Está en la página 1de 3

1

Las Necesidades Públicas

Concepto (apuntes –fotocopias)


Se llaman necesidades públicas a las necesidades que nacen de la vida colectiva pública, las
cuales el Estado trata de satisfacerlas mediante la actividad financiera.
La satisfacción de una necesidad depende de la disponibilidad de cada partido político por
satisfacerla, es decir, de las ganas de empeñarse a realizarla.

Caracteres de las necesidades públicas (ap.-fotoc.)


Las necesidades públicas tienen los mismos caracteres que las necesidades de los hombres
considerados individualmente. Son:
 Las necesidades públicas son ilimitadas en su número. En sus primeras etapas, el Estado
sólo atendía las necesidades de defensa exterior, la necesidad de administración de justicia y
la necesidad de mantener el orden interno; pero con el transcurso del tiempo, el Estado debe
atender otras necesidades públicas. Es decir, la vida social moderna ha incrementado
notablemente las necesidades públicas.

 Las necesidades públicas son limitadas en su capacidad. Por ejemplo, la necesidad de


mejorar el estado sanitario de la población hace que Estado establezca hospitales y salas de
1° auxilios en distintos lugares del país. Pero esta necesidad tiene un límite de capacidad,
puesto que no tendría sentido más hospitales que los que requiere la población enferma.
Además, como los medios o recursos para satisfacer las necesidades públicas son siempre
escasos puesto que las necesidades públicas son ilimitadas en su número, cada necesidad
pública debe ser satisfecha de modo tal que la utilidad social o beneficio social sea mayor.

 Las necesidades públicas son concurrentes. Las necesidades públicas no se presentan una
tras otra. Generalmente se presentan al mismo tiempo, aunque son distinta intensidad. Todo
plan de gobierno debe contemplar la necesidad de administrar los recursos escasos de
manera tal que se alcance la mayor satisfacción social posible.

 Las necesidades públicas son complementarias. Esto significa que generalmente algunas
necesidades públicas dan origen a otras. Por ejemplo, la necesidad de educación exige
algunas obras públicas (edificios escolares).

Clasificación de las necesidades públicas (D. JARACH)


Pueden ser clasificadas en dos grandes clases o categorías.
 Necesidades públicas absolutas. Son aquellas que deben ser satisfechas en alguna
medida para que el estado pueda subsistir. Son esencialmente tres: la defensa exterior, la
administración de justicia y el mantenimiento del orden interno.
 Son necesidades públicas relativas. Son aquellas que sin ser imprescindible su
satisfacción para la subsistencia del Estado, sí lo son para el incremento y consolidación del
bienestar social; estas necesidades no pueden ser enumeradas en su totalidad.
Las necesidades públicas relativas dependen de los fines que se le atribuyen al estado.

Los fines del Estado determinan las necesidades públicas (D. JARACH)
No son las necesidades públicas las que determinan los fines y objetivos del Estado para
satisfacerlas; el concepto de necesidad pública no preexiste a la existencia del aparato estatal,
ni éste es un instrumento para la satisfacción de necesidades individuales y colectivas
preordenadas. El concepto de necesidades públicas es coetáneo y circunstancial con la misma
existencia del Estado y su desenvolvimiento histórico.
Necesidades públicas determinadas por el fin de la existencia y funcionamiento
de la organización del Estado.
La existencia de una organización humana de por sí plantea la necesidad de proveerlas de
organismos estructurados sobre la base del trabajo de hombres y del acopio de bienes
intermedios, que permiten a dichos organismos existir y subsistir, con independencia de las
tareas que tengan que cumplir para lograr las finalidades que se proponen.
No hay necesidades que sean públicas por su naturaleza, previa a la determinación del
Estado. Hay sí necesidades que el Estado suele satisfacer y que son asumidas como públicas.
2
Por ejemplo: la defensa de la nación contra enemigos externos, la seguridad pública en el
interior del país, la higiene pública y la salud de los habitantes, la instrucción y la educación, el
mantenimiento de la paz social mediante la administración de la justicia, la protección de los
menores y de los ancianos, el esparcimiento y el deporte, la cultura y la promoción de la ciencia
y de las artes, la liberación del hombre del miedo y del hambre, a través de la llamada seguridad
social.
Todas estas necesidades son consideradas como públicas en cuanto el Estado, en un
determinado momento, las asuma como propias y se disponga a satisfacerlas o hacerlas
satisfacer dentro de un marco legal de condiciones, modalidades y garantías que el mismo
Estado fije.

Necesidades públicas paralelas a necesidades privadas (D. JARACH)


Hay necesidades públicas que son acompañadas por necesidades privadas y que quedan
satisfechas por el mismo bien o servicio público, mientras que hay otras que no coinciden, salvo
casos excepcionales, con necesidades individuales y que, por ello, no pueden ser satisfechas
cuando la demanda individual lo requiera y mucho menos pueden ser satisfechas contra el pago
de un precio.

Necesidades derivadas de la existencia y mantenimiento de la organización


estatal (D. JARACH)
La manera de ser, la calidad y las dimensiones de cualquier organización estatal dependen
de la naturaleza y envergadura de las funciones o tareas que deben cumplir; pero su existencia
y mantenimiento son, hasta cierto punto, independientes de dicha naturaleza y envergadura.
Por ejemplo, en un Estado democrático, deberá existir un Poder Ejecutivo con un mínimo de
funcionarios y oficinas para cumplir cualquier función o tarea; deberá existir un Parlamento;
asimismo, una magistratura judicial adecuada a la tarea de administrar justicia.
El Estado como organización humana tiene, en primer término, necesidades inherentes a su
propia existencia y mantenimiento, perfectamente comparables con las necesidades biológicas
individuales y, en cierto modo, previas e independientes de las tareas y cometidos que debe
cumplir.
En segundo término, los fines que las fuerzas políticas dominantes en cada país y momento
histórico asignan a la organización estatal, implican la existencia de necesidades, o sea,
insatisfacción por los fines aún no cumplidos. Estas necesidades pueden ser sentidas y valoradas
por quienes detentan el poder estatal, en relación con los fines de la organización.

Las necesidades públicas de las generaciones futuras (D. JARACH)


Las necesidades públicas pueden coincidir con necesidades individuales o no; pueden coincidir
con aspiraciones y fines de la sociedad presente en una determinada época, o pueden
trascender las necesidades individuales y sociales de la generación presente para proyectarse
en el futuro, anticipando el porvenir de la sociedad y de los individuos de generaciones
posteriores.
Todo Estado tiene necesidades como consecuencia de su existencia como organización
humana y de los fines que persigue, de acuerdo con las fuerzas políticas que prevalecen en las
circunstancias de tiempo y de los fines que persigue.
Llamamos necesidades públicas, a estas necesidades que el Estado –como organización
humana- siente como consecuencia de su existencia y mantenimiento y de los fines que
persigue.

Servicios Públicos

Concepto (ap.-fotoc.)
Servicio público es toda actividad directa o indirecta de la administración pública, cuyo objeto es
la satisfacción de las necesidades colectivas por un procedimiento de derecho público.

Análisis de los elementos de la definición (ap.-fotoc.)


Actividad directa o indirecta de la administración pública. Un servicio público es
directo cuando es realizado por la administración pública sin la intervención de intermediarios o
concesionarios. Por el contrario, se dice que el servicio público es indirecto cuando el mismo res
realizado por concesionarios, pero bajo el control del Estado.
Satisfacción de las necesidades colectivas . Todo servicio público debe tener como fin la
satisfacción de las necesidades colectivas y no la satisfacción de las necesidades en forma
individual.
3
Procedimiento de derecho público. Cuando se exige un procedimiento de derecho público
se quiere que la continuidad del servicio quede asegurada por el poder de policía.

Caracteres generales de los servicios públicos (ap.-fotoc.)

La generalidad. El servicio público está siempre destinado a satisfacer las necesidades de


grupos sociales. Además del carácter de general, puede ser obligatorio, siempre que exista una
ley que expresamente lo establezca.
La igualdad. Los habitantes tienen el derecho de exigir igualdad o uniformidad de condiciones.
Para un mismo servicio debe pagarse igual tasa.
La regularidad. Los servicios públicos deben funcionar en forma correcta y ajustada a normas
precisas.
La continuidad. Los servicios públicos no deben suspenderse bajo ningún pretexto. Cuando
son interrumpidos –por cualquier causa- el Estado tiene la obligación de asegurar su continuidad
y disponer del poder de policía si fuere necesario.

Clasificación de los servicios públicos (ap.-fotoc.)

Servicios públicos divisibles: aquellos servicios que pueden ser solicitados en forma
particular, son medibles, puesto que se puede calcular con exactitud la utilización particular del
mismo, exigiéndose como contrapartida directa del mismo una tasa o retribución. Ej. Agua, luz,
etc.
Servicios públicos indivisibles: aquellos cuya naturaleza es tal que, favoreciendo a
numerosos componentes de la colectividad, se consideran indivisibles por la imposibilidad
práctica de efectuar la división del beneficio entre tantas personas. Como por ejemplo la
educación pública, la salud pública, la justicia, financiándose mediante impuestos.
Los servicios públicos indivisibles son financiados por el Estado por medio de impuestos; en
cambio, los servicios divisibles se financian mediante tasas.

Clasificación de los servicios públicos por la forma de prestación (ap.-fotoc.)

Servicios públicos del Estado. Son aquellos servicios públicos administrados directamente
por el Estado.

Servicios públicos concedidos. Son aquellos servicios cuya prestación ha sido delegada por
el Estado a ciertas empresas privadas. Esta delegación se realiza siempre mediante un “contrato
de concesión”. La concesión es siempre transitoria; es decir, no sería correcto otorgar una
concesión sin determinar fecha de extinción del contrato.

Servicios públicos de economía mixta . Son aquellos servicios públicos cuya prestación
queda a cargo de empresas mixtas, es decir, empresas cuyo capital está integrado, parte por el
Estado y parte por particulares.