Está en la página 1de 10

TEMA: EL AMOR QUE NUNCA SE APAGA.

DEUT 32:9

1-DESIERTO

El caso de Elias que llegó al desierto 1° reyes 19:3-4

2- SOLEDAD

¿Qué, y cómo es la soledad?


La palabra soledad significa en el griego Gr. Shemamá: devastado; asolado, desolado, destruido, arruinado,
solo.Significa: aislamiento o confinamiento, falta de contacto con otras personas.
El humano en medio de la soledad se siente devastado, sin propósito, arruinado a pesar de tenerlo “todo”,
desolado a pesar de estar acompañado, destruido a pesar de estar vivo; depresivo y oprimido. La soledad
produce: aflicción, desesperación y miseria espiritual.

A David le pasaba lo mismo, "Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi
lecho, Riego mi cama con mis lágrimas. Mis ojos están gastados de sufrir; Se han envejecido a causa de
todos mis angustiadores." Salmos 6:6-7
Has alejado de mí mis amistades, Me has hecho objeto de repugnancia para ellos; Encerrado estoy y no
puedo salir. Salmo 88:8
"Has alejado de mí al amigo y al compañero, Y a mis conocidos has puesto en tinieblas." Salmo 88:18

David sentía aflicción durante la soledad, Dios mismo le había alejado a sus amigos, sus compañeros y a
todos sus conocidos. David estando triste, clamaba a Dios con lagrimas, con llanto y con suplica. Pero no solo
eso, era tanta la soledad y aflicción de David que él decía que Dios también lo había desamparado y ya ni se
acordaba de él.
“Llegue mi oración a Tu presencia; Inclina Tu oído a mi clamor. Porque mi alma está llena de males, Y mi vida
se ha acercado al Seol. Soy contado entre los que descienden a la fosa; He llegado a ser como hombre sin
fuerza, Abandonado entre los muertos; Como los caídos a espada que yacen en el sepulcro, De quienes ya
no Te acuerdas, Y que han sido arrancados de Tu mano.” Salmo 88:2-5

3. la oveja que hizo volver.

EL PASTOR NO OBLIGA A LA OVEJA PERDIDA A ANDAR , ARRASTRÁNDOLA CON UNA CUERDA


ATADA AL CUELLO , SINO QUE LA CONDUCE SOBRE SUS HOMBROS COMO UN TESORO .CRISTO NO
NOS ATA CON DURA LEY DEPUÉS DE NUESTRA CONVERSIÓN , COMO TENÍA DERECHO DE HACER ,
CASTIGADOS SEVERAMENTE TODAS NUESTRAS FALTAS . EL NO QUIERE QUE NOS ENSUCIEMOS
OTRA VEZ EN EL PECADO , QUIERE LIBRARNOS DE TROPIEZOS EN EL CAMINO QUE CONDUCE A LA
GLORIA . PARA ESTO SE OFRECE EL MISMO : YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DÍAS HASTA EL
FIN DEL MUNDO ( MATEO 28:20) .SIEMPRE EL SEÑOR ESTÁ DISPUESTO A AYUDARNOS Y
SOBRELLEVARNOS , SI NOS ACOGEMOS Y CONVERTIMOS A EL . SOMOS GUARDADOS PARA UNA
HERENCIA TAMBIÉN GUARDADA ( 1 . PEDRO 1:4-5 ) .

POR ÚLTIMO PODEMOS VER COMO . EL PASTOR ANUNCIA A SUS AMIGOS QUE A ENCONTRADO A
SU OVEJA PERDIDA . EL CIELO ES LA CASA DE CRISTO . LOS ÁNGELES CONTEMPLAN SU OBRA
REDENTORA Y SE GOZAN POR CADA PECADOR ARREPENTIDO QUE VUELVE AL REDIL . ( LUCAS
15:7 ) .

4. la niña de sus ojos.

Moisés, haciendo un recuento de la solicitud, el cuidado, el amor, la tolerancia, la paciencia y la


gracia de Dios para con Israel, dice: “La parte de Jehová es su pueblo; y Jacob la cuerda de su
herencia. Lo halló en tierra de desierto horrible y yermo, y allí lo envuelve, lo sustenta, lo cuida
como a LA NIÑA DE SU OJO” (Dt. 32:9-10). El rey de Israel, David, acosado por sus enemigos,
expresó su confianza en la bondad y fidelidad de Dios con estas palabras: “Haz gala de tus gracias,
tú que salvas a los que buscan en tu diestra refugio contra los que atacan. Guárdame como LO
NEGRO DE LA NIÑiTA DEL OJO, escóndeme con las sombras de tus alas” (Sal. 17:7-8).

En Dios hay verdadera seguridad y en su brazo eterno encuentran amparo cuantos en El confían.
Es sobre esta protección divina que descansa la sobre vivencia de Israel a los cuarenta años de
vicisitudes en el desierto. Esta protección sirve de razón para su sobre vivencia cuando estaba
apenas en la etapa inicial de su formación nacional y en los preliminares de su conquista de la
tierra de Canaán, para conquistar la tierra, Israel tuvo que luchar contra amonitas, moabitas,
edomitas, cananitas, filisteos, jebuseos, ferezeos, hebeos y heteos. Posteriormente en su historia,
la protección de Dios fue también el escudo de sobre vivencia de Israel contra mil y una
invasiones, incontables ataques y fieras persecuciones a mano de asirios, babilonios, griegos,
romanos, turcos, sarracenos, cruzados y una gama más de opositores. Dios dice en Zacarías 2:8:
“Después de la gloria me enviará él a las gentes que os despojaron, porque el que os toca, toca a
LA NIÑA DE MI OJO”.

La niña en el ojo es una parte sumamente sensitiva y susceptible de afectarse. Aún la más tenue
luz la contrae para dar paso a las imágenes que entran en juego durante el fenómeno de la visión.
Israel, dice el profeta, es LA NIÑA DEL OJO DE JEHOVÁ. Los que la han agredido a lo largo de su
historia no han hecho otra cosa que dar coces contra el aguijón. Han estado tocando a Jehová
mismo en un punto muy sensitivo. Dios ha respondido a sus enemigos con cargas y promesas de
juicios. Está manifestada a través de sus santos profetas del Antiguo Testamento.

El ojo se describe en el diccionario como el órgano de la visión. Mucho nos esforzamos por
mantener los ojos en buen estado. Los protegemos contra enfermedades y contra traumas.
Cuando empiezan a fallarnos, los ayudamos con lentes de aumento, bifocales o lentes de contacto.
Usamos lentes de sol para evitar que se irriten. Sin necesidad de bifocales, lentes de contacto o del
sol, Dios se ha mantenido pendiente siempre de su pueblo amado. Nunca se ha fatigado ni ha
dormitado el guardián de Israel (Sal. 121:4). De modo que no sólo ve Dios a Israel sino que vela por
él. Su constancia no se ha basado en el hecho de que Israel fuera mejor que otras naciones. Todo
lo contrario. Dios mismo dice en Dt. 7:7 que Israel era “el más insignificante de todos los pueblos.”
El interés de Dios por Israel se basa en su relación personal y directa con los patriarcas. Dice
Moisés: “Jehová amó a tus padres, escogiendo a su descendencia después de ellos (Deut. 4:37). La
soberana elección de Israel se hizo en sus padres aún antes que Israel existiera como nación.

Dios también ha escogido, y ahora está apartando para sí un pueblo espiritual. Los ha destinado
para el cielo. Es la iglesia, la Perla de Gran Precio. Tan costosa es a su vista que Dios entregó a su
Hijo Unigénito a morir crucificado violentamente y a sangrar herido sacrificialmente. Este pueblo
nuevo está compuesto de israelitas y de los que no lo son. Está siendo apartado de “todo linaje y
raza y lengua y pueblo y nación” (Apoc. 5:9). Tan grande es la multitud de los redimidos que
ninguno los pudo contar (Apoc. 7:9) cuando en presencia del Cordero batían palmas
entusiasmados y exhibían gozosos el blanco hermoso con que habían sido ataviados.

Esta multitud crece día a día. Por cierto, el número podría aumentarse ahora mismo si usted,
lector amado, quisiera entrar a formar parte de este pueblo. Se entra arrepintiéndose
sinceramente de los pecados y creyendo en la Obra de Cristo para el perdón de los mismos. Dios
vela por este pueblo nuevo. Tiene planes de traerlo a sí mismo muy pronto. Su Hijo, Jesucristo,
aparecerá en breve para arrebatarlo a las nubes donde este pueblo estará para siempre con El.
Amigo mío, dese prisa en pertenecer al número de los redimidos por la sangre del Cordero. Reciba
hoy mismo en su corazón al Señor Jesucristo.

Has visto en el espejo la personita que se forma en la pupila de tus ojos? Está en tu mirada…, eso
quiere decir “la niña de tus ojos”, es esa niñita o personita que está siempre en la mirada,
observada, cuidada. ¿Has escuchado a Dios decirte que “eres la niña de sus ojos”? Si nunca antes
lo habías escuchado, hoy Dios quiere que sepas que tu eres esa personita a quien siempre Él esta
mirando.

Estás en la pupila de Dios, y si permites que Él venga a tu vida y lo tomas en cuenta, Él te guardará
y te cuidará, aún cuando andes en valle de sombra de muerte. Pídeselo…

Guárdame como a la niña de tus ojos; Escóndeme bajo la sombra de tus alas…

Salmo 17:8

Dios quiere que sepamos que, como hijos que somos de Él, nos ama tanto que estamos en su
mirada, bajo su cuidado.
¿Has escuchado la frase de “échale un ojo a mi hijo mientras estoy fuera”. Significa que le
encargamos a alguien más a nuestro hijo, que lo cuide mientras regresamos. Dios siempre nos esta
“echando el ojo”, cuidando para que nada malo nos suceda. Dios es omnipresente, Él está en
todos lados y no necesita encargarle a nadie que nos cuide mientras Él no está, porque Dios
siempre está presente. Él nos cuida, Él nos ve…. y no le pasa absolutamente nada por
desapercibido. El sabe perfectamente donde y como estamos.

Ahora que vemos tanta maldad en nuestra ciudad, que vemos la posibilidad de que dañen a
nuestra familia o a nosotros, Dios quiere que sepamos que como hijos que somos de Él, (por haber
recibido a Jesucristo en nuestro corazón), pasamos a ser la “niña de sus ojos”. Dios tiene un
cuidado especial por sus hijos, así como cada uno de nosotros lo tenemos por los nuestros. La
Biblia dice que Dios nos ha adoptado como “hijos” por la fe en Cristo Jesús. Cuando le hemos
abierto nuestro corazón a Jesús, el Espíritu Santo viene a morar en nosotros, y es por medio del
Espíritu Santo en nosotros, que podemos clamar le a Dios “Abba, Papá, Padre!”. No hay nada ni
nadie que te pueda salvar de la situación por la que estamos pasando, mas que Dios todopoderoso
quien sigue teniendo todo bajo control, y nos tiene en su mirada.

“El que habita a la sombra del Altísimo, morará bajo la sombra del omnipotente”

Salmo 91

Dios envía ángeles que te guardan en todos tus caminos, el guarda tu entrada y tu salida, y si es
necesario: El se hará presente personalmente para salvarte.

¿Recuerdas la historia del libro de Daniel, en donde el rey echó en el horno de fuego a sus tres
amigos porque ellos rehusaron adorar al rey Nabucodonosor de Babilonia? Ellos reconocieron que
solamente tenían un REY para adorar, a Dios todopoderoso. Y la Biblia dice que el rey se asombró
al ver un cuarto hombre dentro del horno de fuego, alguien que parecía el Hijo de Dios. Jesús salvó
a los tres amigos del horno de fuego, porque ellos eran fieles a Dios, solamente lo honraban y lo
adoraban a Él. Dios hoy quiere que sepas, que “eres la niña de sus ojos”, y que te ama como nunca
nadie te amará.

Esta frase fue en primer lugar un idioma en hebreo que significa algo así como "el pequeño
hombre de los ojos." Se traduce como "niña de mis ojos" un número de veces en la versión King
James y siempre habla del amor particular de Dios por su Pueblo: “Lo encontró en tierra desierta,
en la horrenda soledad de un desierto; lo rodeó, cuidó de él, lo guardó como a la niña de sus ojos.”
(Deuteronomio 32:10). “Guárdame como a la niña de tus ojos; escóndeme a la sombra de tus alas”
(Salmo 17:8). “Guarda mis mandamientos y vivirás, y mi enseñanza como la niña de tus ojos”
(Proverbios 7: 2). “Porque así dice el SEÑOR de los ejércitos, cuya gloria me ha enviado contra las
naciones que os despojaron, porque el que os toca, toca la niña de su ojo” (Zacarías 2:8).

Esto se refiere, por supuesto, la pupila, y "el hombrecito" puede ser utilizado debido a la reflexión
de nosotros mismos que vemos en la pupila de otra persona. En inglés es la "manzana"
simplemente porque la pupila se parece a una manzana. Este idioma parece tener raíces hasta el
Inglés antiguo del siglo IX. También aparece en El sueño de una noche de verano de Shakespeare:
“Flor de color púrpura, herida por la flecha de Cupido, penetra en el globo de sus ojos.”

La Aplicación

¿Por qué esta expresión de la tierna atención de Dios referida al ojo, y especialmente a la pupila?
Porque no hay lugar en el cuerpo que protegemos tan automáticamente y tan completamente
como lo hacemos con la pupila. A la menor señal de peligro nos estremecemos, cerramos los
párpados. ¿Qué es más precioso para nosotros que nuestros ojos y nuestra vista? Cuando Dios se
refiere a su pueblo como la niña de su ojo, él está comunicando que nada es más precioso, nada
tan fácil y automáticamente se someterá a su cuidado. He aquí cómo John MacArthur una vez lo
explicó:

Dios dice que cuando tocas a Israel, tocas la niña de Mi ojo. Dios está diciendo que tocas a Israel y
estás metiendo el dedo en Mis ojos y eso me irrita … la parte más sensible de la anatomía humana
expuesta, por supuesto. Y así Él está diciendo que tocas a Israel y tu metes tu dedo en Mi ojo. Tú
tocas a la iglesia, me irritas, es mi iglesia, doy mi vida por esa iglesia, Hechos 20:28, la compró con
su propia sangre. Él es su arquitecto. Él es su constructor. Él es su fundamento porque nadie
puede poner otro fundamento que lo que está puesto que es Cristo Jesús. Él es la piedra angular
viviente.. Dice en Juan 10 que yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas y he conocido las mías.
Yo las conozco y ellas conocen mi voz. Y él dice que ningún hombre puede arrancarlos de mi mano.
Mira el cielo y no el polvo – Sermones Escritos
Horacio Latté 21 agosto, 2012 Predicas Cristianas Deje un comentario 17,153 Vistas

Hoy te quiero hablar de las cosas que no funcionan bien en tu vida, pero primero lee lo que
dice Lucas capitulo 13 versos 10 al 17.

“Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo; 11 y había allí una mujer que desde
hacia dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna
manera se podía enderezar. 12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer eres libre de tu
enfermedad. 13 Y puso las manos sobre ella: y ella se enderezo luego, y glorificaba a Dios.
14 Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de
reposo, dijo a la gente: Seis días en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed
sanados, y no en día de reposo. 15 Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada
uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno en el pesebre y lo lleva a
beber? 16 Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta ligadura el día de reposo? 17 Al decir él estas cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas
por él.”

¿Qué estaba haciendo Jesús? Estaba enseñando. Siempre había ocasión para enseñar. En
cada ocasión, alegre o triste, ÉL tiene un propósito, algo te va a mostrar, algo te va a
enseñar. Pero su enseñanza no es de enciclopedia, es para la vida.
¿En qué momento enseñaba? En el día de reposo. Esto nos muestra que no hay límite para
que Dios haga su obra. En el Nuevo Testamento Jesús deja atrás ese legalismo de los
fariseos.

Anuncios
Al haber sido comprados por la Sangre de Cristo todo nuestro tiempo y ser pertenecen a
Dios. Tenemos reposo constante en Dios.

¿Quién va a poner límites en el obrar del Señor? ¿Quién? ¿Nuestro legalismo nuestra
rigidez?

Entonces, tenés que elegir entre hipocresía que es lo mismo que legalismo o el poderoso
mover del Espíritu Santo.

Volvamos al vs. 11 que dice: y había allí una mujer. ¿Dónde estaba? En el lugar que debía
estar. La Iglesia (en aquella época la sinagoga) es el lugar donde el Poder de Dios se
manifiesta.

¿Sabías que Noemí cometió un error? Su error fue irse de Belén de Judá a Moab. Irse del
lugar donde iba a ser bendecida. Irse del lugar donde Dios la iba a bendecir.

Enlaces Patrocinados
De ahí la necesidad de congregarse de la que habla la Palabra en Hebreos 10:25.

No hay que ir a la reunión sólo por necesidad. No hay que dejar de ir…Muchas personas
dicen: “Yo estoy bien”. Dale gracias si estás bien, pero delante de la congregación para que
otros crean. Otros dicen no fui porque estaba “mal”… así difícilmente te pongas bien.

¿Quién te dijo que Dios terminó con vos? En Filipenses 1:6 dice: “el que comenzó tan
buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”.

Esta mujer estaba ahí, delante de la presencia de Jesús. Cumpliendo con congregarse, sin
importarle que la vieran como estaba: desformada, contrahecha. Jesús la veía doblada,
encorvada.

Tenía espíritu de enfermedad. Jesús ve en algunas enfermedades físicas el resultado directo


de la opresión de Satanás. El discípulo verdadero será como el Maestro, mirará a las
angustias de la vida y oirá los gemidos de la creación.

Anuncios
?
Piense en la figura que usa el Señor…18 años, casi una vida en ese estado y dice al final del
versículo 11 “y de ningún modo podía enderezarse”

Imagínate la figura de una persona encorvada, imagínala doblada, a uno lo induce a querer
enderezarla, a hacer esfuerzos para que se estire, para que levante su cabeza, para que esté a
la altura de los demás.

Empiezan a surgir cosas de la mente. Si hiciera tal cosa. Si viera a tal persona. Quisiéramos
darle otra forma de la que vemos. Pero por más esfuerzo propio que hagamos, nos sentimos
impotentes. La situación excede nuestras posibilidades.

Al buscar en el diccionario los sinónimos de encorvado encontré los siguientes:

Doblado…….. Cuantas veces el dolor te ha doblado Torcido……… No escuchaste la


expresión “estoy torcido” todo sale mal

Vencido…….. Cuando el problema nos supera bajamos los brazos, nos venció.

Agobiado…… la carga es demasiado pesada.

Cansado……. vas gastando tus fuerzas en el problema.

Abrumado….. El conflicto ya te confunde Mortificado…. pensaste que tú eres la causa del


problema Apesadumbrado…… falto de ánimo, de interés

¿Cuál es tu joroba? Lo que te dobla. ¿Lo que no te deja levantar tu cabeza?

¿El malestar físico? ¿El ánimo que está agobiado?

¿Qué está torcido en tu vida? Tu matrimonio. Tu relación con los hijos. Tu situación
económica, el tema legal que no se resuelve, tu vida espiritual, tu vida como cristiana/o. Tu
autoestima quizás.

¿Qué no termina de enderezarse? ¿Está torcida la vida de los que te rodean? ¿De tus hijos?
¿De tus familiares? ¿De tus amigos?

¿Estás, como esa mujer, en el lugar indicado? Sabías que esta es la última vez que la Biblia
nombra que Jesús estuvo en una sinagoga. Cuidado no dejes pasar el tiempo. La Palabra
nos dice: “buscadle mientras pueda ser hallado”
¿Estás como esa mujer delante de la persona indicada, del Espíritu Santo, el Jesús vivo
quien se da cuenta de lo que te está pasando.

Tal vez ya te pasó y comprendes quién enderezó tu vida, quien te cambió ese carácter que
te traía problemas.

Nadie está exento de que le venga un traspié, una pesadumbre, o la sensación de que un
espíritu de enfermedad lo está doblegando.

¿Cómo olvidar en ese momento a quien se fijo en vos, a quien puso su mirada en vos, y
cada vez que estás apesadumbrado, cargado, te va a decir: “eres libre” de tu enfermedad y
te va a tocar para que sientas su misericordia.

Pero deja que te toque…deja que Él desate tus ligaduras.

Podes decir: ahora soy libre. Soy libre de mi enfermedad. Soy libre de los celos. Soy libre
de ese resentimiento. Soy libre de no poder perdonar (el perdonar duele, pero es necesario
tocar el dolor para poder perdonar). Soy libre de mi soberbia. Soy libre de mi egoísmo. Soy
libre

Hijo de Abraham, Hija de Abraham eres libre en Cristo. Desata en Su nombre toda
ligadura, Desata en el nombre Poderoso de Jesús toda atadura que te haga ver el polvo y no
el cielo.

No hay “ídolos”, ni hay imágenes, ni muertos que hablen. Habla Dios a través de su Palabra
que es Vida

El Salmo 27:6 dice: “Levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean”.

En Isaías 45: 2-3 podes leer: “Marcharé al frente de ti y allanaré las montañas; haré pedazos
las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Te daré los tesoros de las tinieblas, y
las riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor, que te llama
por tu nombre.

Jesús aseguró salud y consuelo a los que tocó. A los leprosos, a los que les tocó los ojos, a
los que tenían fiebre, metió dedos en las orejas, desató ligaduras de lengua.

Todos ellos creyeron, tuvieron FE , certeza de lo que esperaban, convicción de lo que no


veían. Comienza a llamar las cosas que no son como si fueran.
Dice el versículo 13: “al instante fue sanada y comenzó a alabar a Dios”

Es tiempo de que dejes de mirar el polvo, levantes tú mirada al Trono de la Gracia y alabes
al Señor.

Share