Está en la página 1de 13

39. Fresado: Principios del mecanizado por fresado.

Máquinas para el fresado, tipos, precisiones,


limitaciones de las formas obtenibles, estructura y
elementos constituyentes de las máquinas. Utillajes de
sujeción de piezas y herramientas. Accesorios.
ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN.
2. MÁQUINAS PARA EL FRESADO. TIPOS.
2.1. Fresadoras horizontales.
2.2. Fresadoras verticales.
2.3. Fresadoras universales.
2.4. Fresadoras especiales
3. FORMAS DE MECANIZACIÓN OBTENIBLES.
4. COMPONENTES DE LAS MÁQUINAS FRESADORAS.
4.1. Bancada.
4.2. Puente.
4.3. Eje principal.
4.4. Ménsula.
4.5. Carro transversal.
4.6. Placa giratoria.
4.7. Mesa portapiezas.
4.8. Caja de velocidades.
4.9. Caja de avances.
5. SUJECIÓN DE HERRAMIENTAS.
5.1. Eje portafresas normal.
5.2. Eje portafresas corto.
5.3. Fresas de mango cónico
5.4. Juego de pinzas y portapinzas.
5.5. Portabrocas.
5.6. Cabezal de mandrinar
6. SUJECIÓN DE PIEZAS.
6.1. Fijación por medio de bridas.
6.2. Fijación por medio de mordazas.
6.3. Fijación por medio de mesas circulares y `platos universales.
7. OTROS ACCESORIOS.
7.1. Aparato de mortajar.
7.2. Cabezal vertical (universal y Huré)
7.3. Aparatos divisores.
7.3.1. Aparato divisor simple.
7.3.2. Aparato divisor universal.
7.3.3. Mesa divisora circular.
7.4. Otros

1
Bibliografía

Equipo técnico Edebé Máquinas-Herramientas 2-3. Bruño Edebé, 1981.

Equipo técnico Edebé Tecnología Mecánica 3. Editorial Edebé, 1988.

LASHERAS, J. Mª Tecnología mecánica y metrotecnia II. Ed. Donostiarra, 1984.

ROSSI, m. Máquinas-herramientas Modernas I. Ed. Dossat, S.A. Milán, 1981.

LARBURU, N. Máquinas Prontuaria. Ed. Paraninfo. Madrid, 1995.

J.Mª Simó, V. Oller ... LEVA. Máquinas-herramientas/ Tecnología. Ed. Vicens-Vives 1978

2
1. INTRODUCCIÓN.
El fresado es una importantísima operación mecánica, consistente en la conformación
de piezas de variadísimas características, mediante el arranque de material producido
por una herramienta de corte denominada fresa, provista de unas aristas cortantes o
dientes, dispuestos simétricamente en torno a un eje y animada de un movimiento de
rotación alrededor del mismo.
La vinculación de este movimiento con el desplazamiento de la pieza (movimiento de
avance) hace posible el continuo arranque de viruta, repartido entre cada uno de los
dientes de la fresa. Con ello se consigue la eliminación de grandes cantidades de
material de una sola pasada. Pueden conseguirse piezas de gran precisión.
La máquina que realiza el fresado se llama fresadora. El movimiento fundamental de
rotación lo tiene la herramienta, mientras que el de avance lo asume la pieza.
Según la forma de trabajar de la herramienta, podemos distinguir dos tipos de fresado:
- Fresado con herramientas de corte periférico.
- Fresado con herramientas de corte frontal.
El primer tipo de fresado se realizaría acoplando la fresa a un eje horizontal. En este
caso necesitaríamos una fresadora horizontal. El fresado con herramientas de corte
frontal habría que acoplar la fresa a un eje vertical, por tanto necesitaríamos una
fresadora vertical.
Si la fresadora permite indistintamente la disposición de la herramienta de forma
horizontal, vertical, e incluso de forma oblicua, entonces se denomina fresadora
universal.
La fresadora universal satisface todo tipo de trabajos de fresado y ha sido y es una de
las máquinas-herramientas indispensables en un taller de fabricación mecánica,
después del torno paralelo.
2. MÁQUINAS PARA EL FRESADO. TIPOS.
Los principales tipos de fresadoras son los siguientes:
- Fresadoras horizontales.
- Fresadoras verticales.
- Fresadoras universales o mixtas.
- Fresadoras especiales.

2.1. Fresadoras horizontales.


El eje de trabajo de este tipo de
fresadoras es horizontal. Las
fresas que se pueden utilizar
son de tipo cilíndricas para el
fresado tangencial, es decir,
fresas que tienen sus filos de
corte o dientes en la periferia de
la misma.

3
2.2. Fresadoras verticales.
El eje portafresas de estas
fresadoras es vertical. Es una
máquina adecuada para realizar
trabajos de planeado con fresas
frontales o platos de cuchillas,
aunque pueden realizarse ranuras,
vaciados, taladrados...

2.3. Fresadoras universales.


Son aquellas que pueden trabajar con herramientas
horizontales y verticales. Para ello el puente
superior, que permite el montaje del
portaherramientas horizontal, se desplaza hacia
atrás permitiendo el montaje del cabezal universal
para permitir el montaje de un portaherramientas
vertical.
Además, la mesa permite el giro en torno a un eje,
45º a un lado y a otro, e incluso un giro completo
para mecanizar la pieza por ambos lados sin
desmontarla.
Estos tipos de fresadoras tienen muchos elementos
comunes a otros tipos, por lo que se considera conveniente emprender el estudio de
la misma para evitar repeticiones inútiles.
2.4. Fresadoras especiales.
Son máquinas que poseen características
diferentes de la fresadora universal y que
han sido concebidas para ejecutar con
rapidez y precisión una variedad más
limitada de trabajos. Son máquinas
especializadas en ciertos tipos de trabajos,
con el objetivo de rentabilizar la producción.
Entre otras podemos nombrar las
siguientes:
- Fresadora de bancada fija.
- Fresadora circular.
- Fresadora-cepilladora.
- Fresadora de pórtico.
- Fresadora de utillajes.
- Fresadora de torreta.
- Fresadora copiadora.
- Fresadora de ciclos automáticos.
- Fresadora CNC.

4
3. FORMAS DE MECANIZACIÓN OBTENIBLE.
Las principales operaciones que pueden realizar las fresadoras son las siguientes:
- Planeado: Esta operación se puede realizar mediante el fresado tangencial o
frontal, es decir podemos utilizar fresas cilíndricas en un portafresas horizontal
o podemos usar un fresa frontal en un portafresas vertical.
- Ranurado: Se pueden realizar tres tipos diferentes de ranuras:
o Ranuras rectas. Se utilizan fresas de 3 cortes.
o Ranuras de forma: Se usan fresas adecuadas a la forma que se pretende,
por ejemplo ranuras en cola de milano o en forma de T...
o Chaveteros: Se utilizan fresas de mango especial para este fin.
- Corte: El corte se realiza con fresas sierras, en forma de disco, de 0,5 a 6 mm
de espesor y hasta 300 mm de diámetro. Sus caras laterales están ligeramente
vaciadas para evitar el rozamiento con la pieza.
- Perfilado: Consiste en labrar una superficie de perfil determinado. Se emplean
fresas de perfiles adecuados al que se desea obtener.
Además, si combinamos los movimientos de desplazamiento lineal con los de
rotación de la pieza, se pueden mecanizar levas.
- Fresado circular: Esta operación se le denomina también contorneado, se
realiza en fresadoras provistas de un plato circular con movimiento de rotación
usando fresas cilíndricas con portafresas vertical.
- Fresado helicoidal: Consiste en mecanizar una hélice (fabricación de brocas,
escariadores, tornillos sin fin, engranajes helicoidales etc.) Para ello es necesario
sincronizar el movimiento de avance de la herramienta con el del giro de la pieza,
tal que para una vuelta de la pieza, el carro se desplaza el paso de la hélice.
- Fresado de engranajes: Aunque se tiende actualmente a mecanizar los
engranajes en máquinas especialmente concebidas para esta operación,
todavía se emplea mucho la fresadora para tallar engranajes, con fresas de
módulo o con fresa madre.
- Mortajado: Las fresadoras pueden llevar un dispositivo mortajador que
transforma el movimiento de rotación en el eje en un movimiento vertical
alternativo. Con este accesorio se pueden mecanizar ranurados, chaveteros...

4. COMPONENTES DE LAS MÁQUINAS FRESADORAS.


Para describir, de forma general, las principales
partes de una fresadora elegiremos una fresadora
universal, pues es la que más elementos
semejantes tiene con otros tipos de fresadoras.

5
La fresadora universal se compone de los siguientes elementos:
- Bancada.
- Puente.
- Eje principal.
- Ménsula.
- Carro transversal.
- Placa giratoria.
- Mesa portapiezas.
- Caja de velocidades.
- Caja de avances.

4.1. Bancada.
La bancada es una pieza robusta, de gran rigidez, de fundición aleada de la mejor
calidad, y estabilizada, en la que se pueden distinguir dos partes: la base o pie y el
cuerpo.
La base se fija al suelo con tornillos y sirve, a la vez, de bandeja para recoger el
refrigerante y como depósito del mismo.
El cuerpo va sólidamente unido a la base, normalmente es la misma pieza. En su
interior hueco van alojados los órganos de transmisión y regulación de movimiento
(caja de velocidades y caja de avances). En la parte superior lleva unas guías
horizontales en forma de cola de milano para soportar el puente. En la zona frontal
y de forma vertical llevan mecanizadas otras guías en cola de milano que servirá de
base de desplazamiento a la ménsula. Estas últimas tienen un tratamiento de temple
superficial y con un rectificado posterior de precisión.
4.2. Puente.
El puente, denominado también
carnero, lo constituye un soporte de
fundición que se ajusta en las guías
de la parte superior del cuerpo y
sobre las cuales puede desplazarse
en sentido longitudinal, pudiendo
fijarse en cualquier posición
mediante unos tornillos de fijación.
El puente es portador, a su vez de
otro soporte, llamado luneta, que
sirve de apoyo en el extremo libre del
eje portafresas para evitar la flexión y vibraciones durante el trabajo. Su montaje se
realiza sobre la cola de milano del puente.
4.3. Eje principal
El eje principal de una fresadora
universal es hueco y está
montado sobre cojinetes en la
parte superior del cuerpo, al que
atraviesa. El extremo anterior
termina en un agujero cónico
(cono ISO), en el cual se montan

6
otros accesorios como el eje portafresas, cabezales universales, mortajadora...) El
eje portafresas se sujeta mediante un tirante (varilla roscada) que se introduce en el
eje principal por el extremo posterior.
El eje principal recibe el movimiento directamente de la caja de velocidades,
transmitiéndolo, a su vez, a los ya citados accesorios y consiguiendo así el
movimiento de corte de las herramientas de las que son portadoras.
4.4. Ménsula.
Se llama así al carro que se desliza sobre
las guías verticales del cuerpo o bastidor.
En la parte superior lleva a su vez otras
guías, perpendiculares a las anteriores,
que servirá de soporte al carro transversal.
En el interior de la ménsula se alojan los
mecanismos para los avances automáticos
y manuales de los distintos carros y de la
misma ménsula.
El perfecto acoplamiento entre ménsula y
cuerpo se logra por medio de una regleta
ajustable, que debe permitir el fácil
deslizamiento sin juego.
La subida y bajada de la ménsula se logra
por medio de un husillo, generalmente
telescópico, que ajusta en una tuerca atornillada a la base de la máquina. El
mecanismo se hace girar manualmente con un volante o manivela, o
automáticamente a través de la cadena cinemática.
La ménsula se fabrica en fundición de gran calidad y convenientemente estabilizada.
Su forma y dimensiones deben ser tales que tenga la suficiente rigidez para que no
se deforme ni se produzcan vibraciones durante el fresado.
4.5. Carro transversal.
El carro transversal es el conjunto de mecanismos que unen la ménsula con la placa
giratoria, y que realiza el desplazamiento paralelo al eje principal.
Se apoya y puede deslizarse por las guías horizontales de la ménsula. Su parte
superior va provista de una plataforma circular y de una ranura en forma de T
invertida, también circular, que sirve para apoyar y fijar la placa giratoria, cuya
orientación está regulada con un tambor graduado. La fijación se realiza con tornillos
y tuercas.
Al igual que la ménsula, se construye en fundición de buena calidad
convenientemente estabilizada. También va provista de regletas con tornillos para
ajustar el juego deslizante y para poder bloquear el desplazamiento del carro.
El movimiento se puede realizar manualmente con un volante o manivela o
automáticamente a través de la cadena cinemática, y en un laterales lleva una ranura
para fijar los topes de limitación del desplazamiento.

7
4.6. Placa giratoria.
Es el elemento, de base circular, que se apoya y encaja en las guías circulares del
carro transversal. La unión y bloqueo de la placa circular se hace con tornillos
alojados en las guías circulares y tuercas En la parte superior, lo que hay son unas
amplias guías, rectificadas y rasqueteadas, sobre las que encajará y deslizará la
mesa portapiezas.
También se fabrica en fundición gris estabilizada.
4.7. Mesa portapiezas.
Es una amplia plataforma rectangular, perfectamente plana, rectificada,
rasqueteada, con unas ranuras en forma de T, a todo lo largo, donde se alojan los
tornillos para la sujeción de las piezas a fabricar o de los accesorios para sujetarlas.
En la parte anterior lleva una ranura para disponer los topes de limitación de
recorrido.
La mesa se apoya sobre las amplias guías superiores de la placa giratoria. Para
lograr el perfecto ajuste, se dispone de una regleta y unos tornillos y tuercas de
regulación. También dispone de su sistema de blocaje.
Para el desplazamiento se emplea un husillo que se puede mover manualmente con
un volante o manivela o automáticamente a través de la cadena cinemática del
sistema de avance.
Se fabrica en fundición de alta calidad y perfectamente estabilizada. Necesita de una
gran rigidez que evite la deformación durante el fresado.
4.8. Caja de velocidades.
Para la obtención de una amplia gama de velocidades en el eje principal de la
fresadora, el movimiento que parte del motor principal, lo recibe después de haber
sido regulado en la caja de velocidades.
Actualmente el sistema utilizado es el de piñones móviles también llamado
“monopolea”. En este caso la caja de velocidades recibe el movimiento del motor
por medio de una o varias correas trapeciales, transmitiendo el movimiento al eje
principal después de pasar por un sistema de engranajes acoplados en ejes fijos y
deslizantes, y que consiguen variar la velocidad del mismo, bajo petición del operario
que actúa sobre un juego de palancas en el lateral del cuerpo de la fresadora.
Cada máquina dispone a la vista del operario un cuadro de velocidades indicando la
combinación correcta de posición de palancas para conseguir cada velocidad.
4.9. Caja de avances.
Según el fresado que se realice, el avance se obtiene con el desplazamiento de la
mesa, el carro transversal, o con el movimiento vertical de la ménsula. El conjunto
de mecanismos para lograr estos movimientos constituye la cadena cinemática de
avances. El movimiento de avance puede ser generado de tres formas distintas:
1º Tomando el movimiento directamente del motor.
2º Tomando el movimiento del eje principal de la fresadora.
3º Recibiendo el movimiento de un motor independiente.

8
En el 1º y 3º caso, los movimientos son independientes respecto del eje
principal que porta la herramienta, por tanto los avances se darán en
mm/minuto.
En el 2º caso, al partir el movimiento del eje principal, el movimiento de avance
dependerá de la velocidad de giro del eje principal, es decir, los movimientos
están sincronizados y, de esta forma, los avances se dan en mm/revolución del
eje principal o, lo que es lo mismo, de la fresa.
5. SUJECIÓN DE HERRAMIENTAS.

Para conseguir cualquier sistema de acoplamiento, tanto el eje principal de la fresadora


como el eje del cabezal universal, tienen un cono hembra y además están huecos, para
poder pasar interiormente, a todo lo largo, un tirante roscado, para fijar la fresa a la
máquina.

Existen diferentes tipos de conos de sujeción y que están normalizados, siendo los más
utilizados hasta el momento los dos siguientes:

- Conos Morse. Tienen la ventaja de que no necesitan ningún dispositivo o


chaveta auxiliar para el giro. La desventaja es que su desmontaje puede ser muy
difícil en las fresadoras. Por tanto, en este tipo de máquinas, se tiende a ser
sustituidos por conos ISO.
- Conos ISO. Son los más empleados en las fresadoras, tanto en el eje principal
como en el del cabezal universal. Necesitan ser arrastrados por dos chavetas
que coinciden con el chavetero del eje portafresas. Se montan y desmontan con
gran facilidad.
Hay diferentes tamaños que se denominan ISO 30, ISO 40, ISO 45, ISO 50 ....,
en orden sucesivo de tamaños. Para todos ellos la conicidad es 7/24 lo que
coincide con una pulgada por pie, en el sistema inglés.

Existen diferentes sistemas de sujeción de herramientas, en función del tipo de


trabajo a realizar y del tipo de herramienta a utilizar. Lo vemos a continuación.

9
5.1. Eje portafresas normal.
Son ejes de acero al cromo-níquel de longitudes y diámetros adecuadas a la
fresadora. Se usa con fresas cilíndricas de agujero con chavetero.
Llevan mecanizados una ranura longitudinal para conseguir por medio de chavetas
el enclavamiento de las fresas. De hecho, se pueden montar varias fresas a la vez
en el mismo eje, separadas por anillos de espesor normalizados.
El eje portafresas se monta en el eje cónico del eje principal, fijado mediante el
tirante roscado. En el otro extremo debe apoyarse en el cojinete de la luneta apoyada
y ajustada en la cola de milano del puente. Cuanto más cerca se sitúe ésta de la
pieza menor será la flexión a la que será sometido por efecto de las fuerzas de corte.
Es por esto que algunas veces se montan dos lunetas cerca de la pieza.
Los anillos de separación de las fresas son de anchura normalizada de 0,1; 0,2; 1;
2; 5; 10; 20; 50 mm.
5.2. Eje portafresas corto.
Al igual que el anterior está fabricado en acero al
cromo-níquel y va dotado de un agujero roscado
para la fijación con el tirante. El otro extremo es
donde se fija
la fresa y va
dotado de un
chavetero y su correspondiente chaveta y un
tornillo roscado que impide que la fresa se
deslice.
Se puede montar en el eje principal sin
necesidad de luneta, trabajando al aire. De
igual forma se puede montar en el eje del
cabezal universal. Pueden montarse fresas
cilíndricas y fresas frontales.
5.3. Fresas de mango cónico propio.
Algunas fresas, de grandes dimensiones respecto al cono de la máquina, vienen con
un cono ya fabricado y preparado para montar directamente en el eje. Incorporan el
agujero roscado para la fijación con el tirante.
Algunas pueden tener el cono de dimensiones menores al de la máquina. Esto se
arregla interponiendo un mandril entre el cono de la herramienta y el del eje de la
máquina.
5.4. Juegos de pinzas y portapinzas.
Las pinzas se emplean en el montaje de fresas
de mango cilíndrico. Constan de un cuerpo
cónico con un agujero ligeramente mayor que
el diámetro del mango de la fresa a colocar y,
talladas longitudinalmente, lleva tres o cuatro
ranuras que le proporcionan elasticidad por un
extremo.

10
La pinza se cierra al ser presionada contra la pared cónica interior del soporte
portapinzas, por la acción de la tuerca, la cual se aprieta con una llave de gancho.
En este caso, las piezas se fijan también por medio de mandriles con piezas. Cada
mandril puede estar equipado con varios juegos de pinzas para servir a distintos
juegos de fresas.
5.5. Portabrocas.
Para usar brocas cilíndricas se usa el portabrocas, que es del mismo tipo que el de
la taladradora, teniendo en cuenta que debe tener el cono correspondiente al de la
fresadora, o interponer una reducción del mismo para lograr el acoplamiento.
El portabrocas no se debe utilizar para sujetar fresas cilíndricas.
5.6. Cabezal de mandrinar.
Tiene un mango con un cono que debe ser
igual que el cono del eje de la fresadora para
no tener que utilizar manguitos. La parte
superior va fija al mango y la inferior puede
desplazarse sobre unas guías de la primera. El
desplazamiento se consigue con un tornillo
micrométrico controlado por un tambor
graduado. La cuchilla, de cuerpo redondo, se
sujeta en la parte inferior del cuerpo por medio
de un tornillo.
6. SUJECIÓN DE PIEZAS.
La fijación de todo pieza en una máquina debe cumplir ciertas condiciones, a fin de que
quede centrada, orientada y fuertemente sujeta. Se requieren para ello:
- Inmovilizar la pieza en posición correcta.
- Conservar la posición durante el mecanizado.
- Prever la salida de herramienta y viruta.
- Evitar que los elementos de sujeción no flexionen o deformen la pieza.
- Que los sistemas de sujeción de la pieza sean robustos.
- Que la pieza no se deforma bajo la acción de la herramienta.
- Evitar que la pieza se desmonte más veces de las necesarias.
- Que el montaje y desmontaje de la pieza sea rápido.
Las piezas se pueden fijar sobre la mesa por medio de tres procedimientos:
6.1. Por medio de bridas.
Las bridas de sujeción tienen la forma adecuada para ser
fijadas sobre las ranuras en forma de T de las fresadoras y
adecuadas también a la forma de la pieza. Es normal el
empleo de escuadras, calzos, dados, etc., como elementos
auxiliares.
6.2. Fijación por medio de mordazas.
El tornillo de máquina, o simplemente mordaza, es una de los medios más
extendidos de sujeción de piezas que se han de fresar. Debe ser un conjunto
robusto, rígido e indeformable.

11
Pueden ser de base fija o de base giratoria, en este caso montadas sobre un plato
circular graduado, pudiéndoles adoptar dispositivos en las mandíbulas para la
fijación de piezas especiales.
6.3. Fijación por medio de mesas circulares y platos universales.
Las mesas circulares y aparatos divisores, son accesorios imprescindibles para la
sujeción de piezas a las que hay que realizarles trabajos de división. Por supuesto,
antes de nada, hay que conseguir la fijación de estos accesorios a la mesa mediante
los tornillos a las ranuras en T.
7. OTROS ACCESORIOS DE FRESADORA.
Cada tipo de fresadora debe disponer de una serie de accesorios de tipo general o bien
de tipo especial. De esta forma conseguimos darle una mayor versatilidad a la máquina
aumentando el abanico de tipos de mecanizado que se puedan realizar en la fresadora.
Ya se han nombrado anteriormente prácticamente la totalidad de accesorios, pero
vamos a destacar los siguientes para realizar una mejor descripción:
7.1. Aparato de mortajar o mortajadora.
Es un aparato muy útil para realizar pequeñas entallas, ranuras interiores,
chaveteros o para cepillar perfiles especiales.
Para trabajos de gran intensidad es preferible utilizar una máquina especializada,
pues la manera de trabajar en estas operaciones es muy violenta y puede acelerar
inútilmente el deterioro de la máquina.
7.2. Cabezal vertical (universal y Huré)
Es un importante accesorio con el que podemos conseguir cualquier posición del eje
de la fresa. Se acopla al eje principal y se fija por medio de tornillos en la parte
anterior del cuerpo.
Los dos tipos de cabezales verticales más empleados son:
- Cabezal universal.
- Cabezal tipo Huré.

El primero está formado por dos plataformas circulares, orientables y graduadas,


una en un plano vertical y la otra, perpendicular a ésta, en un plano horizontal. La
transmisión de movimiento en el interior se realiza por medio de piñones cónicos a
90 º.
El cabezal tipo Huré consta, también, de dos plataformas, una vertical y otra
inclinada a 45 º respecto de la anterior.

12
Ambos cabezales admiten la fijación de herramientas portafresas, portabrocas etc.,
en su eje cónico hueco, donde se colocan usando un tirante roscado, como ya vimos.
7.3. Aparatos divisores.
Los aparatos divisores son accesorios imprescindibles en las fresadoras cuando se
pretende hacer divisiones iguales en una pieza circular (engranajes, entallas,
chaveteros múltiples, ejes estriados, etc.). Además, algunos, permiten el giro de la
pieza en un ángulo determinado para otros mecanizados (engranajes cónicos, levas,
etc.) También se puede realizar divisiones longitudinales sincronizando su
movimiento al de la mesa de trabajo.
7.3.1. Aparato divisor simple.
Se utiliza para realizar graduaciones circulares simples siempre en la cantidad
de divisiones sea divisor del número de entallas del plato.
7.3.2. Aparato divisor universal.
Su cabezal universal de tres garras sirve como sistema de sujeción de piezas de
revolución, probablemente mecanizadas anteriormente en un torno. Este
cabezal puede girar para darle ángulo a la pieza. Su movimiento se puede
sincronizar con el del eje vertical y con el de la mesa de la fresadora, para
conseguir movimientos compuestos. Por ejemplo, la pieza podría girar a la vez
que avanza la fresa para realizar hélices.
Las posibilidades de división son mucho mayores que las del aparato simple y
con mayor precisión.
7.3.3. Mesa divisora circular.
La mesa divisora es una variante del aparato divisor universal. La mesa circular
se sitúa horizontalmente sobre la mesa de trabajo de la fresadora. Se utiliza para
fijar piezas de gran tamaño con dificulta para sujetar en el aparato divisor. El
sistema de división es de iguales características al de éste.
7.4. Otros.
Por supuesto, además de todos estos accesorios, la fresadora lleva otros elementos
mecánicos auxiliares, para utilizar con los anteriores y hacer los montajes, como
por ejemplo juegos de engranajes para montar entre mesa y aparato divisor,
contracabezales o contrapuntos para sujetar los extremos de piezas de mayor
longitud, juntas cardan para crear cadenas cinemáticas para sincronizar eje principal
con la mesa o con el aparato divisor... etc.

13