Está en la página 1de 2

Falso reconocimiento:

En el documental “La Espera” se muestra un falso reconocimiento por parte de Alan García, en
ese entonces presidente de la república hacia los indígenas que habitan en Bagua,
discriminando su religión y creencias. Así mismo, se abolieron las anteriores leyes que
obstruían la posesión de sus tierras, sin tener en cuenta la opinión de los que residen en ese
lugar. Además, los awajún al ir a los diferentes poderes del Estado (Legislativo y Ejecutivo) a
intentar derogar las leyes, no fueron tomados en cuenta por éstos.
Ética de máximos (felicidad)
“Las éticas de máximos intentan mostrar cambios de cómo ser feliz, desde concepciones
globales del ser humano y de su realización en la vida social (…)” (Merino 2010: 177).
Con referencia a lo anterior se analiza los máximos de los awajún, wampi, el Estado y la PNP.
Por un lado, en la cosmovisión awajún y wampi, la naturaleza es sagrada, debido a que su
pensamiento es mágico mítico. Consideran que espíritus sagrados habitan en el bosque y el
agua, los cuales los protegen y ayudan a su comunidad. En defensa de su ideología ellos envían
cartas para derogar los decretos que los afectan directamente.
Por otro lado, el Estado peruano ve a la naturaleza como fuente de todo bien, ya sea de
rentabilidad o instrumento para generar mayor riqueza económica. Por ello, previamente a la
decisión del presidente, de aprobar los decretos en mención, el Ministerio de Energía y Minas,
Defensa y Relaciones Exteriores, habían intentado que la Minera Afrodita opere en La Curva
del Diablo, sin resultado favorable. Pero después con la participación del poder ejecutivo se
aprobó que la Minera se instale en Bagua para el “beneficio” del país y también el suyo propio.
Finalmente los efectivos de la PNP, consideran que las órdenes de sus superiores son absolutas
e incuestionables. Cualquier acto de insubordinación se ve como una gran falta de respeto a su
superior que trae como consecuencia un castigo o destitución. Además se debe tener en
cuenta que el ideal de la policía es hacer cumplir la ley y mantener el orden.
Ética de mínimos (justicia)
“La ética de mínimos no tiene como prioridad pronunciarse sobre cuestiones de felicidad y de
sentido de la vida, sino sobre cuestiones de justicia, lo que puede exigirse moralmente como
mínimo a todos los ciudadanos”. (Merino 2010: 177).

Según lo citado, las cuestiones universales de justicia violadas en el “Baguazo” son: derecho a
la vida, igualdad, justicia, integridad, seguridad y salud. En primer lugar, derecho a la vida, los
pobladores awajún son atacados por policías y fuerzas especiales utilizando diferentes tipos de
armas como: bombas lacrimógenas, porras y armas de fuegos al momento de realizar el
desalojo, que trajo como consecuencia la muerte de 10 nativos y varios heridos .En respuesta a
este hecho los nativos capturaron y mataron a un comandante y once policías en la Estación 6
del oleoducto. Ambas partes violaron así el derecho universal de la vida. Además, de
manifestar su falta de internalización de ciertos límites éticos que aseguran la convivencia
humana.
En segundo lugar, derecho a la igualdad, los nativos awajún son marginados por el Estado
peruano, al ser considerados inferiores, debido a su falta de educación. Ejemplo: Cuando el
Presidente de la República en ese entonces: Alan García, se refirió hacia los nativos como” El
síndrome del perro del hortelano”, es decir como personas incultas que no contribuyen en
nada y no dejan progresar al país. Asimismo, el estado no les garantizó la libertad de religión ni
la protección de sus recursos económicos. En tercer lugar, derecho a la justicia, no se respeta
el derecho a una justicia pronta y cumplida, puesto que después de la tragedia se abrieron
siete procesos judiciales, donde nativos, mestizos y policías fueron procesados, pero ninguna
acción contra las autoridades políticas.
En cuarto lugar, derecho a la integridad y seguridad personal. Toda persona tiene el derecho a
que el Estado respete su integridad física, moral y psíquica. La acción tomada por los
ministerios para resolver y controlar el conflicto social y cultural de Bagua, no respetó el
derecho de integridad y seguridad, esto se ve reflejado en las acciones de algunos oficiales
quienes golpeaban brutalmente a los nativos con palos y azotes, como también el uso de
bombas lacrimógenas y armas de fuego como medida de combate. Los nativos tampoco
respetaron la integridad de los policías que fueron capturados en medio del violento conflicto.
"Traté de escapar, pero fui alcanzado por una bala en la pierna, al poco rato estuve rodeado de
un centenar de indígenas que me hincaban con sus lanzas en todo en todo el cuerpo. A pesar
que gritaba y suplicaba por mi vida ellos no entendían, prácticamente actuaban como salvajes"
contó Manca. Por último, derecho a la salud, el92% de la población awajún y wampi no
cuentan con acceso de servicios de calidad, en salud, educación y seguridad social
.Tampoco servicios sanitarios, alcantarillado ni electricidad. Es decir, se mantiene la brecha de
diferenciación urbana rural en lo que respecta al acceso de servicios y derechos de seguridad

También podría gustarte