Está en la página 1de 3

“Pinceladas” sobre Cinética Química. Química 2º Bach.

Las reacciones químicas no solo tienen que ser posibles termodinámicamente (∆G<0) también
lo tienen que ser cinéticamente. Piensa, por ejemplo, que si abres “el gas” y se mezcla con el
aire (que tiene oxígeno) no hay fuego, aunque termodinámicamente está favorecido (los
átomos tienden a dar los nuevos enlaces que se formarían, rompiéndose los anteriores), hasta
que le acercas una cerilla (se aporta la energía inicial necesaria).

La verdad es que toda la cinética que se estudia en 2º de Bachillerato es muy “lógica” y


además ya está introducida en cursos anteriores. La Teoría de choques, que ya se ha
estudiado en cursos anteriores, no es más que la aplicación de la Teoría Cinético Corpuscular
a la reactividad química.

Es obvio que para que se produzca una reacción química (además de ser posible
termodinámicamente) tienen que aproximarse (“chocar”) las especies que van a reaccionar
(reactivos).
Por esa razón, si todos los reactivos están en el estado sólido las reacciones transcurren muy
lentamente (recuerda el tiempo que tardan en “formarse” los fósiles), obviamente la reactividad
es mayor cuando alguno de los reactivos está en estado líquido (o disuelto en un líquido) o en
estado gaseoso.

Pero al igual que ocurre en los choques de nuestro día a día, no todos los choques serán
efectivos. Para que un choque sea efectivo tiene que ocurrir con la orientación adecuada (si no
chocan por donde se producen las roturas y/o formaciones de enlaces la reacción no ocurre) y
con la suficiente energía (tiene que superar una determinada velocidad para que se rompan los
enlaces existentes, es decir, una determinada energía de activación).
Analizando está segunda afirmación vemos lógico que, como la velocidad de los corpúsculos
está definida por la temperatura, a mayor temperatura una reacción ocurrirá a más velocidad
(aunque esta afirmación tiene que hacerse con precaución porque al aumentar la temperatura
podrían aparecer otras reacciones que alteraran esta conclusión; piénsese, por ejemplo, que si
se aumenta la temperatura mucho los reactivos pueden romper sus enlaces entre átomos y
dejar de ser esa sustancia química para convertirse en otra)

VELOCIDAD DE UNA REACCIÓN QUÍMICA

Concepto de velocidad de reacción.

La velocidad de una reacción nos indicará la rapidez con que desaparecen o aparecen
sustancias al ocurrir dicha reacción.
La velocidad en un determinado momento (velocidad instantánea) podremos medirla mirando
como varia la concentración (molaridad=moles/litro) de una determinada sustancia, aunque es
lógico que existe una relación matemática entre esa variación y las variaciones de las
molaridades de las otras sustancias químicas. Imagina:

aA+bB→cC+dD
Entonces:
v A v B vC v D − d [ A] − d [B ] d [C ] d [D ]
v= = = = donde v A = , vB = , vC = y vD =
a b c d dt dt dt dt
(los incrementos, cuando son en un determinado instante, se transforman en diferenciales; por
otro lado, a los reactivos se les pone un negativo porque su variación es negativa –
desaparecen- y por lo tanto al ponerles el negativo se transforma en positivo y se puede
comparar con las velocidades de los productos)

Esto, que parece muy raro, es bastante fácil de entender. Pongamos un caso concreto:

N2(g) + 3H2(g) → 2NH3(g)


Obviamente por cada N2 que desaparece desaparecen 3H2, luego el hidrógeno desaparece
tres veces más rápido (luego vhidrógeno=3vnitrógeno, o lo que es lo mismo vnitrógeno=vhidrógeno/3). Por
otro lado por iguales razonamientos se llega a que -vnitrógeno=vamoniaco/2

Lo anterior nos es útil para calcular experimentalmente la velocidad de una reacción, pero a
nivel de sacar conclusiones de como transcurre una reacción nos será más útil la ley de
velocidades:

Ecuación de la velocidad (ley de velocidades)

Es también lógico que la velocidad de la reacción química dependa de la concentración de los


reactivos (será más fácil que ocurra un choque cuanto más reactivo haya). Por eso, en un
determinado instante, la velocidad de la reacción general aA+bB→cC+dD cumplirá(ley de las
velocidades):
v = k·[A] ·[B ]
α β

(donde α y β no tienen porque coincidir con los factores estequiométricos a y b; solo coincidirán
si es una reacción elemental, es decir, en una sola etapa –esto lo veremos más adelante-)

Se le llama orden total de la reacción a la suma α + β y el orden parcial de cada reactivo será α
para A y β para B. Como veremos más adelante los ordenes PARCIALES más habituales
serán cero (la velocidad no depende de alguno de los reactivos), uno (de primer orden) y dos
(de segundo orden)

Volvamos a nuestro ejemplo: N2(g) + 3H2(g) → 2NH3(g). Si registramos la variación de las


concentraciones del N2 y del H2 y las representamos en una gráfica obtenemos que para esta
[ ]2 [ ]
reacción química α (la del N2) es 2 y β (la del H2) es 1, luego v = k· N 2 · H 2 como vemos no
se parecen en nada.
Por otro lado, podemos decir que es de primer orden con respecto al H2 y de segundo orden
con respecto al N2.

Mecanismos de reacción

Una reacción química ocurre por choques, la ecuación química nos describe un balance total
de reactivos y productos, pero es obvio que lo normal no será que choquen simultáneamente
todos los reactivos (eso solo ocurrirá en las que denominamos elementales porque ocurren en
una sola etapa).
Lo normal será que ocurra en varias etapas (cada una de ellas podrá ser considerada
elemental) y que cada una de estas reacciones parciales tenga su propia velocidad de reacción
(en las que los coeficientes estequiométricos coincidirán con los ordenes ya que han sido
consideradas elementales). Bajo estas circunstancias la velocidad de la reacción global será la
velocidad de la etapa lenta, porque es obvio que eso será lo que controlará la velocidad del
conjunto.
Como la velocidad de una reacción no se expresa mediante productos intermedios las
expresiones matemáticas de las velocidades pueden ser complejas.
La molecularidad de cada etapa elemental será el número de “reactivos” implicados. En la
práctica será como máximo tres, porque chocar simultáneamente tres, con las velocidades
mínimas y con la orientación adecuada, ciertamente es muy difícil.
TEORÍAS SOBRE CINÉTICA QUÍMICA

Ya hemos visto en la introducción la teoría de colisiones. Esta teoría fue


mejorada con la teoría del complejo activado, esa “especie química” es la
determinante de que ocurra o no ocurra una reacción química
termodinámicamente posible.

Complejo activado.

El complejo activado es un estado de transición entre los reactivos y los


productos, es una configuración adecuada de los reactivos. La energía de
dicha configuración es mayor que la de los reactivos y los productos y a la
energía que hay que comunicar para llegar a él se le denomina energía de
activación.

Obviamente, tanto la energía de activación como la temperatura son determinantes para la


v = k·[A] ·[B ]
α β
velocidad de una reacción. Por otro lado, como la ecuación de la velocidad es
dicha contribución debía de estar recogida en la constate k.
− Ea
Arrhenius, a partir de datos experimentales dedujo que k = A·e RT donde A era un factor que
media el número de choques eficaces (choques a la velocidad suficiente y con la orientación
adecuada).

Factores que influyen en la velocidad de las reacciones irreversibles

1. La temperatura. La temperatura nos indica la velocidad media de las partículas de un


sistema, a más temperatura, más velocidad, más choques efectivos.

2. La concentración. A más concentración más choques.

3. La presión. Si estamos hablando de gases, a más presión disminuye el volumen y por lo


tanto más concentración… más choques.

4. La naturaleza de los reactivos.


Siempre serán más rápidas las reacciones que tienen implicados reactivos en estado fluido (o
disueltos) con respecto a aquellas reacciones que tienen reactivos sólidos.
Si uno de los reactivos es sólido, es obvio que cuanto más “hecho polvo” esté mejor dará la
reacción, porque presentará mas superficie de contacto con los otros reactivos, y por lo tanto
será más susceptible que sea atacada por los reactivos que están en movimiento.

5. Presencia de catalizadores. Los catalizadores son sustancias que alteran la velocidad de la


reacción, porque alteran los mecanismos por donde las reacciones ocurren, generando otros
nuevos más rápidos. Como se recuperan, su efecto no depende mucho de la concentración en
la que estén (es decir, con poca cantidad es suficiente)
· Los catalizadores sólidos pueden “capturar” a alguno de los reactivos (o de los intermedios de
reacción), “orientarlo” para un choque más efectivo; o generar otros intermedios de reacción.
· Los catalizadores homogéneos (están en el mismo medio y estado físico) generan otros
mecanismos en donde inicialmente el catalizador interviene pero al final se recupera.
· Los enzimas son los biocatalizadores. Son los reyes de las reacciones que se dan en el
interior de los seres vivos (sin ellos no habría vida). Su naturaleza es proteica. Son
tremendamente selectivos; se suele decir que tienen un mecanismo cerradura-llave
generándose un complejo activado (enzima-sustrato) que facilita la reacción. Actúan un sinfín
de ellos, coordinadamente y secuencialmente, para lograr el objetivo final de un proceso
metabólico.

6. Presencia de inhibidores. Sustancias que bloquean o hacen más dificultosa alguna etapa de
mecanismo de reacción y por lo tanto disminuyen la velocidad en la que ocurre dicha reacción.
Aunque a veces los definen como catalizadores negativos, en realidad también afectan de
formas más variadas (por ejemplo envenenando un catalizador), luego no se pueden
generalizar muchas de las afirmaciones de los catalizadores a los inhibidores.