Está en la página 1de 14

CUENTOS

1. EL OJITO

Ésta era la historia de una niña llamada Saulis.

Un día común, Saulis se despertó y salió corriendo.

– ¡Mami!, ¡mami!. – Dijo gritando Saulis.


– ¿Qué pasa nena?. – Contestó la mami de Saulis.
– Hay dos hombres vigilando la casa. – Dijo Saulis.
-¿Qué cosas dices Saulis?. – Respondió su mami.

La mamá salió a ver que pasaba fuera, mientras Saulis


estaba agitada e impresionada.

– ¡Oh no! ¡Saulis corre!!. – Gritó su mamá.

Saulis corriendo se escondió bajo su cama. La mamá pensó que Saulis mentía pero en realidad
Saulis había visto los abogados de su padre, los cuales venían a buscar a la pequeña Saulis para
que se fueran con ellos.

Finalmente todo quedó en un susto y todos siguieron viviendo felices.

FIN

– Moraleja del cuento: Aunque los niños muchas veces tienen fantasías, también hay que confiar
en ellos.

2. EL POLLITO INQUIETO

Había una vez un pollito al que su madre y sus cuatro


hermanos le llamaban “El Inquieto”, ya que siempre se aislaba
en algún rincón de su corral buscando aventuras, y cuando era
la hora de comer o dormir, le ordenaban con energía para que
volviera pronto.

Cierto día, la mamá gallina, juntó a sus cinco pollitos para ir a


dar un paseo por el bosque, era tan divertido el paseo que no se
dieron cuenta que no estaba con ellos “El Inquieto“. Cuando se
dieron cuenta de su ausencia, optaron por repartirse y tomar
decisiones distintas para así buscarlo más rápido.

Después de mucho tiempo de búsqueda y de haber recorrido un


largo tramo del bosque, los hermanos y la mamá gallina le llamaba gritando sin parar. Uno de los
pollitos escuchó que por encima de los árboles recorría en raudo vuelo, un gavilán hambriento. Al
pollito le entró el pánico, porque su hermano había sido cazado por el ave rapiña. Se fue corriendo
en busca de su mamá y sus hermanos para pasarle la voz del peligro. La madre gallina una vez
alertada por su hijo, les ordenó a todos que se camuflaran dentro de las ramas para no ser vistos
por el gavilán.

Mientras tanto “El Inquieto” también había escuchado los chirridos del depredador y se había
puesto a salvo bajo unas ramas secas, y se prometió firmemente que en otra ocasión no se
separaría del grupo.

Después de esperar un buen rato pasó el peligro del ave hambrienta y nuevamente la mamá
gallina y los hermanos del “Inquieto” lo llamaban por todos los lados, hasta que por fin el pollito
perdido escuchó la llamada y corrió hacia ellos. Llegó arrepentido y abrazó a su madre y a sus
hermanos. Les prometió que a partir de ese momento nunca se separaría de ellos.

Todos juntos regresaron contentos a su corral.

FIN

– Moraleja del cuento: En el momento de salir todos juntos, debemos de estar y regresar juntos.
Así se evitará cualquier peligro que pueda ocurrir.

3. EL ZORRO GRUÑON
En aquel atardecer la luna asomaba sus cuernos del naciente, de un blanco, brillante, intenso. Los
pájaros habían acallado su canto mientras el viento pampero levemente paseaba por el monte. A
la orilla del sendero, un zorro muy gruñón, rompía aquella apacible noche con sus gritos y
correrías.
– “¿Que pasa señor zorro?” – Le dijo un pichecito asomándose desde su cueva. – “¿Por qué tan
gruñón, hoy?”
– “Es que me duele mucho la muela”, – dijo el zorro. – “Se me quedó atascado un huesito entre
los dientes y no puedo sacarlo. Me duele mucho!”, –
exclamaba.

– “Es que me duele mucho la muela”, – dijo el zorro. – “Se


me quedó atascado un huesito entre los dientes y no puedo
sacarlo. Me duele mucho!”, – exclamaba.
– “Yo lo podría ayudar, pero tengo miedo que sea un truco
para hacerme salir de la cueva y comerme”, – dijo temeroso
el pichecito.
– “No amiguito, no es ningún truco. En verdad me duele mucho, ayúdame por favor”.
El pichecito, lentamente, con recelo, fue saliendo poco a poco de su cueva, sin perderle la mirada.
Se acercó y pidió al zorro que abriera su boca para poder ayudarlo.
– “¡Es verdad!”, – exclamó. – “La cara esta muy hinchada, sacar ese hueso es imposible para mi”,
– dijo el pichecito, – “acompáñame, vamos a lo del señor Vizcacha, él sabrá que hacer, si
prometes portarte bien”.
Caminaron largos minutos por el monte llegando a las vizcacheras, se escuchaban a los pequeños
animales, jugar y cantar. Pero al ver aquella silueta entre las sombras, todos corrieron a
esconderse en sus madrigueras.
– “¡Señor vizcacha, señor vizcacha!.
Llamaba aquel pichecito con voz muy potente.
– “Soy el pichecito, por favor ¿puede ayudarme?”.
Una voz se escuchó desde la cueva y dijo:
– “¿Qué pasa amigo?. ¿Por qué andas con el zorro? Él siempre nos molesta y trata de
lastimarnos”.
– “Lo se”, – dijo el pichecito. – “Pero prometió no hacernos mas daño si lo ayudamos, además le
duele mucho, me da mucha pena. No tenga miedo”.
– “¿Qué le pasa señor zorro?”, – le dijo mientras salía de su cueva el señor Vizcacha.
– “Me quedó algo atascado en los dientes. Me duele mucho, por favor, ayúdeme”.
Se acercó, poco a poco, le pidió que abriera la boca, se sorprendió cuando vio esos dientes tan
grandes y filosos. Aunque con miedo, el señor Vizcacha metió sus manos en aquella bocota, y con
gran maestría, extrajo aquel pedacito de hueso, dando un alivio instantáneo y placentero al zorro,
que en su arrebato de felicidad, tomó al pichecito, lo puso en su lomo y jugó una carrera muy
alocada. Los demás, asomados desde sus cuevas, miraban con asombro, riendo a carcajadas, y
poco a poco fueron saliendo a jugar nuevamente.
Aprovechó el señor zorro, les pidió disculpas y agradeció con un abrazo al señor Vizcacha. Fue
una noche muy especial, todos estaban muy felices por la lección aprendida. Todos
debemos respetarnos porque nunca se sabe quien puede ayudarte en los momentos más
difíciles.
FIN
– Valores del cuento: Ayudar a los demás. Comprensión. Amistad. Confianza.

LEYENDA
Leyenda de las Gemelas
Una feliz familia vivía en un rumbo muy cercano
a una transitada carretera, debido a esto la joven
madre las acompañaba diariamente al colegio y
caminaban las tres tomadas de la mano, teniendo
especial cuidado al toparse con la mencionada
carretera, las pequeñas hasta el momento no
tenían permiso de cruzar solas.
Uno de tantos días la madre recibió en su celular
una llamada urgente del trabajo la cual tuvo que
atender, le exigían su presencia de inmediato, por
lo cual se vio en la necesidad de dejar que las
gemelas continuaran el camino solas.
Con mucho pesar despidió a las niñas, dando indicaciones para no se soltarse de la mano y tener
mucho cuidado al cruzar. Las dos pequeñas siguieron las instrucciones de su madre, miraron a
ambos lados de la carretera, y al ver que estaba libre cruzaron.

Apenas se giraba la madre para cambiar de rumbo, cuando se escuchó un golpe muy fuerte a sus
espaldas, volteó de inmediato para ver con terror que sus hijas estaban debajo de un camión, fueron
atropelladasperdiendo la vida en al instante.
El pesar duró mucho tiempo, pero transcurridos cuatros años, la madre dio a luz de nuevo
gemelas, estas era muy parecidas a sus fallecidas hermanas, lo cual le hacía tener presente aquel
fatal accidente. Esta vez tenía una terrible obsesión por su cuidado y no les permitía estar cerca de
ningún peligro, en especial aquella temida carretera.
Pero no podía estar detrás de ellas las 24 horas, y un día, se vieron muy cercanas al peligroso lugar,
decididas a cruzar vieron hacia los dos lados, no había ningún auto, con un paso en el asfalto, fueron
tomadas del hombro bruscamente por su madre, quien lloraba
desconsoladamente, diciendo –No crucen- a lo cual recibió una
respuesta inesperada de las dos pequeñas: -No pensábamos
cruzar, ya nos atropellaron una vez, no volverá a suceder…-

La niña en la escalera

Hace algunos años, en una linda casa en medio del campo vivía
una familia de tres hijos y su madre, la cual se unió al poco tiempo
con un hombre, convirtiéndolo en padrastro de los pequeños, pero;
este tipo era muy violento, maltrataba a los niños sin razón, les
quitaba sus alimentos, les negaba el agua, hasta los golpeaba solo
por gusto.
Aunque trataba muy mal a los tres niños, parecía tener un odio
mayor por la hija de 10 años, a quien golpeaba de forma más
salvaje, llegó un día hasta el punto de arrojarla por las escaleras…
y la pequeña murió al momento.
Para no enfrentar el castigo por lo ocurrido, el resto de la familia
huyó a alguna ciudad q ue se desconoce.
La casa pasó a manos de otra familia, que duró poco tiempo en ella, pues escuchaban a menudo la
voz de la pequeña pidiendo ayuda.
Las siguientes personas que habitaron esa casa, se quedaron el tiempo suficiente para escucharla
llorar y gritar en medio de la noche, hablando cuando la gente estaba de espaldas y al voltear no
veían nada… también golpeaba en ocasiones la puerta para pedir un poco de agua, pero; lo más
inquietante de su presencia, era cuando se paraba en la escalera… pues no se sabe si estaba
cuidando a los demás para que no cayeran, o a propósito aparecía para tirarlos como lo hicieron
con ella y corrieran su misma suerte.
Siguen sin conocerse sus intenciones, pues hasta el momento el hecho de verla, para muchas
familias ha sido suficiente… y la casa ahora permanece abandonada porque esa niña estará ahí por
siempre.

Leyenda de Bloody Mary

Bloody Mary o María Sangrienta, es una leyenda


urbana muy conocida, por lo cual variantes sobre su
origen e invocación existen muchas, en esta ocasión se
habla de que:
Allá por el año de 1720, una niña de 9 años,
llamada Mary, se quedó sola en casa; sus padres
salieron a ganarse la vida en una jornada nocturna.
Dejando a la pequeña iluminada tan solo por la escasa
luz de tres velasviejas.

Ella estaba acostumbrada, por lo cual se dedicó


tranquilamente a jugar con su gastada muñeca de trapo
en medio de la penumbra. Cercana la media noche, algunos ruidos se escucharon en la puerta,
creyendo que sus padres habían vuelto, se asomó por la ventana, pero; ¡no había nadie!. Se metió
entonces en la cama, entonces, nuevamente el ruido se escuchó, ella fue corriendo al baño a
esconderse, pero al mirar el espejo, su cara se llenó de terror, pues de las sombras salía un extrañó
sujeto, apretando entre sus manos un enorme cuchillo.
La muerte de la pequeña Mary fue terrible; se desangró… su sangre fue usada como tinta, para
escribir en las paredes: “Murió a las 00:00 porque estaba sola”.

Ahora, al fantasma de la niña puede ser invocado a la hora de su muerte 00:00, poniendo frente al
espejo tres velas, como las que a ella le iluminaban, y repitiendo nueve veces su nombre, como la
edad que tenía al morir… entonces ella aparece para asesinarte del mismo modo que lo hicieron
con ella, y terminar bañándose en tu sangre intentando así recuperar toda la que perdió, el día que
murió.
Este último acto, que realiza con las victimas es el que le ha ganado el nombre de Bloody Mary.

FABULAS

Fabula el Astrónomo
En un país muy lejano, donde la ciencia es muy importante para sus habitantes, había un anciano
astrónomo, le gustaba realizar el mismo recorrido todas las noches para observar las estrellas.

Un día, uno de sus viejos colegas le dijo que había


aparecido un extraño astro en el cielo, el anciano
salió de la ciudad para poder verlo con sus propios
ojos. Muy emocionado estaba el astrónomo mirando
al cielo, no se dio cuenta que a pocos pasos de él
había un agujero. Cuando se cayó al agujero comenzó a gritar pidiendo ayuda.

Cerca del agujero pasaba un hombre, el cual se acercó hasta el agujero para ver lo que sucedía; ya
informado de lo que había ocurrido, le dijo al anciano:

"Te ayudaré a salir de ahí, pero ten mucho cuidado la próxima vez que salgas por un lugar que
desconoces, tienes que estar muy atento por donde caminas ya que te puedes encontrar con
cualquier cosa en el suelo."

Moraleja: Antes de lanzarse a la aventura, hay que conocer el lugar por el que se transita.

Fabula la Cierva y el León

Se encontraba una cierva corriendo a todo dar por el campo,


tratando de huir de los cazadores. Cerca de donde estaba se
encontró una pequeña cueva, y decidió refugiarse ahí para
despistar a los cazadores. Para su sorpresa, dentro de la
cueva vivía un feroz león.

Sin poder escapar y a punto de ser devorada por el león, el la cierva dijo: "¡Que gran desdicha
la mía! Por tratar de huir de los hombres cazadores, ahora seré devorada en las garras de
este feroz león".

Moraleja: Siempre busca soluciones a tus problemas, pero ten cuidado, ¡que la solución no sea
peor que el problema!.

Fabula la Zorra sin Cola


Una zorra había perdido su cola por una trampa, y se encontraba muy avergonzada al respecto.
Para dejar de sentirse así, decidió que la mejor opción era aconsejarle a sus amigas zorras que
debían cortare la cola, y así poder disimular su defecto personal con la igualdad general.

Así entonces reunió a todas sus amigas y les dijo: "La cola es solo un feo agregado y solo
estorba, es una carga sin razón. Deberían cortársela como yo". Una de las compañeras le
respondió:

"Hermana, si no tuvieras esa condición ahora, ¿aún así nos darías este consejo?"

Moraleja: Ten cuidado con esos consejos que en realidad están buscando su beneficio propio con
ese consejo, y no tu bienestar.

CHISTES

REFRANES
ANECDOTAS
LOS TRES REYES MAGOS SON... Hoy os traigo una
divertida anécdota que ha ocurrido en clase de religión. Os
pongo en antecedentes: esta mañana (como llovía en la hora
del recreo) hemos estado viendo un capítulo de "Los Fruitis"
donde aparece nuestro querido Gazpacho, que es la piña,
Mochilo, que es el plátano, Pincho, que es un higo de pala... y
más tarde ha ocurrido esto... La seño Rosario estaba
explicando a los niños que ya queda menos para que sea "el
cumpleaños de Jesús", y les ha recordado la historia del
nacimiento del Niño. El caso es que Rosario les ha
preguntado si se acordaban del nombre de los 3 Magos de
Oriente, y los niños han dicho: - ¡Melchor! Y la seño: Muy bien,
Melchor era uno. - ¡Baltasar! Y la seño: Sí, Baltasar era otro.
¿Y el que falta, cómo se llamaba? Y salta uno... ¡GAZPACHO!
Si es que a zurrón tiraba el nombre... ¡jajajaja!

¡YO VOY A SER PINTORA! Hoy os traigo una anécdota de estas que
"cazo" cuando los niños pasan hablando a mi lado. El caso es que una
niña y un niño de la clase estaban en el rincón del arte dibujando
libremente, y de repente dice la niña: "¡Yo de mayor voy a ser
pintora!", y salta el niño justo después "¡Y YO PINTORO!"

DERIVADOS DE LA LECHE... Esta anécdota la escuché el otro día


en un programa donde varios niños y niñas entrevistan a un personaje
famoso. Resulta que estaban hablando de la leche de vaca, de sus
propiedades, y de las cosas que se pueden obtener de ella. Entonces, cada peque fue diciendo lo
que se le ocurría. - ¡Yogur! - dijo un niño -. - ¡Muy bien! El
yogur es derivado de la leche. - le contestó el presentador -.
- ¡El queso! - dijo una niña -. - ¡Sí! El queso también se
obtiene de la leche - asintió el presentador -. - ¡Los dientes! -
dice otro -. - ¿Los dientes? Querrás decir que los dientes se
ponen fuertes con el calcio de la leche... - ¡No! ¡Los dientes
de leche, hombre! - insistía el niño - Imaginaros al
presentador y al invitado partiéndose de risa al entender la
ocurrencia del peque. Como siempre os digo: ¡ellos son pura
lógica!
LA PIRÁMIDE Como seguimos trabajando Egipto con los
peques, esta mañana han coloreado unos dibujos muy
bonitos de faraones, el gato sagrado, algunos dioses, los
sarcófagos de las momias, etc... y les he dicho: - Con
todos estos dibujos vamos a hacer una gran pirámide.
¡Va a quedar chulísima! Y viene un niño y me dice: - Pero
seño... ¿van a vernir los señores esos que tiran? -
¿Quéeee? ¿Qué señores? - Esos que tiran de las
piedras. - No cariño, esos señores existieron hace mucho
tiempo, y ayudaron a construir las pirámides, pero ahora
ya no existen. - ¡Pues tú sola no vas a poder con todas
las piedras para hacer la pirámide!

JARDIN
Una maestra de Jardín de Infancia estaba observando a los
niños de su clase mientras dibujaban.
Ocasionalmente se paseaba por el salón para ver los trabajos
de cada niño. Cuando llegó a donde una niñita trabajaba
diligentemente, le preguntó qué estaba dibujando. La niña
replicó:

—Estoy dibujando a Dios.

La maestra se detuvo y dijo:

—Pero nadie sabe cómo es Dios.

Sin pestañear, y sin levantar la vista de su dibujo, la niña contestó:

—Lo sabrán dentro de un minuto.


TRABALENGUAS
PIROPOS
MITOS

Mito la Madre de Agua


Es una verdadera diosa de las aguas, aunque sus pies
sean volteados hacia atrás no deja de ser bella, la Madre
de agua deja rastros a la dirección contraria a la que se
dirige.

Esta mujer solo persigue a niños, a quienes se le dirige


con ternura, los enamora, los atrae con dulzura y amor
maternal, situación que preocupa a los padres de familia.
Los niños atraídos por la Madre de agua se enferman,
sueñan con la hermosa rubia que los adora y la llaman
con frecuencia. Cuando los niños están cerca del río, que escuchan su voz la siguen tirándose al
agua con peligro.

Los campesinos creen que la Madre de agua surgió de una bella joven española que se enamoró
de un joven indígena, con quien tuvo un niño. Cuando el padre de la joven se enteró de lo
sucedido, ahogó al niño frente a sus padres, luego mató al amante indígena. La madre
desesperada se lanzó al río, convirtiéndose en una apasionada por los niños y vengativa de la
humanidad.

Mito el Cóndor
En un pueblo un hombre vivía con su hija, ella tenía como tarea cuidar a las ovejas. Todos los días
iba un joven a visitarla mientras ella cuidaba las ovejas, hasta que un día se hicieron buenos amigos.

Un día soleado empezaron a jugar a que él la


cargaba y ella a él, cuando de pronto ella se dio
cuenta que estaba volando. Desde ese día el joven
se convirtió en su cóndor, él la cuidaba, la
alimentaba. Pasaron muchos años los dos crecieron
tuvieron hijos, pero ella no dejaba de pensar en su
padre y todas las noches lloraba ya que había
abandonado a su padre y lo había dejado solo con
los animales.

Un día ella se encontraba regando las flores y


encontró a una mariposa la cual le pidió ayuda para
volver a ver a su padre, la mariposa le dijo al cóndor que su esposa y sus hijos habían
desaparecido, mientras la mariposa hablaba con el esposo ella escapaba con sus hijos y regresaba
con su padre.

Desde que ella regresó con su padre, el cóndor jamás volvió, ella todos los días volaba para ver si
veía al cóndor pero nunca más lo volvió a ver.

Mito la Misteriosa Luna Llena


Una noche de luna llena una pareja encuentra a un
perro estaba todo lastimado y decidieron llevárselo a
su casa para curarlo, el hombre se quitó el cinturón
y se lo colocó al perro en el cuello, la mujer comienza
a limpiar las heridas que tiene el perro, al agacharse
el perro ve una cruz que tiene la mujer en su cuello
y de inmediato el perro comienza a morderla y corre
por toda la casa. El perro se lanza por una ventana
sin saber que están en el piso 13 de un edificio, la
pareja queda sorprendida y evita asomarse a la
ventana ya que sabían que el perro moriría.

El día siguiente se presenta un agente de la policía en su casa, el agente le pregunta si escuchó un


ruido extraño la noche anterior, ellos dijeron que no, el policía dice: “encontramos un enano
corriendo por la calle desnudo y con un cinturón en el cuello”. A partir de ahí nadie sabe que sucedió
con el perro y con el enano.