Está en la página 1de 9

INVERSION EXTRANJERA: anyelimar

La inversión extranjera es la colocación de capitales a largo plazo en algún país


extranjero, para la creación de empresas agrícolas, industriales y de servicios,
con el propósito de internacionalizarse.
En el campo de la economía y de las finanzas, una inversión es una colocación
de capital en búsqueda de una ganancia futura. La decisión de invertir
supone resignar un beneficio inmediato por uno futuro que es improbable.

A la hora de invertir, es necesario contemplar tres variables: el rendimiento qué


se espera (es decir, cuánto se espera ganar con la inversión), el riesgo
aceptado (vinculado a las probabilidades de obtener el rendimiento esperado) y
el horizonte temporal (cuándo la inversión ofrecerá ganancias: a corto, mediano
o largo plazo).
En cuanto a la inversión extranjera, se trata de la colocación de capitales en un
país extranjero.

INVERSIONES EXTRAJERAS EN VENEZUELA: anyelimar


Hasta la década de los años 90 Venezuela logró captar ingentes inversiones
extranjeras directas, empero esa tendencia cambió
En Venezuela, el marco legal que regula las inversiones extranjeras se
compone de varias fuentes: la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, el Decreto-Ley de Promoción y Protección de Inversiones, los
distintos tratados internacionales para promover y proteger las inversiones
ratificados por Venezuela, y otras leyes internas entre las cuales cabe
mencionar la Ley del Banco Central de Venezuela, la Ley Orgánica sobre
Promoción de la Inversión Privada bajo el Régimen de Concesiones, la Ley
Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos, la Ley Orgánica que Reserva al Estado
la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos y la Ley del Sector Eléctrico,
entre otras. El órgano contralor principal de estas es la Superintendencia de
Inversiones Extranjeras (Siex) que es el ente oficial responsable de la
supervisión y control de la inversión extranjera y temas conexos.
Mediante Decreto N° 1.438 de fecha 18 de noviembre de 2014, publicado en
Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 6.152, se dicta
la Ley de Inversiones Extranjeras, que declara materia de interés público las
inversiones extranjeras en Venezuela regulando su tratamiento en el país y
definiendo los principios y procedimientos que operan para el inversionista y
las inversiones extranjeras productivas de bienes y servicios en cualquiera de
sus categorías.
Hasta la década de los años 90 Venezuela logró captar ingentes inversiones
extranjeras directas, empero esa tendencia cambió y fue atizada por el control
cambios implementado a partir del año 2003 lo que ralentizó la
internacionalización de nuestra economía y la hizo discrecional.
En Venezuela, el proceso de mejora del clima y atracción de inversiones no se
ha desarrollado como sí se ha hecho en otros países. De acuerdo al informe
de la CEPAL de la Inversión Extranjera Directa en América Latina del año 2013
revela que Venezuela recibió en los primeros tres trimestres del pasado año
capitales por 3,6 millardos de dólares, pero alrededor de la mitad de esos
recursos correspondió a la reinversión de utilidades imposibilitadas de ser
repatriadas y el resto a préstamos entre compañías, lo que califica la inversión
extranjera directa para el país como pobre, considerando el tamaño de nuestra
economía y el papel que desempeñan las empresas extranjeras en el sector
del petróleo, la cual recibió algo más de la mitad del total de dicha inversión. A
pesar de ello, la producción en el sector de hidrocarburos disminuyó
ligeramente el año pasado y sigue siendo una cuarta parte inferior a la de hace
quince años
Venezuela ha tenido unos picos importantes de atracción de inversión
extranjera, lo que se observa en el récord histórico que muestra el país
La Superintendencia de Inversiones Extranjeras (Siex), de manera
transitoria ejercerá las funciones administrativas encargada del tratamiento de
las inversiones extranjeras productivas, bajo la dirección y supervisión del
Cencoex. El Ejecutivo elaborará en el lapso de un (1) año el Reglamento del
presente decreto.
Venezuela es un país con un gran potencial de inversión extranjera. Potencial
que ha sido reconocido en estudios, como el Índice de Atracción Potencial de
Inversiones de la Unctad, "pero cuando se ve lo que efectivamente atrae, es
muy poco, debido al clima de inversiones, que no es muy favorable para eso y
deben crearse las condiciones económicas y jurídicas para que no sólo las
inversiones extranjeras sino las nacionales no miren hacia otros mercados
internacionales".

Inversión extranjera directa: yanetcy


Se refiere a las apuestas que realizan aquellas empresas que desean
internacionalizarse, o sea, expandir el mercado de sus productos o servicios
fuera de su territorio nacional. Para ello, uno de los pasos lógicos es instalarse
en otros países, aunque suelen comenzar por realizar campañas de mercado
en el exterior para captar la atención de los consumidores. Cabe mencionar
que provenir del extranjero es un arma de doble filo para una compañía, dado
que por un lado atraerá a las personas aburridas de la vida cotidiana y que
ansían ser constantemente sorprendidas, pero espantarán a la porción ultra
nacionalista, que pretende consumir simplemente los productos fabricados en
su tierra.
Venezuela en contexto
Tradicionalmente, los sectores más atractivos para los capitales foráneos han
sido los relacionados con los recursos naturales y, en especial, los
hidrocarburos. No obstante, los negocios no petroleros tienen oportunidades de
desarrollo.
De acuerdo a la información histórica de las fuentes oficiales los flujos de
inversión se han concentrado en las actividades de manufactura,
telecomunicaciones y banca, en tanto que, históricamente entre los principales
países inversionistas, destacan: Estados Unidos, Japón, España, Países Bajos,
Francia, Italia y Colombia.
El registro de las inversiones en el país es contabilizado por el BCV, en su
cuenta de balanza de pagos. Esta variable es de corte global e incluye dinero o
bienes físicos que vayan a incremento de capital, aportes de recursos de las
casa matrices a sus filiales, préstamos y créditos comerciales, y las utilidades
reinvertidas, aunque no se capitalicen.
Inversión Indirecta: yanetcy
Se refiere a inversiones que no relacionan al inversor directamente con la
producción del país en la cual invierte. Estas inversiones pueden ser empréstito
o inversiones de cartera. Las primeras son capitales extranjeros invertidos
otorgar préstamos a un gobierno para proyectos de infraestructura u de otra
índole social y las segundas la inversión se realiza en bonos, acciones, títulos
de cartera, papeles comerciales, etc. Sin que el inversor llegue a tener el
control de la empresa en que está invirtiendo.

SIEX: Superintendencia de Inversiones Extranjeras eumary


Organismo nacional competente responsable de instrumentar las políticas
emanadas del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio (MILCO), en materia
de promoción, protección y registro de inversión extranjera directa y
subregional.
Funciones y objetivos: apoyar e instrumentar las políticas de promoción,
captación y protección de inversiones nacionales y extranjeras. Emitir el
Registro de Inversionistas Extranjeros, Calificación de Empresa, Registro de
Contratos de Tecnología y Credencial de Inversionista Nacional. Elaborar las
estadísticas relacionadas con las Inversiones Extranjeras e Importación de
Tecnología. Apoyar a los representantes del Ministerio de Industrias Ligeras y
Comercio en negociaciones internacionales en áreas de su competencia.
Efectuar el seguimiento de las inversiones extranjeras e importación de
tecnología con fines de su fiscalización y protección. Diseñar, implementar y
mantener el Sistema de Información de Inversiones Extranjeras y crear una
base de datos.

EMPRESAS MULTINACIONALES: norbely


Las empresas multinacionales son aquellas con operaciones en dos o más
países, desarrollando no necesariamente la misma actividad, aunque lo más
frecuente es que lo hagan.
Una empresa multinacional es aquella que fue creada y registrada en un país,
pero que cuenta con filiales en todo el mundo, y aunque crea ofertas de trabajo
en esos lugares, la mayor parte de las ganancias regresan al país de origen de
la multinacional. Son también un poderoso agente de globalización. Actúan con
una estrategia global para obtener el mayor margen de beneficios; compran las
materias primas donde les resulta más barato; instalan sus fábricas en los
lugares más favorables y venden sus productos en cualquier punto de la Tierra.
El término multinacional debe entenderse en lo que a mercado se refiere y se
prefiera llamarlas transnacionales; ya que, aunque operen en varios países, el
planteamiento de su estrategia y su administración central está en un solo país.

Características de las empresas multinacionales norbely


Se extienden en todo el globo. Sus propietarios llevan sus productos o servicios
a cualquier territorio abriendo nuevas sucursales en otros continentes fuera del
de su origen.
Poseen plantas en todo el mundo y trabajan con importantes cantidades de
productos.
Utilizan nuevas tecnologías, organización industrial, mercadotecnia y
publicidad.
Son fuertes inversores en investigación y desarrollo para las comunidades.
Tienen un conocimiento profundo de las estructuras y funcionamiento de los
mecanismos políticos de los países donde están implantadas.
Crecen habitualmente a través de fusiones y adquisiciones.
Sus productos no son terminados en la misma planta en la cual inician; lo
transportan a otra planta en otro continente para ser finalizado, y se
comercializan en otro sitio.

Clasificación de las empresas multinacionales: norbely


Según su estructura
De acuerdo a su estructura, las empresas multinacionales pueden ser
clasificadas en:

Corporaciones integradas horizontalmente: Tienen bases de producción en


diferentes países pero producen el mismo o muy similar producto. (Ejemplos
McDonald's, United Fruit Company, BHP Billiton y Mercadona).
Corporaciones integradas verticalmente: Principalmente producen en ciertos
países bienes intermedios, que sirven de abastecimiento para la producción
final en otros países. (Ejemplo: Timex, General Motors, Adidas y Nutella)
Corporaciones diversificadas: Producen diferentes bienes o servicios en
diferentes centros de producción a nivel internacional. Por ejemplo, Alstom;
Altria Group; Novartis (productora de medicinas y otros productos químicos,
alimentos, pesticidas, semillas, etc.). y Samsung (no solo productos
electrónicos pero también industria pesada, entretenimientos, servicios
comerciales y financieros, venta al público, etc.).
Según su grado de descentralización
Según la tipología de Howard Perlmutter, las empresas multinacionales se
pueden clasificar en:
Etnocéntrica: con una fuerte centralización en el país de origen de la empresa y
una estructura exterior bastante sencilla. Todas las decisiones importantes son
tomadas en la casa matriz.
Policéntricas: Se busca descentralizar, transfiriendo un mayor grado de libertad
a las filiales.
Geocéntricas: La descentralización se lleva al máximo, de manera que cada
filial desarrolla su propia política.
Los críticos de las compañías multinacionales, por su parte, argumentan que
estas compañías se convierten en explotadoras y agresivas en su política en
los países en los que se encuentran, pues a menudo se ubican en países en
los cuales los salarios de los trabajadores son bajos y sus derechos laborales
son mínimos, lo que hace que los costos de los productos sean menores.

Mientras que los defensores argumentan que las transnacionales son la


auténtica esencia de la economía global y que son cruciales para el progreso
de las poblaciones de un mundo en desarrollo (ver Consenso de Washington),
los críticos piensan que su existencia enriquece a un reducido grupo de
personas a costa de la destrucción de la competencia y la explotación de sus
trabajadores.

EMPRESA MULTINACIONALES EN VENEZUELA: Estefany

Las empresas multinacionales han participado del proceso de


desregularización y apertura que han llevado a cabo buena parte de los países
latinoamericanos, a menudo acostumbrados a sufrir con especial virulencia las
oscilaciones de los ciclos económicos. En ese contexto, las decisiones de
inversión y desinversión en cada país siguen oleadas al ritmo de la evolución
económica y social del país y de las expectativas de evolución futura. Pero,
más allá de las decisiones puntuales de inversión y desinversión que
determinan la presencia de las empresas extranjeras en un territorio, nos
encontramos con la actividad cotidiana de las filiales exteriores de estas
empresas instaladas en él

Venezuela es un país altamente dependiente de las exportaciones de petróleo,


que ha sufrido de inestabilidad política y en el que las empresas
multinacionales se han enfrentado en los últimos años a bruscas oscilaciones
del PIB y de la demanda, a controles de cambio, la depreciación de su divisa y
otras circunstancias adversas que le convierten en un país atractivo para el
análisis de la adaptación de las filiales a este tipo de entornos.

La diferencia más grande entre Venezuela y los otros países considerados


riesgosos es que el país sudamericano es uno de los mayores productores de
petróleo del mundo.

Venezuela exporta más de dos millones de barriles de petróleo al día. Producir


un barril le cuesta US$15, y lo vende a US$105.

Ahora que el gobierno decretó un margen de ganancia del 30%, que la inflación
es la más alta de América Latina y que las empresas no pueden sacar sus
divisas del país, pareciera que Venezuela se ha vuelto el lugar menos atractivo
del mundo para tener un negocio.

Pero también ocurre que un puñado de transnacionales de las industrias


alimentaria, bancaria y petrolera, entre muchas más, no solo optaron por
quedarse en Venezuela, sino por mantener en este país una de sus
operaciones más grandes en América Latina.

Cientos de multinacionales aún operan en Venezuela, incluyendo Procter &


Gamble, Chevron y Telefónica.

En el informe Doing Business del Banco Mundial del 2014, en el que se


clasifican a las economías donde resulta más fácil hacer negocios, Venezuela
está en el puesto 181 entre los 189 países que mide el estudio.

En Venezuela, son cada vez más son las empresas transnacionales que toman
la difícil decisión de abandonar un país y más cuando han operado por más de
60 años.

Con el reciente anuncio de la empresa de neumáticos Bridgestone Américas de


vender sus activos al grupo privado local Corimon, van 12 multinacionales que
cerraron completamente sus operaciones en Venezuela en los últimos seis
años.

Pero todo comenzó en 2010 cuando la marca de ropa Louis Vuitton, optó por
dejar al país, según se conoció, alarmada por las expropiaciones de grandes y
emblemáticas empresas transnacionales como el Hipermercado Éxito. Al
momento de su abandono la periodista Marianella Salazar la catalogó como
“traición” puesto que muchos personajes de la revolución bolivariana acudían
con regularidad a sus tiendas.
VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES:
darimar

Las corporaciones multinacionales son empresas que tienen operaciones en


más de un país. Por lo general son grandes empresas que establecen
sucursales en otros países para ganar más mercado, ya sea cuando se han
agotado en el mercado local o para aprovechar el potencial de los mercados
emergentes con menos competencia o ninguna. A pesar de que las
multinacionales son características de éxito en los negocios, tienen varias
ventajas y desventajas.

Ventajas:

El aumento de las normas: Las corporaciones multinacionales levantan


competencia en los mercados extranjeros donde se aventuran. Son
productoras de bienes y servicios que se adhieren a los mejores estándares
posibles. Puesto que los consumidores están dispuestos a gastar su dinero en
los mejores productos, las empresas locales se ven obligadas a mejorar la
calidad de sus productos. Esta competencia para producir buena calidad
termina beneficiando a los consumidores que reciben un buen valor por su
dinero.

Creación de empleos: Las empresas multinacionales juegan un papel


importante en la creación de empleos en los países extranjeros donde se
aventuran. Debido a sus operaciones masivas, emplean a mucha gente local
en los países donde trabajan. También emplean algunos para trabajar en su
sede principal, dando así a los extranjeros la oportunidad de ganar exposición
en su carrera internacional. Esto es especialmente importante en los países en
desarrollo, donde el desempleo es alto.

Responden a las necesidades y exigencias de los mercados locales sin perder


eficiencia a nivel mundial, haciendo que inviertan recursos en investigación y
busquen avances tecnológicos, administrativos y productivos con los cuales
puedan obtener beneficios.

La empresa multinacional opera con firme constancia y con costos relativos


bajos, venden en todos los mercados nacionales los mismos productos que en
sus países de origen o en su principal mercado de exportación.

Compiten sobre la misma base de valor apropiado: la mejor combinación de


precio, calidad, confiabilidad y entrega de productos globalmente idénticos en
lo que refiere a diseño, función e incluso moda.

Favorece y dinamiza el crecimiento económico; es creadora neta de comercio,


explica una parte significativa de la producción mundial.
El acceso a los consumidores. Una de las principales ventajas que disfrutan las
empresas multinacionales sobre las compañías que limitan sus operaciones a
regiones geográficas más pequeñas es que tienen un mayor número de
clientes potenciales.

Desventajas:

Destrucción de industrias locales: Las multinacionales suelen tener más dinero


en términos de capitalización que las empresas locales. Esto significa que son
capaces de financiar las operaciones durante un largo tiempo, incluso sin
obtener una ganancia sabiendo que, una vez que hayan desarrollado la lealtad
de marca, van a empezar a obtener beneficios sustentables a partir de ese
momento. Esto significa que deliberadamente pueden establecer precios muy
bajos a fin de tener la cuota de mercado de las empresas que han encontrado
en ese mercado. Por lo tanto, esto puede llevar a las empresas locales al cierre
ya que no pueden permitirse el lujo de cobrar los mismos precios bajos.

Abundancia de capital: Varios países tienen diferentes leyes sobre el


movimiento de dinero de empresas extranjeras que operan en su jurisdicción.
Algunos han establecido ciertos límites en la cantidad de dinero que puede ser
repatriado de los ingresos comerciales. Independientemente de las diferentes
leyes de dinero, que se ha hecho en beneficio de las multinacionales el dinero
termina por ser repatriado al país donde tienen su sede. Esto se traduce en
salida de capitales, que perjudica a la economía del país anfitrión en el largo
plazo.

Estas compañías se convierten, en algunos casos, en explotadoras de los


países en los que se establecen, pues éstas muchas veces se ubican en
países en los cuales los salarios de los trabajadores son bajos, lo que hace que
los costos de los productos sean menores.

Explotan los recursos existentes en los países (recursos naturales, por


ejemplo) sin que, posteriormente, las ganancias que obtienen de tales
explotaciones sean reinvertidas en el país sino que son enviadas a la compañía
principal ubicada en el país de origen, lo que produce una fuga de dinero hacia
otros países que no contribuye a la economía nacional.

El impacto social de lo que significa la presencia de empresas multinacionales


y la inversión extranjera directa en la actividad laboral de un país ofrece
muchas limitaciones, al no existir un documento básico respecto a la actividad
socio económico del mismo que brinde protección a los trabajadores.

No existe un derecho internacional del trabajo como tal, que regule la actividad
de las empresas multinacionales.
Han alcanzado gran poder, por lo cual se están volviendo cada vez más fuertes
que escapan al control de los propios estados nacionales, provocando la falta
de una regulación de sus actividades y de su funcionamiento.

Impuestos y otros costos. Aunque las empresas multinacionales pueden


aprovechar una mano de obra barata, también pueden estar sujetas a
impuestos más altos y tienen que pagar más por otras cosas como el
transporte de mercancías.