabras diciendo: 2. Yo soy Yahweh tu Elohím que
te saco de tierra de Mitzrayim de casa de servidumbre.

3. No harás para ti otros Elohím contra (encima de) mi rostro.

Las primeras cuatro palabras escritas con el dedo de Elohím o conocidos como
mandamientos, corrientemente llamados la PRIMERA tabla, hablan de nuestro
deber hacia Elohím. Estos se pusieran primero, porque el hombre tuvo un Hacedor
para amar antes de tener a un prójimo para amar. No puede esperarse que sea veraz
con su hermano, aquel que es falso con su Elohím.
No harás para ti otros Elohím contra de mí rostro ‫ אלהים‬Elohím ‫אחרים‬, ajerim - que
no estás familiarizado con, nada que no te ha dado tantas pruebas de su poder como
lo he hecho en la entrega de ti desde mitzrayim, dividiendo el Mar Rojo, como el
agua de la roca, las codornices en el desierto, el Man de shamáyim para alimentarte
a ti, y la columna de nube para dirigir, iluminar, y te escudo, protegió, guardo. Por
estos milagros Elohím se hizo familiar para ellos, pues conocían íntimamente el
funcionamiento y poder de sus manos, y por lo tanto con gran propiedad que dice:
No harás para ti otros Elohím contra (encima de) mi rostro. ‫ על פני‬al panai, palabra
que traduce: (al) sobre, contra; pero que al estar unido a panai que traduce rostro,
delante, en frente, indicando que no solo es el rostro sino su presencia que llena la
tierra.

Este mandamiento prohíbe toda cosa que se apega al hombre, para ponerla de
primero antes de Elohím a cualquier cosa terrenal y sensible. Como Elohím es la
fuente de la felicidad, y ninguna criatura inteligente puede ser feliz, solo a través de
él, quien busca la felicidad en la criatura o cosas anteponiéndolas o poniéndola
primero a Yahweh para servirla o prestarle más atención está rompiendo este
mitzvót, como cuando se ponen las criaturas en el lugar del Creador, esperando que
a partir de la satisfacción de sus pasiones, en el uso o el abuso de las cosas
terrenales, que se encuentra sólo en Elohím. El primer mandamiento de toda la serie
es impedir la miseria del hombre y promover su felicidad, cuando se sirve solo y
únicamente a Elohím; pues de otra manera seria llevarlo a toda dependencia falsa, y
que en verdad solo lo podemos llevar a Elohím mismo, la fuente de todo bien y
verdad.

El primer mandamiento se refiere al objeto de la alabanza, del respeto al único y


verdadero Elohím, YAHWEH, y solo a Él. Aquí Elohím prohíbe al hombre tener
alguna cosa por delante, o en frente, o antes, o contra Yahweh para quitar el lugar
que le corresponde solo a nuestro Elohím; es decir nada como objetos o imágenes,
cosas inanimadas o sin vida, materiales o hombres, pueden ocupar el lugar en
nuestra vida que corresponde al único Elohím. Transgrede este mandamiento todo
lo que no sea amor, gratitud, reverencia o alabanza a Yahweh nuestro. Todo lo que
hacéis, hacedlo todo para Elohím.

Ante mí o contra mí Literalmente, "contra mí" El significado es que no hay Elohím


que pueda ser alabado, además de Yahweh. Comparar Shm (Ex) 20:23.

4. No harás para ti imagen ninguna efigie que este arriba en shamáyim, y


que este abajo en la tierra, y que este abajo de las aguas de la tierra.
5. No te inclinaras a ellas y no las servirás, porque yo soy Yahweh tu Elohím
poderoso, celoso, que vigilo la maldad de los padres sobre los hijos hasta los
terceros y cuartos de los que me aborrecen.
6. Y que hago bondad a millares, a los que me aman, y a los que guardan
mis mandamientos.

7. No pronunciaras el nombre de Yahweh tú Eloheí para engañar; porque


no dejara impune Yahweh al que pronunciare su nombre para engañar.

8. Recuerda el yom de shabát para apartarlo.


9. Seis yamím trabajara, y hará toda tu obra;
10. y el yom séptimo es shabát para Yahweh tu Elohím no haga ninguna
obra tu, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y tu bestia, y tu extranjero
que está dentro de tus puertas.
11. Porque en seis yamím hizo Yahweh Shamáyim y la tierra, el mar y todo
lo que en ellos hay, y reposo en el yom séptimo; por tanto bendijo Yahweh el
yom de shabát y le aparto.

12. Honra a tu padre y a tu madre para que se alarguen tus yamím sobre la
tierra que Yahweh tu Elohím te da a ti.
13. No asesinaras.

14. No adulteraras.

15. No hurtaras.

16. No responderás contra tu prójimo testimonio falso.

17. No codiciaras la casa de tu prójimo, no codiciaras la esposa de tu


prójimo, y su siervo, y su sierva, y su buey, y su asno, y todo lo que es del
prójimo.
Shemót 20:1-17

Hablo Elohím todas estas palabras diciendo:

Yo soy Yahweh tu Elohím que te saco de tierra de Mitzrayim


de casa de servidumbre.

1. No harás para ti otros Elohím contra (encima de)


mi rostro.
2. No harás para ti imagen y de toda efigie que este
arriba en shamáyim, y que este abajo en la tierra,
y que este abajo de las aguas de la tierra.
No te inclinaras a ellas y no servirás a ellas, porque
yo soy Yahweh tu Elohím poderoso, celoso, que
vigilo la maldad de los padres sobre los hijos hasta
los terceros y cuartos de los que me aborrecen.
Y que hago bondad a millares, a los que me aman,
y a los que guardan mis mandamientos.
3. No pronunciaras el nombre de Yahweh tú Eloheí
para engañar; porque no dejara impune Yahweh al
que pronunciare su nombre para engañar

Yahweh

4. Recuerda el yom de shabát para apartarlo. Seis


jornadas trabajaras, y hará toda tu obra; y el Yom
séptimo es shabát para Yahweh tu Elohím no haga
ninguna obra tu, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y
tu sierva, y tu bestia, y tu extranjero que está
dentro de tus puertas. Porque en seis yamím hizo
Yahweh Shamáyim y la tierra, el mar y todo lo que
en ellos hay, y reposo en el yom séptimo; por tanto
bendijo Yahweh el yom de shabát y le aparto.

5. Honra a tu padre y a tu madre para que se


alarguen tus yamím sobre la tierra que Yahweh tu
Elohím te da a ti.
6. No asesinaras.

7. No adulteraras.
8. No hurtaras.

9. No responderás contra tu prójimo testimonio falso.


10. No codiciaras la casa de tu prójimo, no codiciaras
la esposa de tu prójimo, y su siervo, y su sierva, y
su buey, y su asno, y todo lo que es del prójimo.

1
.rm¿ale hL,aeh; µyrib;D]h'AlK; tae µyhil¿aÔ rBed'yÒw"
Vayedaver Elohím et kol-hadebarim haeleh lemor.

Y hablo Elohím todas estas palabras diciendo:


2
.µydib;[} tyBemi µyIr'x]mi År,a,me òytiaxe/h rv,a} òyh,l¿aÔ heWhy: ykinOa;
Hanoki Yahweh Eloheika asher hotzetika meeretz mitzrayim mibeit
habadim.

Yo soy Yahweh tu Elohím, que te saco de tierra de Egipto, de casa de


servidumbre.

I.
3
.yn:P;Al[' µyrijea} µyhil¿aÔ òl]Ahy<h]yI al¿
Lo yiheyeh leka Elohím ajerim al-panai.

No harás para ti otros Elohím contra mi rostro


II.
4
µyIm'V;B' rv,a} hn:WmT]Alk;wÒ ls,p, òl]Ahc,[}t' al¿
lo taaseh leka fesel vekol-temunah asher bashamayim
.År,a;l;' tj'T;'mi µyIM'B rv,a}w" tj'T'mi År,a;B; rv,a}w" l['M'mi
mimaal vaasher baaretz mitajat vaasher bamayim mitajat laaretz.

No harás para ti imagen que este arriba en los shamáyim, y que este abajo en
la tierra, y que este abajo de las aguas de la tierra.
5
lae òyh,l¿aÔ heWhy: ykinOa; yKi µdeb][;t; al¿wÒ µh,l; hw<jT] 'v]tiAal¿
Lo tishtajaveh lahem velo tahabdem ki hanoki Yahweh Eloheika el
.ya;nÒc¿l] µy[iBeriAl['wÒ µyviLeviAl[' µynIB;Al[' tb¿a; ÷/[} dqeP¿ aN:q'
qana poqed avon abot al-banim al-shileshim veal-ribeim leshonay.

No te inclinaras a ellas y no servirás a ellas, porque yo soy Yahweh tu Elohím


poderoso, celoso, que vigilo la maldad de los padres sobre los hijos hasta los
terceros y cuartos de los que me aborrecen.
6
.yt;/x]mi yrem]v¿l]W yb'h}a¿l] µypil;a}l' ds,j, hc,[owÒ
Veoseh jesed laalafim leohabai ulshomrei mitzvotai.

Y que hago bondad a millares, a los que me aman, y a los que guardan mis
mandamientos.

III.
7
tae heWhy: hQ,n"yÒ al¿ yKi awÒV;l' òyh,l¿aÔ heWhy:AµveAta, aC;ti al¿
Lo tisah et-shem Yahweh Eloheika lashave ki lo yenaqeh Yahweh et
.awÒV;l' /mv]Ata, aC;yI Arv,a}
asher-isa et-shemo lashave

No pronunciaras el nombre de Yahweh tú Elohím para engañar; porque no


dejara impune Yahweh al que pronunciare su nombre para engañar.

IV.
8
./vD]q'l] tB;V'h¾ µ/yAta, r/kz:
Zajor et-yom haShabát leqadsho,

Recuerda la jornada de shabát para apartarlo.


9
.òT,k]al'm]AlK; t;yci[;wÒ db¿[}T' µymiy: tv,ve
sheshet yamim taabot veashita kol-melajeteja

Seis yamim trabajara, y hará toda tu obra;


10
hT;a' hk;al;m]Alk; hc,[}t¾Aal¿ òyh,l¿aÔ heWhy:l' tB;v' y[iybiV]h' µ/ywÒ
veyom hashbii shabat laYahweh Eloheika lo-taaseh kol-melakah atah
.òyr,[;v]Bi rv,a} òr]g«wÒ òT,m]h,b]W òt]m;a}w" òD]b][' òT,biWAònÒbiW
ubimka-ubiteka abdeka vaamateka ubhemteka vegerka asher bishareika

y la jornada séptima es shabát para Yahweh tu Elohím no haga ninguna obra


tu, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y tu bestia, y tu extranjero que
está dentro de tus puertas.
11
µY:h'Ata År,a;h;Ata,wÒ µyIm'V;h'Ata, heWhy: hc;[; µymiy:Atv,ve yKi
ki sheshet yamim asah Yahweh et hashamaim veet haaretz et-hayom
µ/yAta, heWhy: Jr'Be ÷KeAl[¾, y[iybiV]h' µ/YB' jn"Y:w" µB;Arv,a}AlK;Ata,wÒ
vehet-kol-hasher bam vayanaj bayom hashbii al ken berak Yahweh et-yom
.WhveD]q'yÒw® tB;V'h'
hashabat vayqadsheu.

Porque en seis jornadas hizo Yahweh Shamáyim y la tierra, el mar y todo lo


que en ellos hay, y reposo en el yom séptimo; por tanto Yahweh bendijo la
jornada de shabát y le aparto.

V.
12
hm;d;a}h; l[' òym,y: ÷Wkria}y" ÷['m'l] òM,aiAta,wÒ òybia;Ata, dBeK¾
Kabed et abika veet imeka lemaan yaarikun yameika al haadamah
.Jl; ÷tenO òyh,l¿aÔ heWhy:Arv,a}
asher Yahweh Eloheika noten lak
Honra a tu padre y a tu madre para que se alargue tu tiempo sobre la tierra
que Yahweh tu Elohím te da a ti.

VI.
13
.j;x;r]Ti al¿
Lo tirtzaja.

No asesinaras
VII.
14
.¹a;nÒTi al¿
Lo tinaf

No adulteraras
VIII.
15
.bnOgÒTi al¿
Lo tignob

No hurtaras
IX.
16
.rq,v; d[e ò[}reb] hn,[}t'Aal¿
Lo taaneh bereaka ed shaqer

No responderás contra tu prójimo testimonio falso

X.
17
/Db]['wÒ ò[,re tv,ae dm¿j]t'Aalo ò[,re tyBe dm¿j]t' al¿
Lo tajmod beit reeja lo tajmod eshet reeja veavdo
.ò[,rel] rv,a} lk¿wÒ /rm¿j}w" /r/vwÒ /tm;a}w"
vaamato veshoro vajamoro ve kol asher lereeka.

No codiciaras la casa de tu prójimo, no codiciaras la esposa de tu prójimo, y


su siervo, y su sierva, y su buey, y su asno, y todo lo que es del prójimo.

Amigos de Moshéh
1 Yitró: El Consejero
Shemót 18:19 Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Elohím será contigo. Está tú
por el pueblo delante de Elohím, y somete tú los negocios á Elohím.
‫ יָ ַעץ‬yaátz raíz primaria; aconsejar; reflexivamente deliberar o resolver: aconsejar,
acordar, avisado, consejero, consejo, consultar, dar, decretar, determinar, fijar,
indicar, intriga, pedir, pensar, tramar.

2 Setenta ancianos: Los Jueces

Bm 11:16 Entonces Yahweh dijo á Moshéh: Júntame setenta varones de los


ancianos de Yisraél, que tu sabes que son ancianos del pueblo y sus principales; y
tráelos á la puerta del tabernáculo del testimonio, y esperen allí contigo.

3 Eldad y Meidád
Bm 11:26 En el campamento habían quedado dos hombres, uno llamado Eldad y
el otro Meidád, sobre los cuales también reposó el rúaj. Estaban estos entre los
inscritos, pero no habían venido al Mishkán. Y hablaron con inspiración en el
campamento.
27 Un joven corrió a avisar a Moshéh, y le dijo: Eldad y Meidád hablaron con
inspiración en el campamento.

4 Aharón: Portavoz (Nevií)


Shemót 7:1 Yahweh dijo a Moshéh: Mira, yo te he constituido Elohím para Paróh,
y tu hermano Aharón será tu Portavoz.
2 Tú dirás todas las cosas que yo te mande, y Aharón, tu hermano, hablará a
Paróh para que deje ir de su tierra a los hijos de Yisraél.

Era también Aharón la boca de Moshéh


Shm 4:12 Ahora, pues, ve, que yo estaré en tu boca y te enseñaré lo que has de
hablar.
13 Y él dijo: ¡Ay, Señor! envía, te ruego, a cualquier otro hombre.
14 Entonces Yahweh se enojó contra Moshéh, y dijo: ¿No conozco yo a tu
hermano Aarón, el Leví, y que él habla bien? Él saldrá a recibirte, y al verte se
alegrará en su corazón.
15 Tú le hablarás y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré en tu boca y en la
suya, y os enseñaré lo que habéis de hacer.
16 Él hablará por ti al pueblo; será como tu boca, y tú ocuparás para él el lugar
de Elohím.

5 Miryám: Portavoz
Bm 12:1 Miryám y Aharón hablaron contra Moshéh a causa de la señora Kushít
que había tomado, pues él había tomado una señora Kushít.
2 Decían: ¿Solamente por Moshéh ha hablado Yahweh? ¿No ha hablado también
por nosotros? Y lo oyó Yahweh.

6 Aharón y Miryám
Mk 6:4 Te hice subir de la tierra de Mitzrayim, te redimí de la casa de
servidumbre y envié delante de ti a Moshéh, a Aharón y a Miryám.
7 Jobáb: Sus ojos
Bm 10:29-33 Entonces dijo Moshéh a su suegro Jobáb hijo de Reuél, el midianí:
Nosotros partimos para el lugar del cual Yahweh ha dicho: Yo os lo daré. Ven con
nosotros y te trataremos bien, porque Yahweh ha prometido el bien a Yisraél.
30 Él le respondió: Yo no iré, sino que me marcharé a mi tierra y a mi parentela.
31 Moshéh insistió: Te ruego que no nos dejes, pues tú conoces los lugares donde
hemos de acampar en el desierto y serás como nuestros ojos.
32 Y si vienes con nosotros, cuando tengamos el bien que Yahweh nos ha de
conceder, lo compartiremos contigo.
33 Así partieron del monte de Yahweh para una jornada de tres yamím. El Arca
del pacto de Yahweh fue delante de ellos los tres yamím de camino, buscándoles
un lugar de descanso.

8 Yahushua: El sucesor
Dv 31:23 Luego dio esta orden a Yashua hijo de Nun: Esfuérzate y anímate, pues
tú introducirás a los hijos de Yisraél en la tierra que les juré, y yo estaré contigo.

9 Aharón y Jur: Su apoyo


Shm 17:12 Como las manos de Moshéh se cansaban, tomaron una piedra y la
pusieron debajo de él. Moshéh se sentó sobre ella, mientras Aharón y Jur
sostenían sus manos, uno de un lado y el otro del otro; así se mantuvieron firmes
sus manos hasta que se puso el sol.

Sh´liaj

Yoshua ben Efrayim