Está en la página 1de 19

Jetro (en hebreo ‫יִ ְתרֹו‬, Yitro; en hebreo tiberiano Yiṯrô, que significa "su excelencia" o

"posteridad"), también conocido como Reuel o Hobab, es un personaje del Antiguo


Testamento. Lo que se sabe sobre él se encuentra en el libro del Éxodo 3:1, 4:18, 18:1-2.

También se lo identifica con Shoaib, un profeta mencionado en el Corán. También es


adorado como un profeta por los drusos.

Nombres de Yitró:

Re'uel, Yeter, Yitro, Chovev, Chever, Keni y Putiel

1. (heb. Re’ûêl, "amigo de Elohim"). EL PASTOR (O ZAGAL) O AMIGO DE


DIOS. (Gn 36:4) 1. Hijo de Esaú con •Basemat (Gen 36:13).

2. (heb.yeter) el resto; lo que queda»: del botín (heb., yether, abundancia,


excelencia). En Turco Yeter (Suficiente).

3.

• 1. Reuel –Re U El – Fue amigo de Dios


• 2. Yéter – Causó que se agregara a la Toráh. Lit. agregado
• 3. Yitró – Desarrolló obras adicionales… Agrega la Vav
• 4. Hobab o Jovav – Amado de Dios (Querido)
• 5. Jéver – Colaborador del Todopoderoso
• 6. Keiní – Celoso por las cosas de Dios
• 7 Putiel – Abandonó la idolatría

Fue sacerdote de Madián, una tierra que se extendía desde el este del mar Muerto hasta
el Sinaí.

La Biblia cuenta que su hija Séfora se casó con Moisés cuando éste había huido de Egipto por
haber matado un hombre que maltrataba a un esclavo hebreo. Moisés trabajó como pastor
durante cuarenta años antes de volver a Egipto para llevar a los hebreos a Canaán, la tierra
prometida.

Shemot 18:19. Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú
por el pueblo delante de Dios, y somete tú los asuntos a Dios. Tárgum: Ahora
acepta esto de mí. Yo te aconsejaré y LA MEMRA (PALABRA) DEL SEÑOR te
ayudará. Tú representas el pueblo cuando ellos pidan enseñanzas de delante del
Señor. 20 Y enseña a ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por
donde deben andar, y lo que han de hacer.

PERO: CONDICIONES DE LOS JUECES:

21. Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios,
varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de
millares, de centenas, de cincuenta y de diez.

VARONES DE VIRTUD: ‫ ח ִלי‬chayil - Anshei chayil : Hombres capaces// fuerza - eficiencia -


riqueza . Hombres ricos capaces de no mostrar favoritismos...que no se dejen halagar…Hombres
de valor, que menosprecian el vicio, de excelencia (detalles).

TEMEROSOS DE ELOHIM: ‫ ָרי א‬yare' Reverentes, hombres de buena reputación. HOMBRES DE


VERDAD: ‫ 'ׁשֹונֱא‬enowsh ‫ 'מֱ א ת‬emeth CON FIRMEZA, FIELES, seguros, confiables, que hablen con
juicio. que inspiren confianza para que la gente los escuche. QUE ABORREZCAN ‫ ש א ָנ‬sane' LA
AVARICIA ‫ צב ע‬betsa` : QUE ODIEN la ganancia adquirida con violencia, la ganancia injusta,
hombres que no reciban dinero por el juicio. Todas

Parashá No.17 – Yitró

Shemót / Nombres / Éxodo 18 : 1 – 20 : 23

18:1 Y oyó Yitró, sacerdote de Midián, suegro de Moshe, todo lo que había
hecho Elohim por Moshe y por Israel su pueblo, y cómo Yahwéh había
sacado a Israel de Egipto.

Los Diez Mandamientos

Por el Rab. Ntanel Gomescásseres

En esta semana estamos estudiando la parashá / porción que entre otros temas
nos enseña acerca de los famosísimos Diez Mandamientos.
Este calificativo que se les da, viene de las malas traducciones al español del
pasúk / versículo 34: 28 de Shemót / Éxodo, donde en hebreo diceaseret
hadevarim, cuya traducción literal sería : Diez Palabras, refiriéndose a las que
estaban escritas en las dos tablas de piedra que Moshé bajó del Monte Sinaí.
Muchos serían los temas a tratar si estudiamos cada uno de los pasukím
/ versículos que tienen que ver con estas Diez Palabras.

Las Diez Palabras las encontramos en Shemót 20. Creo que ha sido uno de los
pasajes mas manipulados. Cada religión las acomoda a su gusto. Dependiendo de
la doctrina de cada religión, entonces miran como acomodar las Diez Palabras,
para que encajen en su doctrina. En vez de hacer lo contrario, que la doctrina
encaje dentro de las Diez Palabras.

Los lectores me dirán que exagero al decir que cada uno acomoda las Diez
Palabras a su gusto. Pero para que vean que no exagero, me he tomado la
molestia de bajar de Google las siguientes versiones de Los Diez Mandamientos.
(Si usted cree que yo he maquillado los textos para probar lo que
digo......cerciórese por usted mismo...vaya a Google......coloque “Diez
Mandamientos”......paginas en español.....y prepárese para las sorpresas)

El primero es de los católicos:

1º Amarás a Dios sobre todas las cosas.

2º No tomarás el Nombre de Dios en vano.

3º Santificarás las fiestas.

4º Honrarás a tu padre y a tu madre.

5º No matarás.

6º No cometerás actos impuros.

7º No robarás.

8º No dirás falso testimonio ni mentirás.


9º No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10º No codiciarás los bienes ajenos.

(Las negrillas son mías, para resaltar los “acomodamientos”)

Este otro, por la terminología, se sabe que es de los evangélicos:

I No tendrás dioses ajenos delante de mí.

II No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni


abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra: No te inclinarás a ellas, ni las
honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los
padres sobre los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos, a los que me
aborrecen, y que hago misericordia en millares a los que me aman, y guardan mis
mandamientos.

III No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente
Jehová al que tomare su nombre en vano.

IV Acordarte has del día de reposo, para santificarlo: Seis días trabajarás, y harás
toda tu obra; más el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él
obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu
extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo Jehová los
cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo
día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó.

V Honra a tu padre y a tu madre, porque tus días se alarguen en la tierra que


Jehová tu Dios te da.

VI No matarás.

VII No cometerás adulterio.

VIII No hurtarás.
IX No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

X No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su


siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Estos otros tienen un decálogo bien particular.

No lo toman de Shemót 20, sino de Shemót 34 : 17-26

(I) No te postrarás delante de ningún otro dios.

(II) No te fabricarás dioses de metal fundido.

(III) Observarás la fiesta de los Ácimos.

(IV) Durante seis días trabajarás, pero el séptimo día deberás descansar

(V) Celebrarás también la fiesta de las Semanas, la de los primeros frutos de la


cosecha del trigo; y además, la fiesta de la Recolección, al término del año.

(VI) Tres veces al año todos los varones se presentarán delante del Señor, el Dios
de Israel.

(VII) No ofrecerás nada fermentado junto con la sangre de la víctima sacrificada en


mi honor

(VIII) No quedará para el día siguiente la víctima inmolada en la fiesta de la


Pascua.

(IX) Llevarás a la casa del Señor, tu Dios, lo mejor de los primeros frutos de tu
suelo.

(X) No harás cocer un cabrito en la leche de su madre.


Y qué tal que nosotros saquemos una lista diferente de las Diez Palabras.

Porque si estudiamos con cuidado el pasaje de Shemót 20, de pronto nos


encontramos con algunos mandamientos que nadie ha tenido en cuenta.

20:1 Y habló Elohim todas estas palabras, diciendo:

Antes de estudiar las Diez Palabras que todo el mundo reconoce, bueno sería no
olvidarnos de este comienzo del perek / capítulo 20.

Este comienzo debe hacer parte de la primera Palabra.

No deberíamos quitarlo así no más.

Muchos dirán: Pero ahí no vemos ningún mandamiento.

Yo creo que sí.

Ahí está implícito el mandamiento de creer que fue Elohim el que habló.

Fue Elohim el que dictó estos mandamientos ante una congregación de mas o
menos tres millones de israelitas que habían salido de Egipto.

Ellos oyeron.

Y no solamente oyeron, sino que también vieron todo lo que ocurría mientras
Elohim hablaba:

20:15 Y todo el pueblo estaba observando los truenos, y las antorchas y el sonido
del Shofár, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, se desplazó y se puso
lejos;
Cualquiera, sin el conocimiento de este pasúk / versículo, podría decir:
Porqué tendría yo que obedecer estas Diez Palabras?

¿Qué tal que Moshé se las haya inventado?

Si no tenemos claro quién fue el que ordenó las Diez Palabras, ellas pierden
mucha autoridad.
Pero si tenemos claro que fue Elohim el que las habló, las ordenó, entonces será
mucho más fácil querer cumplirlas.

Pero, sigamos con Shemót 20:

20:2 Yo soy Yahwéh, tu Elohim, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de


servidumbre.

Acá hay otro mandamiento muy importante.

Por lo menos deberíamos también incluirlo como parte de la primera Palabra.

Ya en el pasúk 1 se nos habla que fue Elohim el que habló.

Pero cual Elohim es ese?

Todos responderán : Hay un solo Elohim !!!!!!!!

Que pena contradecirlos, pero no es así.

Hay otros elohim (dioses).

Son dioses falsos que la gente se inventa.

Pero de que los hay, los hay.

Es mas, El Eterno nos advierte acerca de esos falsos dioses en el siguiente pasúk:

20:3 No tendrás otros dioses (elohim) ante mi faz.

O sea que El Eterno se quiere identificar muy bien.

Para que las futuras generaciones no tengan lugar a equívocos.

Por eso dice:

20:2 Yo soy Yahwéh, tu Elohim, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de


servidumbre.

Porqué traemos esto a colación

Porque es muy importante hablar de ello.


Porque muchos parece que desconocieran este pasúk 2. El hecho de que en
muchas listas de los Diez Mandamientos se omita este pasúk 2, hace que salgan
unas doctrinas súper rarísimas.

Vamos a ver si he sido yo el único que ha oído declaraciones como estas:


“Mi Dios no es el mismo Dios de Israel”

“El Dios de Israel es sanguinario.....mi Dios es amor”

“El Dios de los judíos es malo.......el Dios de los cristianos es bueno”

“Mi Dios es el Dios del nuevo testamento”

“Mi Dios no es el Dios del antiguo testamento”

Si esa es la opinión de la religión que tu profesas, bueno aclararte con este pasaje
que si El Elohim de Israel no es tu Elohim, entonces quien dio los Diez
Mandamientos en los cuales tu religión cree?

Porque en este pasaje está muy claro quien fue el que dio las Diez Palabras:
20:2 Yo soy Yahwéh, tu Elohim, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de
servidumbre.

Está muy claro.

A no ser que tu hagas parte de un pueblo –que no es Israel- y que también haya
sido sacado de Egipto.

En ese caso te agradecería que me escribieras para aprender y enterarnos de que


pueblo sería ese.

Porque realmente no conozco ese hipotético pueblo que fue sacado de Egipto por
un Elohim distinto al Elohim de Israel.

Otra cosa que deberíamos tener en cuenta de este pasúk es que también dice:
20:2 Yo soy Yahwéh, El Elohim que sacó a Israel de Egipto, tiene un Nombre.

Él no podía dejarnos con la duda.

Cual Elohim fue el que nos sacó de Egipto?????

20:2 Yo soy Yahwéh, De pronto es la primera vez que lo escuchas. De donde


sacamos ese nombre? (Te invito a que leas nuestro comentario a la Parashá
No.13 – Shemót, escríbenos y con gusto te la enviaremos) Tu Elohim se llama
así?

NOOOOOOOOOOOO?

Lo más seguro es que estés incumpliendo el siguiente mandamiento:

20:3 No tendrás otros dioses (elohim) ante mi faz. Bueno, pero tu dirás:

“Y qué, si incumplo ese mandamiento o cualquier otro?”

“Ya no tengo que cumplir ningún mandamiento”

“Soy salvo por gracia”

Si así es como piensas, de acuerdo a la enseñanza que has recibido donde te


congregas, te diré algo:

Los Judíos Mesiánicos creemos que la Palabra del Eterno va desde Bereshít
/ Génesis hasta Revelación / Apocalipsis.

Creemos firmemente que el Brit Hadashá / Pacto Renovado- mal llamado Nuevo
Testamento- es continuación de la Palabra del Eterno que comenzó hace 3.500
años en el Monte Sinaí.

Por lo tanto creemos firmemente en la enseñanza que nos dejó El Eterno a través
del Sheliáj Shaul / Apóstol Pablo:
Efesiím / Efe. 2:

8 Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de
vosotros, sino que es un don de Elohim; 9 tampoco viene de las obras, para que
nadie se gloríe.

Lo malo es mal entender el concepto de Gracia.

Ser salvo por Gracia, no significa que ya no tenemos que guardar los
mandamientos del Eterno.

Antes no podíamos cumplir los mandamientos, por la desobediencia que había en


nosotros.

Porque estábamos muertos espiritualmente.

La Gracia es que El Eterno nos da la vida espiritual, a través de limpiarnos de


nuestros pecados por el sacrificio de Yashúa en el madero del calvario.

Para que el Ruaj Hakodèsh / Espíritu del Santo pueda habitar en nosotros y así
hacernos obedientes a los mandamientos.

Yejezkel / Eze. 36:

27 Infundiré mi Espíritu en vosotros y haré que os conduzcáis según mis


preceptos y observéis y practiquéis mis mandamientos.

Esto está corroborado con los pasukím / versículos que siguen a los famosos de
Efesiím / Efesios. Estos pasukím, o no los entienden o se hacen los locos y no se
predica de ellos.

Porque si se entendieran y se predicaran, se estarían obedeciendo los


mandamientos que El Eterno nos mandó en el Monte Sinaí.

Efesiím / Efe. 2:
10 En efecto, hechura suya somos: creados en el Mesías Yashúa, (por Él
volvemos a la vida espiritual) para buenas obras, (los mandamientos) que de
antemano (en el Monte Sinay) dispuso Elohim que pusiéramos en práctica.

Como estamos seguros de que es así

Miremos lo que Yashúa- nuestro Mesías – nos dice al respecto:

Matitiahu / Mat. 19:

16 En esto se le acercó uno y le dijo: «Rabino, ¿qué he de hacer de bueno para


conseguir vida eterna?»

17 Él le dijo: «¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el


Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.»
18 « ¿Cuáles? » - le dice él. Y Yashúa dijo:

«No asesinarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso


testimonio,
19 honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo.»

¡Sorpresaaaaaaa!

¡Los mismos mandamientos del Monte Sinaí!

Pero hay algo rarísimo: y amarás a tu prójimo como a ti mismo.»

No nos acordamos haber estudiado ese mandamiento en el Decálogo.

Así es, no lo busque en el Decálogo.

Ese mandamiento está en:

Vayikrá / Lev. 19:

18 No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu


prójimo como a ti mismo. Yo, Yahwéh.

Y porqué Yashúa lo menciona en el pasaje de Matitiahu / Mateo?

Porqué Yashúa lo que está haciendo es un resumen de todos los mandamientos.

Que no son 10 ni 11.


¡Son 613!

Los Diez, solamente son el encabezamiento de los 613.

Hasta las matemáticas nos ayudan para averiguarlo:

6 + 1 + 3 = 10.

Los 613 mandamientos se dividen en:

365 negativos (no hagas esto....no hagas aquello)

248 positivos (has esto....has aquello)

Apartando aquellos mandamientos que tienen que ver con los sacrificios, los
cuales hoy no podemos cumplir porque no existe el Templo en Yerushalaim
(Jerusalém) y además porqué Yashúa es el perfecto sacrificio, hoy tenemos la
obligación de cumplir mas de 200.

Matitiahu / Mat. 5:

17 «No penséis que he venido a abolir la Toráh (instrucciones) y los Profetas. No


he venido a abolir, sino a hacerla cumplir.

Que El Eterno sea utilizando esta enseñanza para confrontarnos en cuanto a


quien es que realmente estamos siguiendo.

Shabat Shalom.

Rab. Ntanel Gomescásseres

Parashá No.17 - Yitró - Estudiar en Ayuno

Parashá No. 17 – Yitró

Shemót / Nombres / Éxodo 18 : 1 – 20 : 23

18:1 Y oyó Yitró, sacerdote de Midián, suegro de Moshe, todo lo que había hecho
Elohim por Moshe y por Israel su pueblo, y cómo Yahwéh había sacado a Israel de
Egipto.
Por el Rab. Ntanel Gomescásseres

Si revisamos los 54 nombres de las parashót / porciones, solamente encontramos


seis con nombres de personas.

Y la que estudiamos en esta semana es una de ellas.

Por eso nos vamos a concentrar un poco en que podemos aprender de este –
para muchos enigmático- personaje que se llama Yitró, quien era como dicen las
escrituras, suegro de Moshé.

Si miramos cuidadosamente algunos pasukím / versículos nos daremos cuenta


que Yitró es un símbolo del goi / gentil / pagano / idolatra que deja sus ídolos a un
lado y se convierte en un israelita, en un ieudí / judío / adorador de Yahwéh.

Todos – eso espero- estamos familiarizados con el Shemá, la famosísima porción


de la Toráh:

Devarim / Palabras / Deuteronomio 6:

4 "¡Sh'ma, Yisra'el! YAHWÉH Eloheinu, YAHWÉH ejad


[¡Escucha, Israel! YAHWÉH nuestro Elohim, YAHWÉH uno es];

Todos los días la recitamos tres veces y las palabras del Eterno retumban en
nuestro corazón: “Escucha Israel”, y sabemos la doble connotación de la palabra
hebrea Sh’ma:

Obedece lo que oyes.

Y nuestro anhelo como judíos es oír – obedecer las ordenes del Eterno.

Pero al comenzar la parashá de esta semana encontramos a través de símbolos,


que la Toráh no fue dada para que únicamente los israelitas la oigan – obedezcan,
si no que el propósito final está en que los gentiles también oigan – obedezcan.

Shemót / Nombres / Éxodo:


18 1 Ahora Yitró el sacerdote de Midyan, el suegro de Moshé, oyótodo lo que
Elohim había hecho por Moshé y por Israel su pueblo, como YAHWÉH había
sacado a Israel de Egipto.

Aquí vemos que la razón de ser de nosotros como pueblo de Israel es llevar el
conocimiento del Elohim de Israel a las naciones de la tierra.

Tantos milagros que Elohim hace diariamente a favor de Israel, son para que las
naciones los vean y crean en El Verdadero Elohim.

Y creyendo, comiencen a oír – obedecer la Toráh del Eterno.

Si seguimos leyendo el pasaje, vemos en la actitud de Moshé cuál debe ser


nuestra actitud hoy en día con las personas no creyentes que interactúan a
nuestro alrededor.

8 Moshé dijo a su suegro todo lo que YAHWÉH había hecho a Faraón y a los
Egipcios por amor a Israel, todas las vicisitudes que habían sufrido mientras
viajaban y cómo YAHWÉH los había rescatado.

Y el resultado lo vemos en el pasúk / versículo siguiente:

9 Yitró se regocijó por todo el bien que YAHWÉH había hecho por Israel por
haberlos rescatado de los Egipcios.

Pero no solamente se regocijó

No solamente se quedó en saber lo que Elohim había hecho.

10 Yitró dijo: "Bendito sea YAHWÉH, quien te ha rescatado de los Egipcios y


Faraón, quien ha rescatado al pueblo de la mano dura de los Egipcios. 11
Ahora yo sé que YAHWÉH es más grande que todos los otros dioses, porque
Él rescató a aquellos que fueron tratados tan arrogantemente."

Y a continuación pasó de las palabras a los hechos :


12 Yitró el suegro de Moshé trajo un holocausto y sacrificios a Elohim,

Al final de este pasúk encontramos algo bastante interesante:

“y Aharon vino con todos los dirigentes de Israel para comer delante de
Elohim con el suegro de Moshé.”

Y la pregunta que se nos viene es:

¿Por qué después de toda la conversación y después de traer sacrificio delante


del Eterno, Yitró come?

La respuesta no puede ser otra:

Yitró estaba en ayuno.

Y el estar en ayuno fue factor determinante para que todo tuviera los resultados
que se dieron.

Que Yitró conociera.

Que Yitró creyera.

Que Yitró oyera.

Que Yitró obedeciera.

Que Yitró hiciera.

Que Yitró dejara sus dioses paganos.

Que dejara de ser un gentil y se convirtiera en un judío.

Todo fue más fácil para él.

Todo fue más fácil para Moshé.

Por la sola razón de que Yitró estaba en ayuno.

El pasaje no nos habla que discutieron.


Que puso objeciones.

No, su carne estaba sujeta, no opinaba.

Su alma veía todo claro.

Su alma sabía que había llegado al lugar donde tenía que estar.

Si, para Yitró fue una bendición muy especial el ayuno.

Bendición que no solo se demostró en la sabiduría para escoger lo mejor para su


vida. Si no que en los días posteriores, esa sabiduría le alcanzaba hasta para
aconsejar a Moshé. Cualquiera diría:

“! Los pájaros tirándole a las escopetas!”

“! El hijo enseñándole a su papá a hacer hijos!”

Nada de eso.

Él estaba demostrando la sabiduría de una vida donde el ayuno es primordial.

Así como para Yitró el ayuno fue una bendición grande. También para nosotros los
judíos de estos tiempos lo será. Muchas cosas que no entendemos fácilmente,
porqué nacimos en una cultura muy distinta a la revelada por nuestro Elohim a Su
pueblo. Muchos mandamientos – mitzvót – que nos cuesta obedecer porque les
ponemos todas las objeciones.

Porque nos parecen anticuados etc. etc.

Los entenderíamos mucho más fácil y claramente si usáramos esa herramienta


hermosa que se llama Ayuno.

Muchos se preguntarán en estos momentos:

¿Porqué hablamos de ayuno en un día como este ?

¿Será que estoy tan desenfocado del calendario hebreo que no me he dado
cuenta de la proximidad de un ayuno?
¿Será que se acerca Yom Kippúr?

O de pronto será alguno de los otros tres ayunos que nos hablan las Escrituras?

Tranquilos...El Eterno hoy no nos está hablando de ninguno de esos cuatro


ayunos que hemos mencionado.

Él nos está hablando del día de ayuno de cada semana.

O de cada quince días.

O una vez al mes como mínimo, debemos ayunar para entender los propósitos del
Eterno para nuestra vida y para que las cosas que están escritas en Su Toráh se
vuelvan realidad en nuestras vidas.

Apartemos esos momentos para estudiar Toráh en ayuno.

Shabat Shalom.

Rab. Ntanel Gomescásseres

¿Por qué los judíos no pueden pronunciar el nombre de D-os?

¿Por qué los judíos no pueden pronunciar el nombre de D-os?

Entre nosotros, Nuestra Historia


“Aquí vemos que la prohibición de pronunciar el nombre de D-os, es una
consecuencia natural de la evolución de esta idea, de ir desprendiéndose de la
idea de un dios superhéroe, grandote y muy poderoso. En las otras religiones
antiguas, los dioses eran vistos con características humanas: muy poderosos,
pero violentos, pasionales y hasta irracionales, como los seres humanos. El texto
bíblico no está muy lejos de esta visión: D-os se enoja, hace corajes, llora, se
arrepiente. Pero lo grandioso del texto bíblico es que por encima de esas
emociones, D-os se presenta como alguien justo. Hay una conciencia moral bien
definida. Ese fue el primer gran paso en la evolución del entendimiento que el
Judaísmo tiene sobre D-os, y el clímax llegó con el Judaísmo Rabínico, que se
deshace de toda esa parafernalia que haría de D-os sólo una proyección de lo que
somos nosotros. En el Judaísmo Rabínico D-os está desprovisto de toda imagen,
tal y como lo establece la mitzvá: No te harás imagen delante de Mí. Por eso no
pronunciamos Su Nombre, aunque las letras estén escritas y hasta conozcamos
las vocales puestas por los Masoretas. Se trata de entender que lo Divino está
más allá de lo que nosotros podemos tocar con las manos, pero también con
nuestros conceptos. El concepto de no hagas una imagen también quiere decir no
te lo imagines. El concepto final es no pronuncies su nombre, porque en el
momento que quieres pronunciar su nombre otra vez lo reduces a la
dimensión humana”, dijo.

(De: http://www.enlacejudio.com/2015/08/06/por-que-los-judios-pueden-
mencionar-el-nombre-de-d-os-explica-irving-gatell-en-apeim/ )

.........................................................................

Reflexionando....

¿Así que no se puede pronunciar el nombre de "Dios"? De modo que se puede


pronunciar el nombre de Atón, de Crisna, de Buda, de Babalú, y de todas las
múltiples divinidades paganas, que no existen, pero no se puede pronunciar el
nombre del Creador Yahwéh que él mismo reveló en su palabra inspirada.

¿A dónde puede llevar ese tipo de razonamiento? Si Yahwéh no existe, como no


existen Crisna ni Dagón, entonces todo razonamiento o elucubración sobre su
nombre no tiene ningún sentido, en absoluto. Pero si el Creador Yahwéh existe, y
si se reveló alguna vez al pueblo hebreo, entonces, ¿cometió un error al revelar su
nombre al pueblo hebreo? ¿Se equivocó? ¿Para qué, entonces, reveló su
nombre? Si él quería que lo conceptualizaran como "un Dios sin nombre",
entonces ¿para qué inspiró a Moisés a que escribiera Su Nombre y lo enseñara al
pueblo israelita y aparece casi seis mil veces en las Escrituras Hebreas?
Y, si estamos equivocados y no fue el Creador quien inspiró esos escritos sino que
son simplemente fruto de la mente de Moisés, entonces ¿no sería una farsa toda
la religión judía, que se basa en la revelación del Creador al hombre? Si los
escritos de la Biblia no son lo que pretender ser, entonces ¿no serían escritos
fraudulentos que pretenden una inspiración que no tuvieron sino que son el
pensamiento de Moisés?

Esas son las cosas que llevan a mucha gente al ateísmo. Si la Biblia no fue
inspirada por el Creador, entonces su producto es simplemente un fruto humano;
entonces vale tanto como elBaghavat Gita, o como el Corán, o como el Libro de
Mormón, o como los libros de Mary Eddie, o como los Testimonios de Elena
White.

Bueno, usted como ser pensante tiene la opción de creer o no creer. El gran
riesgo existencial es estar equivocado. Si no cree, se toma el riesgo mayor. Si
cree, se toma el riesgo menor. Por mi parte yo digo como el hebreo Josué: "En
cuanto a mí y mi casa, nosotros serviremos a Yahwéh".