Está en la página 1de 35

El primer paso para empezar con la reconstrucción es conocer

cuantos agrietamientos o reventadas tiene la cabeza y su


profundidad.
Para este fin, se utiliza polvo magnético y un imán que al
pasarlo por las partes agrietadas se acumula permitiendo
que sean más visibles.
Hay reventadas que requieren de especial cuidado cuando se
hace la reconstrucción, como ésta que vemos en la imagen,
que baja por donde se coloca el asiento y le da la vuelta al
puente.
Aquí vemos a detalle el agrietamiento. Este tipo de grietas
son las responsables del filtrado de agua al pistón.
Podemos ver que es una reventada muy amplia ya que cruza
a través de los dos asientos.
En el caso de ésta cabeza, tenía reventadas en los 6 cilindros. Ya
que se han identificado, se harán cortes para remover las partes
agrietadas.
Se remueve el área que rodea a cada una de las grietas haciendo
un corte del tamaño justo.
Previamente se han hecho unas marcas alrededor de las grietas
para delimitar el área de la reventada, y así remover solo esa
parte.
Aquí podemos ver el corte efectuado en la reventada más
profunda. Fue necesario quitar todo el puente haciendo un corte
de ½”.
Ya que se han hecho todos los cortes de las áreas agrietadas, es
hora de iniciar la reconstrucción con soldadura. Para lo cual, es
necesario calentar la cabeza en un horno de manera gradual.
Una vez que se ha calentado lo suficiente, se usan fundentes y
soldaduras sólidas, y por medio de un proceso que requiere
precisión y cuidado se empieza a vaciar la soldadura.
El primer objetivo es poner un firme de soldadura, que es la base
sobre la que se va a moldear y rellenar. Este es el principio de un
proceso que requiere la experiencia de muchos años de trabajo.
Para aislar la temperatura, se colocan cobijas de fibra cerámica
para cubrir los cilindros en los que no se está trabajando, como
medida de protección ante la temperatura del ambiente.
En el caso de los cortes profundos, es necesario echar un firme de
soldadura para dar la forma del canal del agua. Se va añadiendo
soldadura a las paredes para reconstruir el puente y se crea un tejido
hasta el punto de cierre teniendo cuidado de no bloquear el canal.
Haciendo uso de trozos de carbón, se corta el flujo de la soldadura,
reteniéndola en el área que estamos reconstruyendo.
La punta de la flama alcanza fácilmente los 1200ºC. Por lo que hay que
tener cuidado con el tiempo que las expongamos al calor de la flama, ya
que si la cabeza se sobrecalienta se reventará de lugares en los que no
estaba dañada.
Después hay que dejar que la soldadura se enfríe y solidifique
apropiadamente. El tiempo de espera que por lo regular se deja
para el enfriamiento varía de 14 a 18 horas.
Una vez que ha solidificado la soldadura y le hemos removido los trozos
de carbón queda una plasta de soldadura, la cual removeremos para darle
la forma del cilindro.
Una vez removido el excedente de soldadura, la cabeza presenta un color
oscuro, esto es debido al tiempo que estuvo en el horno.
Para este momento ya hemos terminado la primera parte de la
reconstrucción, ahora se usarán varias técnicas de corte y rectificado para
que la cabeza tenga el acabado correcto.
Por ejemplo, si vemos a detalle, la caja de los asientos no tiene la
forma adecuada, debido a que la soldadura solo fue removida de la
superficie.
Por lo tanto, habremos de cortar caja para ajustar los asientos.
También será necesario darle una cepillada en la superficie para
tomar la medida de la altura que deben llevar los asientos.
Ya finalizado el cepillado y el corte de caja de los asientos, nuestro
trabajo luce de esta manera. Podemos ver que no queda rastro de
las reventadas y la pieza ha recuperado la forma original.
También se han removido las manchas de óxido en la parte
interna de la cabeza. Los siguientes pasos consistirán en instalar
los asientos y armar la cabeza.
En este punto, ya fueron instalados los metales del árbol de levas y
se verificó que el árbol girara manualmente con facilidad.
Ya están colocados los aumentos de resortes, sellos de válvula, los
resortes, las tapaderas y cuñas.
Para asegurar un desempeño más óptimo, se le han
instalado ligas y sellos de agua nuevos.
Ya terminado el trabajo, vemos como es que queda
la cabeza vista por el frente.
Se le da la altura a los asientos y a las válvulas que ya han sido
previamente probadas con máquinas de vacio.
Y como podemos ver, la forma original de la pieza ha sido
restaurada. Se han reconstruido exitosamente todas las
reventadas.
En esta imagen apreciamos el terminado que se le dio a la parte
donde se hizo el corte de todo el puente. No hay ni un solo indicio
del área agrietada.
He aquí una vista general del trabajo terminado.
Y así es como concluye el proceso de “Reconstrucción de Cabezas
por medio de Técnicas de Soldado a Fierro Vaciado”.