Está en la página 1de 4

Caracteristica del suelo

Recursos Naturales de Santa Cruz


Verapaz
Recursos Naturales del Municipio de
Santa Cruz Verapaz
a. Recursos naturales
El Municipio es rico en recursos naturales; aunque en los años han sido explotados de
manera indiscriminada lo que ha repercutido considerablemente en el bienestar de sus
habitantes; se cuentan entre estos recursos ríos, bosques, flora y fauna característicos de
zonas templadas que pueden ser utilizados racionalmente para favorecer la economía
del municipio.

Según información del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación – MAGA-


los suelos del Municipio se encuentran en la división fisiográfica de los cerros de caliza
los cuales se caracterizan por las pendientes inclinadas y suelos poco profundos,
arcillosos en algunas partes. Presentan alta fertilidad natural, drenajes rápido a regular
desarrollados sobre caliza fragmentada.

El suelo en su forma superficial es de color café oscuro, la reacción es ligera, con


nutrientes minerales, Ph de 6.0, Según el informe del MAGA se reconoce que es
aceptable para la plantación de maderas de alta calidad, precipitación pluvial variable.

Los suelos del Municipio se clasifican en tierras calizas bajas del norte y sus divisiones
son suelos profundos drenados, que ocupan relieves inclinados donde tienen menos de
50 centímetros de profundidad y no son recomendables para cultivos intensivos. Al
referirse a los suelos profundos mal drenados y aluviales, estos ocupan terrenos planos y
con potencial productivo.

Los suelos de tierras calizas altas del norte son pedregosos, arenosos y dominan en
zonas altas y rocosas con pendiente, es un suelo con poca productividad en los cultivos.

En Santa Cruz Verapaz, existen bosques que aún se conservan en estado natural; sin
embargo, la mayor parte de la región boscosa ha desaparecido por la ampliación de la
frontera agrícola (DMP 2009), la explotación maderera, o bien por el crecimiento
demográfico y poblacional del área. Las comunidades de Santa Elena y Chijou se
encuentran en lo que fuera antiguamente una región rica en vegetación boscosa, hoy
muy poco queda de ello.

“El municipio se caracteriza por presentar tres tipos de bosque: Bosque de coníferas,
donde predomina la especie Pinus maximinoii; bosque latifoliado y bosque mixto,
donde se encuentran quercus, pinus y liquidámbar. De los tres bosques mencionados,
predomina el bosque mixto, donde además se encuentran bosques maderables y
frutícolas.

Es importante señalar el alto % de extensión del municipio sin bosque que afecta
grandemente el deterioro ambiental, principalmente las cuencas hidrográficas, haciendo
una de las zonas del país donde ocurre mayor pérdida de bosques, además de Izabal y
Petén.

Contrariamente a la deforestación, nace a nivel general, un sentimiento de conservación


y respeto de la naturaleza, como a la vez, un rechazo a la depredación, especialmente
aquella con fines de explotación maderera.

En relación al uso de la tierra como se describe en el cuadro 2 gran parte es utilizada


para cultivo limpios (chile, maíz, frijol, Tomate, Repollo, guicoy, pacaya, aguacate,
Brócoli, plátano, xate, helechos y espárragos), captando un buen porcentaje de mano de
obra para esta actividad ya sea tierra propia o como jornalero, la diversificación de
cultivos hortícolas es debido a la inmigración que sufrió el municipio en los años
noventa de personas provenientes de Palencia, dicha situación trajo como problema un
uso exagerado y descontrolado de químicos, lo que ha provocado que las fuentes de
agua principalmente estén siendo contaminadas, especialmente el río Cahabón y sus
afluentes. Otro uso que se le da al suelo en este municipio tiene que ver con los bosques
de latifoliadas, así como se presenta a continuación.

Los recursos hídricos que existen en el Municipio son importantes, considerando que
uno de los grandes ríos del departamento de Alta Verapaz, como es el Río Cahabón, lo
atraviesa de sur a norte siendo el de mayor importancia por su caudal y longitud. Así
mismo posee ríos, riachuelos y quebradas, existiendo 24 en general siendo estos los Kak
Abaj, Chichen, Najquitob, Oro Verde, Saquija y Saq’biin (SEGEPLAN 2002). El
caudal de estos recursos hídricos es de menor importancia en verano, sin embargo su
abastecimiento en distintas comunidades es importante para la actividad agrícola,
mientras que en los inviernos fuertes su longitud difiere saliendo de su cauce normal
(SEGEPLAN 2009) a. Estos ríos tienden a contaminarse en su recorrido por las
comunidades con sus excretas, desechos sólidos, residuos agroquímicos y otros.

El municipio de Santa Cruz Verapaz es rico en recursos hídricos, de esa cuenta es que se
localizan 17 nacimientos de agua en igual número de lugares poblados; según
percepción de la población existen focos de contaminación en los nacimientos de agua
que distribuye al área urbanas: Panahá y área Urbana, situación que podrían perjudicar
la salud de los que utilizan los mismos. Sin embargo estos nacimientos solamente
abastecen de agua al 50% de los lugares poblados, por lo que el resto de comunidades
deben de abastecerse de otras fuentes (Ver mapa 4). De entre los nacimientos en
mención también es importante resaltar que el 5 % son fuentes de agua privadas que
solamente abastecen del vital líquido a un número reducido de personas (SEGEPLAN
2009 d).

Flora y Fauna: En el Municipio de Santa Cruz Verapaz aun se observa gran variedad de
flora y fauna, especialmente en las zonas montañosas, sin embargo en futuro no muy
lejano estas especies se verán afectados por la disminución de los hábitat, la cacería
descontrolada, extracción selectiva, uso desmedido de agroquímicos y la contaminación
por desechos sólidos y líquidos y en gran medida por la deforestación y el avance de la
frontera agrícola.

b. Análisis de Riesgo
Las amenazas identificadas por representantes de los lugares poblados del
municipio durante taller participativo son, deslizamientos; estos principalmente en la
comunidades Rio Frio, Peña del Gallo, Río Frío, Peña del Gallo, San Antonio Panec,
Pambach, Chiquiquital, Santa Elena, Kac’Abaj, Acamal I y II, Maxcujá, Carchela, El
Zapote (SEGEPLAN 2009 c).

Derrumbes que obstaculizan carreteras y dañan otros servicios, ocurren en Aldea


Pambach, Caserío el Rosario Italia, Caserío Valparaíso, Caserío Río Frío, Carchela.
Hundimientos, estos son fenómenos que ocurren incluso sobre la cinta asfáltica,
producto de la disolución de la roca que aflora en estas regiones (karst), los sitios
poblados afectados por esta ocurrencia son: Área urbana, Caserío Río Frío, Caserío
Chisacsi, Aldea Chijuo, Aldea Chicoyoj II, inundaciones, Caserío Pana, Chicoyoj ii, Río
Frío, Puente Caminos, Acamal I, Chisacsi, Oro Verde, Carchela, El Zapote
(SEGEPLAN 2009 c).;Para el análisis de la vulnerabilidad se consideraron los
siguientes: Físico-Estructural, Social, Funcional, Ambiental, Cultural e ideológico,
Político-institucional, Económico y Educativo, los cuales reciben por parte de la
población una ponderación que va de 1 a 5, donde 1 significa que el factor evaluado
presenta vulnerabilidad baja, es decir, no es un problema para el municipio, y 5 significa
que dicho factor de vulnerabilidad está aumentando la exposición y fragilidad de la
población, sus estructuras y sus medios de vida, por ende aumenta el riesgo, es decir, la
probabilidad de que en el municipio se presenten un nivel de consecuencias económicas
y sociales adversas, a tal grado que la sociedad o un componente de la sociedad afectada
encuentre severamente interrumpido su funcionamiento rutinario y no pueda
recuperarse de forma autónoma.

Según lo anterior para el municipio de Santa Cruz Verapaz, los factores de


vulnerabilidad que afectan en mayor escala a la población son: física estructural es
alta, ya que la población carece de los recursos económicos para la utilización de
material adecuado para la construcción de la vivienda, así como también la falta de
asistencia técnica para la implementación de técnicas en la construcción sismo
resistentes. La población en general desconoce la organización comunitaria bajo la
estructura de la COLRED, así mismo la falta de participación de las familias para la
toma de decisiones e involucramiento en los planes de desarrollo municipal,
contribuyen a que la población sea más vulnerable (SEGEPLAN 2009 c).

Otro aspecto a considerar en cuanto a la vulnerabilidad, es el aspecto económico, ya que


la mayoría de la población tiene bajos niveles de ingresos económicos que no pueden
cubrir sus necesidades básicas.

Los temas de prevención, preparación y atención a desastres no están incluidos en los


programas educativos, incrementando la vulnerabilidad de la población del municipio.

En cuanto al factor cultural ideológico, es evidente la mayoría de la población no


identifica las causas naturales y sociales que provocan los desastres y consideran que
son voluntad y decisión de Dios, por lo que no mantiene una actitud previsora, ante la
ocurrencia de un desastre (SEGEPLAN 2009 c).

Con todo lo anteriormente planteado, se logra establecer que el municipio, se encuentra


con un alto nivel de riesgo por eventos naturales y socio naturales, para lo que se deberá
de tomar las medidas que disminuyan la vulnerabilidad en el municipio.