Está en la página 1de 5

1.

La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona que estudia


la Ética sobre la base de la moral.
Puesto en práctica, se establece la magnitud de dichas acciones y de cómo afrontarlas de
la manera más positiva e integral para ayudar en un futuro.
Una persona se caracteriza por su responsabilidad porque tiene la virtud no solo de tomar
una serie de decisiones de manera consciente, sino también de asumir las consecuencias
que tengan las citadas decisiones y de responder de las mismas ante quien corresponda
en cada momento.

Principios de la responsabilidad
El cumplimiento responsable en nuestra labor humana, sea cual fuere, se regiría por
principios como:

1. Reconocer y responder a las propias inquietudes y las de los demás.


2. Mejorar sin límites los rendimientos en el tiempo y los recursos propios del cargo
que se tiene.
3. Reporte oportuno de las anomalías que se generan de manera voluntaria o
involuntaria.
4. Planear en tiempo y forma las diferentes acciones que conforman una actividad
general.
5. Asumir con prestancia las consecuencias que las omisiones, obras, expresiones y
sentimientos generan en la persona, el entorno, la vida de los demás y los
recursos asignados al cargo conferido.
6. Promover principios y prácticas saludables para producir, manejar y usar las
herramientas y materiales que al cargo se le confiere.

2. El respeto (del latín respectus, ‘atención’ o ‘consideración’) es «la consideración y


valoración especial que se le tiene a alguien o a algo, al que se le reconoce valor
social o especial diferencia». Muchas formas de respeto se basan en la relación de
reciprocidad (respeto mutuo, reconocimiento mutuo, etc.), sin embargo, en lo que
se refiere al respeto de las personas hacia objetos, costumbres e instituciones
sociales, se fundamentan en otras consideraciones diferentes de la reciprocidad.
De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), entre otros
significados, el respeto está relacionado con la veneración o el acatamiento que se hace a
alguien, e incluye miramiento, consideración y deferencia.1
Tradicionalmente se considera que las muestras de respeto están relacionadas con
cuestiones morales y éticas, aunque en algunos casos tienen que ver con cuestiones
legales y culturales. El término respeto aparece en diversas disciplinas como la filosofía
política y otras ciencias sociales como la antropología, la sociología y la psicología.2
3. En sociología, solidaridad se refiere al sentimiento de unidad basado en las metas
o intereses comunes, es un término que refiere a ayudar sin recibir nada a cambio
con la aplicación de lo que se considera bueno[cita requerida]. Así mismo, se refiere a
los lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre sí.
Algunos sociólogos introdujeron definiciones específicas de este término. Entre
ellos, uno de los más famosos fue Émile Durkheim.

Tipos de solidaridad en Durkheim[editar]


La solidaridad es el aspecto social que se entiende como a las capacidades semejantes; es
decir, poder compartir un hogar, alimentos, sentimientos, etc, con otro ser vivo sin pensar
en su situación económica, tomando en cuenta también que los bienes no son solo lo
material[cita requerida].

 Solidaridad mecánica: Se da con mucha más frecuencia y presencia en los países poco
desarrollados, ya que la misma se caracteriza por una total competencia de cada
individuo en la mayoría de los trabajos, dándose tan solo una mínima diferenciación a
razón de edad y género[cita requerida].
 Solidaridad orgánica: Durkheim afirma que la fuerte especialización de cada individuo
origina una gran interdependencia, base de la cohesión y solidaridad grupal, de las
personas con su sociedad. A esta clase la llama solidaridad orgánica. Así, cada
miembro posee una parte de los conocimientos generales y sus recursos, por lo que
todos dependen de todos. Este tipo de solidaridad se suele presentar en las
sociedades desarrolladas. Encontramos en esta concepción la parte negativa en la que
una excesiva especialización podría desembocar en la anomia.1
4. Tolerancia se refiere a la acción y efecto de tolerar (valga la redundancia). Como
tal, la tolerancia se basa en el respeto hacia lo otro o lo que es diferente de lo
propio. La palabra proviene del latín tolerantĭa, que significa ‘cualidad de quien
puede aceptar'.
La tolerancia es un valor moral que implica el respeto íntegro hacia el otro, hacia sus
ideas, prácticas o creencias, independientemente de que choquen o sean diferentes de las
nuestras. En este sentido, la tolerancia es también el reconocimiento de las diferencias
inherentes a la naturaleza humana, a la diversidad de las culturas, las religiones o las
maneras de ser o de actuar.
Por ello, la tolerancia es una actitud fundamental para la vida en sociedad. Una persona
tolerante puede aceptar opiniones o comportamientos diferentes a los establecidos por
su entorno social o por sus principios morales. Este tipo de tolerancia se llama tolerancia
social en las personas.
Por su parte, la tolerancia hacia quienes profesan de manera pública creencias o religiones
distintas a la nuestra, Es un concepto relacionado con el respeto y con la consideración
ante las acciones u opiniones de otras personas cuando éstas difieren de las propias o se
contraponen al marco personal de creencias. La tolerancia se erige como un valor básico
para convivir armónica y pacíficamente.
5. Honestidad: cualidad humana que consiste en actuar de acuerdo como se piensa y se
siente (coherencia). Se refiere a la cualidad con la cual se designa a aquella persona
que se muestra, tanto en su obrar como en su manera de pensar, como justa, recta e
íntegra. Quien obra con honradez se caracterizará por la rectitud de ánimo, integridad
con la cual procede en todo en lo que actúa, respetando por sobre todas las cosas
las normas que se consideran como correctas y adecuadas en la comunidad en la cual
vive.
En su sentido más evidente, la honestidad puede entenderse como el simple respeto a la
verdad en relación con el mundo exterior, los hechos y las personas; en otros sentidos la
honestidad también implica la relación entre el sujeto y los demás, y del sujeto consigo mismo.
Honestidad y honradez, términos originariamente distintos, se han aproximado con el lapso del
tiempo y la influencia del idioma inglés; de tal modo que se está produciendo una suerte de
refundición de ambos para aludir a la definición de honradez, siendo ésta sólo una de las
acepciones del vocablo "honestidad".3

En un nivel más profundo que el Li se encuentra el Yi, o la bondad. En este nivel no se


persigue ya el propio interés, sino el principio moral de la justicia, basado en la reciprocidad.
También aquí es importante el aspecto temporal de las acciones, pero en este caso como
lapso de tiempo. Así, por ejemplo, dado que los padres dedican los tres primeros años de vida
de sus hijos solo a cuidarlos, los hijos deben guardar luto los tres primeros años tras la muerte
de los padres. En este nivel uno es honesto acerca de sus propias obligaciones y deberes,
incluso cuando no hay nadie que los juzgue o que se vea inmediatamente afectado. Esta parte
del código moral se relaciona con el culto a los antepasados, que Confucio hizo normativo.

6. Por honradez se refiere a la cualidad con la cual se designa a aquella persona que
se muestra, tanto en su obrar como en su manera de pensar, como justa, recta e
íntegra. Quien obra con honradez se caracterizará por la rectitud de ánimo,
integridad con la cual procede en todo en lo que actúa, respetando por sobre
todas las cosas las normas que se consideran como correctas y adecuadas en la
comunidad en la cual vive.

Sin lugar a dudas la de la honradez u honestidad es una de las virtudes más importantes y
valorables que se puede identificar en una persona o que una persona puede cultivar a
través de sus actos y cuyo principal beneficiario con las personas que lo rodea y el entorno
en el cual vive. Una sociedad en la que abunde la gente con honradez, será una sociedad
más recta y justa en todos los niveles.
Superponer la honradez, aún en las necesidades
Entre algunas de las expresiones más comunes de la cualidad de la honradez se cuenta
aquella en la cual una persona con necesidades económicas y sociales insatisfechas, a
pesar de ello, por ejemplo, devuelve un bolso repleto de dinero que halló accidentalmente
en su camino.
7. El término equidad (del latín aequitas, de aequus, "igual"; del griego "͗επιεικεία",
virtud de la justicia del caso en concreto) puede definirse, según el Diccionario de
la lengua española, como:
 Cualidad que mueve a dar a cada uno lo que merece sin exceder o disminuir.
 Justicia, imparcialidad en un trato o un reparto.
 Tratar a todos por igual respetando y teniendo en cuenta sus diferencias y
cualidades.
 La "bondadosa templanza habitual"; a la propensión a dejarse guiar por el deber o
por la conciencia, más que por la justicia o por la ley escrita;1
 La justicia natural, opuesta a la ley escrita.
 una moderación en el precio de las cosas o en las condiciones.
 Una "disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece. 1 Este ideal
está íntimamente enlazado con el precepto exclusivamente jurídico de Ulpiano en
sus "Tria Praecepta Iuris" (tres principios del derecho), el suum cuique tribuere (dar
a cada uno lo suyo).
8. La igualdad es el trato idéntico que un organismo, estado, empresa, asociación,
grupo o individuo le brinda a las personas sin que medie ningún tipo de reparo por
la raza, sexo, clase social u otra circunstancia plausible de diferencia o para hacerlo
más práctico, es la ausencia de cualquier tipo de discriminación.

Eso en cuanto a la explicación de lo que significa el término igualdad, en tanto, como


problemática, la igualdad data de tiempos inmemoriales... casi me arriesgaría a decir que
"desde que el mundo es mundo y el hombre es hombre" ya que desde siempre ha sido un
tema de recurrente lucha en el mundo entero. Si bien en el siglo XVIII, en oportunidad de
la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la situación de desigualdad que
imperaba en el mundo logró ser de alguna manera zanjada, lamentablemente, no pudo
ser erradicada o superada del todo, ya que aún hoy, en el siglo XXI, todavía es recurrente y
común escuchar hablar de casos de discriminación. Sin ir más lejos, desde que surgió la
posibilidad que el dirigente demócrata Barack Obama ocupe la presidencia de los Estados
Unidos, uno de los países más poderosos del mundo pero también uno de los que más
observó y sufrió la desigualdad y la discriminación a lo largo de su historia, en vez de pasar
por alto su origen afroamericano, que a estas alturas ya debería ser algo natural, desde
todos los ámbitos, se hizo especial hincapié en este aspecto más que en otros
determinantes, como ser su programa de gobierno.
9. Integridad La gente generalmente cree que la palabra integridad proviene del latín
integrîtas, -ãtis y eso es correcto (totalidad, virginidad, robustez y buen estado
físico), pero el vocablo se deriva del adjetivo integer (intacto, entero, no tocado o
no alcanzado por un mal). Se compone de in- (no) y una raíz que es la misma que la
del verbo tangere (tocar o alcanzar), es la pureza original y sin contacto o
contaminación con un mal o un daño (físico o moral).
Integridad se traduce como honradez, honestidad, respeto por los demás, corrección,
responsabilidad, control emocional, respeto por sí mismo, puntualidad, lealtad, pulcritud,
disciplina, congruencia y firmeza en sus acciones. En general es alguien en quien se puede
confiar. Integridad es retomar el camino de nuestra verdad, hacer lo correcto por las
razones correctas del modo correcto. Se relaciona al derecho de no ser objeto de
vulneraciones en la persona física, como lesiones, tortura o muerte. Ejemplo: La violencia
en una relación ,con golpes, insultos ,sometimiento ,maltrato ,control,cualquier situación
que haga que uno de los integrantes de una pareja permita , esta aceptando que se
lastime su autoestima , y el victimario aprovechando la ignorancia , miedo ,inseguridad del
que acepta este trato,convirtiéndose así en victima
10. La lealtad es una devoción de un sujeto o ciudadano con un estado, gobernante,
comunidad, persona, causa o a sí mismo. No existe acuerdo entre los filósofos
sobre cosas o ideas a las que se puede ser leal. Algunos sostienen que se puede ser
leal a un espectro muy amplio de cosas, mientras que otros argumentan que solo
se puede ser leal a otra persona y que ello es una relación estrictamente
interpersonal.
La lealtad es un principio que básicamente consiste en nunca darle la espalda a
determinada persona o grupo social que están unidos por lazos de amistad o por alguna
relación social, es decir, el cumplimiento de honor y gratitud, la lealtad está más apegada
a la relación en grupo.
La lealtad es un cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor.
Es una virtud consistente en el cumplimiento de lo que exigen las normas de fidelidad,
honor y gratitud. Adhesión y afecto por alguien o por alguna cosa.
La lealtad posee numerosos aspectos y aristas. John Kleinig, profesor de filosofía en la City
University of New York, resalta que con el transcurso de las épocas la idea ha sido motivo
de análisis por escritores creativos desde Esquilo a John Galsworthy y Joseph Conrad, y
tema de estudio de psicólogos, psiquiatras, sociólogos, estudiosos de la religión,
economistas políticos, estudiosos del ámbito de los negocios y la mercadotecnia, y –en
especial– teóricos de la política, que se ocupan de aspectos como los juramentos de
lealtad y patriotismo.