Está en la página 1de 316
INTRODUCCION ALA ESTADISTICA EN | CIENCIAS SOCIALES Y DEL COMPORTAMIENTO EDICION CORREGIDA 1996 Psicoestadisticas 1 NOTAS PRELIMINARES Sobre este apunte El presente apunte de Estadistica Aplicada a la Psicologia ha sido concebido con el objeto de poner a disposicién del estudiante el material de lectura, completo, correspondien- te a los contenidos que usualmente pueden desarrollarse en un curso elemental, anual, de carfcter introductorio, para alumnos de psicologia. EI material reunido contempla el tratamiento completo de los diferentes temas, con el alcance y la profundidad propios de un curso de las caracteristicas antes sefialadas. Ello quiere decir, desde el punto de vista préctico del alumno, que no necesita recurrir a otras fuentes bibliogrificas para aleanzar los objetivos de un curso introductorio, Se procura con esto evitar al alumno la adquisicién de diferentes textos, hoy tan costosos, la consulta en bibliotecas, hoy siempre sobrecargadas de lectores y 1a decision (con una alta carga de ansiedad y dificil para e] alumno en una materia como estadistica) acerca de " hasta donde debo estudiar para alcanzar un nivel satisfactorio en un curso de introducci6n?" Esto no quiere decir que se desaliente 12 amplia consulta bibliografica; sin embargo, Ja experiencia en el dictado de la asignatura muestra que cualquiera de los textos que estén hoy al alcance del estudiante de psicologia y que puede encontrar en el comercio 0 en bibliotecas, resulta de muy dificil lectura, Un primer acercamiento a la estadistica a través de un texto simple y de facil comprensi6n constituye, creo, una etapa previa para poder abordar después textos mas completos y de mayor profundidad. El presente apunte intenta facilitar al estudiante el recortido de esa etapa preliminar. El apunte ha sido elaborado teniendo muy presente al alumno que estudia solo y que por razones de horario y de hacinamiento en las aulas no puede concurrit a clases © no obtiene en ellas la ensefianza adecuada. As{, se ha procurado que los ejemplos sean abundantes; los datos y tablas presentados permiten Ja ejercitacién, la aplicacién de los conceptos explicados y la autoevaluacién por parte del estudiante; han sido seftalados los errores mas frecuentes en los exémenes para que se eviten desde el comienzo. La ejemplificacién se ha hecho éstrictamente con problemas propios de 1a psicologia y de las ciencias sociales, procurando evitar las situaciones estereotipadas que a menudo se encuentran en los libros de estadistica para psicélogos, No obstante, dado que el estudiante no conoce atin estadistica y conoce todavia poco de la psicologia, los ejemplos inevitablemente deben ser simples y no ilustran, en 1a medida que el autor lo desearia la envergadura e importancia de los problemas te6ricos y pricticos que las técnicas estadisticas pueden contribuir a analizar. Se han evitado los tecnicismos y desarrollos matematicos casi totalmente (sin duda en un grado mayor que en cualquier otro texto), de modo que las nociones matemiticas requeridas para comprender este apunte son menos que las aprendidas en la escuela 2 Psicoestadisticas secundaria. En cambio, se ha hecho énfasis en los aspectos légicos de las técnicas y procedimientos presentados, en sus fundamentos conceptuales y en la oportunidad, ventajas y adecuacién de sus aplicaciones. La claridad y eficacia didactica se ha perseguido continua y priocitariamente, prefiriéndose la simplicidad al tratamiento riguroso, formalizado y exhaustivo de los temas. Se ha tenido presente en este apunte la clisica exposici6n, tradicional en los libros para psicdlogos, centrada en los diferentes "tipos" de escalas; se ha preferido tratar cada "tipo" de escala por separado, estudiando en cada una de ellas, cémo se describe la tendencia central, la variabilidad, las relaciones entre variables, etc. De este modo, luego de estudiar, por ejemplo, el anilisis de datos en escalas nominales (atributos 0 caracteres. cualitativos), el alumno tiene un panorama completo de lo que puede hacerse con infor- macién de este tipo. Este enfoque parece ir imponiéndose en los textos més modemos (confrontar por ejemplo "Métodos estadisticos para la investigacién en ciencias humanas", José M. Doménech Masson, Editorial Herder, Barcelona, 1975, recientemente difundido entre nosotros). Las frecuentes y constatadas dificultades que presentan para el estudiante los conceptos de la estadistica inferencial, han Hevado a juzgar preferible no seguir rigurosa- mente el enfoque bosquejado en el pérrafo anterior y a tratar recién en la segunda parte del texto, una vez conocida 1a estadistica descriptiva y las posibilidades de andlisis en cada “tipo” de escala de medicién, los conceptos y provedimientos de muestreo y prueba de hipotesis. Se agradece al personal de la cétedra que intervino en la redacci6n de estos apuntes: el Lic. OSVALDO BERTONE que colaboré en el capitulo sobre muestreo, a la Lic. SILVIA TORNIMBENI que lo hizo en el capitulo sobre la distribucién t de Student y Ia Lic, ANA M, ALDERETE en aquel sobre la prueba de ji cuadrada. El Lie. LUIS HORACIO PARODI ha tenido a su cargo el cuidado de la presente edicién y ha contribuido al mejoramiento de este texto con innumerables y valiosas sugerencias sobre distintos aspectos, incluyendo los que hacen a la diagramacién, los simbolos matamiticos y el dibujo de los graficos. Sobre como estudiar la materia EI alumno es invitado a adoptar, para el estudio de la estadistica, un método sistematico. El estudio debe hacerse en forma gradual, continua y diaria, evitando dejar todo para el momento del examen, evitando 1a persistencia de lagunas y evitando abordar capitulos mas avanzados sin un adecuado dominio de los precedentes. Cada capitulo aporta los prerrequisitos ineludibles para comprender el siguiente. Los textos estadisticos requieren (como cualquier otro, en realidad) varias lecturas para su completa comprensién. Es conveniente leer un capitulo una primera vez en forma Psicoestadisticas 3 completa y en sucesivas relecturas, detenerse en los detalles. La experiencia interior de una comprensién més acabada se tendré de inmediato en cada relectura. El alumno apreciara que, en estadistica, el volumen del material que demanda lectura es substancialmente menor que en otras materias. Pero en estadistica se requiere ejercitacién. Y esto no sélo para adquirir un cierto dominio de algunas técnicas y procedimientos (que es objetivo de la materia) sino también porque la ejercitacién es la mejor oportunidad para que los conceptos se vayan aclarando, pues van surgiendo las dudas ¥ las respuestas que aclaran esas dudas. Por tanto, Ja lectura del material debe completarse aplicando las técnicas explicadas y utilizando los conceptos presentados en el anilisis de los datos y tablas que aparecen en el texto, a los que aparecen en el folleto "Ejercicios de estadistica aplicada a la psicologia” de la cétedra, a los que comesponden a los temas de tra- bajos practicos propuestos y a otros que pueda proponerse el mismo alumno. Quizds 1o més importante es que el alumno cultive y mantenga una disposicién mental activa, al estudiar estadistica (como cualquier otra asignatura). De diversas formas puede describirse esa disposicién. Por ejemplo: el estudiante deberia preguntarse continuamente: {Comprendi el concepto? {Puedo reproducirlo con exactitud (no de memoria pero si con precision, ya que quien no sabe qué es un diagrama de barras, por ejemplo, no podré dibujarlo ni entender uno que se le presente)? {Sé aplicar el proce- dimiento? ,Sé calcular tal indice? ,Sé realizar una representacién gréfica de datos? ;Puedo dar un ejemplo? ,Puedo proponer un ejemplo propio? Eic. La disposicién mental a que se alude también podria describirse diciendo que el alumno deberia poner a prueba su conocimiento o comprensién a menudo. Para ello: intente explicar un concepto al compafiero, intente aplicat el procedimiento a datos diferentes que los utilizados en el apunte para explicarlo, "invente" ejemplos propios, propéngase sus propios datos para analizar, etc. El alumno también es invitado a abandonar desde el comienzo los temores que la perspectiva de tener que estudiar estadistica despierta en la mayoria de los estudiantes de psicologia. Afio a afio se constata lo mismo: al finalizar la materia la mayoria de los alumnos manifiestan que "después de todo, la estadistica no es nada dificil"; muchos alumnos descubren que "después de todo, no soy tan malo para las mateméticas"; finalmente otros encuentran que Ja perspectiva de tener que aplicar métodos estadisticos ‘como investigador en el campo de la psicologia, constituye una alternativa profesional digna de consideraci6n. Tampoco debe el alumno dejarse impresionar por las dificultades (no matemiticas) de los dos primeros capitulos del apunte, particularmente arduos, pues ellas se deben a la naturaleza propia de los temas tratados alli (nociones de epistemologia y de teoria de la medicién en psicologia y ciencias sociales) y superan con mucho las que pudieren encontrarse en los capitulos subsiguientes. Livio T. P. Grasso Prof. T. Psicoestadistica Psicoestadisticas 5 PROGRAMA DE LA ASIGNATURA PSICOESTADISTICA OBJETIVOS 1* Que al alumno comprenda la funcién de Ia estadistica en Ia investigacion cientifica y en la solucion de problemas de cardeter aplicado. 2* Que el alumno comprenda los furidamentos logicos de las técnicas y de las inferencias estadisticas. 3* Que el alumno comprenda los conceptos elementales de la légica de la medicion. 4* Que el alumno conozea y sepa aplicar en situaciones simples los procedi- mientos estadisticos elementales. 5* Que el alumno reconozea y valore con fundamentos las _ contribuciones Y posibilidades de la estadistica en las ciencias de la conducta y sociales. 6* ——_Aleance aquellos conocimientos y destrezas considerando prerequisitos para la comprensin de materias como psicometria y metodologia de la investigacton. CONTENIDOS UNIDAD 1: LA ESTADISTICA Y LA MEDICION Estadistica descriptiva e inferencial. El uso de la estadistica en Ja investiga- cién cientifica y en el proceso de decidir. El uso de la estadistica en psicologia y otras ciencias sociales. Definiciones. Medicion y clasificacién. Relaciones de orden. ‘Medicién y sisterna numérico. Limites y posibilidades de la medici6n en las ciencias de la conducta. ‘Tipos de escalas de medicién; nominal, ordinal intervalar y propor- cional. Estadisticas que pueden calcularse en cada caso. Cémo se efectian cobservaciones cuantitativas en psicologia y ciencias sociales. 6 Psicoestadisticas UNIDAD 2: ANALISIS DE DATOS EN ESCALAS NOMINALES Distribucién de frecuencias, variables, frecuencias absolutas y relativas, Porcentajes. Probabilidades. Representacién gréfica de una distribucién de frecuencias. Diagrama de barras. Concepto de tendencia central. El modo. Concepto de variabilidad. La variabilidad de datos de escalas nominales. Concepto de relacién entre variables y su importancia en psicologia y ciencias sociales. El estudio de la asociacién en tablas de doble entrada o de contingencia. indice de asociacion de Kendall, UNIDAD 3: ANALISIS DE DATOS EN ESCALAS INTERVALARES Y PROPOR- CIONALES; DISTRIBUCIONES DE FRECUENCIAS, MEDIDAS DE TENDENCIA. CENTRAL Y DE VARIABILIDAD Frecuencias simples y acumuladas, absolutas y relativas. Representaciones gréficas: histograma, poligono de frecuencias y ojiva. El modo, la mediana y la media aritmética; concepto, calculo y usos. El recorrido, la amplitud semi-- intercuartilar, 1a varianza y la desvi standard; concepto, célculo y usos. Ejemplos de aplicacién en psicologia y ciencias sociales UNIDAD 4: ANALISIS DE DATOS EN ESCALAS INTERVALARES Y PROPOR- CIONALES; POSICION DE UN PUNTAJE EN LA DISTRIBUCION DE FRECUEN- CIAS Y FORMA DE UNA DISTRIBUCION Series standard de mediciéa. Cuartiles, deciles y centiles; puntuaciones standarizadas (puntaje Z). Procedimientos de célculo. Importancia y uso. Baremos. Concepto de forma de una distribuci6n. Distribucion unimodales bimodales y unifor- mes. Distribuciones simétricas y asimétricas, Asimetria positiva y negativa. Relacion entre las medidas de tendencia central. La distribucién de Gauss o "normal": la ley de las probabilidades normales y el uso de las tablas de la funcién normal UNIDAD 5: ANALISIS DE DATOS EN ESCALAS INTERVALARES Y PROPOR- CIONALES Cortelacién entre variables relaciones funcionales, variables independiente y dependiente. Diagrama de dispersién. Relacién lineal. Ecuacién de una recta. Prediccién. Coeficiente de comelacién de Pearson. Ejemplos de aplicacién en psicologia y ciencias sociales. UNIDAD 6: ANALISIS DE DATOS EN ESCALAS ORDINALES. Distribucién de frecuencias y representaciones grificas. Medida de tendencia central: el modo y la mediana. Variabilidad en escalas ordinales. Relacién entre variables; asociacién y correlacién. El coeficiente de Spearman. Ejemplos de aplica- cién en psicologia y ciencias sociales. Psicoestadisticas 7 UNIDAD 7: MUESTREO Objeto de las ténicas de muestreo. Conceptos de: poblacién, muestra, parémetro y estadistico. Muestreo aleatorio. Distintos procedimientos de muestreo aleatorio y no aleatorio; muestreo simple, estraficado, proporcional, sistemético, plu- rietipico, accidental e intencional. La aleatorizacién en el disefto de experimentos. UNIDAD 8: ESTIMACION DE PARAMETROS EI problema de la estimacién de parmetros. La distribucién de estadisticas de muestreo. Intervalos y limites fiduciales. Estimacién de una media y una proporcién paramétricas, con muestras grandes y pequefias. Ejemplos en psicologia y Ciencias Sociales, UNIDAD 9: PRUEBA DE HIPOTESIS El problema, Concepto de prueba de significacién estadistica. Hipétesis nula y alternativa. Distribucién de muestreo. Zonas de aceptacién y rechazo de la hipétesis nula, puntos criticos. Nivel de significaci6n. Errores en la prueba de hipo- UNIDAD 10: LA DISTRIBUCION "t” DE STUDENT Pruebas de diferencias entre medias, con muestras grandes y pequefias, independientes y correlacionadas. Pruebas de diferencias entre proporcionales con muestras grandes e independientes. Prueba de significacién del coeficiente de Pearson. Uso de las tablas de la funcién "t". Pruebas de significacion de los coefi- cientes de Spearman y Tau de Kendall. Ejemplos de aplicacion, UNIDAD 11: LA PRUEBA DE JI CUADRADO Prueba de la independencia de los atributos. Frecuencias observadas y frecuencias esperadas por hipétesis mula, Grados de libertad en una tabla de doble entrada. Uso de las tablas de Ji cuadrado. Ejemplos de aplicacién en psicologia y Ciencias Sociales. El coeficiente de contingencia de Pearson, UNIDAD 12: LA PRUEBA DE LA MEDIANA Casos en que debe utilizarse la prueba de la mediana. Las hipotesis, La distribucién y la mediana combinadas. Aplicaci6n de la distribucion de JI cuadrado para probar hipétesis sobre medianas. 8 Psicoestadisticas TEMAS DE TRABAJOS PRACTICOS 1) Analisis de datos en escalas nominales; distribucién de frecuencias representaciones graficas, anilisis de tablas de doble entrada. 2) Anflisis de datos en escalas intervalares y proporcionales; distribucién de frecuencias, representaciones grificas, célculos e interpretaciones de medidas de tendencia central y de variabilidad. 3) — Aniilisis de regresién; representaciones grdficas, cdlculo de la ecuacién de regresin: y del coeficiente de Pearson. BIBLIOGRAFIA MURAT, Franco: Estadistica aplicada a las ciencias de la conducta - Tomo I y I. U.N.C. 1971. BLALOK H.: Estadistica social. Fondo de Cultura Economica, 1986. SMITH, G.W.: Estadistica simplificada para psic6logos y educadores. E] Manual Modemo. México 1971. GARRET HLF. Estadistica en psicologia y educacion. YOUNG R. Y BELDMAN D.J.: Introducci6n a la estadistica aplicada a las Ciencias Sociales de 1a conducta. Trillas. México 1973. SIEGEL S.: Disefio experimental no paramétrico - Trillas 1970. FISCHER H.: Estadistica aplicada a la psicologia. Paidés. MEYER D.L.: Las estadisticas en la educa Ed. Troquel, WEINBERG S.L. y GOLDBERG KP.: Estadistica basica para las ciencias sociales. Interamericana, 1982. DOMENECH MASSON J. M.: Métodos estadisticos para la investigacion en ciencias humanas. Herden, 1975. SIERRAS BRAVO R.: Ciencias Sociales. Anilisis estadistico y modelos matematicos. Paraninfo. 1981. Psicoestadisticas 9 MAYNTZ R. HELM H Y HUBNER P.: Introduccién a los métodos de 1a sociologia empirica. Alianza Universidad, 1980. MURAT F.: Temas de metodologia de la investigacién - Editorial Tapas 1982. MURAT F.: Metodologia de la Investigacion: guia para un curso de postgrado. U.N.C. 1981, GUILFORD J.P. y FRUCHTER B.: Estadistica Aplicada a la Psicologia y a la Educacién. Mc Graw Hill, México, 1978. CLEGG F.: Estadistica fécil aplicada a las ciencias sociales. Editorial Critica, Barcelona, 1984. FERGUSON G. A. : Anilisis estadistico en educacién y psicologia. Ed. Amaya, Madrid, 1986. DOMENECH J. M. y RIBA M. D. : Problemas de Estadistica aplicada a la Psicologia. Ed. Herdor, Barcelona, 1982. Los siguientes textos en inglés se encuentran en Biblio- teca: BLOMMERS P.: Elementary stastitical methods in psychology and education, DUBOIS : An introduction Psychological statistic, MC NEMAR: Psychological statistic. LEWIS D.: Cuantitative methods in psychology. HAYS W.L.: Statistics. GULFORD J.P.: Fundamental statistics in psychology and education. LiVIO P. GRASSO Profesor Titular Psicoestadistica Psicoestadisticas 11 EJEMPLOS DE PREGUNTAS DE EXAMEN Las respuestas comrectas y la forma como deben expresarse las respuestas queda ejemplificado en la "Hoja de respuestas* que acompaia a estas preguntas. x4 1) En una escala nominal, los simbolos numéricos: A) Solo designan categorias B) Expresan orden ©) Expresan distancias D) Indican orden y distancia 2) En una escala ordinal los simbolos numéricos indican: A) orden y proporcionalidad de Jas distancias B) orden solamente C) proporcionalidad de las distancias tnicamente D) porporcionalidad de las distancias y valores absolutos. 3) El empleo de simbolos numéricos es imprescindible en: \A) todas las escalas de medicién B) escalas nominales y ordinales tnicamente ©) ninguna escala D) escalas intervaleres y proporcionales tinicamente. 4) De algunas personas se dice que poseen “altas" aspiraciones y de otras que poseen solo aspiraciones "modestas”. En estos juicios esta implicita una escala, A) Nominal 7 B) Ordinal ©) Intervalar D) Proporcional 5) El modo es una medida de: Ay tendencia central B) variabilidad ) asociacion D) asimetria 6) La representacién grafica de datos de escalas nominales se efectiia con un (una): A) Histograma @pingame de barras C) Poligono de frecuencias Ojiva 12 Psicoestadisticas Considére los siguientes datos: x Arquitectura 4 Ingenieria 10 Geologia 20, Biologia 3 Quimica ~ 3 7) La categoria modal (modo) es: A) Arquitectura B) Quimica G Geotogia D) 20 8) _ La frecuencia relativa (f) correspondiente a Ingenieria es: A)50 BY 10 30 =D) 25 Considere la tabla de doble entrada: 9) La inspeccisn de los datos sugiere que entre las dos variables de clasificacién existe: .) Independencia B) Asociacién perfecta Asociacion fuerte D) Asociacion muy débil 10) El coeficiente Q de Kendall en esa tabla alcanzaria un valor: A) de cero (B) préximo a 1 ©) de 1 D) proximo a cero Psicoestadisticas 13 FACULTAD DE FILOSOFIA Y HUMANIDADES ESCUELA DE PSICOLOGIA CATEDRA DE PSICOESTADISTICA Nota Puntaje HOQJA DE RESPUESTAS Instrucciones: En el circulo de la izquierda de cada fila escriba la letra y néimero del circulo del Angulo superior derecho de lz hoja con preguntas. Anote la letra que precede a Ja respuesta que considere correcta en el cuadro comespondiente al niimero de la pregunta que responde. No haga marcas en las hojas con preguntas y responda a todas las preguntas. Use este espacio para calcular, no marque las hojas con preguntas APELLIDO Y NOMBRES FIRMA I. FECHA: dia mes aio Psicoestadisticas 15 CAPITULO I La estadistica en la psicologia Para comprender lo que es la estadistica, es conveniente, en primer lugar, abandonar la concepeién ingenua que ve en ella un mero conjunto de tabulaciones y cuadros donde se registran extensas listas de cifras, indices 0 porcentajes, como por ejemplo: cantidad de nacimientos 0 defunciones, listas de precios al consumidor, niimero de alumnos matricula- dos, resultados de partidos de fatbol, ete. Podriamos decir que estas tabulaciones s6lo cons- tituyen, a veces, cuando se elaboran para este fin, el primer paso de la aplicacién de la estadistica al estudio de un fenémeno. También es conveniente abandonar conceptos muy generalizados que, con sentido del humor, expresan una cierta reputacién de la estadistica, originados en usos equivocados, simplistas 0 malintencionados, como: es el arte de mentir con nimeros, un método para probar todo aquello que se desea probar, recurso infalible para que algo parezca cientifico. La estadistica no es una coleccién de hechos y, como se vera en seguida, tampoco un modo de proceder opuesto al pensamiento tedrico, Conviene efectuar una distincién entre estadistica descriptiva y estadistica inferencial. La estadistica descriptiva es un conjunto de procedimientos para describir, resumir y analizar datos referentes a un determinado aspecto de la realidad, de modo que estos dafos se puedan emplear mejor o de una forma mis itil o significativa. Utilizamos conceptos de la estadistica descriptiva toda vez. que hablamos de: nimero romedio de afios de escolarizacién de una poblaci6n, la proporciGn de poblacion de entre 6 y 14 altos que esta escolarizada (asiste a la escuela), Ia incidencia de déficit intelectuales en la poblacién escolar de nuestro medio, la tasa de recuperacién en los hospitales psi tricos, los porcentajes de alumnos que abandonan la escuela primaria antes de completar el 16 Psicoestadisticas ciclo, el porcentaje de alumnos repetidores, 0 de analfabetos, tasas de aleoholismo, cociente intelectual, nfimero promedio de ensayos para efectuar un aprendizaje, nimero promedio de errores en una prueba de ortografia, temperatura media de una regién, promedio en el secundario, indices de costo de vida o de su aumento. "En la investigaci6n social, una persona se encontrara a menudo en Ia situacion de disponer de tantos datos, que le resulte dificil absorber la informaci6n entera. Puede haber reunido 200 cuestionarios y preguntarse con todo embarazosamente, "qué hago con todo ello". Con tamafia informacién habria de resultar excesivamente dificil, excepto tal vez. para las mentes extraordinariamente fotogréficas, captar intuitivamente lo que los datos con- tienen, En una forma u otra, pues, la informacién ha de reducirse hasta un punto en que pueda verse claramente lo que hay en ella: ha de resumirse. Con el empleo de medidas de célculo: porcentajes, promedios, desviaciones estindar y coeficientes de correlaci6n, resulta posible reducir los datos a proporciones manuables. Al resumir los datos sustituyendo ‘grandes cantidades por unas pocas medidas, cierta informacién ha de perderse necesa- riamente y, 10 que es mas grave, es posible obtener resultados engahadores, a menos que se los interprete con mucha precaucién. De ahi que convenga indicar claramente las limita- ciones de toda medida resumida". (Blalock, Estadistica Social, 1966). En la estadistica inferencial se estudia un conjunto de procedimientos para extender Jas conclusiones que se obtienen en una muestra, a la poblacién general que es objeto de estudio. Por ejemplo, se desea conocer qué proporcién de los alunos que cursan el primer grado de la escuela primaria de nuestra ciudad son repetidores (repiten el grado). La totalidad de alumnos inscriptos en primer grado en nuestra ciudad es la poblacién de interés en el estudio. Se trata de obtener un indicador que permita describir esta poblacién en cuanto a los alcances del problema de la repeticién de grado. Observar cada uno de estos niios para de- terminar si repite o no de grado, es un proceso largo y costoso que se puede obviar gracias a los procedimientos de muestreo que ofrece la estadistica inferencial. Es posible considerar solo una parte de la poblacién, esta parte se denomina muestra, y puede ser mucho menor que 1a poblacién. Luego obsecvamos la proporcion de alumnos repetidores en la muestra y, si se dan ciertas condiciones, es posible demostrar que muy probablemente, 1a proporcién de repetidores en la poblacién se halla entre un cierto valor minimo y un valor maximo, es decir, hemos "estimado" la peoporcién de repetidores en la poblacién total. Asi, por ejemplo, si en la muestra encontramos que el 40 por ciento de los alumnos son repetidores, podemos generalizar a la poblacién diciendo que la proporcién de repetidores en ella muy probablemente esté entre 38 por ciento y 42 por ciento. Para poder legitimamente efectuar esta generalizaciOn, ia muestra deber ser extraida de acuerdo a procedimientos que prescribe la estadistica inferencial (debe ser una muestra aleatoria) y la generalizacién s6lo puede efectuarse afirmando que el valor buscado se halla dentro de cier- tos limites que se determinan también por mediio de la estadistica inferencial (obsérvese que se ha generalizado en términos de un intervalo que muy probablemente incluye el valor de Ja poblacién en cuanto al fenémeno que se esta estudiando). El ejemplo ilustra lo que dentro de la estadistica inferencial se denomina estimacién de parametros a partir de resultados Psicoestadisticas 17 -muestrales (parémetro es un valor que una cierta variable (") toma en una poblacién y puede ser distinguido del correspondiente valor muestral; el valor muestral de una variable puede ser muy semejante a su valor poblacional o paramétrico, pero dificilmente sea exactamente el mismo). En relacién a lo dicho, surgen muchas preguntas: {Se puede efectuar semejantes generalizaciones de los resultados? Si se puede, cuando? jEn qué condiciones? ,Qué margen de error comporta esa generalizaci6n? ;Cémo reducir ese margen de error? {Cuando ‘una muestra es representativa de una poblacién? {Como se obtienen muestras representati- vas? {De qué tamaiio deben ser las muestras? ;Es importante el tamafio de las muestras? Respuestas a estas y otras preguntas son ofrecidas por la estadistica inferencial en sus capitulos "Muestreo” y "Estimacién de parémetros", Se estudia también en la estadistica inferencial, una serie de procedimientos para decidir acerca de 1a verosimilitud o plausibilidad de un conjunto de hipétesis. Este capitulo de la estadistica se llama "prueba de hipstesis". En otros términos, se trata de un conjunto de procedimientos para examinar diferentes hipétesis que pueden formularse en relacion a ‘un determinado problema o fendmeno que se desea investigar. Se entiende que precisamente en esto reside el principal valor de esta disciplina, tal como se aplica en psicologia y al mismo tiempo debe reconocerse que este punto no siempre es de comprensién fécil, ain cuando se hayan aprendido detalles de procedimiento y técnicas estadisticas especificas. EI problema reside aqui en determinar a la luz de los elementos de juicio que se obtienen en una (0 algunas) muestra, si una determinada hipotesis que se refiere a toda la poblacién puede ser considerada valida (verosimil) 0 no. Asi, por ejemplo, podemos proponer las siguientes hipdtesis: los nifios adquieren las nociones de "mas" y “menos” antes que las de "igual" y "diferente"; el déficit alimenticio en la temprana infancia conduce a retardos en el desarrollo intelectual del nifio; 1a repeticién de grados se produce con mayor frecuencia en los estratos sociales bajos que en los altos; en 1a educacién de infradotados el método A es superior al método B; la reclusi6n en hospicios afecta el desarrollo de la personalidad de! niiio; en la prueba de psicodiagndstico de Rorschach, los sujetos asmiticos dan respuestas clasificadas como "hostiles" con mayor frecuencia que los sujetos clinica- mente sanos; la motivacion influye en la percepcién. En cada caso, una vez propuesta la hipotesis, se tratara de decidir acerca de su validez, 0 sea, si resulta sostenible a la luz de los elementos de juicio disponibles o bien si debe ser rechazada sobre esas bases. Brevemente, la estadistica inferencial en el capitulo denominado prueba de hipétesis nos o- frece los medios para efectuar las observaciones y comparaciones para decidir racionalmente cuél de dos o mas hipétesis (incompatibles entre si) es mas verosimil a la luz de los datos, disponibles. * Con el término “variable se designa un atributo o aspecto cualquiera de cosas, sujetos 0 scontecimientos, que pueden asumir diferentes valores o expresiones. Por ejemplo: sexo, edad, capacided intelectual. 18 Psicoestadisticas Se presentaran a continuacién algunas nociones elementales de epistemologia, a los fines de Hegar a comprender la funci6n de la estadistica en el contexto integral del proceso de adquirir conocimientos, haciendo especial referencia a 1a psicologia. Definiremos una hipétesis como una proposicién de la cual es posible en principio decir que es verdadera 0 falsa (obsérvese que existen expresiones de las cuales no es posible decir si son verdaderas 0 falsas: exclamaciones, ruegos, 6rdenes, expresiones de anhelo, etc,), Esta definicién no coincide con Ia de sentido comin que concibe una hipétesis como ‘una afirmacién dudosa y poco verosimil. En cambio, con respecto a una hipdtesis, en un momento dado, diremos que ha recibido 0 no apoyo a partir de Ia investigacién efectuada, que se dispone 0 no de elementos de juicio en favor o en contra de ella, que ha sido corroborada 0 no, etc. Conviene distinguir entre 1o que los 1égicos llaman contexto de descubrimiento” y contexto de justificacién". Con la expresién "contexto de descubrimiento” se alude a aquellas cuestiones relativas a cémo una persona llega a plantear conjeturas, hipotesis o afirmaciones acerca de un fen6meno de la realidad. La pregunta aqui es: Como surgen las hipétesis? No es necesario dar aqui una respuesta a este problema, que en buena medida es de naturaleza psicol6gica. De él se ocupan la historia de las ciencias y la sociologia de las ciencias. Las respuestas parciales que se han propuesto para la pregunta en cuestion aluden a: la percepcién de un problema, la observacién de hechos 2 la que sigue luego una generalizacién, los conocimientos previos que se tienen sobre un dominio de la “realidad”, valoraciones personales compartidas, etc. De cualquier modo, es dificil proponer reglas o principios stiles para llegar a concebir ideas o hipétesis, El punto de interés para nosotros se refiere al "contexto de justi- ficacién’. Con esta expresién se alude a aquellas cuestiones relativas a 1a validacién del conocimiento, A riesgo de parecer repetitivos, diremos aqui que una vez formulada 0 Propuesta una hipétesis susceptible de ser sometida a la prueba de contrastaci6n, sobre un cierto sector de 1a realidad, cualquiera sea el medio como se leg6 a ella, surgira la pregunta acerca de la validez de nuestra afirmacién, acerca de su verdad o falsedad, acerca de su verosimilitud. Los problemas del "contexto de justificacién" son de naturaleza légica y metodologica; hacen referencia a la legitimidad de las inferencias logicas y al significado de la observacién sistematica. En este dominio es posible establecer principios y reglas de procedimientos que nos aseguren la correccién de nuestras decisiones con respecto al grado de verosimilitud de las hipétesis. La contribucién de la estadistica al pensamiento cientifico se da en este contexto, Es posible concebir estos dos contextos como dos momentos del pensamiento cientifico que se siguen en el tiempo; si bien es posible que reflexiones de uno y otro contexto se presenten simultineamente. Lo que importa es que desde el punto de vista égico, la distincién es real. Para un examen més detenido de las cuestiones pertinentes al "contexto de Psicoestadisticas 19 justificacién" distinguiremos en el discurso cientifico, téminos empiricos y téminos te6ricos, que se refieren respectivamente a objetos empiricos y objetos tedricos. Distinguimos entre estos dos tipos de objetos, segin la manera como accedemos a su conocimiento. Los objetos empiricos se ofrecen directamente a la prictica, la observacién y la experimentaci6n. Son ejemplos: las indicaciones en un dial, una determinada expresion verbal de un sujeto, el resultado en una prueba psicolégica, la respuesta a una pregunta, un determinado comportamiento. Los objetos te6ricos son captados de manera mas indirecta a través de deducciones, conjeturas e inferencias. Son ejemplos: campo eléctrico, atomo, gen, superyo, inconsciente, necesidad, motivacién, habito, instinto, expectacién, anticipacién, libido, catexis, actitud, etc. Las nociones de objeto empirico y objeto tedrico son anélogas a las de “indicadores operacionales" y “constructos” en la epistemologia de la escuela neopositivista, Con estos términos (empiricos y te6ricos) y con la ayuda de las reglas de la logica, las reglas sintacticas, el vocabulario légico y/o matemético y el vocabulario de teorias presupuestas, se formulan las proposiciones y enunciados que hemos llamado hipétesis. Convendra distinguir tres clases de enunciados: Un primer tipo seré el de los enunciados basicos (0 enunciados empiricos basicos). Se trata de proposiciones singulares que se refieren a uno o algunos determinados objetos 0 sujetos, y predican la presencia o ausencia de alguna propiedad o relacién directamente observables, La verdad o falsedad de estas afirmaciones se establece directamente a partir de la observacién, y nuestra decision al respecto es segura, ya sea en sentido de una verificacion o u#la refutacién. Si bien son importantes, con S6lo este tipo de enunciados no podemos llegar al conocimiento cientifico. Ejemplos son: "Este sujeto vio frustradas sus necesidades orales en la temprana infancia"; “Los sujetos que integran este grupo aqui y ahora dan respuestas “hostiles" en la prueba de Rorschach"; "estos nifios no poseen las nociones de conservacién de los volimenes" Un segundo tipo de enunciados incluye a las lamadas generalizaciones empiricas. Afirman la presencia o ausencia de un atributo o relacién para toda una clase de objetos empiricos. Estos enunciados se obtienen por "induccién" a partir de algunas observaciones pero no son susceptibtes de verificacién efectiva y concluyente toda vez. que implican un nimero indeterminado de objetos y la observacién s6lo es posible para un rrimero limitado. Admiten en cambio su refutacién terminante, dado que un ejemplo en contra es suficiente para invalidar la generalizacién que se propone (*) * Pueden distinguirse diversos tipos de generalizaciones empiricas. Convene en psicologie referirse brevemente a uno de ellos, el de las generalizaciones de naturaleza probebilistica, por la frecuencia con ‘que se presentan en esta disciplina, Nos referimos a afirmaciones que enuncian tendencias, las que expli- cita o implicitamente se refieren @ "la mayor parte de las veces", en “la mayor parte de los casos”, ete ‘Queda claro que un caso en el que no se verifique lo afirmado por esas proposiciones no las invalide, pues std previsto ya en el enunciado. Por ejemplo, la anterior afirmacién: los sujetos asmiéticos dan un alto pporcentaje de respuestas hostiles en la prucha de Rorschach, expresa, rigurasamente hablando, que estos sujetos tienden a dar altos porcentajes de tales respuesias, siendo esto Io caracteristico. Se admite asi que (continda...) 20 Psicoestadisticas Desde el punto de vista del conocimiento, estos enunciados son més importantes que los precedentes, pero mas inseguros. Ejemplos son: “Ios enfermos asméticos dan un alto porcentaje de respuestas "hostiles" en la prueba de Rorschach”; "Jos nifios de 4 afos no poseen 1a nocién de conservacién de los volimenes"; "a mayor edad, mayor proporcién de respuestas de conservacién en los niftos"; "las lesiones en el 16bulo prefrontal producen modificaciones de la personalidad”, Un tercer tipo esta conformado por afirmaciones que aluden a entidades u objetos teéricos, que llamaremos enunciados tedricos. Estas proposiciones son las de mayor importancia en la constitucién del conocimiento pero son al mismo tiempo las mas in- seguras pot cuanto su verificacién 0 refutacién es particularmente dificil. A estas Proposiciones no se llega por mera generalizaciOn y su verificacién no es posible por la observaci6n directa, Ejemplos son: "El aumento de catexias en el aparato psiquico acrecienta el displacer"; "El grado de generalizacién depende de la intensidad de la motiva- cién” (en reflexologia); "La fuerza del impulso de agresién es funcién de la magnitud de frustracion". Estos tres tipos de enunciados definen tres niveles, de menor a mayor distancia con respecto a lo empiricamente dado y también con respecto a la garantia de verdad fundada en la observacién. El problema es entonces como decidiremos acerca del valor de verdad de las proposiciones del segundo y tercer tipo. Reservamos el nombre de teoria cientifica a un conjunto de proposiciones de los tres niveles, con por lo menos una del segundo o tercer nivel. Estas proposiciones estin Iégica y sisteméticamente relacionadas. Algunas proposiciones podrén considerarse "fundame- ntales" en el sentido de que no pueden ser derivadas de las otras que también pertenecen a la teoria y correlativamente tendremos proposiciones que llamaremos hipotesis derivadas, ues se deducen de las fundamentales. Entre estas iltimas existen las llamadas consecuen- cias observacionales 0 predicciones, que son afirmaciones del tipo correspondiente al primer nivel y que por lo tanto pueden ser verificadas o refutadas con fundamento en la observacién, Los epistemslogos consideran que es propio de las ciencias ffacticas someter a prueba (6 contrastar) los enunciados teéricos (hipétesis de tercer nivel) segin un esquema al que se ha denominado método hipotético-deductivo, el cual prescribe, en lineas generales, que para Contrastar un enunciado tedrico es necesario derivar de 61 consecuencias observaciona- les 0 predicciones. Si a la tuz de la observaci6n sistematica o la experimentacién conclu- imos que las consecuencias observacionaies son verdaderas, entonces nos inclinamos a considerar como verdaderos, plausibles o verosimiles los enunciados te6ricos de los que se derivaron; si las consecuencias observacionales resultacan falsas, entonces afirmamos la (...continuacién) ‘pueda oourrir que algunos, los menos, no contesten de esa forms la mencionade prueba, un sujeto que se aparta de esa “tendencia’ no os un ejemplo en contra; si constituye tal ejemplo la observacién de un niimero suficientemente repreeentativo de sujctos esmiticos, la mayor parte de los cuales no exhiben altos, ‘porcentajes de respucstas "hostiks’ Psicoestadisticas 21 falsedad de los enunciados tedricos de los que se parti Resulta evidente que para poder aplicar este paradigma es necesario que los enunciados teéricos posean consecuencias observacionales, y ese no es siempre el caso. De modo que puede considerarse también como propio de las ciencias fécticas el que sus enunciados tedricos posean este tipo de consecuencias. EI proceso de derivar consecuencias de un enunciado teérico no siempre es inmediato, Usualmente, entre el enunciado te6rico y una de sus consecuencias observaciona- les se interpone una cadena de inferencias deductivas que se expresa en hipétesis derivadas que no poseen caracter observacional, las cuales deben combinarse con proposiciones que provienen quizés de otras teorias (a las que se da el nombre de Teorias o hipotesis presu- puestas) y con otras proposiciones a las que se denomina hipétesis colaterales; que se refie~ ren (como se veri en un ejemplo) a ciertos dominios muy especificos. Este punto resultaré aclarado por el siguiente ejemplo, que ilustra el proceso de contrastar un enunciado teérico mediante el método hipotético-deductivo, y nos permitira apreciar dénde se insertan los procedimientos y conceptos estadisticos. El ejemplo se refiere al problema de los efectos de las respuestas afectivas sobre la memoria, y consiste en una version simplificada de una experiencia levada a cabo realmente (Rosenthal, 1944). Es algo generalmente constatado, que "se recuerdan mejor los hechos agradables que los desagradables’, Este enunciado puede ser considerado como una generalizacién empirica. A los fines de ofrecer una explicaci6n, se propone la siguiente hipétesis: la inhibici6n de los recuerdos es el resultado de la actividad de los mecanismos de defensa del yo, especificamente la represiOn. Es decir, los afectos penosos o peligrosos para el yo se rechazan de la conciencia y su evocacién se toma dificultosa. Esta hipétesis esta formada por enunciados teéricos; incluye términos tedricos que se refieren a objetos de igual natura- leza: inhibicién de los recuerdos, mecanismos de defensa del yo y represién, Estos conceptos provienen del contexto de la teoria psicoanalitica. Para contrastar esta hipétesis, sera necesario derivar una o algunas consecuencias observables. A este propésito la siguiente hipétesis (hipétesis colateral) puede sernos de uti- lidad: 1a actividad de los mecanismos de defensa del yo no es siempre igual; a veces se ve reducida en su severidad. Por ejemplo, al comienzo de un tratamiento psicoterapéutico la actividad de los mecanismos de defensa de un paciente es mucho més intensa que en etapas posteriores, ya que, como consecuencia del tratamiento, las defensas tienden a debilitarse. ‘Tambien es posible reducir la actividad de estos mecanismos por medio de la hipnosis 0 por medio de drogas. (Notese que esta iltima oracién es una segunda hipétesis colateral que introducimos). A partir de la hipétesis formulada por enunciados teéricos y 1a primera de las 22 Psicoestadisticas hipétesis colaterales enunciadas, podemos llegar a las siguientes consecuencias: a) respuestas mneménicas que se adquieren en una situaci6n ansigena (se asociarén con afectos penosos) serén inhibidas cuando se intente su recuerdo en situaciones de fuerte actividad de los mecanismos de defensd. b) esas mismas respuestas se evocarin més ficilmeate en situaciones capaces de reducir la actividad de los mecanismos de defensa. ©) _ si se trata de recuerdos adquiridos en situaciones no ansidgenas la evocacién sera igualmente facil en cualesquiera de los dos estados de actividad de los mecanismos de defensa. Si ahora introducimos 1a segunda hipétesis colateral enunciada (durante e trance hipnético ligere disminuye la actividad de los mecanismos de defensa), podemos llegar a consecuencias objetivamente observables, Se tendra: a) —_respuestas mneménicas adquiridas en una situacion ansiégena, se recordarén mejor durante un trance hipnotico ligero que en estado de vigilia (yo atento); b) respuestas aprendidas en situaciones no ansidgenas ("neutras") se recordarin igualmente bien en estado de vigilia y en trance hipnotico. Ahora s6lo resta concebir una situacién en la que se puedan efectuar las observacio- nes y comparaciones necesarias para decidir acerca de la veracidad o falsedad de las consecuencias observacionales. El experimento se resume en el siguiente cuadro. Vigilia__Hpnosis G 1 (10 sujetos) situacién "NO ansiogena 8 . G 2 (10 sujetos) situacién "ansiogena" 2 10 Se ha dispuesto un grupo de 10 sujetos (1) que efectia el aprendizaje, por ejemplo, de una lista de palabras "neutras" (que supuestamente no tienen referencias emocionales para los sujetos) en una situacién no ansidgena. Luego se examinara el recuerdo en el estado de hipnosis y en estado de vigilia. Otro grupo de 10 sujetos (II) aprende la misma lista, pero en una situacién que puede describirse como ansiégena, y se procedera luego a examinar el recuerdo en estado de hipnosis y de vigilia (°). Las cifras que aparecen en las dos iiltimas columnas de la tabla indican el nimero promedio de respuestas que los sujetos de cada grupo pudieron evocar, en un tiempo determinado, en cada una de las condiciones de vigilia o hipnosis. > El experimentador indujo un estado ansioso en los sujetos eritcando abiertamente el procedimiento due adoptaban pare aprender la lista de memoria. Proposiciones como fa siguieni: Ios sujetos del grupo TT aprendieron en uns situsci6n ansi6gena”, se denomsinan "condiciones iniiales". Debe suponerse que esta proposicién es verdadera para poder considerarvilidos los resultados del experiments. Psicoestadisticas 23 Examinense ahora los resultados presentados en ‘a tabla, Concuerdan con ia redicci6n expresada en las consecuencias observacionales, ya que, efectivamente, los sujetos que hicieron su aprendizaje en una situacién ansiégena recordaron mejor el material aprendido, cuando fueron examinados bajo hipnosis (el promedio es de 10 respuestas por sujeto) que cuando fueron examinados en estado de vigilia (el promedio aqui es solamente de 2 respuestas por sujeto). Por otro lado, los sujetos que aprendieron en una situacién “neutra" no muestran mayores diferencias en cuanto al recuerdo, en las dos situaciones en que se efectiie el examen. La diferencia de una unidad puede ser considerada despreciable, sobre todo si se la compara con la amplia diferencia observada en el otro grupo. Concluiremos, entonces, que las consecuencias observacionales han sido verificadas, Jo que mos lleva a decidir en favor de la hipotesis 0 enunciado tedrico de donde partimos, en el sentido de que, en base a los elementos de juicio con que se cuenta, podemos considerarla como verosimil. De ser los resultados incoherentes con lo previsto en las consecuencias observacionales, habriamos decidido en contra de la hipotesis tedrica original considerindola como falsa, Se ha Ilevado asi a cabo la contrastacion de aquella hip6tesis, por medio del método hipotético-deduetivo. Algo més hemos de decir acerca del resultado de esta contrastaci6n, pero seftalemos antes dénde han intervenido los conceptos y técnicas estadisticas en este ejemplo. En primer lugar, los conceptos de la estadistica inferencial intervienen en la concepeién de la experiencia donde se efectian las observaciones pertinentes. Asi, por ejemplo, es obvio que nuestro enunciado teérico se refiere a una amplia poblacién de sujetos: a todos los seres humanos, o por lo menos a los miembros de una determinada cultura, Poco interesaron los resultados de las observaciones efectuadas en unos pocos individuos especificos, si no podemos generalizar. En este sentido, el conjunto de sujetos que hemos estudiado debe ser considerado una "muestra" de una poblacién mas amplia en Ja cual estamos interesados. Como se ita mencionado ya, un capitulo de la estadistica inferencial nos provee de Técnicas de muestreo y de procedimientos para generalizar a partir de una muestra con un mergen conocido de confianza; estos conceptos y procedimien- tos pueden ayudamos a resolver, por lo menos en parte, el problema de extender los resultados de experiencias como la presentada. En segundo lugar, considérese cémo ha sido disefada esta experiencia. Se ha dispuesto dos grupos, cada uno de los cuales aprende en una situacién diferente, Para que Jos resultados sean significativos, estos dos grupos deben ser comparables entre si en una serie de aspectos vinculados con aquellos que se estén estudiando. Supongase que los sujetos de un grupo poseyeran una mayor capacidad retentiva que los del otro; o bien, que Jos miembros de uno de los grupos tuvieran mayor resistencia a la hipnosis que los del otro, En ambos casos las comparaciones entre los resultados se verian en cierta manera ‘oscurecidas. Los conceptos de muestreo aleatorio, (aleatorizacién: asignacién de sujetos al azar) propios de la estadistica inferencial, pueden ayudamnos a conformar, a partir del con- junto inicial de sujetos, dos subgrupos suficientemente equivalentes en cuanto a las ca- racteristicas importantes en el estudio, para que los resultados posean un significado claro. 24 Psicoestadisticas En tercer lugar, obsérvese que se han asignado 10 sujetos a cada grupo. Podriamos haber trabajado con 2, 5, 20 'o 100, 0 cualquier numero de sujetos en cada grupo. La estadistica inferencial nos provee de conceptos para estudiar el problema de! nimero de observaciones necesarias para garantizar una decisién con el menor margen de error posible. En cuarto lugar, obsérvese que ha debido describirse el resultado del examen efectuado para verificar la retencién de los sujetos en vigilia y bajo hipnosis. En nuestro ejemplo esa descripeién ha consistido en el recuerdo de palabras que cada sujeto era capaz de evocar en cada situacién, pero podrian haberse ideado otros procedimientos, Problemas similares constituyen el campo de estudio de 1a Psicometria, disciplina en la que son fun- damentales los conceptos estadisticos, En quinto lugar, obsérvese que luego de efectuar el examen a cada sujeto en vigilia y bajo hipnosis, contamos con 40 observaciones, cada una de las cuales se expresa por un valor numérico. Si hubiésemos utilizado 100 sujetos por grupo, habriamos terminado con 400 observaciones y otros tantos valores numéricos, Analizar y efectuar comparaciones entre tantas observaciones seria imposible si no se contara con recursos para resumir esa informacion de manera significativa. En el ejemplo, las observaciones comespondientes a cada grupo en cada situacién (10 observaciones) se han reducido a un tinico valor, un Promedio, que entendemos resume y representa los 10 valores observados (del mismo modo, por ejemplo, que el promedio en la escuela secundaria resume y representa la totalidad de las notas obtenidas por un alumno). De este modo, el conjunto de observaciones se ha reducido a 4 valores, con los que podemos fécilmente efectuar las comparaciones necesarias. Es propio de la estadistica descriptiva el estudio de los indices que nos permiten resumir Y describir un conjunto grande de observaciones. El promedio (més exactamente, la media aritmética, en nuestro caso) es un concepto de la estadistica descriptiva. Por iiltimo, con esos promedios hemos efectuado algunas comparaciones; hemos comparado el promedio para el grupo de aprendtzaje en situacién ansiégena, examinando en estado de vigilia con el correspondiente al examen en estado de hipnosis y hemos concluido intuitivamente, que la diferencia en favor del valor correspondiente a ia altima situacién de examen es suficientemente grande para poder afirmar con confianza que las dos situaciones producen efectos diferenciales. Al comparar los promedios de los sujetos que aprendieron en la situacién "neutra, observamos que el promedio correspondiente al examen bajo hipnosis es mayor que el otro, pero intuitivamente concluimos que la diferencia es "despreciable" y sostenemos que para este grupo de sujetos las distintas situaciones de examen no tuvieron un efecto diferencial. La consideracién que subyace a nuestras conclusiones "intuitivas” podrian formularse del siguiente modo: es imposible esperar que organismos vivos, (en este caso, el hombre) en dos situaciones equivalentes, se comporten exactamente del mismo modo o den exactamente las mismas respuestas. Por el contrario, se espera algin grado de variacién, no como consecuencia de que las condiciones sean diferentes, sino como resultado de los infinitos factores que influyen sobre el comportamiento. Psicoestadisticas 25 Ahora bien, en ausencia de una regla, podriamos discrepar con respecto a si considerar despreciable o no una diferencia observada, o si considerar a otra "significativa” © no. En este sentido, en el capitulo sobre prueba de hipétesis de la estadistica inferencial, se proponen y estudian criterios para decidir acerca de la significacion de una diferencia observada entre indices estadisticos. | Resumiendo, entonces, podemos decir que los procedimientos estadisticos se han | introducido para: \ a) planiticar Ia forma con que pueden obtenerse observaciones relevantes para nuestro \ problema, eee b)_analizar las obsecvaciones obtenidas. c) decidir en definitiva acerca de la verosimilitud de las hipétesis que se estan estudiando en base a Jos datos disponibles. i Para concluir este panorama que intenta situar la contribucién de la estadistica en el proceso de contrastar una hipatesis de las ciencias facticas, algo mas debe decirse en cuanto a los resultados de esa contrastacién. Al referimos a las generalizaciones empiricas, sefialamos que un ejemplo en contra es suficiente para considerar como falsa la proposicién, pero por mas ejemplos favorables que presentemos nunca cubriremos, desde el punto de vista observacional, a todas las entidades implicadas en el enunciado. Diremos que los ejemplos favorables incrementan la plausibilidad de la hipotesis. Algo similar hay que agregar con respecto a los enunciados teéricos. Derivamos de ellos consecuencias; si éstas son falsas, consideramos falsas a aquellas. Pero es I6gicamente concebible que la consecuencia sea verdadera y la premisa no. Véase el siguiente ejemplo: “todos los ofidios son venenosos"; “esta serpiente es un ofidio", luego, "esta serpiente es venenosa", Esta diltima afirmacién puede verificarse por la experiencia y podemos concluir que es verdadera. Y sin embargo la primera premisa es falsa, ya que, en efecto, hay ofidios que no son venenosos. En este caso se ha extraido una consecuencia verdadera de una premisa falsa. Por otro lado, si partimos de una premisa verdadera no podemos llegar a consecuencias falsas (siempre que el proceso logico de deducciones sea correcto). De aqui que si encontramos que las consecuencias son falsas podemos concluir taxativamente que la hipétesis tedrica también lo es, pero si las consecuencias son verdaderas no podemos afirmar taxativamente que el enunciado tebrico también lo es; s6lo podemos afirmar que es verosimil, que es plausible, que hemos obtenido apoyo para ese enunciado. Por ello evitamos las expresiones "verificacién de hipotesis", 0 “hipétesis verificada", y las sustituimos por "contrastacién de hipétesis" e "hipdtesis corroborada’’. Asi mantendremos una hipstesis mientras las consecuencias que de ella se deriven se demuestren verdaderas. Pero en un momento dado, sdlo se han examinado algunas de 26 Psicoestadisticas las consecuencias que el planteo te6rico puede tener y no otras que pueden derivarse en el futuro. Algunas de estas otras consecuencias podrén eventualmente resultar falsas y en ese momento decidiremos abandonar ese particular planteo tedrico y substituirlo por otro. Por ello es posible la continua substitucién de teories viejas por otras nuevas en la historia de las ciencias; las teorfas nuevas permiten explicar tanto los fendmenos que explicaban las anteriores, como los que dejaban sin explicar (en otros términos, las teorias "nuevas" permiten derivar las consecuencias que se obtenian de las anteriores y también otras que era imposible obtener por medio del planteo previo). Una altima observacién: en ef ejemplo desarrollado hemos podido apreciar que para llegar a consecuencias observables, ademas del enunciado teérico que nos preocupaba, hubimos de recurrir a otros enunciados, que hemos Iamado teorias presupuestas, hipot colaterales, etc. En rigor, entonces, contrastamos tanto el enunciado original como también todos los otros que intervinieron en el proceso. De alli que si una consecuencia observable resulta falsa, hemos de revisar no s6lo el enunciado fundamental sino también los colaterales y presupuestos, pues puede ocurrir que el primero sea esencialmente correcto, pero la incorreccién de algunos de estos iltimos nos haya llevado a una consecuencia falsa.(4) Otro ejemplo mas simple puede ayudar a comprender la funcién de la estadistica. Supéngase que un educador concibe un nuevo método para enseiiar ortografia en tercer grado, (método B). Sostiene que es superior (mas efectivo) que el tradicionalmente usado en el sistema educativo (método A). Si esto es asi, se impondrie, en la conduccién del sistema educativo, emprender acciones que lleven a la adopeién general del método B, En términos de hipétesis, se tiene: una que sostiene que el _método B es mas efectivo que el A (la lamamos hipétesis b);otra que dice que el método B es tan efectivo como el A (hipétesis 0, cero); otra aim puede formularse diciendo que el método B es menos efectivo que el A (hipétesis a). Obsérvese que, desde un punto de vista prictico, a cada una de estas hip6tesis corresponde cursos de accién diferentes que deben contemplarse en la administracién del sistema educativo: innovar en cuanto a la ensefanza de la ortografia en tercer grado 0 no. Interesa luego demostrar la superioridad (si la hay) del método B. Técnicamente, se trata de examinar, a la luz de observaciones sistematicas y controladas, cual de las tres hipotesis es la mas verosimil. Para ello, puede realizarse 1a siguiente experiencia: un conjunto de alumnos (grupo 1) recibiré por tres meses ensefianza con el método A (tradicional) y otro grupo (grupo TI) recibiré ensefianza con el método B (nuevo) por igual tiempo, Se deduce que, en estas condiciones, si el método B es mas efectivo, el niimero de errores de ortografia en una “Bl estudiante que desee ahondar en estas consideraciones epistemoligieas debe dirgise a la literatura sobre logica y ilosofia de las ciencias. Los principales coneepios ytérminos de la exposicion precedentes, se han tomado de: "Estructura y validez. de las teorias cientificas* de Oregorio Klimovsky (en "Métodos de investigacion en psicologia y psicopatologia’, D. Zigiemsky, editorial Nueva Visién, 1971) Psicoestadisticas 27 prueba, que se aplica luego de tres meses, seri menor en el grupo II que en el I; si el método B no es mis efectivo que el A, el niimero de errores en el grupo II sera aproxima- damente igual que en el I 0 mayor. Para que estas deducciones y conclusiones sean vilidas, los dos grupos deben ser inicialmente comparables, o sea substancialmente equivalentes al comienzo del experimento, en aquellos aspectos que pueden afectar los resultados en una prueba de ortografia (edad, repeticién de grados, capacidad intelectual, nivel socioeconémico, interés, hébitos de estu- dio, maestro a cargo de la ensefianza, etc). De lo contrario, un resultado superior en el grupo I podria deberse a que los nifios que lo integran son mas inteligentes, interesados, etc., que los del grupo I y no a que el método B es realmente superior al A. La formacién de grupos equivalentes es un problema especial de muestreo, En la experiencia, interesa también que las conclusiones puedan extenderse a todos los nifios de tercer grado (poblacién) del sistema educativo, en el momento actual y en el futuro, (esta es una poblacién hipotética, la totalidad de cuyos miembros no se puede precisar). El problema de generalizar a partir de muestras es propio de la estadistica inferencial. ‘Supéngase que se efectia el experimento con los siguientes resultados: Promedio de exrores en al prueba de ortografia Alumnos M Grupo N I 300 63 1 200 30 para poder emplear la informacién producida por el experimento, que en principio es el némero de errores cometidos en la prueba por cada uno de los 500 nifios intervinientes, informacién que no puede abarcarse mentalmente en su conjunto si no es resumida en alguna forma. En este momento el estudiante puede preguntarse si el niimero de alumnos diferente en los grupos I y Il puede haber influido en el resultado. Como se vera con cuidado mas adelante, 1) el nimero de observaciones no influye en los valores promedio y 2) lo que es importante, el niimero de observaciones en este experimento es suficiente para utilizar los procedimientos de prueba de hipétesis. Estos procedimientos se hacen necesarios para decidir, finalmente, acerca de cuél de las tres hipétesis es mas verosimil. Podemos descartar facilmente y con cierta seguridad la hipétesis a porque el nimero 28 Psicoestadisticas promedio de errores en el grupo II es menor que en el grupo I, de modo que el método B no parece ser menos eficiente que el A. En cambio hemos de resistir la tentacin de concluir desde ya que es més eficiente que el A por cuanto podria ccurrir que ambos fuesen igualmente eficientes y el resultado aparentemente favorable al método B fuese un mero producto del azar, de los miltiples e incontrolables factores que intervienen en la de- terminacién de la conducta humana, 0 sea que Ja diferencia entre los resultados fuese facilmente observable atendiendo a la inevitable variabilidad del comportamiento. Técnicamente, es la diferencia entre los promedios de grupos I y Il "significativa", es decir suficientemente grande como para permitir optar por la hipdtesis b (superioridad del método B) 0 no lo es, debiéndose al azar y Factores no controlados y por tanto hemos de concluir a favor de la hip6tesis 0 (jlos métodos son igualmente eficaces?), Los procedimientos de andlisis para contestar esta pregunta son provistos por la estadistica in- ferencial (prueba de hipotesis). Resumiendo, y como ya se ha dicho, la estadistica provee un conjunto de procedimientos para analizar, resumir y describir datos, de modo de alcanzar el mejor empleo de la informacién limitada, proveniente de muestras, generalizar a una poblacion completa que es objeto de estudio o interés; asimismo, la estadistica comprende procedi- mientos para examinar la verosimilitud de diferentes hipotesis que puedan formularse acerca de un problema o fenémeno, a la luz de informacién proveniente de muestras, Podria decirse que la estadistica ha desarrollado técnicas para decidir en situaciones de incertidum— bre. Aqui, “decidir” quiere decir “optar entre diferentes hipotesis concebibles" y también ‘optar entre diferentes cursos de sccién posibles’. De esto iltimo deriva su importancia Practica, Sobre todo en sus aspectos inferenciales, la estadistica es una rama de la teoria de las probabilidades, que es wna parte de la matemética. Es comiin hablar de estadistica te6rica (0 matemitica) y de estadistica aplicada a diferentes campos del saber. La estadistica matematica no es objeto de atencidn-en esta materia. La estadistica aplicada es la misma en cualquier campo, pero, segiin sea éste, se enfatizan unos u otros temas y/o problemas. El uso de metodologia estadistica es muy comiin en psicologia y ciencias sociales. Sin embargo, el estudiante jamas encontrar un concepto estadistico si limita sus lecturas a textos de divulgacién, a manuales de introduccién, a enfoques exclusivamente especulativos 0 filoséficos o a cierta literatura de orientaciones clinicas especiales (una psicologia clinica de orientacién sanitarista y preventiva no puede prescindic de estudios es- tadisticos). Donde el empleo de Ia estadistica es insoslayable, es en Ia literatura y en ta prictica de la investigacién, En efecto, textos que se limitan a consignar conocimientos bien establecidos y cristalizados, pueden omitir las referencias estadisticas, pero otros que se refieren al conocimiento que esta haciéndose, a los problemas que estén siendo actualmente investigados, dificilmente pueden dejar de lado los aportes estadisticos, como tampoco podria el estudiante cuando intente investigar por su cuenta, Se invita al estudiante a consultar las revistas cientificas que obran en ta biblioteca de la Facultad.